Vous êtes sur la page 1sur 5

PROTOCOLO DNS

El sistema de nombres de dominio es un sistema de nomenclatura jerárquico descentralizado para dispositivos


conectados a redes IP como Internet o una red privada. Este sistema asocia información variada con nombre de
dominio asignado a cada uno de los participantes. Su función más importante es "traducir" nombres inteligibles
para las personas en identificadores binarios asociados con los equipos conectados a la red, esto con el propósito
de poder localizar y direccionar estos equipos mundialmente.

El servidor DNS utiliza una base de datos distribuida y jerárquica que almacena información asociada a
nombres de dominio en redes como Internet. Aunque como base de datos el DNS es capaz de asociar diferentes
tipos de información a cada nombre, los usos más comunes son la asignación de nombres de dominio a
direcciones IP y la localización de los servidores de correo electrónico de cada dominio.

La asignación de nombres a direcciones IP es ciertamente la función más conocida de los protocolos DNS. Por
ejemplo, si la dirección IP del sitio Google es 216.58.210.163, la mayoría de la gente llega a este equipo
especificando www.google.es y no la dirección IP. Además de ser más fácil de recordar, el nombre es más
fiable. La dirección numérica podría cambiar por muchas razones, sin que tenga que cambiar el nombre del sitio
web. Incluso, en el caso de que una página web utilice una Red de distribución de contenidos (CDN) por medio
del DNS el usuario recibirá la dirección IP del servidor más cercano según su localización geográfica (cada
CDN a su vez tiene sus propios servidores DNS).

Se evidencia que al realizar la búsqueda, el programa genera toda la información pertinente de todas las
búsquedas y específicamente la que utilizamos para realizar el proceso que en nuestro caso fue la página de la
Universidad Distrital.

Aquí podemos ver que se hace una petición por parte del cliente y se muestra la información de la IP de origen,
la de destino,, el protocolo (DNS) y la información sobre la página en la cual se hizo el requerimiento
Luego, se ingresa a esta línea y encontraremos la información respectiva del DNS entre las cuales se encuentran
las banderas.

En cuanto a las banderas, se despliega un menú en el cual indica cuales están activas y cuales no, resultando en
este caso que

- Se hizo consulta recursivamente


- De igual forma, dice que la respuesta se da de la siguiente manera

- Indicando que el mensaje fue respondido, que fue de un servidor autorizado por el dominio, que realizó
una consulta recursiva y que el servidor la puede hacer.
PROTOCOLO HTTP

El Protocolo de transferencia de hipertexto (en inglés: Hypertext Transfer Protocol o HTTP) es el protocolo de
comunicación que permite las transferencias de información en la World Wide Web. HTTP fue desarrollado por
el World Wide Web Consortium y la Internet Engineering Task Force, colaboración que culminó en 1999 con la
publicación de una serie de RFC, el más importante de ellos es el RFC 2616 que especifica la versión 1.1.

HTTP define la sintaxis y la semántica que utilizan los elementos de software de la arquitectura web (clientes,
servidores, proxies) para comunicarse. HTTP es un protocolo sin estado, es decir, no guarda ninguna
información sobre conexiones anteriores. El desarrollo de aplicaciones web necesita frecuentemente mantener
estado. Para esto se usan las cookies, que es información que un servidor puede almacenar en el sistema cliente.
Esto le permite a las aplicaciones web instituir la noción de sesión, y también permite rastrear usuarios ya que
las cookies pueden guardarse en el cliente por tiempo indeterminado.
Desde el punto de vista de las comunicaciones, está soportado sobre los servicios de conexión TCP/IP, y
funciona de la misma forma que el resto de los servicios comunes de los entornos UNIX: un proceso servidor
escucha en un puerto de comunicaciones TCP, y espera las solicitudes de conexión de los clientes Web. Una vez
que se establece la conexión, el protocolo TCP se encarga de mantener la comunicación y garantizar un
intercambio de datos libre de errores.

HTTP se basa en sencillas operaciones de solicitud/respuesta. Todas las operaciones pueden adjuntar un objeto
o recurso sobre el que actúan; cada objeto Web (documento HTML, fichero multimedia o aplicación CGI) es
conocido por su URL.

Este proceso se repite en cada acceso al servidor HTTP. Por ejemplo, si se recoge un documento HTML en cuyo
interior están insertadas cuatro imágenes, el proceso anterior se repite cinco veces, una para el documento
HTML y cuatro para las imágenes.

En la siguiente imagen es posible apreciar el establecimiento de las banderas durante la conexión y


compartimiento de ficheros.