Vous êtes sur la page 1sur 6

PROCEDIMIENTO:

1) Antes de comenzar con la excavación de la calicata, por seguridad de las personas,


cercamos el área donde vamos a realizarla, con cintas de seguridad delimitamos
formando un cuadrado de 3m de lado.

2) Después de aquello comenzamos a cavar la calicata de paredes rectas, la cual tendrá las
dimensiones de 1x1m y 2 m de profundidad, con ayuda de una barreta y una lampa.
Posteriormente para sacar el material de la excavación a superficie utilizamos un balde
amarrado con una pita. El material lo acumulamos de tal manera que no se combinen
los estratos.
3) De todo el material extraído, tomamos la parte del estrato tres para poder realizar
nuestro estudio de granulometría y la colocamos en una bolsa completamente limpia,
para que el material no se altere con otras partículas, y la guardamos en un saco
completamente limpio.

4) Luego pasamos a cuartear el material del estrato seleccionado echándolo encima de una
superficie plana y limpia, lo combinamos completamente traspaleando toda la muestra,
cada paleada sobre la anterior formando un cono, hasta obtener un material más
homogéneo que represente mejor la muestra, luego aplanamos un poco el cono con la
lampa hasta obtener una forma plana y la dividimos en cuatro, cogimos dos de las cuatro
partes(partes diagonalmente opuestas) e hicimos un nuevo cuarteo de esta parte hasta
obtener el tamaño deseado de la muestra.
5) La muestra ya cuarteada la colocamos en un recipiente de aluminio (anteriormente
pesado) y junto con este pasamos a pesarla. Por diferencia de pesos obtuvimos el peso
de la muestra. Todas las pesadas en adelante se hicieron con una pesa con exactitud al
gramo.

6) Después de obtener el peso de la muestra introducimos esta junto al recipiente en el


horno por 24 horas para poder eliminar la cantidad de humedad que contiene.
7) Una vez pasada las 24 horas, retiramos la muestra del horno y la pesamos nuevamente.
También por diferencia de pesos obtuvimos el peso de la muestra seca.

8) Terminando de pesar procedimos a lavar nuestra muestra, en otras palabras a quitarle


las partículas finas que posee. Echamos agua al recipiente cuidando que no se rebalse
para no perder nada de la muestra. Luego movimos la muestra de tal forma que se
combine con el agua y esto lo vaciamos (obstruyendo el paso de las partículas grandes
con nuestra mano), cuidadosamente por el tamiz número 200, las partículas que se
quedaban en el tamiz las devolvíamos al recipiente y luego se repetíamos el proceso,
esto hasta ver que el agua mezclado con la muestra sea transparente.
9) Una vez lavada la muestra, nuevamente la colocamos al horno por 24 horas para retirar
el contenido de humedad. Hecho esto obtuvimos nuestra muestra seca sin partículas
finas. Pesamos nuevamente la muestra y otra vez por diferencia de pesos obtuvimos el
peso de tal.

10) Ya con la muestra lista pasamos a tamizarla, ordenamos los tamices de acuerdo a sus
dimensiones y echamos la muestra dentro del primer tamiz de 3 pulgadas (la tamizada
se hizo sin el tamiz de 2.5 pulgadas porque no contábamos con él). Tapamos y Giramos
circularmente el tamiz de manera que las partículas pasen de tamiz a tamiz, también
golpeamos la parte superior para que las partículas vallan sentando mejor, esto por un
lapso de 15 minutos.
11) Pasado los 15 minutos, sacamos la tapa superior del tamiz y la colocamos en la pesa
electrónica, hicimos que la pesa pese desde cero a partir del peso de la tapa.

12) Encima de la tapa fuimos colocando las partículas de cada tamiz ayudándonos de la
brocha, para que no se quede nada en la malla, obteniendo por diferencia de pesos la
cantidad de muestra que había quedado en cada tamiz. También pesamos la muestra
que quedo en el fondo del tamiz. La suma de los pesos correspondientes nos sumó el
peso total antes medido de toda la muestra.

13) Con todos los datos obtenidos pasamos a realizar los cálculos correspondientes.

Centres d'intérêt liés