Vous êtes sur la page 1sur 5

Análisis y Primeros Auxilios

Lesiones Corto Punzantes en Accidente


Luis Amigo A.
Anatomofisiología Humana y Primeros Auxilios
Instituto IACC
3 de junio de 2018
Desarrollo
1.- Lesiones ocurridas en el accidente y tratamiento inicial.
Caso a) Por lo general las heridas punzantes causadas por artículos pequeños o de poco calibre
que no penetran tan profundo no son sangrante, sin embargo el daño interno puede causar un
sangramiento pequeño interior acompañado por una infección producto de los microorganismos
que estén en el clavo. Las acciones sugeridas para este caso son:
 Sacar el zapato de seguridad con cuidado y lavar la zona afectada con agua limpia
revisando que la herida no contenga partículas extrañas las que habrá que retirarlas. El
lavado se realiza con una gasa o cualquier paño limpio y con una pinza desinfectada se
retirarán los cuerpos extraños de la herida.
 De haber sangrado se levanta el pie por sobre la altura del corazón del accidentado y se
realiza compresión por 10 minutos mínimo con una apósito limpio hasta que el sangrado
se detenga.
 Detenido el sangrado, se procede a vendar el píe por sobre el apósito utilizado para
detener el sangrado. Este vendaje se realiza con la suficiente fuerza para mantener
controlada la presión sobre la herida.
 El accidentado se deberá trasladar a un centro asistencial para su revisión y
probablemente ser inyectado contra el tétanos u otra infección.
Caso b) Las heridas cortantes en las extremidades inferiores producidas por trozos de vidrio se
deben tratar con cuidado al momento de realizar la primera atención ya que cualquier pedazo de
vidrio que quede en el interior de la herida puede seguir dañando e introducirse más
interiormente en la herida.
Estas heridas por ser penetrantes y de extensión, cortan muchos capilares por lo que son muy
sangrientas lo que hace sobre estimar la gravedad del accidente y puede producir pánico. Lo
primero es nunca perder la tranquilidad y lavarse las manos para no contaminar más la herida al
momento de realizar las acciones de curación. Contar con agua limpia o suero fisiológico y
bastante gasa o trapos limpios bastarán para realizar lo siguiente:
 Limpiar la herida con abundante agua para permitir ver la profundidad y extensión del
daño.
 Si los trozos de vidrio están sólo superficialmente en la herida se podrán extraer con una
pinza esterilizada mientras se sigue lavando con agua. Sin embargo, si los trozos están
insertos más profundos NO se deberán extraer por ningún motivo ya que al hacerlo se
causará más daño del que ya hay.
 En el caso de poder limpiar la herida, el flujo de sangre se podrá detener haciendo presión
sobre la herida con gasa o paños limpios. La presión será constante por lo menos 10
minutos y no se debe sacar el apósito aunque esté empapado. Colocar sobre la gasa sucia
otro apósito limpio haciendo siempre presión y manteniendo la extremidad en alto. Una
vez detenido el sangramiento, vendar la herida sobre el primer apósito (es el que
mantiene taponeada la herida con la sangre coagulada) con presión suficiente para
mantener detenido el sangrado. El accidentado se traslada al centro médico siempre con
la pierna en horizontal para no aumentar la presión sobre la herida evitando así que
vuelva a sangrar.
 Si la herida tiene trozos de vidrio incrustados muy adentro, la compresión NO se realiza
sobre la herida, sino que se puede aplicar por los costados tratando de juntar los pliegues
del corte y evitar que el objeto se introduzca más. Vendar la herida por sobre el corte y
por debajo permitirá ayudar a detener un poco el sangrado. También se puede utilizar un
torniquete como último caso en la base de la extremidad herida. Mantener en alto el pie y
cuidar que el accidentado entre en shock por pérdida de sangre. La asistencia médica es
esencial que ocurra dentro de la hora siguiente ya que puede haber daño interno severo.
 De aplicar torniquete en la base de la pierna, hay que recordar la hora en que se inició el
torniquete y la presión de este debe ser muy controlada y suficiente para cortar la
hemorragia.
Caso c) En el caso de cortes limpios en las extremidades superiores con vidrio se deberá
realizar lo siguiente:
 Limpiar las heridas con abundante agua limpia
 Aplicar un apósito o paño limpio sobre la herida con presión constante por más de 10
minutos.
 Levantar el brazo por encima de la altura del corazón del accidentado.
 Una vez cortado el sangramiento, la herida se venda por sobre el apósito manteniendo la
presión con el vendaje. La compresión debe ser permanente aunque el sangramiento se
haya detenido. El accidentado no debe ser movido a menos que sea trasladado al servicio
médico.
2.- ¿Cuál de los accidentados tendrá la lesión más complicada de tratar?
Evidentemente que la lesión más profunda y con trozos de vidrio incrustados son las lesiones
más difíciles de tratar. Esto debido a que la arteria femoral puede ser dañada por los vidrios lo
que puede causar una gran hemorragia. Las lesiones vasculares que afectan a las extremidades
inferiores son graves y potencialmente mortales debido a que la arteria principal (la femoral) está
expuesta en heridas profundas los que puede comprometer seriamente el transporte de oxígeno y
nutrientes.

3.- Técnicas de Primeros Auxilios en este caso de accidentes.


 Para heridas limpias en las extremidades se realiza aseo con agua limpia y se aplica
compresión con gasa estéril manteniendo presionada la herida por más de 10 minutos.
Una vez
Detenida la hemorragia externa se venda la herida manteniendo el apósito inicial intacto
(sin retirarlo) ya que no se puede romper el tapón creado. La extremidad se levanta por
sobre la altura del corazón del accidentado.
 Para las heridas punzantes (con el clavo), la herida se limpia con agua pura haciendo
compresión sobre ella con un apósito estéril y se venda una vez cortado el sangramiento.
Mantener la extremidad herida levantada hasta que el herido sea trasladado a la asistencia
médica.
 Para heridas cortantes con material incrustado, se debe lavar la herida con abundante
agua o suero sin sacar el cuerpo incrustado para evitar hacer más daño. La herida se
presiona por sobre y debajo de la herida evitando que el vidrio se mueva o se introduzca
más. La pierna se mantiene levantada por sobre la altura del corazón hasta que la
hemorragia se detenga. De ser necesario, se aplica un torniquete con presión controlada
en la base de la pierna herida. Es urgente el traslado del paciente a un servicio de
urgencia.
Bibliografía
1.- http://www.salud180.com/salud-z/primeros-auxilios-para-heridas-punzantes
2.- https://es.wikihow.com/tratar-una-herida-ocasionada-por-un-objeto-incrustado