Vous êtes sur la page 1sur 28

Cuaderno de oraciones

Nombre:

……………………..
…………………….

“Vengan a mi todos los que estén


cansados y agobiados, que yo los
aliviaré” 1era edición 500.000 copias
Índice
“También nosotros, cuando no
Oraciones… rezamos, lo que hacemos es cerrar la
…principales 5 puerta al Señor. Y no rezar es esto: cerrar
la puerta al Señor, para que no pueda
…para la mañana 6
hacer nada. En cambio, la oración, ante
…para la noche 14 un problema, una situación difícil, una
…al Espíritu Santo 5 calamidad, es abrir la puerta al Señor
para que venga. Porque Él hace nuevas
…a la Virgen María 6 las cosas, sabe arreglar las cosas,
…para pedir perdón 14 ponerlas en su sitio. Rezar es esto, abrir
la puerta al Señor para que pueda hacer
…para comulgar 5
algo. Pero si cerramos la puerta al Señor,
…para intenciones particulares 6 no puede hacer nada.”
…a los santos 14 Papa Francisco
…para la vida cotidiana 5
Oraciones principales el Señor es contigo; bendita tú eres
entre todas las mujeres,
Santiguarse y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.
En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santa María, Madre de Dios,
Santo. + Amén ruega por nosotros, pecadores,
ahora y en la ahora de nuestra muerte. Amén
Persignarse Gloria
Por la señal de la santa cruz +
de nuestros enemigos + Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
líbranos, Señor, Dios nuestro + Como era en el principio, ahora, y siempre, por
En el nombre del Padre y del Hijo y los siglos de los siglos. Amén.
del Espíritu Santo + Credo
Amén.
Padrenuestro Creo en Dios, Padre Todopoderoso,
Creador del cielo y de la tierra.
Padre nuestro, que estás en el cielo, santificado sea Creo en Jesucristo su único Hijo Nuestro Señor,
tu Nombre; venga a nosotros tu reino; hágase tu que fue concebido por obra y gracia del Espíritu
voluntad en la tierra como en el cielo. Santo.
Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona Nació de Santa María Virgen,
nuestras ofensas, como también nosotros padeció bajo el poder de Poncio Pilato,
perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes fue crucificado, muerto y sepultado, descendió a
caer en la tentación, y líbranos del mal. Amén.
los infiernos, al tercer día resucitó de entre los
Ave María muertos, subió a los cielos y está sentado a la
Dios te salve María, llena eres de gracia derecha de Dios Padre, todopoderoso.
Desde allí va a venir a juzgar a vivos y muertos. Oraciones de la mañana
Creo en el Espíritu Santo, la Santa Iglesia católica,
la comunión de los santos, el perdón de los Bendita sea tu pureza
pecados, la resurección de la carne y la vida
eterna. Amén Bendita sea tu pureza, y eternamente lo sea. Pues
todo un Dios se recrea, en tan graciosa belleza. A ti,
Gloria (Misa) Celestial Princesa, yo te ofrezco en este día, alma, vida
y corazón. Mirame con compasión, no me dejes Madre
Gloria a Dios en el cielo, y en la tierra paz a los mía. Amén
hombres que ama el Señor.
Por tu inmensa gloria te alabamos, te bendecimos, Acto de Consagración a la Virgen
te adoramos, te glorificamos, te damos gracias,
Señor Dios, Rey celestial, ¡Oh Señora mía, oh Madre mía!
Dios Padre todopoderoso Señor, Hijo único, Yo me ofrezco todo a TI.
Jesucristo. Señor Dios, Cordero de Dios, Hijo del Y en prueba de mi filial afecto
Padre; tú que quitas el pecado del mundo, te consagro en este día
ten piedad de nosotros; tú que quitas el pecado mis ojos, mis oídos, mi lengua y mi corazón;
del mundo, atiende nuestra súplica; en una palabra todo mi ser.
tú que estás sentado a la derecha del Padre, Ya que soy todo tuyo,
ten piedad de nosotros; oh Madre de bondad,
porque sólo tú eres Santo, tómame, defiéndeme y utilízame
sólo tú Señor, sólo tú Altísimo, Jesucristo, como instrumento y posesión tuya. Amén.
con el Espíritu Santo en la gloria de Dios Padre.
Amén.
El escudo de san Patricio torbellino de dolor y de frialdad, de felicidad y de
San Patricio de Irlanda ardor, todo lo que me ocurre es bueno. ¡Haz que
todo aumente la devoción en mí! Yo comienzo
Me levanto hoy por medio de poderosa fuerza, la ya, en tu nombre. Amén.
invocación de la Trinidad. Me levanto hoy por
medio de la fuerza de Dios que me conduce,
mirada de Dios que me vigila, oído de Dios que
me escucha, mano de Dios que me guarda, Mis ojos
palabra de Dios que habla por mí, la sabiduría de Mis ojos, mis pobres ojos que acaban de
Dios que me guía, sendero de Dios tendido frente despertar. Los hiciste para ver, no sólo para llorar.
a mí, escudo de Dios que me protege. Haz que sepa adivinar entre las sombras la luz,
Cristo conmigo, Cristo frente a mí, Cristo en mí, que nunca me ciegue el mal ni olvide que existes
Cristo sobre mí, Cristo debajo de mí, Cristo a mi tú. Que, cuando llegue el dolor, que yo sé que
derecha, Cristo a mi izquierda. ¡Él, la fuerza, Él, la llegará, no se me enturbie el amor, ni se me nuble
paz! Cristo al dormir Cristo al descansar, Cristo al la paz. Sostén ahora mi fe, pues, cuando llegue a
levantar, Cristo en la anchura, Cristo en la tu hogar, con mis ojos te veré y mi llanto cesará.
longitud, Cristo en la altura, Amén.

Dame, Señor, este día


Antiguo cántico de peregrino Estate Señor conmigo
Dame, Señor, este día, y lo que ocurra en él: Tú Estate, Señor, conmigo
eres el Camino, la Verdad y la Vida. Tú eres el siempre, sin jamás partirte,
Camino: yo quiero seguirlo. Tú eres la Verdad: yo y, cuando decidas irte,
quiero verla. Tú eres la Vida: que me arrolle un llévame, Señor, contigo;
porque el pensar que te irás Oración de la mañana
me causa un terrible miedo
de si yo sin ti me quedo, Señor, te alabo, te glorifico y te agradezco por
de si tú sin mí te vas. este nuevo día, por el regalo de la vida, por mi
familia, todos mis seres queridos. Te pido por
Llévame en tu compañía, todos los que pondrás en mi camino. Regálame tu
donde tu vayas, Jesús, mirada para que pueda descubrirte en cada
porque bien sé que eres tú momento, en cada cosa y en cada persona.
la vida del alma mía; Concédeme un corazón paciente y comprensivo,
si tú vida no me das, sereno, humilde y prudente. Cierra mis oídos a
yo sé que vivir no puedo, toda mentira. Guarda mi lengua de toda maldad.
ni si yo sin ti me quedo, Que tu amor me conduzca y guíe. Dame de tu
ni si tú sin mí te vas. bondad y tu alegría, para que todos los que se
Por eso, más que a la muerte, acerquen a mi sientan tu presencia. Amén.
temo, Señor, tu partida
y quiero perder la vida
mil veces más que perderte; “Dios no aparta su vista de nosotros, como
pues la inmortal que tu das tampoco una madre aparta su vista del hijo que
sé que alcanzarla no puedo empieza a caminar.” (San Juan María Vianney,
cuando yo sin ti me quedo,
Cura de Ars)
cuando tú sin mí te vas.

Amén.
Oraciones de la noche Antes de cerrar los ojos
La pausa diaria Antes de cerrar los ojos,
los labios y el corazón,
1. Me voy relajando, acallando el ruido interior y al final de la jornada,
tomando conciencia de que voy a hablar con ¡buenas noches!, Padre Dios.
Alguien que me acompaña.
2. Pido luz, poder mirar mi vida como la ve Él, Gracias por todas las gracias
intentando vivir en transparencia: "sin el misterio que nos ha dado tu amor;
de la luz la vida completa se vuelve laberinto". si muchas son nuestras deudas,
3. "¿Por dónde pasa mi Señor?". Voy recorriendo infinito es tu perdón.
la jornada, viendo las pequeñas o grandes Mañana te serviremos,
presencias de Dios en las personas, en los sucesos, En tu presencia, mejor.
en los sentimientos, en las lecturas, o en el trabajo A la sombra de tus alas,
bien realizado. Padre nuestro, abríganos.
4. Doy gracias, reconociendo tanto bien recibido y Quédate junto a nosotros
el bien que he podido realizar durante este día. y danos tu bendición.
5. Pido perdón por todo lo ambiguo, erróneo,
Antes de cerrar los ojos,
dañino o negativo que haya podido hacer.
los labios y el corazón.
6. "Señor, ¿qué querés que haga?". Pienso en cómo
al final de la jornada,
espera el Señor que actúe mañana.
¡buenas noches!, Padre Dios. Amén
Cuando la luz del sol es ya poniente Señor, Dios mío, te doy gracias por haber llevado
a término este día; te doy gracias por permitir que
Cuando la luz del sol es ya poniente, cuerpo y alma descansen. Tu mano me ha
gracias, Señor, es nuestra melodía; cubierto para guardarme y protegerme. Perdona
recibe, como ofrenda, amablemente, mi falta de fe y toda mala acción en este día, y
nuestro dolor, trabajo y alegría. ayúdame a perdonar a cuantos me han hecho
Si poco fue el amor en nuestro empeño daño. Déjame dormir en paz bajo tu protección, y
de darle vida al día que fenece, presérvame de las tentaciones de la noche. Te
convierta en realidad lo que fue un sueño confío a mis seres queridos, y a todos los que
tu gran amor que todo lo engrandece. habitan en esta casa; te confío mi cuerpo y mi
alma. Dios mío, alabado sea tu nombre. Amén.
Tu cruz, Señor, redime nuestra suerte
de pecadora en justa, e ilumina Protege a los que velan
la senda de la vida y de la muerte San Agustín
del hombre que en la fe lucha y camina. Vela, Señor, con aquellos que velan o lloran esta
Jesús, Hijo del Padre, cuando avanza noche. Cuida a los enfermos, da descanso a los
la noche oscura sobre nuestro día, fatigados, bendice a los agonizantes, alivia a los
concédenos la paz y la esperanza que sufren, compadécete de los afligidos, protege
de esperar cada noche tu gran día. a los dichosos, y a todos nosotros, por la gracia de
Amén. tu amor infinito. Amén.

Tú has puesto fin a esta jornada


Dietrich Boenhoffer
Te adoro Oraciones al Espíritu Santo
San Agustín
Nos has hecho para ti y nuestro corazón está Veni Creator
inquieto hasta que descanse en ti. Tuya es la luz
Ven Espíritu creador; visita las
del día, tuyas las tinieblas de la noche. Tuya la
almas de tus fieles. Llena de la
vida, tuya la muerte. Concédeme dormir en paz,
divina gracia los corazones que
bendice el día que ha de venir, y concédeme
Tú mismo has creado.
despertar para celebrar tu gloria. Amén.
Tú eres nuestro consuelo, don
Oración de la noche de Dios altísimo, fuente viva,
fuego, caridad y espiritual unción.
Señor, en esta noche, antes de cerrar mis ojos,
Tú derramas sobre nosotros
recibe los deseos y las acciones del día que he
los siete dones; Tú el dedo de
terminado. ¡Perdón, Señor por lo que hice mal!
la mano de Dios, Tú el prometido
¡Perdón por lo que no hice! ¡Gracias, Señor por lo
del Padre, pones en nuestros
que tu hiciste! ¡Gracias, por lo que permitiste que
labios los tesoros de tu palabra.
yo hiciera! Que descanse durante esta noche, para
Enciende con tu luz nuestros
que así, renovado en mi cuerpo y en mi espíritu,
sentidos, infunde tu amor en
pueda levantarme mañana para vivir en tu
nuestros corazones y con tu
servicio. Amén.
perpetuo auxilio, fortalece
“A mi parecer la oración mental no es otra cosa nuestra frágil carne.
que tratar de amistad, estando muchas veces Aleja de nosotros al enemigo,
tratando a solas con quien sabemos nos ama.” danos pronto tu paz, siendo
Tú mismo nuestro guía evitaremos
(Santa Teresa de Jesús)
todo lo que es nocivo. Entra hasta el fondo del alma,
Por Ti conozcamos al Padre y divina luz y enriquécenos.
también al Hijo y que en Ti, Mira el vacío del hombre,
que eres el Espíritu de ambos, si tú le faltas por dentro;
creamos en todo tiempo. mira el poder del pecado,
Gloria a Dios Padre y al Hijo cuando no envías tu aliento.
que resucitó de entre los muertos, Riega la tierra en sequía,
y al Espíritu Consolador, sana el corazón enfermo,
por los siglos infinitos. Amén. lava las manchas, infunde
calor de vida en el hielo,
Secuencia de Pentecostés doma el espíritu indómito,
Ven, Espíritu Divino guía al que tuerce el sendero.
manda tu luz desde el cielo. Reparte tus siete dones,
Padre amoroso del pobre; según la fe de tus siervos;
don, en tus dones espléndido; por tu bondad y tu gracia,
luz que penetra las almas; dale al esfuerzo su mérito;
fuente del mayor consuelo. salva al que busca salvarse
Ven, dulce huésped del alma, y danos tu gozo eterno. Amén.
descanso de nuestro esfuerzo, Espíritu Santo, respira en mí
tregua en el duro trabajo, San Agustín
brisa en las horas de fuego,
Respira en mí, ¡oh Espíritu Santo!, para que mis
gozo que enjuga las lágrimas
pensamientos puedan ser todos santos. Actúa en
y reconforta en los duelos.
mí, ¡oh Espíritu Santo!, para que mi trabajo
también pueda ser santo. Sedúceme, ¡oh Espíritu Oraciones a María
Santo!, para que sólo ame lo que es santo.
Fortaléceme, ¡oh Espíritu Santo!, para que Bendita sea tu Pureza… pág 6
defienda todo lo que es santo. Guárdame pues,
¡oh Espíritu Santo!, para que yo siempre pueda ser Acto de Consagración... pág 7
santo. Amén.
Acuérdate
Al Espíritu Santo
Acuérdate, ¡oh piadosísima Virgen María!, que
Espíritu Santo, que habitas en mi desde mi jamás se ha oído decir que ninguno de los que han
bautismo, ilumina mi inteligencia, para conocer y acudido a tu protección reclamando tu asistencia e
valorar más a Jesús. Lléname de Tu Amor, para implorando vuestro socorro, haya sido
llevarlo a quienes me rodean. Muéstrame la abandonado de Vos. Animado con esta confianza,
Verdad, para identificar los Verdaderos Valores. a Vos también acudo, ¡oh Virgen! Madre de las
Libérame de toda opresión, para seguirte vírgenes, y, aunque gimiendo bajo el peso de mis
consciente y libremente. Hazme Profeta del Reino, pecados, me atrevo a aparecer ante tu presencia
para promover la esperanza y la Justicia. soberana. No desprecies mis súplicas, ¡oh Madre
Fortifícame ante mis debilidades, para vencer las de Dios!, antes bien esuchalas y acogelas
tentaciones y evitar el pecado. Nutre mi benignamente. Amén.
Espiritualidad, para crecer en mi Intimidad con
“Cuando se pasa ante una imagen de la Virgen
Dios. Inspírame y Corrígeme, para seguir mejor a
Jesús. Háblame, Muéveme, Motívame, Para hay que decir: Te saludo, Maria. Saluda a Jesús
siempre hacer lo que Dios Quiera de mi. Amén de mi parte." (San Pio de Pietrelcina)
Salve mí:su nombre es santo, y su misericordia llega a
sus fieles de generación en generación.
Dios te salve, Reina y Madre de misericordia, El hace proezas con su brazo: dispersa a los
vida, dulzura y esperanza nuestra. soberbios de corazón, derriba del trono a los
Dios te salve. poderosos y enaltece a los humildes, a los
A Tí clamamos los desterrados hijos de Eva, hambrientos los colma de bienes y a los ricos los
a Tí suspiramos, gimiendo y llorando en este valle despide vacíos.
de lágrimas. Auxilia a Israel, su siervo, acordándose de la
Ea, pues, Señora Abogada Nuestra, misericordia -como lo había prometido a nuestros
vuelve a nosotros tus ojos misericordiosos, padres- en favor de Abrahán y su descendencia
y después de este destierro, muéstranos a Jesús, por siempre.
fruto bendito de tu vientre.
Oh, clemente, oh piadosa, oh dulce Virgen María. Angelus
Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios,
para que seamos dignos de alcanzar D: El Ángel del Señor anunció a María.
las promesas de Nuestro Señor Jesucristo. Amén. T: Y Ella concibió por obra y gracia del Espíritu
Santo.
Magnificat Ave María
(Lc 1, 46-55) D: He aquí la sierva del Señor.
T: Hágase en mí según tu palabra.
Proclama mi alma la grandeza del Señor, se alegra Ave María
mi espíritu en Dios, mi salvador; porque ha D: Y el Verbo se hizo carne.
mirado la humillación de su esclava. T: Y habitó entre nosotros.
Desde ahora me felicitarán todas las generaciones, Ave María
porque el Poderoso ha hecho obras grandes por D: Ruega por nosotros Santa Madre de Dios.
T: Para que seamos dignos de alcanzar las Oraciones para pedir perdón
promesas de Nuestro Señor Jesucristo.
D: Oremos Pésame
Derrama Señor tu gracia sobre nuestros corazones
Pésame, Dios mío, y me arrepiento de todo
y concede a quienes hemos conocido por el
corazón de haberos ofendido.
anuncio del Ángel la Encarnación de tu Hijo, que
Pésame por el Infierno que merecí y por el Cielo
por su Pasión y su Cruz alcancemos la gloria de la
que perdí; pero mucho más me pesa,
Resurrección. Por el Señor Jesús, tu Hijo, que
porque pecando ofendí a un Dios tan bueno y tan
contigo vive y reina, en unidad del Espíritu Santo,
grande como Vos.
y es Dios, por los siglos de los siglos.
Antes querría haber muerto que haberos ofendido,
T: Amén
y propongo firmemente no pecar más, y evitar
todas las ocasiones próximas de pecado. Amén.

Yo Confieso
“Para mí, la oración es un impulso del corazón,
Yo confieso ante Dios Todopoderoso, y ante
una simple mirada dirigida al cielo, un grito de ustedes hermanos que he pecado mucho de
agradecimiento y de amor, tanto en medio del pensamiento, palabra, obra y omisión.
sufrimiento como en medio de la alegría. En Por mi culpa, por mi culpa, por mi gran culpa.
una palabra es algo grande, algo sobrenatural Por eso ruego a Santa María siempre Virgen, a los
ángeles, a los santos y a ustedes hermanos, que
que me dilata el alma y me une a Jesús.” (Santa
intercedan por mí ante Dios, Nuestro Señor.
Teresita) Amén.
Perdóname Señor Oraciones para/al comulgar
Padre bueno, tengo necesidad de ti,
cuento contigo para existir y para vivir. Comunión Espiritual
En tu Hijo Jesús me has mirado y amado, Para cuando no lo podemos recibir sacramentalmente, y
pero yo no he tenido la valentía cuando deseemos recibir ardientemente a Jesús
de dejarlo todo y seguirlo, Creo, Jesús mío, que estás presente en el Santísimo
y mi corazón se ha llenado de tristeza, sacramento del altar. Te amo sobre todas las cosas
pero Tú, eres más fuerte que mi pecado.
y deseo recibirte en mi corazón. Pero ya que
Creo en tu poder sobre mi vida,
creo en tu capacidad de salvarme ahora no puedo recibirte sacramentalmente, ven
así como soy ahora. espiritualmente a mi vida. … (Breve silencio)
Por mi parte hago el propósito sincero de evitar Porque tu amor es misericordioso, creo que ya
las ocasiones próximas de pecado. estás espiritualmente presente, te abrazo y me uno
Dame tu fuerza. Acuérdate de mi. a Ti, no te apartes nunca de mi. Amén.
¡Perdóname!
Alma de Cristo
San Ignacio de Loyola

“Dios no se cansa nunca de perdonar, somos Alma de Cristo, santifícame.


nosotros los que nos cansamos de pedir perdón” Cuerpo de Cristo, sálvame.
(Papa Francisco) Sangre de Cristo, embriágame.
Agua de su Costado, lávame.
Pasión de Cristo, confórtame.
¡Oh buen Jesús!, óyeme.
Dentro de tus llagas, escóndeme.
Del maligno enemigo, defiéndeme. Oraciones por intenciones
Y en la hora de mi muerte, llámame. particulares
Y mándame ir a Ti. Para que con tus santos te alabe.
Por los siglos de los siglos. Amén Oración por las familias
Juan Pablo II
Oración Simple
Señor, haz de mi un instrumento de tu paz. Oh Dios, de quien procede toda paternidad
Donde hay odio, que yo lleve el amor. en el cielo y en la tierra, Padre, que eres Amor y
Donde hay ofensa, que yo lleve el perdón. Vida, haz que en cada familia humana sobre la
Donde hay discordia, que yo lleve la unión. tierra se convierta, por medio de tu Hijo,
Donde hay error, que yo lleve la verdad. Jesucristo, "nacido de Mujer", y del Espíritu Santo,
Donde hay duda, que yo lleve la fe. fuente de caridad divina, en verdadero santuario
Donde hay desesperación, que yo lleve la esperanza. de la vida y del amor para las generaciones
Donde hay tinieblas, que yo lleve tu luz. porque siempre se renuevan.
Donde hay tristeza, que yo lleve la alegría. Haz que tu gracia guíe a los pensamientos y
las obras de los esposos hacia el bien de sus
¡Oh Divino Maestro! Hacé que yo no busque tanto:
familias y de todas las familias del mundo.
A ser consolado sino a consolar.
Haz que las jóvenes generaciones
A ser comprendido, sino a comprender.
encuentren en la familia un fuerte apoyo para su
A ser amado, sino a amar.
humanidad y su crecimiento en la verdad y en el
Porque es dando como se recibe.
amor.
Es olvidándose de si mismo, como uno se encuentra a
Haz que el amor, corroborado por la gracia
si mismo,
del sacramento del matrimonio, se demuestre más
Perdonando que se es perdonado,
Y muriendo que se resucita a la Vida Eterna. Amén
fuerte que cualquier debilidad y cualquier crisis, “Recibe Señor”, San Camilo de Lelis
por las que a veces pasan nuestras familias. Recibe Señor, mis miedos
Haz finalmente, te lo pedimos por intercesión de y transfórmalos en confianza.
la Sagrada Familia de Nazaret, que la Iglesia en Recibe Señor, mi sufrimiento
todas las naciones de la tierra pueda cumplir y trasfórmalo en crecimiento.
fructíferamente su misión en la familia y por Recibe Señor, mi silencio
medio de la familia. Tú, que eres la Vida, la y transfórmalo en adoración.
Verdad y El Amor, en la unidad del Hijo y del Recibe Señor, mis crisis
Espíritu santo.
y transfórmalas en madurez.
Recibe Señor, mis lágrimas
Por un enfermo y transfórmalas en plegaria.
Recibe Señor, mi ira
Señor Jesucristo, que para redimir a los hombres y y transfórmala en intimidad.
sanar a los enfermos quisiste asumir nuestra Recibe Señor, mi desánimo
condición humana; mira con piedad a (Nombre), y transfórmalo en Fe.
que está enfermo/a y necesita ser curado/a en el Recibe Señor mi soledad
cuerpo y en el espíritu. Reconfórtalo/a con tu y transfórmala en contemplación.
amor para que levante su ánimo y pueda superar Recibe Señor mis amarguras
todos sus males, y ya que lo/a has asociado a tu y transfórmalas en paz del alma.
pasión redentora, haz que confíe en la eficacia de Recibe Señor, mi espera
su dolor para la salvación del mundo. Tu que y transfórmala en esperanza.
vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén Recibe Señor mi muerte
De un enfermo y transfórmala en resurrección.
Amén
Oración por la patria sus vidas, Mira con amor a los misioneros, que
fortalecidos con el signo de la cruz son enviados
Jesucristo, Señor de la historia, te necesitamos. como mensajeros de salvación. Que sean
Nos sentimos heridos y agobiados. Precisamos tu verdaderos apóstoles según tu corazón, hombres y
alivio y fortaleza. Queremos ser nación, una mujeres de fe y de bondad, de escucha y diálogo.
nación cuya identidad sea la pasión por la verdad Que tu Espíritu los colme, y se haga paciencia en
y el compromiso por el bien común. las pruebas, fortaleza en el cansancio, gozo en las
Danos la valentía de la libertad de los hijos de dificultades, servicio en la pobreza de vida,
Dios para amar a todos sin excluir a nadie, testimonio de justicia y de paz.
privilegiando a los pobres y perdonando a los que Que encuentren la felicidad anunciando tu
nos ofenden, aborreciendo el odio y Evangelio, y ofreciendo su vida cada día en tu
construyendo la paz. Concédenos la sabiduría del servicio. Por Jesucristo Nuestro Señor. Amén.
diálogo y la alegría de la esperanza que no
defrauda, Tu nos convocas. Aquí estamos, Señor, Oración por las vocaciones sacerdotales
cercanos a María, que desde Luján nos dice:
Jesús, Buen Pastor,
¡Argentina! ¡Canta y camina! Jesucristo, Señor de
seguí llamando jóvenes
la historia, te necesitamos. Amén.
que entreguen su vida al sacerdocio
Oración por los misioneros por amor a Vos y a tu Iglesia.
Necesitamos testigos de tu amor
Jesucristo, Señor de la historia, te necesitamos. que guíen a tu pueblo,
Señor y Padre nuestro, que quieres que todos los anuncien tu Palabra
hombres se salven; abre el corazón de eaquellos a y te hagan presente en los sacramentos,
quienes se les anuncia el Evangelio de tu Hijo para mostrando tu rostro misericordioso al mundo,
que lo reciban como verdadera buena noticia para
en especial a los más pequeños y necesitados. Concede a los que llamas la fuerza de abandonar todo
Por intercesión de María, para seguirte solo a ti, que eres el Amor. Perdona la
Madre de las Vocaciones, no correspondencia y las infidelidades de aquellos que
te pedimos por la fidelidad de los seminaristas. Amén. has escogido.
Escucha, oh Cristo, nuestras preces, por intercesión de
Oración por los Sacerdotes y María Santísima, Madre tuya y reina de los apóstoles.
Consagrados Amén
Juan Pablo II
Oh Jesús, Buen Pastor, acoge nuestra alabanza y
nuestro sincero agradecimiento por todas las Oración por la Iglesia
vocaciones que, mediante tu Espíritu, regalas
continuamente a tu Iglesia. Señor, que en la alianza sellada por Jesucristo,
Asiste a los obispos, presbíteros y misioneros, y a convocas de entre todas las naciones un pueblo
todas las personas consagradas; haz que den ejemplo para que sea una en el Espíritu: concede que tu
de vida verdaderamente evangélica. Da fortaleza y Iglesia cumpliendo fielmente su misión camine
perseverancia en su propósito a aquellos que se hacia ti con toda la familia de los hombres y sea
preparan para el sagrado ministerio y la vida fermento y alma de la sociedad humana, para
consagrada. Multiplica los evangelizadores para renovarla en Cristo y transformarla en familia de
anunciar tu nombre a todos los pueblos. Dios. Te lo pedimos por el mismo Señor
Protege a los jóvenes de nuestras familias y Jesucristo. Amén.
comunidades; concédeles prontitud y generosidad
para seguirte; vuelve también hoy tu mirada sobre
ellos y llámalos.
“¿Cuál es el mayor mal que el hombre puede escúchame y veni conmigo. Amén
hacerse a sí mismo? – Olvidar que es hijo de un
rey.” (Martin Buber)
Oración por un difunto
Antes de un Examen
Señor, Dios nuestro, escucha la súplica que
Señor, voy a rendir un examen, hacemos tus hijos implorando tu misericordia por
dame tu paz y veni conmigo. nuestro hermano/a… sostenidos por la esperanza
Dame simplicidad y veni conmigo cierta que el último día resucitará. Aunque él está
para poder cosechar el fruto de las semillas muerto ante nuestros ojos, sin embargo vive en tu
que planté en las largas horas de estudio.
presencia. Por tu inmensa bondad, perdona los
Que sea el resultado de todo el esfuerzo realizado,
pecados que ha cometido por su humana
de todo este estudio que, día a día, fui entregando
como ofrenda y oración. fragilidad, acepta el amor que puso en su vida.
Dame serenidad y veni conmigo, Que tu amor de Padre le abra las puertas del cielo
para escuchar atentamente las preguntas donde pueda gozar de la vida eterna. Mira
y elaborar, con calma, las respuestas. también a tus hijos que lloramos afligidos por su
Que no me agrande cuando sepa mucho, partida, se para nosotros un refugio y reanímanos
ni miedo si no puedo recordar todo lo que para que superando las tinieblas de nuestro dolor
aprendi. seamos consolados por la paz de tu presencia. Por
No te pido milagros, solo claridad nuestro Señor Jesucristo. Amén.
para intensificar y dar fuerzas a mi razón.
Vos, que más de una vez fuiste “puesto a prueba” Por la madre difunta
dale a quienes van a examinarme
razón, justicia y buen humor. Señor Jesús, te pedimos de todo corazón por el
Vos que sos mi único Maestro, eterno descanso de nuestra madre… Ella nos dio
la vida, nos enseñó a rezar y a amarte. Nos cuidó ( Jn 14, 2)
con ternura y con su ejemplo hizo que
aprendiéramos a amar a los demás. Ahora Señor,
se durmió en la muerte: que mi oración alcance de
ti el perdón de sus faltas a fin de que pueda Oraciones a los Santos
participar del premio que prometiste a tus hijos.
Por el mismo Señor Jesucristo. Amén.
Oración a San José
Padre San José, tu has sido el árbol vendito puesto por
Por el padre difunto Dios, no para dar fruto, sino para dar sombra; sombra
protectora de María, tu Esposa; sombra de Jesús que te
Señor Jesucristo, te pedimos por la felicidad eterna llamó padre y al que le entregaste todo. Tu vida tejida de
de nuestro querido padre. Él nos dio la vida, nos trabajo y de silencio, me enseña a ser eficaz en todas las
protegió en nuestras debilidades y con su trabajo situaciones; me enseña a esperar en la oscuridad, firme
nos alimentó y nos ayudó a crecer. Fue la mano en la fe. Que tu ejemplo me acompañe en todo
que sostuvo el hogar y con su vida nos enseñó a momento: florecer donde la voluntad del Padre me ha
ser honestos y a amarte. Ahora que se ha dormido plantado, saber esperar, entregarme sin reservas hasta
en la muerte te pedimos que tu misericordia que la tristeza y el gozo de los demás sean mi tristeza y
perdone sus faltas y que pueda unirse a tu ángeles mi gozo. San José protege la Iglesia.
y santos que te alaban eternamente en el cielo. Te San José, cuida nuestras familias. Amén.
lo pedimos por el mismo Señor Jesucristo. Amén. Santa Teresita
“En la Casa de mi Padre hay muchas Seño y Padre nuestro, que por medio de Santa
Teresita quisiste recordar al mundo el amor
habitaciones; si no fuera así, se lo habría dicho a
misericordioso que llena tu corazón y la confianza
ustedes. Yo voy a prepararles un lugar.” de hijos que debemos tener en ti, te damos gracias
por haber colmado de gloria a la que siempre fue fuese pastor y guía de una porción de tu Iglesia, y
tu hija fiel y de haberle dado el poder para atraer lo esclareciste por su celo misionero, su
cada día un gran número de almas para que te predicación evangélica y una vida pobre y
alaben eternamente. Santa Teresita del Niño Jesús, entregada: te suplicamos que completes tu obra,
que prometiste hacer el bien sobre toda la tierra glorificando a tu Siervo con la corona de los
derramando una lluvia de rosas sobre los que te Santos. Por Jesucristo Nuestro Señor. Amén
invocan, alcánzanos de Dios la gracia que te San Luis Orione
pedimos. Amén.
Oh Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu
San Isidro Labrador Santo. Te adoramos y te damos gracias por la
Glorioso San Isidro, tu vida fue un ejemplo de inmensa caridad que has infundido en el corazón
humildad y sencillez, de trabajo y oración; de Luis Orione y por habernos dado en EL al
enséñanos a compartir el pan de cada día con apóstol de la caridad, al padre de los pobres, al
nuestros hermanos los hombres, y haz que el bienhechor de la humanidad dolorida y
trabajo de nuestras manos humanice nuestro desamparada. Concédenos que podamos imitar el
mundo y sea al mismo tiempo plegaria de amor ardiente y generoso que Don Orione ha
alabanza al nombre de Dios. Como tú queremos abrigado hacia Ti, la Santísima Virgen María, la
acudir confiadamente a la bondad de Dios y ver Iglesia, el Papa y todos los afligidos. Por sus
su mano providente en nuestras vidas. Te lo méritos e intercesión, concédenos la gracia que te
pedimos por Jesucristo nuestro Señor. Amén. pedimos… (rezar tres Glorias)

Beato Cura Brochero Al propio santo


Señor, de quien procede todo don perfecto: Tu Padre Bueno que concediste a mi patrono/a…………..
dispusiste que el Beato José Gabriel del Rosario (nombrarlo) conocer y amar a Jesucristo nuestro
Señor, te ruego por su intercesión me concedas la porque Tu eres mi Padre.
gracia que te pido ….. (pedir la gracia) y de poder vivir
con más fidelidad el Evangelio. Te lo imploro por Cristo Toma, Señor y recibe
San Ignacio de Loyola
Nuestro Señor. Amén
Toma, Señor, y recibe toda mi libertad, mi memoria,
Oraciones para la vida cotidiana mi entendimiento y toda mi voluntad: todo mi haber y
mi poseer. Tú me lo diste; a Ti, Señor, lo torno. Todo es
Padre, me pongo en tus manos
Charles de Foucauld
tuyo, dispón de mí, según tu voluntad. Dame tu amor
y gracia: que esto me baste. Amén
Padre mío, me abandono a Ti.
Haz de mí lo que quieras. Nada te turbe
Lo que hagas de mí te lo agradezco, Santa Teresa de Jesús
estoy dispuesto a todo, Nada te turbe,
lo acepto todo. nada te espante,
Con tal que Tu voluntad se haga en mí
todo se pasa,
y en todas tus criaturas,
Dios no se muda,
no deseo nada más, Dios mío.
la paciencia
Pongo mi vida en Tus manos.
todo lo alcanza.
Te la doy, Dios mío,
Quien a Dios tiene
con todo el amor de mi corazón,
nada le falta.
porque te amo,
¡Sólo Dios basta!
y porque para mí amarte es darme,
entregarme en Tus manos sin medida, Acto de Fe
con infinita confianza,
Señor mío y Dios mío: creo en Ti porque Tú eres el Sumo y glorioso Dios,
Camino la Verdad y la Vida. Creo en todo lo que has ilumina las tinieblas de mi corazón
revelado y la Iglesia nos enseña. ¡Dios mío, aumenta y dame fe recta, esperanza cierta
mi fe! y caridad perfecta,
sentido y conocimiento, Señor,
Antes del trabajo para que cumpla
tu santo y verdadero mandamiento.
Te pedimos, Señor, que tu gracia continuamente
Amén.
nos acompañe y fortalezca, para que estemos
siempre dispuestos a obrar el bien y desde nuestro Sé bueno con nosotros
trabajo construir tu reino. Amén Oración de los pescadores bretones

Señor, sé bueno con nosotros; el mar es tan


Oración de la tarde inmenso y nuestro barco tan pequeño. Amén.
Yo sé que tú eres mi Padre, en cuyos brazos me
refugio. No te pregunto cómo me guías,
Oración para irradiar a Cristo
Cardenal Newman
quiero seguirte libre de toda preocupación.
Y si, delegando en mí tu poder, me hicieses decidir Amado Señor, ayúdame a esparcir tu fragancia donde
a mí mismo sobre mi existencia, quiera que vaya.
la pondría entre tus manos, simplemente, Inunda mi alma de espíritu y vida.
como hijo tuyo, con toda confianza. Penetra y posee todo mi ser hasta tal punto que toda
Amén. mi vida solo sea una emanación de la tuya.
Brilla a través de mí, y mora en mi de tal manera
Oración de san Francisco de Asís que todas las almas que entren en contacto conmigo
Ante el Cristo de san Damián
puedan sentir tu presencia en mi alma.
Haz que me miren y ya no me vean a mí sino vida, no habla.
solamente a ti, oh Señor. Que sea presencia para decirle a los demás que
Quédate conmigo y entonces comenzaré a brillar estamos cerca, aunque sea grande la distancia que
como brillas Tú; a brillar para servir de luz a los demás separa. Que sea presencia para intuir la esperanza
a través de mí. de los otros y simplemente, llenarla.
La luz, oh Señor, irradiará toda de Ti; no de mí; serás Que sea presencia para sufrir con el que sufre
Tú quien ilumine a los demás a través de mí. y desde dentro, mostrarle que Dios cura nuestras
Permíteme pues alabarte de la manera que más te llagas.
gusta, brillando para quienes me rodean. Que sea presencia riendo con el que ríe y
Haz que predique sin predicar, no con palabras sino alegrándome con el gozo del hermano porque
con mi ejemplo, por la fuerza contagiosa, por la ama. Que sea presencia para gritar con la fuerza
influencia de lo que hago, por la evidente plenitud del del Espíritu la verdad que desde Dios siempre nos
amor que te tiene mi corazón. salva.
Amén. Que sea presencia para vivir expuesto y sin
armas, confiando ciegamente en tu Palabra.
Ser presencia Que sea presencia para llevar el “desierto” de los
Cardenal Pironio hermanos, que es compartir tu Misterio y decirles
que los amas.
Toma Señor, que sea presencia,
Que sea presencia para escuchar tu lenguaje en
para que hable de Tí sin nombrarte;
silencio, y para“ver” por ellos cuando la fe
que sepa callar cuando es preciso
pareciera que se apaga.
con el gesto que reemplace la palabra.
Que sepa ser presencia, Señor, para saber esperar
Que sea presencia con la luz que ilumina el
tu tiempo sin apresuramientos y con calma. Ser
lenguaje del silencio y voz, que surgiendo de la
presencia para dar serenidad con una paz muy
honda, y vivir la tensión del desconcierto en una Señor, Dios mío: como el pez que no puede vivir
Iglesia que, porque crece, cambia. sin agua, yo no puedo vivir sin ti. Tú me has
Ser presencia para abrirme a los “signos de los creado, y tú me mantienes con vida. Vengo hoy
tiempos” manteniéndome fiel a tu Palabra. hasta ti para darte gracias por la vida que no dejas
En fin, ser presencia Señor, para continuar siendo de concederme. Vengo a ti para darte gracias y
peregrino en el camino poblado de hermanos, decirte cuánto amo la vida. Estoy contento de
gritando en silencio que estás vivo vivir, aunque no comprenda, me quede inmóvil y
y que nos tienes tomados de la mano. no sepa dónde estoy. Estoy contento sobre todo
¡Amén! de ser hijo tuyo, de llevar en mí el aliento de la
vida divina, tu Espíritu Santo. Tú quieres vivir en
Ven, Jesús, a buscarme mí, habitar en mí. Te doy gracias de todo corazón
San Ambrosio de Milán por este honor que me haces, por esta alegría.
Ven, Jesús, a buscarme, busca a la oveja perdida. Amén.
Ven, pastor. Deja las noventa y nueve y busca la
que se ha perdido. Ven hacia mí. Estoy lejos. Me
Dios mío, yo te adoro
amenaza la batida de los lobos. Búscame, Yo te adoro, mi Dios: a ti, la sabiduría que me ha
encuéntrame, acógeme, llévame. Puedes encontrar imaginado, a ti, la voluntad que me ha querido, a
al que buscas, tomarlo en brazos y llevarlo. Ven y ti, el poder que me ha creado, a ti, la gracia que
llévame sobre tus huellas. Ven Tú mismo. Habrá me ha enaltecido, a ti, la voz que me llama, a ti, la
liberación en la tierra y alegría en el cielo. palabra que me habla, a ti, la bondad que me
colma, a ti, la providencia que guía mis pasos, a ti,
Señor, Dios mío, estoy alegre la misericordia que me perdona, a ti, el amor que
me abraza, a ti, el Espíritu que me anima, a ti, la
paz que me invade, a ti, la santidad que me tiempo, por todos ellos a tus criaturas das
convierte, de manera que sólo encuentro la paz sustento.
contemplándote: Dios mío, yo te adoro. Amén Alabado seas, mi Señor, por el hermano fuego,
por el cual iluminas la noche,
y es bello y alegre y vigoroso y fuerte.
Cantico de las Criaturas Alabado seas, mi Señor,
San Francisco de Asís por la hermana nuestra madre tierra, la cual nos
sostiene y gobierna y produce diversos frutos con
Altísimo y omnipotente buen Señor, coloridas flores y hierbas.
tuyas son las alabanzas, Alabado seas, mi Señor,
la gloria y el honor y toda bendición. por aquellos que perdonan por tu amor,
A ti solo, Altísimo, te convienen y sufren enfermedad y tribulación;
y ningún hombre es digno de nombrarte. bienaventurados los que las sufran en paz,
Alabado seas, mi Señor, porque de ti, Altísimo, coronados serán.
en todas tus criaturas, Alabado seas, mi Señor, por nuestra hermana
especialmente en el Señor hermano sol, muerte corporal, de la cual ningún hombre
por quien nos das el día y nos iluminas. viviente puede escapar.
Y es bello y radiante con gran esplendor, Ay de aquellos que mueran en pecado mortal.
de ti, Altísimo, lleva significación. Bienaventurados a los que encontrará
Alabado seas, mi Señor, por la hermana luna y las en tu santísima voluntad
estrellas, en el cielo las formaste claras y preciosas porque la muerte segunda no les hará mal.
y bellas. Alaben y bendigan a mi Señor
Alabado seas, mi Señor, por el hermano viento y denle gracias y sírvanle con gran humildad.
y por el aire y la nube y el cielo sereno y todo
alimento es necesario para la vida del cuerpo, así la
buena lectura es necesaria para la vida del alma.
6. Sólo por hoy haré una buena acción y no lo
diré a nadie.
7. Sólo por hoy haré por lo menos una cosa
Decálogo de la serenidad: que no deseo hacer; y si me sintiera ofendido en mis
“Solo por hoy” Juan XXIII sentimientos procuraré que nadie se entere.
8. Sólo por hoy me haré un programa
1. Sólo por hoy trataré de vivir detallado. Quizá no lo cumpliré cabalmente, pero lo
exclusivamente el día, sin querer resolver el problema redactaré. Y me guardaré de dos calamidades: la prisa
de mi vida todo de una vez. y la indecisión.
2. Sólo por hoy tendré el máximo cuidado de 9. Sólo por hoy creeré firmemente aunque las
mi aspecto: cortés en mis maneras, no criticaré a circunstancias demuestren lo contrario que la buena
nadie y no pretenderé mejorar o disciplinar a nadie, providencia de Dios se ocupa de mí como si nadie
sino a mi mismo. existiera en el mundo.
3. Sólo por hoy seré feliz en la certeza de que 10. Sólo por hoy no tendré temores. De
he sido creado para la felicidad, no sólo en el otro manera particular no tendré miedo de gozar de lo que
mundo, sino en este también. es bello y de creer en la bondad.
4. Sólo por hoy me adaptaré a las
circunstancias, sin pretender que las circunstancias se
adapten todas a mis deseos.
5. Sólo por hoy dedicaré diez minutos de mi
tiempo a una buena lectura; recordando que, como el
“¡He ahí a tu madre!”

Cenáculo 2015