Vous êtes sur la page 1sur 4

Mario Pablo Rodríguez Hurtado 1

Abogado Reg. CAL 9019


999433591 / 2612473 / maparo@amauta.rcp.net.pe

REO EN CÁRCEL
Secretario:
Expediente Recurso de Nulidad Nº 1867-2008
Procede de Lima
Principal
Causa en discordia. Intervención de Vocal dirimente.
Vista de causa: 12 de febrero de 2010.
Escrito Nº
Sumilla: Reitera argumentos que respaldan el pedido
de declaración de Haber Nulidad en la
sentencia y se proceda a absolver al
procesado.
Anota que para el informe oral se satisfaga
los trámites que permitan el traslado desde el
penal de Cañete del imputado a la Sala de
Audiencias.

SEÑOR PRESIDENTE DE LA SALA PENAL


PERMANENTE DE LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA
DE LA REPÚBLICA
S. P.

El defensor de RICHARD SANTIAGO ALÉ FLORES, en la


causa que se sigue a este ciudadano por el supuesto delito
de violación sexual, en agravio de la menor clave Nº 140-06;
en estado de discordia e intervención del Sr. Vocal
Supremo dirimente, a Ud. respetuosamente digo:

Que, para la consideración por el Sr. Vocal Dirimente, Dr.


Calderón Castillo, reitero los argumentos que fundamentan el
Recurso de Nulidad y aconsejan absolver a mi patrocinado:
Mario Pablo Rodríguez Hurtado 2
Abogado Reg. CAL 9019
999433591 / 2612473 / maparo@amauta.rcp.net.pe

PRIMERO: No puede acreditarse la existencia del delito


incriminado y menos atribuir responsabilidad penal si no se
demuestra indubitablemente el acceso carnal, vaginal, anal o
bucal, o la introducción de objetos u otras partes del cuerpo por
cualquiera de las 2 primeras vías. Los certificados médico-legales
(fs. 33 y 34, de 28 y 31 de marzo de 2006), evacuados en virtud
de los exámenes realizados inmediatamente después de la
denuncia de parte, determinan que la presunta víctima:

“No presenta huellas de lesiones traumáticas recientes


(…)
No presenta signos de desfloración al examen directo y
colposcópico
No presenta huellas de lesiones traumáticas recientes
extragenitales, paragenitales ni genitales”, lo que significa que
nunca existió acceso carnal, por lo que, desde dicha perspectiva,
deviene indebido condenar al procesado.

Se descartan las sindicaciones realizadas en contra de Alé


Flores, porque mientras la presunta perjudicada, al comparecer
ante los médicos legistas que la examinaron, refirió ser objeto
de “agresión sexual en repetidas oportunidades desde antes de
los 8 años, la última vez hace 3 días”, los exámenes médico-
legales, esto es, científicos de 28 y 31 de marzo de 2006,
determinaron una situación completamente distinta, en tanto
no presentó lesiones traumáticas recientes y menos signos de
acto contranatura o desfloración, debiéndose destacar que
para una mayor seguridad los dos primeros peritos dispusieron
una “evaluación con colposcopio en pediatría forense”, osea,
un examen complementario con el empleo de un instrumento
especializado que amplifica o aumenta la imagen del interior
de la vagina entre 14 y 16 veces y ayuda al diagnóstico pues
permite observar el tipo de lesión, solución de continuidad o
estructura anatómica que no se aprecia o no se ve
Mario Pablo Rodríguez Hurtado 3
Abogado Reg. CAL 9019
999433591 / 2612473 / maparo@amauta.rcp.net.pe

exactamente a simple vista. Si, como se indica en la imputación,


el acusado violó en reiteradas ocasiones a la menor, inclusive tres
días antes del examen médico legal, es ilógico que los peritos,
respaldados en el uso de un instrumento decisivo para
efectuar un apropiado diagnóstico, como es el colposcopio, no
encuentren en ella lesiones extragenitales, paragenitales o
genitales compatibles con los supuestos hechos. La única
respuesta científicamente plausible es que jamás hubo acceso
carnal. A esto debe agregarse el hecho que habiéndose tomado
una muestra del fondo del saco vaginal el resultado fue negativo
para presencia de espermatozoides (Vid. Certificado Médico
Legal 016133-PF-AR), lo que de por sí refuta la incriminación en
el sentido que existió agresión sexual precedente inmediata.

SEGUNDO: Al haberse acreditado que el diámetro mayor


del introito de la presunta agraviada es de aproximadamente
1.8 centímetros (Vid. CML de folio 34), también ha quedado
establecido que un acceso carnal con ella, mujer impúber, con
insuficiente desarrollo de los órganos genitales externos y de
la vagina, tendría que haber producido una extrema ruptura
del himen, afectación de la horquilla vulvar y de las paredes
de la vagina, además, de amplias desgarraduras que interesan
el perineo, llegando inclusive a romper el tabique recto
vaginal y establecer comunicación entre dos cavidades
sépticas, recto y vagina. De haber ocurrido los hechos como se
tratan de atribuir en la imputación, en el primer acceso carnal la
menor hubiese presentado de modo manifiesto e insoslayable
síntomas de la agresión sufrida, tanto ante su madre, sino de
cualquier otra persona. Nada de ello ocurrió porque, como ya se
tiene dicho, nunca hubo acceso carnal.

TERCERO: Debemos hacer hincapié que antes del inicio del


presente proceso, la madre de la presunta agraviada denunció
falsamente a mi patrocinado por actos de violencia familiar,
Mario Pablo Rodríguez Hurtado 4
Abogado Reg. CAL 9019
999433591 / 2612473 / maparo@amauta.rcp.net.pe

dando pie a procedimientos en los cuales la menor


presuntamente agraviada fue sometida a exámenes médicos,
ninguno de los cuales arrojó indicio alguno de violación sexual
o, por lo menos, de acto contra el pudor o algún tipo de
afectación psicológica.

Por tanto:

A Usted, Sr. Presidente, pido deriva este escrito al Sr.


Vocal Supremo dirimente para que evalúe su mérito en la
oportunidad de emitir pronunciamiento.

OTROSÍ DIGO: Se reitera que para asegurar el ejercicio


del uso de la palabra por mi patrocinado, conjuntamente con el
que suscribe, solicito se agoten los trámites para que sea
trasladado desde el Establecimiento Penal de Cañete donde se
encuentra a la Sala de audiencias para el día de la vista,
como ha sucedido en todas las anteriores ocasiones del
procedimiento recursal ante esta suprema instancia.

Lima, 09 de febrero de 2010

Centres d'intérêt liés