Vous êtes sur la page 1sur 18

Giovanni M.

Martínez Castillo

15 de Marzo de 2012. Hermosillo, Sonora, México.

Los mil rostros de Kino


En el noroeste de México, Sonora y Baja California,
y en el sur de Estados Unidos, específicamente en
Arizona, es por todos conocido la figura legendaria de
Eusebio Francisco Kino; astrónomo, cartógrafo,
explorador, fundador de pueblos y misiones, pionero,
matemático, ganadero, agricultor, político y líder.
Todas facetas de este sacerdote jesuita “trentino
tirolés”, como el mismo se definía.
Y aunque poca gente sabe realmente todo lo que
hizo, muchas empresas llevan su nombre y apellido;
restaurantes, imprentas, gasolineras, farmacias,
hoteles, agencias automotrices, bibliotecas, escuelas,
universidades, estadios de beisbol, etc., hoy se le
reconoce como Padre y Maestro de estas tierras.
Así que nos dimos a la tarea de buscar todas las
formas de arte que la sociedad norteamericana,
italiana, española y, por supuesto, la mexicana, han
hecho para representar a este hombre universal.
La más antigua es el retrato que se exhibe en el
museo de Tumacácori, atribuido al artista español de
la escuela sevillana, Miguel Cabrera. Miguel Cabrera(1800),

El primer monumento
En 1927, se formó en Arizona una asociación para conmemorar a Kino, The Kino Memorial
Association, y colocar un monumento en honor del padre Kino en la ciudad de (San Cosme de) Tucson y
en la Misión San Xavier del Bac.
El 16 de marzo 1936, una placa bajo relieve del
padre Kino realizada por el diseñador y escultor
Mahonri Mackintosh Young se dio a conocer en la
ciudad de Tucson.
En esta placa bajorrelieve, el panel superior
representa al padre Kino caminando por el desierto
acompañado de un nativo americano. Kino aparece
vestido con ropas de sacerdote, sombrero, capa y
sandalias. Lleva un crucifijo en su mano derecha y un
libro en su mano izquierda. El joven Pima está
representado con un taparrabo, sandalias; lleva un
arco y una flecha en sus manos y con un porta flechas
atado a la espalda. Porta una cruz alrededor de su
cuello. Ambos personajes están de perfil izquierdo.
Mahonri Mackintosh Young (1936).

1
Los mil rostros de Kino

Un cactus con una serpiente de cascabel enroscada


de él en la esquina derecha justo detrás de padre Kino, y
un correcaminos con un lagarto en la boca en la esquina
izquierda justo en frente al nativo americano. Frente al
padre Kino, en el suelo del desierto, está un monstruo
de gila. En la parte inferior contiene un segundo panel
con texto. A la izquierda se observa un relieve de una
familia de tres Pimas que se agrupan cerca de la
vegetación del desierto. En el extremo derecho la
Misión de San Xavier del Bac y frente a ella un nativo
americano se encuentra arando el campo con un yugo
de dos cabezas de ganado, y en primer plano una india
con una sentada bajo un árbol.
Aunque Mahonri Mackintosh Young también
propuso una estatua para conmemorar a Eusebio Kino,
únicamente se realizó la estatuilla del proyecto.

Mahonri Mackintosh Young (1930).


Buscando la tumba de Kino
Los primeros investigadores que intentaron
descubrir los restos de Kino lo hicieron más con
entusiasmo y amor que el hecho de seguir un método
científico basado en evidencias y con un presupuesto
amplio.
Eugene Herbert Bolton, biógrafo de Kino, hace las
primeras excavaciones en 1919. En 1922 y 1924,
posiblemente motivado por los escritos y primeras
exploraciones de Bolton, el arzobispo Juan Navarrete
realiza excavaciones sin ningún resultado.
Posteriormente Frank C. Lockwood, profesor de la
Universidad de Arizona, y admirador de Bolton,
investiga en 1928 e inicia excavaciones tanto en la
capilla de San Miguel, ya que se creía que los restos de
Kino se encontraban en ella, como al frente de la actual E. H. Bolton (1919).
iglesia.
Ese mismo año, Serapio Dávila recopiló datos
entre los habitantes de mayor edad sobre la posible
localización de la capilla de San Francisco Xavier. Dos
años más tarde, efectúa excavaciones en Magdalena en
las que descubre parte de los cimientos de la casa cural
del periodo de los franciscanos, pero al parecer había
localizado parte de los cimientos de la iglesia del padre
campos cuya construcción fue de 1705-1706; tenía una
acuarela que había sido pintada por Ross Browne en
1884 este documento se aprecia la iglesia actual, la Ross Browne (1884).
iglesia del padre Campos.
Un equipo compuesto por los señores Dávila, Villa, Reyes Vázquez y Francisco Woolfolk, hicieron
excavaciones muy cerca de la iglesia construida por el padre Campos, basados en esta acuarela la cual
tuvo una invaluable importancia para localizarla y estuvieron muy cerca pero no encontraron los restos.
Todos esos intentos no fueron en vano para descubrir los restos del Padre Kino. Se aprendió mucho de
estos investigadores, además lo hecho por ellos permitió eliminar lugares que no tenían valor.

2
Los mil rostros de Kino

Fundador de San José de Guaymas


A inicios de la década de los sesenta, el escultor y artista español nacionalizado mexicano, Julián
Martínez Soros, pinta un gran mural, aproximadamente de tres por dieciocho metros, en el antiguo
salón comedor Motel Malibú de Guaymas en el que se narran las actividades que realizaban el padre
Kino, los españoles y los Pimas, dedicados a construir un barco.

Julián Martínez Soros (Guaymas, 1960-1962).

Inspirador del progreso


El maestro Héctor Martínez Arteche realizó el monumental Mural a Kino, entre 1963 y 1964,
ubicado en el Departamento de Investigaciones Científicas y Tecnológicas, DICTUS, de la Universidad de
Sonora. Ocupa una superficie de 48 metros cuadrados con el tema de tópicos campiranos, donde la
figura central es Kino y los Pimas, y fe inaugurado dentro del marco de los festejos del aniversario de la
máxima Casa de Estudios por el entonces rector Moisés Canale Rodríguez y ante la presencia del
gobernador del estado y ex rector de la Universidad, Luis Encinas Johnson.

Héctor Martínez Arteche (Hermosillo, 1963-1964)

Los elementos que componen el mural tienen que ver con el desarrollo agrícola y ganadero de
Sonora y en él se puede observar el duro camino que tuvieron que recorrer los pioneros del desierto
sonorense, como Kino, para convertir una tierra árida en campos fértiles.

3
Los mil rostros de Kino

La imagen idealizada de Kino


Quizá el rostro más difundido en la actualidad es el boceto del retrato de Kino realizado en 1962 por
Frances O'Brien, un año antes el Estado de Arizona había decidido honrar al padre Eusebio Francisco
Kino y varios legisladores solicitaron al Congreso de los Estados Unidos que aceptarán al sacerdote
jesuita para su segunda estatua representativa dentro del Salón Nacional Estatutario del Capitolio en
Washington. Kino ya había sido reconocido, en aquel entonces, como primer explorador, cartógrafo y
pionero de Arizona.
La propuesta y resolución de erigir dicha estatua creó
nuevos problemas, ya que el reglamento oficial sobre las
figuras para el Salón Nacional no permite que éstas se basen
en concepciones puramente imaginarias sobre personajes
históricos, y puesto que no existía ningún retrato conocido
de Kino, se recurrió a la inusitada idea de realizar una
imagen compuesta a base de las facciones más recurrentes
de los descendientes de la familia Chini e integrar esos
rasgos en una pintura de Kino.
El Comité de la Estatua Conmemorativa comisionó
entonces a la renombrada artista de Tucson, Frances
O'Brien, para realizar con esos datos, el retrato que
representara al “Padre Pionero”, que diera una idea de la
personalidad física de Kino tan exacta, histórica y
humanamente, como fuese posible.
Después de haber estudiado miles de fotografías de los
descendientes de Kino, O´Brien realizó un boceto lápiz
suave y más tarde pintó su retrato al óleo la pintura que
ahora se conserva en la Sociedad Histórica de Arizona,
Tucson, Arizona.
Frances O´Brien (1962). El boceto, más que el óleo es quizá la imagen más
usada, conocida y reproducida, con distintas variantes, del
misionero Trentino.

Estatua Kino en el Salón del Capitolio


Una vez presentado y aceptado el retrato por el Comité Especial de la estatua conmemorativa de
Kino, todos los demás hechos referentes a Kino y a la indumentaria usada en su tiempo se compilaron
en un folleto que fue distribuido a todos aquellos escultores que desearan participar en el concurso
convocado.
De 26 participantes el Comité redujo el número,
por eliminación, a dos finalistas: George Phippen y
Madame Suzanne Silvercruys.
Ambas propuestas mostraron excelente
habilidad, pero la interpretación que hiciera la
Baronesa Silvercruys del Padre manifestó más
elementos del personaje histórico y el comité decidió
en su favor.
Silvercruys diseñó la figura de pie completo de
Kino con su mano derecha levantada, bendiciendo.
Vestido con ropas de sacerdote con un cinturón ancho
a la cintura. Un pequeño rosario con un crucifijo
colgado de su cinturón en el lado izquierdo. Tiene un
rosario con una cruz colgado alrededor de su cuello.
Una larga capa y un sombrero de ala ancha cuelgan de
su espalda. En los pies lleva un par de zapatos Suzanne Silvercruys (1964).
adornados con espuelas.

4
Los mil rostros de Kino

En la placa en la parte frontal de la base tiene la siguiente inscripción: Eusebio Francisco Kino,
1645-1711, Pionero, misionero jesuita, explorador del noroeste de la Nueva España, cartógrafo,
historiador y constructor de misiones.
Posteriormente, una segunda copia de la estatua se montó sobre un pedestal de hormigón de dos
metros de altura, en un entorno desértico y se colocó en el lado sur de la Sociedad Histórica de Arizona.
Una tercera copia está en la misión de San Xavier del Bac, conocida como la Capilla Sixtina del Desierto,
a diez kilómetros de Tucson. Y por último, de menor tamaño, en el museo de Kino en Segno.
Hasta 1965, aun cuando no se contaba un retrato verdadero u otra muestra auténtica de su figura
física, se consideraba que esta estatua que se acercaba mucho a la imagen física de Kino.
El arte del segundo finalista en el concurso
de la estatua para el Salón de Washington, George
Phippen, no podía quedar en el olvido.
En 1976, Sidney Brinckerhoff, el entonces
director de la Sociedad Histórica de Arizona, y
propietario de la obra de Phippen, dio su permiso
para realizar una copia de la original.
Esta estatua del padre Kino fue instalada en
el Kino Hospital, 2800 East Ajo Way, Plaza,
Tucson, Arizona 85713.
La figura de Kino, lo muestra vestido con
una túnica de monje con un crucifijo metido en el
cinturón y un sombrero colgado a la espalda.
Porta un instrumento al nivel de la cintura en la
mano izquierda y un mapa enrollado en la mano
derecha, mientras la descansa sobre una pequeña
misión.
Varias piezas importantes de su obra sólo
pueden verse en el Museum George Phippen,
incluyendo Padre Eusebio Francisco Kino y Padre
Kino y muchacho.
Piezas adicionales se encuentran en el
Desert Caballeros Western Museum en
Wickenburg, en el Museo de Arte de Phoenix, y en
muchos otros lugares de Estados Unidos.

George Phippen (1964), (Tucson, 1976).

5
Los mil rostros de Kino

Variaciones del boceto de O´Brien


A partir del famoso boceto de Francis O’Brien, muchos artistas crearon su propia versión bajo su
estilo, otros trataron de copiarlo, con diferentes técnicas, con otros modelos de la familia Chini, con
símbolos masones, frente a iglesias y misiones, más joven, más viejo, en soportes tan variados como piel,
cemento pulido, papel o tela.

O´Brien (1962). O´Brien (1963) Bustamante (2011)

Aldecoa (1967). Romero Meneses (1982) De la Peña (1997)

De la Peña (1967). Galaz (1972). Iñigo (1992). Arteche (2005). Sosa (2011).

6
Los mil rostros de Kino

El gran descubrimiento
En 1965, motivado la develación de la estatua en Washington, el presidente de México, Gustavo
Díaz Ordaz, ordena al secretario de Educación, Agustín Yáñez, disponer la investigación y localización de
los restos de Kino. Éste a su vez comisiona al profesor Wigberto Jiménez Moreno para realizar las
investigaciones. Mientras que por el Instituto Nacional de Antropología e Historia, a cargo del Dr.
Eusebio Dávalos, se comisiona al doctor Jorge Olvera. Reciben el apoyo incondicional del Gobernador de
Sonora, Luis Encinas Johnson.
Se unen a ellos los profesores Arturo Romano y
Fernando Pesqueira, y, por parte de la Arquidiócesis
de Hermosillo, el padre Cruz Acuña. En Magdalena los
esperan ya el presidente municipal, Gerardo Nava, el
químico Gabriel Sánchez Vega y el padre José Santos
Sáenz párroco de Magdalena. Llegan también los
investigadores de la Universidad de Arizona, Dr.
William Wasley y el padre Kiernan McCarthy, quien
aporta el dato sobre la orientación arquitectónica de la
Capilla de San Francisco que daba hacia el sur.
Este equipo llevó a cabo, con gran expectación,
las excavaciones dirigidas a buscar el altar de la capilla
y descubren los cimientos de la vieja torre, después
aparecen los cimientos de la pared y un contrafuerte, al
sur estaba un sepulcro, se descubre un cráneo; al cual
el trabajador le había dado con el pico, y cayó al fondo
de la zanja, se guarda un silencio casi sepulcral, eran
las 16:45 horas del día 19 de Mayo de 1996, ¿Sería el Restos óseos (1966).
cráneo de Kino? –Se preguntaron todos.
Durante dos días examinaron y evaluaron los resultados obtenidos de las investigaciones
realizadas en Magdalena y concluyen que los restos hallados, corresponden a los de Eusebio Francisco
Kino. De esta manera, el 21 de mayo de 1966, fueron descubiertos los restos óseos del padre Kino. Un
elemento de primerísima importancia para la reconstrucción de la figura física del misionero jesuita.
Según cuenta Gabriel Gómez Padilla, Jorge Olvera tomó el cráneo y lo llevó a un cuarto del sótano
del palacio municipal y con la ayuda de Héctor Martínez Soros, reconstruyeron el rostro de Kino con una
macilla especial, y ante sus ojos apareció el semblante del misionero a caballo. Luego el artista lo
inmortalizaría en su sanguina.

Julián Martínez Soros (1966).

Julián Martínez Soros (1967).

7
Los mil rostros de Kino

El Mausoleo
Una vez encontrados los restos de Kino, se inició la construcción de su Mausoleo en la plaza
principal. Aquí reposa y se exhibe la osamenta, rescatada en 1966, del padre jesuita, quien falleciera en
1711 a los 66 años. En su interior resaltan los murales artísticos del maestro pintor y escultor Nereo de
la Peña.

A lado izquierdo del mausoleo se colocó una


capsula de tiempo con el busto de Kino, también
realizado por Nereo De la Peña.

Nereo De la Peña recrea el concepto de


Kino a caballo de Martínez Soros en el mural
junto a una versión del rostro estilo O´Brien.

Nereo De la Peña (Magdalena de Kino, 1968).

8
Los mil rostros de Kino

Kino cabalga de nuevo


Una vez descubiertos los restos del padre Kino en Magdalena, Sonora, surgió la idea de dedicar
varias estatuas en memoria del gran misionero y civilizador jesuita del siglo XVII. El gobernador Luís
Encinas Johnson le encargó esta tarea al escultor Julián Martínez para que esculpiera la bella y
emblemática estatua del padre Kino.
La estatua de cuerpo entero del padre Kino a caballo lo representa con sotana y capa. En su
pecho lleva la cruz similar a la encontrada en su tumba. Un huaje cuelga del lado izquierdo de la silla. Y
en su mano derecha un mapa. La escultura de bronce se encuentra en una base rectangular de mármol.
Por décadas este monumento lució en una glorieta a la entrada norte de Hermosillo en la
intersección del periférico Norte y el hoy llamado Boulevard Kino. Luego el gobernador Rodolfo Félix
Valdez la removió hacia la salida norte de Hermosillo, frente al Tecnológico de Monterrey, sobre la
carretera de cuatro carriles a Nogales. Y, recientemente, a petición de la comunidad y la Sociedad
Sonorense de Historia la estatua fue colocada en el atrio de la Catedral Metropolitana de Hermosillo,
donde luce soberbia y es apreciada por propios y extraños.
Una segunda reproducción fue donada a la ciudad hermana de Phoenix, Arizona, como obsequio del
Gobierno de Sonora a esa entidad. Misma que se encuentra frente al Capitolio, en el 1700 West
Washington, sobre la Avenida 17th entre Washington y Jefferson.

Julián Martínez Soros (Hermosillo, 1967).

No importa cómo, ni de qué material, todos quieren algo para recordarlo.


El cariño por el explorador jesuita crece en los pueblos y ciudades donde Kino fundó misiones y
visitas, y en aquellos lugares donde simplemente estuvo presente e hizo un cambio significativo.
No importa que no tenga las proporciones estéticamente correctas, si se parece o no a quien intenta
representar, si está situado en el contexto correcto, de qué material éste hecho, todos quieren algo para
recordarle o festejarle; ya sea una estatua, un mural, una pintura o un cuadro.
Veamos algunos casos; el primero de ellos es el Condado de Santa Cruz, en Nogales, Arizona, donde el 11
de Junio de 1968 se colocó una estatua de bronce, diseñada por Ralph Hamilton Humes. El artista
muestra la figura de pie del padre Kino, vestido con una túnica estilo franciscana, con sombrero y una
cruz en el cuello. Lleva botas rizadas en las puntas, un cinturón de flecos y un rosario en el cuello. La
mano derecha sostiene un bastón que descansa en la base. La mano izquierda sostiene un plano
laminado de Tumacacori.

9
Los mil rostros de Kino

Dos placas conectadas a la base muestran bajo relieve los planos de San Ignacio y San Xavier del
Bac, dos misiones que fundara. La placa a sus pies tiene la siguiente leyenda: Padre Eusebio Francisco
Kino S.J. Maestro, Fundador de misiones, Hombre de Dios, Pionero, Cartógrafo, Astrónomo, Explorador,
Agricultor y Ganadero. De esta estatua existe una copia más pequeña en el museo de Nogales, Arizona.

Ralph Hamilton Humes (Santa Cruz, Nogales, 1968).

El segundo caso la ciudad de Tijuana, Baja California. En 1974, el escultor Federico Canessi, y
colaborador Antonio Castellanos Basich, realizan una a Kino de siete metros de altura, el cual se
encuentra ubicado en el Boulevard Kino, en la zona del Rio de Tijuana. En él se representa al padre
Eusebio Francisco Kino con su ropa de la orden jesuita, en la espalda cuelga su sombrero, en su pecho
porta la cruz y un rosario, en su mano derecha sostiene un arado para la siembra tipo egipcio y con su
mano izquierda señala el camino, todo para hacer referencia a su labor misionera en Baja California.
En la misma ciudad, se exhibe una estatua de Kino en el Museo de Cera, en la sala del periodo
misionero de Baja California e historia de Tijuana. Aquí podemos observar la versión de Kino agricultor;
representado en una hortaliza, vistiendo una sotana negra y gorro, y en su mano izquierda sostiene una
cruz. Sorprendentemente, ambas estatuas se parecen en su rostro.

Federico Canessi (Tijuana, 1974). Museo de Cera de Tijuana.

10
Los mil rostros de Kino

Un tercer caso sucede en San José de Himeris, hoy Ímuris, Sonora. Aquí en 1982, el escultor
Fernando Balderrama, realiza una escultura ecuestre, de un caballo semi-echado, y Kino va sentado
hacia atrás del lomo del caballo para controlar a un corcel brioso en plena andanza, portando una cruz
con su mano derecha que descansa en su pecho. La cual fue colocada primero en la plaza pública y
posteriormente removida, en el 2011, Casa de la Cultura de Ímuris como legado material y cultural para
los eventos alusivos al tricentenario luctuoso de Eusebio Francisco Kino.

Eloísa Ayala Morales (Ímuris, 2011).

Fernando Balderrama (Ímuris, 1982).

Además, colocaron las astas banderas de los países que conocen de su obra: Italia, Austria,
Alemania, Estados Unidos, España y México. La placa de la base del monumento dice: “Eusebio Francisco
Kino” Ilustre colonizador de Sonora y Arizona. Los pueblos cuyo desarrollo él inicio, lo recuerdan con
gratitud. Esta estatua fue erigida siendo gobernador del estado el C. Dr. Samuel Ocaña García y
presidente municipal el C. Ernesto Valenzuela B. Ímuris, Sonora, Mayo de 1982.
En el extremo oriente del mismo lugar fue pintado un vistoso mural, de la labor de Kino y las
banderas de los países que le conocen, por la artista Eloísa Ayala Morales.

En esa misma época, entre 1981 y 1984, durante


el sexenio del gobernador Samuel Ocaña García, se
contrata a tres grandes artistas, los maestros Teresa
Morán, Héctor Martínez Arteche y Enrique Estrada,
para que narren los pasajes históricos de Sonora y las
leyendas de los antiguos habitantes de la región, y los
plasmen en los murales del Palacio de Gobierno de
Sonora, entre ellos ‘la bendición de Kino’ pintada por
Morán.
En el muro intermedio del Palacio, del lado
derecho de la escalera, se destaca la figura del
misionero jesuita Eusebio Francisco Kino, padre de la
Alta Pimería y a su lado está la imagen de un indígena
en cuclillas en espera de su bendición. Kino desde su
llegada a Sonora en el año de 1687 introdujo el
cultivo de la vid impulsando notablemente el
desarrollo de esta región, se observa también la
silueta del templo de Magdalena.

El mural se realiza bajo la técnica de fresco en


María Teresa Moran (1983). polvo de mármol y cal, y mide 3.50 x 3.50 metros.

11
Los mil rostros de Kino

Lo mismo que con los cuadros sucedió con bustos, artistas renombrados y neófitos, inspirados
por Kino captaron su esencia con diversos materiales como llaves fundidas, cemento pulido y bronce.

Houser (Texas, 2004). De la Peña (Madalena,1996). De la Peña (Segno, 1998).

Sotelo (Bahía Kino, 1988). Sonoyta (s/d). Magdalena (Donado por


el Gobierno de Guadalajara).

En 1987, Lorenzo Rafael diseña la


medalla y las placas para el festejo del III
centenario del arribo a la Pimería de
Eusebio Francisco Kino, 1687 a 1987. En la
que traslada la imagen de la estatua de
Kino de Martínez Soros, esta medalla de
cobre es extremadamente escasa.
Las placas bajo relieve fueron
colocadas en las misiones de Sonora,
aunque la única que queda es la de
Tubutama.
Lorenzo Rafael (1987).

12
Los mil rostros de Kino

Tres estatuas de tres siglos


A petición de un grupo de ciudadanos de Tucson, Arizona, que conformaron un comité para
encabezar el proyecto denominado “Tres estatuas de tres siglos” para celebrar el 300 aniversario de la
llegada de Padre Kino en la Pimería. El escultor mexicano Julián Martínez fue convocado a representar
esta vez a un Kino más joven sobre un caballo en posición de beber agua. Las tres estatuas, fundidas en
bronce, fueron colocadas en tres lugares; Tucson, Arizona, Estados Unidos, parte de la tierra de misión
del padre Kino; Magdalena de Kino, Sonora, México, sitio de su fallecimiento y entierro; y Segno, Trento,
Italia, su pueblo natal.

Tucson (1988). Magdalena (1990). Segno (1991).

Los fondos necesarios para completar las tres estatuas de vino de la ciudad de Tucson, del Condado
de Pima, de varios benefactores generosos, y también de Julián Martínez, quien aceptó una suma muy
modesta por la fundición de las tres piezas. Era como si la generosidad histórica de Kino estuviera
siendo pagada en especie. La primera de las tres estatuas llegó a Tucson en mayo de 1988, y fue erigida
en el recién terminado Parkway Kino. La segunda estatua, terminada un año después, fue erigida en
Magdalena de Kino sobre la carretera de peaje a Hermosillo y luego removida para colocarse en una calle
principal en la salida norte de la ciudad. El tercer monumento, terminado en 1990, fue enviado por
carguero a Génova, y desde el puerto hacia la provincia de Trento, para luego ser transportado a la
ciudad de Segno, donde se dedicó a la estatua en una jubilosa celebración en junio de 1991.
La estatua representa a Kino sobre un corcel en posición de beber agua. En su mano derecha
sostiene una concha azul de abulón a la altura del pecho y en su mano izquierda sostiene las riendas del
caballo. Está vestido con un sombrero de ala ancha y una capa. Un huaje de agua cuelga del lado derecho
de la silla y una alforja cuelga del lado izquierdo. La cabeza del caballo está inclinada, lo que indica
docilidad y sus piernas se doblan de cansancio. Y, aunque eran originalmente idénticas, el cuidado y el
descuido les dieron a cada una características únicas.

La hermandad entre Segno y Magdalena


Loly Monreal, nacida en Caborca y radicada en Italia, ha servido de embajadora de buena voluntad
entre Trento y Sonora. En 2004 llevó a cabo avances para firmar la hermandad entre Segno y Magdalena,
y a punto de formalizar el acuerdo se pospuso por cuestiones de seguridad ya que se iniciaba la guerra

13
Los mil rostros de Kino

contra Iraq y los italianos que pensaban visitar México decidieron cancelar dicho viaje. Sin embargo, el
gobernador de Sonora, Eduardo Bours, en el 2005, para reactivar el proceso le solicitó al maestro Héctor
Martínez Arteche un retrato al óleo del padre Kino para donarlo a la comunidad de Segno, Italia. Este
cuadro se encuentra en el museo de Kino que opera la Associacione Culturale Padre Chini.

Martínez Arteche (2005). Livio y Giorgio Conta (2008).

Después de una tenaz e insistente actividad para solicitar y oficializar la Hermandad, de algunos
encuentros y reuniones, llamadas telefónicas y varios momentos importantes, el 30 de noviembre del
2007 dicha petición fue oficialmente votada a favor por el Municipio de Taio, al cual pertenece Segno.
Para todos fue un gran logro, porque esta experiencia de comunicación entre dos comunidades
con culturas muy diferentes, pero unidas históricamente.
En 2008, se firmó la Hermandad entre ambos pueblos, al mismo tiempo que se inauguraba la
nueva estatua del padre Kino, realizada por Livio Conta y su hijo Giorgio, para conmemorar el 300
aniversario luctuoso del fallecimiento del padre Kino junto a un niño O´ob.
Esta monumental estatua representa a Kino adulto de unos 50 años, lleva un mapa en la mano
izquierda, reproducción de su famoso mapa de 1702 en a que descubre que California no era isla. Porta
una cruz en su cuello. Mira hacia el horizonte. Su pupilo, un indígena O’ob, con taparrabo, descalzo y con
una lanza en su mano derecha, de unos 12 años, no le llega sino hasta la cintura y levantando su cara ve
el rostro de su maestro.
Esta estatua causó polémica en América, pues la visión Europea, a parecer, mostraba a Kino altivo
y el nativo, más que un niño “se decía” parecía adulto enano, con las proporciones perfectas y portando
un arma. En fin cada quien ve lo que quiere ver.

14
Los mil rostros de Kino

Grandes obras para grandes festejos.


El 2 de diciembre de 2011 fue concluido e inaugurado el mural Cosmovisión Kiniana, compuesto
de dos partes: El poder de la fe (ala izquierda) y Favores Celestiales (ala derecha) en pasillo oval de las
escaleras del Palacio Municipal de Magdalena de Kino. Durante el proceso que inicio en el 2008,
podíamos encontrar trabajando a Miguel Grijalva, un joven muralista México-Estadounidense, cuyas
raíces son de Ímuris.
En el mural El poder de la fe, lleno de
simbolismos místicos, Grijalva plasmó a
un Kino cósmico en cuyo corazón yace el
universo, representando a aquel hombre
iluminado que mira hacia la cruz de la
labor titánica que ha de realizar para
alcanzar la cristeidad.
La estrella de David, integrada en el
ojo de buey de la construcción,
representa el Orden Divino, con los
brazos de aquellos que le ayudarán a
cumplir su plan divino, aquello por lo que
todas las almas pedimos nacer. De ahí
sale Kino con un cabalgante, recordado
aquel recorrido que hiciera desde San
Xavier del Bac hasta San Ignacio para
salvar la vida de un nativo.
Tres de sus Misiones, como escuelas etéricas, se dejan entrever en la inmensidad de universo. En
el cosmos, representando a Dios Padre (Alfa) vemos dos leones, uno que mira a la izquierda y otro a la
derecha, indicando el principio y el fin. La imagen de una nativa representa a Dios Madre (Omega), que le
entrega la clave, a través de una concha azul, para encontrar el camino a la Baja California. Debajo de ella
da a luz al planeta Tierra. A un lado, en forma de homenaje, vemos el busto del maestro muralista Nereo
De la Peña, quien plasmara la vida y obra de Kino en su mausoleo de Magdalena, Sonora, en el museo de
Kino en Segno, y que capturara su rostro en varias esculturas.
En el mural Favores celestiales de
Kino, sobresalen; la muerte del padre
Saeta, un ángel Deva proveniente desde
Alfa y Omega (Dios Padre-Madre).
Aparecen también aquellos que
estuvieron en su contra; un jefe Apache,
el capitán Solís y el padre Mora, así
como los nativos de la Pimería
representados por los Pimas, Tohono
O’odham y Yaquis, que le ayudaron a
realizar su obra. Además, imágenes de
las actividades económicas y
sustentables de la región que les
enseño a realizar: como la ganadería,
agricultura y fruticultura, algunos de
los frutos que trajo como la uva, el
limón, la granada, el durazno y el
membrillo.
Citas bíblicas que aparecen en el mural como referencia de las actividades y experiencias vividas
en cada uno de los sitios por el padre Kino. Este mural Favores sustituyó uno que quedara inconcluso sin
conocerse los motivos. En este nuevo proyecto Grijalva se asesoró con investigadores e integró
simbolismos como el astrolabio, el mira lejos, la herradura, para dar una visión más conceptual.

15
Los mil rostros de Kino

Vida y obra.
Sin duda sobre Kino todo está escrito y es tan amplia y basta su labor, sin embargo, que para
hacerla accesible a la población siempre se buscarán nuevas y antiguas formas y formatos, pero nunca
pasará de moda los cuadros y pinturas, así lo hacer ver el profesor José Cirilo Ríos Ramos, cronista de
Santa Ana, quien con magistral pincel ha capturado en trece cuadros la vida y obra del padre a caballo.
Si a estos le sumamos los cuadros de Margarita Ramírez, Alina Trevor, Eduardo Galaz, Miguel Grijalva,
Judith Castillo, Al Romo, Eva Moraga, Vicente Terán, Manuel Meza y Zacarías Páez, tendremos la visión
completa.

16
Los mil rostros de Kino

Kinologos o Kinos en acción


Podemos estar de acuerdo o no en que si el boceto de O´Brien se parece a Kino, que se necesita
hacerles un estudio de ADN para decir que los restos encontrados en Magdalena son realmente los de
Kino; que si el padre Kino tiene o no los méritos para en los altares, que si su visión del cometa Haley no
era muy modernista, que si para venir a hacer su labor misional servía a los intereses españoles, etc… y
seguir perdiendo el tiempo en mezquindades. También podemos crear todos los clubs que queramos
para hacerlo, escribir tantos libros para llenar cientos de bibliotecas sobre esto, festejar su natalicio o
conmemorar su fallecimiento, o simplemente dar todas las conferencias que se nos ocurran.
Lo realmente importante es qué hemos hecho para no repetir hoy los mismos errores del pasado,
es decir, convertirnos en ciudadanos activos para la transformación en positivo de nuestra sociedad. Ser
líderes en acción más que sólo estudiosos espectadores de un líder. Esta es mi reflexión al seguir las
huellas de Kino. Y quizá sirvan las imágenes creadas por Zacarías Páez, de su colección Conchas Azules
para recordárnoslo.

MC. Giovanni M. Martínez Castillo


Proyecto Kino en el Arte
Academia de Cultura y Comunicación
Licenciatura en Ciencias de la Comunicación
Universidad de Sonora
Presidente de la Fundación Kino A.C.

17
Los mil rostros de Kino

Para saber más sobre Kino:


Associazione Culturale Padre Eusebio Chini
Piazza Eusebio F. Chni
38010 Segno, Trento, Italy.
Tel. 0463 468248
E-mail. info@padrekino.org
achin@tin.it
http://www. padrekino.org

Fundación Kino A.C.


Maria Esthela Cinco
Hermosillo, Sonora, México.
http://fundacionkino.blogspot.com
fundacionkino@gmail.com

Kino Heritage Society


Sociedad del Legado de Kino
Rosie Garcia
padrekino@live.com
Mark O'Hare
Tel. (520) 325-2366
Post Office Box 31 Tucson, Arizona 85702
http://padrekino.com/index.php/kino-legacy/missionary/

Patronato de Kino
http://patronatodekino.org
Areli Borunda
Kino Annex P.O. Box 5684
Tucson, Arizona. 85703
United States
(529) 370-8227

Comité Kino 300


Presidente Presb{itero Jorge Cota Encinas.
Rector de la Universidad Kino
Universidad Kino
Calzada Pbro. Pedro Villegas Ramírez final Oriente. Col. Casa Blanca.
Hermosillo, Sonora, México.
Tel. 01(662)259 0808, 01(800)822 4744
http://www.unikino.mx

18

Centres d'intérêt liés