Vous êtes sur la page 1sur 2

El Mercurio, Santiago, Miércoles 18 de mayo de 2005

EDUCACIÓN Y FAMILIA: CÓMO CREAR HÁBITOS DE ESTUDIO EN LOS HIJOS

CARMEN RODRÍGUEZ

Lo que se haga en los primeros años de vida será determinante en el desempeño escolar de los
niños y jóvenes

La opción de Patricia fue no trabajar para estar muy cerca del proceso escolar de su hijo. Lo
apoyó en todo, y cuando él ya estaba en séptimo ella se atrevió a aceptar un empleo, pues lo
supuso bien encaminado. Sin embargo, el niño bajó las notas estrepitosamente. Después de
analizar la situación, la madre llegó a una triste conclusión: su hijo no sabía estudiar sin ella.

Formar los hábitos de estudio en una persona es una tarea que tiene su ciencia y que, según los
especialistas, parte desde mucho antes que los pequeños vistan uniforme escolar.

"Estos hábitos no surgen por generación espontánea, sino porque el niño ya ha venido
aprendiendo otros, como los de autocuidado e higiene (lavarse los dientes, las manos etc.); o los
de buenos modales: ser respetuoso, saludar. El pequeño debe saber que hay cosas que son
deberes, y los padres explicarles por qué son necesarios", afirma la psicopedagoga Carmen Gloria
Aguirre.

Vestir uniforme

Cuando el niño llega a prekínder, los deberes aumentan en cantidad y complejidad. Ahora el niño
tiene que vestir uniforme, cumplir con horarios, hacer tareas y respetar turnos. Cómo apoyar eso
es una delicada tarea en la que los padres deben estar presentes, pero de un modo que fortalezca
la autonomía del hijo y no que lo haga dependiente de la presencia paterna o materna.

Lo primero, señala Carmen Gloria Aguirre, es fijar un horario en que el niño revise su cuaderno
para ver si hay tareas pendientes. Es bueno que la madre o el padre estén presentes, pero ojalá
sólo para hacer preguntas: ¿Qué tienes que hacer ahora? ¿Cómo crees que podrías hacer eso?
¿Qué material necesitas?

"La mamá no debería estar explicando sino haciendo preguntas, y que él vaya encontrando las
respuestas por sí mismo. En la medida en que el niño va avanzando en su proceso escolar, la
madre tiene que ir alejándose poco a poco, pero siempre reforzando los logros del hijo: '¡Qué bien
te quedó!'. '¡Qué lindos tienes tus cuadernos!' ", indica Fernando Etchegaray, especialista en
técnicas de estudio escolar y profesor de la Facultad de Educación de la Universidad Católica.

Saber motivar

Fernando Etchegaray recomienda una comunicación constante con los profesores para que los
padres sepan cuál es la manera adecuada de estudiar cada sector y subsector de aprendizaje.
"Este tema debería tratarse en las reuniones de apoderados", dice.

También es importante, agrega, conocer las características del niño. "A cada uno hay que
enseñarle por donde más sobresale", dice citando a Quintiliano, un retórico del siglo I, quien con
esta frase predijo la teoría de las inteligencias múltiples.
Etchegaray hace ver que a un niño hiperactivo no se le puede tener sentado estudiando o
haciendo tareas por mucho tiempo, pero sí "se le puede permitir ponerse de pie y escribir la
materia con plumones en una pizarra o en una ventana. Hay que buscar la manera de que él
pueda moverse mientras estudia".

Las motivaciones de los niños y jóvenes para estudiar, explica Etchegaray, pueden deberse a la
materia misma, al placer de saber cosas nuevas, lo que tendrá directa relación con que se les
ofrezcan formas variadas y atractivas de aprender.

Pero también hay otras motivaciones: las notas y las recompensas ligadas a ellas. Los padres
pueden hacer sentir a los hijos que un buen esfuerzo merece un premio.

Ambiente adecuado

Gran importancia le dan los expertos al cómo, cuándo y dónde se realizará el estudio en casa.

Primero, se recomienda un horario fijo, ya que "si se hace siempre a la misma hora, el aparato
cognitivo se predispone al aprendizaje", dice la argentina Mónica Castagneto, experta en técnicas
de estudio.

Debe haber un lugar especial para estudiar. "Basta con una mesa y una silla", dice el orientador
Fernando Etchegaray. Lo importante es que estén ubicadas en un ambiente apropiado: iluminado,
bien ventilado y que no esté expuesto a interrupciones. "Si está cerca de la televisión, de la radio
o de la llegada de visitas, al estudiante le va a costar concentrarse".

TIPOS DE MEMORIA:

a) Auditiva: lo mejor es repasar oralmente el esquema final

b) Escrita: sintetizar la materia sobre papel o en una pizarra

c) De cifras: enumerar los contenidos para recordarlos

d) Asociativa: relacionar la materia con cosas conocidas

e) Visual gráfica: hacer dibujos que sinteticen la materia

f) Visual semántica: hacer mapas conceptuales

g) Espacio-temporal: tener una carpeta o portafolios ordenado para ubicar las temáticas a ojos
cerrados

h) Musical: asociar la materia con canciones o inventar frases claves dándoles una entonación
especial