Vous êtes sur la page 1sur 21

MUSEO

CASA DE YRURTIA

Dossier para docentes

El MUSEO VA A LA ESCUELA
PROGRAMA
EL MUSEO VA A LA ESCUELA

Conversaciones en el aula y fuera de ella.
(de Abril a Julio).
Programa de difusión y ac?vidades, mientras el museo se encuentra cerrado por reformas edilicias.


1) Titulo del taller/visita/acEvidad
“Aquí y Ahora”
2) Nivel/modalidad
Encuentros con docentes y alumnos. Material Csico y descargable para compar?r.
Ac?vidad para primaria y secundaria, en el aula y fuera de ella (opcional recorrido en el espacio público de los monumentos de
RY).
3) Descripción breve de la acEvidad
Recorrido por los Monumentos Públicos de RY a través del archivo fotográfico y salidas a visitar “Canto al Trabajo”. El escenario
de los monumentos y su montaje significa?vo. Relación con la ciudad y sus habitantes.

1)Titulo del taller/visita/acEvidad
”Me llamo Lía”
2) Nivel/modalidad
Encuentros con docentes y alumnos. Material Csico y descargable para compar?r.
Ac?vidad para primaria y secundaria, en el aula y fuera de ella.
3) Descripción breve de la acEvidad
Recorrido por la obra de Lía Correa Morales, a través de imágenes y documentación de archivo.
Contextualización de su obra y atlas visual sobre la par?cipación de las mujeres en ámbitos arUs?cos a comienzos del S XX.

Buenos Aires 1879
Vivió durante largos períodos en París, centro de formación y escenario de las vanguardias
modernistas.

Discípulo del escultor Lucio Correa Morales.
ObEene una beca del Estado argenEno para formarse en Europa.
Rogelio recorre Italia pero prefiere Francia, atraído por las nuevas corrientes de pensamiento.

Allí conoce a Rodin, quien será su mayor influencia. Llega a París en 1900 y durante cinco años
reside allí , asiste a la Academia Jullien y toma contacto con ar?stas y escritores
la?noamericanos como Rubén Darío y Amado Nervo.

Regresa al país, ?ene 25 años .
Ese año realiza su primera muestra individual en Buenos Aires, despertando un gran interés en
Rogelio el público y en la prensa.
Yrur?a
Forma parte del grupo Nexus, integrado por pintores y escultores.
Momento fundacional de las ins?tuciones arUs?cas en el país, recibe encargos para la
realización de grandes monumentos públicos, hasta entonces, concursos disputados por ar?stas
europeos.

Su obra monumental es un rasgo visible del gran proyecto modernizador de la generación del
80 y el reflejo de un país en transformación

El Canto al Trabajo es uno de sus proyectos más ambiciosos e integra junto al Monumento a
Dorrego y el Mausoleo de B. Rivadavia, los grupos escultóricos que hicieron de su obra, hitos en
el espacio público.

Profesor de escultura en la Escuela Nacional de Bellas Artes, miembro de la Comisión Nacional
de Bellas Artes y Académico Titular de Bellas Artes.
Organizó y dirigió junto a su pareja, la ar?sta Lía Corra Morales, su casa museo hasta el día de
su muerte, en 1950.
Centenario de la Revolución de Mayo
Primer encargo del gobierno
nacional Las imágenes y los festejos conmemora?vos hacen
”El arte público, tanto como las “bellas artes”, visible el relato de la Historia Nacional

los museos y sus colecciones, fueron temas am-
pliamente deba?dos en los años previos al Cen
-tenario en términos nacionalistas. No sólo las
obras ubicadas en calles y plazas de la ciudad,
sino también aquellas que se exhibían en las salas
del museo y de la Exposición de Arte, serían un
factor de cohesión y educación de unas masas de
inmigrantes todavía poco integradas a la nación
(y sobre todo sus hijos). La celebración del Cen-
tenario de la independencia fue también un mo-
mento emblemá?co de la revaloración del pasado
hispánico y la reanudación de un vínculo con la
an?gua metrópolis colonial, pensado como cor-
rec?vo para el excesivo cosmopoli?smo moder-
no. La presencia española en la ciudad y en la
cultura fue creciendo al calor de una ver?ente de
ese primer nacionalismo que rescataba las raíces
hispánicas de la “raza”.
Pero aun los ar?stas que – como Eduardo Schi-
affino, MarUn Malharro o Rogelio Yrur?a – ad-
herían al modelo francés de un arte moderno
y libre respecto de sujeciones temá?cas, com-
parUan la convicción de que el arte era un factor
educa?vo insoslayable para el progreso de la na-
ción”.

Laura Maloseg Costa
Arte e Historia en los festejos Detalle de “Canto al Trabajo”..
del Centenario de la Revolución de Mayo en Buenos Aires
Otras obras emblemáEcas de Rogelio YrurEa en
el Espacio Público

Mausoleo de Bernardino Rivadavia Monumento a Dorrego


1932 1923
(Plaza Once) (Suipacha y Viamonte)
Yrur?a trabaja en el monumento en su estudio de París.
De un proyecto original diseñado con tres o cuatro figuras, apuesta a un conjunto
monumental de catorce.
El basamento pierde altura y concibe al grupo a la altura de quien transita la ciudad.

Un nuevo ciudadano se
apropia de Buenos Aires. Se
da marcha a un plan de obras
que definen el nuevo
cosmopoliEsmo.

Estudio para “Canto al Trabajo” realizado en su taller de París


Estudio de YrurEa en París. Vista de proceso de trabajo de Canto al Trabajo
Estudios previos para Canto al Trabajo
Estudios previos para Canto al Trabajo
que se encuentran en el MCY
IEnerario de los tres emplazamientos

El Canto al Trabajo fue inaugurado en 1922 en el Museo Nacional


de Bellas Artes, donde permaneció hasta 1927 que fue
emplazado en la Plaza Dorrego de San Telmo, para finalmente
instalarse en Paseo Colón e Independencia, si?o en que se
encuentra actualmente, desde 1937.
La situación del emplazamiento
no era un tema menor para
Yrur?a. Considerado el
escenario de un montaje
significa?vo, el contexto era
crucial a nivel percep?vo y de
lectura social.
La escala del conjunto
escultórico debía estar
contenida por un marco
arquitectónico de
carácterís?cas determinadas,
del mismo modo se relacionaba
Documento perteneciente al archivo TAREA. Recorte de con su connotación social.
diario de la época, sin fechar.
Notas publicadas en los diarios de la época.

Archivo I.R. De Olano-TAREA


Como Ministro del Interior le toca por disposición del presidente Informe sobre el Estado de las Clases Obreras en el Interior de la
Roca redactar el Código del TrabajoLa importancia de esta obra República, elaborado por Bialet Massé -un catalán polifacé?co,
me permite agregar una faceta más a la rica personalizada de médico, abogado y empresario nacional, amigo de González- a
González: el reformador social. quien Roca había encargado dos años antes relevar las condiciones
Los 466 arUculos de este Código, cons?tuyen el proyecto más en las cuales se desarrollaban las relaciones laborales en el país.
ambicioso presentado para regular la relación entre el capital y el Este compleUsimo informe, que había registrado las condiciones
trabajo que se haya presentado en la Argen?na en sus casi dos en las cuales tenía lugar el trabajo en todo el país llevó a gran
siglos de existencia. parte de los sectores dirigentes a tomar conciencia sobre la
Las huelgas que habían tenido lugar a comienzos del siglo llevaron existencia real de la clase obrera como actor social, a aceptar que
a Roca a percibir la necesidad de avanzar en la dirección de la el Estado debía tener un rol en la regulación del trabajo lo que
legislación social para proteger los derechos de los trabajadores y llevó a Roca a la decisión de proponer el Código.
permi?r así encauzar el conflicto social que el rápido crecimiento y
el
desarrollo industrial generan en función de la distribución de la
riqueza. Cabe señalar que este Código se presenta trece años
antes de la Revolución Rusa, cuando todavía no habían tenido Joaquin V. Gonzalez redacta su
lugar las grandes revoluciones sociales, es decir, tuvo como mo?vo
un pensamiento preven?vo y no rela?vo frente a los problemas Código de Trabajo
sociales.
El Código incorpora en capítulos las normas para el contrato de
trabajo, el rol de los agentes intermediarios, lo accidentes de
trabajo estableciendo las indemnizaciones, la duración de la
jornada que se fijaba en ocho horas, el trabajo a domicilio, las
condiciones para el trabajo de menores y mujeres, los contratos de
aprendizaje -un predecesor de las actuales pasanUas- dedicaba un
capítulo completo para el trabajo de los indios a los cuales
protegía, establecía las condiciones de seguridad e higiene que
debían regir, se ocupaba también de las asociaciones de
trabajadores y empresarios, el rol de las autoridades
administra?vas, la función de los tribunales de conciliación y
arbitraje y el trabajo de los inmigrantes.
Este amplísimo proyecto norma?vo, tenía como antecedentes el
Grupo Nexus

Integrado por

Fernando Fader
Cesáreo Bernaldo de Quirós
Carlos Ripamonte
Justo Lynch
Alberto Rossi
Arturo Dresco

“Mañana en TanE”, de Rogelio YrurEa

“Técnicas, es?los, composición y demás factores expresivos tuvieron –a fines del siglo XIX en Argen?na - inconfundible
influencia europea., ya que todas las miradas del mundo intelectual y arUs?co, se dirigían al “viejo mundo”.
Entre 1880 y 1910 la llamada generación del ’80 imprimió a las “bellas artes” un fuerte empuje, acompañando al espíritu
de progreso que se estaba desarrollando en otras áreas. Ins?tuciones como la Academia Nacional de Bellas Artes creada
en 1878 y el Museo Nacional –1895- bajo la dirección de Eduardo Schiaffino, fueron un fuerte esUmulo para la creación.
De la Cárcova, Schiaffino y Sívori viajaron a Europa entre 1885 y 1889 siendo influenciados por la corriente pictórica
naturalista que prevalecía en las academias europeas, que fueron escenario de fuertes tensiones entre las viejas
convenciones y los nuevos es?los en un marco de gran exigencia y rivalidad .En ese sen?do, París estaba en el corazón de
esa evolución. Cuadros inspirados en los problemas sociales mezclados a paisajes, desnudos, escenas de la vida ín?ma ,
etc. fueron temas que gustaron tanto como escandalizaron a la sociedad de la época”.


Ofelia B. Scher

IdenEdad y pintura. Una búsqueda comparada.


“Los pintores de la ciudad creen que pintar un paisaje es venir a estos lugares, plantar
de inmediato en caballete y ponerse a pintar. La naturaleza no se entrega de
inmediato. Y el paisaje no sólo se ve sino que también se conoce.(...) Antes de pintar la
Jerra, la he arado; más de una vez he interrumpido mi trabajo de pintor para tomar el
arado y removerla”.



Fernando Fader


Lía Correa Morales

Fue una de las ar?stas más relevantes del arte argen?no en las décadas de 1920 y 1930.
Hija del reconocido escultor Lucio Correa Morales, y de Elina González Acha, pintora, geográfa y
escritora.
Viajó a Europa y durante su formación residió en Alemania , Bélgica y Holanda, entre otros países
europeos.
A pesar del contexto arUs?co adverso a las mujeres, Morales logró consolidarse como una pintora
exitosa con presencia en diversas exposiciones nacionales e internacionales. En 1924 recibió el Primer
Premio del XIII Salón Nacional por su obra “Naturaleza muerta”.
El Museo Yrur?a guarda óleos de diversos tamaños, bocetos, dibujos, grabados y monocopias . Sus
géneros preferidos son el retrato, la naturaleza muerta e incursiona también en el desnudo.
Tras la muerte de su marido, asume la dirección del museo, siendo pionera su tarea en un museo de
estas caracterís?cas.

“Despertar”

“Despertar”

El archivo documental proporcionado
por I.R. De Olano- TAREA, nos brinda
un ines?mable material de consulta,
como esta nota mecanografiada sobre
la trayectoria de Lía Correa Morales.
“Visitas Explicadas”

es la anotación que lleva este
documento, que da cuenta de los
recorridos guionados por Lía
durante su ges?ón en el museo.

Archivo I.R. De Olano- TAREA


Naturaleza muerta y retrato son los géneros preferidos por Lía Correa Morales.
“Amalia” es la heroína de la novela
homónima de José Mármol, que
trasncurre durante el período rosista.

El mueo exhibe este retrato en una de
sus salas.
La literatura nacional de la generación
del 27 encuentra aquí su evocación.
MUSEO CASA DE YRURTIA

Mediante un proyecto de ley impulsado por el Dr. Alfredo Palacios, Rogelio Yrur?a y Lia Correa Morales, donaron al Estado la
casa con su mobiliario y obras de arte. Se abrió al público como museo en 1949.
El Museo Casa de Yrur?a conserva y expone su legado arUs?co y el de la pintora Lía Correa Morales, pareja de ar?stas de gran
protagonismo en los comienzos del siglo pasado. La pinacoteca, compuesta en su mayoría por piezas de pintores
contemporáneos y de generaciones precedentes a Rogelio y Lía, también incluye cuadros de la Escuela Cuzqueña.

La colección
El Museo conserva en sus salas, piezas de gran tamaño, que formaron parte de los estudios previos a la realización de los grandes
munumentos.
Una de ellas es El Moisés, figura que fuese modelo de la pieza que luego formó parte del Mausoleo de Rivadavia o la La Victoria
Alada, el modelo original del Monumento a Manuel Dorrego.
La obra Combate de Box, bronce que alcanza los 3,40 m de altura, está emplazada en los jardines de la Casa-Museo , fue
expuesta en NY y San Francisco en las exposiciones Internacionales de 1939 y en el Museo de Richmond (EE.UU.).
Yrur?a, aficionado al box, realiza bocetos y estudios que se encuentran en las salas del museo.

Pinacoteca y biblioteca
La an?gua casa, alberga piezas notables de los pintores de la Escuela Cuzqueña, como también de los paisajistas de las décadas
de 1920 y 1930. Se destaca la obra de Benito Quinquela MarUn, Julia Wernicke, Ángel Della Valle, MarUn Malharro y Eduardo
Sívori.
El Museo posee una biblioteca que reúne 1400 volúmenes desde el siglo XIX hasta la actualidad, y comprende: filosoCa, artes
visuales, geograCa y volúmenes especializados en historia del arte. Gran parte de ellos, en idioma francés.
Aquí se encuentran los fondos documentales de Rogelio Yrur?a, de Lía Correa Morales y del Museo Casa de Yrur?a. Se
componen, entre otras piezas, de correspondencia, presupuestos, arUculos periodís?cos, cálculos de obra y planos de obras.

La casa
El edificio en el que se emplaza el Museo fue reformado según las ideas de Yrur?a, quien adquirió la propiedad en 1919 y ?empo
después surgió la idea de transformarla en un espacio que exhibiera su obra. Concibió el proyecto junto al arquitecto Karl A.
Schmiv y en 1921 recibió un premio municipal de arquitectuta.
El es?lo arquitectónico elegido fue el Neocolonial, inspirado en la ver?ente hispanoamericana. Yrur?a trabajó ac?vamente en la
concepción de los jardines de la casa y los dotó de árboles, caminos de laja y una galería cubierta con parra, entre otros
elementos inspirados en los jardines árabes.