Vous êtes sur la page 1sur 7

El comercio moderno inició en Italia a principios del siglo XIII, donde las

condiciones políticas facilitaron el intercambio de mercancías, mejorando la


eficiencia entre los procesos de producción y consumo. Las organizaciones en
éste tipo de micro economía, venden, compran, o intercambian sus productos
personalmente.
Las primeras aplicaciones de CE fueron desarrolladas en los 1970s, donde
fondos monetarios se enrutaban electrónicamente entre organizaciones
(“Electronic Funds Transfer”). Posteriormente se desarrolló una aplicación para
transferir electrónicamente documentos financieros (“Electronic Data
Interchange”).
La comercialización de Internet y la participación masiva de usuarios en la
“World Wide Web” a inicios de los 1990s, dió pie al término CE, el cual se refiere
al proceso de comprar, vender, o intercambiar productos, servicios o información
a través de redes virtuales de computadoras alámbricas (principalmente en
hogares o empresas) o inalámbricas (por ejemplo, utilizando dispositivos tales
como el i-Phone, i-Pad, etc.)
La evolución del comercio3 ha resultado en el cambio de la forma de
comerciar y contratar. Se han producido una serie de transformaciones en los
sujetos intervinientes en las transacciones, en el ámbito en que estas se realizan,
en los medios de comunicaciones utilizados por las partes y en los métodos
utilizados para asegurar las transacciones. En este sentido, uno de los elementos
que transformó la actividad comercial de manera sensible fue la incorporación
de medios electrónicos. El comercio electrónico, es un concepto jurídico que
presenta una serie de particularidades y dificultades: la primera de ellas se
evidencia al momento de definirlo, diferenciarlo del comercio tradicional,
clasificarlo e inducir sus características. En segundo plano, se pueden apreciar
desajustes normativos en materia tributaria, en los conflictos de leyes, en la
resolución de controversias, en aspectos de la propiedad intelectual y en materia
contractual (Hocsman, 2010; Ríos Ruíz, 2014)
En realidad, el término comercio electrónico no se refiere a una clase de
operaciones o contratos, sino a actos jurídicos realizados a través de
instrumentos que permiten transmitir información por medio de la electricidad.
De manera general, el término “medios electrónicos” incluye al telégrafo, el
teléfono, el fax y la televisión, por mencionar algunos, pero frecuentemente es
identificado o es asociado con el Internet (Ríos Ruíz, 2014). Se define al
comercio electrónico, que se realiza a través de internet como cualquier forma
de transacción o intercambio de información comercial basada en la transmisión
de datos a través de esta red de comunicación.
El comercio electrónico se clasifica en:
 B2B (Business to Business): es aquel que se lleva a efecto entre dos
empresas.
 B2C (Business to Consumer): es el comercio de productos que se
establece entre una empresa y un consumidor.
 C2C (Consumer to Consumer): implica el comercio entre
consumidores mediante una empresa que sólo funciona como
soporte del intercambio
 Directo: la operación comercial se agota mediante el acto inicial de
transferencia de la cosa intangible. La transferencia se caracteriza
como perfecta.
 Indirecta: implica la transferencia de una cosa tangible y requiere de
una segunda etapa que es la entrega al comprador. Es un sistema
que podríamos considerar como “imperfecto”, pues la no inmediatez
de la transacción puede producir inconvenientes jurídicos (Anzit,
2010)

De acuerdo a la Asociación Mexicana para Comercio Electrónico (AMECE),


el CE entre negocios (Business-to-Business”, B2B) y Consumidores (“Business-
to-Consumer”, B2C) está en las etapas iniciales de desarrollo. El éxito dependerá
que no se caiga en los extremos con relación a los productos y servicios
adquiridos o vendidos.
Por una parte, a que sean sujetos a los altos costos de envío por empresas
privadas de mensajería, excesivas regulaciones e impuestos gubernamentales
y por otra, a que no existan los controles suficientes que pudieran inhibir las
compras por medios electrónicos, tales como el fraude en-línea, la privacidad, y
seguridad.
Para manejar los aspectos de control, existen en los mercados diferentes
compañías que han creado plataformas de desarrollo de software que permiten
a programadores diseñar portales de CE. Los más importantes son:
Microsoft.NET, IBM WebSphere y SUN “J2EE Architecture”. Por ejemplo,
“WebSphere Commerce suite”, soporta transacciones B2C, B2B o
infraestructuras privadas. La plataforma se basa en estándares abiertos tales
como Java, Java Servlets, JavaServer Pages (JSP), Enterprise JavaBeans
(EJB), y Extensible Markup Language (XML).

El Comercio Electrónico tiene Futuro

Según la Asociación Mexicana de Internet (AMIPCI), el CE representa una


pequeña parte de la economía nacional. Comparado con el ámbito mundial, el
mercado potencial es de US$309 mil millones, donde el gasto anual de EE.UU.
y Latinoamérica es de US $90 y 8.9 mil millones respectivamente y el gasto anual
per cápita en EE.UU. y México en la compra/venta de productos y servicios a
través de portales de CE es de US$355 y $25 respectivamente.

La AMIPCI presentó un estudio donde se estima que el CE en 2010 cerró


con un crecimiento de 31% en comparación con 2009, lo que representa 30 mil
292 millones de pesos. También, en el mismo estudio, la AMIPCI indicó que
durante 2010, la compra de boletos de avión y computadoras fueron los
principales impulsores del crecimiento del CE. Es importante resaltar, que
algunos estudios consideran el pago de impuestos al gobierno como
transacciones de CE, tal como el realizado por la revista AméricaEconomía
Intelligence.

Teléfonos de México (Telmex) ha impulsado el crecimiento del mercado de


CE ya que es uno de los proveedores líderes de servicios de Internet. Sin
embargo, muchos de los operadores por cable, tales como Megacable,
Cablevisión y Cablemas están aumentando su presencia. Esto se debe
principalmente a que estas compañías pueden ofrecer los servicios de telefonía,
Internet y cable (Televisión) en un solo paquete (también conocido como “Triple
Play”).
Las compañías que compiten por el mercado de CE, están operando en un
ambiente complejo tecnológicamente hablando; donde se espera que para el
año 2014, el mercado mexicano de usuarios conectados a Internet alcance un
volumen de 20,692 millones, que representa un incremento del 64% desde el
2009. Para entonces, es de esperarse que nuevas tecnologías permitan el
aumento en el número de competidores que ofrezcan conectividad de alta
velocidad al Internet y por consiguiente se ofrezcan más beneficios y opciones
para los consumidores (Eveliux, 2011).

En el 2015, el comercio electrónico tuvo un valor de mercado en nuestro


país de 257,090 millones de pesos, lo que representa un aumento de 59% desde
el 2014, cuando su valor fue de 162,100 millones de pesos. En los últimos años,
junto con la explosión del uso de los dispositivos móviles,como smartphones y
tablets, el comercio electrónico ha tenido un crecimiento constante entre los
internautas mexicanos. Así lo demuestra la edición número 11 del Estudio de
Comercio Electrónico en México 2016, realizado por la Asociación Mexicana de
Internet AC y comScore (Riquelme, 2016).

Los objetivos de este estudio son hacer una estimación del valor de
mercado del comercio electrónico en nuestro país; comprender las preferencias
y el nivel de satisfacción de los compradores digitales y realizar una comparación
entre los resultados del análisis realizado en el 2015 y los del 2016.

Para realizar el análisis se tomó en cuenta la opinión de 1,829 personas


que realizaron una compra en línea mediante una computadora, un teléfono
inteligente (smartphone) o tablet entre mayo y julio del 2016, con datos de los
miembros de la asociación. Según la Amipci, a los mexicanos les gusta usar sus
dispositivos móviles por su facilidad de acceso a Internet y también porque
pueden utilizar las aplicaciones de los comerciantes, lo que representa ahorro de
tiempo .

Comercio electrónico en México en el 2016:


257,090 millones de pesos es la estimación del valor de mercado del
comercio electrónico en México. De acuerdo con la Amipci, en el 2015, el
comercio electrónico tuvo un valor de mercado en nuestro país de 257,090
millones de pesos, lo que representa un aumento de 59% desde el 2014, cuando
su valor fue de 162,100 millones de pesos. Entre el 2009 y el 2015, el valor del
comercio electrónico en México registró un crecimiento de más de 900%, al
pasar de 25,500 millones de pesos a 257,000 millones.
Tabla 1. Evolución del comercio electrónico en México (2009-2015)

Año Valor del Variación (%)


mercado*
2009 24500 NA
2010 36500 48.98
2011 54500 49.32
2012 85700 57.25
2013 121600 41.89
2014 162100 33.31
2015 257090 58.6
Variación total 949
Casi 40% de las personas que realizan compras a través de Internet tiene
entre 22 y 34 años, es decir que forman parte de la generación Millennial. Le
siguen las personas entre 35 y 44 años, con 24 por ciento. Los hombres que
realizan compras a través de Internet representan 54% del total de los
encuestados, mientras que las mujeres alcanzan 46 por ciento. Además, la
mayoría de las personas que acostumbran comprar en línea tiene estudios de
licenciatura completa, con 52 por ciento. Tres estados encabezan la lista de
entidades de la República Mexicana en las que se realizan más compras a través
de Internet: la Ciudad de México, el Estado de México y Jalisco. En este sentido,
más de 85% de las compras digitales se llevan a cabo en regiones
completamente urbanas, 10% se realiza en regiones suburbanas y sólo 2% de
las transacciones se realiza desde regiones rurales de nuestro país, lo que
demuestra la poca penetración que ha tenido el comercio electrónico en las
localidades rurales.

Estado Porcentaje
Ciudad de 0.22
México
Estado de 0.1
México
Jalisco 0.09
Nuevo León 0.07
Veracruz 0.05
Puebla 0.04
Baja California 0.03
Chihuahua 0.03
Guanajuato 0.03
Querétaro 0.03
Sinaloa 0.03
Sonora 0.03
Los medios electrónicos han permitido la creación de nuevos mecanismos
con los cuales se pueden llevar a efecto el pago de obligaciones al celebrar un
contrato mercantil. En el caso de los contratos electrónicos que se realizan por
internet destacan los siguientes elementos (Ríos Ruíz, 2014).
 Transferencia electrónica de fondo (débito y crédito)
 E-money
 Tarjeta de prepago
 Banca electrónica

Poner los productos al alcance de todos más allá del punto de venta, lo cual
aumenta el número de clientes, y la entrega a domicilio, son características del
comercio electrónico, que permite a las Pequeñas y Medianas Empresas
(Pymes) hacer crecer el negocio. De acuerdo con cifras de la Secretaría de
Economía, en México existen más de cuatro millones de Pymes que generan
alrededor del 72% del empleo y aportan 52% del Producto Interno Bruto (PIB).

Según la empresa SinDelantal, que brinda servicios de comida a domicilio


en línea los beneficios de dicho comercio van desde un mayor número de
clientes potenciales hasta una disminución de costo en puntos de venta físicos
por la cantidad de usuarios activos en Internet. La compañía informó en un
comunicado que de según un estudio de comercio electrónico en México del
2017, elaborado por la Asociación de Internet, del 2015 al 2016 el E-commerce
(comercio electrónico) creció 28.3%, al aumentar su valor de mercado de
257,000 millones de pesos a 329,000 millones de pesos.

Expuso que los primeros en entrar en esta dinámica tecnológica fueron las
grandes corporaciones; sin embargo en países como México prevalecen las
pequeñas y medianas empresas (Pymes). Puntualizó que una buena experiencia
de compra es gran oportunidad para generar lealtad con las marcas, además si
las personas obtienen el producto deseado y lo reciben en perfectas condiciones
se convertirá en un cliente cautivo. Según el 13° Estudio sobre los Hábitos de los
Usuarios de Internet en México 2017, el año pasado había en México 70 millones
de internautas, con una penetración de 63% en el país (en la población de seis
años en adelante). México está en la lista de los países con mayor potencial en
comercio electrónico a nivel Latinoamérica, así lo indica Marcos Pueyrredon
Presidente de eCommerce Institute.

En 2015 el volumen de ventas online en América Latina alcanzó los 59 mil


millones de dólares según datos de Euromonitor Internacional; la mayor
participación pertenece a Brasil (42%), seguido por México (18%), Argentina
(12%), Chile (9%) y Colombia (5%). “México es un país clave para el crecimiento
del comercio electrónico en Latinoamérica, grandes retailers están aterrizando
en el país, gracias al comportamiento que han tenido las ventas online. En 6
años el comercio electrónico en México ha crecido más de 400%, y se ha logrado
posicionar como uno de los mercados más atractivos en la región”, agregó
Marcos Pueyrredon,
Por primera vez, México, según el estudio “The 2015 Global Retail E-
Commerce Index”, se ubicó en el puesto 17 del top 20 de los mercados
mundiales que brindan un mayor atractivo para el comercio electrónico; esto
gracias a que la población joven internauta está impulsando las compras en
línea, esto ha logrado que la industria crezca 32% en promedio anualmente.
“Con distintos enfoques, los retailers en México buscan crear experiencias
positivas de compra online, por lo que es importante realizar eventos como el
eRetail DAY para conocer las tendencias y las mejores prácticas de comercio
electrónico en LATAM.”,agregó el directivo.

El eCommerce Institute anunció la realización del eRetail Day México, el


Congreso de Comercio Electrónico para el Canal Minorista más importante de
América Latina que se llevará a cabo el 27 de octubre en el en el Sheraton María
Isabel Hotel & Towers México DF, se trata de una iniciativa de eCommerce
Institute y es co-organizado localmente por la Asociación Mexicana de Venta
Online (AMVO) (eretailday, 2017). En la Figura 1 se muestra el avance del
comercio en línea de siete años.

Figura 1. Evolución del comercio electrónico en México


Es tal el potencial del comercio electrónico y ha sido tal el crecimiento en
México que, la AMIPCI, en conjunto con la Asociación Mexicana de Venta Online
(AMVO) e Interactive Advertising Bureau (IAB), impulsa la iniciativa HotSale para
incentivar las compras a través de Internet en ciertas fechas del año, así como
lo hace el Gobierno Federal durante el Buen Fin (Hostgator, 2017).
Bibliografía
Anzit, R. (2010). El Derecho informático, aspectos fundamentales. Buenos aíres:
Cathedra Jurídica.
eretailday. (10 de Abril de 2017). México continua su crecimiento en comercio
Electrónico. Obtenido de
http://www.eretailday.org/2017/2017/04/10/mexico-continua-su-
crecimiento-en-comercio-electronico/
Eveliux. (2011). ARTÍCULOS SOBRE REDES, TELECOMUNICACIONES Y
TECNOLOGÍAS DE LA INFORMACIÓN. Obtenido de El comercio
electrponico en México: http://www.eveliux.com/mx/El-Comercio-
Electronico-en-Mexico.html
Hocsman, H. (2010). Los contratos electrónicos. Argentina: Hammurabi.
Hostgator. (2017). ¿Qué es el comercio? Obtenido de
https://blog.hostgator.mx/que-es-el-ecommerce/
Ríos Ruíz, A. d. (2014). Análisis y perspectivas del comercio electrónico en
México. Tecnología y Conocimiento, 11(1), 97-121.
Riquelme, R. (19 de Noviembre de 2016). 14 datos sobre el comercio electrónico
en México. Obtenido de EL ECONOMISTA:
https://www.eleconomista.com.mx/empresas/14-datos-sobre-el-
comercio-electronico-en-Mexico-20161119-0007.html