Vous êtes sur la page 1sur 8

Haydee Gorostegui de Torres

Argentina: La Organización Nacional

INTRODUCCIÓN

Lo que habrá de ocuparnos se inicia en 1852, luego de la caída de Rosas en Caseros. Si bien los cambios no fueron de un
instante para el otro, pero la victoria urquicista creo las condiciones para el acceso al poder de un grupo cuyo objetivo
fue la transformación total de la Argentina. El periodo de estudio fue llamado “de la Organización” junto con
“modernización”, ya que una organización moderna exigió la modernización de la sociedad. Sin embargo en, en tanto el
proceso fue más inducido que autogenerado, resulto de todo ello un producto sin la homogeneidad de intereses y
valores que constituyen una sociedad nacional. De allí “modernización” junto a “organización”, porque las formas
legales adoptadas, al responder a elementos externos, exigían el trasplante de elementos nuevos. Pero no hay que pasar
por alto las contradicciones en este análisis ya que los mismos elementos que modificarían la imagen de un país rural y
pastoril, darían también origen a serios desequilibrios en la evolución posterior de la Argentina.

PRIMERA PARTE

LA DIVISIÓN

Luego de la batalla de Caseros, con excepción de Bs. As., los gobiernos provinciales sufrieron pocos o ningún cambio
inmediato. Esto se debe a la heterogénea composición del grupo triunfante. Muy pronto reiteraron tenencias en pugna
con antecedentes en el pasado. Entre estas mentalidades se distinguen las minorías ilustradas urbanas y por otro lado
los sectores ligados con el agro. Ni la constitución de una clase terrateniente entre 1820 y 1830 ni su posterior
afianzamiento con Rosas logro liquidar el pensamiento liberal; al contrario, este se infiltro en los grupos tradicionales,
primero en Bs. As., luego en otras regiones. En cambio el Litoral contaba con estructuras más tradicionales, allí la
influencia liberal fue más tardía. Por lo tanto, de estas tendencias algunas modernizantes, otras más tradicionales, se
formó un frente en común y dieron batalla. Pero a poco del triunfo, a la hora de poner en marcha soluciones para el
país, se manifestaron con violencia las divergencias que separaban a los grupos.

Pero los factores que llevaran al enfrentamiento entre Bs.As. y la Confederación son más complejos y se vinculan no
solo con el orden interno sino también con la esfera internacional. Junto al sector liberal progresista cierra filas la
burguesía comercial y elementos tradicionales porteños; por otro lado, alrededor del núcleo urquicista, de tendencia
moderada u bien dispuesta hacia la apertura modernizante se agrupan también personalidades más rígidas en el plano
socioeconómico y político, con un pensamiento en común: impedir la continuidad hegemónica de Bs.As. Pero a pesar de
sus expectativas modernizantes, debieron apoyarse en núcleos rurales provincianos, como recurso de equilibrio frente a
Bs.As.

1. EVOLUCION POLÍTICA Y CRÓNICA DEL PERÍODO

Tras la victoria, Urquiza instalo su cuartel en la quinta de Palermo (Bs.As.) Allí dispuso dar a la provincia un gobierno
provisional, haciendo públicos sus deseos de conciliación y manifestándose partidario de medidas progresistas. Vicente
López y Planes fue designado gobernador provisional el 4 de febrero y confirmado en el cargo por la Legislatura de
Bs.As. el 1º de mayo. Hay que tener en cuenta que entre los miembros de la Sala de Representantes no solo habían
urquicistas, también habían antiguos federales y unitarios, lo cual indica la existencia de nuevos vínculos de solidaridad
de intereses. Pero, si bien los legisladores no se apusieron al candidato, si se negaron a designar al mismo como
“encargado de las relaciones exteriores” puesto que la provincia de Bs.As. no delegaría el poder.

1
Así surgieron los primeros enfrentamientos a tres meses de Caseros, también a raíz de actos impolíticos de Urquiza. La
oposición creció con rapidez y se exacerbo ante la Convención firmada en Palermo el 6 de abril, mediante la cual se
otorgó finalmente a Urquiza la dirección de las relaciones exteriores (reunión del gobernador de Bs. As., Corrientes,
Santa Fe y Entre Ríos)

Sobre la necesidad de llevar a cabo una reorganización institucional, existía acuerdo en convocar a un Congreso
Constituyente. De este modo surgieron las discrepancias en los pasos preliminares a cumplir. Urquiza para ese entonces
ya se había asegurado el apoyo de los mandatarios provinciales ya que en su mayoría eran federales tradicionales.

-El 5 de mayo Urquiza reunió en Palermo a Vélez Sarsfield, Valentín Alsina, Vicente López, Francisco Pico, Juan Pujol,
entre otros con el motivo de hablar sobre la forma de convocatoria al Congreso Constituyente, tema a discutirse
después en San Nicolás. Dadas las distintas opiniones de los reunidos, se revela el temor de las provincias frente a Bs.As.
Entre las opiniones, se distingue el plan primitivo de Pujol, de eliminar a Bs.As. para prevenir problemas. Como es de
esperarse, Alsina renuncia a su cargo ministerial a que representa a Bs. As. Tal fue el agravamiento de las relaciones
entre los grupos que López, hombre de confianza de Urquiza se limitó a requerir un permiso de asistencia a la
Legislatura para poder discutir en San Nicolás.

Con relación a la forma de convocatoria, la disidencia surge a partir de los representantes fijados por provincia. Vélez
proponía la formula de 1 diputado cada 15000 habitantes, en tanto el acuerdo establecía un número fijo de dos a cada
una, haciendo abstracción de su mayor o menor riqueza y población, lo que neutralizaba a Bs. As.

-Los gobernadores también resolvieron la formación de un Gobierno Provisional Nacional hasta que fuera promulgada la
constitución. Esta decisión despertó más fuertes resistencias, ya que los poderes otorgados hicieron pensar en una
dictadura. El general Urquiza fue nombrado Director Provisional. Quedaba facultado para aplicar y ejecutar las
declaraciones, facultades, principios y actos emanados del Pacto Federal, concentraba poder legislativo y ejecutivo y
recibía el auxilio de un Consejo de Estado Consultivo que él mismo habría de designar.

-El Acuerdo de San Nicolás (antecedente de la constitución de 1853) se aprobó el 31 de mayo de 1852 y consta de 19
artículos:

 Instaura el gobierno provisional


 Se renueva el tratado del 4 de enero de 1831(Pacto Federal)
 Se convoca a un Congreso Federativo, se eligen los diputados de dicho congreso limitando su número.
 Abolición de los derechos de transito interno.
 Otorgamiento a Urquiza del mando de todas las fuerzas militares, también de la reglamentación de la
navegación interior, la administración de correos y la mejora de postas y caminos.

Por otro lado, la Legislatura Porteña no había otorgado poder a su gobernador para tomar decisiones, por lo tanto
faltaba la aprobación de Bs. As. del acuerdo. Pese a esto, Urquiza ya había sido investido Director. Esto produjo un
revuelo extraordinario en la ciudad. Creció la desconfianza popular alentada por la prensa. “El Nacional” y “Los Debates”
no proponían el rechazo total del acuerdo, sino modificar algunas de sus cláusulas. Algunos de los cambios requeridos
eran: -que el ejército debía permanecer bajo la autoridad de Bs.As. ya que ésta habría de costearlo; -la representación
fija de 2 diputados por provincia.
En este contexto el dialogo resulto imposible ante el rechazo de distintas posiciones y el objetivo nacional pareció
desdibujado ante la falsa disyuntiva de estar por o contra Bs.As.

-El 23 de junio López y Planes presento su renuncia de inmediato aceptada por la Legislatura porteña. Esta última
decidió reunirse el 24 para poner en posesión el gobierno al general Pinto. Sin embargo Urquiza el mismo 23 de junio

2
redacto una nota en Palermo donde declaraba disuelto el cuerpo legislativo y resolvía asumir provisionalmente el
gobierno de la provincia. A esta disolución siguió la suspensión de diarios y clausura de imprentas, encarcelamiento de
los diputados Mitre, Vélez, Portela, y la deportación de Alsina.

Entre las medidas tomadas bajo la gestión de Urquiza en Bs.As. se distingue la abolición de la pena de muerte para los
crímenes políticos, la suscripción de un tratado de navegación y límites con el Paraguay y otro de comercio y navegación
con Portugal. También redacto el código civil, penal y comercial, se estableció la municipalidad de Bs.As., la fijación de
tarifas aduaneras. En líneas generales, la gestión de Urquiza en Bs.As. fue progresista, similar a la de los sectores
liberales, pero debió apelar a la fuerza de armas para mantenerse.

-La oportunidad de sacudir este dominio se presentó el 8 de septiembre cuando Urquiza se fue a Santa Fe. La revolución
nunca aplastada del todo, estallo el 11 de septiembre, casi sin disparar un tiro. Se tomó prisioneros a los jefes leales a
Urquiza. El ejército entrego el gobierno a los civiles. En pocas horas se reinstalaron las autoridades nombrando como
gobernador provisional al general Pinto, y este formo su gabinete con Valentín Alsina, Francisco de las Carreras y el
general José María Piran. Este movimiento se afirmó también en la campaña.

Urquiza al conocer los sucesos marcho a la ciudad en rebeldía pero al llegar y enterarse del apoyo recibido tanto de la
ciudad como de la campaña opto por retirarse a Entre Ríos.

-Ahora Mitre se perfilaba como líder entusiasta con un objetivo nacional. Se tomaron medidas inmediatas para
modificar las relaciones existentes entre el país y la provincia de Bs. As. : -declaro que no reconocerían ningún acto
emanado del Congreso de Santa Fe; -ordeno el retiro de sus 2 diputados elegidos en agosto; - revoco la delegación
hecha en Urquiza. Estas leyes implicaban la desvinculación de Bs.As. de la Confederación, y en represalia, el gobierno
confederado decidió considerarla potencia extranjera. Esto a su vez motivo una serie de disposiciones del gobierno
provincial para obtener la adhesión de las restantes provincias: el reconocimiento de la independencia del Paraguay, y la
concesión de la libre navegación del rio Paraná, el libre tránsito y depósito de mercaderías destinado a facilitar el
comercio interprovincial. Además las provincias cerraron filas en torno a Urquiza, primero Santa Fe y luego Córdoba
impidieron el paso al comisionado y la revolución quedo aislada.

-Valentín Alsina, gobernador electo de Bs.As. el 31 d octubre y su Ministro de Gobierno y Relaciones Exteriores,
Bartolomé Mitre, iniciaron una política de agresión abierta contra Urquiza. Bs. As. envió tropas contra Entre Ríos, Santa
Fe y el norte. Sin embargo este plan fracasó, lo cual precipito la crisis en Bs.As. , donde también se produjo un
levantamiento interno en armas del coronel Lagos contra la política de Alsina. Sitiada la ciudad, el gobernador Alsina
presento su renuncia el 6 de diciembre, siendo reemplazado por el general Pinto.

-Simultáneamente con estos sucesos la decisión de convocar a un Congreso Constituyente había sido llevaba a la
práctica sin la presencia de Bs.As. a fines de 1852. El proyecto fue aprobado como Constitución Nacional el 1º de mayo
de 1853. Se fijaba la forma representativa republicana y federal del gobierno entre otras cosas.

De este modo ambas partes iniciaron por separado la tarea de organizarse.

-Realizados los comicios, la Confederación eligió como presidente a Urquiza junto con Salvador María del Carril como
vicepresidente. Asumieron los cargos en marzo de 1854. Se fijó como sede del gobierno de la Confederación la ciudad de
Paraná. Con excepción de Bs.As., las provincias juraron esta Constitución y aceptaron el Gobierno Nacional. Sin embargo
la inestabilidad política en la Confederación continuó. Contaba con una unidad precaria pero políticamente útil frente al
conflicto con Bs.As. Pero su posición se fue debilitando por las gravísimas cuestiones económicas.

-En contraste Bs.As. desconocía estos problemas, sin angustias financieras, especulo con el deterioro de la
Confederación. A la muerte del general Pinto en 1853, su sucesor Pastor Obligado se aplicara de inmediato a obtener

3
una constitución para la provincia. En los debates que precedieron a su aprobación se distinguen dos sectores entre los
porteños: los nacionalistas con Mitre y los localistas (autonomistas con Alsina). Finalmente triunfa el localismo.

-Ante nuevos conflictos entre ambas entidades, en noviembre de 1854 dos hombres de negocios, José María Cullen y
Daniel Gowland, fueron comisionados para negociar con el gobierno porteño. El 20 de diciembre se firmó un Convenio
por el armisticio entre Bs.As. y la Confederación sobre la base del Statu quo. El tratado definitivo fue firmado el 8 de
enero de 1855. Este tratado evito por el la lucha en el plano económico al reconocer la unidad del sistema mercantil y
mantuvo cierta amistad entre ambos gobiernos por algo más de un año. Ambos se comprometen a defender la unidad
del territorio nacional y a colaborar en la lucha contra el indígena. Acordaron el uso de la misma bandera para los
buques matriculados en la Confederación y en la provincia y autorizaron la introducción y circulación libre de productos
nacionales. A pesar del importante paso a favor de la unificación económica, el tratado no solucionó el problema de la
división política.

-Valentín Alsina encaró un proyecto de relaciones entre el gobierno nacional y la provincia, enviando a Juan Bautista
Peña para negociar. Se le encomendaba lograr una mayor cooperación entre los dos gobiernos, atendiendo a la
situación planteada entre Brasil y Paraguay, acordando una ayuda mutua en caso de invasión. Sin embargo el poco hábil
desempeño del comisionado Peña puso fin a su misión sin ningún resultado positivo a fines de enero de 1856. En
consecuencia se produjo una nueva invasión de Bs.As. desde Santa Fe, terminando así con el statu quo y los tratados. En
marzo Derqui, comunico a Bs.As. la abrogación de los convenios dando a conocer la decisión de recurrir a la fuerza para
obligar a la provincia a incorporarse al gobierno nacional.

-Entre marzo de 1856 y octubre de 1859, momento en que se produce el enfrentamiento armado de Cepeda, ambos
gobiernos buscaban afirmarse políticamente en el plano internacional. El gobierno nacional por su parte se sostuvo en
medidas extremas, pero la estructura económica conspiraba en favor de su rival. En vano proliferaron las aduanas, se
intentó implementar el papel moneda, se establecieron los derechos diferenciales. Pero la única fuente importante de
dinero era la aduana de Bs.As. y allí confluía el comercio y se multiplicaban los intereses extranjeros.

3. EL CONFLICTO: ALTERNATIVAS EN EL EQUILIBRIO ECONOMICO

-En marzo de 1856, tras la denuncia de los tratados del statu quo, se unió un movimiento diplomático ante las grandes
potencias. Bs.As. favorecida por su situación económica, invalidó los esfuerzos del gobierno nacional por cerrarle el
camino del reconocimiento de su personalidad internacional. En 1857 Francia establece relaciones con los porteños,
Estados Unidos e Inglaterra mantienen una actitud ambigua que perjudicaba a las aspiraciones de Paraná.

-Urquiza buscaba a principios de 1859 la alianza brasileña y paraguaya para aplastar el movimiento separatista y Alsina,
gobernador de Bs.As. dictaba en febrero el decreto de represalias contra la Ley de Derechos Diferenciales.

-La guerra era un hecho inevitable y se apresuró con el problema de la sucesión presidencial en la Confederación, en una
lucha entre Del Carril y Derqui por el puesto. Finalmente Derqui fue electo presidente con el aval de Urquiza. La
situación financiera critica de la Confederación junto con los acontecimientos políticos, apresuraron el estallido del
conflicto armado y el 23 de octubre de 1859 los adversarios se enfrentaron en Cepeda. Las fuerzas de Mitre fueron
derrotadas aunque no destruidas por completo.

-Bs.As. se declaraba parte de la Confederación, obligándose a a verificar su incorporación mediante la aceptación y jura
de la Constitución Nacional. Pero por su parte convocaría a una nueva Convención Provincial para examinar la
constitución de 1853.

Sin embargo por otros artículos, se convino que Bs.As. no mantendría relaciones diplomáticas de ninguna clase, que
todas las propiedades de la provincia seguirían bajo su jurisdicción, excepto la aduana que pasaba a esfera nacional. En

4
los meses que siguieron, se observó una política favorable a la unión, Mitre fue electo gobernador de Bs.As. En mayo de
1860 declaro su decisión de incorporar la provincia a la nación y mando a Vélez para discutir en Paraná las
modificaciones de la Constitución del 53.

Tras el convenio del 6 de junio, por otro lado, Bs.As. sacó partido de la desconfianza entre Derqui y Urquiza. Ahora la
rivalidad era entre los grupos políticos que respondían al presidente Derqui, a Urquiza y a Mitre. Cada grupo trato de
imponer a sus candidatos: San Luis y San Juan a Derqui; Entre Ríos, Corrientes, Santa Fe, La Rioja, Catamarca y Mendoza
a Urquiza y los porteños contaban con el apoyo de Santiago del Estero, Tucumán, Salta, Jujuy y Córdoba.

La lucha asumió diversas formas: desde el desconocimiento de la autoridad nacional hasta rebeliones internas como
ocurrió en la provincia de San Juan con el asesinato del gobernador Virasoro en noviembre de 1860.

Entre mayo y septiembre de 1861 tuvieron lugar febriles preparativos en la Confederación y en Bs.As. En la
Confederación todo en medio de un estado de casi total bancarrota financiera. Con mayor entusiasmo y sin problemas
económicos se armaba Bs.As.

Finalmente el 17 de septiembre de 1861 chocaron los ejércitos cerca del arroyo del Medio, sobre los campos de Pavón.
El desarrollo del combate fue confuso y su resultado sorpresivo al retirarse Urquiza del campo de batalla, sin haber sido
vencido por el ejército de Mitre. Cualquiera que fuese el motivo que movió al general Urquiza al abandono de la lucha,
ello permitió poner punto final al viejo pleito.

A principios de noviembre el presidente Derqui renunció al cargo y marcho hacia el exilio, Mitre negociaba con Urquiza y
el poder nacional entró en receso. El movimiento liberal se afianzó en el Interior y el gobierno de Mitre asumió el mando
del país con carácter provisional. El 25 de mayo de 1862 el Nuevo Congreso Nacional consagra el triunfo de Bs.As.

2. LA ECONOMIA

1) Apogeo de la Argentina tradicional y sus beneficios de la coyuntura. Avance de la unificación económica.

Si bien se ha examinado una primera etapa en el dificultoso camino hacia la unificación política, se fueron dando las
condiciones necesarias para llegar también a la unificación económica. Al tiempo que en los años de la división se
lograron avances en tal sentido pese al manifiesto endurecimiento de las soluciones políticas. Por ejemplo, en el
Acuerdo de San Nicolás en 1852, si bien sus decisiones provocaron la división, en cuanto a lo económico estas decisiones
no fueron cuestionadas y señalaron un progreso en las aspiraciones unificadoras, así la abolición de los derechos de
transito, que implicaba la supresión de las aduanas interiores como paso previo a una política económica única para
todo el país.

También incidieron factores externos, como la coyuntura favorable para los productos pecuarios en la década de 1850-
1860, resultado del ciclo económico y de la retracción rusa del mercado a consecuencia de la guerra de Crimea, lo cual
benefició directamente a los sectores tradicionales de la economía nacional.

Además de tener en cuenta la evolución del sistema capitalista, también hay que tener en cuenta el progreso
tecnológico, la acumulación de capitales disponibles y el inevitable aumento de la competencia internacional. En este
periodo se advierte mayor comunicación con los centros. También puede especularse mejor con los precios porque
aumentan las bodegas disponibles para transportar la producción.

Los cambios no son todavía notables. Son años más de transición que de inicio real del proceso expansivo que
experimenta el país en la segunda mitad del siglo XIX. Como se señaló, una de las consecuencias inmediatas es el apogeo
de los sectores vinculados con la actividad pecuaria, afirmando los aspectos tradicionales de la economía.

5
El fenómeno abarcó prácticamente el país entero, aunque con distinto ritmo según las tres regiones que ofrece el
encuadre económico de la época: Bs.As., Litoral y la provincias interiores.

Buenos Aires: sin dudas es la más fuerte productora pecuaria del país. La prosperidad de los sectores vinculados surge
en parte de los buenos precios de estos productos en el mercado internacional; cueros y sebos son los más favorecidos,
en tanto las lanas sufren fuertes oscilaciones pese a lo cual el ovino es el elemento dinámico del periodo, en detrimento
de la situación debilitada del vacuno.

Además el gobierno aumenta sus ingresos al crecer el intercambio, por las rentas de aduana. Los sectores medios
urbanos mejoran su nivel de vida porque reciben aumentos del estado. La ciudad crece y se europeíza, el aumento y
prosperidad de la masa consumidora se refleja en la proliferación de comercios y pequeños talleres en respuesta a las
modernizadas pautas alimentarias de la población. La campaña se acerca a la ciudad cuando se pone en marcha la
política ferroviaria en 1857.

La situación de la provincia es cómoda, existe confianza en el futuro económico, prueba de ello es la aceptación del
papel moneda y la suscripción en empréstitos internos. Con el firme respaldo de las rentas aduaneras, el gobierno
disfruto de una inmejorable posición para negociar con la Confederación y frustrar sus medidas, tanto militares como
económicas.

Con el afianzamiento del sector agropecuario, se acentuó la tenencia hacia la concentración de la propiedad de la tierra,
con la presencia del latifundio. Además de todas las ventajas, la provincia al mismo tiempo es el centro del movimiento
comercial, gracias a su sólida estructura productiva y a una ubicación privilegiada. La ciudad es la sede de los capitales
comerciales y su puerto un obligado punto de intercambio del país.

Por otro lado, la Confederación alterna zonas de actividad económica orientada hacia el mercado externo, con casos
extremos limitados a una producción de subsistencia.

Litoral: tradicionalmente ganadera, las guerras civiles dejaron su secuela de despoblación y planteles arrasados. El caso
más dramático es en Santa Fe, con un paisaje de tierras vacías con ocasionales y precarias explotaciones extensivas del
vacuno. Los propietarios empobrecidos carecen de capitales para ensayar actividades nuevas dentro de la ganadería,
como el caso ovino.

En efecto, la existencia de tierras disponibles, más los bajos rendimientos, permitió al Gobierno Nacional llevar a la
práctica sus ideas en materia de poblamiento y agricultura, entre estas ideas la subdivisión y la venta de campos.

De este modo comenzó la radicación rural de los primeros inmigrantes, origen de la futura expansión agrícola provincial.
Son años duros, no todas las colonias* sobreviven, por la precariedad de los elementos técnicos y falta de protección
efectiva. Todavía cuando el año se presenta bueno, otro problema que aparece es la usencia de mercados suficientes, lo
cual puede llegar a determinar una crisis de superproducción.

*en 1853 Brougnes se compromete a traer 1000 familias de agricultores de 5 integrantes cada una, desde el sur de Francia, a razón de 200 cada 2
años. Cada familia recibía 33 hectáreas de tierra, 2 bueyes, 2 caballos, 8 vacas, semillas de algodón, tabaco, trigo, maíz, caña de azúcar, y una
vivienda de 2 habitaciones y 600 kg de harina para el primer año. Cada colonia tenía 4 leguas para la cría de ganado.

En cambio Entre Ríos exhibía una pujante ganadería vacuna y ovina. Contaba con fuertes productores sin problemas de
mercado y gran independencia frente al puerto porteño, gracias a su posibilidad de comerciar directamente con
brasileños y uruguayos.

Por lo tanto los sectores altos entrerrianos tienden a acrecentar sus propiedades, no a dividirlas y venderlas. Con lo cual
la colonización quedo librada al impulso oficial y a la actitud de Urquiza, pero sin eco en el resto de los propietarios.

6
Por el contrario, en los sectores medios se acentuó una tendencia hacia una economía ganadera en un sistema de
propiedad latifundista.

Corrientes por su parte, ha alternado tradicionalmente la explotación ganadera extensiva con el cultivo de pequeñas
parcelas dedicadas a quintas, huertas frutales y sobre todo tabaco. Las condiciones geográficas determinaron distintos
grados de incidencia según las regiones. El este, por su cercanía a los centros consumidores brasileños y uruguayos
resultó mucho más beneficiado que la zona lindante con el Paraná, forzada a aceptar la intermediación del puerto
porteño o de los saladeros entrerrianos.

La prosperidad de los sectores altos rurales es entonces común en las tres provincias litorales, ya sea por la actividad
ganadera o por el proceso colonizador. Pero es el fenómeno particular santafecino la incipiente formación de sectores
medios rurales y el aumento de sectores urbanos. Santa Fe, en especial Rosario, gracias a su posición de puerto
intermedio entre el Interior y Bs.As. muestran indicios de crecimiento en volumen de actividad económica.

Interior: desarrolló una actividad económica determinada en gran parte por las condiciones naturales de la región y que
alterna una agricultura de oasis con la explotación intensiva de la ganadería.

Estas provincias han conocido, gracias a su relación comercial con el Alto Perú, épocas de esplendor transformado luego
en paulatino deterioro al declinar aquel centro y crecer la importancia de las áreas atlánticas. Alejadas de los puntos de
contacto con el mercado externo, encarecidos sus productos por un transporte costoso y lento, afrontando también la
competencia de los artículos importados para el consumo interno.

De esta situación de estancamiento, la región e repondría a mediados del siglo como resultado de la expansión del área
del Pacifico, vinculada con el Boom Californiano. Chile es ahora excelente mercado y sus centros mineros absorben un
número creciente de vacunos para el consumo. El fenómeno afecta al sector agrícola, reactivando la producción de
frutas frescas y orejones que llegan a venderse en California.

El mayor rendimiento consiguiente de la tierra despertó hacia la concentración de la propiedad. Sin embargo aquí la
tendencia generó fuertes tensiones pues la tierra explotable era siempre muy escasa para la numerosa población.
Ventas de fracciones comunales y expulsión de los pueblos indígenas son episodios frecuentes. Igualmente se dio un
sensible ascenso económico de los sectores altos y medios urbanos vinculados con el comercio. Pero si bien es cierto
que los sectores altos aumentaron sus ingresos y también su consumo, no alcanzaron a constituirse como fuerte grupo
adquisitivo en la Confederación ya que la recaudación aduanera que carga el mayor peso sobre la importación, no
proporcionaba fuertes sumas, sea por su precaria organización o por los menores volúmenes introducidos (poca
recaudación aduanera porque no hay recaudación)

El gobierno trato de subsanar el problema mediante la creación de otros impuestos, como la contribución territorial y el
de patentes pero en ambos casos no se deseó incidir sobre los sectores rurales productores más pudientes pero si en los
urbanos y comerciales medios y pequeños. El sistema, como se preveía, funcionó mal y esto indujo a buscar nuevos
mecanismos financieros, entre ellos la emisión del papel moneda y la contratación de empréstitos.

La Confederación ensayó entonces su propia emisión, confiada en el ejemplo de Bs.As. Pero sin un gran movimiento
comercial que favoreciera la circulación, sin apoyo de rentas que sustituyeran como en Bs.As. la falta de respaldo
metálico, la moneda impresa no fue aceptada y debió retirársela de circulación. Implementaron distintos recursos, pero
ninguno funciono.

Se aprobó la Ley de Derechos diferenciales que entro en vigor en 1857, y cuyas consecuencias fueron más políticas que
económicas. También se tomaron medidas para atraer el comercio extranjero a los puertos de la Confederación, para
aumentar la recaudación aduanera. Pero los resultados fueron contraproducentes. Sin embargo parte del tráfico

7
internacional se desvió hacia Rosario y es curioso señalar como la medida inicialmente divisionista termino por favorecer
la unificación económica con la creación de un segundo centro portuario, nexo obligado entre el Interior y el Litoral.

2) Comienzos de la modernización económico-social: colonización, transportes

La década posterior a Caseros cuenta ya con elementos que anuncian un periodo expansivo y modernizante. En la
agricultura del cereal, la cual se relaciona con la experiencia colonizadora y las primeras transformaciones en el sistema
de transporte, factores ligados con el proceso de modernización. Si bien la agricultura no es una actividad nueva en el
país, pero hacia mediados del siglo se desarrolló en Bs.As. un cinturón de quintas favorecido por la europeización y
cambios en el consumo. También la expansión del ovino junto con las actividades anteriores, promovió el ascenso de
sectores medios y rurales, en contraste con el claro afianzamiento de los aspectos tradicionales vinculados a la cría del
vacuno.

 cambios en el consumo
 europeización, experiencia colonizadora
 crecimiento urbano
 primeros km de vías
 comunicaciones telegráficas

En el resto del país las transformaciones son menos espectaculares, excepto por la experiencia colonizadora. En 1856
llegaron a Santa Fe las primeras familias suecas, que dieron origen a la colonia Esperanza. Un año más tarde Urquiza
fundo la colonia San José. Si bien no se habla todavía de una expansión cerealera a gran escala, pero en Santa Fe
aparecen actividades diversificadas donde antes solo existía el desierto, por lo tanto también nos encontramos ante las
bases de una futura modernización.

Además del afianzamiento de los grupos altos vinculados con la actividad ganadera, se agregan los sectores intermedios
cuyo crecimiento es en los centros urbanos por la expansión comercial y en la campaña por el desarrollo de actividades
agrícolas diversificadas

También hay transformaciones en el transporte, el cual influye para achicar distancias entre las diferentes regiones. Dos
sistemas coexisten en el país: el terrestre, a cargo de caravanas, carretas y mulas; y el fluvial con más adelantos técnicos.
El empleo de ambos medios abarato los costos de las mercaderías entradas y salidas, contribuyo a unificar el sistema
comercial del país pese a los conflictos políticos, conservando el papel principal a Bs.As. y el de puerto intermedio al de
Rosario. Pero aunque mejorado, el sistema era costoso, lento y caro.

Esto explica la actitud favorable a la construcción del ferrocarril. De las dos iniciativas, una es la que corresponde a Bs.As.
con el ferrocarril Oeste, que se inaugura en 1857. Por otro lado, el gobierno de Paraná abordó un plan más el de unir a
Rosario con Chile, contemplando abrir posibilidades a zonas desérticas, a la par de acercar a las más alejadas. Pero solo
se puso en práctica en la década posterior por sus dificultades financieras.

Hasta 1862 los progresos fueron entonces pequeños, en materia de crecimiento ferroviario, la línea Oeste llegaba solo a
39 km, las colonias todavía luchaban para sobrevivir y la gran expansión agrícola apenas podía sospecharse: son los
tímidos primeros pasos, cambios a nivel de la estructura social con una tendencia modernizante en un país con
profundos desequilibrios regionales.

Centres d'intérêt liés