Vous êtes sur la page 1sur 9

Los títulos valores son documentos necesarios para legitimar el ejercicio del derecho literal y

autónomo que en ellos se incorpora, pueden ser de contenido crediticio, corporativo o de


participación y de tradición o representativo de mercancías.

Tema 1 El concepto y la importancia de las acciones cambiarias derivadas de los


títulos valores, su caducidad y prescripción.

Las acciones cambiarias son las que se amparan en la existencia de los títulos valores, en
tal sentido se debe presentar el mismo para hacer valer las mismas, por lo cual es claro que la acción
cambiaria es diferente a la acción causal, es decir, si un crédito ha sido garantizado con una letra de
cambio, la acción cambiaria es la que tiene como amparo el título valor y no el crédito, es decir, se
desvinculan la causa con el título valor.

https://es.scribd.com/doc/310768746/acciones-cambiarias-derivadas-de-los-titulos-valores-peru

2do tema Los procedimientos ante el Deterioro, destrucción y extravío de los títulos valores y los casos de
deterioro notable o destrucción total de los mismos

https://www.academia.edu/8773410/DETERIORO_DESTRUCCION_EXTRAVIO_Y_SUSTRACCI%C3%93
N_DE_TITULOS_VALORES

tercer tema La letra de cambio y su importancia en ámbito jurídico.

file:///C:/Users/Microsur/Downloads/LETRA%20DE%20CAMBIO.pdf

LA LETRA DE CAMBIO

2.1. CONCEPTOS

La letra de cambio es "el título de crédito formal y completo que contiene una orden incondicionada y
abstracta de hacer pagar a su vencimiento al tomador o a su orden una suma de dinero en lugar
determinado, vinculando solidariamente a todos los que en ella intervienen".

Son documentos en que un derecho está incorporado de tal manera que es imposible ejercerlo o
transferirlo independientemente de los mismos.

1.2. CARACTERISTICAS

Algunos aspectos que caracterizan a la letra de cambio son los siguientes:

 Es un título de crédito fundamental.


 Es un título formal, ya que la existencia del título depende de su forma.
 Es un título para la circulación. En ese sentido, circula en la forma de endoso.
 Es título abstracto porque se le reconoce eficacia obligatoria a la sola declaración
cartular.
 Es un título constitutivo, en atención a la oportunidad en que nace el derecho
incorporado.
 Entre sus elementos integrantes está la autonomía.
 Es un título literal porque la naturaleza, el alcance, y la extensión del derecho
incorporado están determinados por las cláusulas insertas en la letra.
 La tenencia de la misma legitima a su titular para el ejercicio y la transmisión del
derecho incorporado.

La importancia de su efecto cambiario se ve proyectarse tanto en su función económica como en el


ámbito jurídico.

 Función económica. La letra de cambio tiende a diferir el pago prioritariamente y su


utilización es múltiple (compras a crédito, préstamos, arrendamientos, cancelación
de obligaciones, operaciones de descuento, etc.). En la medida en que la
comercialización crece, aumenta en consecuencia la importancia de este efecto
mercantil.
 Función jurídica. Ésta radica en el manejo de principios requeridos para el estudio
y la utilización de la letra de cambio, así como la cantidad de máximas e
instituciones que sustentan dicho estudio.

1.3. IMPORTANCIA DE LA LETRA DE CAMBIO

La letra de cambio nace por ser un título valor constitutivo cuando el obligado acepta que va a
realizar el pago en beneficio del beneficiario

La letra de cambio es un título de crédito representativo de dinero. En ella se consigna una cantidad
determinada o determinable de dinero que debe pagarse a su tenedor o beneficiario. Por
consiguiente, éste tiene un derecho personal o crédito, que debe satisfacer el o los obligados al
pago.La letra tiene un carácter abstracto. Por tanto, es independiente del negocio que le dio origen.
Es el caso cuando se acepta una letra en pago del precio de una compraventa. En este caso el
comprador tendrá dos obligaciones: una emanada de la compraventa y otra, de la aceptación de la
letra. Para evitar esto se debe expresar que se acepta la letra en pago del precio o para garantizar o
facilitar el cobro del mismo.
1.4. PERSONAS QUE INTERVIENEN EN LA LETRA DE CAMBIO

LIBRADOR

PORTADOR LIBRADO

AVALISTA

1. Librador o girador: Es aquel que pone en circulación una letra de cambio, dando la
orden para que se efectúe el pago.
2. Librado: Es aquel a quien se da la orden de pago, la cual puede o no aceptar. En
caso de que acepte, quedará obligado a efectuarlo, pasando a denominarse
aceptante.
3. Portador o beneficiario: Es el titular del crédito representado por la letra, quien
deberá presentarla para su aceptación y cobro en los plazos que
correspondan. Deberá, además, protestarla si no es aceptada o pagada.

Eventualmente también pueden intervenir en la circulación de la letra las siguientes personas:

Endosante: Aquel que endosa una letra, con alguna de las finalidades que más adelante se
señalarán.

Endosatario: Aquel en cuyo favor se endosa la letra. El tenedor se considera portador legítimo si
justifica derecho por una serie no interrumpida de endosos, aunque el último esté en blanco.

Avalista: Persona que garantiza el pago de la letra.

Es importante considerar que la ley dispone que “todos los que firman una letra de cambio, sea
como libradores, aceptantes o endosantes, quedan solidariamente obligados a pagar al portador el
valor de la letra, más los reajustes e intereses, en su caso”. Por consiguiente, el portador puede
cobrar a cualquiera de ellos, sin que pueda excusarse alegando que se cobre a otro obligado.

2.5. CONTENIDO DE LA LETRA DE CAMBIO

La letra de cambio debe reunir el siguiente contenido:


I. Denominación de letra de cambio, inserta en el texto.

II. Lugar, día, mes y año en que se suscribe.

III. Orden incondicional al librado de pagar una suma determinada de dinero.

IV. Nombre del librado.

V. Lugar y época del pago.

VI. Nombre de la persona a quien ha de hacerse el pago.

VII. Firma del librador o e suscribe a su ruego en su nombre.

2.6. CLASIFICACIÓN DE LA LETRA DE CAMBIO

Clases de letra
de cambio

Letra Letra Letra


domiciliada recomendada documentada

1. Letra domiciliada
Ordinariamente se señala como lugar de pago el domicilio del girado, pero puede señalarse el
domicilio o residencia de un tercero. Esto es lo que se conoce como letra domiciliada, cuyo pago
deberá hacerse precisamente en el domicilio designado. Si el girador no ha establecido
expresamente que el pago lo hará precisamente el girado, se entenderá que deberá pagar la letra el
tercero cuyo domicilio ha sido designado como lugar de pago, y quien recibe el nombre de
domiciliatario.
Clases de domiciliación. La domiciliación puede ser propia o impropia. Propia: cuando además
del diferente domicilio hay una persona específica (domiciliatario) diferente del girado para hacer
efectivo el pago.- El domiciliatario no es obligado dentro del nexo cambiario.- Impropia: cuando el
domicilio de pago es diferente del que posee el girado, pero el pago es realizado por él.

2. Letra Recomendada
Cualquier obligado en la letra puede indicar a una o varias personas, denominados recomendatarios,
a quienes deberá exigirse la aceptación o el pago de la letra, en caso de que el girado se niegue a
aceptar o a pagar. Esto es lo que se conoce como letra recomendada.

3. Letra Documentada
Pueden insertarse en la letra las cláusulas “documentos contra aceptación”, “documentos contra
pago” o las equivalentes mencionas “D/A” o “D/P”. Esto indica que la letra va acompañada de
ciertos documentos, los cuales se entregan al girado, previa aceptación o pago de la letra

Tema 4 Las acciones derivadas de la letra de cambio y la aceptación y pago por


intervención.-

1. Acción directa

Surge cando se produce la falta de pago por el aceptante o sus avalistas.

La inspiración y criterio del legislador a la hora de determinar el contenido y régimen de la


acción directa surge de forma plena en la Ley Uniforme de Ginebra, que se plasma en lo
contenido en el apartado 2º del artículo 49 cuando dispone que "A falta de pago, el tenedor,
aunque sea el propio librador, tendrá contra el aceptante y su avalista la acción directa
derivada de la letra de cambio para reclamar sin necesidad de protesto, tanto en la vía
ordinaria como en la ejecutiva, lo previsto en los artículos 58 y 59".

Característica principal de la acción directa es que no depende del levantamiento del


protesto, no decae o se perjudica porque no se haya presentado al cobro el día del
vencimiento sino que está sometida a un plazo de prescripción de tres años a partir del
vencimiento mismo de la letra según expresa el artículo 88 de la Ley.

No obstante el artículo 44 dispone que "La falta de pago de la letra por todos los aceptantes
o por uno de los librados, cuando no estuviere aceptada, será suficiente para atribuir al
tenedor las acciones establecidas en la presente Ley para el caso de que la letra no sea
pagada".

También están sometidos al régimen de la acción directa los avalistas de los aceptantes en
virtud de lo dispuesto en el artículo 37.1º cuando dispone que "El avalista responde de igual
manera que el avalado, y no podrá oponer las excepciones personales de éste. Será válido
el aval aunque la obligación garantizada fuese nula por cualquier causa que no sea la de
vicio de forma.

Cuando el avalista pagare la letra de cambio adquirirá los derechos derivados de ella contra
la persona avalada y contra los que sean responsables cambiariamente respecto de esta
última".
2. Acción de regreso

Es una acción que puede dirigir el tenedor de la letra contra el resto de obligados
cambiarios siempre que se den determinados requisitos cuales son, de un lado, la falta de
pago o de aceptación, y de otro, el levantamiento del protesto por falta de aceptación o
pago.

En cuanto a la falta de pago de la letra, el artículo 50 dispone que "El tenedor podrá ejercitar
su acción de regreso contra los endosantes, el librador y las demás personas obligadas una
vez vencida la letra, cuando el pago no se haya efectuado.

La misma acción podrá ejercitarse antes del vencimiento en los siguientes casos:

a) Cuando se hubiere denegado total o parcialmente la aceptación.

b) Cuando el librado, sea o no aceptante, se encontrare en suspensión de pagos, quiebra o


concurso o hubiere resultado infructuoso el embargo de sus bienes.

c) Cuando el librador de una letra, cuya presentación a la aceptación haya sido prohibida,
se encontrare en suspensión de pagos, quiebra o concurso.

En los supuestos de los apartados b) y c) los demandados podrán obtener del Juez un
plazo para el pago que en ningún caso excederá del día del vencimiento de la letra".

La Ley prevé como requisito puramente formal para el ejercicio de la acción de regreso el
levantamiento del protesto como forma de acreditar que al vencimiento de la letra ésta no se
ha aceptado o no se ha pagado, de forma tal que ante el incumplimiento de dicho requisito
formal, decaería la acción de regreso.

Así, el artículo 63 dice que "El tenedor perderá todas sus acciones cambiarias contra los
endosantes, librador y las demás personas obligadas, con excepción del aceptante y de su
avalista, en los casos siguientes:

a) Cuando no hubiere presentado dentro del plazo la letra girada a la vista o a un plazo
desde la vista.

b) Cuando, siendo necesario, no se hubiere levantado el protesto o hecho la declaración


equivalente por falta de aceptación o de pago.

c) Cuando no hubiere presentado la letra al pago dentro del plazo, en caso de haberse
estipulado la devolución "sin gastos".

Si la letra no hubiere sido presentada a la aceptación en el plazo señalado por el librador, el


tenedor perderá las acciones de regreso que le correspondiesen, tanto por falta de pago
como por falta de aceptación, a no ser que de los términos de la misma resulte que el
librador sólo excluyó su garantía por falta de aceptación.

Cuando la estipulación de un plazo para la presentación estuviera contenida en un endoso,


sólo beneficiará al endosante que la puso".

También ha de disponerse que el artículo 60 establece que "Toda persona obligada contra
la cual se ejerza o pueda ejercerse una acción cambiaria podrá exigir, mediante el pago
correspondiente, la entrega de la letra de cambio con el protesto, en su caso, y la cuenta de
resaca con el recibí. Todo endosante que haya pagado una letra de cambio podrá tachar su
endoso y los de los endosantes subsiguientes. El tenedor de la letra a quien un obligado
cambiario le ofrezca el pago de la misma, estará obligado a aceptarlo y a entregar la letra
en el plazo más breve posible desde el ofrecimiento. A partir de tal ofrecimiento de pago, el
tenedor será responsable del perjuicio causado por su conducta".

Tema 5 El pagaré y de la factura conformada. Sujetos que intervienen. Requisitos


formales esenciales.

Copia

Tema 6 El cheque. Concepto. Personas que intervienen. Vencimiento. Clases de


cheques

es un documento contable de valor en el que la persona que es autorizada para extraer


dinero de una cuenta (por ejemplo, el titular), extiende a otra persona una autorización para
retirar una determinada cantidad de dinero de su cuenta, la cual se expresa en el
documento, prescindiendo de la presencia del titular de la cuenta bancaria.
El cheque es un título de valor a la orden o al portador y abstracto en virtud del cual una
persona, llamada librador, ordena incondicionalmente a una institución de crédito el pago a
la vista de una suma de dinero determinada a favor de una tercera persona llamada
beneficiario.
¿Qué partes intervienen en un cheque?

El “librado”: entidad financiera que provee al librador del cheque y en la cual éste tiene
abierta una cuenta con la que hacer frente al pago de las obligaciones que contraiga en
virtud de dicho documento mercantil.

El “librador”: persona, física o jurídica, que se compromete a cumplir con la obligación de


pago contenida en el cheque. Es, por tanto, el deudor.

El “beneficiario” (también llamado “tomador” o “tenedor” del cheque): quien tiene en su


poder el cheque y, por tanto, la persona a la que corresponde percibir su importe.

Vencimiento

El cheque debe ser cobrado dentro de los 30 días. Vencido ese tiempo sin haberlo cobrado,
puede ser revocado por el girador (con una carta al banco)

Clases de cheques

En su página web, la Superintendencia de Bancos y Seguros realiza una descripción


detallada de tres tipos.

El cheque al portador, indica, es transferible por entrega simple y sin necesidad de endoso.
El banco debe pagarlo a la persona que lo presente a cobro, con la previa identificación a
través de la cédula de identidad.
El cheque a la orden es aquel que es transferible mediante endoso y puede ser cobrado por
la persona a cuyo nombre se extendió el documento bancario; o por el último endosatario -
en caso de ser un cheque endosado-.

Finalmente indica la SBS que el cheque nominativo es aquel que es transferible mediante
cesión y no por endoso. Es decir que puede ser cobrado solo por la persona a cuyo nombre
se encuentra extendido el documento. También lo puede hacer un representante o
apoderado con poder suficiente, de ser el caso.