Vous êtes sur la page 1sur 4

Factores Básicos Para El Desarrollo Del

Pensamiento Y La Interpretación
Tenemos los siguientes:

El desarrollo de la atención
La conciencia está enlazada con los procesos
psíquicos del reconocer, imaginar, acordarse, pensar,
entre otros, por lo que el docente debe emplear
técnicas para que el estudiante despierte la
imaginación de las cosas y utilice la creatividad o
imaginación y desarrolle las habilidades cognitivas.
El docente debe de motivar o incentivar al estudiante
desde el principio de sus clases, para que así estos
estudiantes despierten el interés de lo que se está
manifestando.

La formación de ideas
El docente debe transmitir ideas sobre la
realidad a los estudiantes, ya que si el
maestro lo realiza de manera satisfactoria
podrá obtener resultados favorables por
parte de los educandos y esos
conocimientos se convierten en parte
fundamental del conocimiento humano.
En el proceso de formación de estas ideas
y juicio intervienen el análisis y la síntesis,
la inducción y la deducción.
Cuando hay conocimiento, quiere decir
que hay entendimiento; para esto se debe de seguir dos procesos que son la
observación y la capacidad imaginativa que se estimula mediante la expresión
oral. La observación se la realiza mediante la realidad de la naturaleza y a través
de los experimento. La formación de ideas mediante la actividad del proceso
imaginativo, se crea por palabras del maestro o por el estudio de libros y textos.
Muchas veces las características más importantes son las que se memorizan bien.

El desarrollo de la capacidad de
percepción y observación
Existen percepciones visuales, táctiles,
auditivas, olfativas y gustativas.
El desarrollo de la capacidad de percepción se
da desde la percepción de objetos sueltos, no
ordenados entre sí, los estudiantes aprenden
a dibujar para conocerlos después mediante
los dibujos, así aprenden a diferenciar a todos
los objetos en general.
El sentido del tiempo se desarrolla mediante
otras actividades prácticas: hacer ejercicios
con intervalos o rítmicos como por ejemplo, en la enseñanza musical o en la
gimnasia, entre otros. Para el desarrollo de la percepción del oído se debe utilizar
la educación musical, aquí aprenden a diferenciar las melodías y ritmos ya sean
éstos tristes o alegres.
De la observación viva al pensamiento abstracto y de éste a la práctica, ese es el
camino dialéctico del conocimiento de la verdad, del conocimiento de la realidad
objetiva.

La formación de conceptos y juicios generales

Si el hombre quiere sobrevivir debe cambiar la realidad según sus necesidades,


por formación de juicios generales se entiende que es la operación de
entendimiento que compara ideas, es la forma del pensamiento que refleja las
relaciones dependencia entre los objetos y fenómenos del mundo real.
Pero para llegar a la formación de juicios generales, los procesos análisis y
síntesis, de observación y generalización son insuficientes, que los juicios de más
alta calidad y complejidad se los alcanza por medio de las conclusiones.

El desarrollo del poder


imaginativo
El desarrollo del poder imaginativo tiene
que estar relacionado con la realidad; es
decir, debe estar de acuerdo con ella, o, por
lo menos tener la posibilidad de verificarla
los estudiantes posee la habilidad de
reproducir ideas. El desarrollar esta
habilidad es importante para la transmisión
de conocimientos de aquellos objetos que el
alumno no puede observar directamente.
Se debe motivar al estudiante que tenga el
hábito de lectura, que asista a museos, cines,
teatros, y exposiciones de arte.
El desarrollo de habilidades, destrezas y hábitos
Sobre el desarrollo de la habilidad, la destreza y los hábitos cabe mentar los
siguientes principios: el niño al nacer posee, sólo aquellas características
anatómicas y fisiológicas que hacen posible su existencia biológica como ser
humano, es necesario especificar cuáles son las habilidades intelectuales tenemos
la atención, la observación, la imaginación y el pensamiento. En tanto que las
destrezas prácticas son: hablar, leer, escribir, dibujar, cantar, correr, saltar, entre
otros, y los hábitos son actos automatizados concordantes con peculiaridades
concretas en una situación determinada.

Uso y comprobación de los conocimientos y capacidades


Es requisito indispensable la práctica social donde
la persona pone en juego todo su conocimiento y su
creatividad, por lo tanto, diríamos que la práctica
social es la fuente y confirmación del conocimiento
y capacidades del hombre. La práctica en la clase se
la debe entender como una actividad viva y
creadora.
Los estudiantes, conforme avanza la práctica van
identificando sus limitaciones y dificultades y
hacen preguntas a su maestro, quién les orienta
para que ellos mismo encuentren las respuestas.

La consolidación de los conocimientos y capacidades


Existen etapas básicas como: la observación viva, el conocimiento, el
pensamiento y la práctica; además existen aspectos especiales que es la
consolidación de los conocimientos, por un lado, y por otro, el desarrollo de las
destrezas y los hábitos.
El docente debe propiciar la creación de ideas en el alumno, más importante aún,
es comprobar si las ideas son correctas y una vez comprobadas deben ser
memorizadas, va que sólo con una buena memorización de las ideas es posible
posteriormente la formación de juicios.
Los estudiantes deben adueñarse de habilidades, destrezas y hábitos como si
fueran parte de su "propio cuerpo", esta es la meta más alta de la consolidación
de conocimientos y capacidades.
Desarrollo de la voluntad
La voluntad es la capacidad humana de
dirigir las acciones en forma fija y
conscientemente, y conducirlas al éxito
contra las resistencias internas y
externas. En su trabajo de formar una
voluntad firme y bien dirigida en sus
estudiantes, el docente debe orientar su
labor en el sentido de desarrollar
cualidades, aptitudes y principios
morales en sus estudiantes, los mismos
que deben direccionar en la formación
de propulsores intensos para la
actuación de la voluntad.

Propulsores para la actuación de la voluntad


1. Claridad: Fijarse bien en la meta para cumplir con sus objetivos.
2. Independencia: El estudiante debe constituir la base de su actuación.
3. Iniciativa y decisión: Deben ir de la mano, la iniciativa es la aptitud
generadora de ideas y proyectos y la decisión es el dinamismo como complemento
básico para cristalizar las ideas y proyectos.
4. Energía: La energía es imprescindible para la actuación.
5. Fidelidad a los principios y espíritu autocrítico: los estudiantes que
tienen pensamientos razonables sobre la aplicación correcta de sus
conocimientos y capacidades.

La interpretación
La interpretación es tarea del
pensamiento, que consiste en
descifrar el sentido oculto en
sentido evidente. Pero en un
sentido más amplio se entiende
por interpretación la atribución de
significados a las expresiones bien
estructuradas y que tengan sentido
y veracidad lógica y real de los
juicios analíticos.