Vous êtes sur la page 1sur 6

Poesía latina de época republicana

Segundo semestre, curso 2017/2018

LA MÉTRICA DE CATULO

La colección de poemas de Catulo llegó a contener 116 piezas, dado que el humanista
Muret en su edición de 1554 incluyó en ella tres poemas priapeos (los 18-20) que la crítica
posterior ha rechazado como catulianos y ha recolocado en la Appendix Vergiliana.
Los distintos tipos de versos que aparecen en la poesía de Catulo se dividen en tres
apartados:
I. Versos eolios.
II. Versos yámbicos.
III. Versos dactílicos.

I. VERSOS EOLIOS.

▪ Se llaman así porque fueron usados por los poetas griegos Alceo y Safo, cuyo
dialecto era el eolio, característico de la isla de Lesbos.
▪ Son isosilábicos (es decir, con número fijo de sílabas). Suelen interpretarse desde
la antigüedad como versos coriámbicos, pues todos contienen al menos un
coriambo: (— ∪ ∪ —)
▪ Estos versos forman conjuntos indivisibles (kola), pero, para facilitar su
aprendizaje, se pueden identificar tres partes:

▫ base (dos sílabas iniciales que preceden al primer coriambo)


▫ parte central (uno o más coriambos, o un coriambo expandido con otros
pies)
▫ cadencia (parte final).

Los versos eolios utilizados por Catulo son:

1. Endecasílabo falecio.
Número de sílabas: 11
Descripción: Base + coriambo + tripodia yámbica cataléctica (tres yambos
carentes de la sílaba final)
La base es normalmente espondaica (— —), aunque a veces se admite un troqueo (—
∪) o un yambo ∪ —. Suele presentar una cesura (final de palabra) tras la quinta o sexta
sílaba.
Es muy frecuente en Catulo (CAT. 1-3, 5-7, 9, 10, 12-16, 21, 23, 24, 26-28, 32, 33, 35,
36, 38, 40-43, 45-50, 53-58).

2. Gliconio o glicónico.
Número de sílabas: 8
Descripción: Base + un coriambo + un yambo.
La base es normalmente espondaica (— —), aunque a veces se admite un troqueo
(— ∪) o un yambo (∪ —)

3. Ferecracio: Es igual que el glicónico pero con una sílaba final menos.
Número de sílabas: 7
Descripción: Base + un coriambo + sílaba anceps (yambo cataléctico)
La base es normalmente espondaica (— —), aunque a veces se admite un troqueo
(— ∪) o un yambo (∪ —)

Catulo los usa en estrofas formadas por tres o cuatro glicónicos seguidos de un
ferecracio.
Ejemplo:
4. Priapeo:.
Número de sílabas: 15
Descripción: un glicónico + un ferecracio.

Entre las dos partes hay una diéresis que no impide la sinalefa.

Ejemplo CAT. 17, 1:

5. Asclepiadeo mayor:
Número de sílabas: 16
Descripción: Base espondaica + tres coriambos + un yambo.

Ejemplo CAT. 30, 6:

6. Endecasílabo sáfico o sáfico menor.


Número de sílabas: 11
Descripción: Dos troqueos + un coriambo + dipodia yámbica cataléctica.

7. Adónico.
Número de sílabas: 5.
Descripción: un coriambo + una sílaba final.

Tres endecasílabos sáficos más un adónico forman la estrofa sáfica.


Ejemplo CAT. 51, 9:
Ille mihi par esse deo uidetur,
Ille, si fas est, superare diuos,
Qui sedens aduersus identidem te
Spectat et audit

II. VERSOS YÁMBICOS.


Son isosilábicos. Su unidad rítmica es la dipodia yámbica. Suele haber cesura tras
la quinta o séptima sílaba.

1. Senario yámbico (Trímetro yámbico puro).


Número de sílabas: 12
Descripción: tres dipodias yámbicas sin sustituciones, es decir, seis yambis
puros.

Pueden tener cesura pentemimera (tras la tercera breve) o heptemímera (tras la


cuarta breve)

Ejemplo CAT. 29,17:

2. Trímetro yámbico.

Número de sílabas: 12
Descripción: tres dipodias yámbicas, pero se admite la sustitución de la primera y
la tercera sílaba breve por un larga. Cesura pentemímera.

Ejemplo CAT. 52, 3:

3. Trímetro yámbico escazonte o coliambo (yambo cojo).


Número de sílabas: 11
Descripción: Es un trímetro yámbico, pero con sílaba larga en la penúltima tesis.
Ejemplo CAT. 8, 1:

4. Galiambo. Pese a su nombre compuesto de Galli (sacerdotes de Cibeles en


Asia Menor) y iambus, no es un verso yámbico. Parece derivar de un esquema
métrico a base de jónicos menores (——∪∪). Catulo lo usa en el poema 63,
que trata sobre la citada diosa.

III. VERSOS DACTÍLICOS: No son isosilábicos. Se construyen a base de espondeos (— —)


y dáctilos (—∪∪). El ictus recae siempre en la primera sílaba de cada pie.

1. Hexámetro dactílico:
Descripción: seis pies, de los que el quinto es dáctilo. En algunas ocasiones Catulo
usa también el hexámetro espondaico (el quinto pie es espondeo). La cesura suele
ser pentemímera o heptemímera.

Ejemplo CAT. 64, 180:

8. Pentámetro dactílico.
Descripción: Primera parte formada por dos espondeos o dáctilos más una
sílaba larga. Segunda parte formada por dos dáctilos más la sílaba final.
Lleva diéresis tras el tercer ictus.

La combinación de hexámetro seguido de pentámetro forma el llamado dístico


elegíaco.

Huc est mens deducta tua, mea Lesbia, culpa,

Atque ita se officio perdidit ipsa suo (CAT. 75, 1-2)