Vous êtes sur la page 1sur 8

1.

OBJETO
Esta norma establece los procedimientos para inspección, mantenimiento y recarga de
extintores portátiles.

2. ALCANCE
Esta norma se aplica a extintores portátiles de todo tipo.

3. TERMINOLOGIA
La terminología aplicable a extintores portátiles se establece en la NFPA 10 y Norma
INEN 731.

4. DISPOSICIONES GENERALES

4.1. Sistema de inspección y mantenimiento


En las edificaciones de más de dos pisos, así como las de acceso público, se deberá
tener un sistema establecido de inspección y mantenimiento de los extintores portátiles
instalados, con registro para control de dichas inspecciones y acciones de
mantenimiento. El registro hará constar la fecha de inspección y/o mantenimiento, así
como los detalles sobre el estado de cada extintor.
La inspección se efectuará normalmente por personal designado por el propietario.
El mantenimiento debe llevarse a cabo por personal entrenado, que disponga de
herramientas apropiadas.
Los extintores deben inspeccionarse mensualmente o en intervalos más cortos, de
requerirse.
La frecuencia de inspección de los extintores debe regirse, además, por las
necesidades del área en que estén instalados. La inspección mensual es mínima, y
deberá efectuarse con mayor frecuencia, si existe cualquiera de las siguientes
condiciones:
a. Alta frecuencia de incendios en la zona
b. Riesgos elevados de incendio (combustibles, materiales inflamables o
explosivos, etc.)
c. Susceptibilidad de sufrir daños, vandalismo o mal uso
d. Posibilidad o experiencia anterior, de que los extintores sean robados o
movidos de su sitio
e. Localización del extintor que lo haga susceptible a posibles daños mecánicos
f. Posibilidad de que el acceso al extintor sea fácilmente obstruido
g. Exposición a condiciones anormales de calor o atmósferas corrosivas

Durante las inspecciones mensuales (o más frecuentes), los extintores deben


controlarse según la siguiente lista; otros aspectos podrán añadirse, de ser necesario:

h. El acceso y visibilidad del extintor no deben estar obstruidos,


i. Las instrucciones de operación deben ser claramente visibles y legibles,
j. Comprobar la carga correcta del extintor (peso),
k. Revisar sellos y precintos. Si hay indicios de que el extintor fue accionado
indebidamente, enviarlo a mantenimiento,
l. Registrar cualquier defecto o daño visible, corrosión, escapes, etc., y, en caso
de necesidad, enviar a mantenimiento,
m. Registrar la posición del indicador de presión

El extintor deberá someterse a mantenimiento cuando lo indicare una inspección, o por


lo menos una vez por año. Los procedimientos de mantenimiento deben incluir el
examen de los elementos básicos del extintor:

Partes mecánicas,
Agente extintor, y
Medio expulsor.

Una vez efectuado el mantenimiento, se colocará un adhesivo sobre el cilindro del


extintor, pero sin obstruir otra información.

Los extintores de CO2 no se inspeccionarán internamente al ejecutar el mantenimiento


anual, pero deberán revisarse exteriormente.

4.2. Inspecciones
La inspección es básicamente una comprobación visualmente sobre el extintor y sobre
su puesto de extinción. El objetivo es asegurarse que el extintor está cargado y que
funcionará eficazmente si se necesita.
Una inspección debe tener en cuenta los siguientes ítems:

a. Que extintor está en el lugar indicado.


b. Que el tipo de agente extintor corresponda al riesgo.
c. Que no tenga obstrucciones para su visibilidad.
d. Que su acceso no se encuentre obstruido.
e. Que las instrucciones de funcionamiento en la placa de características estén
legibles y den la cara al usuario.
f. Sellos de seguridad e indicadores de manipulación no autorizada rotos o
faltantes. Que los precintos, trabas o pasadores de seguridad no estén rotos o
falten. Siempre que el precinto esté intacto, existe una razonable garantía de
que el extintor no ha sido utilizado.
g. Lectura de manómetro o indicador de presión. Que la presión está dentro del
intervalo de funcionamiento. Los extintores presurizados pueden tener fugas y
perder su presión aunque permanezca intacto su precinto.
h. Que no ha sido activado ni está parcialmente o totalmente vacío.
i. Que no ha sido manipulado indebidamente.
j. Que no haya daño físico obvio.
k. Que no ha sufrido daños ostensibles ni ha sido expuesto a condiciones
ambientales que pudieren interferir en su funcionamiento.
l. Control de la cantidad de agente extintor por peso.
m. Correcta correspondencia entre el número de puesto de extinción y número de
extintor.
n. Verificar correcta altura del extintor.
o. Verificar el peso del extintor en función al tipo de usuarios.
p. Realizar inspección visual en el extintor para detectar: ralladuras, problemas
serios de pintura, corrosión, golpes, globos, panza, estado de la base, fisuras,
soldaduras, abolladuras.
q. Realizar limpieza del extintor y la señalización.
r. Control del estado del manómetro.
s. Control de la presión.
t. Verificar estado de manguera, tobera o difusor.
u. Verificar las fechas de mantenimiento y de prueba hidráulica del recipiente.

4.3. Sellos o indicadores de manipulación indebida


En el momento del mantenimiento, el sello contra manipulación de los extintores de
incendios recargables se debe retirar operando el pasador o dispositivo de seguridad.

Cuando falte un sello de seguridad o indicador de manipulación, esto puede ser


evidencia de que el extintor ha sido usado y por lo tanto se debe retirar del servicio. Se
debería tener cuidado extremo antes de reemplazar un sello contra manipulación
indebida de un extintor no recargable.

Después de terminar los procedimientos de mantenimiento, se debe instalar un nuevo


sello listado contra manipulación indebida.
Los indicadores de manipulación indebida de extintores no recargables no se deben
retirar.

4.4. Frecuencias recomendadas de inspección


La frecuencia de las inspecciones de extintores de incendios debe basarse en la
necesidad del área en la cual están localizados.
Las frecuencias de inspección son:

a. Inspección Inicial: Los extintores deben ser inspeccionados manualmente


cuando se colocan inicialmente en servicio.

b. Inspección Periódica: Los extintores de incendios deben inspeccionarse sea


manualmente o por medio de dispositivo o sistemas de monitoreo electrónico a
intervalos mínimos de 30 días, o cada tres meses según define IRAM 3517-2.

c. Aumento de frecuencia: Los extintores de incendios se deben inspeccionar a


intervalos más frecuentes cuando las circunstancias lo requieran.

4.5. Causas que justifican el aumento de la frecuencia


Las causas que justifican aumentar la inspección son:

a. Alta frecuencia de incendios en el pasado.

b. Alta probabilidad de principios de incendios.

c. Alto riesgo de incendio.

d. Susceptibilidad a saboteo, vandalismo o daños intencionales

e. Susceptibilidad a la acción de personas inexpertas.

f. Experiencia o posibilidad de robo de matafuegos.

g. Ubicaciones en las que los matafuegos corran el riesgo de ser dañados


mecánicamente.
h. Posibilidad de obstrucción física o visual de los matafuegos.

i. Exposición a temperaturas anormales o atmósferas corrosivas.

j. Características propias del matafuego, como ser facilidad para que se


produzcan pérdidas.

5. COMO SACAR DE SERVICIO UN EXTINTOR


Cuando la inspección de cualquier extintor de incendios revele una deficiencia de
cualquiera de las condiciones enumeradas se debe tomar acción correctiva inmediata.
En caso de detectar anomalías que impliquen fallas en el uso del extintor, este debe
ser sacado de servicio. Para sacar de servicio un extintor se puede proceder de la
siguiente manera:

a. Colocar una tarjeta de NO USAR atada al cuello del extintor.

b. Colocarlo acostado en el piso, en caso de no poder retirarlo en ese momento.

c. Poner en su lugar un extintor “muleto” o de reemplazo, de capacidad extintora y


tipo de agente extintor igual.

d. Mandar el extintor a mantenimiento o recarga.

e. Colocar el mismo extintor en su puesto una vez reparado.

5.1. Pautas para sacar de servicio un extintor


Las pautas para sacar de servicio un extintor son las siguientes:

a. Precinto de seguridad roto o faltante. Nos da una señal de que pudo haber sido
usado o manipulado, por consiguiente ante la duda correspondería sacarlo de
servicio y enviarlo a mantenimiento para su verificación.

b. Despresurizado.

c. Presión en zona roja.

d. Señales de malos tratos.

e. Descargado o usado. Para el caso de los PQS un uso mínimo implica sacarlo
de servicio.

f. Agente extintor con menos del 10% de la carga original, no valido para los
PQS, que debe ser retirado ante cualquier disminución de cantidad de polvo.

g. Fecha de mantenimiento y de prueba hidráulica vencidas.


h. Falta de manguera, tobera o difusor.

i. Para los extintores de PQS No Recargables, cuando la inspección revele


deficiencias, se debe retirar del servicio, descargar y destruir según
instrucciones del propietario o devolverse al fabricante.

j. Para los extintores de Halón No Recargables, cuando la inspección revele


deficiencias, se debe retirar del servicio, sin descargar, y devolver al fabricante,
comerciante de equipos de incendios o al distribuidor para permitir la
recuperación del halón.

6. MANTENIMIENTO DE EXTINTORES
Que es el Mantenimiento del extintor? Según NFPA 10/2007 en su punto 3.3.15, la
define como:

“Examen minucioso del extintor. Tiene por objeto dar la seguridad máxima de que el
extintor de incendios operará eficientemente y con seguridad. Incluye un examen
minucioso para detectar daños físicos o condiciones que impidan su operación y
cualquier reparación o reemplazo necesarios. Generalmente revelará si se requiere
prueba hidrostática o mantenimiento interno.”

6.1. Propósito del programa de mantenimiento


El propósito de un programa de mantenimiento de extintores bien planeado y bien
ejecutado es maximizar las siguientes probabilidades:

a. Que el extintor operará debidamente en el ambiente al cual está expuesto


durante los intervalos establecidos para las revisiones de mantenimiento.

b. Que el extintor no constituirá peligro potencial para las personas en la cercanía


o para los operadores o quienes lo vayan a recargar.

c. Cualquier pieza de repuesto necesaria debe obtenerse del fabricante o su


representante.

6.2. Frecuencia
El mantenimiento se debe realizarse periódicamente conforme lo definen las normas
que se apliquen, al vencer la fecha de mantenimiento indicada en el cilindro del
extintor, inmediatamente después de cada utilización o cuando una inspección
muestre la necesidad de revisión.
Por lo general todas las normas establece que los extintores deben someterse a
mantenimiento a intervalos no mayores de 1 año, son los casos de NFPA 10 e IRAM
3517-2, o cuando surja de los resultados de alguno de los controles realizado.
Por ejemplo, si durante una inspección se descubren daños severos de corrosión, el
extintor debe someterse a una revisión profunda incluso si recientemente se ha llevado
a cabo una.

7. RECARGA
a. Todo extintor debe recargarse después del uso, o por resultado de una
inspección o al efectuar mantenimiento, Al hacer la recarga, debe seguirse las
recomendaciones del fabricante.
b. Los extintores de soda - ácida, espuma, agua, y los a base de anticongelantes,
deben recargarse con agua o el producto químico respectivo, cada 12 meses.
c. Para la recarga, se utilizarán solamente los productos químicos especificados
por el fabricante o proveedor, o materiales que tengan composición química
equivalente, con iguales características físicas. Se deben realizar ensayos, en
caso de utilizar otro producto distinto al original, para asegurar igualdad de
condiciones y funcionamiento.
d. Para efectuar la recarga, se observarán las siguientes medidas de seguridad:
d.1. Asegurarse que la presión interna del cilindro o cartucho ha sido aliviada
hasta igualarse a la presión atmosférica, antes de proceder a retirar la válvula o
el dispositivo de cierre. No confiarse de los indicadores de presión instalados
en el extintor, ya que pueden estar defectuosos o funcionar mal en los rangos
inferiores.
d.2. Usar el material de recarga apropiado. La mezcla de agentes diversos
puede causar reacción química que genere presiones peligrosas en el
recipiente.
d.3. Limpiar bien todos los componentes de sellado (empaques) y engrasarlos
ligeramente para prevenir escapes. La operación de engrasado es aplicable,
solamente si no hay indicación contraria del fabricante.
d.4. Revisar el dispositivo medidor de presión, para asegurarse que indica el
valor correcto.
d.5. La mayoría de los fabricantes recomiendan nitrógeno seco como gas
expulsor. El regulador de carga debe graduarse a presión que sea mayor a la
de servicio en aproximadamente 170 kPa como máximo, para evitar daños al
indicador de presión del extintor o pérdida de calibración.
d.6. Al recargar extintores con recipiente de propulsor separado, asegurar que
el dispositivo de cierre está en su lugar y firmemente ajustado. Reemplazar
primeramente todos los dispositivos de seguridad, antes de instalar cartuchos
de reemplazo.
d.7. Usar solamente cartuchos recomendados por el fabricante. Las
características del cartucho, tales como, presión de alivio, capacidad de resistir
golpes, densidad de llenado, roscas y otros, están diseña dos para cumplir
requisitos específicos.
d.8. Usar solamente dispositivos de seguridad apropiados, ya que otros pueden
no funcionar a los niveles requeridos.
e. Ciertos materiales de recarga se deterioran con la edad, exposición a
temperaturas elevadas o a la humedad. Se debe evitar tales condiciones, así
como el almacenaje por períodos muy prolongados. Los polvos usados para
combatir fuegos de clase D no deben compactarse o humedecerse, ya que el
polvo no fluirá.
f. Adicionalmente, la humedad puede causar reacciones peligrosas al ser
aplicados al fuego metálico.
g. No se debe convertir un extintor de un tipo en otro diferente, ni debe adaptarse
para usar otro agente de extinción o propulsor.
h. En los extintores de todo tipo, excepto los de agua, la humedad debe
eliminarse antes de la recarga. Dicha humedad crea dos peligros serios al
propiciar la corrosión del cilindro y convertir al extintor en inoperable. La
humedad puede penetrar:
h.1. Después de un ensayo hidrostático,
h.2. En operaciones de recarga,
h.3. Por remoción inapropiada de la válvula.

i. En la recarga de extintores a base de CO2, la fase de vapor no debe tener


menos del 99,50/0 de CO2; la fase líquida no debe contener más de 0,01% de
agua en peso a -34,4°C; el contenido de aceite no debe exceder a 0,001 % en
peso.

8. ANEXOS

SG-HST-REG.02 Registro de inspección de extintores

SG-HST-REG.19 Acciones correctivas

Centres d'intérêt liés