Vous êtes sur la page 1sur 3

Características del Contrato Individual de Trabajo

La característica fundamental que distingue al contrato individual de trabajo de otros

contratos civiles y mercantiles, en los que también uno de los contratantes presta servicios

personales a otro, es la que se refiere a la subordinación o "dirección y dependencia" que

debe guardar el trabajador respecto de su patrón en el desempeño de sus labores, conforme a

la definición contenida en el artículo 17 de la Ley Federal del Trabajo, ya que mientras en

otros contratos uno de los contratantes presta servicios personales a otro por los cuales recibe

una remuneración o compensación, sólo en el contrato de trabajo existe esa sujeción de

mando permanente que subordina la actividad del trabajador al imperio de su patrón. Ahora

bien, es indudable que el patrón (persona física), cuando desarrolla actividades y presta

servicios personales a su propia empresa o negociación, de la cual retira una cantidad

periódicamente para satisfacer sus necesidades y las de su familia, se comporta como

cualquier otro trabajador, pero salta a la vista que no existe contrato de trabajo entre él y la

negociación abstractamente considerada porque es obvio que para que haya contrato se

requiere el concurso de dos voluntades y por ende de dos sujetos, y menos aún será posible

encontrar en este caso la subordinación del empresario o patrón a su misma empresa.

Diversos especialistas en la materia han señalado que las principales características

del contrato de trabajo, cualquiera que sea su forma o denominación, son las siguientes:

1. Contrato Bilateral

1.1. Es un contrato bilateral ya que genera obligaciones para ambas partes, donde el

trabajador se obliga a prestar un servicio al patrono y este debe darle un salario por el servicio

prestado. Art. 17 C.T así como otras obligaciones que estos les corresponden según el Código

de Trabajo Art. 24 y 31

2. Contrato Oneroso
2.1. Es un contrato oneroso ya que ambas partes reciben beneficios ya que el

trabajador presta su servicio y a cambio de este recibe una remuneración y el patrono recibe

el servicio prestado por parte del trabajador, es decir la retribución está a cargo del patrono.

Art. 29 N 1° y 119 C.T.

3. Contrato Nominado

3.1. Es un contrato nominado pues contiene su propia normativa que lo desarrolla y se

distingue de las demás figuras jurídicas y contratos ya que tiene su propia denominación Ar.

17

4. Contrato Conmutativo

4.1. Es un Contrato conmutativo ya que las obligaciones y prestaciones se ven

equivalentes ambas partes poseen obligaciones reciprocas así también prohibiciones Art. 24,

29,30, 31 C.T.

5. Contrato Principal

5.1. Es un contrato principal porque no depende de otro existe por si solo ya que tiene

su propia regulación que se desarrolla en el Código de trabajo no depende de otro. Art. 17

C.T

6. Contrato de Tracto Sucesivo

6.1. Porque tiene ejecución diaria no se cumple de inmediato sino que el trabajador

está prestando sus servicios y este recibe su remuneración por ese servicio prestado, se va

cumpliendo en forma sucesiva a lo largo del contrato. Art. 23, 25 C.T

7. Contrato Consensual

7.1. Se perfecciona por el consentimiento de las partes, es decir basta el

consentimiento no precisa de ninguna solemnidad. Art. 23, 13 C.T

8. Contrato Intuito Personal


8.1. Es un contrato intuito persona o contrato personalísimo respecto del trabajador.

Art. 23 C.T

9. Contrato de Derecho Privado

9.1. Regula relaciones entre particulares en este caso el trabajador y el patrono son las

partes que intervienen en esta relación laboral que regula el contrato de trabajo. Art. 17

10. Contrato Dirigido

10.1. Es un contrato dirigido ya que la legislación laboral que establece el Estado en

dicho contrato fija los límites mínimos o máximos del contrato (jornada, remuneración, etc.),

esto con el objeto de nivelar la desigualdad entre las partes. Art. 17,23,24 C.T.