Vous êtes sur la page 1sur 5

Convocatoria Ilustración De Personaje

Imágenes de lo Extraordinario

El Semillero de Investigación SINAV y el programa de Artes Visuales de la


UNAD, te invitan a hacer parte de algo extraordinario.

En el marco de la exposición “Imágenes de lo extraordinario, Monstruos


americanos en el imaginario visual de modernidad temprana”, que estamos
organizando, buscamos las mejores ilustraciones de Monstruos para ser parte
de la propuesta visual de la exhibición.

Queremos que los estudiantes del programa de Artes Visuales de la UNAD, y de


otras universidades, tengan un espacio dentro de la muestra, y para ello abrimos
la Convocatoria para ilustración de personaje monstruoso. Las bases del
concurso están detalladas a continuación.

BASES DEL CONCURSO

1. Dirigido a estudiantes en formación del programa de Artes Visuales de la


UNAD y a estudiantes de programas afines externos (Diseño gráfico,
Artes Visuales, Artes plásticas) .
2. Habrá dos categorías de participación: Estudiantes UNAD y Estudiantes
externos.
3. Los estudiantes deben presentar una ilustración de alguno, varios o todos
los monstruos de la lista de monstruos otorgados para el concurso.
4. No se permite la ilustración de monstruos externos a la lista otorgada para
el concurso.
5. La ilustración del monstruo/monstruos debe basarse en las descripciones
de los mismo que se encuentran en este documento.
6. Las ilustraciones de monstruos deben ser originales e inéditas. No se
aceptan conceptos, imágenes o cualquier recurso tomados de internet.
7. La ilustración puede ser análoga o digital, en caso de ser análoga debe
enviarse una fotografía de buena calidad, con 300 DPI de resolución. En
caso de ser digital debe realizarse en uno de los programas de dibujo
digital (Photoshop, Illustrator, CorelDraw).
8. Las ilustraciones deben enviarse en formatos PNG, JPG, TIFF, a 300 DPI
de resolución, en modo RGB, CMYK y archivo original editable. Los
archivos deben entregarse con el fondo totalmente transparente.
9. Los concursantes darán autorización a los miembros del Semillero SINAV
y al programa de Artes Visuales de la UNAD, para la reproducción,
edición, animación y uso de las imágenes enviadas, con fines de
exhibición y divulgación.
10. Los derechos de autoría de las imágenes presentadas seguirán siendo de
los estudiantes/ilustradores en todo momento.
11. Los concursantes deben enviar la carta de Autorización actualizada y
firmada junto con los archivos de imágenes.
12. El jurado seleccionará las ilustraciones que harán parte de la exhibición
“Imágenes de lo extraordinario” según los criterios de la convocatoria,
teniendo en cuenta pertinencia temática, coherencia gráfica y conceptual,
calidad de la imagen y características técnicas de la imagen.
13. El jurado podrá solicitar ajustes o correcciones a la imagen seleccionada
relacionadas con técnica o contenido.
14. La convocatoria tendrá un periodo de apertura de 5 semanas. Desde el 1
de Junio de 2018 al 7 de Julio de 2018 a las 5pm.
15. Las propuestas deben enviarse por medio de link de GoogleDrive abierto
al correo slenka.botello@unad.edu.co con los siguientes requisitos :
○ Imágenes en Formato JPG
○ Datos del autor(a) (Nombre, CC. Tel. Correo, Semestre)
○ Carta de Autorización FIRMADA
16. Todas las ilustraciones enviadas harán parte del archivo virtual de la
exhibición “Imágenes de lo extraordinario”. Sólo aquellas seleccionadas
harán parte del montaje presencial dentro de la exhibición.
17. Los ganadores de las dos categorías estarán en los créditos de la
exposición y recibirán una mención de honor de parte de la UNAD, como
reconocimiento a sus trabajos.
18. Los resultados de la convocatoria se darán a conocer el 27 de Julio de
2018.

LISTADO Y DESCRIPCIONES DE MONSTRUOS

1. Caníbales/Antropófagos:

"Tanto los hombres como las mujeres andan desnudos, poseen un cuerpo bien
proporcionado y tienen una piel casi de color rojo. Tienen perforadas las
mejillas y los labios, la nariz y las orejas y adornan estas incisiones con piedras
azules, pedazos de vidrio, mármol y alabastro muy finos y hermosos. Esta
costumbre es propia, sin embargo, solo de los hombres. No existe entre ellos
ningún tipo de propiedad privada, sino que todas las cosas pertenecen a la
comunidad. Viven todos juntos, sin rey o jefe de ninguna especie y cada uno es
su propio señor. Toman como esposa a la primera que encuentran y actúan en
todo sin atenerse a ley alguna. Luchan entre ellos sin arte ni regla, se devoran
unos a otros, incluyendo sus muertos, pues la carne humana es una de las
formas habituales de alimentación. Acostumbran a salar la carne humana y a
colgarla de las casas con el objeto de que se seque. Alcanzan la edad de
ciento cincuenta años y rara vez se enferman” Americo Vespucio. Mundus
Novus. 1505.

2. Amazonas

Dijéronle los indios que por aquella via hallaría la isla de Martinino, que diz era
poblada por mujeres sin hombres, lo cual el Almirante muchos quisiera (ver)
por llevar diz que a los Reyes cinco o seis de ellas» Colón, C.: Op. Cit.
Miércoles, 16 de enero de 1493. P. 192.

«Piensan algunos que viven al estilo de las amazonas. Los que la examinan
mejor, juzgan que son doncellas cenobitas que gustan del retiro [...]. En ciertos
tiempos del año pasan hombre a la isla de ellas, no para usos maritales, sino
movidos por compasión, para arreglarles los campos y huertos [...]. Mas es
fama que hay otras islas habitadas por mujeres, pero violadas, que desde
pequeñas les cortan un pecho para que más ágilmente puedan manejar el arco
y las flechas, y que pasan allá hombres para unirse con ellas, y que no
conservan los varones que les nacen». Mártir de Anglería, P.: Op. Cit. Década
cuarta. Cap. IV. P. 262.

3. Cinocefalos

«Entendió también que lejos de allí había hombres de un ojo y otros con
hocicos de perros que comía los hombres, y que en tomando uno lo degollaban
y le bebían la sangre y le cortaban su natura» Colón, C.: Diario de a bordo,
Madrid, Edita Caja de Madrid, 1991. Edición, traducción y Notas de Luis Arranz.
Domingo, 4 de noviembre de 1492. P. 116

«Toda la gente que hasta hoy ha hallado diz que tiene grandísimo temor de los
del Caniba o Canima y dicen que vive en esta isla de Bohio [...] y decían que no
tenían sino un ojo y la cara de perro; y creía el Almirante que mentían, y sentía
el Almirante que debían de ser el señorío del Gran Can». Colón, C.: Op. Cit.
Lunes, 26 de noviembre de 1492. P.131

“...los portugueses hallaron en el continente americano «un linage de hombres


con cabeça de perro, con sus pelos, orejas largas, los braços, y la mitad del
cuerpo de hombre, los muslos de cavallo, las uñas de búbalo» que no hablaban
sino que ladraban.” Nieremberg, E.: Curiosa y oculta filosofía, Alcalá, imprenta
de María Fernández, 1649. Lib. IV. Cap. XIII. Fol. 96
4. Sirenas

«El día pasado, cuando el Almirante iba al Rio de Oro, dijo que vido tres
sirenas que salieron bien alto del mar, pero no eran tan hermosas como las
pintan, que en alguna manera tenían forma de hombre en la cara. Dijo que
otras veces vido algunas en Guinea en la costa de Manegueta».Colón, C.: Op.
Cit. Miércoles, 9 de enero de 1493. P. 184

5. Hombres marinos

«E que era del tamaño que es un hombre de mediana estatura de la çinta


abaxo, de forma que era de la mita de alto de un hombre poco mas o menos,
deçianme estos que lo vieron, é que su color era como entre pardo y bermejo:
la tez no escamosa ni de carne, sino lixa y con un vello de pelos largos é ralos,
y en la cabeça poco pelo y negro; las nariçes remachadas y anchas, como
hombre guineo ó negro, la boca algo grande y las orejas pequeñas; é todo
cuanto en el avia, miembro por miembro considerado, era ni más ni menos que
un hombre humano, excepto que los dedos de los pies é de las manos estaban
juntos, pero distintos: de manera que, aunque estaban pegados, se
determinaban, muy bien sus coyunturas, é de las uñas muy cosnosçidamente».
C16 Ibídem. Lib. XXIII. Cap. V. P. 196. Mal citado en Los monstruos en el
nuevo mundo Mª ALEJANDRA FLORES DE LA FLOR

6. Hombres con cola de Lagarto

«por el mar, una gente con cola, larga de un palma y recia como el brazo, que
no era movible como la de los cuadrúpedos, sino tiesa en redondo, como la
vemos en los peces y en los cocodrilos, y que se extiende en duros huesos; por
el cual, cuando querían sentarse, empleaban asientos con agujeros, o a falta
de ellos, excavando en el suelo hasta hacer un hoyo de un palmo o poco
más...». Mártir de Anglería, Pedro: Décadas del Nuevo Mundo, Madrid,
Ediciones Polifemo, 1989 Década séptima. Cap. II. P. 429

7. Acéfalos y blemias:

Next into Arui the are two rivers, Atoica and Caora, and on that branch which is
called Caora, are a nation of people whose heads appear not above their
shoulders, which though it ay be thoughy a mere fable, yet for mine own part I
am resolved it is true, because every child in the provinces of Arromaia and
Canuri affirm the same. They are called Ewaipanoma. They are reported to
have their eyes in their shoulders, and their mouths in the middle of their
breasts, and that a long train of hair growth backward between their shoulders.
The discovery of the Guiana Sir Walter Raleigh, Robert Hermann Schomburgk.
1594 (año del viaje) pg. 107

<< Al lado de Arui hay dos ríos, Atoica y Caora, y en esa rama que se llama
Caora, hay una nación de personas cuyas cabezas no aparecen sobre sus
hombros, creo que es verdad, porque cada niño en las provincias de Arromaia
y Canuri afirmar lo mismo. Se llaman Ewaipanoma. Según los informes, tienen
sus ojos en los hombros y la boca en el medio del pecho, y una larga mata de
pelo que crece hacia atrás entre los hombros.>>

“En otra isla, vers midia, fincan gentes de fea statura e de mala natura que non
han point de cabeça e han los ojos en las espaldas e la boca tuerta como una
ferradura en medio de los pechos. En otra isla son así bien gentes sin cabeça e
han los ojos e la boca por de cagua las espaldas”. John de Mandeville.
Viajes.

8. Gigantes

Un día cuando menos esperábamos algo así, un hombre de tamaño gigante se


presentó ante nosotros. […] El hombre era de tan inmensa estatura que
nuestras cabezas apenas llegaban a su cintura.
y, luego: El capitán estaba ansioso […] de transportar una raza de gigantes a
Europa: con este propósito, ordenó que se arrestaran a otros dos. […] Nueve
de nuestros más fuertes hombres apenas pudieron tumbarlos y amarrarlos, así
y todo uno de ellos logró soltarse.