Vous êtes sur la page 1sur 5

Los delitos financieros se clasifican por la importancia del daño que causan, los

cuales se consideran graves y no graves. Los primeros se consideran como


aquellos delitos donde la pena de prisión sobrepase la media aritmética de cinco
años y no alcanza fianza. En sentido contrario, se consideran no graves, aquellos
delitos cuya penalidad alcanza fianza. Los delitos se dan también por la conducta
del agente o funcionario por omisión o acción. En los delitos por omisión el sujeto al
tener la obligación de actuar jurídicamente no desarrolla un acto para impedir que
se consume una conducta ilícita.

Los delitos financieros pueden ser de querella o perseguibles de oficio. En el


primero, la persecución del probable delincuente debe darse por una denuncia del
sujeto afectado. Los perseguibles de oficio el estado se constituye en un ente
afectado y castiga a los responsables con independencia de la voluntad de los
ofendidos. Así, la aplicación de ley se da por la materia, lo cual para el caso de
estudio los delitos financieros son federales.

Las leyes especiales

Los delitos financieros se encuentran en leyes especiales. En sentido amplio el


Código Penal Federal en estos aspectos es solo genérico. Es en el Código de
Procedimientos Penales donde se establece las competencias:

ARTÍCULO 11.- Para la decisión de las competencias se observarán las siguientes


reglas:

I. Las que se susciten entre tribunales federales se decidirán conforme a los


artículos anteriores, y si hay dos o más competentes a favor del que haya
prevenido.
II. Las que se susciten entre los tribunales de la Federación y los de los Estados,
Distrito o Territorios Federales, se decidirán declarando cuál es el fuero en
que radica la jurisdicción.
III. Las que se susciten entre los tribunales de un Estado y los de otro, o entre
los de éstos y los del Distrito o Territorios Federales se decidirán conforme a
las leyes de esas Entidades, si tienen la misma disposición respecto del
punto jurisdiccional controvertido. En caso contrario, se decidirán con arreglo
a lo dispuesto en este capítulo.

También aquellos que realicen operaciones de intermediación bursátil no


aprobados por el gobierno o realizar oferta pública de valores sin acatar las normas
que establece la Ley del Mercado de Valores. En la nueva LMV, se establecen
nuevos tipos penales para sancionar a los particulares. Se establece que las
personas que por sí o a través de sociedades, asociaciones, empresas o nombres
comerciales, que por cualquier medio de publicidad se ostente frente al público
como intermediarios en el mercado de valores sin contar con la autorización de la
SHCP, puede ser sancionado con penas de prisión.

En referencia a las personas relacionadas o vinculadas con empresas emisoras de


valores relativos a información privilegiada a los que se refieren los artículos 16 Bis
al 16 Bis 4 de la Ley Mexicana de Valores; se sancionara a los que difundan
información falsa o se manipule sobre una emisora de valores inscritos en el
Registro Nacional de Valores.
Delito Bancario

Son los actos u omisiones que atentan contra las actividades bancarias,
consideradas básicamente como operaciones consistentes en recibir y custodiar
depósitos y prestar dinero y contra las instituciones que realizan tales operaciones
y que la ley correspondiente tipifica y sanciona.

LEY PENAL FEDERAL

Art.386 Comete el delito de fraude el que engañando a uno o aprovechándose del


error en que éste se halla se hace ilícitamente de alguna cosa o alcanza un lucro
indebido.

El delito de fraude se castigará con las penas siguientes:

1. Con prisión de 3 días a 6 meses o de 30 a 180 días multa, cuando el valor


de lo defraudado no exceda de diez veces el salario;
2. Con prisión de 6 meses a 3 años y multa de 10 a 100 veces el salario, cuando
el valor de lo defraudado excediera de 10, pero no de 500 veces el salario;

III.- Con prisión de tres a doce años y multa hasta de ciento veinte veces el salario,
si el valor de lo defraudado fuere mayor de quinientas veces el salario.

Encontrados desde el art. 111 hasta el 114 de la L. I. C. DELITO BANCARIO “En


los casos previstos en los artículos 111 al 114 de esta Ley, se procederá
indistintamente a petición de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, quien
requerirá la opinión previa de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores o bien, a
petición de la institución de crédito de que se trate, o de quien tenga interés jurídico.”
Artículo 115 BIEN JURIDICO TUTELADO: La debida y adecuada prestación del
servicio de banca y crédito así como el control que debe tener el Estado sobre el
mismo.
Delito Bursátil

Son delitos específicos y solicitados por la S.H.C.P. en control a las actividades y


regulación, primeramente de las Instituciones Bancarias y con ello a todas las
actividades financieras que pudieran llevar a acabo dichas instituciones o
particulares.

Operaciones con recursos de procedencia ilícita

 Artículo 400 Bis

 Artículo 400 Bis. .- Se impondrá de cinco a quince años de prisión y de mil


a cinco mil días multa al que por sí o por interpósita persona realice
cualquiera de las siguientes conductas: adquiera, enajene, administre,
custodie, cambie, deposite, dé en garantía, invierta, transporte o transfiera,
dentro del territorio nacional, de éste hacia el extranjero o a la inversa,
recursos, derechos o bienes de cualquier naturaleza, con conocimiento de
que proceden o representan el producto de una actividad ilícita, con alguno
de los siguientes propósitos: ocultar o pretender ocultar, encubrir o impedir
conocer el origen, localización, destino o propiedad de dichos recursos,
derechos o bienes, o alentar alguna actividad ilícita.

La misma pena se aplicará a los empleados y funcionarios de las


instituciones que integran el sistema financiero, que dolosamente presten
ayuda o auxilien a otro para la comisión de las conductas previstas en el
párrafo anterior, sin perjuicio de los procedimientos y sanciones que
correspondan conforme a la legislación financiera vigente.

La pena prevista en el primer párrafo será aumentada en una mitad, cuando


la conducta ilícita se cometa por servidores públicos encargados de prevenir,
denunciar, investigar o juzgar la comisión de delitos. En este caso, se
impondrá a dichos servidores públicos, además, inhabilitación para
desempeñar empleo, cargo o comisión públicos hasta por un tiempo igual al
de la pena de prisión impuesta.

En caso de conductas previstas en este artículo, en las que se utilicen


servicios de instituciones que integran el sistema financiero, para proceder
penalmente se requerirá la denuncia previa de la Secretaría de Hacienda y
Crédito Público.

Cuando dicha Secretaría, en ejercicio de sus facultades de fiscalización,


encuentre elementos que permitan presumir la comisión de los delitos
referidos en el párrafo anterior, deberá ejercer respecto de los mismos las
facultades de comprobación que le confieren las leyes y, en su caso,
denunciar hechos que probablemente puedan constituir dicho ilícito.