Vous êtes sur la page 1sur 31

Radford, A., Atkinson, M., Britain, D., Clahsen, H. y Spencer, A. (1999).

Introducción a la Lingüística. Madrid: Cambridge University Press.


8
Introducción

'Todas las lenguas tienen palabras, y las palabras son probablemente la


unidad lingüística más fácil de entender para todos. Tal y corno la pri-
mera parte ya ha deluostrado ampliamente, para darle un sentido a los
sonidos de una emisión lingüística es necesario un buen análisis, y para
la mayoría de los hablantes de una lengua no siempre es fácil identificar
estoS sonidos. De forma sÍluilar, las oraciones no tienen la misma inme-
diatez intuitiva que tienen las palabras, una observación que probable-
mente le debe mucho al hecho de que normalmente cuando hablarnos
emplearnos secuencias de palabras que no constituyen oraciones com-
pletas. El siguiente diálogo, tan cotidiano, lo ilustra perfectamente:

(85) HABLANTE A: iDónde vas?


HABLANTE B: De tiendas.
HABLANTE A: ¿Para qué?
HABLANTE B: Para comprar calcetines.

De lo dicho en (8S), solo la primera frase corresponde a una ora-


ción completa, las demás son elípticas y no incluyen información que
Ay B pueden obtener por el contexto de su conversación.
Pero, igual que no es cierto decir que al hablar siempre articul¡lmos
plenamente la secuencia de sonidos que tiene que ser una palabra (véan-
se los ejemplos de elisión y asimilación citados en la introducción prin-
cipal), tampoco lo es decir que siempre nos las arreglarnos con 'trozos
de palabras'. Imaginemos las dificultades a las que nos enfrentaríamos
si, tanto en texto hablado corno escrito, nos conformáramos fácilmen-
te. Nos podríamos tener que enfrentar (igual que A y B) a haber de
, interpretar algo corno (86):

(86) HABLANTE A: ¿Ondevá?


HABLANTE B: Deienda.

207
Segunda parte. Las palabras Introducción

HABLANTE A: ¿Paqué? forma tan notable que tienen los niños pequeños de adquirir las pala-
HABLANTE B: Pacopratines. bras, Y las cuestiones relacionadas con cómo los estudios experimenta-
les pueden arrojar luz sobre la manera de almacenar palabras en nuestra
A pesar de que estamos muy familiarizados con las palabras, dada memoria y de percibirlas y producirlas en nuestra interacción lingüís-
nuestra experiencia lingüística cotidiana, no debería sorprendernos cica diaria se tratarán en la sección 14. Algunos trastornos lingüísticos
que al estudiar seriamente las palabras lleguemos a problemas intrigan_ dan lugar a problemas que están relacionados muy específicamente con
tes, a los que a veces, con suerte, podemos dar soluciones. De los las palabras, y en la sección 15 presentaremos estas discapacidades, al
constructos lingüísticos, la palabra es probablemente el que más se tiempo que discutiremos sobre sus implicaciones. Por último, adoptan-
parece a un objeto físico, pero, como la historia de la ciencia física ha do una perspectiva sociolingüística, en la sección 16 examinaremos
demostrado, debajo de estos objetos cotidianos existe un mundo que de las cuestiones que afectan a las palabras cuando las lenguas
no podemos percibir si no disponemos de un equipo de investigación o las variedades de una lengua están en contacto.
costoso, un lllundo que está organizado de formas que pocos de noso-
tros pueden entender fácilmente. Sería llamar a confusión sugerir que
el conocimiento que realmente tenemos de las palabras (o incluso de
cualquier aspecto del lenguaje) está tan desarrollado como el de los
científicos naturalistas que estudian el mundo físico, pero deberíamos
dejarnos sorprender y llegar a cambiar juicios que son fruto de nues-
tra familiaridad y práctica con las palabras de nuestra lengua materna.
Las siguientes cuatro secciones de esta parte del libro tratan algu-
nas de las cuestiones que son irnportantes para comprender la natura-
leza de las palabras de·sde la perspectiva teórica que hemos presentado
en la introducción principal. Recordemos que habíamos propuesto
que la gramática de una lengua contiene un léxico , es decir, una lista de
las palabras que aparecen en una lengua junto con sus propiedades lin-
güísticas. En la primera parte, en particular en la sección 5 , tuvimos en
cuenta algunas cuestiones sobre la naturaleza de la inforrnación fono-
lógica que aparece en una entrada léxica, un aspecto de la forma de una
palabra. Este interés por la forma continuará en las secciones 9, 10
y 11, secciones en las que examinaremos con detalle aspectos de la
información morfológica y sintáctica que las entradas léxicas deben
contener. Además, (la mayoría de) las palabras tienen uno o más de un
significado, y la sección 12 trata algunas de las cuestiones que surgen al
considerar cómo se pueden representar las propiedades semánticas de
una palabra en su entrada léxica y qué implicaciones tiene el significa-
do de las palabras en la organización general del léxico. Una vez haya-
mos presentado un conjunto de nociones para tratar la representación
cognitiva de las palabras en el léxico, veremos otras perspectivas teóri-
cas diferentes a las de la introducción. El tema de la sección 13 será la
208 209
9
Clases de palabras

El primer paso que heIllos de dar para llevar a cabo un estudio cientÍ-
fico de la naturaleza ·de las palabras es establecer los diferentes tipos de
estoS eleIllentos que aparecen en las diferentes lenguas. Es fácil demos-
trar que los hablantes nativos disponen de inforIllación sobre estas cla-
ses y que, adeIllás, esta inforIllación les es útil para predecir cosas.
Supongamos, por ejeIllplo, que OÍIllOS la frase de (87):

(87) Ha llegado una plinglén

No sabeIllos lo que significa plirtglérz, desde luego, pero podemos


inferir inmediatamente que plirzglérz es el tipo de expresión que apare-
ce en construcciones COIllO la plirzglérz, dos plirzglerzes) cada plínglén que ha
/legado, etc. Es decir, (87) nos permite asignar plinglén a una clase parti-
cular de palabras, y una vez sabenlos a cuál pertenece, taIllbién sabe-
mos muchas cosas sobre qué posibilidades tiene de aparecer en un
deternúnado contexto de una lengua determinada. Así pues, es razo-
nable suponer que la clase a la que una palabra pertenece está especi-
ficada en la entrada léxica de esa palabra. En esta sección nos enfren-
tamos, pues, a la tarea inIllediata de establecer los criterios que nos
permiten asignar palabras a diferentes clases .

i Categorías léxicas

Una distinción que nos es familiar es la que se hace entre nombres


(N) y verbos (V), una distinción que, para el castellano, podeIllos jus-
, tificar de diferentes forIllas . Por ejeIllplo, los nombres a Illenudo se
refieren a tipos de objetos concretos en el Illundo (como pastel, motor,
luna, camarero, y, ahora taIllbién, iplinglénf). En cambio, los verbos nor-
malmente se refieren a actividades (chocar, robar, aplaudir, roncar). Ade-
211
Segunda parte. Las palabras Clases de palabras

más, los verbos y los nombres tienen formas diferentes: la mayoría de binarse con un nombre, lo hacen siempre siguiendo un orden fijo (un
los nombres tienen una forma especial para el plural (motor motores), hombre guapo, ';'guapo un hombre, el viejo motor, ';'viejo el motor).
mientras que los verbos tienen un número mayor de formas posibles, podemos atribuir una propiedad poniendo el adjetivo detrás de cual-
como se muestra en las oraciones de (88): quier forma del verbo ser para formar una oración (el hombre es guapo,
el motor era viejo). Algunos adjetivos tienen formas especiales que indi-
(88) a. Eugenia aplaude mi propuesta can el grado en que la prC?piedad que atribuimos es verdad de algo; son
b. Juan y Eugenia aplauden mi propuesta la forma comparativa, mayor, 'en un grado más alto que', y la forma
c. Las niñas están aplaudiendo a los payasos superlativa,guapísimo, 'guapo en el grado más alto'.
d. Las niñas aplaudían a los payasos Una cuarta clase de palabras son los adverbios (ADV). Así como
un adjetivo modifica a un nombre, un adverbio modifica típicamente
Tercero, los nombres y los verbos se combinan de forma diferente a un verbo, a un adjetivo o a otro adverbio, indicando cómo, cuándo o
con otras palabras para formar frases. Por ejemplo, un nombre irá nor- por qué ha sucedido algo o el grado en que una propiedad caracteriza
malmente precedido de un artículo definido (el/la/los/las) o indefi- a un individuo o un evento. Los ejemplos que ilustran estas tres formas
nido (un/una/unos/unas), pero un verbo no puede seguir a estos de utilizar los adverbios figuran en (90) -los adverbios modificadores
artículos e el aplaudían, ,;. un aplaude). Si hacemos una frase que conste aparecen en cursiva y los elementos modificados en negrita:
de un artículo y un· nombre, a menudo irán detrás de un verbo for-
mando así una frase más larga (roba url motor, aplaudió la propuesta) (90) a . El camarero sirvió rápidamente la sopa
-decimos que un motor y la propuesta funcionan en estas construccio- b. El motor es realmente viejo
nes COlTIO el complemento de los verbos roba y aplaudió. Sin embar- c. El público aplaudía al payaso muy efusivamente
go, los verbos por sí m,ismos no pueden, por lo general, funcionar
como complelnentos de otros verbos e roba aplaudían, ,;. aplauden cho- (Nótese que, en (90c), el adverbio éjusivamente, a su vez modifica-
cas). Por otra parte, una secuencia de artículo-nombre puede combi- do por muy, modifica al verbo aplaudía).
narse con un verbo para fonnar una oración completa (el camarero Podemos formar adverbios a partir de la mayoría de adjetivos aña-
ronca) -aquí el camarero funciona como el sujeto de la oración (véase diéndoles -mente: fe lizmente, lentamente, independientemente, ete. Pero
sección 17 para estudiar más detalles de sujetos y complementos). De también hay adverbios muy corrientes que no tienen esta característi-
nuevo, los verbos por sí nUSll1.os no suelen cumplir esta función C· roba ca: muy, bien, ayer.
chocas, ';'chocas ronca). En general, decimos que los sujetos y los comple- Otra importante clase de palabras es la que ilustramos en (91):
mentos son argumentos de los verbos y que una oración simple típi-
ca, como la de (89), consta de un verbo (roba) y sus argumentos (el (91) a. Eugenia estaba sentada bajo un árbol
camarero, un pastel): b. Deberían quedarse hasta el final
e. Es el final de las noticias
(89) El camarero roba un pastel d. Hubo una conferencia sobre diferentes políticas económicas

Una tercera gran clase de palabras reconocida por la gramática tra- Las palabras en cursiva de (91) preceden a nombres (o frases for-
dicional es la de los adjetivos (A). Estos, típicamente, hacen referencia madas en torno a un nombre, como url árbol o diferentes políticas). Su
a propiedades que poseen las personas o las cosas y se utilizan para función característica es relacionar objetos, personas o eventos en el
modificar nombres, por ejemplo, hombre guapo, viejo motor. Aunque espacio o en el tiempo (bajo, hasta), aunque a menudo la relación es más
podemos decir que comparten con los artículos la posibilidad de com- abstracta; es el caso de (91c, d). Llamamos a las palabras de esta clase
212 213
Segunda parte. Las palabras Clases de palabras

preposiciones (P), y carecen de la capacidad de tener diferentes for- morfología derivativa (porque derivamos de una palabra otra nue-
mas c=. bajos, ':. sobreían, ':. deísimo, ':. hastamente). va). Típicamente son los nombres, los verbos y los adjetivos los que
Hasta ahora, hemos distinguido cinco clases de palabras o catego_ sufren procesos derivativos que les permiten cambiar su categoría.Vol-
rías léxicas. Para hacerlo hemos recurrido a tres tipos de criterios para veremos a tratar estos procesos de forma más sistemática en la próxinu
establecer cada categoría: el criterio sem.ántico (basándonos en el sig- sección.
nificado), el criterio morfológico (según las formas posibles de la pala-
bra) y el criterio sintáctico (teniendo en cuenta su comportamiento en
frases). Todos estos criterios aplicados conjuntamente identifican bas- Categorías funcionales
tante bien nuestras diferentes clases. Pero también es importante preci-
sar que en muchos casos para palabras concretas hay un tipo de criterio Las clases mayores de palabras en castellano son J;1ombres, verbos, adje-
u otro que no funciona. Por ejem.plo, algunos nombres se refieren a tivos, adverbios y preposiciones, y lo n1.ás normal es que las encontre-
ideas abstractas y no a objetos concretos (justicia, idea, cantidad); incluso mOS listadas en los diccionarios junto a su significado (véase sección 12) .
peor, hay nombres como juego y habla que se refieren a tipos de activi- Sin embargo, no todas las palabras que hay en una lengua tienen un
dades, que es el criterio semántico que hemos utilizado para recono- significado tan claro corno estas, y, de hecho, hemos todavía de exten-
cer verbos. Para otros nombres, el criterio de la posibilidad de formar der el número de clases de palabras que se han de reconocer en la gra-
el plural no funciona porque hay nombres que no tienen forma plural mática de una lengua. Veamos las palabras en cursiva del siguiente
e:· trigos) o porque se emplea la misma forma para singular y plural ejemplo:
dosis - las dosis) o porque solo tienen forma plural C- víver - víveres).
También es cierto que h ay verbos que se refieren a estados y no solo a (92) Carlos piensa que María y Carlota han estado visitando a Eugenia
actividades (yacer, aparentar), y, conforme vayamos avanzando, nos ire- para pedir ayuda sobre uno de los ejercicios que tenían que estar aca-
mos encontrando con más dificultades para aplicar estos criterios con bados para la próxima clase de morfología.
rigurosidad. A pesar de estos problemas, no cabe la menor duda de que
las entradas léxicas del léxico han de llevar una indicación de a qué cla- No es tan fácil empezar a atribuir un simple significado a estas pala-
se de palabras pertenecen (ejercicios 1, 2 Y 3). bras como lo hacíamos con las palabras de nuestras clases mayores. Por
Un ejemplo especialmente interesante de cómo se rompen las ejemplo, imaginemos que alguien que no sabe mucho castellano nos
correlaciones semánticas surge al observar que en castellano es posible pregunta qué significa piensa o ejercicios en la frase de (92). Como las cla-
forn1.ar nuevas palabras de muchas maneras . Por ejen1.plo, podemos for- ses mayores de palabras normalmente denotan objetos, ideas, eventos,
mar el nombre felicidad a partir del adjetivo feliz. Sabemos que jezicidad estados, propiedades y cosas así, los hablantes nativos del castellano
es un nombre porque puede ir precedido de un artículo defmido podrán normalmente recurrir a estas características para responderle.
felicidad de Juan), y que no se trata de un adjetivo porque no tiene for- Pero supongamos que, en cambio, nos pregunta qué significan en (92)
ma superlativa C:felicidadísima). Así,felicidad es un nombre que denota que o de o para; seguramente no tendremos una respuesta tan clara. Una
la propiedad de ser feliz. Por tanto, en este caso, tanto el nombre .como forma mejor de saber qué significan estas palabras es pensar que están
el adjetivo parecen denotar una propiedad, con lo que los CrItenos cumpliendo unafunción determinada dentro de la oración. Por ejemplo,
semánticos para establecer la pertenencia a una clase no nos son útiles. de que (tal como está utilizada en 92) se ha dicho tradicionalmente que
Este ejen1.plo no es nada excepcional e ilustra el proceso de forma- es una conjunción subordinan te. Se coloca al principio de la oración
ción de palabras. La palabra felicidad se ha formado añadiendo María y Carlota han estado visitando a Eugenia ... para indicar que la cláu-
su6jo -idad afeliz (el cambio ortográfico es irrelevante ahora, y no tIe- sula que introduce es, por ejemplo, una afirmación y no una pregunta.
ne efectos sobre la pronunciación). Nos referimos a este proceso como La palabra para en para pedir señala que este era el propósito de la visita
215
214
1
Segunda parte. Las palabras
Clases de palabras

d e María y Carlota, ITlÍentras que la palabra que en tenían que es tar aCa- (93) a . El reloj está parado
bados está ahí simplemente porque p arece qu e la g ram ática del castella_ b. El partido fu e visto por millon es d e espectadores
no establece que el verbo tener en su significado d e 'obligación' debe ir c. H emos perdido el rastro nuevamente
seguida d e que y d e la forma infinitiva d e otro verbo (nótese que deber,
un sinónirno d e este tipo d e tener, no exig e es te que; por el contrario,
Es más t:kil ver que los ve rbos auxiliares se comportan d e forma
sería agramatical añadirlo: los ejercicios que debían estar acabados / debían
muy dife rente a como lo hace n Jos verbos léxicos (V) en lenguas
que estar acabados). Desde otra p erspec tiva basta nte dife rente, que parece
como el inglés, donde podemos estudiar el papel que desempeña n en
d e pende r d e alguna forma de los ejercicios (qu e son los qu e tienen que la formulación de preguntas:
estar acabados) y carece de significado por sí ITlÍsmo. Invitamos al lector
a reflexionar sobre el resto de las palabras en c ursiva de (92). (94) a . Harriet is studyin g linguistics
Se conocen corno palabras graITlaticales o funcionales las que, (' Harriet está es tudiando lingüística')
COUlO las ante riores, no d e notan ni objetos, ni ideas, ni n a da parecido,
b. Js H a rriet studying ling uistics?
y pertenecen a las clases conocidas como categorías funcionales. Se (' ¿Está Harriet estudia ndo lingüística?')
distinguen de los nombres, ve rbos, adjetivos, adverbios y preposiciones,
que normalme nte se llaman palabras léxicas. Esta distinción es útil (95) a . Tom can speak Urdu
no solo para la descripción de le ngu as individuales , sino tambié n e n el ('Tom puede hablar Urdu')
estudio d e la adquisición d el le ngu aj e y e n el estudio de los trastornos b. Can Tom speak Urdu?
lingüísticos (véanse secciones 13,24 Y 26). (,¿Puede Tom hablar Urdu?')
Hay una importante relación en tre las palabras gramaticales y las
léxicas, ya que a lnenudo los criterios sintácticos para asignar palabras
En estas oraciones d el inglés podemos ver que la formación de
a categorías léxic as están basados en tipos específicos de palabras g ra-
preguntas implica un 'moviITlÍento ' del verbo auxiliar a la p osición ini-
m aticales. Por ej e mplo, antes se h a señalado que los nombres pueden
cial de la estructura. Los verbos léxicos no se 'mueven' de esta forma
ir precedidos de un artículo definido o indefinido (el/la / los / las o
en inglés moderno (véanse secciones 21 y 22 para una explicación Ulás
un/una/unos/unas) . La función del artículo es (no entraremos por aho- detallada) :
ra en más detalles) h acer que aquello a lo qu e se refiere el nombre sea
más o menos específico. Si decimos he comprado un coche nos estamos (96) a. Harriet studies linguistics
refIrie ndo simple lnente a un evento d e 'co'mpra de coch e ' por nu estra ('Harriet estudia ling üística')
parte, sin ning una implicación sobre el coche al que nos estamos refi- b. Studies Harriet linguistics?
riendo; p e ro, si d ecünos he comprado el coche, e nto n ces h e m.o s de asumir (,¿Estudia Harriet lingüística?')
que nuestro interlocutor ya sabe de qué coc he estamos hablando (por
ejen,plo, porque ya l o hemos mencionado antes) . Podemos se r mcluso
Además, en inglés podemos n egar una oración situand o not ('no')
más esp e cíficos con los deITlostrativos, este, ese y aquel. Los artículos y detrás del verbo auxiliar:
los demostrativos pertenecen a una clase de palabras gramaticales lla-
mada deterITlinantes (D). N o rmalm.e nte los encontran,os delante de (97) a. Harriet is studying linguistics
los non,bres, aunque los d e terITlÍnantes pueden estar separados de estos ('Harriet está estudiando lingüística')
por uno o más adjetivos, por ejemplo : un nuevo, brillante y carísimo coche. b. Harriet isn't studying linguistics
Los verbos también puede n ir precedidos de un tipo de palabra
(Harriet está no estudiando ling üística)
gramatical, los verbos auxiliares (AUX), como haber, ser, estar: ('Harriet no está estudiando lingüística')
216
217
Segunda parte. Las palabras Clases de palabras

De nuevo, esto es iInposible con verbos léxicos: Otro tipo de palabra gramatical es la que ilustrábamos en (92)
I con y. A estas palabras se les llama conjunciones coordinantes
(98) ':. Harriet studiesn't / studies not linguistics (CON]), y podernos ver más ejemplos en (99):
('Harriet estudia no lingüística')
(99) a. travieso pero gracioso
Lo que podernos ver de forma inmediata es; pues, que los verbos b. la bolsa o la vida
auxiliares no solo son útiles para permitirnos asignar verbos léxicos a e. Eugenia es inglesa pero habla castellano
su clase, sino que también tienen propiedades distintivas que justifican
el reconocer que hay una categoría gramatical diferente, AUX. Estas conjunciones sirven para juntar palabras o frases y formar fra-
Otra importante clase de palabra gramatical es el pronombre ses más largas del mismo tipo, como en (99a, b), o para unir oraciones
(PRN). Este es un grupo de palabras cuyos miembros (dicho en gene- enteras para formar nuevas oraciones, corno en (99c) .
ral) sustituyen a una expresión nominal (COIllO Juan, el presidente, ellibrv La conjunción subordinante que ya ha sido mencionada al
de Pedrv, ete.) . Los pronombres más comunes son los personales, que hablar de (92). Según la teoría lingüística moderna, las palabras de esta
se pueden describir (parcialmente) a partir del número (singular/plu_ clase se conocen como complementantes o complernentadores (C),
ral), el género (masculino/femenino) y la persona (primera cuando el ya que uno de sus usos más importantes es introducir complementos
hablante está incluido, segunda para el interlocutor cuando el hablan- oracionales. Podernos ver otro ejemplo de esta clase en (100):
te se excluye y tercera en los demás casos):
(100) Antonio se pregunta si lloverá

Hasta este momento hemos visto que era necesario reconocer por
lo menos cinco categorías léxicas (N,V,A, ADV, P) Y además varias cate-
número singular plural
gorías funcionales (D,AUX, PRN, CON], C).También hemos visto que
persona
la pertenencia a una categoría determinada estará especificada en el
primera yo nosotros nosotras léxico corno parte de la representación léxica de cada palabra. Sin áni-
me/mí nos mo de pretender que el conjunto de categorías que hemos presentado
segunda tú vosotros vosotras esté ya completo, ahora, sin embargo, vamos a centrarnos en los verbos
usted ustedes yen algunos de los problemas que surgen al considerar sus propiedades
te/ti os morfológicas, concretamente estudiando el caso de los verbos ingl,eses.

tercera él/ello/ella ellos/ellas


lo/la/le los/las/les
se/sí Las propiedades morfológicas de los verbos ingleses

Esta tabla nmestra que nvsotrvs / rwsvtras / nvs son pronoIl1.bres de pri- Los verbos ingleses tienen una forma simple, corno read ('leer'), write
mera persona del plural, que éllellv / ella / lv / la/le lo son de tercera per- ('escribir'),format ('formatear'), llamada la forma base. Pero, al ver los
sona del singular, ete. También podemos considerar que nombres como verbos en oraciones como Tom reads cvmics ('Tom lee tebeos'), Dick
Alicia o manz anas son con1.O formas de tercera persona (singular y plu- wrítes poerns ('Dick escribe poemas'), The girl formals disks ('La chica
ral, respectivamente) porque pueden ser reemplazadas por los pro- formatea disquetes'), observarnos que tienen una forma especial que
nombres personales correspondientes: ella y las. consiste en añadir a lo que hemos llamado la forma base un sufijo -s.
218 219
Segunda parte. Las palabras C lases de palabras

Es ta forma se u sa siempre que la palabra o la frase que se reflere a la tOmarte e n serio' ) . E n este caso, el tiemp o pasado está indica ndo que
persona que está leyendo, escribiendo o formateando (es decir, al uj e- el evento ocu rrió a ntes d el e n el qu e (10 1a) se h a pronun-
to) es tercera p ersona d el singular y qu e el verb o está en tiemp o pre- ciado. La forma took es, de h echo, una fo rma irre gular del tiempo pasa-
se nte. La forma -s no se utiliza para ninguna otra persona, ni c uando do, ya que los verbos regulares ingleses forman el tiempo p asado
el suj e to es primera del singular, 1 ('yo'), ni del plural, we ('nosotros'), añadiendo el sufijo (ortográfico) -(e) d. Esta es la razón p or la que es
ni cuando es segunda , you (' tu /vosotros'), ni tampoco para suj e tos en corriente referirse a esta fonna la forma -d d e un verbo. Los ve r-
tercera persona del plural: I / we / you com ics) the girlswrite / bos en (101 b, c) están en formas especiales u sadas con los auxiliares be
poems . Debido a la exist encia de estas fonnas verbales difere n_ ('estar' e n este caso) en (101b) y have (' habe r') en (101c). Llamamos a
tes según la perso n a del prononl bre, decimos que el ve rbo concuerda estas formas el participio presente (o forma progresiva) y el parti-
con su sujeto. En inglés, este siste m a d e con cordancia h a d esap arecido cipio perfecto, respec tivamente. A m e nudo nos referimos al primero
casi por completo (de h ech o, en algunos dialectos ya ni existe, véase como la forma -ing del verbo, por la razón obvia de que se forma aña-
sección 16), siendo la forma d e concordancia d e t ercera persona del diendo el sufijo - ing a la forma base del verbo. De forma parecida,
sin gular para el presente su último vestigio. podemos caracteriza r el participio perfecto como la forma -n, aunque
Las formas d e con cordancia especiales para los suj etos e n te rcera hemos de tener en cuenta que, a pesar d e lo dicho, todos los verbos
persona del singular so n una característica d e los verbos como una cla- regulares añaden el sufijo - ed y no -en (por ejemplo, he has walked a long
se. En (101) podemos ver o tras formas esp eciales de esta clase: way, 'él ha andado un largo canlino', o she has jump ed over the stream,
'ella h a saltado . sobre e l arroyo'). Incluso e n estas circunstancias, sin
(101) a. H arr ie t loo k a picture of Dick embargo, ¡sigu en refiri é ndose al participio p erfecto acab ado en -ed
('Harriet tomó una fotografia de Dick') como la forma -n del verbo! En la próxima sección d aremos algunos
b. H arri e t is taking a picture of Dick motivos d e esta aparente contradicción (ejercicio 4).
('Harriet está to m and o una fotografía de Dick') Cuando una palabra aparece con diferentes formas dependiendo
c. H arriet h as taken a picture of Dick del papel gram atical qu e tie ne en la oración d ecimos que flexiona o
('Harriet ha to mado una fotografía d e Dic k') que está flexionada. Una categoría como el tiempo verbal se dirá que
d. A picture of Dick was takm by H arriet es una categoría flexiva . La categoría del tiempo verbal, en inglés, tie-
('U na fotografia d e Dick fue to m a da por Harriet') 1 ne dos fonnas, pasado y no-pasado , se ñalado e n el caso que estamos
viendo por took (pasado) frente a take/takes (no-pasado). Los valores
Otra característica d e las fo rmas verbales inglesas es que señalen el específicos de una ca t ego ría flexiva d e este tip o se llaman propieda-
tiempo e n el que una acción o evento h a su cedido. En (101a), el even- des flexivas, y de ellas comentaremos algunas cuestiones más en la
to d e tom.ar una fotog r afia se prese nta como tenie ndo lu ga r en el pasa- próxim a sección,
do, mientras que en (101b) se presenta como ocurri end o en el Antes h e m os apuntado que la frase que se refería a lo qu e fu e ra 'que
prese nte . En (101 c), el evento sucedió en el p asado, pero gracias al uso llevaba a cabo la acción denotada por el verbo era lo que llamábamos
d e l au x iliar have (,haber'), la acció n se p e rcibe com.o si aún es tuviera el sujeto d e la oraci ó n. Además, a la frase que se refle re a lo que sea que
relacionada con el presente (de forma que, según 101c, se p odría enten- se ve afectado por la acción d enotada por el verb o, un tipo d e com-
der qu e la fotografía d e Dic k es tá disponible y se puede ver). La utili- plemento, la el objeto del verbo. Pero hay mu c hos verbos
zación de ia fo rma esp ecial look ('tomó') e n (101a) señala el Tiempo como dormir y brincar que se refieren a estados o ac tivida d es qu e n o se
verbal, que básicamente se utiliza para indica r el m omento e n el que el dirigen a o tra entidad ; como consecu encia de ello, estos verbos no
evento tuvo lu gar -pero también tiene u sos secundarios, corl1.o en pu eden aparecer con obj e tos y decÍlnos que son verbos intransitivos.
1 wish I took )lou seriously, ' yo d esearía yo to m é a ti en serio' ('desearla Ya los verbos que sí t oman objetos los transitivos.

220 221
Seg unda parte. Las palabras Clases de palabras

Pero la sencilla descripción que acabarnos de hacer se com.plica al al verbo (walk walked, 'andar'), pero take ('tornar') tiene la forma
enfrentarse con el ejemplo (101 d). Aquí, Harriet es todavía la que hace irregular took. E l inglés tiene cerca de doscientos verbos irregulares des-
la fotografia, y aún es la fotografia la que se ve afectada por la acción de el punto de vista de su flexión. Las implicaciones de estas observa-
de ser tomada (ya que está siendo creada). No obstante, y gramatical_ ciones para la estructura del léxico son evidentes. Como el léxico es
mente hablando, a pícture cif Díck ('una fotografia de Dick') es el suj eto un repositorio de las propiedades lingüísticas idiosincrásicas de las pala-
de (101d), lo que se hace evidente si tenemos en cuenta la concordan_ bras, si un verbo es regular en lo que respecta a la flexión, no habrá
cia en (101d) y la comparamos con la de (102): necesidad de especificar todas sus formas flexivas en el léxico. Así, la
entrada léxica del nombre train ('tren') no contendrá ninguna indica-
(102) Pictures of Dick were taken by Harriet ción de que la forma plural de esta palabra es trairzs ('trenes'); y la entra-
('Fotografias de Dick fueron tomadas por ·Harriet') da léxica del verbo jurnp ('saltar') no incluirá la información de que este
verbo tiene una forma tercera persona del singular en presente que es
Aquí la forma were es la apropiada para un sujeto en tercera perso- jumps, otra forma para el pasado que es jurnped, etc. Estos hechos son
na del plural C:-píctures cif Dick was takerz by Harríet, 'fotografias de Dick enteramente predecibles, y por tanto no es necesario especificarlos.
fue tomada por Harriet'), confirmando este intercambio de papeles Pero el hecho de que wornen ('mujeres') sea la forma irregular plural de
gramaticales, que es un fenómeno sistemático que afecta a los verbos IVoman ('mujer') constará en la entrada léxica de wornan, igual que
transitivos. Cuando sucede, el verbo aparece en otra forma flexiva espe- constará el hecho de que gave es la forma del pasado de gíve (,dar') en
cial (idéntica a la del participio perfecto) y está acompañada por el la entrada léxica de esta última, etc.
auxiliar be ('ser'), el antiguo objeto se convierte en el sujeto de la nue-
va forma verbal, mientras que el antiguo sujeto puede o bien ser intro-
ducido por la preposicié?n by ('por'), corno sucede en (101d), o bien Clases flexivas en castellano y ruso
omitirse por entero. El término tradicional empleado para distinguir las
oraciones en las que las relaciones de sujeto y objeto han cambiado es Al centrarnos en el inglés hasta ahora, hemos visto que el único tipo
voz. Así, decirnos que (101a) está en (voz) activa, mientras que (101d) de información flexiva que ha de constar en las entradas léxicas de las
está en (voz) pasiva. La forma verbal taken (,tomada') en (101d) es el palabras es el que muestra irregularidades. Sin embargo, las diferencias
participio pasivo, y es algo usual referirse a él , corno al participio en la flexión no siempre son el resultado de irregularidades, es decir,
perfecto formado de idéntica forma, corno la forma -n del verbo (véa- que hay lenguas en las que nos encontrarnos que hay palabras regu la-
se sección 21, págs. 463-466, para conocer más características de las res que caen dentro de clases flexivas diferentes, que no pueden prede-
construcciones pasivas). cirse a partir de ninguna otra propiedad de la misma palabra. Cerrare-
El inglés apenas tiene flexión. Los nombres solo tienen dos formas, mos esta sección viendo brevemente algunos ejemplos de este tipo ' de
singular y plural, y los verbos tienen pocas formas si las comparamos lenguas.
con las que tienen otras lenguas como el castellano, por ejemplo. En En la tabla 22 vemos ejemplos del verbo castellano hablar. En cas-
inglés, la concordancia con el sujeto solo se da con sujetos en tercera tellano, el verbo también concuerda con su sujeto, pero podernos ver
persona del singular, y siempre y cuando no esté en tiempo pasado inmediatamente que su sistema de concordancia es mucho más 'rico'
-con las excepciones de las formas de be ('ser') como en I was ('yo que el sistema inglés que acabarnos de describir. Además, los verbos
fui'), you were ('tu fuiste'), etc. No todas las palabras flexionan exacta- castellanos tienen varios lUodos, o formas verbales que expresan las
mente de la misma manera, desde luego. Las lenguas tienen irregularI- actitudes de los hablantes con respecto a lo que están diciendo. Para
dades en su morfología. Por ejemplo, y como ya hemos mencionado, las afirmaciones normales se emplea el lUodo indicativo, y para
la forma regular de obtener un tiem.po pasado consiste en añadirle -ed expresar duda, posibilidad y cosas así, el lUodo subjuntivo. El caste-
223
222
Segunda parte. Las palabras Clases de palabras

llano también tiene formas diferentes dependie ndo del tiempo; formas
de pasado y formas de futuro que también concuerdan de forma siste_
número persona presente presente pasado
m ática (a diferencia de lo que veíamos en inglés). Cada verbo tiene,
de de de
además, una forma de infinitivo.
indicativo sUbjuntivo indicativo
sing. 1 parto parta partí
2 partes partas partiste
3 parte parta partió
número persona presente presente pasado
plural partimos partamos partimos
de de de
2 partís partáis partisteis
indicativo subjuntivo indicativo
3 parten partan partieron
sing. 1 hablo hable hablé
2 hablas hables hablaste
3 habla hable habló
Todos los verbos regula res castellanos tienen las propiedades flexi-
plural 1 hablamos hablemos hablamos vas ilustradas en una de estas tres tablas. Así, a partir de estas propieda-
2 habláis habléis hablasteis des podernos dividir todos los verbos en tres clases flexivas, llamadas
3 hablan hablen hablaron tradicionalmente conjugaciones. La pertenencia de un verbo a una
conjugación determinada es una propiedad puramente morfológica de
dicho verbo. No hay ningún motivo especial por el que, por ejemplo,
No están todas las formas posibles, pero tampoco es este el punto hablar no pudiera haber sido conjugado corno partir. Dada nuestra
en el que querernos ahora . Lo que ahora nos interesa se ve visión de corno está constituido el léxico, la consecuencia de que haya
al comparar la tabla 22 con las tablas 23 y 24. conjugaciones es que cada verbo deberá incluir e n su entrada léxica
información sobre su conjugación. Así, en la gramática del castellano,
la entrada léxica de hablar debe incluir una indicación de que se trata
de un verbo de la primera conjugación. Es especialmente importante
presente pasado
hacer notar que, sin embargo, esto no quiere decir que toda la infor-
número persona presente
de de de mación flexiva incluida en la tabla 22 haya de constar en la entrada
indicativo subjuntivo indicativo léxica del verbo; corno verbo de la primera conjugación que es, hablar
es completamente regular, y todas sus formas flexionadas pueden
sing. temo tema temí
derivadas mediante reglas generales .
2 temes temas temiste
En algunas lenguas, los nombres también tienen sistemas flexivos
3 teme tema temió
mucho más elaborados que la oposición singular/ plural que hemos
plural 1 tememos temamos temimos visto antes. En las tablas 25- 28 vernos algunas formas de nombres
2 teméis temáis temisteis rusos, en transcripción ancha (todas las palabras tienen el acento en la
3 temen teman temieron
I primera sílaba, excepto en las varias formas de sonata que lo tienen en
la segunda sílaba; por otro lado, en la transcripción que presentarnos, el
diacrítico ' indica palatalización, por lo que la articulación estándar
de [t] , [1), etc., se ve acompañada por la elevación de la lengua hacia el
224 225
Segunda parte. Las palabras C lases de palabras

Dativo ('a . .. ') kost'i kost'am


paladar duro (en el AFI, este diacrítico aparece corno j) . Los nombres,
Instrumental ('con .. . ') kost'ju kost'ami
en ruso, flexionan según el número, como en los nombres ingleses,
preposicional ('sobre ... ') kost'i kost'ax
pero también flexionan según el caso. El caso es una forma especial
del nombre que podríamos decir que se corresponde con una combi_
nación de preposición y nombre en castellano. Además, el caso nonlÍ_
nativo se usa con los nombres que funcionan corno sujetos, y el
Número singular plural
acusativo para los objetos.
Caso
. Nominativo (suj.) bl'udo bl'uda
singular plural Acusativo (obj.) bl'udo bl'uda
Número
Genitivo (' de ... ') bl'uda bl'uda
Caso Dativo (' a .. .') bl'udu bl'udam
kodi Instrumental ('con . . . ') bl'udom bl 'udami
Nominativo (suj.) kod
kodi Preposicional ('sobre ... ') bl'ude bl'udax
Acusativo (obj.) kod
Genitivo ('de . . . ') koda kodov
Dativo ('a . .. ') kodu kodam Corno antes, que las palabras son de una clase flexiva arbi-
Instrumental ('con . . . ') kodom kodami traría (aunque de cada una de estas clases, la flexión es
Preposicional ('sobre ... ') kode kodax te regular), y este tipo de clases nominales son lo que llamamos
declinaci,o nes. El ruso tiene también un sistema de género: todos los
nombres tienen género masculino, femenino o neutro. Por lo general,
la correspondencia es Clase I = masculino, Clase II, III = femenino,
Número singular plural
Clase IV = neutro. No obstante, esta correspondencia no es perfecta .
Caso . Por ejemplo, la palabra rnuzcina ([mu3tJina)) se declina corno un nom-
sonata sonati bre de la Clase I y debería ser femenino, pero de hecho es masculino.
Nominativo (suj.)
Acusativo (obj.) sonatu sonati ¡Quizá no sea del todo sorprendente, dado que la palabra en cuestión
Genitivo ('de .. . ') sonati sonat significa 'hombre'!
Dativo ('a . . . ') sonate sonatam
Instrumental ('con . . . ') sonatoj sonatami
Preposicional ('sobre .. . ') sonate sonatax

Número singular plural

Caso
Nominativo (suj.) kost' kost'i
Acusativo (obj.) kost' kost'i
Genitivo ('de ... ') kost'i Kost'ej

226
10
Construyendo palabras

En la seCClOn anterior nos hemos referido a procesos, tanto flexivo s


"Como derivativos, que nos permiten formar palabras a partir de otras
palabras. El área "de la lingüística que estudia los procesos de formación
y la estructura interna de las palabras se llama morfología, y en esta
sección presentaremos algunas de las ideas más importantes en este
dominio ilustrándolas mediante su aplicación a la estructura de la pala-
bra en castellano.

Morfetnas

En castellano, muchas palabras pueden ser divididas fácilmente en


componentes más pequeños. Veamos palabras corno p escador, rotulador
y limpiador. Las tres son nombres relacionados con los verbos pescar,
rotular y limpiar, respectivamente, y todas significan más o menos 'per-
sona o cosa que realiza la acción del Verbo' . Es fácil ver que es la ter-
núnación -dor (también -dora en otras palabras corno lavadora,
cosechadora,fotocopiadora) la que aporta este nuevo aspecto del signifi-
cado, con lo que podernos decir que - dor/-dora crean un nombre a
partir de un verbo. También podernos crear nuevos verbos a partir de
otros verbos, corno ilustran las siguientes parejas: pescar re- pescar, 'rotu-
lar re-rotular, limpiar re-limpiar. Ahora el nuevo verbo empieza por
re-, y significa 'hacer la acción del Verbo otra vez'. En ambos casos, la
palabra compleja consta de varios componentes, cada uno con su pro-
pio significado. Podernos llamar a estos componentes tnorfetnas, y
para poder identificarlos más fácilmente los podernos separar por
medio de un guión (por ejemplo, pesca- dor). Es frecuente ver que se
define un morfema corno el signo lingüístico tnínitno. Lo que esto
significa es que el morfema es el componente más pequeño de una
palabra que contribuye a su significado. Pronto veremos que si quere-
231
S egunda paree. L as palabras Constru yendo palabras

m.os suscribir esta definición tendre mos que entender la palabra 'sig- c. [v des [v [N cifra] ] ]
nifi cado ' de form.a bastante amplia.
En pescador te n e mos un morfema, -dor, pegado a una palabra, pesca. t t t ttt
Pero . no pode mos dividir pesca en m.orfe m as más pequeños. Esto signi-
fic a que podemos decir que la palabra pesca es por sí misma un úni co d. [A [v des [v [N cifra] ] ] ble]
morfe ma. Un morfelna que puede aparecer tam.bién con"lO una palabra
es lo que llan"lamos un morfema libre. Por el contrario, -dar/-dora y
re- no pueden funcionar como palabras por sí nusmos y se les llama
tt t t ttt t
morfemas ligados . Una d e las formas de los verbos pescar, rotular y e. [A in [A[V des [v [N cifra] ] ] ble] ]
limpiar es el punto d e p artida para la derivación d e pescador, rotulador
y limpiador, en el se ntido d e que estos verbos especifican la actividad
que lleva a cabo la persona a la que pescador y los demás ejemplos ante-
t tt t t ttt tt
riores se refieren. Por tanto, asurnimos que -dar y re- van pegados a los f. [N [A in [ [A [v des [v [N cifra] ] ] ble] ] idad]
morfemas p esca, rotula y limpia para formar las palabras derivadas. El
punto de partida último para d e rivar una p alabra , esto es, el m orfema
m ás básico en una palabra , es la raíz. Un morfelua con"lO -dar/-dora
t t tt t t tt t ft t
añadido a la d e rec ha d e una raíz es un sufijo. El que se añade a la
izquie rda de la raíz , como h e mos visto qu e hacía re-, es un prefijo . El En (103) h e mos indicado explícitamente los pares de corchetes
término general que d e nomina tanto a sufijos como a prefijos es afijo. utilizando fle c has, pero hemos de advertir qu e estas flech as no son par-
A menudo encontr<lmos más de un afijo añadido a una p alabra. te de la notación de corchetes etiquetados convencional. Toma ndo
Consideremos la palabra índescifrabilidad. L a raíz es el nombre cifra. (103d) como muestra, tenemos [A marcando el principio del adjetivo
A p a rtir de él, formamos el verbo cifrar, a cuya forma verbal cifra le aña- descifrable, y está emparejado con el corchete sin etiqueta que ll"larca el
dimos un prefijo para forma r des-cifra, verbo a partir del c u al se forma final de esta palabra; [v marca el principio del verbo descifra, y su pare-
el adjetivo des-cifra-ble. Adjetivo que es entonces n egado por el prefijo ja, sin etiqueta, marca el final de esta palabra; [v marca a su vez el prin-
in- para dar in-des-cifra-ble, y finalmente creamos un nombre a partir del cipio de cifra verbo co n su correspondiente p areja ce rra ndo la pal abra;
adjetivo añadiendo -idad (y cambiando el ante rior -able-, de lo que y [N marca el principio del nombre cifra, cuyo final está indicado por
hablaremos m ás adelante, págs. 249 y ss.): in-des-cífra-bil-ídad. Las estruc- el corchete sin etiqueta emparejado.
turas de los elementos de esta secuencia pueden representarse median- Otra manera de representar la rniSll"la información es utilizar los
te un encorchetamiento etiquetado como vemos en (103) (véase diagramas de árbol como en (104):
sección 9, ejercicio 4):
(104) a.
(103) a . [N cifra]

t t N

b. [v [N cifra] ]

t + +t cifra

232
233
Segunda parte. Las palabras CortStruyendo palabras

b. e.
v
A

N A

cifra

c.
v

in des cifra ble

f.
des cifra

A
d.

des cifra ble


ll1 des cifra ble idad

235
234
Segunda parte. Las palabras Construyendo palabras

Para ilustrar la interpretación de árboles corno estos, tom.aremos coloquial, oculta una importante ambigüedad que hemos de entender
(104d). Nos dice que cifra es un norn.bre (N), después un verbo (V), y antes de poder seguir adelante. Veamos los siguientes ejemplos:
que descifra es también un verbo (V) formado al añadir el prefijo des-,
y que descifrable es un adjetivo cuando añadirnos el sufijo -able al verbo (107) a. gato
descifra. b. gatos
También acabarnos de ver que, aunque el castellano dispone de afi-
jos, también utiliza un proceso morfológico por el cual, sin afijación (108) a. gato
ninguna, una palabra de una categoría sintáctica se utiliza no obstante b. perro
corno si perteneciera a otra categoría. Un caso de los más comunes, como
hemos visto con la palabra cifra, es cuando hay nombres que se utili- ¿Cuántas palabras hay en (107) y (108)? La respuesta parece estar.
zan como verbos, como en los ejemplos de (105): clara: dos en cada ejemplo. Pero aunque es obvio que esta respuesta es
la única posible en el caso de (108), hay un sentido en el que podernos
(105) a. Pilar aireaba la habitación cada día decir que en (107) solo hay una palabra. Es la palabra GATO, que en
b. Mónica guitarreó una canción (107a) está en su forma singular y en (107b) en su forma pluraL Este
c. Algunos tenderos aguan la leche para que cunda más segundo sentido de 'palabra' es el que pretendidamente utilizarnos
cuando decirnos 'este diccionario contiene 50.000 palabras' o 'sé 5.000 pa-
Además, podernos encontrar ejemplos de verbos que se utilizan labras de griego'. El término que utilizarnos para esta noción más abs-
corno nombres en frases corno el saber no ocupa lugar, un mal querer, un tracta de 'palabra' es lexenta, y cuando querernos dejar claro que
desmesurado poder. Es el proceso que conocemos corno conversión. En estarnos refiriéndonos a un lexema, utilizarnos la convención de
algunas lenguas es muy frecuente, corno por ejemplo en inglés, donde birla en mayúsculas. Así, (107) ilustra solo un lexema, GATO, mientras
en muchos casos es difícil establecer cuál era la categoría originaL Por que (108) tiene dos, los lexemas GATO y PERRO ¿Qué podernos
ejemplo, rain puede tener corno base un nombre ('lluvia', en 106a) o decir, entonces de gato y gatos, en (107)? Son las formas singular y plu-
un verbo (,llover', en 106b), o, ¿es mejor considerar que tiene doble ral del lexema GATO, y decirnos que (107) ilustra dos forITlas de un
categoría, de forma que ni el nombre ni el verbo se han derivado la lexema. Las formas singular y plural de un lexema son ejemplos de fle-
una de la otra? xión, y decirnos que GATO flexiona en plural tornando el suftio -5.
En (108) también tenernos dos formas (gato y perro), pero ambas son la
(106) a . It rained everyday on our holidays forma singular de dos lexemas, GATO y PERRO. Desde el punto de
('Llovió todos los días de nuestras vacaciones') vista del significado, dos lexemas diferentes se refieren a conceptos dis-
b. This rain is good news for the farmers tintos, lo que no sucede cuando se trata de dos forillas. Hasta aquí,
('Esta lluvia es una buena noticia para los agricultores') pues, hemos reemplazado la problemática 'palabra' por dos nooiones
distintas: lexema y forma.
Volviendo ahora a los procesos con los que habíamos iniciado esta
Procesos ITlorfológicos: derivación y flexión sección, nos podernos preguntar sobre el status de pescar y pescador con
respecto a la distinción lexema/forma. Está claro que tanto pescar corno
Uno de los conceptos clave en morfología es el de 'palabra'. Hasta este pescador son formas, pero adeillás tengamos en cuenta que se refieren a
momento hemos dado por supuesto este concepto, pero a partir de conceptos diferentes (aunque relacionados), siendo uno un proceso y
ahora vamos a tener que ir con más cuidado. En primer lugar, hemos
de remarcar que el término 'palabra', tal corno se utiliza en lenguaje I otro un objeto físico que torna parte en este proceso. Así, al añadir -dor
a un verbo crearnos un nuevo lexema, por lo que PESCADOR y PES-

236
1_ 237
S egullda parte. Las palabras Construyendo palabras

CAR so n lexemas diferentes. Obviamente, ca d a uno d e ellos tiene Por ahora, hen'los visto varios ej emplos d e derivaciones que n os
varias formas: p escador, pescadores, e n el caso de PESCADOR, y pt;sco, permiten formar nu evos lexemas en cas tella n o. La d erivación no es , sin
pescas, pesca, pescamos, pescando, pescada, entre otras, en el de PESCAR. embargo, la única [unción de la morfología. E n la sección anterior ya
A demás, el nuevo lexema es d e una categoría sintáctica diferente a la he mos hablad o de ejemplos del inglés corn o Torn reads cornícs ('Tom lee
del lexema o rig inal (un verbo se h a convertido en un nombre) . La tebeos'), señaland o que el verbo reads constaba de la forma b ase read
creación d e nuevos lexemas es el ámbito de la morfología derivativa (,leer' ) y un sufijo -s. Ahora bien, este sufij o no crea un nuevo lexema,
(o 'derivación') . De las cate gorías léxicas principales que habíamos vis- sino qu e señala la con cordancia con el sujeto d e la oraciQn que es tá e n
to en la sección 9, la única que participa muy limitadame nte en deri- tercera persona del sing ular (y también q u e el verb o está e n presente y
vaciones en castellano (o en la rnayoría de le n gu as para esta cu estión) na en pasado). Señalar la concordancia es la función de la morfología
es la preposició n (P), so bre todo comp arad a con los a dverbios flexiva, y, como h emos visto con los ejemplos castellanos tambié n en
que tan fácilmente se derivan de adjetivos por med IO d e la sufipclOn la sección anterior, e n inglés la n'lorfología flexiva tiene mucho menos
en -merite (bueno buenamente, alegre alegremente, etc.). Las o tra s tres impac to que en otras muchas lengu as.
categorías (N, V Y A) pueden, además, derivarse las unas de las otras. La terminación -s que indica la conco rdancia e n inglés es co n side-
Hemos visto que los verbos pu e den dar lu gar a nombres g r aCIas a rada a menudo como un n'lorfema. Pero no podemos decir qu e tenga
la sufIjación (con -dor, - dora , en los ejemplos a nteriores) , y ao tros ver- un significado, por lo menos comparable al que hemos visto que tie-
bos por prefij ació n (con re-, por ejemplo) . La tercera pOSIblhdad para nen morfemas como re- o -dar/ -dora . Es una flexión que expresa una
los verbos es la ilustrada por el sufij o -ab/e. Suftjado a verbos, nos da categoría flexiva (la de la concordancia), y el o bj etivo d e esta categoría
p alabras como pescable, rotulable, e tc., que son adj e tivos con el significa- es indicar una relació n sintác tica, la del ve rbo con su suj e to. Es en este
do puede ser V- ado' . Est e su f Ij o también se puede dar e n la for- sen tido en el que h emos d e interpretar la n oción de morfema como el
ma -ible, co m o en el caso .d e erlcend-ible, wnvert-ible, etc. Empezando por signo más pequeño qu e tiene un sigrtificado . Por ello, a menudo se con-
un adjetivo, en veloc-idad , dign-idad, advers-idad, e tc., creamos nombres sidera más apropiado recurrir a una te rminología más neutra para estos
por la suftj ación en -idad. Tambié n podemos encontrar casOS en los que casos . En lu gar de con siderar los sufij os de concord ancia como morfe-
un adjetivo se convierte en verbo, por la sufijación e n . - iz a.r, como en mas , n os referire mo s a ellos como formantes flexivos o marcas fle-
agud-iz ar, esteril-iz ar, jertil-izar, e tc., Y el prefIjo In- . crea, un xivas (o, simplemente, una 'flexión'), y en lu gar de decir que una
adj e tivo complejo a partir de otro adj e tivo, como e n m-es table. Por UltI- flexión significa, di gamos, 'tercera p erso n a del singular', diremos que es
mo, si tomamos raíc es de non'lbres, podemos crear adJetIVOs como el exponente de la pro pie d ad 'terce ra persona del singular' . Ya vere-
n/id-oso o bertefici-oso e mpleando el sufij o -oso, verbos como guerr- ear mos en la próxima sección que en est e punto h ay en juego algo más
y síest-ear con el suftjo - ear, y nombres complejos alambr-ada y importante que solo una cuestión te rnlinológica .
cudiar-ada gracias al sufIj o - ada. Estas opciones las resmrumos en la tabla 29 Podemos introducir a h ora otro concep to importante más, parq ello
volve remos a (107). Ya hemos v isto que (107a, b) ilustran d os formas
(ejercicio 1):
del lexema GATO. No obstante, ambas formas' contienen' la forma gato
-(107a) solo es gato , mientras q u e (107b) es gato-s. A sí, es preciso
Forma derivada observar que, en (107) , encontramos la forn1a gato con dos funciones
Nombre Verbo Adjetivo distintas. En (107a) es simplemente la forma singular d el nombre, pero
en (107b) es la forma del nombre a la que se h a añadido el sufij o d e
Forma base
motor-izar ruid -oso plural. Llamamos radical a la fo rma que obtenemos c uando quitamos
Nombre alambr-ada
re -pescar pesc-able las marcas flexivas . En los verbos regulares castellanos, el radical es
Verbo encende-dor
fertil-izar in-feliz
Adjetivo dign-idad siempre el mismo: cant-ar, cant- o, cant-ab as, e tc . Pero, en algunas formas
239
238
Segunda parte. Las palabras Construyendo palabras

verbales corno muerdo, el radical tiene una forma diferente al de las for- (110) 1 have crossed this road before
mas morder o mordía, mordemos, etc. Notemos, pues, que la noción de ('Yo he cruzado esta carretera antes')
radical es diferente a la de raíz. La raíz es la forma morfológica más
pequeña asociada con un lexema, nüentras que un radical es la forma Nos hemos referido a la forma crossed en esta construcción como
a la que se añade una flexión. Así, la raíz de la forma pescadores es pes- el participio peifecto (pág. 221), y también nos la encontrarnos en la voz
ca relacionado con el lexema PESCAR, pero el radical (de la forma pasiva, combinada con el verbo auxiliar be ('ser'):
plural) es pescador, que a su vez consta de una raíz y un sufijo derivati-
(111) This river is crossed by three bridges
vo: pesca-doro
La importante distinción entre lexemas y form.as nos permite ('Este río es cruzado por tres puentes')
explicar un fenómeno observado ampliamente en morfología: los afi-
jos flexivos tienden a aparecer fuera de los afijos derivativos. Así, tene- En (111) nos referirnos a crossed corno el participio pasivo. Pero hay
rnos cazador 'el que caza', una forma de un lexema nominal derivado que hacer notar que la terminología que hemos introducido hasta aho-
(CAZADOR) formado a partir de una forma del lexema verbal ra para reemplazar el poco claro concepto 'palabra' no nos permite
CAZAR por sufIjación en -dar. La forma plural de este nuevo lexema recurrir a térnlinos diferentes para estas distinciones. Centrándonos
es caza-dor-es y no ':. caza-es-dor. Esto tiene sentido si vernos la forma- totalmente en el verbo léxico, en (109)-(111) hay únicamente un lexe-
ción del plural corno algo que se aplica sobre el lexema. La regla mor- ma, que es CROSS. Además, en estos ejemplos hay una única forma
fológica de formación del plural es añadir -s o -es al final del radical de este lexema, que es crossed. Por tanto, es necesario introducir un ter-
(acabado en vocal o consonante, respectivamente) del lexema: gato-s, cer sentido de 'palabra' que es distinto al de lexema y al de forma.
cazador-es, con lo que esta regla no necesita tener en cuenta si ellexe- Para muchos verbos ingleses, las formas del pasado y del partici-
ma mismo es derivado o. no. Queda entonces claro que no podemos pio son diferentes, por ejemplo, sang (pasado de 'cantar') y sung (participio
formar el plural de un lexem.a derivado corno cazador hasta que no perfecto/pasivo de 'cantar') . En consecuencia, podemos decir que la
hemos creado este nuevo lexema, así que no veremos formas como forma única crossed corresponde a dos formas flexivas distintas, la for-
ma de tiempo pasado de CROSS y la forma de participio perfecto/pa-
':. caza-es-dor.
Podem.os apreciar un aspecto más en lo que respecta a lo comple- sivo de CROSS. Llamaremos a la descripción 'la forma de tiempo
jo de la noción de 'palabra' volviendo a las categorías flexivas de los pasado de CROSS' una palabra gratnatical o palabra lTIorÍosin-
verbos ingleses que hemos visto en la sección 9 . Tonlemos un lexema táctica. Lo que significa que crossed corresponde a dos palabras gra-
verbal regular COlTlO CROSS ('cruzar') que tiene las formas cross, cros- maticales, aunque es una forma única de un solo lexelTla. En este punto
ses, crossing y crossed. Dejando de lado la forma base cross y la forma de es útil recordar que en la sección anterior insistimos en que nos refe-
tercera persona del singular crosses, nos centraremos en crossed. Como riríamos a las formas de participio perfecto/pasivo como las formas -n
hemos visto, una función de esta forma, ilustrada en (109), es expresar de los verbos incluso cuando estuvieran sufijadas con - ed. Ahora debe-
ría estar claro que la distinción entre las formas - ed y - n de los verbos
el tiempo pasado:
que hemos introducido aquí es una distinción entre dos palabras gra-
(109) The dog crossed the road quickly maticales. En muchos casos, esta distinción corresponde a una distin-
('El perro cruzó la carretera rápidamente') ción entre dos formas -ate eaten ('comer'), sang sung ('cantar'),
gave given (' dar')-; en el caso de los verbos irregulares, sin embargo,
Además, crossed contribuye a crear una construcción verbal especial a dos palabras gramaticales solo les corresponde una forma -crossed
llamada el aspecto pertecto junto con la forma verbal auxiliar llave crossed ('cruzar'), walked - walked ('andar'),jumped jumped ('saltar'),
(,haber'), como vemos en (110): etcétera- (ejercicio 2).
241
240
Segunda parte. Las palabras Construyendo palabras

El sufijo -ing del inglés es también bastante Añadido pronunciación de la forma base. Por ejemplo, el lexema ANDAR tie-
con1.O sufijo a una forma verbal que a su vez se combIna con el auxi- ne la forma base and, que se pronuncia /and/. Algunas veces, las cosas
liar be ('ser'), forma el participio presente en una construcción de se complican y una entrada léxica contiene la pronunciación de algu-
aspecto progresivo, como vemos en 112: nas de las formas radicales de un lexema, como hemos visto en el caso
del verbo castellano MORDER. En otros casos, es necesario incluir la
(112) Harriet is formatting a disk pronunciación de una forma por completo, como en el caso del verbo
('Harriet está formateando un disquete') irregular CABER con la primera persona del singular del presente de
indicativo, por ejemplo, /kepo/.
También se utiliza para crear, a partir de un verbo, una forma que En (114) podemos ver, de forma muy simplificada, las entradas
tiene algunas de las características de los nombres, como ilustra (113): léxicas de ANDAR, MORDER Y CABER:

(113) Formatting disks is fun (114) a. Entrada léxica para ANDAR


('Formatear disquetes es divertido') Fonología: / and/ base
Sintaxis: V, intransitivo
En este ejemplo, la frase jormattíng dísks se comporta más como un Semántica: 'movimiento de los pies en sucesivos pasos'
nombre corriente como hístory en hístory ís fim ('la historia es diverti-
da') (o incluso la frase the hístory oj Switzerland en the hístory 4" Swítzer- b . Entrada léxica para MORDER
land is jun, 'la historia de Suiza es divertida'). Pero, en frase Fonología: /mord/ básica
the person jormatting tny disks ('la persona que formatea mIS ), /mwerd/ radical 1 persona singular presente
la palabra en cuestión p3:rece comportarse como un a.dJ.etlvo, ya indicativo
que forma una frase,jormattíng my disks, que SHve para pers.on, Sintaxis: V, transitivo
más parecida al adjetivo resporlsíble en the person resporlSlble jor my dlsks Semántica: 'clavar los dientes'
('la persona responsable de mis disquetes'). de ,un: de par-
ticipio como un modificador similar al adJetIvo aun mas clara en c. Entrada léxica para CABER
una expresión como running water ('agua ): . Fonología: /kab/ básica
Llegados a este punto, es preciso evaluar las ImphcaclOnes de nues- /kepo/ [1 persona singular presente indicativo]
tra exposición de las entradas léxicas que conforman uno de los com- Sintaxis: V, intransitivo
ponentes fundamentales de una grarnática.Ya poden1.os ver que lo que Semántica: 'contenerse una cosa dentro de otra'
aparece en el léxico mental son los lexemas. Cuando decimos que los
hablantes del castellano, por ejemplo, conocen la palabra andar, estamos El resto información (por ejemplo, el hecho de que la segunda
diciendo que su léxico contiene una entrada léxica que persona del smgular de las formas de presente de indicativo de ANDAR
suministra diferentes tipos de información. Primero, contIene mfor- y acaben en -as y -es, respectivamente) se puede predecir a
mación sobre el significado del lexema (véase sección partlr de los principios de la morfología castellana y, por tanto, no es
información sintáctica: que es un V e intransitivo. Tercero, InformaCloO necesario incluirlo en las entradas léxicas. Más sutilmente, notemos que
sobre cómo pronunciar todas las formas asociadas con el lexema. Aho- e.u la entrada (114b) solo hemos mencionado la primera persona del
. . ". 'puede
ra bien el lexema mismo no tIene una pronunClaClon, es mas, . Slllgular del presente de indicativo, y por tanto las formas muerdes muer-
, r' t neo
realizarse con una o más formas, que son las que e1.ectlvam.ente . le de, muerden del presente de indicativo, y muerda, muerdas, muerdan sub-
pronunciación. En los casos regulares , la entrada léxica solo contIene la Juntivo, aun siendo irregulares, no se mencionan. Esto es porque estas

242 243
Segunda parte. Las palabras Construyendo palabras

formas tienen el luismo radical, por lo que este principio de la morfo_ parecida a la de las frases normales, estos grupos de palabras se COlTI-
logía castellana nos penuitiría predecir estas formas de la Hay portan dentro de las oraciones corno palabras. Funcionan corno uni-
algunas excepciones, sin embargo. En estos casos, la entrada lexlca ten- dades y tampoco podernos introducir modificadores para uno de sus
drá que contener todas las formas que no puedan predecirse. Este es el componentes: la silla de ruedas bien motorizada. El hecho de que estén
caso, por ejemplo, del verbo 'ir': voy, vas, va, vamos, vais, van, etc. escritos con espacios entre los diferentes elementos del es un
Habiendo llamado la atención sobre el concepto de 'palabra' hecho relacionado con la ortografia concreta del castellano, y es algo
durante toda la exposición anterior y habiendo introducido la termi- completamente arbitrario. No hay principios que nos digan que hojala-
nología que evita la confusión cuando se exige cierta precisión, a par- ta ha de corno una única palabra, corno dos palabras (hoja
tir de ahora seguiremos utilizando la palabra 'palabra', a menos que lata, corno por ejemplo en coche cama) o corno dos palabras unidas por
necesitemos ser exactos. un guión (hoja-lata, como es el caso de hombre-rana).
En principio no hay un línlite teórico que deternline la longitud
de los compuestos porque el proceso de formar compuestos puede ir
Compuestos aplicándose sobre sí nlismo hasta el infinito: un nombre COlTIpUesto es
por sí nlismo un nombre y puede estar sujeto a otras composiciones.
El castellano, COlTIO muchas otras lenguas, tiene la capacidad de crear Llamamos a esta propiedad recursividad y decimos que en algunas
nuevas palabras combinando otras dos, o más de dos, ya existentes. Por lenguas la composición es recursiva. Es esta importante propiedad lo
ejemplo, camposanto es una palabra claramente formada con nom- que hace que la composición se parezca a los procesos sintácticos de
bre campo y un adjetivo santo. Pero un camposanto no es rrusmo formación de frases y oraciones (véanse pág. 21 Y sección 19).
un santo. En primer lugar, camposanto denota un tIpO deternu- . aspecto en el que la composición nos recuerda los procesos
nado de campo y no cualquier campo que por algún motivo sea san- smtactIcoS es que provoca tipos de ambigüedades parecidos. Veamos un
to; en segundo lugar, hay CalTIpOsantos que no están en el campo, ni compuesto como aplastador de coches de juguete. Este compuesto puede
siquiera tienen tierra, en cambio un campo santo ha ser un La referirs,e a. una máquina para aplastar coches de juguete (por ejemplo,
expresión camposanto es un tipo de palabra, igual que corifianza o paya- una maquIna reciclar materiales, como las que ahora vemos para
so, lo que le sucede es que est.á formada con dos palabras. Es, por tanto, las latas de bebIdas) o a un nuevo juguete para niños que ha sido dise-
lo que llamamos una palabra compuesta. . ñado a partir de un aplastador de coches de verdad. Podemos repre-
Si que camposanto es un tipo de campo, motocarro un sentar la ambigüedad mediante corchetes y mediante diagramas de
de carro y mesa camilla un tipo de determinado, podrelTIos deCIr árbol, como en (115) :
que campo, bicicleta y mesa son el núcleo de los camposanto,
motocarro y mesa camilla. La otra parte es un modIficador. En los eJem- (115) a . aplastador de coches de juguete 'aplastador para coches de
plos anteriores vemos, además, que también consideramos .compuestos juguete' ,
grupos de palabras que, aunque se escriben separadas, funC1?nan
palabras únicas. Por ejemplo, no adnliten deterrrunantes m
dores específicos para uno de sus componentes. Es el caso de mesa calttl-
lla, antes, o de ayuda de cámara, que no es 10 mismo que de la
cámara, o de silla de ruedas, que no es lo nlismo que silla de pequenas rue-
das. Además, podemos compuestos a partir de otros com?ues- aplastador de coches de juguete
tos. Por ejemplo, podemos tener silla de ruedas, silla de ruedas
silla de ruedas motorizada eléctrica, etc. Aunque la forma de escnblrlos sea [aplastador [de [ coches [de juguete]]]]
244
245
Segunda parte. Las palabras Construyendo palabras

b. aplastador de coches de juguete 'aplastador de coches que es Aún son m.ás reveladoras las cuestiones relacionadas con la flexión.
un juguete' Así, en los compuestos de adjetivo + adjetivo, corno el anterior, rara vez
encontrarnos flexión morfológica de género en el primer componente.
De este modo, encontrarnos la frase 'la cumbre austriaco-japonesa' y no
'austriaca-japonesa'. Un coche cama es un tipo de vagón donde segu-
ramente hay más de una cama, aun así, no deciulos nunca '~coche camas.
Es más, en los compuestos nombre + nombre corno este último no
encontrarnos morfología plural del segundo elemento ni siquiera en
casoS corno: dos coches cama, dos mesas camilla, dos sofás cama. La falta de
plurales en esta posición en este tipo de compuestos se extiende inclu-
aplastador de coches de juguete so a palabras que suelen aparecer en plural, como es el caso de pantalo-
nes: decirnos dos faldas pantalón y no * dos faldas pantalones. Sin embargo,
[[aplastador [de coches]] [de juguete]] la morfología de plural aparece en el segundo elemento cuando se tra-
ta de compuestos del tipo nombre + nombre: camposantos, bocacalles,
Una ambigüedad de este tipo, que resulta de la forma como agru- matacarros. En todos estos casos de pluralización, la regla de formación
pamos las palabras, es lo que lla mamos ambigüedad estructuraL de plural se aplica a todo el compuesto (ejercicio 4).
y como fenómeno es muy importante, ya que es muy dificil ver cómo
podríamos explicar este tipo de ambigüedades sin recurrir a algo pare-
cido a las estructuras de (115) (ejercicio 3). Clíticos
El castellano permite. diferentes tipos de compuestos. Podemos
combinar adjetivos y nombres (aguardiente, alta ma'y, pasodoble), o nom- Podemos ilustrar otro interesante aspecto de las palabras con los ejem-
bres con nombres (bocamanga, motocarro, vagór¡ restaurante). Asimismo plos en inglés de (116). ¿Cuántas palabras diríamos que hay en cada
podemos combinar dos adjetivos (verdinegro, azul marino), verbo y nom- uno de ellos?:
bre (portaequipajes, pasatiempo, parasol), y también hemos visto la com-
binación de nombre, preposición y nombre (pie de rey, silla de ruedas, (116) a. it's
mesilla de noche), y existen algunos más complejos como correveidile. b. they've
Ya hemos hecho notar antes que la flexión aparece, por lo general, c. she'll
una vez ya se ha producido la derivación que h a producido un nuevo d. wasn't
lexema, con lo que los procesos flexivo s regulares, como la pluraliza-
ción, se aplicaban sobre lexemas. En el caso que ahora nos ocupa, dire- Aunque resulte sorprendente, podríamos decir que hay dos res-
mos que puede haber derivación dentro del compuesto, en el sentido puestas correctas. En un sentido, it's es una única palabra (es más, es una
en que una palabra derivada puede componerse con otra palabra. Así, única sílaba), homófona (es decir, que se pronuncia de forma idéntica)
en el adjetivo compuesto austriaco-japonés, por ejemplo en la frase 'comi- con la forma its. Pero, mientras its significa 'que pertenece o se refiere a'
té austriaco-japonés', ambos elementos constan de un nombre, austria y (its name, 'su nombre', its function, 'su función'), it's significa lo mismo
japón, sufijados con -aco y -és respectivamente, dando la estructura total que it is ('es') o it has ('tiene'). En este sentido podemos decir, pues, que
de: !A[A[N austri] -aco] [A[N japon] -és]]. No diríamos que formamos se combinan dos palabras distintas. Los componentes -s, -ve, -ll y -n 't
primero un compuesto de dos nombres, austria y japón e
austria-japón de las palabras inglesas de (116) corresponden a las formas is I has
no existe), para luego añadirle los componentes -aco y - éso ('es' I'tiene' ), have (they've, 'ellos tienen'), will l shall (auxiliar de futu-

246 247
Segunda parte. Las palabras Construyendo palabras

ro/auxiliar modal) y not ('no', 'w asn't, 'no fue'), y pueden ser considera_ Hemos de tener en cuenta, además, que según la ortografia del cas-
das palabras. Pero, por otro lado, no pueden aparecer solas en una ora- tellano los proclíticos se escriben corno palabras separadas, mientras
ción y no pueden recibir acento -para ser pronunciadas tienen que ir que los enclíticos se escriben pegados al verbo como una única pala-
pegadas a cualquier otra palabra (como si fueran un afijo). Por esta bra. Pero, de nuevo, esta es una mera convención ortográfica que no
razón nos referimos a este tipo de palabras como palabras ligadas. tiene ninguna relación con el status de estos elementos clíticos.
U n fenómeno parecido, también del inglés, es el del posesivo - s de
expresiones como Harriets Ilat ('el sombrero de Harriet').A menudo se
dice que Harriets es una forma sufijada de Harriet, igual que la forma Alotuorfos
plural hats es una forma sufijada de hato Pero esta explicación puede lle-
var a confusión, ya que podemos encontrar expresiones como the man Ya hemos observado antes que cuando añadíamos el sufijo -idad a
who Harriet mets !tat ('el hombre que Harriet encontró. su sombrero') indescifrable, el su:fJjo -ble su:fría un cambio. Concretamente, hay un cam-
o I'm speaking tos Izat ('yo.soy hablando a.su sombrero'). En estos casos, bio en la pronunciación de [hIe] a [I3il], un cambio que se refleja en un
-s acaba pegado a una forma verbal (met) o a una preposición (to). Este cambio ortográfico a -bil. Para averiguar más detalles de lo que sucede
no es el comportamiento normal de un sufijo nominal. Lo que Suce- en este caso, veremos un caso similar, pero más regular, que implica la
de es que - s se junta a la última palabra de una frase completa, the mar¡ pronunciación del su:fJjo inglés -al ('-al' también en castellano). Este
who Harriet met ('el hombre que Harriet encontró') o the girl I'm spea- sufijo crea adjetivos a partir de nombres, y su pronunciación también
kirlg to ('la chica yO.soy hablando a'). A diferencia de las palabras liga- cambia cuando un adjetivo es convertido en nombre por el su:fJjo -ity
das, este tipo de elemento nunca equivale a una palabra completa, y (,-idad' sería un equivalente castellano). Veamos ahora los diferentes
por tanto se llama afijo de frase. grupos de. ejemplos de (119):
Las palabras ligadas y)os afijos de frase son ejemplos' de clíticos
(término derivado de una palabra griega que significa 'apoyarse'), y la (119) a. nation, nation-al, nation-al-ity
palabra sobre la que un clítico 'se apoya' es su huésped. Los clíticos ('nación', 'nacion-al', 'nacion-al-idad')
como -s y _'ve aparecen a la derecha de sus huéspedes, como los sufi- b. music, music-al, music-al-ity
jos. Cuando ocupan esta posición se les llama enclíticos. En otras len- ('música', 'music-al', 'music-al-idad')
guas encontramos clíticos que se juntan por la parte izquierda del c. tone, ton-al, ton-aI-ity
huésped, como si fueran prefijos, y se llaman proclíticos. Los pro- ('tono', 'ton-al', 'ton-al-idad')
nombres personales de las lenguas romances se comportan de esta d. origin, origin-al, origin-al- ity
manera. Así, en castellano, los pronombres átonos me y las aparecen ('origen', 'origin-al', 'origin-al-idad')
inmediatamente antes del verbo en (117):
En todos los casos, -al se pronuncia como una 1I1 silábica al :f{nal
(117) Me las enseña de la palabra y como lall ante -ify. Lo que está en este caso
es que -ity hace que el acento de la palabra se mueva a la sílaba inme-
En cambio, cuando el verbo está, por ejemplo, en forma imperati- diatamente precedente. Cuando -al es átono se pronuncia como /l 1,
va, los clíticos siguen al verbo (son enclíticos): pero cuando está acentuado se pronuncia con una vocal la/ . Este es un
fenómeno de alternancia fonológica regular. Así, podemos decir que el
(118) ¡Enséñamelas! morfema -al aparece con dos formas IV y lal! dependiendo del acen-
I ta. Hablamos de tuorfos para referirnos a las formas de los morfemas
tal como se pronuncian realmente en una palabra, y cuando dos mor-
248
249
Segunda parte. Las palabras Construyendo palabras

fas son variantes de un lllorferna decimos que son alomorfos de ese estos casos sea apropiado suponer que hay un morfema PERF(ecto)
morfem.a . La terminología en este punto reproduce las distinciones que que nos perllÚte analizar walked Como walk + PERF Y taken como take
habíamos visto en la sección 5 refiriéndose a fonema, fono y alófono. + PERF, donde -ed y -en pueden ser tratados como alomorfos léxica-
Hemos dicho que la alternancia Il I lal! depende del acento. rnente condicionados de este morfema PERF. Pero también encontra-
Como el acento es un aspecto de la fonología de una palabra, pode- rnOS formas como sing sung ('cantar'), en las que el participio perfecto
mos por tanto decir que la alternancia está condicionada fonológi_ difiere de la forma base por un cambio vocálico. ¿Deberíamos consi-
camente. Esto significa que podemos describir la diferencia entre derar sung como analizable en sing + PERF, con algo (pero ¿qué exac-
ambos a partir de cuestiones únicamente fonológicas. Sin embargo, tamente?) que es un alomorfo distinto de PERF en sung? Dicho así no
esto no siempre es así para todos los ala morfas. En algunos casos, una parece tener mucho sentido, pero es un tipo de pregunta recurrente al
determinada forma de una palabra será idiosincrásica en relación COn tratar la flexión. Una alternativa sería decir que hay un proceso mor-
las flexiones poco usuales que contiene. Así, la forma plural dellexerna fológico de formación de participio perfecto y que puede ser reali-
OX (,buey') es oxen. Es realmente una propiedad peculiar de este lexe- zado de formas diferentes, incluyendo la sufijación (en -ed o -en) y el
ma en particular, y por tanto decimos que el alomorfo plural inglés -en cambio vocálico. Estamos hablando, por tanto, de los afijos -edl-en o
está condicionado léxicamente en este caso (ejercicio 5) . del cambio vocálico a I Al en sung como realizaciones de un proce-
Un verbo irregular muy utilizado en inglés es GO (,ir'). Parece so morfológico. Los morfólogos también emplean en algunas ocasio-
tener una forma base en Igoul y una forma de pasado Iwentl que es nes el término exponentes, que ya hemos utilizado, para referirse a
completamente diferente. Este cambio de forma ilustra el fenómeno de las realizaciones. Adoptando esta perspectiva, es común representar las
la supleción . Como las formas go y went no tienen nada en común, propiedades morfológicas como rasgos, de forma parecida a como
decimos que es un caso de supleción total. El ejemplo castellano de hemos tratado las propiedades fonológicas en la sección 5, y así podría-
caber quepo al que ya nos .hemos referido (114c) es también un caso rnos decir que una forma de participio perfecto de un verbo tiene el
de supleción, pero, como la forma Ikepl tiene una parte en común rasgo [+ participio perfecto]. Con lo que seleccionar un verbo delléxi-
con la forma base Ikabl (tienen el mismo ataque silábico), hablamos co con este rasgo es una señal para poner en marcha cualquier opera-
de supleción parcial. En estos casos, sin embargo, no podemos hablar ción fonológica que realice esta función, tanto si es afijación regular en
de que la alternancia de alomorfos esté regida por algún factor fono- - ed, sufijación irregular en -en, cambio vocálico o elección de una for-
lógico como el acento. Es un nuevo caso de propiedades idiosincrási- rna supletoria.
cas de los lexenus, por lo que es un ejemplo más de alomorfo lé- Una consecuencia de este razonamiento es que ya no tenemos que
xicamente condicionado. Evidentemente, son precisamente estos decir que las palabras complejas constan de morfemas, claramente lis-
alomorfos léxicamente condicionados los que han de constar explíci- tados en una secuencia con su propio significado. En su lugar, vemos
tamente en las entradas léxicas (ejercicios 6 y 7). las operaciones de afijación (si son lo que exige la morfología) como
El concepto de alomorfo pertenece a los morfemas, y da lugar a separadas de los procesos morfológicos que son realizados por cada
pensar que las formas complejas constan de cadenas de y que morfema afijo. La función morfológica misma está entonces represen-
la forma de estos morfemas (los alomorfos) está deternlinada, bien por tada por un conjunto de rasgos que llevan las palabras. La idea de que
factores fonológicos, bien por factores léxicos. Sin embargo, aunque los afijos no tienen necesariamente un significado fijo de la misma for-
este enfoque resulte atractivo para explicar algunos casos, en otros es ma que lo tienen las palabras se conoce como la Hipótesis de la
dificil de apoyar. Podemos ilustrar el tipo de problemas con los que se separación. Para los casos más simples, como los plurales regulares o
enfrenta este punto de vista estudiando de nuevo exponentes de la los pasados ingleses, no es realmente un problema simplificar la des-
propiedad 'participio perfecto' del inglés. Estos exponentes son las ter- cripción y tratar los afijos como cosas que tienen su propia forma y su
mmaClOnes -ed (walked, 'andado') y - en (taken, 'tomado'), y quizá en propio significado. Así, para cuestiones sintácticas será suficiente pensar
250 251
Segunda parte. Las palabras

que la fonna del tiempo pasado de walk ('andar'), walked, es WALK +


PASADO, igual que a1fee table ('mesa de café') es COFFEE + TABLE .
No obstante, cuando tengarnos que estudiar sistemas flexivo s más com-
plejos, corno será el caso en la próxima sección, veremos que la noción
de la Separación tiene su importancia.
11
Las lenguas y su morfología

En la sección anterior nos hemos concentrado casi por entero en fenó-


menos morfológicos de lenguas como el castellano o el inglés. Pero, de
hecho, las lenguas se diferencian considerablemente en el alcance y la
naturaleza de los procesos m9rfológicos empleados en sus gramáticas.
El vietnamita, por ejemplo, no tiene morfemas ligados, por 10 que el
único proceso morfológico del que dispone es el de la composición.
Por otro lado, hay lenguas eh las que la morfología es extremadamen-
te 'compleja y da cuenta de buena parte de los fenómenos gramatica-
les. En esta sección veremos ejemplos de los diferentes tipos de sistemas
morfológicos que se dan en las lenguas del mundo, y qué clase de fun-
ciones cumple la morfologia.Varios de estos ejemplos nos servirán para
aporcar pruebas a favor de la Hipótesis de la separación que hemos pre-
sentado al final de la sección anterior.

El ideal aglutinante

En el siglo pasado se estableció una clasificación lingüística de los sis-


temas morfológicos que sigue siendo el punco de referencia. Esta cla-
sificación distingue entre lenguas aislantes, aglutinantes y flexivas.
Empezaremos por las lenguas aislantes. Estas lenguas, como por ejem-
plo el vietnamita, el chino y otras lenguas del Extremo Oriente, al igual
que otras más de África occidental, tienen muy pocos morfemas liga-
dos, y, en ocasiones, ninguno. Así, en vietnamita no hay un morfema
que pueda corresponder al castellano -dor de j l.lgador. Este concepto lo
expresa un compuesto que, aproximadamente, tiene la estructura Ju.gar
+ persona l.

En el otro extremo hay lenguas como el turco, el finlandés, el hún-


garo, las lenguas bantúes africanas, muchas de las lenguas americanas y
de Oceanía y la mayoría de las lenguas de Rusia. En estos casos, se for-
255
Segunda p(lfle. Las }Ja/flbms

man palt!.bras de gran complej idad que co nstan de muchos mOlfcnlas. según esta clasi ficación parece estar fuera de lugar. Con esta base, aho -
Una palabra (m uy no rma l) de un ejemplo clásico de una lengua aglu- ra nos podemos preguntar en qué se alejan los diferentes procesos m o r-
tinante, el turco, es la de (120) (nótese q ue este ejemplo utiliza el sis- fológicos que encontramos en las diferentes lenguas de la agluti nación.
tema ortográfIco del turc o): L'ls desviac iones más importantes las enco ntramos en lenguas que
han sido tradicionalnlente consideradas flexivas. Podenlos utilizar los
(120) sistemas Aexivos como el del castellano o el del ruso, que hemos visto
('apa rentemente, (dicen) el debería no ser hecho trabajar) en la sección 9, para presentar los conceptos apropiados. Empecemos
por los nombres rusos. Primero, hay que tener en cuenta que cada una
La segmentación de esta palabra en los morfemas que la compo- de las formas de una palabra que hay en las tablas 25-28 consta de un
nen es la de (121): radical y de un formante flexivo único. Por ejemplo, en kod-ov ('de
códigos'), tenemos el radical kod seguido de la flexión -OV , que aporta
(121 ) simultáneamente tres tipos distintos de información morfológica: la
ur ma mal!y clase m o rfológica, el número y el caso. Este tipo de desviación se lla-
trabajar causar' pasiva nega ció n obligación inferencia ma acumulación, y decimos que una terminación o desinencia como
-ov en kod-ov acumula las propiedades de clase 1, genitivo y plural.
La raíz, el verbo ra/I$ (' trabaj ar ), inicia la palabra y cada sufijo va Además, algunos formantes flexivos corresponden a más de un
añadiendo su com ponente de si gnificad o. conjunto de funciones morfológicas. Así, -a puede indicar el genitivo
Las It'nguas COl110 el turco dan la impresión de que cada. uno de los singular de la clase I o de la clase IV (kod-a, 'de un código ' / I>l'"d-a,
morfemas tiene únicamente un significado y que todos los significados 'de un plato'), el nominativo singular de la clase II (sOl1at-a, 'sonata ') o
de la lengua tienen asignado su propio y único morfema. A menudo se el nominativo y el acusativo plural de la clase IV (b/'ud-a, 'platos'). Esto
considera que este es el tipo ideal de morfología, y la caracterización significa que bf'llda realiza varias palabras gralnaticales diferentes (igual
de estaS lenguas como aglutinantes expresa la idea de que los morfe- que habíamos visto que la forma walked realizaba dos palabras granla-
mas se van añadiendo uno a uno. tl cales distintas en inglés, véase pág. 241). Cuando una única fOrIna rea-
Es cierto que una lengua aislante o aglutinante 'perfecta ' tendría la liza sistemáticamente más de una forma flexiva, decimos que es un
propiedad de que cada morfelna tendría únicamente un significado y ejemplo de sincretisITlo.
que cada componente individual de significado exprcsablc en esa len- Los ejemplos rusos de la secció n 9 son, todos, nombres regulares.
gua co rrespondería a solo un morfema. La diferencia entre los dos tipos Pero hay nlU chos otros nombres que muestran diferentes tipos de irre-
vendría del he cho de que en una le ngu a aglutinante algunos de los gularidad. Por ejemplo, el nombre oMako (' nube ') se declina como
mo rfemas serían ligados, dando la posibilidad de construir palabras fuera de la clase IV, la de b/'udo (' plato'), exce pto en el genitivo plural,
co mplejas como la de '(1 20), mientras que en una lengua aislante todos que se declina como en la clase 1, la de kod ('código'), resultando la for-
se rían morfemas lib res. En la práctica, no obstante, hay un sinfín de des- ma oba/kov ('de nubes) . Así que, para esta palabra (co mo para muchos
viaciones con respecto a estos dos ideales de lenguas , y, de he'c ho, es otros casos si milares), la terminación -ov si rve COlno un marcador espe-
muy poco probable que haya habido nunca lengua algu na que se ajus- cial de genitivo plural de la clase IV. Básicamente, esta es una forma de
tara tota lmente a esta morfología ideal. Es más, hay muchas lenguas que variación alomórfica flexiva, y represe nta la terce ra gran desviación
muestran, digamos, tendencias aglutinantes en algunas áreas de la gra- de la aglutinación ideal.
mática pero tendencias aislantes en otras. Por e5te motivo, es mucho Los verbos castellanos, que hemos presentadG,. en la sección 9, tam-
más interesante preguntarse si un proceso l1Ioifológico específico es aislante, bién muestran acumulación, sincretismo y variación a]omórfica flexiva
aglutinante u otra cosa. De hecho, caracterizar una lengua en general (aunque en los ejemplos solo podemos ver casos de aculllUJación y sin-
256 257
Segu.nda parte. Las palabras Las lenguas y su. morfología

eretismo). No obstante, a diferencia de lo que ocurre. co n los nombres (122) a.


rusos, está claro que las terminaciones de esos verbos pueden separar-
se en var ias piezas flexivas diferentes. Por ejemplo, cada conjugación
radical clase III presente 2,' pe rsona singula r
tiende a estar marcada por una vocal de terminada en el presente de
indicativo, -a para la primera conj ugación, -e para la segunda e - 1 para
la tercera. Así, la primera persona plutal de las formas del presente
pueden dividirse como habl-a- remos, tem-e-remos, part-i-remos. Pero,
como se ve en las tablas de la se cción 9, no todas las formas del verbo fin se
están marcadas según la vocal de la conjugación. Por ejemplo, las far- fi nisci ('acabas')
Olas de pasado de la segunda y la tercera conj ugación tienen las misous
terminaciones. En' el sistema verbal italiano también encontramos esta b.
marca vocálica que depende de la conjugación, - a para la primera, r¡¡dical clase III
como parl-a-rono (,hablaron'), - e para la segunda, cred-e-rono ('creye-
ron'), - i para la tercera, fin - i-rono ('acabaron'). Pero la clase de fm ire es
un poco rara porque en las formas de presente (tanto indicativas cornO
subjuntivas) hay una pieza adicional, -se-, que aparece en algunas for-
L-----I
fin

mas:jinisco ('acabo '),jinisci ('acabas') ,jinisce ('acaba ') ,jiniscono ('acaban'), fin!! ('¡¡ca bé')
jinisea ('acabe'),jinisca (' acabes'),jinisca ('acabe'),jiniscano ('acaben') , es
decir, en todas las formas singulares y en la tercera persona del plural. Este es un ejemplo de exponente extendido, ya que propiedades
Esto significa que la diferen cia entre las formas del singular y las de la como la clase III y la segunda persona del singular están extendidas por
tercera persona del plural, por un lado, y las formas de la primera y la más de una pieza flexiva. No obstante, hay que sei1alar que, en general,
segunda persona del plural, por el o tro, está marcada dos veces, una -por incluso cuando hay acumulación, exponente extendido y las demás
-sc- y otra por las terminaciones particulares de concordancia. desviaciones de la aglutinación perfecta , normalmente nos encontra-
El -s(- es un exponente parcial uunto con las flexiones mos co n que uno de los afijos es el exponente principal de una cate-
de co nco rdancia) de las propiedades de primera y segund a persona del goría o propiedad morfológica determinada. Así, en la forma verbal
singular y de tercera persona (del singular o del plural). Esto significa jin-i-re ('acabar'), -i- es el principal exponente de la clase 1II y realizar
que en, digamos, la segunda persona del singu lar de l presente de indi- es ta propiedad es la función principal de este sufijo. De la misma for-
cativo (/in-i-sc-i), podemos deci r que -sc- y. la - i fmal contribuyen, m a, - re es el exponente principal (de hecho, el ún ico) de la propiedad
ambas, al signiflcado"y ambas ayudan también a distingu ir esta 'infinitivo', -re no tiene otra función (ejercicios 1 y Z).
d e la de la primera phsona del singular del pasado jinii (que es idéntl- U n hecho interesante de l inglés es que una forma base, como walk
ca afinisci excep to en que carece del forman te -sc-). Al mismo tiempo,
"

(,andar') o book (' libro'), es casi siempre una palabra en sí misma, con
co mo solo es esta clase 1II de verbos la que exhibe este comporta- lo que podríamos pensar que si tenemos la forma base de una palabra,
miento, el [ormante -sc- también ayuda a identificar la clase morfoló- entonces podemos "ir añadiéndole terminaciones (por ejem-
gica. En otras palabras, las señales que marcan una propiedad plo, walk-ing, book-s), o a la inversa, que podemos obtener la forma base
morfo lógica están repartidas entre más de un for mante flexivo, y un quitándole la flexión. Esto tiene sentido para el inglés y para otras len-
formante fl exivo es un exponente de más de una propiedad morfoló- guas como por ejemplo el alemán, el húngaro y el turco, pero para
g ica . Esta situación compleja es la que ilu'stra, parajinisci y jinii, (122): muchas otras lenguas ftexivas cuando se elimina la flexión el resultado
es algo que no puede funcionar como una palabra. Los verbos caste-
258
259
Segunda parLe. Las pa labras Las lenguas y su morfología

llanos (y los nombres) necesitan algún tipo de terminación flexiva para b.


formar una palabra. El racilcal no puede ser utilizado por sí mismo: (' una buena pie!')
• habl, • tem o • pa" no so n palabras posibles. Lo mismo podemos decir,
por lo menos en cua nto a los verbos, dd ruso, el italiano, el griego, el En (123a) , teD es la raíz del adjetivo y .. . -qin se combinan con
latín, el japonés, el suahelí, el chu coto, el navajo, entre muchas otras eUa para formar un adjetivo, 'bueno '. En (123b), la raíz del
lenguas. Además, a veces obtenemos formas diferentes dependiendo de adjetivo ha formado un compuesto con el n ombre 'piel', para
qué grupo de flexiones quitemos. Por ejemplo, hay muchos verbos en resultar en una única palabra . Podemos demostrar de formas diferentes
castellano que tienen formas irregulares de pasado y una forma de que se trata de una única palabra y no de una frase unida. Una de eUas
primera persona del presente. Así, poner tiene como primera persona es el hecho de que las raíces de los adjetivos como telJ nunca aparecen
del singular del pasado la fo rma puse, y como primera persona si ngu- sin su prefijo Y' sin el suftjo -qin excepto en co mpuestos.
lar del presente de indicativo la forma pongo . Cuando quitamos las ter- En (1 24) vemos un fenómeno similar:
minaciones, nos quedan las formas pus- para el pasado y pong- para la
primera persona del singular del presente de indicativo. Ambas son (124) a.
diferentes de la forma pon- que obtenemos al qu itar la terminación - er yo-vi-la piel
del infinitivo con el marcador -e- de la clase de conjugación. Esto nos ('yo vi una!la pie!')
lleva a la conclusión de que e't verbo poner tiene tres radicales: pon-, un b.
radical distinto para las formas del pasado, pus-, y otro radical más, pong-, yo -piel- vieyo ..
para la primera persona del singular del presente de indicativo y las del ('yo vi una!la piel ')
presente de subjuntivo.
Como el inglés tiene muy pocos ej emplos para los que podamos En (124a), la forma verbal tiene un prefijo que
justificar más de un radical en la representación de un lexema, po- marca un sujeto en primera persona del singular ('yo'), y un sufijo
demos decir que su flexión (o la de! alemán, el húngaro, etc.) se basa -g1en que marca un objeto tercera persona del singular, concordando
en la palabra, mientras que la flexión del casteUa no (o el italiano, e! con el objeto directo ('piel'). En (124b) han sucedido tres
ruso, etc.) se basa en radicales. Esta distinción tiene implicaciones para cosas. Primero, el objeto se ha unido ahora al ve rbo y ha formado un
las teorías psicolingüístlcas sobre cómo procesa el cerebro las palabras radical de verbo compuesto ('piel-vi'). S·eg1.lndo, al hacerlo
y sobre cómo se desarrolla en los niños y en las personas afectadas por ha perdido e! sufijo de caso - no Tercero, el verbo ahora acaba en el sufi-
una lesión cerebral el procesamiento del lenguaje (véanse secciones 15 jo que se refiere al sujeto en primera persona del singular. Este
y 26). aparece con verbos intransitivos en chucoto, pero no es de extraña., ya que
Una cuarta lengua, a menudo añadida a la clasificación el verbo de (124b) es ahora intransitivo porque su objeto original es, en
tipológica tradicional" que acabamos de explicar, es la de las lenguas realidad, parte del compuesto que ha formado con él (si apareciera este
polisintéticas. A esta clase pertenece el chucoto, una lengua hablada en compuesto con un objeto produciría una estructura equivalente a la cas-
el noroeste de Siberia. En (123b) vemos una palabra que correspo nde tellana 'yo vi fa piel la tienda, con demasiados complementos).
a lafrase de (123a): Este tipo de co mposición: que funciona como alternativa a una
frase formada sintácticamente, se conoce como incorporaci6n. El
(123) a. nombre incorpora su adjetivo en (123b) y el verbo incorpora su obje-
bueno pie! to en (124b) . La incorpora ción de adjetivos no es muy común (aun-
('una buena pie!') que en chucoto es excepcionalmente frecuente), pero la incorpo ración
de objeto o de nombre es muy frecuente en las diferentes lenguas del
260 26 1
I
Segunda parte. LAs palabras Las Ifrlguas y su morf%g{a

mundo. De hecho, en chucoro,la incorporación de objeto puede apli- (126) a. Tom drive, taxi,
carse al resultado de una incorporación de adje tivo : ('Tom conduce taxi,')
b. Tom is a taxi-driver
(125) a. ('Tom e, un taxi-conductor')
yo-vi-la buena piel
('yo vi una/la buena piel') El compuesto de (126b) incluye el objeto del verbo drive ('condu-
b. cir' ), y de este se deriva el nombre deverbal driver. Son ejemplos pare-
yo-vi-la buena-piel cidos taxi-driving ('conducir taxis'), inseel-repelent· ('repelente de
('yo vi una/la buena piel') insectos') y motorcycle maintenance ('mantenimiento de motocicletas').
c. En estos compuestos, el núcleo se deriva a partir de un verbo (drive?
yo-buena-piel-vi-yo repel, maintain). El elemento que no e' el núcleo del compuesto fun-
('yo vi una/la buena pie!') ciona efectivamente como el objeto del verbo (a saber, drive taxis, repel
insects maintain motorcycles). Nos referimos a ello como composición
j

En este caso, primero hemos incorporado el adjecivo al nombre sintética. Si fuera posible fo rmar un verbo a partir de ellos, conl O
en (125b). De'pués, e,te nombre compuesto, que funciona como un en (127), podríamos decir que hay realmente incorporación de nom-
objeto en (125b), ,e incorpora al verbo en (125c). En chucoto, la, pala- bre en inglés:
bras como t:;>teI]IJelg;)l?uk no son especialmente raras o exóticas.
Podemos encontrar ejemplos de incorporación en una gran canti- (1 27) a. *Tom taxidrove yesterday
dad de lenguas; muchas de las americanas, como las relacionadas con el (' Tom taxi-condujo ayer')
iroqué" el maya, el nahua (la lengua de lo, aztecas), mucha, de la, len- b. *Agent Orange imectrepels very effectively
guas del Pacífico, como el maorí, el samoano, y algunas lengua, austra- ('Agent Orange insecto-repele muy eficazmente ')
lianas y algunas de la India, entre otras . c. *Bikers should motorcyclemaintain regularly
A las que no, referimo, cuando hablamo, de lenguas polisintéticas ('ciclistas deberían n10tocicleta-mantener regularmente')
son aquellas que utilizan la incorporación en la morfología, aunque
también pueden exhibir procesos de aglutinación o de flexión, o inclu- Incluso aunque parezca que en inglés podemos enco'ntrar casos así,
so, tendencias aislantes . Es típico del chucoto, por ejemplo, tener gran como en Diek babysat for Tom and Harriet ('D ick bebé-veló para Tom
cantidad de procesos derivativos regulares, que son relativamente aglu- y Harriet', con el ,igniflcado de que cuidó de los niños de Tom y
tinantes, igual que el turco. No obstante, también tiene un rico sistema Harriet), por lo gene ral comprobamo, que no hay un equivalente sin- ,
flexivo que incluye exponentes múltiples y sincretismo, táctico de esto, casos: * Diek sat the baby for 10m and Harriet. El verbo
entre o tros procesos Yejercicio 3). babysit ('cuidar niños') es solo una fornla idiosincrásica, no un com-
Los procesos de incorporación que acabamos de describir nos sOr- pue'to regular, con lo que podemos concluir, de formaju,ti fi cada, que
prenden por 'exóticos'. Pero no está de más observar que encontramos el inglés no dispone de incorporación· propiamente di cha.
procesos n1uy parecidos en algunas lenguas más cercanas a nosotros,
por ejemplo, en castellano, el origen de palabras como maniatar es la .!
incorporación. Con todo, aún es más frecuente un fenómeno similar Tipos de operaciones morfol6gicas
que encontramos en un tipo de compuestos que es muy usual en
inglés. Es el gueilu,tra (126): Ya hemo, visto muchos ejemplos de prefijación y de sufijación, y lo,
ejemplos de cambios vocálicos y supleción, como la forma de pasado
262 263
Segunda parle. LAs palabras Las lenguas y su morfología

inglés sang ('cantar') o la primera persona del singular del presente de tiene su origen histórico en la compósición. Este tipo de morfología se
indicativo quepo, nos han demostrado que hay varias formas de hacer llama concatenativa, y abunda en la idea, argumentada brevemente
que la estructura morfológica de una palabra sea modificada. El ejem- en la sección anterior, de que las formas complejas constan sencilla-
plo chucoto de (123) nos proporciona otro caso, donde la raíz tel] en mente de cadenas de morfemas. Sin embargo, con mucha frecuencia
la palabra está preftjada y sufuada simultáneamente para for- un proceso morfológico parece realizarse gracias a una operación fonoló-
mar el adjetivo. Un fenómeno parecido lo vemos en alemán. El parti- gica ejecutada sobre el radical mismo, como en el caso del cambio
cipio perfecto/pasivo de los verbos regulares se forma añadiendo vocálico inglés de sing - sung - sang. También podemos pensar que la
simultáneamente un prefuo ge- y un sufijo -t al radical verbal. Así, a infijación se produce de esta manera implicando primero una afijación
partir del radical hab ('tener') obtenemos ge-hab-t ('tenido'). Como el y después una operación fonológica que mueve el afijo a una posi-
preftjo y el sufijo se añaden los dos juntos , podemos pensar que . ción dentro del radical. Asimismo debería quedar claro que la infijación
-qin, o ge- ... -t es un morfema discontinuo de composición. Este tipo representa otro de desviación de la aglutinación.
de morfemas se llaman cofijos o circunfijos. El tagalo ilustra también que la afijación se parece más a un pro-
Las lenguas de Filipinas ilustran otro tipo de afijación. Estas son ceso que a una concatenación directa de morfemas. Estas son algunas
algunas formas verbales de una de las lenguas más habladas de aquellas formas verbales más en esta lengua:
islas , el tagalo:
(129)
radical verbal fueuro significado
(128)
infinitivo significado a. sulat susulat 'escribir'
radical verbal
umaral 'enseñar' b. basa babas a 'leer'
a. aral
sumulat 'escribir' c. trabaho tatrabaho 'trabajar'
b. sulat
c. basa bumasa 'leer'
d."gradwet grumadwet 'graduar' De (129) podemos ver que la forma de tiempo futuro del verbo
implica tomar la primera sílaba y copiar la pritnera consonante del ata-
El aspecto crucial de estos ejemplos es que aral, sulat, basa y gradwec y su para crear una nueva. sílaba que aparece corno un pre-
son morfemas únicos y no se pueden descomponer. En (128a) vemos fIJO. Este tipO de proceso es lo que se conoce co mo reduplicación, y
el prefijo um- añadido a un radical que empieza por vocal. Sin embar- nos proporciona una demostración vívida de lo poco apropiado que
go, (128b, e, d) no tienen formas de infinitivo ·umsulae, ·umbasa, resulta sugerir que el tagalo tiene un morfema FUTURO con varios
* umgradwet. Por el contrario, cuando el radical comienza por conso- alomorfos condicionados léxicamente. Es obvio que la lista de estos alo-
nante, el afij o se dentro del morfema radical, después del ataque de morfas sería muy larga y no podría explicar el hecho fundamental de
la primera sílaba. En' tagalo y en varios centenares de lenguas relacio- la formación del futuro en tagalo. Damos cuenta de este hecho sugi-
nadas con esta lengua se trata de un proceso regular y muy común, rIendo que hay un rasgo morfológico, es decir [+futuro]. que se pue-
corno puede observarse del hecho de que se aplica a palabras recien- de ' Juntar con lexemas verbales. Cuando así sucede, se dispara un
tes como en el caso de grumadwer, tomada como préstamo del inglés proceso fonológico que produce la forma futura correcta del verbo
graduate. Un afijo que realmente se inserta dentro de otro afIjo o radi- consultando la estructura silábica de la forma radical y realizando las
cal como este es lo que se conoce como un infijo. operaciones pertinentes (ejercicio 4) .
Los prefijos y los suftjos (y los circunfijos) se comportan como ele- En varias ocasiones, en esta y en la sección anterior, hemos invo-
mentos que se añaden a los radicales. Se parece a la composición en cado ejemplos de cambios vocálicos en formas verbales inglesas como
que se concatenan dos entidades, y, además, esta afijación a menudo otro tipo de operación fonológica que viene a servir a un fin morfo-

?M
265
Segunda parte. LAs palabras Las lenguas y sw moifologla

lógico. Junto a los ya sing -- sr.mg - sang, encomramos ring'- d.puoóo 'jardin' puoSe 'jardines'
rung - rang ('llamar' ), hang - hung ('colgar'),jling - jlung ('arrojar'), etc., e. buk 'libro' buge 'libros'
y ahora ya es el momento de introducir el término técnico para este f. tJ ogo 'hueso' tJoke 'huesos'
tipo de procesos. Se conoce como Ablaut (también llamado Apofo- g. apwojo 'coneJo' apwotJe 'conejos'
nía). Hay un gran número de verbos ingleses que combinan un cam- h. kwatJ 'leopardo' kwaje 'leópardos'
bio vocálico con la suf0ación, especialmente en el participio, de forma
que encontramos conjuntos de formas como el siguiente: write - wro- Una de las formas de hacer un plural es añadir un sufijo -e, como
te - written ('escribir'), give - gave - given ('dar'), take - took - taken hemos visto en los ejemplos anteriores. Por lo general, cuando sucede
('tomar'), do - did - done (,hacer'). Cada una de ellas implica única- esto, la sonoridad de la consonante final del radical cambia de sonora
mente un cambio vocálico en la formación de la forma de tiempo a sorda o viceversa Ga semiconsonante palatal /jl es tratada como el
pasado (el segundo miembro de cada conjunto); para los participios (el correlato sonoro de la africada palato-alveolar sorda I tJ 1)..
tercer miembro de cada uno), sin embargo, se produce la sufIjación en El fenómeno que acabamos de explicar ejemplifica lo que a menu-
-en, con o sin cambio vocálico. Un tipo específico de Ablaut, que es do se denomina mutación consonántica, fenómeno del que encon-
muy común en las lenguas germánicas (yen algunos otros grupos de tramos ejemplos más variados, e incluso más obvios, en sus efectos
lenguas), aparece cuando una vocal posterior se ve reemplazada por en las lenguas celtas. Veamos, pues, cómo se comportan los adjetivos en
una vocal anterior. Bastantes plurales alemanes se forman así: /apfi - galés literario cuando modiflcan a nombres masculinos y a nombres
epjll ('manzana'), Ifogl - f"gll (' pájaro'), Ib rudr - brydrl ('hermano'). femeninos:
Este tipo de cambio vocálico inicial es conocido como Umlaut, y
también se pueden encontrar vestigios de este fenómeno en los plura- (131) Mutación consonántica en galés
les ingleses irregulares como man - mm (,hombre')' tooth - teeth ('dien-
te) y goo" - geese (' oca). nombres masculinos nombres femeninos
El último proceso morfológico que vamos a considerar aquí es el a. dur klir 'agua clara' nos glir 'noche clara'
representado, de forma bastante marginal, por algunos verbos ingleses b. gwint poeS 'viento caliente' 'teise-;;' boee 'pastel caliente'
que se derivan a partir de nombres. La diferencia entre el nombre de c. hogin tal 'chico alto' geneS dal 'chica alta
a mouth (' una boca) y el verbo to mouth (,articular') o entre el nombre d. ti glan 'casa limpia' calon lan 'corazón limpio'
de a hou" ('una casa) y el verbo lo hou" ('alojar') es que la consonan- e. hvr bax 'libro pequeño' ferm vax 'granja pequeña'
te final en el caso del verbo es sonora: I mauS - mauÓ /, Ihaus -
hauz/. En la lengua nilo-sahariana dholuo; hablada al oeste de Kenia, [/tl es una 111 sorda]
se utiliza este procesa, de forma mucho más sistemática en la forma-
ción de plurales. Las iiguientes son algunas formas singulares y plura- Las operaciones como la reduplicación, Ablaut y la mutación con-
les de esta lengua: sonántica difleren mucho de las operaciones tTIorfológicas de concate-:
nación que' hemos visto antes, ya que no implican añadir algo (como
(130) Plurales dholuo un sufIjo) a un radical o a la forma base en ningún sentido obvio. Este
tipo de morfología es a la que, por lo general, nos referimos como
singular plural morfología no-concatenativa, y, como ya hemos observado, es muy '
a. kede 'ramita' kete 'ramitas' dificil de interpretar a partir del concepto de morfema. Por ejemplo,
b. got 'colina' gode 'colinas' en la forma de tiempo pasado sang, ¿cuál es el morfema de tiempo
, ,
c. luS 'palo luóe 'palos pasado? O en la forma también inglesa de plural men, ¿cuál es el mor-
266 267
Segunda parte. Las palabras
l+
~E .
feIlla de plural? No quereIllos proponer que sea la l al o la l el porque
m-
iIllplicaría que la forIlla que no es de pasado sería ':· / sng l y que la for-
.ón
nLa singular sería ':. I mn / , lo que claraIllente no es el caso. Antes hemos
señalado que un IllOrfO único puede realizar diferentes funciones a la
vez. Así, el infijo -5C- de la forIlla verbal italiana fil'lÍ5ci en (122a) realiza
la clase IlI, tieIllpo presente y segunda persona del singular, mientras
que el sufijo flexivo de un nOIllbre ruso realiza siIllultáneaIllente la
declinación nominal, el nÚIllero y el caso. TaIllbién heIllos encontrado
que una función única puede ser realizada por varios IllorfOS diferen-
tes. Así, enfirti5ci, la clase III está realizada por el priIller sufijo - i- y por
-5C-, así COIllO taIllbién por el radical miSIllO, y en la forIlla de partici-
pio perfecto inglesa driven (/drIvn/ ), el 'participio perfecto' está reali-
zado por el sufljo -en y por el Ablaut l al! :::::>1I1 -COIllO en drive
(/ dralv 1). Podemos explicar Illejor estos fenóIllenos si recurriIllos a la 1

Hipótesis de la separación, y distinguiIllos los procesos Illorfológicos 1

abstractos de forIllación de tieIllpos verbales, concordancia, forIllación


de participio perfecto, forIllación de p lural, etc., de las operaciones
concretas de sufljación, Ablaut, etc. (ejercicios 5 y 6).

- -_ • • _. _- - •• • -- • • _ - - __ o _ _ __ _ _ _ _ __ _ _