Vous êtes sur la page 1sur 53

Historia de la Vestimenta

Femenina
En el inicio
del
Movimiento
Adventista
del 7º Día
El Traje Americano
Fue en la década de 1850 que
Elizabeth Smith Miller vistió la
primera pollera “corta”, comenzando
una revolución para libertar a las
mujeres de su “prisión de ropas“. Su
prima era Elizabeth Cady Stanton,
quien, junto com su amiga Amelia
Bloomer, también vestían una ropa
similar. Ese estilo sufrió varios
cambios, hasta que finalmente fue
llamado: “El Traje Americano”.
En mayo de 1851
Amelia Bloomer
introdujo a Susan
B. Anthony, una
espiritista, y a
Elizabeth Cady
Stanton. Esas
mujeres eran todas
defensoras de los
derechos de la
mujer.
“Dios no quiere que su
pueblo adopte este estilo
de vestir. No es ropa
modesta y no es adecuada
para mujeres modestas y
humildes que profesan
ser seguidoras de Cristo.”

Testimonios para la Iglesia,


tomo 1, pág. 405

Amelia Bloomer
Derechos de la Mujer
“Los que se sienten llamados a unirse
al movimiento en favor de los
derechos de las mujeres y la así
llamada reforma del vestido, sería
mejor que cortaran su conexión con el
mensaje del tercer ángel. El espíritu
que acompaña al uno no puede estar
en armonía con el otro. Las Escrituras
hablan con claridad acerca de las
relaciones y los derechos de los
hombres y mujeres.”
Testimonios para la Iglesia, tomo 1, pág. 372
“Con la así llamada reforma del
vestido avanza un espíritu de
liviandad y osadía que armoniza
plenamente con el estilo del vestido.
La modestia y la reserva desaparecen
de muchos cuando adoptan ese estilo
de vestido. Se me mostró que Dios
desea que adoptemos un proceder
consecuente y lógico.”
Testimonios para la Iglesia, tomo 1, pág. 373
Evolución del Traje Americano (1850
a 1860)
Evolución del Traje Americano
(1850 a 1860)
“Vi que los que adoptan el traje
americano han revertido la orden de
Dios y han desobedecido sus
instrucciones especiales.
Se me refirió a Deuteronomio 22:5:
«No vestirá la mujer traje de hombre,
ni el hombre vestirá ropa de mujer;
porque abominación es a Jehová tu
Dios cualquiera que lo hace».”
Testimonios para la Iglesia, tomo 1, pág. 372
“Existe otro estilo de vestir que ha sido
adoptado por un grupo de damas que se
denominan reformadoras de la vestimenta.
Imitan la forma de vestir de los hombres lo
más cerca que pueden. Usan el sombrero,
los pantalones, el chaleco, el vestón y las
botas, y esta última prenda es la parte más
sensata del traje. Quienes adoptan y
promueven este estilo de vestir llevan la así
llamada reforma de la vestimenta a
extremos muy objetables. El resultado será
confusión.”
Testimonios para la Iglesia, tomo 1, pág. 405
“Nunca
imitaremos
señorita Doctora
Austin, o a la
señora Doctora
York. Se visten
muy como
hombres.“

Manuscritos liberados, tomo Dra. Austin


5, pág. 380
Doctora Mary Walker
La doctora Mary
Walker comenzó
usando el traje
americano, que se
tornó más y más
masculino en su estilo.
Ella estaba orgullosa
por “personificar al
hombre.”
Dra. Mary Walker
Mary Tillotson
Espiritista y miembro
de la Asociación
Nacional de Reforma
del Vestuario; de
1866-1870. Adaptó el
traje Americano en
1842, y después lo
acortó 30 centímetros,
cuando oyó acerca de
Amelia Bloomer.
En la Década de 1870

En la década de
1870, después que
se llevó a cabo
falda globo, entró
en la moda este
vestido.
También llevaban
corsés.
En la Década de1890
El traje Americano fue
popular en las décadas
de 1850 e 1860, pero
perdió popularidad en
la década 1870. En 1890,
con el surgimiento de la
bicicleta, algunas
mujeres americanas
adoptaron un nuevo
vestido con pantalón.
1890
1890
La vestimenta de la Reforma
Adventista
1865-1881
Descripción:
Muy poco de la ropa de abajo (tipo
pantalón) era visible, de tal manera
que la pollera era lo principal, no el
pantalón.
Su ventaja era que no arrastaba en el
suelo, como la moda popular de ese
tiempo. También era más holgada,
con su peso sostenido de los hombros,
y simple.
Estaba en armonía con los 4
principios básicos de la reforma de la
vestimenta: modesta, simple,
femenina y saludable.
“Dios quiere que su
pueblo adopte la
reforma en el vestir,
no solamente para
diferenciarse del
mundo como su
"pueblo peculiar",
sino porque una
reforma en el vestir es
esencial para la salud
física y mental."
Mujeres Adventistas Testimonios para la
Iglesia, tomo 1, pág. 459
El Largo del Vestido
“Mis conceptos tenían el objeto de
corregir la moda actual, el vestido
extremadamente largo que arrastra por
el suelo, y también corregir el uso de
vestido exageradamente corto que
llega hasta las rodillas, que es usado
por cierta clase de mujeres. Se me
mostró que debemos evitar ambos
extremos."
Testimonios para la Iglesia, t. 1, pág. 409
El Padrón de la Vestimenta
“Antes de vestirse, nuestras hermanas
deberían obtener patrones de los
pantalones y chaquetas que se usan
con esa clase de vestido.”

Testimonios para la Iglesia, t. 1, pág. 456


Una Visión
( Mensajes Selectos, tomo 3, pág. 316)
Tres grupos de mujeres pasaron delante
de mí, con sus vestidos de la siguiente
manera con respecto a su largo:
El primer grupo llevaba un largo a la
moda, que estorbaba los miembros
inferiores, impidiendo caminar, y que
barría la calle y recolectaba su suciedad;
los malos resultados de este tipo [de
vestido] los he declarado plenamente.
Esta clase, compuesta de esclavas de la
moda, aparecían débiles y lánguidas.
El vestido de la segunda clase de mujeres que
pasaron delante de mí era, en muchos aspectos,
como debía ser. Los miembros [piernas] estaban
bien abrigadas. Estaban libres de la carga que el
tirano Moda había impuesto sobre la primera
clase. Pero ellas habían ido a tal extremo en lo
corto del vestido, que éste producía disgusto y
creaba prejuicios en las personas buenas, y
destruía en gran medida su propia influencia. Este
es el estilo y la influencia de la "moda americana",
enseñada y usada por muchos en la revista Our
Home (Nuestro Hogar), de Dansville, Nueva
York. El vestido no llega a la rodilla. Tengo que
decir que este estilo de vestido se me mostró que
era demasiado corto.
Una tercera clase de mujeres, con una
disposición gozosa, con paso libre y
elástico, pasó delante de mí. Sus
vestidos eran del largo que he descrito
como adecuado, modesto y saludable.
En todas las circunstancias, tales como
subiendo o bajando escaleras, etcétera,
se hallaba a unas pocas pulgadas por
encima de la suciedad de la calle y de
las veredas.
Vestimenta de la Reforma Ellen G. White
Después de1881
“Ya que nuestras hermanas no aceptarían el
vestido reformado tal y como debería ser, se
ha presentado un nuevo estilo menos
objetable. Está libre de adornos innecesarios
y carece de sobrefalda. Consiste en una blusa
sin entallar y una falda de longitud suficiente
para el decoro pero que no recoja el barro ni
la suciedad de la calle. El tejido debe ser liso,
sin grandes estampados ni dibujos. Se debe
prestar la misma atención al cubrimiento de
las piernas que al vestido corto.”
Testimonios para la Iglesia, t. 4, pág. 632
Después de1881
“El Señor no ha movido a ninguna de
nuestras hermanas a adoptar el
vestido reformado. Las dificuldades
que ya encontramos no serán traídas
otra vez. Hubo tanta resistencia entre
nuestro pueblo que tuvo que ser
removido. Hubiera sido una
bendición."
5MR 405.1 1885
Después de1881
“Algunos presumían que el padrón dado
era un padrón que todos debían adoptar.
No es así. Pero algo simple como eso,
sería lo mejor para esas circunstancias.
Ningún estilo me fue presentado como
una regla y guía para todos en su
vestuario . . . . El Señor no indicó que es
el deber de nuestras hermanas volver al
vestido reformado. Vestidos simples
deben ser usados.”
1 Manuscript Releases, pág. 33.2
Después de1881
“El estilo de vestido a la moda puede
ser descartado, y debe serlo por todos
los que leen la Palabra de Dios. El
tiempo gastado en defender el vestido
reformado debe dedicarse al estudio
de la Palabra de Dios.”

Mensajes Selectos, tomo 3, pág. 289


Noticias - 1913
“En el vestido de una pieza ahora en
boga, el peso está cargado en los
hombros, y, reduciendo el peso, el
largo y el número de polleras, las
caderas están aliviadas. La pollera no
arrastra más en el suelo. Las mujeres
que, por razones de conciencia, se
rehusaban a apretar sus cinturas, y en
consecuencia sufrían el desprecio de
su sexo, ahora se encuentran del lado
de la moda….
Noticias - 1913
“Una cintura de 80 centímetros
es considerada permisible,
siendo que antiguamente
una cintura de 55 centímetros
era considerada apropriada.
Una mujer vestida a la moda de hoy
puede inclinarse para colocar un
alfiler en sus pies.”

--New York Independent, Oct. 23, 1913


“Si el mundo introduce una moda
recatada, conveniente y saludable, que
este de acuerdo con la Biblia, no
cambiará nuestra relación con Dios o
con el mundo el adoptar tal estilo de
vestido. Los cristianos debieran seguir
a Cristo y hacer sus vestidos conforme
a la Palabra de Dios . Debieran evitar
los extremos. Humildemente debieran
seguir un sendero recto, sin tomar en
cuenta el aplauso o la censura Y
debieran aferrarse a lo correcto por ser
correcto.”

Conducción del Niño, págs. 388, 389


1870 - Hoy
1870

1880
1890 1910

1900
1940

1930

1920
1950 1960
1970 1980 1990
1970
Hay Distinción Entre las Ropas?
“No vestirá la
mujer traje de
hombre, ni el
hombre vestirá
ropa de mujer;
porque
abominación es a
Jehová tu Dios
cualquiera que
esto hace.“

Deuteronomio 22:5
“Hay una tendencia creciente
de que las mujeres,
en su vestido y apariencia,
se aproximen al otro sexo
todo lo que sea posible
y la moda es que sus vestidos
sean muy parecidos a los de los hombres,
pero Dios declara que esto es una abominación.”
Conducción del Niño, pág. 401