Vous êtes sur la page 1sur 6

4. ¿Cómo el organismo controla la filtración glomerular?

El movimiento de líquidos a través de las paredes de los capilares .se analiza segun la velocidad y
dirección de los líquidos. estáns son regidas por el equilibrio de las presiones hidrostática y
oncótica y se expresa con la siguiente ecuación:

FG= kf x presión de filtración neta

La presión neta de ultrafiltración depende de dos aspectos significativos se destacan:

1) la presión hidrostática de los capilares glomerulares: permanece prácticamente constante; esto


se explica por la presencia de la existencia de una alta resistencia arteriolar en el extremo eferente
del capilar glomerular y una baja resistencia venosa postcapilar en el capilar extrarrenal

2) como consecuencia del gran volumen de plasma filtrado en los capilares Glomerulares : la
presión oncótica.

Guyton y Hill Fisiologia Medica , 13 edicion , elsevier,2016

En el capilar glomerular la filtración ocurre en el extremo aferente.


En el capilar glomerular, las fuerzas que favorecen la filtración son:
la presión hidrostatica capilar (Phc ) y la presión oncótica de la cápsula de Bowman (πcB).
Las que se oponen son:
la presión oncótica del capilar glomerular (πc ) y la presión hidrostática de la cápsula de Bowman
(PhcB).
A nivel del capilar glomerular la presión hidrostática capilar se mantiene cercana a los 60 mm Hg y
no experimenta prácticamente variación a lo largo todo el sector.
La oncotica del capilar posee un comportamiento totalmente diferente ya que incrementa su valor
desde los 25 mm Hg hasta los 32 mm Hg; tal comportamiento lo explica la progresiva
concentración de las proteínas conforme se produce la filtración a lo largo del capilar glomerular.
En la cápsula de Bowman, su presión hidrostática alcanza aproximadamente 10- 12 mm Hg y la
coloidosmotica es prácticamente cero debido a que la filtración de proteínas es sumamente
escasa. De esta forma se generan gradientes diferentes en el extremo aferente y eferente del
capilar glomerular que determinan una presión neta de ultrafiltración de 10 mm Hg.

Cuadro comparativo entre presión glomerular y extrarenal

60

18

Fuente: Fisiología renal , Aranalde, Gabriel - 1a ed. - Ciudad Autónoma de Buenos Aires: Corpus
Libros Médicos y Científicos, 2015.

Antes de alcanzar la cápsula, el fluido debe atravesar la barrera de filtración glomerular.


fuente: Fisiología renal , Aranalde, Gabriel - 1a ed. - Ciudad Autónoma de Buenos Aires: Corpus
Libros Médicos y Científicos, 2015.

Los elementos constitutivos de la Barrera de filtración glomerular representan básicamente una


estructura que permite el pasaje del plasma pero retiene los elementos formes y las proteínas
plasmáticas en el capilar glomerular por mecanismos sumamente complejos.

El fluido que se acumula en el espacio de Bowman constituye entonces un verdadero ultrafiltrado


de la sangre. En condiciones fisiológicas la Kf es una constante que agrupa el área de la membrana
de filtración y su conductividad hidráulica. Estos valores pueden cambiar en presencia de
patologías renales (hipertensión, diabetes y glomeruloesclerosis). A medida que se filtran
volúmenes de plasma se incrementa la concentración de las proteínas retenidas en la luz del
capilar glomerular y en consecuencia aumenta la presión oncótica que ellas ejercen, imponiendo
cierto freno a la filtración.

Aumenta kf = aumento de filtración glomerular

La presión hidrostática del espacio de Bowman en cambio, se mantiene constante debido a la


distribución del filtrado hacia los túbulos renales y, dado que prácticamente no hay proteínas en
este espacio. Las fuerzas que determinan la filtración son las que actúan desde el capilar
glomerular. En el riñón humano las fuerzas que rigen la filtración y la Kf adquieren valores que
permiten la filtración a lo largo de todo el capilar glomerular hasta que se constituye la arteriola
eferente, vale decir que prevalece el patrón de filtración continua

El aumento de la presión hidrostática capilar del glomérulo incrementa la Filtración glomerular.

Esta está determinada por la variable todas ellas bajo el control fisiológico: Presión arterial,
resistencia arteriolar aferente y eferente

El aumento de la resistencia arteriolar aferente tiende a disminuir la presión hidrostática del


capilar, disminuyendo así su filtración glomerular. Pero si se termina su resistencia aumenta
también su filtración.

En cambio el aumento de la resistencia eferente, aumenta la presión hidrostática, siempre y


cuando su resistencia sea leve, pues si su resistencia aumenta intensamente provocara la
reducción del filtrado.
Fuente: Fisiología renal , Aranalde, Gabriel - 1a ed. - Ciudad Autónoma de Buenos Aires: Corpus
Libros Médicos y Científicos, 2015.

Control de la hemodinámica renal por factores humorales

El mecanismo renina angiotensina. La renina se encuentra en las células epitelioides de la arteriola


aferente y eferente. Son estímulos adecuados para su secreción la disminución de la ingesta de
sodio, del volumen del compartimento extracelular, de la presión arterial sistémica y de la
actividad simpática. Su producto más importante es la angiotensina II( puede ser paracrino u
hormonal) La formación intrarrenal es más intensa y contribuye a mantener la Velocidad de
filtración glomerular por vasoconstricción sobre la arteriola eferente.

Puesta esta produce una ligera contracción eferente aumentando la filtración. También produce
una disminución de la resistencia arteriolar, estos dos factores influyen en el aumento del filtrado,
en el caso se encuentre disminuido la cantidad de NaCl.

También influye en la filtración diferentes tipos de hormonas que producen contracción o


vasodilatación como las siguientes enumeradas en el siguiente cuadro.

Hormonas vasoconstrictoras y vasodilatadoras que afectan el flujo sanguíneo y velocidad de


filtración
Fuente: Fisiología renal , Aranalde, Gabriel - 1a ed. - Ciudad Autónoma de Buenos Aires: Corpus
Libros Médicos y Científicos, 2015.

5. Haga un diagrama de la reabsorción y secreción tubular

 TÚBULO CONTORNEADO PROXIMAL


En el túbulo contorneado proximal son reabsorbidos a la circulación sanguínea alrededor
del 50-60% del agua filtrada, iones de sodio, cloro, calcio, bicarbonato y magnesio, toda la
glucosa y la mayoría de los aminoácidos. Ante la eventualidad de que algunas proteínas se
hayan filtrado en los glomérulos son reabsorbidas en este sector hacia la circulación
sanguínea.

 ASA DE HENLE
En este sector se recupera alrededor del 20% del agua filtrada y el 25% de los iones de
cloro y de sodio filtrados en el glomérulo. La rama descendente del asa de Henle, que está
conectada al túbulo contorneado proximal, es permeable solamente al agua, con lo cual se
produce su absorción hacia la circulación. La rama ascendente es muy permeable al sodio
cloro, bicarbonato, potasio, e impermeable al agua. El líquido que transita por la rama
descendente se hace más concentrado debido a la importante reabsorción de agua que
tiene lugar en este tramo. Al llegar a la rama ascendente y sufrir una reabsorción de sodio
hacia el intersticio, pierde un poco esa tonicidad que traía desde el tramo anterior.

 TÚBULO CONTORNEADO DISTAL


En esta parte tubular se reabsorbe hasta un 10% del sodio y cloro filtrado que no fueron
absorbidos en el túbulo proximal. La absorción de cloro se realiza por difusión simple,
mientras que el sodio se reabsorbe con gasto de energía mediante la bomba de sodio y
potasio. Además, hay secreción de (H+) .La actividad de reabsorción y secreción que tiene
lugar en el túbulo distal produce una mayor concentración de la orina.

 TÚBULO COLECTOR
Alrededor del 20% del agua filtrada en los glomérulos es reabsorbida en el túbulo
contorneado distal y en el túbulo colector por la acción de la hormona antidiurética,
encargada de aumentar la permeabilidad al agua en ambas estructuras tubulares.
Determinadas situaciones hacen que el cerebro estimule la secreción de hormona
antidiurética y disminuya la diuresis (emisión de orina), por ejemplo ante hemorragias
profusas, cuadros de estrés o estados de emoción profunda. Por el contrario, es inhibida la
acción de esta hormona ante la presencia de elevadas cantidades de alcohol en sangre,
hecho que favorece la producción de orina. La falta de hormona antidiurética por
trastornos a nivel central provoca grandes pérdidas de agua por la orina (poliuria),
enfermedad conocida como diabetes insípida.
Bibliografía:

4. fuente: Fisiología renal , Aranalde, Gabriel - 1a ed. - Ciudad Autónoma de Buenos Aires: Corpus
Libros Médicos y Científicos, 2015.

5. fisiología renal de Vander,Douglas .C Eaton, John Pooler, 6 edición Lange ,Español.