Vous êtes sur la page 1sur 6

Instituto de Educación Superior Pedagógico

Público “San Josemaría Escrivá”

Asertividad
Alumnos: Luyo Manrique Lesly
Negrón Martell Alanis
Negrón Rojas Pedro
Román Acuña Mary
Yactayo Miñope
Lucero
Docente: Luis Márquez Peñafiel

Curso: Desarrollo Vocacional y Tutoría


I
Especialidad: Inicial

Ciclo: I

2018
¿Qué es la asertividad?
La asertividad es una habilidad social que permite a la persona comunicar su punto de vista
desde un equilibrio entre un estilo agresivo y un estilo pasivo de comunicación. Como tal, la
asertividad es una cualidad o comportamiento que poseen ciertos individuos de comunicar y
defender sus propios derechos e ideas, respetando a los demás. La palabra asertividad es de
origen latín assertus.

La persona asertiva no quiere decir que la persona tiene razón. La persona asertiva es aquella
que sabe que puede estar equivocada, pero mantiene la calma y conversa con los otros sobre
sus puntos de vista para poder llegar a un mejor entendimiento uno del otro y solucionar los
problemas.

Para nuestra tranquilidad, no todas las personas asertivas nacieron siéndolo, sino que es una
aptitud que se puede aprender para derribar todos los muros y obstáculos que aparezcan en
nuestro camino

Comunicación asertiva
La comunicación asertiva es aquella comunicación entre el estilo agresivo y el estilo pasivo. Es
una forma de comunicar lo que se piensa o quiere de forma que no importando la jerarquía se
logre una conversación armoniosa y productiva.

La comunicación con asertividad es clara, objetiva, transparente y honesta, este tipo de


comunicación posee varias ventajas como:

 Mejora la capacidad de expresión e imagen social.


 Fomenta el respeto por las otras personas.
 Facilita la comunicación.
 Mejora la capacidad de negociación.
 Ayuda a resolver las controversias.

Asertividad en psicología

Según la psicología, los comportamientos pueden ser divididos en 3 categorías: pasivo, agresivo
y, asertivo. La asertividad se establece entre el medio del comportamiento agresivo y pasivo. La
interacción social bajo el comportamiento asertivo, es saludable ya que se observa una conducta
por parte de los individuos segura y respetuosa, con capacidad de escuchar y respetar los
diferentes puntos de vista.
Características de las personas asertivas

1. Tienen confianza en sí mismos

Las personas asertivas confían en sí mismas y no tienen miedo a mostrarse de esta manera. Por
contra, las personas inseguras suelen ponerse un caparazón y estar a la defensiva. Además, las
personas que no son asertivas dejarán que otras personas decidan por ellas, pues tienen serias
dificultades para mostrar su punto de vista y decir “no.”.

2. Respetan la opinión de los demás

Y puesto que este tipo de personas se sienten confiadas, también son capaces de aceptar las
opiniones y las creencias de los demás. Eso no quiere decir que las compartan, simplemente
saben que cada uno tiene su propia opinión.

3. Validan las emociones de los demás

La validación emocional es un proceso de aprendizaje, entendimiento y expresión de la


aceptación de la experiencia emocional de otro individuo. Es clave porque mejora las relaciones
interpersonales, pues el otro individuo se siente entendido respecto a lo que siente y favorece
la verbalización de lo que piensa. Las personas asertivas son expertas a la hora de validar
emocionalmente a los demás, lo que provoca un incremento de la confianza entre los dos
actores de la relación.

4. Escuchan activamente

Los individuos asertivos escuchan, escuchan de verdad. No solo eso, sino que escuchan de forma
activa. ¿Qué quiere decir eso? Pues que prestan atención no solo a lo que la otra persona dice,
sino lo que siente y lo que expresa emocionalmente. Esto lo consiguen con un contacto visual
correcto, sin interrumpir a la otra persona y validando emocionalmente al otro interlocutor para
confirmar que ha recibido la información verbal y no verbal de manera correcta.

5. Se conocen a sí mismos

Las personas asertivas se conocen a sí mismas y saben el camino que siguen en la vida. Son
personas conscientes que tienen un gran autoconocimiento. Entienden sus emociones por lo
que no les temen.

6. Se aceptan incondicionalmente

Una de las claves de la confianza en sí mismos es que no piensan en lo que los demás piensan
de ellos. Eso sucede porque se aceptan tal y como son y, por tanto, se abren ante los demás sin
esperar nada a cambio. Tienen una gran fuerza interior, y esto les permite ser más exitosos en
sus vidas.

7. Eligen a sus amistades

Este tipo de personas suelen elegir a quién les va a acompañar en su viaje por la vida. Al menos,
en lo posible, se alejan de las personas tóxicas pues permiten entrar en su vida a aquellas
personas que realmente se merecen ser sus amigos.

8. Conocen sus limitaciones, pero luchan con todas sus fuerzas

Además de aceptarse incondicionalmente, aceptan también sus limitaciones. Ahora bien, estas
personas luchan con todas sus fuerzas por realizar sus deseos, pues son fieles a sus ideales. Esto
les convierte en unas personas comprometidas. Para poder aceptar a los demás, primero hay
que aceptarse a uno mismo.

9. Saben regular sus emociones

Saber regular las emociones y tener un gran control emocional es determinante a la hora de
relacionarse con los demás. Y las personas asertivas saben comprender y manejar
adecuadamente sus sentimientos y los de los demás... Esto les permite saber qué necesita la
otra persona, y adecuar su tono y mensaje a las circunstancias.

10. Afrontan los conflictos de manera serena

Por tanto, esto les ayuda a afrontar los conflictos con otros individuos de manera calmada. No
experimentan más ansiedad que la necesaria cuando se relacionan con otros y son capaces de
enfrentarse calmadamente a los conflictos. No solo eso, sino que también aprenden de los
fracasos o los éxitos porque saben que son parte de la vida.

Ejemplos de asertividad

Para poder explicar en qué consiste la asertividad debemos destacar que existen los tres puntos
(pasividad, asertividad y agresividad), estando está en el medio de las otras dos.

La pasividad sería cuando hacemos algo por complacer a otro sin pensar en nuestros derechos;
La agresividad sería expresar nuestro disgusto o molestia sin importar qué piensen los demás de
cómo nos expresemos de ello. Sin embargo, en el caso de la asertividad se busca un equilibrio
que permita la convivencia sana entre los individuos.

Ejemplo 1:

Si, por ejemplo, vamos a un local y pedimos un plato de comida, pero los cubiertos están sucios;
existen tres opciones de lo que podemos hacer:

a) Una persona pasiva se quedaría callada y comiera con ellos, aunque le moleste.
b) Alguien asertivo le pediría al camarero si por favor podría cambiárselos.
c) Un individuo agresivo armaría todo un escándalo en el local.

Como ves, la respuesta más acertada y que mantiene el equilibrio es la b, la cual es la de la


persona que sabe usar la asertividad para vivir respetando sus derechos y el de los demás.

Ejemplo 2:

¿ME PRESTAS TU LIBRO DE TEXTO? (la persona que contesta no desea prestarlo):

Respuesta pasiva: Bueno… Vale… Aquí tienes…


Respuesta agresiva: ¡No me da la gana prestártelo ni ahora ni nunca!

RESPUESTA ASERTIVA: Lo siento, pero no acostumbro a prestar el libro de texto.

10 Consejos para trabajar la asertividad entre tus alumnos.


1. NO. Hay que aprender a decir que no. Hay que enseñar a los alumnos la importancia de poder
decir no en determinados contextos o cuando crean que realmente deben negarse ante una
acción u opinión, por ejemplo. Saber decir no es algo vital en la vida de cualquier persona y, por
supuesto, en la vida de tus alumnos, porque tiene una gran función reparadora y hace aumentar
su seguridad.
2. YO. La persona con asertividad, al tener mucha confianza en sí misma, es capaz de expresarse
en todo momento con la primera persona del singular. Fíjate en la diferencia de estos dos
mensajes con un mismo contenido, pero dichos de manera muy diferente:

Este trabajo es muy pesado.

Estoy muy cansado. Necesito descansar un instante (frase asertiva en 1ª persona)

3. BREVEDAD. Cuando me refiero a frases breves, quiero que entiendas la importancia de ser
conciso a la hora de manifestar una opinión o postura. Las personas asertivas suelen ser directas
y muy breve, porque no tiene la necesidad de dar grandes rodeos para decir lo que piensa o lo
que quiere. La persona asertiva no se justifica, sino que notifica lo que piensa o hace, siempre
desde la moderación y el respeto. Algunas formas de empezar una frase asertiva serían:

 Me siento…
 Entiendo que tú… pero yo…
 Yo creo…, yo opino…, yo creo…
 Siento que…
 Me gustaría que…
 Quiero que…

4. TONO. Es muy importante a la hora de demostrar asertividad utilizar un tono de voz que sea
convincente y rotundo, pero no agresivo, es decir, hay que evitar un tono de voz que incite a la
provocación, la burla, el menosprecio o la humillación.

5. REPETICIÓN. Reafirmarse en uno mismo no siempre es fácil y no siempre sale a la primera.


La persona asertiva es aquella que es capaz de insistir, de repetir las veces que haga falta lo que
piensa, pero con la condición de que dicha repetición se fundamente en la paciencia, el respeto
y evitando entrar en discusiones y enfrentamientos.

6. LENGUAJE CORPORAL. Las personas con asertividad usan el lenguaje corporal para
reafirmarse en sus opiniones. Algunos recursos propios de las personas con asertividad en lo
que a lenguaje corporal se refiere son:

 Mirar a la cara.
 Mantener una postura relajada de brazos y manos.
 Asentir con la cabeza cuando la otra persona habla (escucha empática).

7. SENTIMIENTOS. Sin duda, una de las mayores dificultades con las que se encuentran los
alumnos es poder expresar sus sentimientos. Y la asertividad es poder expresar las ideas, pero
aún más importante es saber expresar los sentimientos. Y dichos sentimientos pueden ser:

 Sentimientos positivos: Me gusta mucho tu camiseta. Te quiero mucho. Me encanta la


manera con que me miras.
 Sentimientos negativos: Estoy asustado. Me preocupa mi compañero.

8. ERROR. La persona asertiva aprender del error. La persona asertiva es aquella que no tiene
reparos en equivocarse, porque sabe que el error es el resultado de manifestar lo que siente y
lo que piensa. Sobre la importancia de aprender del error te recomiendo la lectura del artículo
titulado 5 Maneras de premiar el error entre tus alumnos.

9. DISCULPA. La persona asertiva no se disculpa por lo que dice o por lo que siente o expresa.
De lo que se trata es de saber pedir las cosas y, al pedirlas, hacerlo con educación. De lo único
que se trata es de, una vez dicho, esperar la respuesta del otro, pero no avanzar una disculpa
porque sí, porque hace que cualquier argumento se debilite.

10. CONTEXTO. En la vida hay algo que es fundamental y es saber elegir tus propias batallas, es
decir, hay veces que en determinadas situaciones o contextos la asertividad no funciona. Esto
quiere decir que, aun siendo una persona asertiva, en determinados contextos hay que tener la
habilidad para actuar de otra forma.

La asertividad está diseñada para


defenderse inteligentemente, Walter Riso.

La asertividad no es lo que haces, es


lo que eres, Cal Le Lun.