Vous êtes sur la page 1sur 4

ALGUNAS TENDENCIAS EN AMERICA LATINA

INTRODUCCION:

El presente ensayo expresa un sumario de algunas realidades con las cuales nos tenemos
que enfrentar en la América Latina de hoy, eludirlas o ignorarlas pudieran ser fatales para
nuestra misión de extender el reino de Dios en esta hermosa región; por otro lado, algunas
de ellas, con todo y ser una gran amenaza para el pueblo de Dios, podemos convertirlas en
una gran oportunidad para realizar un trabajo más efectivo. Aclaro, esto no es un trabajo
terminado, sólo un pequeño ensayo y bosquejo que puede sernos de mucha utilidad en
Amanecer.

Resaltaré algunas de esas tendencias, eso no significa que son las únicas o las más
importantes. Entre ellas:

EN EL CAMPO POLITICO:

Gran parte de los países en LA se ha estado inclinando progresivamente hacia los


movimientos de izquierda. En este momento, países como: Venezuela, Brasil, Bolivia,
Ecuador, Uruguay, Argentina, Chile, son gobernados por líderes de izquierda; en el caso de
México, avanzó significativamente este movimiento con López Obrador; en Perú, con
Humala, y Guatemala y Honduras, aunque no se declaran con izquierdistas, son
simpatizantes de esta corriente.

Esto pudiera ser visto como una amenaza para el cristianismo en la región, sin embargo, es
una gran oportunidad para:

El ejercicio de la autenticidad de la Iglesia que dice ser seguidora de Cristo.


El ejercicio de la Fe, -- el asunto es, ¿En quién está nuestra confianza?
La ruptura de paradigmas en las formas de hacer el trabajo misionero, la ruptura con
costumbres y tradiciones que estorban el avance del reino de Dios, entre otras cosas. Por
ejemplo, el centralismo organizacional por un trabajo más de corte comunitario; los templos
subutilizados por centros de servicios a la comunidad, y no sólo como centros meramente
para el ejercicio religioso (Son solos ejemplos).
EN CUANTO A CAMBIOS LEGALES:

La mayoría de los gobiernos de la región están trabajando en función de un nuevo


ordenamiento territorial, y con ello, el nacimiento de nuevos centros residenciales y nuevos
agrupamientos humanos. Más que una amenaza, es una oportunidad para colocar
estratégicamente nuevas iglesias (Sociológicamente, los nuevos grupos humanos son los
más accesibles a hacer cambios y muchos de ellos son más abiertos al Evangelio).

Nuevas constituciones (Asambleas constituyentes, reformas a las constituciones actuales,


nuevas leyes). La mayoría de las naciones están trabajando por tener leyes más acordes a las
realidades y necesidades humanas, muchas de ellas peligrosas, pero que también abren
grandes oportunidades a los grupos emergentes, el rechazo a la discriminación, etc. En
donde la Iglesia puede ser una gran voz de cambio y de búsqueda de una sociedad más
justa. La plantación de iglesias con una consciencia transformadoras son una urgente
necesidad en la región. Otro aspecto en relación a las leyes es sobre el colectivismo, lo que
favorece a la Iglesia, por ser in instrumento integrador y socializante, cosa que no puede
lograr un partido político; nuevas iglesias que entiendan su papel grupal, tienen grandes
oportunidades.

SOCIALES

El retorno a la preocupación por las clases más necesitadas y oprimidas en la región, pero
con acciones más agresivas y radicales, un fuerte ataque al consumismo y al individualismo.
La década de los 80 y 90, gran parte del liderazgo político se inclinó a la economía Neo
Liberal, y propició una mayor tendencia hacia la obtención de bienes o al consumismo
desenfrenado, al punto que el PIB (Producto Interno Bruto) de la mayoría de los países de la
región creció, sin embargo, los cordones de pobreza y las zonas marginales no fueron
reducidas sino que aumentaron.

Estas políticas sociales pudieran en algunos momentos ser una amenaza para la Iglesia, sin
embargo, muchas de ellas nos dan la oportunidad de concientizar al liderazgo, entrenarle y
movilizarle para que se planten iglesias transformadora con un gran sentido de justicia,
social y holístico, y no tanto, esa iglesia centrípeta que hace girar todo alrededor de ella, y en
donde su trabajo social, es más proselitismo que servicio real.
RELIGIOSAS

En este campo podemos resaltar varias cosas:

Existe una gran apertura para experimentar lo que antes era visto como “Movimientos
ocultos, esotéricos de las barriadas populares” Por ejemplo, la santería o el espiritismo son
más comunes y visibles en la mayoría de los países de la región, y están creciendo con
influencia en todos los sectores sociales de la región. Esto está siendo promocionado por
algunos gobiernos como el caso de Venezuela, Bolivia, Ecuador, quienes han resaltado lo que
hemos llamado como religiones ancestrales (Cultos de muchas comunidades indígenas).
Otra tendencia, paralela a esta, es el crecimiento del agnosticismo (Personas sin ninguna
religión o sin pertenencia a alguna ideología religiosa en particular). En el pasado, uno de los
países con mayor de personas con esta tendencia se encontraba en Uruguay, en la
actualidad, ya es un común denominador en toda la religión. Usted puede verlo expresado
en la variante conocida en los censos nacionales como los “Sin pertenencia a ninguna
religión”.

El avance de misioneros islamistas. Países como Panamá y Venezuela, tenían un gran


número de personas pertenecientes a la religión musulmán. Venezuela tenía la Mezquita
más grande de la región; hoy, hay misioneros musulmanes trabajando en la mayoría de los
países, si bien no son un número significativo los seguidores del Islam, ya los estudiosos lo
están contemplando como un fenómeno social, que de no tomarse en cuenta a tiempo
pudiéramos vernos con cambios en algunas leyes de la región siguiendo el lineamiento
Islámico. Un ejemplo, en Venezuela, se expulsó a misioneros cristianos extranjeros de la
mayoría de las comunidades indígenas y a algunos misioneros venezolanos, y se le dio
permiso a misioneros musulmanes para que desarrollaran un trabajo en algunas
comunidades indígenas.

Sin ser los únicos, pues existe una gama de movimientos religiosos, con un descenso bien
pronunciado del catolicismo, estas tendencias son una fuerte amenaza al cristianismo, pero
a su vez, una gran oportunidad, porque la mayoría de las personas están dispuestas a
experimentar, especialmente, aquellas religiones ajenas al cristianismo tradicional. Esto
invita a la Iglesia a pensar más en las personas, que en los números o en los templos, a
pensar en estrategias más centradas en las personas, la familia, y no tanto en la obtención
de resultados inmediatos; por ejemplo, los grupos pequeños de interrelación son bien
oportunos.
OTRAS TENDENCIAS SIGNIFICATIVAS:

El crecimiento de los grupos tribales urbanos. La mayoría de la población de la región es


menor de 30 años, ello ha traído diversas formas de asociación y relación.
La invasión tecnológica, proveyendo una gran contradicción: Aislamiento versus
comunicación.
Otras:

CONCLUSION

Como verán, mencioné algunas tendencias sin profundizar en ellas. Mi interés, es


sencillamente llevarle a pensar que en estos tiempos, no podemos quedarnos con aquellas
estrategias y un trabajo misionero fundamentado en lo que en el pasado nos dio resultados.
Los cambios actuales son violentos, muy rápidos, por lo que debemos apurarnos bajo la
orientación de Dios para trabajar con objetivos y estrategias bien claras, especialmente, en
lo que a plantación de iglesias se refiere, y más cuando desafiamos al liderazgo a pensar en
un plan país. Escribiré un material basado en una investigación documental sobre las
tendencias en la región, con la cual espero aportar algunas recursos para que Amanecer
pueda desarrollar un trabajo más efectivo en Latinoamérica, esperando que ello pueda
despertar a las otras regiones en donde Amanecer trabaja a investigar las tendencias
naturales que allí se están dando.

Nota: Si usted, puede aportar un pequeño ensayo sobre tendencias en su país, podré
anexarlo como ejemplos en un documento que podemos editar y publicar para beneficio de
todo el liderazgo en LA y el mundo.

Tomás Moreno
Orlando, 22 de Enero de 2008.