Vous êtes sur la page 1sur 14

Alteridad.

Revista de Educación
p-ISSN:1390-325X / e-ISSN:1390-8642
DOI: 10.17163/alt.v10n2.2015.01
Vol. 10, No. 2, julio-diciembre 2015, pp. 132-145

La Lógica Difusa como herramienta


de evaluación en el sector universitario
Fuzzy Logic as an evaluation
tool in the university sector
Boris Asdrúbal Arroyo
Universidad Politécnica Territorial “José Félix Ribas”
arrobor@gmail.com

Nancy Teresa Antolínez


Universidad Politécnica Territorial “José Félix Ribas”
nancyter@gmail.com

Recibido: 22 de junio de 2015 / Aceptado: 2 de diciembre de 2015

Resumen Abstract
Este artículo presenta los avances parciales This paper presents the partial advances of a
de una investigación sobre la aplicación de la Lógica research about the application of fuzzy logic in the
Difusa en la valoración actitudinal en estudiantes attitudinal evaluation in university students. It is circum-
universitarios. Circunscrita en el Paradigma Mixto, scribed in the Mixed Paradigm. It uses the Grounded
utiliza la Teoría Fundamentada, grupos de discusión y Theory, focus groups and interviews, in addition to
entrevistas, además de técnicas, instrumentos y proce- techniques, instruments and fuzzy procedures, to gen-
dimientos difusos, para generar, desde la perspectiva erate, from the perspective of a purposive sample of
de una muestra intencional de dieciséis profesores sixteen expert professors of the Territorial Polytechnic
expertos de la Universidad Politécnica Territorial “José University “José Félix Ribas”, in Barinas state, Venezuela,
Félix Ribas”, en Barinas, Venezuela, una aproximación a an approach to the attitudinal assessment that is real-
la valoración actitudinal que se realiza en este contexto. ized in this context. The main results so far, include the
Los principales resultados hasta el momento, consisten definition of relevant attitudes of the evaluation pro-
en la definición de las actitudes relevantes del proceso cess, their relative weighting and the fuzzy scale to be
de evaluación, su ponderación relativa y la escala difusa used in the above mentioned assessment.
a utilizar en dicha valoración. Keywords: Higher education, Fuzzy Logic, stu-
Palabras clave: Educación universitaria, lógica dent evaluation, social values, attitudes, attitudinal
difusa, evaluación del estudiante, valores sociales, acti- assessment.
tudes, evaluación actitudinal.

Forma sugerida de citar: Arroyo, Boris, & Antolínez, Nancy (2015). La Lógica Difusa como herramienta de evaluación en
el sector universitario. Alteridad, 10(2), pp. 132-145.
La Lógica Difusa como herramienta de evaluación en el sector universitario

Introducción administrativos o de la pertinencia social de las


universidades; o si se tratase de valorar el desem-
En América Latina los sistemas de educación uni- peño de su personal docente o de los estudiantes
versitaria han venido enfrentando cambios signi- universitarios, entre otros aspectos.
ficativos debido a múltiples causas. Entre otras: En este orden de ideas, los cambios en
la globalización y el avance de las tecnologías de materia de regulación educativa han impulsado
información y comunicación, que traen consi- la búsqueda de criterios e instrumentos novedo-
go la diversificación de las ofertas de estudio; el sos para evaluar la calidad de las universidades,
incremento en el acceso a las universidades para donde se propicie el concurso de las experiencias
las minorías como las etnias indígenas y perso- y pareceres del mayor número posible de actores
nas con discapacidad que tradicionalmente eran involucrados. Valorar las distintas opiniones y
excluidas; y también, las exigencias de la socie- desarrollar un constructo consensuado al respec-
dad del conocimiento, como la educación para to, implica innovar con mecanismos de negocia-
toda la vida y la formación con responsabilidad ción que resulten eficaces y a su vez sean confia-
social. Ello ha obligado a los organismos guber- bles para los colectivos. En otras palabras se debe
namentales, a tener que involucrarse con mayor partir de la propia evaluación de las estrategias,
compromiso en los procesos tendentes a garanti- técnicas e instrumentos de valoración que sean
zar la acreditación de la calidad universitaria, tra- utilizados.
bajando mancomunadamente con instituciones Sin embargo, es tal la complejidad implí-
internacionales y empresas del sector privado, a lo cita, que al revisar los resultados de las distin-
cual se ha denotado como la Tercera Reforma de tas iniciativas regionales apenas se han logra-
la Educación Superior (UNESCO-IESALC, 2006). do avances en cuanto a políticas y directrices
En opinión de Pedro Guajardo, director generales. En este sentido, Ramos y Henríquez
del Instituto Internacional para la Educación (2014), mencionan las reuniones en los Espacios
Superior en América Latina y El Caribe: IESALC, de Encuentros Latinoamericano y Caribeño de
la reforma representa, para la región, enfren- Educación Superior: –ENLACES– en las cuales se
tar varios desafíos (UNESCO-IESALC, 2014). El manifiesta la importancia de potenciar la equidad,
desafío de la equidad y la inclusión, garantizando calidad y pertinencia de los entes educativos uni-
sin segregaciones el acceso, la permanencia y el versitarios para promover un desarrollo sostenible
logro académico universitario a todos los ciuda- de la humanidad, estableciendo de forma precisa
danos; el desafío de la regulación, posibilitando la la responsabilidad que tienen los gobiernos al
convivencia pública-privada en la evaluación de considerar a la educación superior como un bien
procesos y resultados, que orienten la búsqueda público. Además, las mismas concretan la necesi-
de la excelencia; el desafío del financiamiento, dad que tienen las universidades de colaborar con
replanteando la educación como componente la formación de ciudadanos con un pensamiento
prioritario de la inversión social; y el desafío de la crítico, socialmente activos, comprometidos con
institucionalidad y la organización, destacando el el desarrollo sustentable de las naciones, defenso-
desarrollo a partir de la cooperación entre orga- res de los derechos humanos y responsables de la
nismos, que dé cabida a todas las manifestaciones preservación ambiental en todos sus ámbitos.
intermediarias ante el gobierno. Estas exigencias requieren de una reformu-
Estos desafíos plantean en consecuencia, lación en las estrategias utilizadas en el intercam-
mayores exigencias en relación con los estándares bio de saberes dentro de las universidades, pero
de calidad que son considerados en los procesos además implican el rediseño de instrumentos
de evaluación, ya sea ésta de índole institucional, que permitan evaluar el avance de los estudiantes
como es el caso de las políticas, de los procesos respecto a las competencias para el desarrollo

Alteridad. Revista de Educación, 10(2), pp. 132-145. 133


Boris Asdrúbal Arroyo / Nancy Teresa Antolínez

sustentable. Es una labor que debe ser desarrolla- nómicas y sociales. El sector educativo no esca-
da con paciencia, empatía y tolerancia, pues debe pa a ello, particularmente en las universidades.
partir por intentar el consenso entre profesores y Por mencionar uno de los problemas, el otrora
estudiantes sobre criterios de evaluación y ponde- Ministerio del Poder Popular para la Educación
ración de los mismos. Universitaria: MPPEU (ahora también para la
La definición de actitudes y valores, por su Ciencia y la Tecnología: MPPEUCT) insta a la for-
propia naturaleza, implica una gran carga subje- mación de valores en los estudiantes, sin embargo
tiva de los entes evaluadores. Igual que muchos no especifica técnicas ni instrumentos a utilizar y
conceptos en el contexto de evaluación univer- tampoco existe experiencia en el país al respecto,
sitaria (pertinencia social de las universidades, lo cual ha propiciado la incertidumbre entre los
políticas de inclusión, valoración del desempeño docentes universitarios al momento de llevar a
docente, calidad de la educación, entre otros), son la práctica esta directriz nacional (Arroyo, 2013).
considerados constructos de difícil valoración, En consecuencia, este artículo analiza la
pues resultan intangibles y dependientes de la posibilidad de aplicar la LD como método alter-
interpretación humana, aspecto que agrega ambi- nativo en la evaluación de constructos educativos,
güedad o vaguedad a la evaluación porque hace específicamente en el contexto universitario. Para
que sea función de las vivencias particulares. su mejor entendimiento se describen resultados
El que existan conceptos ambiguos no es el parciales de una investigación con mayor alcance,
único problema que se presenta al evaluar cons- que se lleva a cabo para la Universidad Politécnica
tructos educativos, también en muchas ocasiones Territorial “José Félix Ribas” (UPTJFR), del Estado
deben tomarse decisiones sobre tópicos de los Barinas en Venezuela, cuyo propósito es la crea-
cuales se posee poca o ninguna información. Por ción de un Sistema Difuso para la Valoración del
otra parte los instrumentos de evaluación en estos Componente actitudinal de los Estudiantes.
casos, presentan una precisión insuficiente. En
tales situaciones los seres humanos prefieren la Metodología
apreciación aproximada mediante etiquetas cua-
litativas lingüísticas. Estas etiquetas; tales como La mencionada investigación valida el uso de la
“bueno”, “adecuado”, “inconveniente”, “desacerta- LD como herramienta para la evaluación de acti-
do”, “más o menos”, “regular” entre otras, intro- tudes en estudiantes universitarios, y posibilita la
ducen variaciones conceptuales de un contexto generación de un Sistema Difuso que pueda ser
social a otro, e incluso entre individuos dentro de aplicado de forma general, independientemente
una misma comunidad. de los constructos educativos que se deseen eva-
Cuando se da el caso de vaguedad, impre- luar. Esto la ubicaría, según los teóricos al respec-
cisión y/o falta de datos, se dice que hay incerti- to, dentro del primer paradigma en investigación
dumbre. En estas ocasiones las técnicas e instru- educativa, es decir el Paradigma Positivista o
mentos propuestos por la Lógica Difusa (LD), Cuantitativo (Hernández, Fernández, y Baptista,
han resultado más eficientes que las utilizadas 2010; Nieto y Rodríguez, 2009), pues se vislum-
por la lógica tradicional, aristotélica o binaria, es bra un interés en predecir o controlar cualquier
por ello que en presencia de fenómenos inciertos proceso de evaluación. Sin embargo, la evaluación
se han venido empleando métodos difusos (Ma y de constructos (como son los valores y actitudes)
Zhou, 2000; Nykänen, 2006; Huapaya, Lizarralde no puede ser apreciada en toda su magnitud uti-
y Arona, 2012; Briceño, Arandes, y Zerpa, 2011; lizando métodos cuantitativos tradicionales, en
Payán y Luhrs, 2013). su lugar se recomienda, entre otras estrategias, la
En el contexto venezolano la incertidumbre triangulación de métodos; por ejemplo comple-
está presente en muchas situaciones políticas, eco- mentar el empleo de escalas de actitud con técni-

134 © 2015, Universidad Politécnica Salesiana, Ecuador.


La Lógica Difusa como herramienta de evaluación en el sector universitario

cas cualitativas como la observación sistemática momento en la UPTJFR, todos ellos seleccionados
y/o la aplicación de sesiones en profundidad. intencionalmente por su comprobada experiencia
Por otra parte la posición epistemológica dentro de la institución en la valoración del com-
asumida es que la realidad es una construcción ponente actitudinal de los estudiantes. Respecto a
histórica social del ser humano, por tanto es diná- la parte cuantitativa, han sido empleadas técnicas
mica y situacional. Los individuos interpretan de e instrumentos propios de la LD, utilizándose la
diversas formas los fenómenos que los rodean, opinión de dieciséis (16) profesores considerados
dependiendo de sus estructuras cognitivas for- los idóneos por poseer el mayor criterio de autori-
jadas a partir de las propias vivencias. Por tanto, dad en la materia, siendo ésta una de las estrategias
el componente axiológico de quien investiga; sugeridas por la LD (la opinión de expertos).
sus creencias, opiniones y sentimientos, influyen Cabe mencionar que el rigor científico de
directamente en la representación que haga sobre la fase cualitativa, queda determinado por la apli-
la realidad, lo que conduce a concluir que no cación de triangulación de investigadores, ya que
existen interpretaciones totalmente objetivas y interactuaron dos investigadores en la interpre-
ontológicamente el investigador no puede adoptar tación de los datos habiendo obtenido resultados
una actitud externa al objeto en estudio (posición similares; el uso de triangulación de técnicas e
opuesta al fundamento filosófico del Positivismo). instrumentos (revisión de documentos, grupos
Todas estas razones conducen a la utili- de discusión y entrevistas semiestructuradas) y la
zación de la complementariedad de métodos, triangulación de tiempo, ya que los instrumentos
ubicándose la investigación dentro del Paradigma fueron aplicados en fechas distantes. Además, los
Mixto (Creswell, 2013), siendo empleado el dise- datos originales se conservan en resguardo de la
ño exploratorio secuencial: DEXPLOS, en su Coordinación Académica de los investigadores, a
modalidad derivativa, ya que en ésta “… la reco- disposición de posteriores verificaciones o análisis
lección y el análisis de los datos cuantitativos se en caso de requerirse. Por su parte los instrumen-
construyen sobre la base de los resultados cuali- tos utilizados hasta ahora en la fase cuantitativa,
tativos” (Hernández et al., 2010, p. 564), adaptán- han sido validados suficientemente a nivel inter-
dose al propósito planteado, porque para diseñar nacional en anteriores investigaciones (por ejem-
un Sistema Difuso que sirva en la valoración de plo: Huapaya, Lizarralde y Arona, 2012; Briceño,
actitudes de los estudiantes, debe analizarse pre- Arandes, y Zerpa, 2011; Payán y Luhrs, 2013).
viamente lo que esto significa para los profesores, Concretamente los pasos metodológicos
a partir de un proceso hermenéutico colectivo realizados en la investigación hasta el momento
dentro del contexto particular. son los siguientes:
En este sentido se ha logrado, hasta el 1. Caracterización del proceso de evaluación actitu-
momento, concluir con la fase cualitativa de la dinal en estudiantes de la UPTJFR (a partir de 3
investigación y un avance modesto en la fase grupos de discusión y 7 entrevistas semiestruc-
cuantitativa. En la primera etapa, se emplearon turadas, en un total de 21 profesores)
como métodos el Análisis de Documentos y la 2. Definición de la ponderación de cada actitud
Teoría Fundamentada: TF (Hernández et al., 2010; dentro de la evaluación del componente acti-
Trinidad, Carrero y Soriano, 2006; Strauss y Corbin, tudinal (usando Relaciones de Preferencias
2002), utilizándose entrevistas semiestructuradas, Multiplicativas), desde la percepción de 16
sesiones de grupos de discusión, muestreo teórico profesores expertos.
y saturación de la muestra (conceptos básicos de la 3. Determinación de la Escala Difusa de
TF), lo cual determinó el número de participantes Evaluación de Actitudes (aplicando los proce-
de la fase en veintiún (21) profesores de ochenta sos de expertizaje y contraexpertizaje, por los
y dos (82) que conformaban la población para el mismos profesores expertos del segundo paso).

Alteridad. Revista de Educación, 10(2), pp. 132-145. 135


Boris Asdrúbal Arroyo / Nancy Teresa Antolínez

Está planificado además: la definición de los procedimientos estadísticos tradicionales, para


Reglas de Inferencia Difusa, la elaboración de diagnosticar estudiantes en Ingeniería con conoci-
instrumentos de acopio de calificaciones actitudi- mientos insuficientes al nivel de aprobación.
nales de los estudiantes, la automatización de los Esta teoría se fundamenta en los conjuntos
cálculos difusos para la obtención de calificacio- de números difusos o borrosos, que denotan en
nes definitivas, y el diseño de instrumentos para esencia grupos de elementos que pertenecen con
validar el proceso de evaluación difusa una vez intensidades o grados diversos a una cierta cate-
ejecutado. Todos estos términos y procesos pro- goría. Posibilita la existencia de múltiples niveles
pios de la LD, son descritos a continuación. entre los valores extremos de cada intervalo,
incluso con la oportunidad de establecer referen-
cias de parecido entre los límites y sus matices
Acerca de la Lógica Difusa internos (Pérez y León, 2007; Klir y Yuan, 1995).
Lo anterior contrasta con el mundo ideal
La LD, cuya creación se atribuye al azerbaiyano planteado por la Lógica Clásica (LC), que se basa
Lotfi Zadeh en la década de los años sesenta del en la pertenencia o no de los elementos a cada
pasado siglo (Zadeh, 1965), ha sido desarrollada categoría. Por consiguiente, la LD tiene un mayor
básicamente en distintas prácticas disciplinares, parecido con la realidad de los fenómenos socia-
especialmente en las relacionadas con control de les, donde se emplean expresiones cuyas fronteras
procesos industriales, el sector de la computación no están definidas nítidamente, como en el caso
y numerosas aplicaciones en la economía (Ross, de los términos: familiar, rápidamente, aproxima-
2010; Pérez y León, 2007). Como ejemplos de su do, antiguo, novato, cálido, experimentado, fugaz,
uso en el área de la evaluación pueden referirse fuerte, sumiso, autoritario,…, posibilitando la
entre otros: El estudio de Payán y Luhrs (2013), clasificación de un objeto o fenómeno en varias
que produjo un modelo de inferencia difusa categorías conceptuales al mismo tiempo, según
para el análisis de programas sociales; Manjarrés, sea la escala que utilice quien emita el juicio.
Castell y Luna (2013), quienes diseñaron una
evaluación de las competencias más comunes Las Funciones de Pertenencia
relacionadas con determinado tipo de emplea-
dos, aplicando la LD en el análisis de resultados; Una de tantas alternativas para representar los
y la investigación de Huapaya, Lizarralde y Arona conjuntos difusos es por medio de una Función de
(2012), que plantea una metodología alternativa a Membresía o Pertenencia (µ).

Figura 1. Ejemplo de Función de Pertenencia

µ(x) Conjuntos Difusos

1
Valores
Lingüísticos

0.5 Poco Regular- Altamente Variable


Lingüística
Responsable mente Responsable
Responsable

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 Responsabilidad
Universo del Discurso

Fuente: Adaptado de Shinghal (2013) y Ross (2010).

136 © 2015, Universidad Politécnica Salesiana, Ecuador.


La Lógica Difusa como herramienta de evaluación en el sector universitario

En esta representación (Figura 1), el con- distintos expertos sobre una cuestión determina-
cepto que se califica de manera difusa es la varia- da (Kaufmann y Gil, 1993).
ble lingüística, mientras que los diferentes valores El expertizaje consiste en recabar las opi-
que toma o le son asociados constituyen los valores niones expertas sobre el objeto de estudio, y luego
lingüísticos. Adicionalmente, cada valor lingüísti- establecer una banda global que agrupa todos los
co es a su vez otro conjunto difuso, y al rango de valores límites dados por los expertos para cada
valores que puede tomar la variable lingüística se categoría difusa. En el caso particular, a partir del
le conoce con el nombre de Universo del Discurso, parecer de los docentes expertos de la UPTJFR
Conjunto Universal o simplemente Dominio (U). sobre la valoración de actitudes (de los grupos de
La Función de Pertenencia (µ) asigna a cada discusión y entrevistas), surgieron las categorías
elemento de U un grado de membresía o perte- Crítica, Moderada, Regular, Buena y Excelente, las
nencia con el conjunto difuso, el cual siempre se que posteriormente serán detalladas.
encuentra en el intervalo [0, 1]; si toma el valor Una vez establecidas las bandas globales
uno (1), significa que cumple totalmente con la de variación de cada categoría por el expertizaje,
condición o característica del conjunto difuso, se aplica el proceso de contraexpertizaje prefe-
mientras un valor de cero (0) equivaldría a decir riblemente a expertos distintos de los que par-
que el elemento no cumple esa condición. ticipan inicialmente. Ello finaliza con una tabla
La diferencia entre la LD y la LC estriba en de frecuencias relativas denominada expertón, a
que la primera puede establecer grados de perte- partir de la cual se redefinen los límites de cada
nencia a un elemento del conjunto, lo cual implica categoría, reduciendo la amplitud de las bandas y
la validez de pertenencia parcial (valoraciones entre aumentando la calidad de las funciones (para pro-
0 y 1), mientras que en la segunda esto es imposi- fundizar el tema se recomienda revisar Kaufmann
ble, ya que la LC solo permite la pertenencia (valor y Gil, 1993; y Briceño, Arandes, y Zerpa, 2011).
1) o exclusión (valor 0) total a cada categoría.
En cuanto a las características de las fun-
ciones de pertenencia, las hay de formas variadas.
Toma de decisiones en grupo
La Figura 1, ilustra las que fueron empleadas usando técnicas difusas
en la investigación que origina este artículo;
de izquierda a derecha, funciones denominadas La toma de decisiones es un proceso cognitivo
Ele (L), Trapezoidal y Gamma (Γ). Sin embargo mediante el cual a partir de un grupo o conjunto de
la literatura (Shinghal, 2013 y Ross 2010, entre alternativas se selecciona la mejor de éstas bajo un
otros) describe tipos adicionales de funciones de criterio específico. En la UPTJFR, la ponderación de
las valoraciones de actitudes sobre el componente
pertenencia tales como la triangular y en forma de
actitudinal y la selección de estrategias, técnicas e
campana (Gauss).
instrumentos que se empleen al respecto, son pro-
cesos individuales de toma de decisiones, pues cada
Creación de Funciones docente decide qué hacer dentro de las Unidades
de Pertenencia a partir Curriculares en las cuales comparte conocimientos.
de expertos Sin embargo, al momento de analizar la situación del
desempeño estudiantil (Arroyo, 2013), se transfor-
Existen muchas formas de obtener la ma en un proceso colectivo de toma de decisiones
Función de Pertenencia de un conjunto difuso. La dentro de los Consejos de Integración y Vinculación
usada en esta investigación es el método basado Social Pedagógicos (CIVSP), pues el análisis es
en expertizaje y contraexpertizaje, que son herra- efectuado mancomunadamente entre los distintos
mientas que permiten valorar las opiniones de docentes que intercambian conocimientos con cada
estudiante.

Alteridad. Revista de Educación, 10(2), pp. 132-145. 137


Boris Asdrúbal Arroyo / Nancy Teresa Antolínez

Por ser estos procesos altamente subjetivos, so definido sobre el conjunto producto X x X,
pues involucran juicios de valor fundamentados es decir que puede ser representado mediante
en la experiencia de los docentes con sus discentes una Función de Pertenencia µP: X x X → [0, 1].
durante cada tramo académico, pueden ser consi- Cuando el cardinal de X es pequeño, la rela-
derados de naturaleza incierta, vaga o difusa y es ción de preferencias difusa puede ser arreglada
conveniente utilizar los métodos sugeridos por la convenientemente en una matriz
LD para la toma de decisiones en grupo. , siendo ;
En tal sentido, Burgos (2006), señala como cada es el grado o intensidad de preferen-
forma de expresión de las ideas u opiniones de cia de la alternativa sobre . Los mismos
cada individuo, las posibilidades siguientes: cumplen las reglas siguientes:
1. Hacer uso de un Vector Ordenado de , indica que la alternativa es abso-
Alternativas. Aquí cada experto , de acuer- lutamente preferida a .
do con sus preferencias, provee un conjunto , indica que la alternativa es prefe-
ordenado de las alternativas de la forma rida a .
= , donde cons- , indica indiferencia entre las alternati-
tituye una permutación sobre las n alternativas vas .
para ese experto; a menor posición de una 4. Utilizando Relaciones de Preferencia
alternativa en el orden de preferencia, mayor Multiplicativas. Por esta vía, las preferencias
la satisfacción del experto por esa opción. en el conjunto de alternativas X de un exper-
2. Por medio de un Vector de Utilidad. En este to, son descritas por una relación de prefe-
caso cada experto asocia una utilidad o rencias positiva; , donde
beneficio potencial a cada una de las n alter- puede ser interpretado como la cantidad de
nativas en la forma veces que el experto considera a la alterna-
, donde los valores de utilidad son tiva tan buena como la alternativa . Los
directamente proporcionales a la satisfacción valores que pueden tomar cada estarán
percibida al seleccionar las alternativas. referidos a una escala de tipo ordinal. Una
3. Empleando Relaciones de Preferencia Difusas. de las más utilizadas es la Escala Endecadaria
Una relación de preferencias difusa P sobre el (Tabla 1).
conjunto de alternativas X es un conjunto difu-

Tabla 1. Escala Endecadaria de Proceso Analítico Jerárquico


Intensidad de
Definición Explicación
Importancia
1 Importancia igual Las alternativas contribuyen en igual intensidad
3 Importancia moderada El juicio y experiencia favorecen ligeramente una alternativa sobre otra
5 Importancia fuerte El juicio y experiencia favorecen fuertemente una alternativa sobre la otra
Importancia muy fuerte o Una alternativa es favorecida muy fuertemente sobre la otra. En la prácti-
7
importancia desmostrada ca se puede demostrar su dominio
La evidencia favorece en la más alta medida a una alternativa frente a
9 Importancia extrema
la otra
Transición entre dos esca-
2, 4, 6, 8 Existe compromiso entre dos niveles continuos de importancia
las adyacentes

Fuente: Adaptado de Saaty y Vargas (2012).

138 © 2015, Universidad Politécnica Salesiana, Ecuador.


La Lógica Difusa como herramienta de evaluación en el sector universitario

En esta investigación, para expresar la valo- Tabla 2. Índices de Consistencia Aleatoria


ración que dan los docentes de la UPTJFR a n 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10
las actitudes que evalúan en sus estudiantes, se RI 0 0 0,58 0,90 1,12 1,24 1,32 1,41 1,45 1,49
empleó una Relación de Preferencia Multiplicativa,
porque parte desde la comparación de pares Fuente: Adaptado de Saaty y Vargas (2012).
de alternativas, lo que resulta más fácil para los
Sean pues t decisores en el proceso eva-
docentes al momento de llevar a la práctica. Luego
luativo denotados como ;
para determinar la ponderación que dan éstos
el vector de ponderaciones de los n criterios W =
a cada actitud, se efectúan los pasos siguientes
; el vector de ponderaciones
(Teknomo, 2006):
o importancia que tiene cada decisor
1. Se normaliza la matriz dividiendo cada
; y el vector de valoración que da cada
uno de sus elementos por la sumatoria de
uno de ellos a los n criterios
todos los elementos de la columna que lo
obedeciendo una relación difusa de k catego-
contiene.
rías en un Universo U. Por tanto la evaluación de
2. Se determina el auto-vector o vector de prio-
todos los decisores respecto a los n criterios puede
ridad del experto , calculando el
ser expresada como una matriz y
promedio aritmético de cada fila de la matriz
Luego el vector evaluación resultante
normalizada. Cada promedio así calculado
(por cada criterio difuso) puede ser obtenido así:
corresponde a la ponderación, respecto al
criterio utilizado, de la alternativa asociada
previamente con la fila de la matriz.
3. Se calcula el máximo auto-valor
sumando los productos de cada elemento del
auto-vector por el total de cada columna
de la matriz (la original, aún no normali-
zada).
4. Se halla el Índice de Consistencia apli- Donde cada m’ es calculado como el pro-
cando la fórmula siguiente: ducto cartesiano del vector R y la matriz M, uti-
, donde n es el número de opcio- lizando el producto y suma algebraicas normales
nes o alternativas. (de la LC). Luego cada vector de evaluación (por
5. Se determina la Tasa de Consistencia por cada criterio evaluado) se transforma usando la
sus siglas del término en inglés; Consistency escala difusa, calculando por elemento el grado de
Rate), para lo cual se aplica la fórmula siguien- pertenencia a cada una de las categorías de la esca-
te: . Si el resulta menor la. Obteniéndose entonces una matriz resultante
que 0,01 (10%) se considera que las decisiones de gradaciones de pertenencia de los n criterios
tomadas por el experto son consistentes. a las k categorías difusas de la escala (matriz C).
El RI es el Índice de Consistencia Aleatorio La calificación definitiva de cada elemento,
(Random Consistency Index), el cual es un valor puede obtenerse por diversos métodos de la LD,
fijo que depende del número de alternativas a sin embargo se utilizó el sugerido por Ma y Zhou
comparar (número cardinal de X: n), calculado a (2000) consistente en calcular el máximo de los
partir de múltiples iteraciones aleatorias para valores de pertenencia de las categorías difusas,
. Existen muchos investigadores que han creado debido a su simplicidad sin menoscabo de perder
tablas al respecto, pero en el caso particular se precisión, pues lo que se busca es esencialmente
usaron los valores mostrados en la Tabla 2 (suge- evaluar basándose en la incertidumbre.
rida para n ≤ 10).

Alteridad. Revista de Educación, 10(2), pp. 132-145. 139


Boris Asdrúbal Arroyo / Nancy Teresa Antolínez

Este método aplica la composición difusa to de evaluarlo no se registra ninguna evidencia


del vector de ponderaciones de los criterios (W) relacionada con el mismo.
con la matriz de gradaciones de pertenencia (C), Respecto a las estrategias que emplean para
usando la fórmula siguiente: desarrollar el componente actitudinal en los estu-
diantes, los veintiún (21) docentes participantes
hicieron referencia principalmente a la produc-
ción de portafolios estudiantiles, las visitas técni-
cas a empresas del sector productivo local y nacio-
nal, la elaboración de proyectos comunitarios en
equipo, el desarrollo de talleres y la realización de
prácticas de laboratorio.
Estas estrategias coinciden con aquellas que
señalan muchos autores (Villegas y Navarrete, 2013;
Donde cada
Acosta y Boscán, 2012; Cobos y Vallejos, 2011;
, empleando los ope-
Barriga y Hernández, 2010,…) para la construcción
radores de Producto Difuso Algebraico y Suma
de un conocimiento significativo, lo cual conforma
Difusa Acotada (Ma y Zouh, 2000). De acuerdo
la base del modelo constructivista asumido por
con la clasificación difusa (Klir y Yuan, 1995)
esta Universidad. Por ejemplo, las visitas técnicas
significa que la calificación definitiva para cada
a las industrias y los proyectos que realizan los
elemento es , siendo
estudiantes en las comunidades, se fundamentan
max el operador que devuelve el valor máximo
en las estrategias constructivistas de Aprendizaje
de varios valores difusos. Obtener este valor “y”
por Descubrimiento y Resolución de Problemas,
es lo que se denomina defusificación, que no es
mientras que los talleres, prácticas de laboratorio y
otra cosa que transformar un valor difuso en su
elaboración de portafolios utilizan la estrategia de
correspondiente valor nítido.
Aprendizaje Asistido, lo cual indica que a pesar de
no estar escrito explícitamente en alguna normati-
Resultados va, los profesores de la UPTJFR aplican estrategias
pedagógicas consideradas por el paradigma educa-
Como se explicó al inicio, la investigación aún
tivo en el cual se centra su currículo.
está en desarrollo. Sin embargo se ha obtenido
De las entrevistas y discusiones en grupo,
un avance importante en el proceso investigativo,
se determinó que las actitudes en los estu-
si se considera el hecho de que los procesos que
diantes con mayor frecuencia evaluadas son;
aún faltan por definir dependen de la elaboración
Tolerancia, Asertividad, Criticidad (Pensamiento
de la escala difusa y de la ponderación difusa de
Crítico), Proactividad, Alteridad, Solidaridad,
las actitudes, ambos objetivos ya conseguidos. Por
Responsabilidad, Pluralidad y Compromiso.
otra parte se ratifica que la fase cualitativa ya cul-
En cuanto a las técnicas e instrumentos de
minó y que aproximadamente se ha desarrollado
registro del avance actitudinal estudiantil utiliza-
la mitad de lo planificado para la fase cuantitativa.
das en el período analizado en la investigación, se
De la interpretación de datos en la primera
evidencia que generalmente los docentes apenas
fase, se confirma que no existen directrices nacio-
emplean la observación no sistemática, aunque
nales específicas sobre técnicas e instrumentos
no aplican instrumentos para el registro de lo
para evaluar el componente actitudinal en estu-
observado (referente a actitudes y valores), sino
diantes universitarios. Esto influye en que aunque
que cada quién narra su experiencia en unos con-
algunos docentes participantes consideran que el
sejos llamados CIVSP (Consejos de Integración
componente actitudinal si es relevante, al momen-
y Vinculación Social Pedagógicos), conformados

140 © 2015, Universidad Politécnica Salesiana, Ecuador.


La Lógica Difusa como herramienta de evaluación en el sector universitario

por los docentes y voceros de los estudiantes que en cuyo caso quien decide el curso de acción es
comparten saberes en cada sección, y en algunas también el CIVSP.
ocasiones por algún vocero de las comunidades En otro orden de ideas, en la fase cuantitativa
donde ejecutan los proyectos. se ha logrado como resultado, en primer lugar, la
Esta valoración actitudinal se toma en ponderación de las actitudes a evaluar (Figura 2).
cuenta fundamentalmente en casos de estudiantes Los dieciséis (16) expertos consultados, al aplicar el
reprobados, con la finalidad de analizar si mere- proceso descrito con los datos de la Matriz Resultante
cen una nueva oportunidad para aprobar el tra- de Gradaciones de Pertenencia (C), determinaron
yecto. En tales ocasiones, por consenso del CIVSP que las actitudes que tienen mayor valoración en el
pueden ser aprobadas evaluaciones o actividades componente actitudinal son la Responsabilidad, el
extraordinarias que posibiliten la continuidad de Compromiso, la Solidaridad y el Pensamiento Crítico
los estudios. No obstante, también se da la valo- (Criticidad); concediéndoles una ponderación con-
ración actitudinal cuando existen faltas graves a sensuada del quince, catorce, trece y doce por ciento
algún miembro de la comunidad universitaria, (15%, 14%, 13% y 12%) respectivamente.

Figura 2. Ponderación de Actitudes evaluadas en estudiantes de la UPTJFR

Ponderación (%)

Compromiso
Pluralidad)
Responsabilidad
Solidaridad
Proactividad
Alteridad
Ctiricidad
Asertividad
Tolerancia

0 5 10 15 20

Fuente: A partir de Teknomo (2006), Burgos, (2006) y Ma y Zouh, (2000).

Esta ponderación demuestra el compro- discriminar sobre la importancia entre criterios


miso que existe en esta Universidad con las ten- particulares de valoración actitudinal.
dencias mundiales a fomentar una formación en Como segundo logro relacionado con la
valores en el ámbito universitario, además de las aplicación de la LD en la valoración actitudinal
capacidades o competencias técnicas, que pro- estudiantil, se muestra la Escala Difusa formada
picien un desarrollo sustentable, con pluralidad por los docentes de la UPTJFR (Figura 3). Para
de criterios y donde exista la corresponsabilidad generarla fueron aplicados los procedimientos de
social de la ciudadanía. Por otra parte, la escasa expertizaje y contraexpertizaje (mencionados en
diferencia resultante entre las distintas pondera- la metodología). Se puede evidenciar el carácter
ciones, expresa la dificultad de los docentes para difuso de la escala, en las zonas triangulares en

Alteridad. Revista de Educación, 10(2), pp. 132-145. 141


Boris Asdrúbal Arroyo / Nancy Teresa Antolínez

que se sobreponen las categorías continuas (más actitudinal generada se encuentra nítidamente
oscuras), indicando la existencia de borrosidad en definida entre 35 y 46 puntos, lo que indica que
las fronteras o límites. El eje horizontal contiene el componente actitudinal se logra con una exi-
el rango de calificaciones con base a cien puntos, gencia menor que los demás componentes en la
con el cual se valora cada actitud estudiantil. UPTJFR, en los cuales para aprobarlos se requie-
Nótese que la categoría Regular, que en el contexto ren setenta puntos (según el reglamento interno).
de estudio da carácter de aprobación, en la escala

Figura 3. Escala Difusa Universitaria de Valoración Actitudinal Estudiantil de la UPTJFR

µ(x)
1
C M R B E
R O E U X
Í D G E C
T E U N E
I R L A L
C A A E
A D R N
A T
E

10 20 30 40 50 60 70 80 90 100

Fuente: Basada en Kaufmann y Gil (1993).

De los datos mostrados en la Escala Difusa, 2. Categoría Moderada: Conjunto Difuso denotado
se pudo determinar la expresión matemática de la por
Función de Pertenencia para cada una de las cate-
gorías implicadas, empleando conceptos básicos
de Álgebra Lineal, específicamente el de ecuación
de una recta a partir de las coordenadas cartesia-
nas de dos de sus puntos (conocidos de los proce-
sos difusos que originaron la escala).
Estas Funciones de Pertenencia son las
siguientes: 3. Categoría Regular: Conjunto Difuso denotado
por
1. Categoría Crítica: Conjunto Difuso denotado
por

142 © 2015, Universidad Politécnica Salesiana, Ecuador.


La Lógica Difusa como herramienta de evaluación en el sector universitario

4. Categoría Buena: Conjunto Difuso denotado evaluación, como son el vector de ponderación y
por la escala de evaluación actitudinal, lo que repre-
senta un avance importante respecto a la situación
problemática planteada inicialmente.
Estos instrumentos son indispensables para
el desarrollo del Sistema Difuso de Evaluación que
se pretende como propósito final de la investiga-
ción, ya que para el diseño de las Reglas Difusas de
Inferencia se requiere la aplicación de los mismos.
5. Categoría Excelente: Conjunto Difuso denotado Además, para la valoración actitudinal representa
por la disponibilidad de unos criterios consensuados
entre los profesores en este contexto, lo cual hasta
el momento no había sido posible construir.
Aplicar la LD en la elaboración de los instru-
mentos eliminó el debate directo entre profesores,
Para una mejor comprensión de la escala pues el acuerdo se logra a través de los procesos
mostrada (Figura 3), tómese como ejemplo las difusos de expertizaje y contraexpertizaje, en los
categorías Crítica y Moderada. La interpretación que la intervención de expertos sólo se evidencia
de esta parte de la escala es la siguiente: las bases cuando expresan su opinión a través de cuestiona-
superiores de los trapecios representan las máxi- rios individuales, lo que en definitiva redunda en la
mas pertenencias a dichas categorías; es decir agilización del proceso de toma de decisión.
que los estudiantes que en alguna actitud sean Por otra parte el uso de métodos difusos
en el ámbito de la evaluación en los claustros uni-
evaluados con calificaciones entre cero (0) y doce
versitarios, debe iniciarse con la definición de los
(12) puntos, significa que presentan un compor-
constructos a evaluar para poder adaptar de mane-
tamiento definitivamente crítico, mientras que
ra general la metodología empleada, que al utilizar
los que obtienen entre veinte (20) y veintiséis (26) instrumentos y técnicas particulares le confieren
puntos, son catalogados bajo un comportamiento un carácter flexible. Estos métodos constituyen
moderado. Sin embargo, de alcanzar calificacio- una valiosa alternativa en la complementariedad
nes superiores a doce (12) puntos o menores de de paradigmas investigativos, ya que por un lado
veinte (20) puntos; caen en una zona difusa o de ofrecen procedimientos cuantitativos que parten
transición entre las dos categorías mencionadas de la LD y que desde el punto de vista positivista
y la pertenencia definitiva se tendría que decidir agregan objetividad al análisis de datos; por otro
por un proceso de inferencia difusa, que aún falta lado, desde la perspectiva cualitativa, la ventaja
por definir en el desarrollo de esta investigación. de los procedimientos es que se fundamentan en
opiniones o etiquetas lingüísticas que incluyen la
Conclusiones subjetividad de los expertos en los análisis.

Los avances presentados demuestran algunas apli- Recomendación


caciones que tiene la LD en los procesos de eva-
luación del sector universitario. La valoración Se sugiere la culminación de la investigación,
de actitudes en estudiantes universitarios de la pasando por el diseño de Reglas Difusas de
UPTJFR, empleando técnicas y procedimientos Inferencia y el diseño de instrumentos de acopio
propios de la LD, constató la naturaleza borrosa de las evaluaciones, hasta la programación de un
de los valores o actitudes en las personas, y per- Sistema Difuso que agilice los cálculos involucra-
mitió el diseño de instrumentos difusos para su dos en el proceso de evaluación objeto de estudio.

Alteridad. Revista de Educación, 10(2), pp. 132-145. 143


Boris Asdrúbal Arroyo / Nancy Teresa Antolínez

Referencias bibliográficas Manjarrés, A.; Castell, R. y Luna, C. (2013). Modelo


de Evaluación del Desempeño Basado en
Acosta, S. y Boscán, A. (2012). Estrategias cognos- Competencias. INGENIARE, 15(15), 11-29.
citivas para la promoción del aprendizaje Nieto, S. y Rodríguez, M. (2009). Investigación y
significativo de la Biología, en la Escuela de evaluación educativa en la sociedad del cono-
Educación. Telos, 14(2), 175-193. cimiento. Salamanca, España: Ediciones
Arroyo, B. (2013). Caracterización de la evaluación del Universidad de Salamanca.
componente actitudinal del desempeño estu- Nykänen, O. (2006). Inducing Fuzzy Models for
diantil desde la perspectiva de los docentes. Student Classification Educational.
Trabajo de Ascenso con mención publica- Technology & Society, 9(2), 223-234.
ción, Programa Nacional de Formación en Payán, L. y Luhrs, M. (2013). Evaluación de programas
Mecánica, Universidad Politécnica Territorial públicos en el marco de la realidad social.
“José Félix Ribas”, Barinas, Venezuela. Metodología basada en la lógica difusa como
Barriga, F. y Hernández, G. (2010). Estrategias Docentes instrumento para el análisis de fenómenos
para un Aprendizaje Significativo, una inter- sociales. Latinoamericana de Metodología de
pretación constructivista. 3ª ed. México DF, la Investigación Social, 5, 08-23.
México: McGraw Hill. Pérez, I. y León, B. (2007). Lógica difusa para principian-
Briceño, A.; Arandes, J. y Zerpa, S. (2011). Medición tes. Teoría y práctica. Caracas, Venezuela: UCAB.
de la calidad de vida en Mérida a través de la Ramos, D. y Henríquez, P. (2014). Los encuentros de
lógica difusa. Economía, 36(32), 67-94. Redes Universitarias y Consejos de Rectores
Cobos, D. y Vallejos, A. (2011). Implantación y desa- de América Latina y El Caribe organizados
rrollo de un proyecto de utilización del por- por UNESCO-IESALC. Bogotá, Colombia:
tafolio electrónico por parte de alumnado UNESCO-IESALC.
universitario. SABER, 23(1), 77-83. Ross, T. (2010). Fuzzy Logic with Engineering Applications.
Creswell, J. (2013). Research Design: Qualitative, (3ª ed.). Londres, Inglaterra: Wiley.
Quantitative, and Mixed Methods Approaches. 4ª Saaty, T. y Vargas, L. (2012). Models, Methods, Concepts
ed. Thousand Oaks, USA: SAGE Publications, & Applications of the Analytic Hierarchy
Inc. Process. (2ªed.).Thousand Oaks, USA:
Hernández, R.; Fernández, C. y Baptista, M. (2010). Springer.
Metodología de la Investigación. (5ª ed.). Shinghal, R. (2013). Introduction to Fuzzy Logic. New
México D.F., México: McGraw Hill. Delhi, India: Prentice-Hall.
Huapaya, C.; Lizarralde, F. y Arona, G. (2012). Modelo Strauss, A. y Corbin, J. (2002). Bases de la investiga-
basado en Lógica Difusa para el Diagnóstico ción cualitativa: técnicas y procedimientos para
Cognitivo del Estudiante. Formación universi- desarrollar la teoría fundamentada. Antioquia,
taria, 5 (1), 13-20. Colombia: Universidad de Antioquia.
Kaufmann, A. y Gil, J. (1993). Técnicas especiales para Teknomo, K. (2006). Analytic Hierarchy Process (AHP)
la gestión de expertos. Santiago de Compostela, Tutorial. Disponible en: http://people.revole-
España: Milladoiro. du.com/kardi/tutorial/ahp/
Klir, G. y Yuan, B. (1995). Fuzzy Set and Fuzzy Logic. Trinidad, A., Carrero, V. y Soriano, R. (2006). Teoría
Theory and Aplications. New Jersey, USA: fundamentada ‘Grounded Theory’, Cuaderno
Prentice-Hall. Metodológico, 37. Madrid, España: CIS.
Ma, J. y Zhou, D. (2000). Fuzzy Set Approach to the UNESCO-IESALC (2006). Informe sobre la Educación
Assessment of Student-Centered Learning. Superior en América Latina y el Caribe
IEEE Transactions on Education. 43(2). Chile: 2000-2005. La Metamorfosis de la Educación
CIT. Superior. Caracas: Metrópolis, C. A

144 © 2015, Universidad Politécnica Salesiana, Ecuador.


La Lógica Difusa como herramienta de evaluación en el sector universitario

_____ (2014). La educación superior pública y priva- fabrik&view=details& formid=2&rowid=


da en américa latina y el caribe. Contexto de 173&lang=es
internacionalización y proyecciones de políti- Villegas, A. y Navarrete, A. (2013). Estrategias educa-
cas públicas. Disponible en línea: http://www. tivas para la inserción social del egresado de
iesalc.unesco.org.ve/index.php?option=com_ Ingeniería Mecánica. Ventana Informática, 28,
133-149.

Alteridad. Revista de Educación, 10(2), pp. 132-145. 145