Vous êtes sur la page 1sur 9

D.A.

PINEDA, ET AL
ORIGINAL

Variabilidad en la prueba de Boston para el diagnóstico


de las afasias en adultos laboralmente activos
D.A. Pineda a,b, S.E. Mejía a, M. Rosselli c, A. Ardila a,d, M.ªG. Romero a,e, C. Pérez e

Resumen. Introducción. Las variables culturales y demográficas influyen en las puntuaciones de pruebas neuropsicológicas.
Objetivo. Analizar los efectos de la edad, el sexo, el nivel educativo y sociocultural, y del tipo de ocupación sobre las pun-
tuaciones obtenidas en una prueba de lenguaje. Material y método. La prueba de Boston para el diagnóstico de las afasias
(PBDA) en español, adaptada al español colombiano, fue aplicada a 156 sujetos (75 varones y 48 mujeres) de la ciudad de
Medellín, laboralmente activos, y con un rango de edad entre 19 y 60 años. La muestra fue agrupada por nivel socioeconómico
(bajo y alto), nivel educativo (escolaridad básica, intermedia y superior), edad (19 a 35, 36 a 50 y 51 a 60 años) y niveles
ocupacionales (manual, técnico, empleados de oficina, tecnólogos y profesionales con actividad visuoespacial, y profesionales
con alta demanda verbal). Resultados. Un análisis descriptivo demostró que al menos del 1 al 3% de la muestra puntúa dentro
del rango patológico de los perfiles y los percentiles utilizados para el diagnóstico de las afasias. Un análisis multivariado
(MANOVA, p< 0,05) demostró la influencia significativa del nivel educativo en la mayoría de las subpruebas. Las mujeres
tuvieron una ejecución superior a los varones en subpruebas de lectura y escritura. El grupo con un nivel socioeconómico bajo
obtuvo puntuaciones significativamente más bajas en la identificación y denominación de partes del cuerpo. La denominación
por confrontación visual, lectura en voz alta, escritura seriada y al dictado fueron sensibles a la edad de los participantes. El
tipo de ocupación tuvo un efecto mínimo sobre la PBDA. Conclusiones. Las funciones lingüísticas evaluadas por la PBDA son
sensibles a variables demográficas, en particular al nivel educativo, variabilidad que se debe considerar en la utilización de
esta prueba con poblaciones con daño cerebral [REV NEUROL 1998; 26: 962-70].
Palabras clave. Evaluación. Lenguaje. Neuropsicología. Pruebas.
VARIABILITY OF THE BOSTON TEST FOR DIAGNOSIS OF APHASIA IN ACTIVE WORKING ADULTS
Summary. Introduction. The aim of this study was to analyze the influence of age, gender, socioeconomic status (SES), academic
achievement (education), and type of occupation, on the performance of the Boston Diagnostic Aphasia Examination (BDAE)
Spanish version. Material and methods. The BDAE was administered to a group of 156, 19 to 60 years old, occupationally active
normal subjects. Results. A descriptive analysis showed that some subjects (1 to 3%) scored in the pathological range of the
centiles and profiles of the BDAE. A MANOVA (p< 0.05) demonstrated a significant effect of education over most of the BDAE
subtests. Females outperformed males on some reading and writing subtests. SES had an effect over body part identification and
naming. Significant differences were observed between younger and middle age groups in confrontation naming, oral and word
picture reading. The older group scored significantly lower than the younger group in serial writing and sentences to dictation.
No differences were observed between the older and the middle groups. Only oral spelling was affected by the type of occupation
but a significant interaction of occupation and level of education was found. Conclusions. Language tests are influenced by
demographic variables, particularly education. Normal variability on the BDAE should be considered when dealing with
clinical populations [REV NEUROL 1998; 26: 962-70].
Key words. Evaluation. Language. Neurophychology. Tests.

INTRODUCCIÓN Igualmente las personas con niveles educativos bajos tienen un


Uno de los mayores problemas dentro de la evaluación neuropsi- desempeño significativamente inferior, en la mayoría de pruebas
cológica en general, y de la evaluación del lenguaje en particular, neuropsicológicas, cuando se comparan con personas con niveles
es la dificultad para distinguir entre los efectos cognoscitivos del educativos altos [5,7].
daño cerebral y los producidos por variables demográficas. La Algunos autores han descrito diferencias sexuales en pruebas
variabilidad inducida por la edad, el nivel educativo y otras varia- neuropsicológicas. Ardila, Rosselli y Rosas [7] demostraron una
bles culturales pueden hacer difícil la interpretación clínica de los interacción significativa entre el sexo y los años de educación en
resultados de pruebas neuropsicológicas. Numerosos autores [5-9] adultos normales. Mujeres sin educación mostraron unas pun-
han demostrado la influencia de la edad y del nivel educativo en tuaciones significativamente inferiores a varones con un nivel de
el desempeño de pruebas cognoscitivas. La mayoría de las funcio- educación similar. Sin embargo, no hubo diferencias entre varo-
nes cognoscitivas, particularmente aquellas que requieren de ha- nes y mujeres pertenecientes a niveles educativos altos. Es indis-
bilidades espaciales y construccionales, decaen con la edad [6]. pensable, por tanto, conocer las ejecuciones de las poblaciones

Recibido: 03.03.98. Aceptado tras revisión externa sin modificaciones: 26.03.98. Agradecimientos: Este estudio forma parte del Programa de Neurociencias de
Antioquia, integrado por el trabajo cooperativo de las siguientes institucio-
Programa de Neurociencias de Antioquia. a Maestría en Neuropsicología.
nes: Universidad de San Buenaventura, Universidad de Antioquia, Instituto
Facultad de Psicología. Universidad de San Buenaventura. b Servicio de
Neurológico de Antioquia, Universidad de Manizales, Harvard University,
Neurología Clínica y del Comportamiento. Facultad de Medicina.
The Georgia University, San Diego State University, Florida Atlantic Univer-
Universidad de Antioquia. c Departamento de Psicología. Florida Atlantic
sity y Miami Institute of Psychology. Este estudio fue financiado por la Maes-
University. d Miami Institute of Psychology. e Servicio de Fonoaudiología y
tría en Neuropsicología de la Universidad de San Buenaventura, el Servicio
Afasiología. Departamento de Fisiatría y Rehabilitación. Clínica León XIII.
de Neurología Clínica y del Comportamiento de la Universidad de Antioquia
Instituto de los Seguros Sociales de Antioquia. Colombia.
y por el Servicio de Fonoaudiología de la Clínica León XIII del ISS-Antioquia.
Correspondencia: Dr. David A. Pineda. Carrera 46 # 2 sur, 45 consultorio
254. Clínica Las Vegas. Medellín, Colombia.  1998, REVISTA DE NEUROLOGÍA

962 REV NEUROL 1998; 26 (154): 962-970


PRUEBA DE BOSTON

Tabla I. Características de la muestra. Distribución según la edad, géne- Tabla II. Ejecuciones en la PBDA de sujetos colombianos normales de
ro, escolaridad, estrato socioeconómico y ocupación (n= 156). Sujetos 19 a 60 años (n= 156).
normales.
Variables de la PBDA Media Desviación Mínimo Máximo
Variable demográfica Frecuencia % estándar

Edad (años) Comprensión

1. (19 - 35) 67 42,9 Discriminación 70,54 2,67 55,5 72


de palabras
2. (36 - 50) 77 49,4
Identificación de partes 18,65 2,07 15 20
3. (51 - 60) 12 7,7 del cuerpo

Género Órdenes verbales 14,39 1,15 7 15

M 75 48 Material ideativo complejo 9,05 1,66 4 12

F 81 52 Repetición

Escolaridad (grados) Palabras 9,98 0,11 9 10

1. Básica (0 - 9) 17 10,9 Alta probabilidad 7,80 0,48 5 8

2. Intermedia (10 - 15) 82 52,6 Baja probabilidad 7,82 0,41 6 8

3. Superior (más de 16) 57 36,5 Lectura oral

Estrato socioeconómico Palabras 29,87 1,22 15 30

Bajo (1, 2, 3) 109 69,9 Frases 9,87 0,78 1 10

Alto (4, 5, 6) 47 30,1 Denominación

Ocupación Respuesta denominativa 29,32 3,64 10 30

1. Manual 35 22,5 Por confrontación visual 94,93 2,67 80 96

2. Técnico 29 18,6 Partes del cuerpo 27,64 2,34 21 30

3. Empleado de oficina 17 10,9 Animales en un minuto 25,88 6,45 10 45

4. Tecnólogo visuoespacial 27 17,3 Comprensión de lectura

5. Profesional de alta demanda verbal 48 30,7 Discriminación letra/palabra 9,71 1,21 6 10

Reconocimiento de palabras 7,89 0,63 1 8

Deletreo oral 6,58 1,68 1 8


normales en pruebas neuropsicológicas para poder distinguir en-
tre la variabilidad normal y los perfiles de los sujetos con disfun- Pareamiento palabra-dibujo 9,98 0,13 9 10
ción o daño cerebral [8].
Frases y textos 9,41 0,90 6 10
A pesar de haberse demostrado la influencia de las variables
demográficas en la evaluación neuropsicológica, pocas pruebas Escritura
de este tipo proporcionan correcciones en las puntuaciones de
Mecánica 4,94 0,42 0 5
acuerdo con la edad y el nivel educativo. Más aún, la gran mayoría
de pruebas neuropsicológicas han sido normalizadas en muestras Escritura seriada 46,27 5,08 1 50
pertenecientes a niveles educativos elevados (más de 11 años de
Dictado elemental 13,66 1,57 1 14
educación), y con agrupamientos muy amplios por edad, asu-
miendo que después de los 18 años la actividad cognoscitiva sería Escritura por confrontación 9,80 0,97 1 10
estable en los sujetos normales [6-9]. La PBDA (Prueba de Boston visual
para el diagnóstico de las afasias), incluso, fue estandarizada y Deletreo al dictado 9,80 0,99 1 10
luego validada siguiendo estos criterios, por ello utilizaron unas
muestras de adultos menores de 60 años y con más de 9 años de Frases al dictado 11,78 1,36 0 12
escolaridad [3,4]. Escritura narrativa 4,86 0,65 0 5
Se sabe, sin embargo, que las variables socioculturales son
determinantes del estilo comunicativo, tanto a nivel de la familia-
ridad con las palabras, su significado y su uso, como en relación guaje en pacientes con afasia es la PBDA (Boston Diagnostic
con la complejidad gramatical y la capacidad de comprensión de Aphasia Examination) [11,12]. Esta prueba ha sido también uti-
estructuras lógico-verbales [9,10]. Por ello, al llevar a cabo la lizada para analizar los cambios del lenguaje asociados con el
evaluación neuropsicológica del lenguaje es necesario estandari- envejecimiento normal [13] y para detectar defectos afásicos en la
zar las pruebas una vez que hayan sido adaptadas y armonizadas enfermedad de Alzheimer [14,15].
al contexto lingüístico de cada grupo cultural. La PBDA es una batería extensa que permite la evaluación
Una de las pruebas más utilizadas para la evaluación del len- cualitativa y cuantitativa de los diferentes componentes del len-

REV NEUROL 1998; 26 (154): 962-970 963


D.A. PINEDA, ET AL

Tabla III. Distribución de puntuaciones por percentiles comparativos.

Sujetos afásicos según la PBDA (n= 242) (3, 4) Sujetos laboralmente activos (n= 156)
percentiles percentiles

Variables 0 10 20 30 40 50 60 70 80 90 0,5 10 20 30 40 50 60 70 80

Comprensión

Disc. palabras 0 21 36 47 55 59 63 65 67 72 55 67 70 72

Ident. part. cuerpo 0 7 13 14 15 16 18 19 20 14 17 18 19 20

Órdenes 5 6 8 10 12 13 14 15 7 13 14 15

Mat. ideat. comp. 1 2 3 5 6 8 9 10 12 4 7 8 9 10

Repetición

Palabras 3 7 8 9 10 9 10

Alta probabilidad 0 2 3 4 6 7 8 5 7 8

Baja probabilidad 0 1 3 4 5 6 7 8 6 7 8

Lectura en voz alta

Palabras 6 10 24 25 26 29 30 15 30

Frases 0 2 3 6 8 9 10 1 10

Denominación

Respondiendo 5 6 14 19 22 25 27 28 30 10 30

Conf. visual 17 32 51 60 64 73 86 90 94 80 93 96

Partes cuerpo 5 6 9 11 13 15 21 24 27 29 30

Animales/mn 6 10 15 22 25 27 30 10 18 21 23 24 26 27 29 31

Lectura

Disc. letra/palabra 1 6 8 9 10 0 9 10

Recordar palabras 3 5 7 8 1 8

Deletreo 1 2 3 4 8 1 4 5 6 7 8

Palabra/dibujo 1 7 8 9 10 9 10

Frases y textos 0 2 4 6 7 8 9 10 6 8 9 10

Escritura

Mecánica 0 1 2 3 4 5

Seriada 22 32 37 39 43 47 2 45 46 47 48

Dictado elemental 6 10 12 13 14 15 2 13 14

Denom. escrita 3 8 9 10 2 10

Deletreo dictado 0 2 8 9 10 2 10

Frases 0 8 10 11 12 1 12

Escritura narrativa 1 2 3 4 2 5

guaje. Fue desarrollada dentro del marco teórico clinicoanatómico autores [3,4,7]; otros han demostrado la consistencia interna
clásico seguido por el grupo de Boston en los Estados Unidos. [17] y la validez constructiva [11] y predictiva [18-21] de la
La PBDA permite determinar la presencia de síntomas afá- PBDA. Sin embargo, muy pocos estudios han investigado la
sicos y clasificarlos dentro del grupo de afasias perisilvianas influencia de variables demográficas en la PBDA en poblacio-
(corticales) y extrasilvianas (transcorticales) [16]. La utilidad de nes normales [22,23]. Borod et al [19] estandarizaron la PBDA
la PBDA en el desarrollo de programas de rehabilitación del de acuerdo con la edad y el nivel educativo. Heaton, Grant y
lenguaje y en la determinación de la eficacia de los tratamientos Matthews [24] obtuvieron normas en una población de 553 su-
mediante estudios longitudinales ha sido demostrada por varios jetos normales y presentaron puntuaciones corregidas por edad,

964 REV NEUROL 1998; 26 (154): 962-970


PRUEBA DE BOSTON

Tabla IV. Variabilidad en la ejecución de la PBDA por sujetos normales versión argentina de la PBDA [22], en el que se estudiaron los
agrupados según el género (MANOVA) (n= 156).
efectos de la edad, el sexo y el nivel educativo. La PBDA se
Variables de la PBDA Masculino Femenino F - Ratio p
administró a 180 sujetos normales con edades entre los 16 y los 65
promedio promedio años, divididos en tres niveles educativos (0-5, 6-12 y más de 12
(DE) (DE) años de educación). La variable que mayor incidencia tuvo sobre
las subpruebas estudiadas fue el nivel educativo seguido por la
Comprensión
edad. La influencia del sexo fue mínima y solamente se observó
Discriminación 70,4 (2,6) 70,6 (2,6) 2,265 0,134 en una subprueba.
de palabras El nivel socioeconómico es otra variable que puede incidir
Identificación de partes 18,5 (1,7) 19,02(1,2) 2,975 0,086 sobre la ejecución de pruebas neuropsicológicas [26]. La inciden-
del cuerpo cia del nivel socioeconómico en la PBDA no ha sido estudiada
todavía. Pocos son los trabajos de investigación que han buscado
Órdenes verbales 14,2 (1,3) 14,4 (0,9) 0,242 0,628
la relación entre el tipo de ocupación y el desempeño en pruebas
Material ideativo complejo 9,1 (1,6) 8,9 (1,6) 0,625 0,439 neuropsicológicas.
El objetivo de este trabajo es describir la variabilidad determi-
Denominación
nada por factores demográficos y culturales en las diversas subprue-
Respuesta denominativa 29,6 (2,3) 29,38(3,1) 0,027 0,871 bas de la PBDA en una muestra de sujetos normales y laboralmen-
te activos.
Por confrontación visual 94,8 (2,2) 95,01(2,9) 0,228 0,639

Partes del cuerpo 25,6 (6,3) 26,07(6,5) 0,465 0,503 MATERIAL Y MÉTODOS
Sujetos
Animales en un minuto 27,5 (2,4) 27,7 (2,2) 1,229 0,269
Se seleccionaron 156 sujetos laboralmente activos y sin antecedentes neu-
Lectura en voz alta rológicos y psiquiátricos, con edades comprendidas entre los 19 y 60 años.
La muestra fue seleccionada al azar y de manera estratificada entre los tra-
Palabras 29,7 (1,7) 29,9 (0,1) 2,102 0,149
bajadores pertenecientes a las empresas con más de 100 empleados del Valle
Frases 9,7 (1,1) 9,9 (0,1) 5,257 0,023 de Aburrá (Antioquia, Colombia) e incluidas en la base de datos de la
Oficina de Salud Ocupacional del Instituto de los Seguros Sociales de An-
Repetición tioquia. Todos los participantes aceptaron vincularse al estudio de manera
voluntaria firmando el formato de consentimiento aprobado por el Comité
Palabras 9,9 (0,1) 9,9 (0,1) 0,000 0,999 de Ética del Centro de Investigaciones de la Universidad de San Buenaven-
tura de Medellín (Antioquia, Colombia).
Alta probabilidad 7,7 (0,5) 7,8 (0,4) 4,029 0,046
La muestra fue agrupada de acuerdo con las siguientes variables: a) Sexo
Baja probabilidad 7,8 (0,4) 7,8 (0,2) 0,138 0,714 (H/M= 75/81); b) Edad (se distinguieron tres subgrupos: jóvenes de 19 a
35 años, adultos de edad media de 36 a 50 años y adultos mayores entre 51
Comprensión de lectura y 60 años); c) Escolaridad (se reconocieron tres grupos: educación básica
entre 0 y 9 años de escolaridad, intermedia entre 10 y 15 años de escola-
Discriminación letra/palabra 9,6 (1,5) 9,8 (0,6) 3,232 0,074 ridad y superior con más de 16 años de escolaridad); d) Nivel socioeconó-
mico (bajo: estratos 1, 2 y 3, y alto: estratos 4, 5 y 6), y e) Tipo de ocupa-
Reconocimiento de palabras 7,8 (0,8) 7,9 (0,2) 2,586 0,110
ción (se reconocieron cinco niveles: manual, técnico, empleado de oficina,
Deletreo oral 6,3 (1,9) 6,8 (1,3) 10,932 0,001 tecnólogo o profesional). El grupo tecnólogo o profesional se subdividió
en dos: aquellos que realizaban una actividad principalmente visuoespa-
Pareamiento palabra-dibujo 9,9 (0,1) 10,0 (0) 35,508 0,0000 cial (arquitectos e ingenieros) y aquellos cuya profesión exigía una alta
demanda verbal (administradores, abogados, médicos, etc.). La tabla I
Frases y textos 9,2 (0,9) 9,5 (0,8) 6,965 0,009 presenta la distribución de la muestra de acuerdo con las variables arriba
mencionadas.
Escritura

Mecánica 4,9 (0,1) 4,9 (0,1) 0,001 0,942


Instrumentos y procedimientos
La versión en español de la PBDA [3,4] fue adaptada al ambiente lingüístico
Escritura seriada 45,6 (6,5) 46,8 (2,9) 20,410 0,0000 colombiano. Se modificaron aquellos términos que estuvieran fuera del
contexto cultural colombiano (p. ej., el gentilicio ‘andaluz’ se cambió por
Dictado elemental 13,4 (1,2) 13,8 (0,4) 7,061 0,008
‘paisa’ y ‘gallego’ por ‘pastuso’, la ciudad de Sevilla por ‘Medellín’ y Madrid
Por confrontación visual 9,7 (1,3) 9,9 (0,3) 9,316 0,002 por ‘Bogotá ’, la palabra ‘goma’ por ‘caucho’ en uno de los párrafos y por
‘llanta’ en otro, etc.). Se suprimieron conjugaciones verbales no utilizadas
Deletreo al dictado 9,7 (1,2) 9,9 (0,4) 11,809 0,0008 en el español latinoamericano (p. ej., el verbo calar, etc.). La prueba fue
administrada por estudiantes de último año de terapia del lenguaje después
Frases al dictado 11,6 (1,7) 11,9 (0,3) 15,980 0,0001 de recibir un entrenamiento individual y supervisado durante 20 horas. Como
parte del proceso de entrenamiento los estudiantes debían completar satis-
Escritura narrativa 4,8 (0,4) 4,9 (0,4) 6,346 0,01
factoriamente la aplicación de cinco baterías supervisadas antes de iniciar la
aplicación formal de la prueba. La PBDA se administró de manera individual
sexo y nivel educativo para la subprueba de comprensión de material en tres sesiones de 40 minutos cada una, y siempre bajo la supervisión directa
de uno de los autores.
complejo.
Hay dos versiones en español de la PBDA. En 1979 se publicó Análisis estadístico
en Argentina la primera traducción y adaptación [25] y en 1986 se Se utilizó un software Statgraph-SGPLUS 7.0 (número serial autorizado
desarrolló en España una segunda edición, que se reeditó en 1996 para la Universidad de San Buenaventura: 4714210) para realizar los dife-
[3,4]. En Colombia se realizó un estudio de normalización de la rentes procedimientos estadísticos. Se llevó a cabo un análisis descriptivo

REV NEUROL 1998; 26 (154): 962-970 965


Tabla V. Variabilidad en la ejecución de la PBDA por sujetos normales agrupados según la edad RESULTADOS
(MANOVA) (n= 156).
Las puntuaciones promedio obtenidas por
Variables de la PBDA 19-35 36-50 51-60 F - Ratio p Dif. toda la muestra, en las diferentes subprue-
n = 67 n = 77 n = 12 grupos bas de la PBDA, se resumen en la tabla II.
prom (DE) prom (DE) prom (DE)
En las subpruebas de repetición la variabi-
Comprensión lidad en la distribución de las puntuaciones
fue mínima y las desviaciones estándar fue-
Discriminación de palabras 70,7 (2,2) 70,6 (2,4) 68,4 (4,7) 1,896 0,154
ron muy pequeñas. En otras subpruebas
Identificación de partes 18,7 (1,4) 18,9 (1,4) 18 (2,2) 0,527 0,591 – como comprensión verbal, denominación,
del cuerpo lectura y escritura hubo mayor variabilidad
Órdenes verbales 14,3 (1,0) 14,4 (1,3) 14,4 (0,6) 0,383 0,682 –
y por lo tanto se observaron rangos mucho
más amplios. En algunos casos se observa-
Material ideativo 8,9 (1,5) 9,2 (1,7) 8,5 (1,6) 0,167 0,846 – ron puntuaciones tres desviaciones están-
complejo
dar por debajo de la media. Un análisis de
Denominación distribución porcentual de los sujetos de
acuerdo con las puntuaciones obtenidas de-
Respuesta denominativa 29,3 (3,4) 29,6 (2,3) 29,4 (1,1) 2,133 0,122 –
muestra que en algunas subpruebas (p. ej.,
Por confrontación visual 95,4 (1,5) 94,5 (3,3) 94,5 (2,7) 5,101 0,007 1-2 discriminación de palabras, identificación
de partes del cuerpo, órdenes verbales, res-
Partes del cuerpo 26,8 (6,0) 26,01(6,5) 19,75(5,5) 2,076 0,129 –
puestas denominativas, denominación por
Animales en un minuto 27,3 (2,3) 27,8 (2,2) 27,5 (2,6) 0,015 0,985 – confrontación visual y la mayoría de las va-
riables de lectura y escritura) del 5 al 10%
Lectura en voz alta
de los sujetos puntúan por debajo de la pri-
Palabras 29,7 (1,8) 29,9 (0,1) 29,7 (0,8) 5,465 0,005 1-2 mera desviación estándar (DE), del 3 al 5%
puntúan por debajo de la segunda DE y al
Frases 9,8 (1,1) 9,9 (0,1) 9,5 (1) 5,802 0,003 1-2
menos el 1% de los sujetos tienen ejecucio-
Repetición nes por debajo de la tercera DE.
Si se comparan estos valores con los
Palabras 9,9 (0,1) 10 (0) 10 (0) 0,203 0,816 –
obtenidos mediante los perfiles para el
Alta probabilidad 7,8 (0,3) 7,8 (0,4) 7,4 (0,9) 0,752 0,473 – diagnóstico de 242 pacientes afásicos rea-
lizados en la versión hispana de la PBDA
Baja probabilidad 7,8 (0,3) 7,8 (0,4) 7,5 (0,5) 3,578 0,03 1-3
[3,4] se demuestra que muchos sujetos nor-
Comprensión de lectura males tienen puntuaciones que se super-
ponen con las de los pacientes afásicos
Discriminación 29,7 (1,8) 29,9 (0,1) 29,7 (0,8) 1,031 0,359 –
letra/palabra
(Tabla III).
Los efectos del sexo, la edad, el nivel
Reconocimiento 7,8 (0,8) 7,9 (0,1) 7,7 (0,8) 0,037 0,963 – educativo, el nivel sociocultural y el tipo de
de palabras
ocupación se estudiaron mediante un análi-
Deletreo oral 6,7 (1,6) 6,6 (1,4) 5,3 (2,7) 1,109 0,332 sis multivariado (MANOVA). La tabla IV
muestra las diferencias obtenidas, por varo-
Pareamiento 9,9 (0,1) 9,4 (0,8) 9,1 (1,1) 3,079 0,049 1-2
palabra-dibujo nes y mujeres, en las diversas subpruebas.
Las mujeres tuvieron un desempeño signi-
Frases y textos 9,3 (0,9) 9,4 (0,8) 9,1 (1,1) 0,343 0,710 – ficativamente superior a los varones en lec-
Escritura tura de oraciones, repetición de palabras de
alta probabilidad, en tres subpruebas de
Mecánica 4,9 (0,1) 4,9 (0,1) 5 (0) 0,059 0,942 – comprensión de lectura (deletreo oral, pa-
Escritura seriada 46,9 (2,9) 46,7 (3,2) 39,4(13,2) 4,602 0,011 1-3 y 2-3 reamiento de dibujos y palabras, y compren-
sión de párrafos y oraciones) y en 6 subprue-
Dictado elemental 13,7 (1,2) 13,7 (1,1) 12,9 (3,4) 0,049 0,952 – bas de escritura (escritura seriada, primer
Por confrontación 9,8 (0,9) 9,8 (0,3) 9,3 (2,3) 1,398 0,250 – nivel de dictado, confrontación escrita, de-
letreo al dictado y escritura narrativa). Las
Deletreo al dictado 9,8 (0,8) 9,8 (0,4) 9,0 (2,3) 0,855 0,427 – comparaciones entre las puntuaciones pro-
Frases al dictado 11,8 (1,3) 11,9 (0,4) 8,9 (2,9) 3,123 0,047 1-3 y 2-3 medios obtenidas por los tres grupos de edad
se presentan en la tabla V. El grupo más
Escritura narrativa 4,8 (0,3) 4,9 (0,4) 4,6 (0,8) 0,608 0,546 – joven (19-35 años) obtuvo una puntuación
significativamente superior (p < 0,01) al del
grupo de edad media (36 a 50 años) en las subpruebas de denomi-
para determinar el promedio en las puntuaciones y la variabilidad, además
de observar la distribución por percentiles de algunas puntuaciones con
nación por confrontación visual, en lectura oral de palabras y
rangos amplios. Se desarrolló un análisis de varianza multivariado (MANO- frases y en lectura mediante pareamiento de palabra y dibujo. Los
VA) para observar si las puntuaciones en los grupos determinados por las sujetos más jóvenes puntuaron significativamente mejor (p < 0,05)
variables demográficas y culturales mostraban diferencias significativas. con respecto a los sujetos mayores (51 a 60 años) en escritura

966 REV NEUROL 1998; 26 (154): 962-970


Tabla VI. Variabilidad en la ejecución de la PBDA por sujetos normales agrupados según la escolaridad (básica) se diferenció significativamente de
(MANOVA) (n= 156). los otros dos (intermedio y alto) en la ma-
yoría de las subpruebas excepto en órdenes
Variables de la PBDA Básico Medio Alto F - Ratio p Dif. grupos
n= 17 n= 82 n= 57 verbales, respuesta denominativa, nombrar
animales en un minuto, repetición de pala-
Comprensión bras y de frases de baja probabilidad, reco-
nocimiento de palabras, mecánica de la es-
Discriminación de palabras 67,8 (4,4) 70,6 (2,4) 71,2 (1,6) 10,09 0,0001 1-2 y 1-3
critura, dictado elemental y escritura narra-
Identificación de partes 17,3 (1,9) 18,8 (1,2) 19,2 (1,4) 6,877 0,001 1-2 y 1-3 tiva. No hubo diferencias significativas en
del cuerpo las ejecuciones entre los grupos de educa-
Órdenes verbales 13,7 (1,3) 14,4 (1,2) 14,4 (0,8) 2,480 0,087 –
ción intermedia y superior.
La tabla VII muestra las diferencias
Material ideativo complejo 7,8 (1,8) 9,0 (1,5) 9,4 (1,5) 4,949 0,008 1-2 y 1-3 entre las medias de los dos grupos socio-
económicos estudiados. Identificación de
Denominación
partes del cuerpo y nombrar animales en un
Respuesta denominativa 28,4 (4,8) 29,6 (2,2) 29,5 (2,6) 0,992 0,373 – minuto fueron las únicas dos subpruebas
sensibles a esta variable.
Por confrontación visual 92,5 (4,4) 95,0 (2,4) 95,5 (1,8) 7,573 0,0007 1-2 y 1-3 Los cinco grupos ocupacionales sólo se
Partes del cuerpo 19,4 (5,6) 25,1 (5,9) 28,9 (5,6) 4,439 0,013 1-2 y 1-3 diferenciaron significativamente (p< 0,05)
en la subprueba de deletreo oral, en la que
Animales en un minuto 26,4 (2,0) 27,4 (2,4) 28,2 (2,0) 2,066 0,130 – el grupo con una ocupación manual tuvo
una ejecución inferior a la de los otros cua-
Lectura en voz alta
tro grupos ocupacionales (Tablas VIII y IX).
Palabras 28,8 (3,6) 29,9 (0,1) 30 (0) 3,859 0,023 1-2 y 1-3 En el MANOVA se evaluaron 12 inter-
acciones, de las cuales el programa estadís-
Frases 9,1 (2,2) 9,9 (0,1) 9,9 (0,1) 6,089 0,002 1-2 y 1-3
tico sólo seleccionó 4 (edad con sexo, edad
Repetición con escolaridad, sexo con escolaridad y
nivel socioeconómico con ocupación). Las
Palabras 10 (0) 9,9 (0,1) 10 (0) 0,155 0,856 – otras interacciones fueron eliminadas pues
Alta probabilidad 7,2 (0,8) 7,8 (0,4) 7,9 (0,2) 10,973 0,0001 1-2 y 1-3 se confundieron con otros efectos. La inter-
acción de edad con sexo produjo una varia-
Baja probabilidad 7,6 (0,4) 7,8 (0,4) 7,8 (0,3) 1,44 0,240 – bilidad significativa en repetición de alta pro-
babilidad; edad con escolaridad mostró una
Comprensión de lectura
variabilidad significativa en denominación
Discriminación letra/palabra 8,2 (3,0) 9,8 (0,5) 9,9 (0,2) 10,401 0,0001 1-2 y 1-3 por confrontación visual y partes del cuer-
po. Las interacciones de edad con sexo, edad
Reconocimiento de palabras 7,7 (0,7) 7,8 (0,7) 7,9 (0,2) 0,150 0,860 –
con escolaridad y sexo con escolaridad pro-
Deletreo oral 4,2 (2,3) 6,5 (1,4) 7,2 (1,0) 14,510 0,0000 1-2 y 1-3 dujeron variabilidad significativa para las
variables de lectura y escritura.
Pareamiento palabra-dibujo 9,8 (0,3) 10 (0) 10 (0) 11,334 0,0000 1-2 y 1-3

Frases y textos 8,6 (1,3) 9,3 (0,9) 9,7 (0,4) 5,570 0,004 1-2 y 1-3 DISCUSIÓN
Escritura Los resultados de este estudio demuestran
que hay una variabilidad importante en las
Mecánica 5 (0) 4,9 (0,1) 4,9 (0,2) 0,186 0,830 –
puntuaciones de la PBDA en sujetos nor-
Escritura seriada 38,5(11,9) 47,1 (2,1) 47,2 (1,5) 21,590 0,0000 1-2 y 1-3 males. Los rangos para algunas subpruebas
son amplios, hasta el punto que algunos
Dictado elemental 12,8 (2,9) 13,7 (1,1) 13,7 (1,3) 2,435 0,091 – sujetos llegan a tener una puntuación que
Por confrontación visual 8,8 (2,6) 9,9 (0,2) 9,9 (0,4) 7,316 0,0009 1-2 y 1-3 está tres DE por debajo del promedio. Es
decir, algunos sujetos normales tendrían
Deletreo al dictado 8,7 (2,5) 9,9 (0,2) 9,9 (0,2) 9,869 0,0001 1-2 y 1-3 puntuaciones similares a aquéllas obteni-
Frases al dictado 10,4 (3,5) 11,9 (0,1) 11,9 (0,4) 8,188 0,0004 1-2 y 1-3
das por pacientes afásicos.
La heterogeneidad en la ejecución de la
Escritura narrativa 4,6 (0,8) 4,9 (0,1) 4,8 (0,5) 2,109 0,125 – PBDA estuvo determinada particularmen-
te por el nivel educativo y, en menor grado,
por la edad, el sexo y el nivel socioeconó-
seriada y en frases al dictado. La ejecución de los sujetos de edad mico de los grupos estudiados. El efecto de la ocupación fue mínimo
media (39 a 50 años) también fue significativamente superior a la y su interacción con otras variables fue estadísticamente confusa.
de los mayores en estas dos variables (p< 0,05). Como se esperaba, la escolaridad como variable demográfica
La incidencia del nivel educativo sobre las diversas subprue- y cultural determinó diferencias significativas en casi todas las
bas se muestran en la tabla VI. El grupo de menor escolaridad subpruebas de la PBDA. La mayoría se encontró al comparar el

REV NEUROL 1998; 26 (154): 962-970 967


D.A. PINEDA, ET AL

Tabla VII. Variabilidad en la ejecución de la PBDA por sujetos normales 9 años es indispensable para lograr una ejecución homogénea en
agrupados según estrato socioeconómico (MANOVA) (n= 156).
la PBDA y estaría en concordancia con los hallazgos de Rosselli
Variables de la PBDA Bajo Alto F - Ratio p et al [22], quienes hallaron una ejecución más baja en el grupo de
promedio (DE) promedio (DE) bajo nivel educativo (0 a 5 grados). Nuestros resultados confirman
la importancia de la escolaridad en pruebas neuropsicológicas y
Comprensión
apoyan lo comunicado por otros autores [9,27-31]. Por esta razón,
Discriminación 70,1 (3,0) 71,5 (1,1) 1,621 0,205 las pruebas neuropsicológicas con alto contenido verbal deberían
de palabras incluir dentro de las muestras de normalización poblaciones con
Identificación 18,5 (2,7) 19,3 (1,0) 5,864 0,016 diversos niveles de educación para mejorar su especificidad en el
de partes del cuerpo momento de aplicarlas en la clínica de las afasias [9,27,28]. Si en
la muestra utilizada en este estudio no se hubiera incluido el grupo
Órdenes verbales 14,2 (1,3) 14,7 (0,4) 2,732 0,100
con escolaridad entre 0 y 9 años de educación, el efecto de la
Material ideativo 8,8 (1,6) 9,5 (1,5) 3,257 0,0624 escolaridad no hubiese sido prominente.
complejo La influencia de las variables educativas en el desempeño de
Denominación pruebas psicológicas está bien establecido (p. ej., 8-9, 32-33). Sin
embargo, recientemente esta afirmación ha sido cuestionada [34].
Respuesta 29,6 (1,9) 29,1 (4,0) 0,451 0,509 Reitan y Wolfson [34] concluyen que la edad y la educación no
denominativa
son esenciales en el desempeño de pruebas neuropsicológicas. La
Por confrontación 94,6 (2,9) 95,5 (1,8) 0,953 0,341 muestra utilizada por estos autores tenía un promedio educativo
visual superior a 11 años de educación y las pruebas neuropsicológicas
Partes del cuerpo 25,5 (6,3) 26,7 (6,7) 0,011 0,919 administradas tenían un techo bajo; este sesgo muestral y metodo-
lógico produjo diferencias mínimas entre los sujetos. Este hallaz-
Animales 27,1 (2,3) 28,8 (1,7) 5,740 0,01 go negativo no significa que la educación no tenga influencia
en un minuto
sobre el desempeño de pruebas neuropsicológicas, sino que di-
Lectura en voz alta chas pruebas tienen un techo relacionado con el nivel escolar
Palabras 29,8 (1,4) 30 (0) 0,133 0,7200
logrado. De hecho, el efecto de la educación es más claro cuando
se analizan las puntuaciones de un sujeto de manera individual, lo
Frases 9,8 (0,9) 9,9 (0,14) 0,331 0,519 cual demuestra que el efecto de la educación sobre las pruebas
Repetición
cognoscitivas no es lineal. Las diferencias entre 0 y 3 años de
educación son altamente significativas, mientras que las diferen-
Palabras 9,9 (0,13) 10 (0) 0,415 0,527 cias entre 3 y 6 años son menores; aún lo serían más las variaciones
Alta probabilidad 7,7 (0,5) 7,9 (0,2) 0,897 0,355
entre 6 y 9, y así sucesivamente, como demuestran nuestros datos.
Entonces, la educación tendría un efecto negativamente acelera-
Baja probabilidad 7,7 (0,4) 7,8 (0,3) 0,300 0,590 do, que tiende a una meseta [35]. No se esperarían diferencias
Comprensión de lectura
entre, por ejemplo, grupos de 12 y 15 años de educación como los
comparados en el estudio de Reitan y Wolfson [34].
Discriminación 9,5 (1,4) 10 (0) 1,068 0,303 Ardila y Rosselli [6] encontraron que el grado de escolaridad
letra/palabra
puede ejercer mayor influencia que la edad sobre las pruebas
Reconocimiento 7,8 (0,7) 7,9 (0,1) 0,533 0,474 neuropsicológicas. Albert y Heaton [36] consideran que si en los
de palabras estudios sobre envejecimiento se pudiesen controlar los efectos
Deletreo oral 6,3 (1,8) 7 (1,1) 0,047 0,831
de la educación no se observarían cambios significativos en prue-
bas de inteligencia verbal. Uno o dos años de escolaridad pueden
Pareamiento 9,9 (0,1) 10 (0) 0,245 0,626 ser suficientes para cambiar el desempeño en pruebas de com-
palabra-dibujo
prensión verbal, fluidez fonológica y habilidades conceptuales
Frases y textos 9,2 (0,9) 9,7 (0,6) 1,292 0,257 [35].
El nivel socioeconómico tuvo un efecto significativo única-
Escritura
mente en las subpruebas que requerían denominar o identificar
Mecánica 4,9 (0,1) 5 (0) 1,067 0,303 partes del cuerpo. La influencia del nivel socioeconómico sobre
funciones cognoscitivas ha sido poco estudiada, pero se ha des-
Escritura seriada 45,8 (5,9) 47,2 (1,4) 0,362 0,554
crito bajo desempeño en pruebas neuropsicológicas en personas
Dictado elemental 13,5 (1,8) 13,9 (0,2) 1,260 0,263 pertenecientes a niveles socioeconómicos bajos. Este efecto
suele interactuar con otras variables demográficas. Craik, Byrd
Por confrontación visual 9,7 (1,1) 9,8 (0,3) 0,032 0,861
y Swanson [37] observaron que las diferencias en pérdidas de
Deletreo al dictado 9,7 (1,0) 9,9 (0,2) 1,067 0,303 memoria asociadas con la edad estaban relacionadas con el
nivel socioeconómico de los sujetos estudiados. Igualmente,
Frases al dictado 11,7 (1,4) 11,9 (0,4) 0,221 0,643
Ardila y Rosselli [26] encontraron que las pruebas de denomi-
Escritura narrativa 4,9 (0,3) 4,8 (0,5) 0,435 0,687 nación, de generación verbal y de comprensión verbal, en niños
de 5 a 12 años, estaban influidas por la interacción entre el nivel
socioeconómico y la edad de los niños. En niños menores el
grupo de educación básica con los otros dos grupos (intermedia y efecto del nivel socioeconómico fue significativo y desapareció
superior). Esto podría sugerir que un nivel educativo superior a en los niños mayores.

968 REV NEUROL 1998; 26 (154): 962-970


PRUEBA DE BOSTON

Tabla IX. Variabilidad en la ejecución de la PBDA por


Tabla VIII. Variabilidad en la ejecución de la PBDA por sujetos normales agrupados según la sujetos normales agrupados según la ocupación
ocupación (MANOVA) (n= 156).
(MA-NOVA) (n= 156).

Variables de la PBDA Manual Técnicos Empleado Tecnólogo Profesional Variables de la PBDA F - Ratio p Dif.
n= 35 n= 29 de oficina visuoespacial verbal grupos
n= 17 n= 27 n = 48
prom (DE) prom (DE) prom (DE) prom (DE) prom (DE)
Comprensión
Comprensión
Discriminación de palabras 0,511 0,727 –
Discriminación de 69,1 (3,6) 70 (2,5) 71 (1,2) 70,8 (2,4) 71 (2)
palabras Identificación de partes 0,378 0,823 –
del cuerpo
Identificación de 17,7 (1,6) 18 (1,4) 19,2 (1) 19,3 (1) 19,1 (1,5)
partes del cuerpo Órdenes verbales 0,057 0,993 –
Órdenes verbales 14,0 (1,3) 14,2 (1,7) 14,5 (0,6) 14,5 (0,6) 14,5 (0,8)
Material ideativo complejo 0,059 0,993 –
Material ideativo 8,2 (1,9) 9,3 (1,6) 9,3 (1,4) 9,2 (1,3) 9,2 (1,5)
Complejo Denominación

Denominación Respuesta denominativa 0,666 0,616 –


Respuesta 29,2 (3,4) 29,9 (0,1) 28,8 (4,8) 30 (0) 29,4 (2,9) Por confrontación visual 0,835 0,505 –
denominativa

Por confrontación 93,5 (3,8) 94,4 (3,1) 94,9 (2,9) 95,8 (0,6) 95,7 (1) Partes del cuerpo 1,377 0,244 –
visual
Animales en un minuto 0,734 0,570 –
Partes del cuerpo 23,3 (6,8) 24,5 (5,3) 27,3 (5,5) 25,5 (6,5) 28,1 (6,3)
Lectura en voz alta
Animales 26,8 (2,1) 27,8 (2,6) 27,4 (2,3) 28 (2,1) 27,9 (2,3)
en un minuto Palabras 0,053 0,994 –
Lectura en voz alta
Frases 0,078 0,988 –
Palabras 29,4 (2,5) 30 (0) 30 (0) 30 (0) 30 (0)
Repetición
Frases 9,5 (1,6) 10 (0) 9,9 (0,2) 9,9 (0,1) 9,9 (0,1)
Palabras 0,291 0,883 –
Repetición

Palabras 10 (0) 10 (0) 10 (0) 9,9 (0,1) 9,9 (0,1) Alta probabilidad 0,732 0,571 –

Alta probabilidad 7,5 (0,7) 7,7 (0,5) 7,8 (0,3) 7,9 (0,3) 7,9 (0,2) Baja probabilidad 1,866 0,119 –

Baja probabilidad 7,6 (0,5) 7,8 (0,4) 7,8 (0,3) 7,8 (0,3) 7,8 (0,3) Comprensión de lectura
Comprensión de lectura
Discriminación letra/palabra 0,191 0,943 –
Discriminación 9 (2,2) 9,7 (0,9) 9,8 (0,4) 10 (0) 9,9 (0,2)
letra/palabra Reconocimiento de palabras 0,277 0,892 –

Reconocimiento 7,8 (0,5) 7,7 (1,3) 8 (0) 7,8 (0,3) 7,9 (0,1) Deletreo oral 3,114 0,017 1-2,1-3,
de palabras 1-4,1-5,
2-3
Deletreo oral 5,4 (2,2) 6,5 (1,5) 7,5 (0,7) 6,7 (1,3) 7 (1,2)
Pareamiento palabra-dibujo 0,097 0,983 –
Pareamiento 9,9 (0,2) 10 (0) 10 (0) 10 (0) 10 (0)
palabra-dibujo
Frases y textos 0,917 0,455 –
Frases y textos 8,8 (1,3) 9,4 (0,8) 9,5 (0,7) 9,7 (0,4) 9,6 (0,6)
Escritura
Escritura
Mecánica 0,511 0,727 –
Mecánica 4,9 (0,1) 5 (0) 4,9 (0,2) 5 (0) 4,9 (0,2)

Escritura seriada 42,8 (9,4) 47,1 (1,8) 47,2 (1,7) 47,5 (1,5) 47,2 (1,6) Escritura seriada 0,279 0,891 –

Dictado elemental 13,3 (2,1) 13,6 (1,8) 13,4 (2,4) 13,8 (0,36) 13,8 (0,30) Dictado elemental 0,313 0,869 –

Por confrontación 9,3 (1,8) 9,8 (0,3) 10 (0) 10 (0) 9,9 (0,2) Por confrontación visual 0,191 0,942 –
visual
Deletreo al dictado 0,122 0,974 –
Deletreo al dictado 9,3 (1,8) 9,9 (0,18) 9,8 (0,3) 9,9 (0,2) 9,9 (0,2)

Frases al dictado 11,2 (2,5) 12 (0) 12 (0) 11,9 (0,3) 11,9 (0,4) Frases al dictado 0,093 0,948 –

Escritura narrativa 4,8 (0,6) 4,9 (0,3) 4,7 (0,7) 4,9 (0,2) 4,9 (0,2) Escritura narrativa 0,566 0,687 –

El sexo no fue una variable que marcó diferencias muy signi- encontraron una sola subprueba (denominación por confronta-
ficativas en las subpruebas de la PBDA pero se observó disparidad ción visual) significativamente diferente entre varones y mujeres.
en algunas subpruebas de lectura y de escritura. Rosselli et al [22] Esta subprueba no mostró diferencias en el presente trabajo.

REV NEUROL 1998; 26 (154): 962-970 969


D.A. PINEDA, ET AL

CONCLUSIONES los signos neuropsicológicos de paciente a paciente y en los


Los resultados de este estudio corroboran la afirmación de que diferentes síndromes relacionados con diversos tipos de daño
las ejecuciones en las pruebas neuropsicológicas están influidas cerebral es lo habitual [42-45].
por diferencias individuales y estilos cognoscitivos que en mu- La variabilidad en las puntuaciones de los sujetos normales en
chas investigaciones han sido relacionados con variables como las baterías neuropsicológicas tiene una gran importancia clínica
el sexo, la edad, la escolaridad, la ocupación, la cultura, el tipo en el momento de determinar si una puntuación baja obtenida por
de recreación y las condiciones socioeconómicas del lugar de un paciente específico está relacionada con variables demográfi-
residencia [22,30,31,38-41]. La evaluación cuantitativa y estan- cas y culturales o se ha producido por un daño o una disfunción
darizada del lenguaje, con pruebas como la PBDA, puede ser útil cerebral. Cabría esperar, por tanto, que la interacción entre las
en la práctica clínica cuando el examinador es experto y está habilidades adquiridas a través de la educación escolar, del tipo de
familiarizado con las características semiológicas del síndrome. ocupación, de las facilidades o dificultades proporcionadas por
Pretender que los perfiles y puntuaciones de una prueba por sí las condiciones culturales y socioeconómicas, además de la ade-
solos proporcionan el diagnóstico clínico pertenece al ámbito cuación cultural o no de la batería utilizada, va a determinar un
de lo hipotético-ideal de la neuropsicología experimental o neuro- tipo de variabilidad tanto en las ejecuciones normales como en las
psicología básica. En la práctica clínica, la heterogeneidad de alteradas por la patología cerebral [39,41].

BIBLIOGRAFÍA
1. Ardila A. Directions of research in cross-cultural neuropsychology. J 24. Heaton RK, Grant I, Matthews CG. Comprehensive norms for an ex-
Clin Exp Neuropsychol 1995; 17: 143-50. panded Halstead-Reitan battery: Demographic corrections, research
2. Heath SB. Culture: Constested realm in research on children and youth. findings and clinical applications. Odessa, Fl: Psychological Assess-
Applied Dev Sci 1997; 1: 113-23. ment Resources; 1991.
3. Goodglass H, Kaplan E. Evaluación de la afasia y de trastornos rela- 25. Goodglass H, Kaplan E. Evaluación de la afasia y de trastornos simila-
cionados (traducido por García-Albea JE y Sánchez-Bernardos ML). 2 res. Buenos Aires: Editorial Médica Panamericana; 1979.
ed. Madrid: Editorial Médica Panamericana; 1986. 26. Ardila A, Rosselli M. Development of language, memory and visuo-
4. Goodglass H, Kaplan E. Evaluación de la afasia y de trastornos relacio- spatial abilities in 5 to 12 year-old children using a neuropsycholo-
nados (traducido por García-Albea JE y Sánchez-Bernardos ML). 2 ed. gical battery. Dev Neuropsychol 1994; 10: 97-120.
Madrid: Editorial Médica Panamericana; 1996. 27. Rosselli M, Ardila A. Effects of age, education and gender on the Rey-
5. Osterweil D, Mulford P, Syndulko K, Martin M. Cognitive function in Osterrieceth complex figure. Clin Neuropsychol 1991; 5: 370-6.
old and very old residents of a residential facility: Relationship to age, 28. Ardila A, Rossell M, Rosas P. Neuropsychological assessment in illit-
education, and dementia. J Am Geriatr Soc 1994; 42: 766-73. erates: Visuospatial and memory abilities. Brain Cogn 1989; 11: 147-66.
6. Ardila A, Rosselli M. Neuropsychological characteristics of normal 29. Rosselli M, Ardila A, Rosas P. Neuropsychological assessment in
aging. Dev Neuropsychol 1989; 5: 307-20. illiterates. II. Language and praxic abilities. Brain Cogn 1990; 12:
7. Ardila A, Rosselli M, Rosas P. Neuropsychological assessment in illitera- 281-96.
tes: Visuospatial and memory abilities. Brain Cogn 1989; 11: 147-66. 30. Della Sala S, Laiacona M, Trivelli C, Spinnler H. Proppelreuter-
8. Ardila A, Rosselli M. Spontaneus language production and aging: Sex Ghent’s overlapping figures test: Its sensitivity to age, and its cli-
and educational effects. Int J Neurosci 1996; 75: 71-8. nical use. Arch Clin Neuropsychol 1995; 10: 511-34.
9. Ardila A, Rosselli M, Puente A. Neuropsychological evaluation of the 31. Pierce TW, Elias MF, Keohane PJ, Podraza AM, Robins, MA. Vali-
Spanish speaker. New York: Plenum Press; 1994. dity of a short form of the category test in relation to age, education
10. Puente AE, McCaffrey RJ. Handbook of neuropsychological assess- and gender. Exp Aging Res 1989; 15: 137-41.
ment: A biopsychosocial perspective. New York: Plenum Press; 1992. 32. Anastasi A. Psychological testing. New York: MacMillan; 1988.
11. Goodglass H, Kaplan E. The assessment of aphasia and related disor- 33. Cronbach LJ. Essentials of psychological testing. 5 ed. New York:
ders. Philadelphia: Lea & Febiger; 1972. Harper & Row; 1990.
12. Goodglass H, Kaplan E. The assessment of aphasia and related disor- 34. Reitan RM, Wolfson D. Influence of age and education on neuropsy-
ders. 2 ed. Philadelphia: Lea & Febiger; 1983. chological test results. Clin Neuropsychol 1995; 9: 151-8.
13. Emery O. Linguistic decrement in normal aging. Spacial issue: Lan- 35. Ostrosky-Solis F, Ardila A, Rosselli M, López-Arango G, Uriel-Men-
guage, communication and the elderly. Lang Com 1986; 6: 47-64. doza G. Neuropsychological test performance in illiterates. Arch Clin
14. Jacobs D, Sano M, Dooneif G, Marder K. Neuropsychological detec- Neuropsychol (en prensa).
tion and characterization of preclinical Alzheimer’s disease. Neurolo- 36. Albert MS, Heaton RK. Intelligence testing. In Albert MS, Moss MB,
gy 1995; 45: 957-62. eds. Geriatric neuropsychology. New York: The Guilford Press; 1988.
15. Randolph W, Larson C. Differential diagnosis and staging of Alzhe- p. 10-32.
imer disease with an aphasia battery. Neuropsychiatry Neuropsychol 37. Craik FM, Byrd M, Swanson JM. Patterns of memory loss in three
Beh Neurol 1988; 1: 255-65. elderly samples. Psychol Aging 1987; 2: 79-86.
16. Benson DF, Ardila A. Aphasia. A clinical perspective. New York: 38. Ardila A, Rosselli M, Ostrosky F. Sociocultural factors in neuropsy-
Oxford University Press; 1996. chological assessment. In Puente AE, McCaffrey RJ, eds. Handbook
17. Davis AG. A Survey of adult aphasia. 2 ed. Englewood Cliffs, NJ: of neuropsychological assessment: A biopsychosocial perspective. New
Prentice Hall; 1993. York: Academic Press; 1992. p. 181-92.
18. Helms-Estabrooks N, Ramsberger G. Treatment of agrammatism in 39. Rosselli M. Neuropsychology of illiteracy. Behav Neurol 1993; 6:
long-term Broca’s aphasia. Br J Disord Com 1986; 21: 39-45. 107-12.
19. Borod JC, Goodglass H, Kaplan E. Normative data on the Boston Di- 40. Troyer AK, Cullum CM, Smernoff EN, Kozora E. Age effect on block
agnostic aphasia examination and the Boston Naming Test. J Clin design: Qualitative performance features and extended-time effects.
Neuropsychol 1980; 2: 209-15. Neuropsychology 1994; 8: 95-9.
20. García-Albea JE, Sánchez-Bernardos ML, del Viso-Pabon S. Test de 41. Canino G, Guarnaccia P. Methodological challenges in the assessment
Boston para el diagnóstico de la afasia: adaptación española. En Good- of Hispanic children and adolescents. Appl Dev Sci 1997; 1: 124-34.
glass H, Kaplan E, eds. La evaluación de la afasia y trastornos relaciona- 42. Gallagher R. Evaluación neuropsicológica: enfoque centrado en el pro-
dos. 2 ed. Madrid: Editorial Médica Panamericana; 1986. p. 129-98. ceso. En Helm-Estabrooks N, Albert ML, eds. Manual de terapia de la
21. Crary MA, Wertz RT, Deal JL. Classifying aphasias: Cluster analysis afasia. Madrid: Editorial Médica Panamericana; 1994. p. 73-123.
of western aphasia battery and Boston diagnostic aphasia examination 43. Ardila A, Rosselli M. Neuropsicología clínica. Medellín: Prensa Crea-
results. Aphasiology 1992; 6: 29-36. tiva; 1992.
22. Rosselli M, Ardila A, Flórez A, Castro C. Normative data on the Bos- 44. Ostrosky F, Canseco E, Quintanar L, Navarro E, Meneses S, Ardila A.
ton Diagnostic Aphasia Examination in Spanish: Speaking popula- Sociocultural effects in neuropsychological assessment. Int J Neuro-
tion. J Clin Exp Neuropsychol 1990; 12: 313-22. sci 1985; 27: 53-66.
23. Welch LW, Doineau D, Johnson S, King D. Educational and gender 45. Ostrosky F, Quintanar L, Meneses S, Canseco E, Navarro E, Ardila A.
normative data for the Boston Naming Test in a group of older adults. Actividad cognoscitiva y nivel sociocultural. Invest Clin (México)
Brain Lang 1996; 53: 260-6. 1986; 38: 37-42.

970 REV NEUROL 1998; 26 (154): 962-970

Centres d'intérêt liés