Vous êtes sur la page 1sur 2

¿QUÉ ES LA INFLACIÓN?

: La inflación es el aumento sostenido y generalizado de los precios de


los bienes y servicios de una economía a lo largo del tiempo. Cabe señalar que el aumento de un
único bien o servicio no se considera como inflación.

Causas de la inflación: Los determinantes de la inflación se pueden clasificar de acuerdo al


horizonte de tiempo que éstos tardan en impactar a la inflación. De esta manera, existen
determinantes de largo y de corto plazo, entre los que destacan:

 Determinantes de Largo Plazo = Exceso de dinero: si las autoridades correspondientes crean


dinero más allá de lo que el público demanda, el crecimiento de la oferta de dinero aumenta, lo
cual conlleva a un aumento en el nivel de precios y por lo tanto a un incremento en la inflación
• COSTOS DE LA INFLACION : Pérdida de eficiencia económica Cambios en los precios
relativos emiten señales acerca de la escasez o disponibilidad de los bienes y servicios.
• El sistema de precios brinda información valiosa a los agentes económicos para decidir
cómo utilizar sus recursos de la mejor manera posible, de tal manera que todos
maximicen sus beneficios. Por ejemplo:
 Consumidores: ¿qué productos comprar?
 Productores: ¿qué cantidades producir?
 Trabajadores: ¿en dónde les conviene ofrecer sus servicios?
COMO SE MIDE LA INFLACION: Para medir la inflación es necesario utilizar un índice de precios
que sea un indicador del nivel general de precios de una economía.
Debido a que a que más dos terceras partes del gasto total de la economía corresponde al gasto
que realizan los hogares, el índice utilizado en México y por la mayoría de los países es el índice de
precios al consumidor.
Otro indicador de inflación usado con frecuencia, es el deflactor del Producto Interno Bruto (PIB). En
las cuentas nacionales, el PIB es la suma del consumo, la inversión, el gasto del gobierno y las
exportaciones netas (exportaciones menos importaciones) realizados domésticamente.

LA INFLACIÓN PROMEDIO FUE DE 2.35% EN ÚLTIMOS 10 AÑOS :


La inflación promedio en Perú en los últimos diez años ha sido solo de 2.3%, habiendo pasado por
alzas temporales de precios de alimentos y combustibles, pero a largo plazo se ha mantenido el
objetivo inflacionario, señaló el Banco Central de Reserva (BCR).

QUES ES PAGARE: Un pagaré es un documento contable que contiene la promesa incondicional


de una persona (denominada suscriptora o deudor), de que pagará a una segunda persona (llamada
beneficiario o acreedor), una suma determinada de dinero en un determinado plazo de tiempo. Su
nombre surge de la frase con que empieza la declaración de obligaciones: «debo y pagaré». 1 La
diferencia entre la letra y el pagaré es que el pagaré es emitido por el mismo que contrae el
préstamo.

PARTES PARA RELLENAR EN UN PAGARÉ

En un pagaré existen diferentes partes que tendremos que rellenar si queremos hacerlo de forma
correcta. Son las siguientes:

1. Importe a pagar: Escribe tanto en números como en letras el importe que queda pendiente
de pago. La cantidad de dinero que se haya escrito en letras deberá encerrarse entre
paréntesis para que no pueda ser modificado. En España, el importe se expresará en euros,
pudiendo indicar también los centavos.

2. Fecha de vencimiento: Es importante indicar la fecha en que se realizará el pago. Si el pago


se realizará en diferentes cuotas, fija fechas específicas para los diferentes pagos. A esa
fecha, el pago se deberá haber hecho el pago, si no se realizara nos encontraríamos ante un
caso de impago.
3. Nombre del beneficiario: Se deberá indicar el nombre de la persona a favor de la cual se
realizará el importe una vez llegue la fecha de vencimiento. Estos estarán debidamente
señalados en el documento.

4. Lugar de pago: Se escribirá el lugar donde se abonará el importe. Se puede hacer de dos
maneras: escribir el nombre de la ciudad donde tendrá lugar el pago o se puede ser muy
específico y escribir la dirección exacta en la que se deberá efectuar el pago. El lugar de pago
siempre será convenido en un acuerdo convenido entre ambas partes.

5. Porcentaje de interés: El porcentaje de interés anual que el deudor tendrá que cubrir por
retrasarse en el pago una vez pasada la fecha de vencimiento es importante. Y aunque no se
estipulen, serán los que marque la ley. Si es el beneficiario quien lo rellena, piensa que al
indicarlo, va a hacer que recibas el pago a tiempo. Si el préstamo empieza a generar
intereses una vez ha superado su fecha de vencimiento, el deudor se asegurará de realizar el
pago a tiempo para no tener que hacer frente al pago de esos intereses. Es aconsejable no
cobrar más del 15% o el 20% de intereses. Es más, cobrar más de ese porcentaje ya que no
está permitido por las leyes anti usura de tu país. Pon una tasa de interés que esté a un nivel
en el que estén de acuerdo ambas partes.

6. La palabra “pagaré”: Para que se considere legal, un pagaré debe contener la palabra
explícita de “pagaré”.

7. Firma: Tanto el deudor como el beneficiario deberán firmar el documento. El beneficiario


deberá firmarlo para dar testificación de su aceptación y el deudor como testificación de su
deuda. Las firmas se harán de forma manual y el firmante deberá indicar su nombre escrito al
lado de su nombre real.

8. Barra de truncabilidad: El número permite usar el pagaré por vía informática. Este sistema
hace la relación comercial por vía telemática mucho más fácil.

9. Código Cuenta Cliente y Código IBAN: Asegúrate de poner los números correctamente. Es
necesario poner los dos números.

QUES ES BONO: Los bonos son instrumentos financieros de deuda utilizados tanto por entidades
privadas como por entidades de gobierno. El bono es una de las formas de materializarse los títulos
de deuda, de renta fija o variable. Pueden ser emitidos por una institución pública (un Estado, un
gobierno regional o un municipio) o por una institución privada (empresa industrial, comercial o de
servicios). También pueden ser emitidos por una institución supranacional (Banco Europeo de
Inversiones, Corporación Andina de Fomento, etc.), con el objetivo de obtener fondos directamente
de los mercados financieros. Son títulos normalmente colocados a nombre del portador y que suelen
ser negociados en un mercado o bolsa de valores. El emisor se compromete a devolver el capital
principal junto con los intereses.