Vous êtes sur la page 1sur 4

Vsociedad

...•

1.¿,;istit de Ciencias Sociales

Lógica
de las multitudes.
Secuestro infantil
en París, 1750
Arlette Farge y Jacques Revel
HomoSapiens Ediciones, Rosario,
1998, 144 páginas.
(Traducción de Eduardo Hourcade del ori-
ginal en francés: "Logiques de la foule. L'
affaire des enlévements d'enfants. Paris -
1750", Editions Hachette, Paris, 1988)

Comentario de Magdalena Candioti


loogrra.kovt40111,»Iejegiiill'ill,...n."0,11:1,11101111
.
..r R111'11
El interés que reviste el libro que pre-
sentamos -además de la agudeza con que
es analizado su objeto (una revuelta popu-
lar en 1750 en la ciudad de París por el robo
de niños por parte de la policía)- es que
constituye un ejemplo paradigmático de las
principales transformaciones que sufrió la
historiografía francesa en los últimos tiem-
pos, de la mano del estallido de formas de
'hacer la historia' alternativas a aquellas
que consagraron a los padres de la escuela
de los Annales.
En este sentido, nos encontramos fren-
te a una historia que se permite volver a los
acontecimientos, pero no ya para quedarse
en su particularidad y resaltarla (como ha-
bía hecho el historicismo) ni para someter-
los a una estructura que les otorgue sentido
(como creyó Braudel), sino para compren-
200

derlos en su contexto, para reconstruir las gatorios, diálogos voluntarios: "...la depo-
prácticas que se combinan para producir- sición de un testigo o el interrogatorio de
lo. un acusado son ejercicios obligados,
3
El impacto de Foucault en la obra es inscriptos en una relación de fuerza..." .
importante, y es bueno recordar que tanto Otro tipo de fuente que emplean son las
Farge como Revel participaron en la mesa obras de dos memorialistas: D' Argerson y
redonda del 20 de mayo de 1978 en la que Barbier; el trabajo con ellas da lugar a una
aquél resaltaba la necesidad de romper las reflexión sobre la perspectiva que implica
evidencias, marcar las discontinuidades, y esta forma de registrar la historia.
proceder a una `desmultiplicación causal' El desencadenante visible del motín es
que "...consiste en analizar el evento según la queja del pueblo por el secuestro de ni-
1
los múltiples procesos que lo constituyen" . ños por parte de la policía y su presencia
Frente a la historiografía dominante en multiplicada e incidiosa en las calles. A
Francia, Foucault, un 'filósofo en talleres partir de allí se abre el análisis por un lado,
de historiador' -como el mismo se define de las lógicas de la multitud frente al des-
en "El polvo y la nube"- se atreve a criticar orden -en tanto ruptura de los modos habi-
el proyecto de la historia total, la continui- tuales de relación social- y, por el otro, de
dad unilineal que busca y supone, la las lógicas de la autoridad. Quizá el pro-
deseventualización -paradójica en el análi- blema mayor consista en que "...los
sis histórico- en la que desemboca. Por ello convivientes confrontados de la ciudad
creemos que no es casual que este libro eli- construyen figuras del orden y del desor-
ja un acontecimiento como objeto y que den a veces complementarias, aunque a
procure desentrañar las estrategias de los menudo resultan opuestas"' .
diversos actores, que se conjugan para pro- Frente a las teorías tradicionales que
ducir esta revuelta. resaltaban la irracionalidad de las masas -su
Es también el retorno fuerte al archivo, pérdida del control, la manipulación que
a la erudición, al texto, otro rasgo de la ejercen sobre ellas agitadores: "...fuerzas
historiografía tras lo que Chartier llama la malignas se encuentran trabajando en Pa-
2 5
`crisis de la inteligibilidad histórica' . Las rís... han infiltrado el cuerpo social" - se
fuentes sobre las que trabajan los autores revaloriza la necesidad de una mirada de-
son, principalmente, los archivos policiales tenida de las prácticas y los discursos de la
y judiciales. Frente a estos, es remarcable multitud en los diferentes momentos del
el esfuerzo y la capacidad de Farge y Revel conflicto, en función de entender sus estra-
para recuperar las interpretaciones que ha- tegias, las racionalidades en juego que se
cen los actores sobre lo sucedido, sus pun- inscriben en un 'mundo social estrictamente
tos de vista, el porqué de lo declarado, te- codificado' . Así, irán desentrañando los di-
niendo en cuenta que no son, los interro-

Revel J.: "Prefacio a la Edición Japonesa de 1995"


Foucault M.: "Mesa Redonda del 20 de mayo de en Arlette Farge y Jacques Revel: Lógica de las Mul-
1978", en La imposible prisión: debate con Foucault, titudes. Secuestro Infantil en Paris - 1750. Homosa-
Editorial Anagrama, Barcelona, 1982, pág. 61. piens Ediciones, Rosario, 1998, pág 8.
2
Chartiér R.: "Al borde del acantilado", en Roger Arlette Farge y Jacques Revel: Lógica de las Multi-
Chartier: Pluma de Ganso, Libro de Letras, Ojo de tudes. Secuestro Infantil en Paris - 1750. Homosapiens
Viajero, Universidad Iberoamericana, México DF, Ediciones, Rosario, 1998, pág . 39.
1997. 5
Idem 4 , pág. 48.
201

versos intentos del pueblo, a lo largo de la sólo esta lógica impulsa a los secuestros de
jornada en que se desarrolla la revuelta, por jóvenes y niños sino que también los agen-
reconstruir el orden: cómo busca interlo- tes buscan aumentar el volumen de deten-
cutores en la autoridad pública -los comi- ciones para así acrecentar sus ganancias. En
sarios6- para que detengan a la policía, para este sentido, apresan niños conocidos para,
que esta cumpla con lo que debe -"La vio- luego, cobrar a las familias por informa-
lencia de los motines es una respuesta al ción y más aun por su liberación.
desorden de la policía". A pesar de las disputas alrededor de la
Por otro lado, los autores proceden a rea- interpretación del orden y su subversión,
lizar un análisis de la racionalidad del accio- tras la revuelta -que tuvo como saldo el lin-
nar policial y gubernamental. En un momen- chamiento de un agente de la policía por el
to de aguda crisis en el campo que, genera pueblo enfurecido, tras perseguirlo por toda
una masiva afluencia de personas a la gran la ciudad- la autoridad gubernamental a tra-
ciudad, el nuevo Teniente General de la po- vés del Parlamento -que realiza la investi-
licía, encarga a inspectores y oficiales lim- gación- resuelve imponer su orden. Se re-
piar la ciudad de vagabundos y, para estimu- conoce que el accionar de ciertos poli-
larlos -en busca de la eficacia de su política cías fue incorrecto por ello se les obliga a
represiva- dispone el pago por detenido. abonar unas pocas libras; pero, de entre la
Uno de los puntos que más interesan multitud que protagonizó la revuelta, tres
del trabajo, es la comprobación por parte jóvenes son condenados a la horca: "...se
de los autores de cómo se produce la sub- ha decidido el suplicio para hacer saber
versión en la práctica policial del mandato quien es el dueño del orden en la ciudad" 8 .
institucional y de cómo, más allá del dis- Más allá de esta situación que indigna
curso oficial, en su ejecución siempre su- a los parisinos, los autores apuntan un fac-
cede otra cosa. A partir de la mencionada tor que subyace al enojo ante la arbitrarie-
ordenanza los agentes apresan a cuantas dad y que será el que le otorgará un nuevo
personas pueden, sin realizar las 'operacio- eje de inteligibilidad al motín: "Se mur-
nes de separación y discernimiento' que sus mura que el objeto de estos secuestros in-
órdenes indicaban. La ciudad está inquieta fantiles era que había un príncipe leproso
y los conflictos se suceden, la policía actúa para cuya curación hacía falta un baño, o
indiscriminadamente y cualquier incidente baños de sangre humano, y que no habien-
es pronto interpretado como parte de un do ninguna más pura que la de los niños,
`plan general de subversión' : "Clásica ló- los atrapaban para sangrarlos..." 9 . Existe
gica de amalgama, que nos deja ver que una sospecha del pueblo sobre la enferme-
para los hombres del orden, el peligro... es dad del rey Luis XV -la lepra, enfermedad
virtualmente omnipresente..."'. Pero no de reyes en desgracia, castigados por Dios
como Constantino y Herodes, enfermedad
del alma- que sólo con una transfusión de
6
Los comisarios eran una autoridad tradicional que
dependía del Parlamento y cuyo deber residía en la, sangre de niños puede curarse. Es esta idea
administración general de una circunscripción espe-
cífica de Paris. A diferencia de ellos, la policía de la
cual se queja el pueblo es una nueva institución, crea-
da recientemente ante la creciente conflictividad so- Idem 4 , pág. 124.
cial y cuyas funciones y remuneración dependen del 9
Es Barbier el que hace este comentario que citan los
arbitrio del Teniente General designado por el rey. autores -rumor que también D'Argenson apuntará.
7
Idem 4, p. 51. Idem 4, pág. 111.
202

la que obsesiona a la multitud y la hace re- triunfó. Pero los protagonistas no conocen
accionar. Precisamente es la ausencia, el qué sucederá ni tienen definido cómo ac-
profundo silencio al respecto, en todos los tuarán; por otro lado, no poseen una vi-
registros policiales -dado que implica nada sión global del acontecimiento que viven.
menos que una acusación de lesa majes- La revuelta -en este caso- se va dando en
tad- lo que muestra la fuerza de este rumor distintos lugares de la ciudad y los prota-
en la multitud, su influencia sobre los acon- gonistas van mutando, por ello nos llega
tecimientos. En el fondo de la revuelta es- un 'relato despedazado', ellos no pueden
tán las críticas del pueblo a su díscolo mo- narrar lo que sucedió porque cada uno vio
narca al que ya no aman ni admiran. un "poco. Es necesario reconstruir lo posi-
Finalmente, es preciso destacar la luci- ble, las opciones, así como los contextos
dez que los autores manifiestan al desen- -no uno global que encierra a todos- por-
trañar los significados de la revuelta resal- que como vimos la simbolización del mun-
tando la incertidumbre que el futuro tiene do social producida por los actores hace a
para los actores. Los historiadores constru- sus estrategias. No hay que considerar lo
yen siempre sus relatos con el pleno cono- dado como algo que debía pasar, esta es
cimiento de cómo la historia continuó, otra forma de restaurar el papel de los indi-
cómo 'terminó' , de la racionalidad que viduos en la construcción de los lazos so-
ciales. ■

Tania y Discépolo