Vous êtes sur la page 1sur 11

El espacio lingüístico rioplatense en la labor

y en el archivo de Giovanni Meo Zilio
Antonella CANCELLIER
Università di Padova
antonellacancellier@yahoo.it

1. Dentro de su extensa bibliografía1, se destaca la riqueza y variedad de los trabajos que
desde 1955 Giovanni Meo Zilio (1923-2006) ha dedicado a la realidad lingüística rio-
platense, mostrando especial interés por los ámbitos del habla popular: en particular, por
las modalidades del cocoliche y del lunfardo, hacia las cuales ha orientado estudios fun-
damentales, y por el lenguaje gauchesco que ha estudiado2 y sabido traducir magnífica-
mente al italiano3. A las rigurosas investigaciones que han tratado cuestiones de lingüís-

1 Cfr. I.S.L.A. Istituto di Studi Latinoamericani – Pagani (SA), Bibliografia degli scritti di Giovanni Meo Zilio
(1955-2005), ed. Antonella DI GIORGIO (presentación de Antonella CANCELLIER), Napoli, La Città del Sole,
2006, pp. 59.
2 Además del nutrido corpus de notas y del estudio preliminar que acompañan sus traducciones del Martín Fie-
rro (cfr. la nota siguiente) y de su edición crítica (José Hernández, Martín Fierro, Barcelona, Ediciones “B”, 1988),
Meo Zilio dedica a la gauchesca argentina y uruguaya los siguientes ensayos: “Traduzioni italiane del Martín Fie-
rro”, en Annali della Facoltà di Lingue e Letterature Straniere di Ca’ Foscari, XV.2 (1976), pp. 135-152. “Gestualidad-
teatralidad en el Martín Fierro”, en Studi di Letteratura ispanoamericana. Omaggio a Franco Meregalli, 15-16 (1983), pp.
125-131. “Fuentes gauchescas textuales del Martín Fierro: Ascasubi verdadero precursor de Hernández”, en Ras-
segna Iberistica, 20 (1984), pp. 19-27. “Come ho tradotto il Martín Fierro. Appunti per una metodologia e una tec-
nica della traduzione poetica”, en Scuola Superiore di Lingue moderne, Annuario Nuova serie, 1 (1985), pp. 82-97;
“Nacionalismo gauchesco ante el inmigrado italiano: el antiitalianismo del gaucho Martín Fierro (causas socio-
culturales y modalidades estilísticas)”, en Río de la Plata, Actas Coloquio sobre Nacionalismo y expresiones nacionales (Pa-
rís), 3 (1986), pp. 91-98. “Metodología y técnica de una traducción literaria. Los juegos de palabras en el Martín
Fierro”, en Thesaurus, XLIII (1988), XLIII.2-3, pp. 273-295. “Modismos, adagios y refranes en el Martín Fierro y
su posible versión al italiano”, en Anuario de Letras, XXVII (1989), pp. 355-364. “Mímica, pantomímica y sono-
ridad en el canto IX de la Vuelta de Martín Fierro”, en Homenaje a Alfredo Roggiano, Pittsburgh, Instituto Interna-
cional de Literatura Iberoamericana, 1990, pp. 165-173. “Martín Fierro en francés (La traducción de Verdevoye):
Los juegos de palabras”, en Río de la Plata, Actas del IV Congreso Internacional del C.E.L.C.I.R.P. “Encuentros y de-
sencuentros”, Canarias 1992 (París), 15-16 (1996), pp. 503-508. “Apuntes sobre la filosofía práctica del gaucho en
el Martín Fierro”, en Thesaurus, Homenaje a Rafael Torres Quintero, Bogotá, LII (1997), pp. 366-373. “Il Martín Fie-
rro di Borges in italiano”, en La Lingua Spagnola dalla Transizione a Oggi (1975-1995), ed. Maria Vittoria CALVI,
Viareggio, Mauro Baroni Editore, 1997, pp. 189-193. “Intercalari esclamativi eufemizzati nel Martín Fierro e pos-
sibili equivalenti italiani”, en Rassegna Iberistica, 61 (1997), pp. 15-26. “Ecos del Martín Fierro del argentino José
Hernández en Antonio Chimango del brasileño Amaro Juvenal”, en Para el amigo sincero. Studi dedicati a Luis Sáinz
de Medrano, eds. Giuseppe BELLINI y Emilia PERASSI, Roma, Bulzoni, 1999, pp. 163-169.
3 Giovanni Meo Zilio vuelve varias veces sobre la traducción del Martín Fierro, su eterna y entrañable pa-
sión, consagrándole un profundo esfuerzo filológico y hermenéutico: a la publicación bilingüe de la primera
parte de la obra (José Hernández, Martín Fierro. La partenza, Introduzione, traduzione e note di Giovanni MEO
ZILIO, Milano, Accademia, 1977) siguen las traducciones completas en: a) José Hernández, Martín Fierro. La ida
- La partenza, Testo originale con traduzione, commenti e note di Giovanni MEO ZILIO, Buenos Aires, Aso-
ciación Dante Alighieri, 1985, vol. I. Martín Fierro. La vuelta - Il ritorno, Testo originale con traduzione, com-
menti e note di Giovanni MEO ZILIO, Buenos Aires, Asociación Dante Alighieri, 1985, vol. II; b) José Her-
nández, Martín Fierro, Testo originale con traduzione, commenti e note di Giovanni MEO ZILIO, 2a Edizione
completamente riveduta e corretta, Buenos Aires, Asociación Dante Alighieri, 2006 [póstuma]. Sobre la tra-
ducción del Martín Fierro de Giovanni MEO ZILIO, cfr. Antonella CANCELLIER, “Espressioni idiomatiche e gio-
chi di parole del Martín Fierro nella traduzione di Giovanni Meo Zilio. Come dire quasi la stessa cosa”, en Le gior-
nate della traduzione letteraria. Nuovi contributi, Atti delle VII giornate della traduzione letteraria (Università degli Stu-

Sommacampagna (VR). para siempre. de Montevideo. XL. Fernando Aínsa (“Estilo y espiritualidad en un cuento de Fernando Aínsa”. de temáticas variadas. Temas Lingüísticos y de Crítica Semántica. vol. Giovanni Meo Zilio. en Rassegna Iberistica. Lingüística italiana. Ya desde un principio. obtiene en 1974. Roma. Otros trabajos sobre Jor- ge Luis Borges y Carlos Sabat Ercasty. pp. a cura di Tom- maso Scarano”) en Rassegna Iberistica. eds. al joven Meo Zilio lo atrae la peculiaridad lingüística riopla- tense. En 1952 es cofundador del “Centro de Lingüística del Uruguay”. véase el agudo análisis metodológico de la tra- ducción al italiano de El otro. 1989. Estudios Hispanoamericanos. a los 26 años. 66-69). vol. Giovanni BATTISTA DE CESARE y Silvana SERAFIN. en revistas y obras colectivas. donde. 41-44). 6 Como profesor encargado. 71. vol. la primera cátedra en Italia de Historia de las lenguas ibéricas que rige hasta su jubila- ción en 1988. o la autotraducción de la ítalo-uruguaya Meri LAO en Il vici- no di sotto / El vecino de abajo. 687-696). y. Quedando en el área de la práctica traductiva y por lo que se refiere a la crítica semántica de la traducción de otras obras rioplatenses. de 1960 a 1963. pp. 70-119). edizione con testo a fronte.I. pp. 1993. pp. 547-561 y “Un estilema sintomático en Julio Ricci. 48 (1993). el mismo de Borges (“L’altro. en Revista Iberoamericana. se establece en el Río de la Plata. Scritti bilingui / Escritos bilingües (“Meri Lao traduttrice di se stessa”. pp. pp. es profesor de Filología italiana. 75/76. Stefano ARDUINI e Ilide CARMIGNANI. Esos once años de estancia. Pasa unos pocos meses en Buenos Aires buscando trabajo (cfr. en Florencia. eds. II. Son años difíciles en Italia. pp. Temas Lingüísticos. Biografia per immagini. pp. vital. es en Italia el primero y único Libero docente de Dialectología hispanoamericana. Estudios Hispanoamericanos. 2001. Roma. El espacio lingüístico rioplatense en la labor y en el archivo de Giovanni Meo Zilio  tica y dialectología se agregan las de semiótica gestual (cabe mencionar los dos volúme- nes de su Diccionario de gestos. 123-124. y sobre todo el contacto de las lenguas: el español y el italiano en sus variedades di di Urbino “Carlo Bo”. Bulzoni. enseña en la Universidad de Padua (Lengua española y Literatu- ra hispanoamericana) y de 1963 a 1967 en la Universidad de Florencia (Lengua y literatura hispanoamericana). 2002. Bulzoni. pp. Instituto Caro y Cuervo. 1923-2006. 1980 y 1983). Roma. 1995. Julio Ricci (“El neorre- alismo de Julio Ricci entre onirismo y gestualidad: Apuntes estilísticos”. 78 (2003). de 1957 a 1959. Roma. a partir de aquella fecha hasta su regreso de forma definitiva a Italia en 19616. 4 La mayoría de los trabajos sueltos citados también están publicados en los tres volúmenes de Estudios Hispa- noamericanos de Giovanni MEO ZILIO (Estudios Hispanoamericanos. por último. Bepi MEO. 77-81. Doctor en Filosofía en la Universidad de Padua en 1945. en 1949. en la Universidad de Venecia. Centro per il libro e la lettura. ed. en Rassegna Iberistica. 2. Studi di letterature iberiche e iberoamericane offerti a Giuseppe Bellini. vol. Ya que la peculiaridad lingüística del espacio rioplatense puede abarcar tam- bién la estilística. Bogotá. es profesor de italiano jurídico en la Facultad de Derecho. Roma. 25-27 settembre 2009). Temas Literarios y Estilísticos. ed. Materiales para un estudio del cuento urugua- yo”. ejerce también como profesor de lengua italiana y de traducción en el Ins- tituto Italiano de Cultura y. resultan más de corte literario y/o comparatístico aunque la reflexión lingüística siempre esté presente. de paso. Bulzoni. III. En 1962. fueron determinantes para su formación y lo vincularon de manera sólida. Bulzoni. a la lengua y la literatura del Río de la Plata y más en general a toda la cultura latinoamericana. I. 2010. pp. . después de un muy breve viaje a Brasil. de 1951 a 1959. Antonella CANCELLIER) integra la summa de los trabajos sueltos de Giovanni Meo Zilio y contiene lo que ha sido publicado. 1983. decisiva. agréguense aquí. 496. lo stesso. 812). los trabajos sobre los uruguayos Rolina Ipuche (“Gesto histórico y gesto poetizado en Rolina Ipuche Riva”. Didáctica de la enseñanza del italiano7. pp. 141-143 y de El Hacedor (“Una nuova traduzione di Bor- ges”. de conocimiento directo. En 1967 gana la pri- mera cátedra italiana de Lengua y literatura hispanoamericana. 2007. en Thesaurus. 490. 1986. a partir de 1993. I. 7 En Montevideo. Algunas notas al margen de la intensa y articulada labor científica de Giovanni Meo Zilio constituyen el tema de este trabajo4. Cierre Grafica. 5 Algunos pasajes se encuentran en Giovanni Meo Zilio. en Rassegna Iberistica. 19-33). en El girador.1-2-3. sus memorias5) y luego desde 1950 se integra como docente del Instituto Universitario de Profesores Artigas. Un cuarto tomo de la serie (en prensa. 1993.

2 (1957). 20 Boletín de Filología (Santiago de Chile). pp.O. El lengua- je de los gestos en el Río de la Plata28). 15 Quaderni Iberoamericani. 112-117. Siguen en revistas italianas y extranjeras (en Italia. 23 Anuario de Letras. en aquellos años de intensa actividad.I.1 (1955). IV. En 1955 aparecen en Italia. 28 Montevideo. pp. hasta los dos tomos (A-H e I-Z).N. 26 Boletín de Filología. pp. pp. “Curiosidades onomásticas en el Río de la Plata” (1963)23. pp. 16 Lingua Nostra. Colombia) varios trabajos sobre fonética. pp. “Alcune tendenze sintattiche e stilistiche dello spagnolo medio rioplatense” (1958)15. 54-59. No faltan. 22 Atti del VII Congresso Internazionale di Scienze Onomastiche (Firenze-Pisa 1961). 225-248. XVI. pp. 12 Lingua Nostra.2 (1960).2 (1958). II. “Prénoms et surnoms au Río de la Plata (suite)” (1964)25. II. 590-599. Montevideo. fue publicando sus estudios8.1 (1960). 75-163. “Sonidos extralingüísticos en el habla rioplatense” (1960)19. “Una serie di morfemi italiani con funzione stilistica nello spagnolo dell’Uruguay” (1959)17. XVI (juin 1964). pp.4 (1955). “Fenomeni lessicali dell’italiano rioplatense”10. XIX. 11 Lingua Nostra. .E. 113-121. al cual Meo Zilio dedica constante atención.2 (1955). 21 I. 1-4. 58-64. pp. Imprenta Libertad. III. XII (1960). Francia. 22 (1958). Firenze. el “Premio nacional de investigaciones literarias para obras inéditas” del Ministerio de Ins- trucción Pública del Uruguay por su obra “Ensayo sobre Cocoliche”. 4. la prestigiosa revista que Giacomo De- voto y Bruno Migliorini fundaron en Florencia en 1939 (respectivamente en los núms. 3-15. 1. XVII. Otra área privilegiada ya en los años 60 es la que se refiere al lenguaje de los gestos en sus manifestaciones hispánicas. 3. IV.2 (1959). Argentina. 2 y 4) sus primeros estudios sobre las lenguas en contacto: “Influenze dello spagnolo sull’italiano parlato nel Río de la Plata”9. pp. 156. vol. so- bre etiquetas comerciales. en Lingua Nostra. Santiago de Chile. 14 La Navicella. Chile.O. 61-119. 417-428. 222-232. pp. 1961. pp. pp. “Fenomeni stilistici del cocoliche rioplatense” (1956)13. Sezione Linguistica. Cenni storici” (1957)14.2 (1956). XIII (1961). en 1956. 105-114. XX. “Prénoms et surnoms au Río de la Plata” (1964)24. pp. 10 Lingua Nostra. 17 Lingua Nostra. “Italiano e Spag- nolo in Uruguay.S. 24 Revue Internationale d’Onomastique”. 19 A. XVI.N. XVI (mars 1964). “Un morfema italiano con funzione stilistica nello spagnolo rioplatense” (1958)16. pp. precursor en este tema de investigaciones. “Los sonidos avulsivos en el Río de la Plata” (1960)18. 88-91. editados por el Ins- 8 Gana. a partir de los trabajos de 1960 (“Consideraciones generales sobre el lenguaje de los gestos”26) y de 1961 (“El lenguaje de los gestos en Uruguay”27 y el largo ensayo en volumen. “Contaminazioni morfologiche nel cocoliche rioplatense”11. 49-54. 9 Lingua Nostra.3 (1956). Antonella CANCELLIER regionales y jergales y a partir de 1955. 1963. 18 A.7 (1959). 21-32. 221-235. 25 Revue Internationale d’Onomastique”. estudios de estilística contrastiva co- mo “Empleos estilísticos del término Patria en el Uruguay” (1959)21 y de onomástica: “Appunti di onomastica rioplatense (comportamenti grafici e fonetici dei cognomi ita- liani nel Plata)” (1963)22. morfología y sintaxis: “Interferenze sintattiche nel cocoliche rio- platense” (1956)12. 53-55. pp.I.. pp. pp. XVII. Sezione Linguistica. III (1963). 27 Boletín de Filología (Santiago de Chile). 16-22. 13 Lingua Nostra. XVI. XVI (1964). “El cocoliche rioplatense (1964)20. pp. pp.

pp. “Algunos septentrionalismos italianos en el español rioplatense” (1964)34. desde el punto de vista lexicográfico. 37 Quaderni Ibero-americani. pp. “Expresiones lingüísticas concomitantes con expresiones gestuales en España e Hispanoamérica”. 297-301. una vez más.3 (1960). en 1985. pp. pp. “Formas de comunicación gestual en el mundo iberoamericano: diferentes valores semánticos de algunos gestos en el área hispanófona y en la lusófona de la América Latina”. 38 Thesaurus. El espacio lingüístico rioplatense en la labor y en el archivo de Giovanni Meo Zilio  tituto Caro y Cuervo de Bogotá. 83-98. pp. Frankfurt am Main. pp. 32 Lingua Nostra.3 (1990). 183. “Algunos italia- nismos en el español popular del Río de la Plata” (1965)35. 8-9 (1991). algunos de sus varios estudios ya publicados. España e Hispanoamérica (1980 y 1983). 33-38. 411-428. en Les langues Néo-Latines. 6 (1987). 1985. en Encyclopédie internationale de lexicographie. Toulouse. Val- martina Editore. rectificándolos y perfeccionán- dolos. XVII. 97-103. II. 1990. en Actes Colloque international “La communica- tion gestuelle dans les communautées méditeranéennes et latino-américaines” (Urbino. pp. 39 Boletín de Filología (Santiago de Chile). en Diálogos Hispánicos de Amsterdam. 34 Romanistisches Jahrbuch. Actes du Colloque International. Bulzoni. 274.1 (1965). «la 29 “El lenguaje de los gestos en el dominio hispanófono: comportamientos morfosintácticos y derivacionales”. “Le dictionnaire de gestes”. G. 65-77. 411-428. 10 (juin 1990). 109. pp. en particular “Gestos de procedencia italiana en el Plata” (1990)30. por ejemplo. pp. en Actas del VIII Congreso Internacional de la Asociación Internacional de Hispanistas (Providence. organizado alrededor de más de dos mil gestos que se dan en el dominio hispanófono. “Canali e veicoli dell’italianismo en Uruguay” (1962)33. 1112-1119.3-4 (1965). XXI. vol. 1970. art. 245-263. “Settanta italianismi gastro- nomici nello spagnolo americano” (1965)40 de los cuales emerge.2 (1965). la pasión y la curiosidad pero sobre todo el rigor metódico y técnico del lingüista. con el análisis del tango El ciruja (1926)41. 40 Lingua Nostra. VI-VII (1964-65). 13-14 novembre 1984. 1989. 1999. Hommage à Carlos Gardel. pp. vol. en Le Tango. 31 El elemento italiano en el habla de Buenos Aires y Montevideo. phonolgie et gestologie”. 36 Nueva Revista de Filología Hispánica. XV (1964). en Lo spagnolo d’oggi: Forme della comunicazione. son una aportación evidente a las investigaciones sobre el espacio antropólogi- co y socio-lingüístico rioplatense y su identidad cultural. 33 Lingua Nostra. Giappichelli Editore. 22-27 agosto 1983). se publica El elemento italiano en el habla de Buenos Aires y Montevideo31 que con- tiene un millar de italianismos y donde Meo Zilio refunde. Université de Toulouse-Le Mirail. Omaggio a Ramón Menéndez Pidal. XXIII. “Italianismos generales en el Español rioplatense” (1965)38. Atti del XVIII Convegno della Associazione Ispanisti Italiani (Siena 5-7 marzo 1998). pp. pp. Firenze. pp. 18-23 agosto 1986). Torino. . en colaboración con Ettore ROSSI. del Diccionario de gestos. Ediciones Istmo. Vuelve muchas veces al tema. 68-118. pp. “Notas del Español americano: El elemento jergal italiano en el rio- platense popular” (1965)37.4 (1962). “Expresiones extralin- güísticas concomitantes con expresiones gestuales en el español de América”. en Geste et image. XXVI. 305-311. “Gestos eróticos en el dominio hispánico”. 41 “El elemento lingüístico italiano en el tango: Análisis del tango El ciruja”. Roma. pp. pp. en Actas del IX Congreso de la Aso- ciación Internacional de Hispanistas (Berlín. 23-31. Berlin-New York. Eché Editeur. 39-62. Meo Zilio nunca deja de investigar. fruto de años de trabajo cuidadoso y paciente. En 1970. pp. 116-121. XVII (1965). 30 Río de la Plata (París). 35 Diálogo. “Genovesismos en el español rioplatense” (1965)36. pp. Vervuert Verlag. A saber: “Sull’elemento italiano nello spagnolo rioplatense” (1960)32. 1965. Toulouse. 115-119. Éstos y los sucesivos trabajos so- bre el lenguaje gestual29. Madrid. “Italianismos meridionales en el Español rioplatense” (1965)39. 12-15 octubre 1988). 225-235. I. XX. 139-152. 5. Walter de Gruyter. los italianis- mos en el español rioplatense. pp. “Structuralisme. según Daniel Vidart «la flor lunfarda más expresiva». 6. 1986. 83-95.

Meo Zilio no deja de integrar o rectificar algunos fenómenos tratados. que considera un paso importante no sólo desde el punto de vista de la cantidad de noticias útiles para la historia de la lengua rioplatense. a la que tam- bién Meo Zilio perteneció como corresponsal en el extranjero. se ha producido entre Brasil. de un valioso registro léxico acerca del habla rioplatense (no solamente lunfardo stricto sensu). se comprueba la presencia simultánea del préstamo (con sus res- pectivas variantes de forma o significado) en ambos dominios lingüísticos considerando que. de pro- fundizar y aclarar etimologías. (en el que el mismo Gobello había colaborado en su última revisión). Trabajo al que Meo Zilio re- conoce el mérito de enriquecer visiblemente el caudal de italianismos reunidos en su El elemento italiano en el habla de Buenos Aires y Montevideo de 1970 cit. de todos modos. 7. En “Jergalismos italianos en la gíria bra- sileña y su relación con el lunfardo argentino” (1983). Se trata. . 44-48. Meo Zilio estudia los casos en que es posible reconstruir. a través del calão portugués o –y es la manera más frecuente– por intermedio del lunfardo rioplatense (a veces cruzado con el argot francés). sucesivamente. Dentro de los 32 versos. presidente de la muy conocida Academia Porteña del Lunfardo que se fundó el 21 de diciembre de 1962 «para seguir la evolución del habla popular de Buenos Aires y revalorizar las expresiones culturales –teatro. en muchos casos. Por lo tan- to. el íter de la pa- labra atendiendo a su evolución semántica o fonético-gráfica aunque tal reconstrucción histórica sea extremadamente difícil de realizar. 1975) y. 7 (1980). los jergalismos italianos (así como los que proceden del argot y el caló) pueden haberse difundido (verticalmente) a otras capas sociales y a otros niveles lin- güísticos e irradiado (horizontalmente) a otras zonas. a través de reseñas y notas críticas que concibe como sintéticos pero intensos ensayos. de profunda amistad humana e intelectual– Meo Zilio escribe comentarios puntuales a su Diccionario Lunfardo (Buenos Aires. lo que es debido al gran intercambio humano y lingüístico (también delictivo) que. si la influencia lingüística ha sido mutua entre Argentina (y Uruguay) y Brasil. 8. Peña Lillo Editor. Por lo general. a veces con alguna probabilidad de aproximación. a su Nuevo Diccionario Lunfardo (Buenos 42 Rassegna Iberistica. costumbrismo. Antonella CANCELLIER quinta esencia de los prototipos letrísticos». poe- sía popular urbana– que se han valido y se valen del léxico lunfardesco». una cuestión de prioridad en el uso de los vocablos. Meo Zilio destaca que «hay nada menos que 31 lunfardismos: uno por cada verso y a su vez dentro de los 31 lun- fardismos hay unos 15 italianismos: lo cual representa un porcentaje de casi el 50%». tango. 8. El elemento lingüístico italiano (en sus variantes dialectales y jergales) puede haberse extendido a otras áreas hispanófonas americanas pero. pp. De José Gobello. Al reanudar el diálogo con Gobello –diálogo continuo. de he- cho. por lo menos en la mayor parte de los casos. Uruguay y Argentina. «sino también desde el punto de vista de un planteo que aspira a ser científico frente a ciertos abigarrados y heterogé- neos registros de materiales léxico-populares que circulan en el Plata». se po- dría plantear. des- de finales del siglo XIX. reseña Etimologías de 197842. Siempre muy atento a la producción de la comunidad científica internacional y a sus novedades.1. que incluso puede haber llegado hasta Brasil: de forma directa. cues- tión que sería de estratégica importancia estudiar. se sabe. integrado con las correspondientes etimologías (o propuestas etimológicas) y con nutridas observaciones lingüísticas o sociolingüísticas.

44 Estudios sobre Tango y Lunfardo ofrecidos a José Gobello. pp. agrega incluso unos registros de lunfardismos especiales (microléxicos) –de los abogados. 81-86. pp. Meo Zilio. 8. 48 Rassegna Iberistica. se coloca junto a los más conocidos lunfardólogos. etc. 1990): se trata. 63-67. y los clasifica desde los puntos de vista psicolingüístico y de las categorías gramaticales46. Ediciones Corregidor. algunos ausentes en los conocidos re- pertorios anteriores de Gobello. de los drogadictos y delincuen- tes– además de una lista de términos o variantes. del periodismo.2. Génesis y esencia de las hablas coloquiales urbanas (Buenos Aires. 46 “L’elemento linguistico italiano nell’America Latina: altri italianismi del rioplatense nel repertorio di Terug- gi”. 1982. Editorial Sudamericana. colocados en su con- texto vital diacrónico. «una obra panorámica […] que absorbe y supera los estudios anteriores y del cual habrá que partir para cualquier otro estudio sistemático del lunfardo»45. 95-99. 253 (1985). en 1983. que despliega una interesante defensa del lunfardo del que es gran difusor. Una luz de almacén (El lunfardo y yo)47. 51-59. un nuevo Diccionario de voces lunfar- das y rioplatenses de Mario E. 79. en Rassegna Iberistica. de 1998. 13 (1982). pp. Carpe noctem. Edmundo Rivero (1911-2008). En la última parte. Buenos Aires. a la vez. pp. Guarnieri.3. como Gobe- llo y Teruggi. resulta objeto de un análisis por parte de Meo Zilio quien aprovecha la oportunidad para agregar algunas consideraciones y aclaraciones se- mánticas y etimológicas que pueden integrar la lista del autor en relación a los términos de procedencia italiana que presentan novedades o variantes novedosas con respecto a los registros anteriores48. una fuente preciosa de materiales lingüísticos jergales. Este nue- vo repertorio de Rivero. 49 Rassegna Iberistica. Acotaciones y adiciones al Diccionario Lunfardo de José Gobello” (1985)43 y “Algunos otros italianismos en el Nuevo Diccionario Lunfardo de José Gobello” (2002)44. Casullo. Alianza Editora) se publica más de veinte años después de su conocido Panorama del lunfardo. En el mismo ámbito de la lexicografía. Buenos Aires. 99-102. n. donde se le reconoce al presidente de la Academia Porteña del Lunfardo. del deporte (fútbol. Del Valle. «Una verdadera joya –según las palabras de Meo Zilio (1983)49– para los que nos ocupamos de crítica literaria y. 17 (1983). representa. Al examinar el Diccionario de voces lunfardas y rioplatenses de Teruggi. de los médicos. 19782) que Meo Zilio ha- bía definido como «el estudio de conjunto más completo que se haya publicado hasta la fecha acerca del lunfardo rioplatense». de los jóvenes. coords. del ejército. . El espacio lingüístico rioplatense en la labor y en el archivo de Giovanni Meo Zilio  Aires. 2002. Emecé. carreras de cavallo). 67-94. una vez más. 8. Compositor e in- térprete también de tangos y milongas. Academia Porteña del Lunfardo. 17 (1983).. Una luz de almacén (El lunfardo y yo). pp. 45 Rassegna Iberistica. Lunfardópolis. con esta obra. 50 Amaro VILLANUEVA. de las notas críticas titula- das “Italianismos en el lunfardo argentino. su aporte meritorio y su inagotable y apasionada actividad a la que los especialistas mucho le debemos. 73 (2001). 8.2.4. El elemento italiano en el habla de Buenos Aires y Montevideo cit. 1983. respectivamente. Por la cantidad y la novedad de los materiales lunfardos que presenta (aún sin ela- borarlos técnicamente). Oscar CONDE y Marcelo OLIVERI. 47 Edmundo RIVERO. el libro de Edmundo Rivero. Meo Zilio identifica por lo menos un centenar de nuevos italianismos (sin contar los derivados o las ulteriores variantes gráficas y fonéticas) que no figuran entre el millar contenido en su repertorio de 1970. pp. Buenos Aires. Teruggi (Madrid-Buenos Aires. de dialectología rioplatense» es Lunfardópolis50 del 43 Les Langues Néo-Latines.

Rivero. en Rassegna Iberistica. subraya únicamente su valor estilístico literario dejando. 9. 73-75. Su interés en relación al español rioplatense y a su configuración se impone también al dar noticia sobre El léxico indígena del español americano: apreciaciones sobre su vitalidad de Marius Sala. 5-29. entonación. pp. léxico y fraseología que en Italia no sobrevivieron. y su obsesión. proporciona como meros ejemplos algunas observaciones e integraciones. Editu- ra Academiei Române. 53 Meo Zilio ha tratado las causas socioculturales y psicolingüísticas en “Influenze” cit. a través de sus dialectos. tampoco al reseñar obras como la Historia de la lengua española de Ra- fael Lapesa (Madrid. Costa Rica. dentro de diversos contextos hispanófonos o lusitanófonos de América Latina. se manifiesta como verdadera lengua comunitaria. casi in vitro. Se trata justamente de aquellas islas lingüísticas que tanto apasionaron a Meo Zilio por dar la posibilidad de estudiar. Lamentablmente no exis- te un mapa de los dialectos italianos en el continente americano y ya se ha perdido la oportunidad de trazar un panorama completo. como se ha comprobado gracias a sus notas y reseñas a Gobello. pp. . 1875-76) y por tener una idea. piamontesa. más o menos vi- gentes. 1977)52. Brasil. de toda manera. A los valores semánticos que figuran en él. Con el objeto de contribuir al nutrido y valioso regis- tro (un millar de voces indígenas en el dominio hispánico). un análisis lingüístico –sistemático– de tipo dialectológico que sin duda habría enrique- cido el caudal de los materiales procedentes del italiano. Teruggi. agrega los que le dicta su experiencia lingüística y que se pueden fácilmente com- probar en acreditadas fuentes lexicográficas. «para otra oportunidad». difundidos y frecuentes (un millar resulta en el repertorio de Meo Zilio al que hay que agregar por lo menos unos centenares más. ofrece algunas sugerencias puntuales para la inclusión de italianismos51. Lo que sí sabemos es que son islas prin- cipalmente venetófonas y. para Meo Zilio. En al- gunas zonas ha conducido investigaciones in loco. Es una carrera contra el tiempo. encuestas lingüísticas sistemáticas con 51 “El español de América en la Historia de la lengua española de Rafael Lapesa”. Gredos. Dan Munteanu. 52 Rassegna Iberistica. Las islas italófonas. Meo Zilio ha recogido numerosas muestras en grabaciones y filmatos. era la de recoger los materiales antes de que desaparecieran. de la fonéti- ca. a ciertos niveles. Valeria Neagu. además de referirse a otros fenómenos. en cier- tas comunidades relativamente homogéneas. fonología rítmica. 1980. el italiano dialectal del siglo XIX (las primeras más notables oleadas remontan en general al último cuarto del siglo. Las islas italófonas en América Latina presentan distinta identidad y procedencia re- gional. Argentina). 6 (1979). lamentablemente inconcluso. genovesa. No han emergido en las encuestas dialectos meridionales a nivel comunitario y esto puede deberse a las características de la emigración meridional que se establecía más fácilmente en la ciudad53. aunque sea sólo indicativa. así como distintos niveles de conservación del italiano. Tudora Sandru-Olteanu (Bucarest. la lengua italiana. En sus exploraciones de varias localidades italófonas (de México. Villanueva). Más en general. octava edición). en menor medida. Antonella CANCELLIER poeta Amaro Villanueva (1900-1969) del que. Meo Zilio pierde de vista la varian- te rioplatense y a este propósito. Además de los préstamos lingüísticos aislados. 10. con relación al uso argentino y uruguayo. 9 (1980). de habla friulana. lombarda. su idea fija.

1991. “Isole linguistiche dell’italiano all’estero: l’e- sempio del Sudamerica (resoconto dello stato delle ricerche e prospettive”. 1995. N. “Presenta- ción” a Ursula KÜHL DE MONES. 59 Se trata del fenómeno contrario del que se ha dado en Río Grande do Sul. Berlin-New York. pp. es la isla bidialectal de Colonia Caroya. que han resistido por casi un siglo y medio a las natu- rales fuerzas centrífugas hacia el contexto nacional que por supuesto tiende a asimilarlas y acabará pronto por absorberlas completamente. Leo S. en Lingua e letteratura italiana nel mondo d’oggi. en Brasil. primero para el “Centro per l’America Latina del CNR” de Florencia54. so- bre todo. Venezia. está depositado. DE BLASI e G. en Trends in Romance Linguistics and Philology. Los resultados todavía no se han elaborado. La mayoría de todos estos materiales dialectológicos se encuentran hoy en el “Centro Interuniversi- tario di Studi Veneti”. eds. co- munican en friulano con los friulanos del lugar y en español en las relaciones públicas. Ricerche di dialettologia veneto-latinoamericana. sigue hablando friulano a nivel comunitario. Torino. 2002. Verona. Trieste y Udine. Instituto Caro y Cuervo. Se trata de una comunidad de unas diez mil personas com- puesta prevalentemente por descendientes de friulanos de tercera y cuarta generación que remonta a 1878 y que. pp. La encuesta había sido efectuada utilizando el cuestionario de la Carta dei dialetti italiani. de mayor prestigio. Parte I: America Latina (Prime inchieste e documenti). a disposición de los estudiosos56. Roma. en Fotostorica (diciembre 2000). Nuevo Diccionario de uruguayismos. 57 Cfr. “The acquisition of a second Romance language by immigrants in Latin America”. Nuevo Diccionario de americanismos (dirigido por Günter HAENSCH y Reinhold WERNER). pp. su original vocación de pionero. P. de Córdoba58. 55 Del que fue promotor. Bulzoni. pp. C. se encuentra en su Estudios Hispanoamericanos. En su interior vive una comunidad minoritaria (se calcula que su consis- tencia es de un 30%) de vénetos que entre ellos hablan en véneto y. mientras que los friulanos. 559-590 (su versión inédita en español. en I dialetti italiani. Storia struttura uso. para el “Centro Interuniversitario di Studi Veneti”. de Venecia55. una encuesta lingüística sistemática que el mismo Meo Zilio completó el año siguiente y controló con otra visita a distancia de 20 años. “Adquisición de la segunda lengua romance por los inmigra- dos en la América Latina”. Santafé de Bogotá. para la zona rioplatense. vol. generalmente. 15 dicembre 2000-15 febbraio 2001). siendo minoritarios. UTET. Giovanni MEO ZILIO. a cin- cuenta km. 1987. 250.. III. El espacio lingüístico rioplatense en la labor y en el archivo de Giovanni Meo Zilio  el método de la grabación de conversaciones espontáneas y del cuestionario lingüístico. 1993. pertene- ciente a comunidades ejemplares. Olschki Editore. por lo menos en el momento de los estudios de Meo Zilio. lingua e tradi- zioni dei veneti nel mondo. Ignacio BALDELLI y Bianca Maria DA RIF. Un material precioso. Mouton. V.. en particular. la isla lingüística más importante. Temistocle Franceschi ya había efectuado en 1968. eds. pp. tiene por supuesto más dignidad y por lo tanto los vénetos han tenido que adoptarlo y aprenderlo. Por lo que se refiere a Argentina57. CORTELAZZO. ed. También esta modalidad es objeto de los estudios de Meo Zilio. MARCATO. cultura. cit. donde los friulanos. y después. Bilinguism and Linguistic Conflict in Romance. “I dialetti italiani in America Latina”. Cátedra de Lengua española de la Facultad de Ciencias Políticas (Antonella Cancellier). vol. en buena parte. 97-131). siendo mayoritario. que refleja su fisionomía intelectual y humana y. 227-247. oficiales y administrativas (el dialecto friulano. no han aprendido el véneto59). con la consulencia dialectológica de Meo Zilio. CLIVIO. pp. Trento. M. II. 56 Mientras que el consistente fondo privado completo de Giovanni Meo Zilio (biblioteca y archivo personal). sim- plificada y adaptada a la realidad contextual. 1086-1096. IX- XII. “L’epopea dell’emigrazione veneta”. 71-85. 1993. Firenze. Centro Interuniversitario di Studi Veneti. pp. secretario científico y coordinador para América Latina (1981-1992). han tenido que aprender el véneto. también otras obras de Meo Zilio: Presenza. I. en Merica… Merica… l’emigrazione veneta in America Latina (Catalogo della mostra fotografica di Vittorio Vene- to. El Centro Inte- runiversitario comprende las Universidades de Venecia. Sería necesario por lo tanto 54 Giovanni Meo Zilio fue fundador y primer director (1969-1972). . Padova. en gran parte. en la Universidad de Padova. Regione Veneto. después de más de un siglo. desde un punto de vista sociolingüístico por su ho- mogeneidad y relativa integridad. vol. 58 Allí. por la generosa donación de su familia.

donde habían permanecido por unos diez años. aunque con hibridaciones interesantes desde el punto de vista psicolingüístico. se encuentra. una pequeña ciudad donde nuestros venetófonos (en gran parte de la zona de Trevi- so) siguen empleando el dialecto a nivel familiar y comunitario. en los años ochenta. Como área ejemplar. Se señala un dato curioso: un tal Domingo Tauro. De to- das maneras. Su análisis daría un aporte científico muy im- portante a la investigación dialectológica. Los grabados todavía no han sido estu- diados sistemáticamente. principal informante de Meo Zi- lio desde sus primeras encuestas de 1968-1969. de Córdoba. La accidental –espontánea o inducida– alter- nancia de los códigos. queda el caso de La Boca donde se insta- laron en masa los genoveses desde la segunda mitad del siglo XIX. jun- to con las tradiciones marineras y las actividades artesanas y comerciales. en varias visitas. una colonia de in- migrados italianos. San Francisco al este de Córdoba. otra comunidad más pequeña. que ya en la época de las encuestas de Meo Zilio. sin contar el portentoso cuadrilin- güismo del ex-alcalde Fortunato Luis Rizzi que. a partir de los años veinte del siglo pasado. habla también el italiano nacional. llevando consigo. los medios de comunicación y la evolución generacional. La Boca. puede conducir a una clase de cocoliche que mere- ce atención en relación al estudio de los mecanismos de contaminación. sigue siendo casi perfectamente trilingüe en las entrevistas después de 20 años. por supuesto. Cerca del territorio municipal de Colonia Caroya. sus usos y cos- tumbres. La mayoría de los materiales coleccionados a partir de los años 60-70 están deposita- dos en el “Centro di Studi Veneti” de Venecia. llegaron a emplearla. En la primera faja del desierto de la Patagonia. De particular interés in- cluso porque en la hibridación se inserta también la lengua portuguesa. además del friulano. una familia de emigrantes que procedía del Estado de Santa Catarina en Brasil. Se ha tratado de una conspicua y próspera isla lingüística donde los mismos meridio- nales y hasta los criollos que vivían en la zona. vene- tófona de tipo trentino en su origen. a unos treinta km. como entonces se decía). 11. Antonella CANCELLIER estudiar el trilingüismo de esta comunidad que puede presentar materiales muy intere- santes desde el punto de vista de la convergencia. en su mayoría vénetos. hasta las primeras décadas del siglo XX. sea para la irradiación de los italianismos que para la hibridación de contacto de lenguas y culturas. el véneto y el es- pañol. al sur de Villa María. El cuadro se completa con las islas lingüísticas piamontesófonas de Villa María. en los intercambios comerciales con los genoveses. Ahora. que se han ido mezclando con otras etnias y se han extendido a las zonas cercanas a lo largo del Río Negro. al final del siglo. sobre todo desde el punto de vista de las interferencias lingüís- ticas procedentes del contexto alófono. Colonia Tirolesa. podía considerarse lingüísticamente en vías de extinción y por eso urgía completar la colección de materiales dialectológicos y etnográficos. Meo Zilio pudo grabar diversas muestras de conversacio- . su dialecto que se mantuvo. Colonia Ti- rolesa debe su nombre a sus fundadores de origen trentino (o tirolés. del alcalde de aquel entonces Dalmazio Cadamuro. como len- gua de comunicación corriente a nivel comunitario no institucional. en un área limítrofe. Se trata de Villa Regi- na. al sur de Córdoba. al sur de Buenos Aires y al este de Neuquén. Hay que agregar también el extraordinario trilin- güismo. en el sentido de que ya eran muy pocas las familias donde todavía se hablaba el dialecto. se encuentra Resistencia (al oeste de Corrientes) y Re- conquista (al sur de Resistencia). el genovés ha desaparecido bajo la presión de la escuela. se ha instalado. Entre las comunidades friulanófonas. sin embargo. La Carlota.

Escuela: dos años de primaria. Su mujer es argentina y no habla italiano». Con todo. Chile y Paraguay donde también han llegado por osmosis algunos términos genoveses. La pri- mera visita científica fue en 1968. Es un área de investigación que. en particular las pp. –un que aparece como sufijo no sólo de palabras genovesas (belinún. La misma morfología del español ha incorporado en su sis- tema el morfema genovés. 60 Cfr. El espacio lingüístico rioplatense en la labor y en el archivo de Giovanni Meo Zilio  nes y de viejas canciones directamente a través de la voz de los últimos hablantes. Preciosos materiales etnomusicales y coloquiales en genovés. Puglia. compuesto por una mezcla de español + italiano general + dialecto de Apulia. al escuchar las conversaciones de Meo Zilio con los viejos inmigrados. Si la isla lingüística boquense por lo tanto ha desaparecido como tal. . grelún. en 1986 con un equi- po televisivo que ha filmado el servicio transmitido en octubre de 1987 (también estos materiales audiograbados están a disposición de los estudiosos en el “Centro Interuni- versitario di Studi Veneti”). de hecho. por supuesto. es posible que sigan hablan- do de la misma manera. ha dejado rastros a nivel nacional e internacional. sin em- bargo con predominio del italiano. en realidad lo hizo en un cocoliche. sobre to- do a través del lunfardo. Cuando Meo Zilio le pidió que hablara italiano. En el mismo ámbito de las contaminaciones lingüísticas. en parte. ¡pero convencidos de que hablan en español! 12. el apuliés. del genovés. pero fuera del contexto ita- lófono. pelandrún. Quisiera detenerme sobre un ejemplo sintomático de un fragmento de conversación en cocoliche que Meo Zilio grabó en 1986 en el Barrio de La Boca. Traba- jo: peón y luego marinero. Sur de Italia) en 1904. si incluimos Uruguay. la nutrida serie de palabras y locuciones incorporadas en el léxico de las metrópolis rioplatenses: es suficiente considerar los términos gastronómicos (sin considerar todos los demás). principal irradiador de los italianismos. Meo Zilio toca también los fenómenos y las variantes del lenguaje fronterizo60 (o sea de las modalidades lingüísticas de la zona de la frontera entre el dominio hispanó- fono y el lusófono). paulatina- mente. extraordinario legado que fue la verdadera idea fija del profesor Meo Zilio que conside- raba imprescindible la urgencia de completar la colección de los materiales lingüísticos y folklóricos de encuestas sistemáticas antes de su completa desaparición. tu- vo que adoptar su aproximado escaso italiano como lengua franca y olvidar. He aquí su supues- ta ficha: «Pompeo Ortizio. ra- nún. Jubilado. salvo en lo fonético puesto que. la segunda en 1980 y la última. sin contar los préstamos en el campo fraseológico. “Adquisición de la segunda lengua romance por los inmigrados en la América Latina” cit. en la doble perspectiva diacrónica y sincrónica. no supo decir más que unas palabras sueltas. nacido en Molfetta (Bari. Nunca regresó a Italia. echa una mirada más sobre la situación muy articulada del Río de la Plata como espacio lingüístico plural en su singular complejidad y en la riqueza de los ele- mentos que lo constituyen y al mismo tiempo como lugar favorable para extraordinarias historias de contactos y conflictos. al encontrarse des- de el primer momento de su llegada al país en el mencionado barrio genovesófono. Al pedírsele que hablara en su dialecto.. mecanismos psicolingüísticos que se producen subconscientemente y puede suceder que al pedírseles que hablen en italiano. que- da hoy. y. 124-131. La alternancia de códigos tiene un papel fundamental en las hibridaciones de las len- guas en contacto: emergen. llega- do a Buenos Aires en 1927. empiecen a expresarse en cierto tipo de cocoliche y cuando luego se les pide que dejen el italiano. pulentún) sino también de palabras rioplatenses como pintún.

Palabras clave: Giovanni Meo Zilio. the scholar dedicated to the rioplatense area. popular speech. a las cuales ha reservado estudios fundamentales. mostrando especial interés por los ámbitos del habla popular y de las lenguas en contacto: en particular. lenguas en contacto. since 1955. and writes fundamental studies on the modalities of cocoliche and lunfardo. y el lenguaje gauchesco que ha estudiado y traducido al italiano. español rioplatense. lunfardo. languages in contact. cocoliche. Giovanni Meo Zilio (1923-2006) ha dedicado al área rioplatense. gaucho language. lunfardo. Antonella CANCELLIER Resumen: Dentro de su extensa bibliografía se destaca la riqueza y variedad de los trabajos de lingüística y dialectolo- gía que. Giovanni Meo Zilio shows a keen interest in the sphere of popular speech and languages in contact. as well as the gaucho language that he studies and translates into Italian. las modalidades del cocoliche y del lunfardo. habla popular. desde 1955. Abstract: Within the vast bibliography of Giovanni Meo Zilio (1923-2006) stand out the richness and variety of the works of linguistics and dialectology that. Keywords: Giovanni Meo Zilio. . rioplatense Spanish. cocoliche. len- guaje gauchesco.