Vous êtes sur la page 1sur 11

CULTURA Según Tylor cultura es: “un conjunto complejo que comprende el conocimiento, la creencia, el arte, la moral, el

derecho, las costumbres y otras capacidades adquiridas por el hombre como miembro de la sociedad”. Una de las cosas que
define la sociedad es la cultura. La cultura es aquello que comparten los miembros de una sociedad.

La influencia del capitalismo en la sociedad


El capitalismo es un sistema económico en el que los seres humanos y las empresas se encargan
de la producción y del intercambio de bienes y servicios.

En mi opinión este sistema hace que las personas nos volvamos egoistas y adoptemos formas de
comportamiento poco humanas.

Este sistema está muy relacionado con el consumismo, en el que importa más tener que ser. La
gente comete un gran error y piensa que por tener más seran más felices, entonces esto nos lleva
a valorar a la gente por lo que tiene y no por su forma de ser.
Nos hemos convertido en una sociedad que acude muy frecuente a las tiendas para comprar
productos la mayoría de veces innecesarios.
La sociedad actual se ha acostumbrado a abandonar objetos utilizables para canviarlos por
productos novedosos.
Esto es un grave problema, ya que nos cansamos muy pronto de lo que compramos y vamos
corriendo a substituirlo por otro.

Por suerte o por desgracia este sistema va acompañado de períodos de crisis económicas, que
provocan degradaciones bruscas y repentinas de la actividad y perspectivas económicas, afectan
gravemente a la población ya que mucha gente pierde sus sitios de trabajo.
Este sistema ya ha sufrido varias crisis pero parece ser que el ser humano no se de cuenta de estas
situaciones ya que siempre caemos dos veces en la misma piedra y no hacemos nada para
remediarlo.

En conclusión creo que la sociedad tendría que ser más inteligente y no dejarse influenciar de
manera tan descarada por los que nos dominan, personalmente opino que todo nos iría mejor y
seríamos más felices.
EL CAPITALISMO Y LA SOCIEDAD ACTUAL ¿Que es el capitalismo? Es un sistema político, social y económico en el
que unas pocas personas acaudaladas y grandes empresas controlan la propiedad, que resulta de la libertad económica en la
disposición y usufructo de la propiedad privada sobre el capital como herramienta de producción Origen:
Tanto los mercaderes como el comercio existen desde que existe la civilización, pero el capitalismo como sistema económico,
en teoría, no apareció hasta el siglo XVI en Inglaterra sustituyendo al feudalismo. Según Adam Smith, los seres humanos
siempre han tenido una fuerte tendencia a "realizar trueques, cambios e intercambios de unas cosas por otras".
De esta forma al capitalismo, al igual que al dinero y la economía de mercado, se le atribuye un origen espontáneo o natural
dentro de la edad moderna. Características del capitalismo Por extensión se denomina capitalista a la clase social más alta de
este sistema económico ("burguesía"), o bien a la forma común que tendrían los intereses individuales de los propietarios de
capital. También se denomina capitalismo a todo el orden social y político (legislación, idiosincrasia, etc.) que orbita
alrededor del sistema y a la vez determina estructuralmente las posibilidades de su contenido. Este impulso natural
hacia el comercio y el intercambio fue acentuado y fomentado por las Cruzadas que se organizaron en Europa
occidental desde el siglo XI hasta el siglo XIII. Las grandes travesías y expediciones de los siglos XV y XVI
reforzaron estas tendencias y fomentaron el comercio, sobre todo tras el descubrimiento del Nuevo Mundo y la
entrada en Europa de ingentes cantidades de metales preciosos provenientes de aquellas tierras. El orden
económico resultante de estos acontecimientos fue un sistema en el que predominaba lo comercial o mercantil, es
decir, cuyo objetivo principal consistía en intercambiar bienes y no en producirlos. La importancia de la
producción no se hizo patente hasta la Revolución industrial que tuvo lugar en el siglo XIX. El camino hacia el
capitalismo a partir del siglo XIII fue allanado gracias a la filosofía del Renacimiento y de la Reforma. Estos
movimientos cambiaron de forma drástica la sociedad, facilitando la aparición de los modernos Estados nacionales
que proporcionaron las condiciones necesarias para el crecimiento y desarrollo del capitalismo en las naciones
europeas. Este crecimiento fue posible gracias a la acumulación del excedente económico que generaba el
empresario privado y a la reinversión de este excedente para generar mayor crecimiento, lo cual generó
industrialización en las regiones del norte.
Sin embargo, ya antes del inicio de la industrialización había aparecido una de las figuras más características del
capitalismo, el empresario, que es, según Schumpeter, el individuo que asume riesgos económicos no personales.
Un elemento clave del capitalismo es la iniciación de una actividad con el fin de obtener beneficios en el futuro;
puesto que éste es desconocido, tanto la posibilidad de obtener ganancias como el riesgo de incurrir en pérdidas
son dos resultados posibles, por lo que el papel del empresario consiste en asumir el riesgo de tener pérdidas o
ganancias.
Término utilizado para describir una clase de la sociedad industrial que subió de importancia durante los años de la
Revolución Industrial como empresarios y especialistas. En general se utiliza para nombrar a las clases medias
dueñas de propiedades. Burguesía.
Para definir al capitalismo es necesario describir todos sus principios básicos, ya que si bien existe un consenso
sobre su definición, este es de un nivel muy básico y suelen confundirse las características atribuidas al capitalismo
(algunas suelen ser erróneas) con el capitalismo como sistema.
Una de las interpretaciones más difundidas señala que en el capitalismo, como sistema económico, predomina el
capital sobre el trabajo como elemento de producción y creador de riqueza. El control privado de los bienes de
capital sobre otros factores económicos tiene la característica de hacer posible negociar con las propiedades y sus
intereses a través de rentas, inversiones, etc. Eso crea el otro distintivo del capitalismo que es el beneficio o
ganancia como prioridad en la acción económica en función de la acumulación de capital que por vía de
apropiación lockeana puede separarse del trabajo asalariado.
¿Que es la apropiación lockeana?
El concepto de Apropiación es importante en la doctrina política de John Locke. La Apropiación debe de darse
para que exista propiedad.
Por Apropiación John Locke entiende que es el medio por el cual el hombre extrae y hace uso de los bienes que
hay en naturaleza y los incorpora a su dominio para satisfacer sus necedidades básicas, así también nace la
propiedad (¡importantísimo!).
Pero el hombre ha de extraer lo necesario permitiendo que demás gentes puedan hacer lo mismo y sin llegar a la
extinción o sobre explotación del recurso.
Un elemento importante en la idea de apropiación Lockeana, es el Trabajo, que debe recaer sobre el bien natural, es
decir, que el recurso natural que se quiere apropiar, debe recibir el trabajo del hombre: transformación, fabricación,
etcétera, para que la apropiación sea válida y luego se convierta en propiedad.
La Apropiación, según Locke, es válida porque existe un orden natural de las cosas, del cual el ser humano forma
parte. En las democracias liberales se entiende muchas veces el capitalismo como un modelo económico en el cual
la distribución, la producción y los precios de los bienes y servicios son determinados en la mayoría de las veces
por alguna forma de libre mercado. Ciertas corrientes de pensamiento discuten si esta es la definición exacta de
capitalismo o si sólo se trataría de una de sus características (necesaria para el marxismo, contingente para la
socialdemocracia, y aparente para el mutualismo). Generalmente, el capitalismo se considera un sistema
económico en el cual el dominio de la propiedad privada sobre los medios de producción desempeña un papel
fundamental. Es importante comprender lo que se entiende por propiedad privada en el capitalismo ya que existen
múltiples opiniones, a pesar de que este es uno de los principios básicos del capitalismo: otorga influencia social a
quienes detentan la propiedad de los medios de producción (o en este caso el capital), la burguesía, dando lugar a
una relación jerárquica de funciones entre el empleador y el empleado. Esto crea a su vez una sociedad de clases
estratificadas en relación con el éxito económico en el mercado de consumo, lo que influye en el resto de la
estructura social según la variable de capital acumulada; por tal razón en el capitalismo la pertenencia a una clase
social es movible y no estática. Sobre la propiedad privada, el capitalismo establece que los recursos invertidos por
los prestadores de capital para la producción social, deben estar en manos de las empresas y personas particulares
que los adquieran. De esta forma a los particulares se les facilita el uso, empleo y control de los recursos que
utilicen en sus labores productivas, de los que, a fines empresariales, podrán usar como mejor les parezca. La
libertad de empresa propone que todas las empresas sean libres de conseguir recursos económicos y transformarlos
en una nueva mercancía o servicio que será ofrecido en el mercado que éstas dispongan. A su vez, son libres de
escoger el negocio que deseen desarrollar y el momento para entrar o salir de éste. La libertad de elección se aplica
a las empresas, los trabajadores y los consumidores, pues la empresa puede manejar sus recursos como crea
conveniente, los trabajadores pueden realizar un trabajo cualquiera que esté dentro de sus capacidades y los
consumidores son libres de escoger lo que desean consumir, buscando que el producto escogido cumpla con sus
necesidades y se encuentre dentro de los límites de su ingreso. Competencia se refiere a la existencia de un gran
número de empresas o personas que ofrecen y venden un producto (son oferentes) en un mercado determinado. En
dicho mercado también existe un gran número de personas o empresas, denominadas consumidores (también
llamados demandantes), las cuales, según sus preferencias y necesidades, compran o demandan esos productos o
mercancías. A través de la competencia se establece una "rivalidad" o antagonismo entre productores. Los
productores buscan acaparar la mayor cantidad de consumidores/compradores para sí. Para conseguir esto, utilizan
estrategias de reducción de precios, mejoramiento de la calidad, etc.
El capitalismo se basa ideológicamente en una economía en la cual el mercado predomina, esto usualmente se da,
aunque existen importantes excepciones además de las polémicas sobre qué debe ser denominado libre mercado o
libre empresa. En éste se llevan a cabo las transacciones económicas entre personas, empresas y organizaciones
que ofrecen productos y las que los demandan. El mercado, por medio de las leyes de la oferta y la demanda,
regula los precios según los cuales se intercambian las mercancías (bienes y servicios), permite la asignación de
recursos y la distribución de la riqueza entre los individuos.
Cada uno de los actores del mercado actúa según su propio interés; por ejemplo, el capitalista, quien posee los
recursos y el capital, busca la maximización del beneficio propio por medio de la acumulación y reproducción de
los recursos, del capital; los trabajadores, quienes trabajan por la recompensa material que reciben (el salario) y,
por último, los consumidores, quienes buscan obtener la mayor satisfacción o utilidad adquiriendo lo que quieren y
necesitan al menor precio posible.
La doctrina política que históricamente ha encabezado la defensa e implantación de este sistema económico y
político ha sido el liberalismo económico y clásico del cual se considera sus padres fundadores a John Locke, Juan
de Mariana, Adam Smith y Benjamín Franklin. El pensamiento liberal clásico sostiene en economía que el
gobierno debe reducirse a su mínima expresión. Sólo debe encargarse del ordenamiento jurídico que garantice el
respeto de la propiedad privada, la defensa de las llamadas libertades negativas: los derechos civiles y políticos , el
control de la seguridad interna y externa (justicia y protección), y eventualmente la implantación de políticas para
garantizar el libre el funcionamiento de los mercados, ya que la presencia del Estado en la economía perturbaría su
funcionamiento. Sus representantes contemporáneos más prominentes son Ludwig von Mises y Friedrich Hayek
por parte de la llamada Escuela de Viena de economía; George Stigler y Milton Friedman por parte de la llamada
Escuela de Chicago, existiendo profundas diferencias entre ambas.
Existen otras tendencias dentro del pensamiento económico que asignan al Estado funciones diferentes. Por
ejemplo los que adscriben a lo sostenido por John Maynard Keynes, según el cual el Estado puede intervenir para
incrementar la demanda efectiva en época de crisis. También se puede mencionar a los politólogos que dan al
Estado y a otras instituciones un rol importante en controlar las deficiencias del mercado (una línea de pensamiento
en este sentido es el neoinstitucionalismo)
FEUDALISMO, CAPITALISMO Y SOCIALISMO
FEUDALISMO

• El Feudo era una superficie de tierra grande perteneciente por herencia a un señor feudal a
cambio de servicios militares prestados al rey o jefes militares de alta jerarquía.
• La servidumbre fue la forma en que asumieron las relaciones sociales de producción durante el
feudalismo, no era completamente libre pero no pertenecían a nadie pues los siervos se quedaban
en sus tierras.

CAPITALISMO

El capital es la característica principal es desde el punto de vista económico todo aquello


que pueda reproducirse, este capital es más que un objeto es una relación social de
producción; el imperialismo fue una fase después del capitalismo dominada por los
monopolios, la concentración del capital y el dominio de las fuentes de materias primas.

SOCIALISMO

Es la consecuencia de ruptura de relaciones sociales capitalistas. Aquí las relaciones


sociales de producción son de cooperación y ayuda mutua, desaparece la explotación del
hombre por el hombre, la finalidad del socialismo es la satisfacción de necesidades sociales
y no la obtención de ganancias. Los países que actualmente son socialistas atraviesan por
una transición de la estructura económica que conlleva a cambios y transformaciones de lo
político, lo social y cultural.