Vous êtes sur la page 1sur 3

TEST DE INTELIGENCIA STANDFORD BINET

La Escala de Inteligencia
Stanford-Binet es una prueba
de inteligencia administrada
individualmente que fue
revisada a partir de la escala
original de Binet-Simon por
Lewis M. Terman, un
psicólogo de la Universidad
de Stanford. La Escala de
Inteligencia Stanford-Binet está en su quinta edición y es una prueba que mide
la capacidad cognitiva y de inteligencia, se utiliza para diagnosticar deficiencias
en el desarrollo intelectual de los niños pequeños.

FICHA TÉCNICA

Nombre Original: Escala de inteligencia de Stanford Binet

Autores: Alfred Binet y Theodore Simon

Adaptación: Dr. José Germain y Enrique García

Aplicación: Individual. Se aplica a partir de los 2 años hasta los 16 años, en


personas con retardo mental aplicar a cualquier edad.

Tiempo de Aplicación: Niños pequeños 60 a 90 minutos, no tienen tiempo


límite.

Finalidad: Poner en juego las diversas funciones intelectuales que


expresa el desarrollo mental del sujeto, obteniendo un C.I. Mide:
Comprensión General, Habilidad Visomotora, Razonamiento Aritmético,
Memoria y Concentración, Vocabulario y Fluidez Verbal, Juicio y
Razonamiento.

Material: La prueba está compuesta por el manual de instrucciones y el


protocolo de respuesta y un binetograma 120 reactivos (seis para cada nivel de
½ año desde los 2 años hasta los 5 y seis para cada nivel de 1 año a partir de
los 5, hasta varios niveles adultos. Cada reactivo equivale un mes a partir de la
edad base).

Validez: La validez de contenido se ha encontrado basada en los juicios


profesionales sobre equidad de elementos y contenido, así como elementos
sobre la evaluación de la superdotación (Bain & Allin, 2005). Con un examen de
las tendencias de edad, la validez de constructo fue apoyada junto con la
justificación empírica. El potencial para una variedad de comparaciones,
especialmente a través de factores y dominios verbales / no verbales, se ha
apreciado con las puntuaciones recibidas de la SB5 (Bain & Allin, 2005).

Confiabilidad: Se han realizado varias pruebas de fiabilidad a la SB5 incluyendo


errores estándar de medición, trazado de curvas de la prueba de la información,
estabilidad de la prueba, y el acuerdo inter-anotador. En promedio, las
puntuaciones de IQ para esta escala se han encontrado muy estables (Janzen,
Obrzut, y Marusiak, 2003). La consistencia interna fue probada y se informó que
puede ser considerable y comparable a otras baterías cognitivas (Bain & Allin,
2005). La correlación inter-anotador encontró que era 0.90 en promedio (Janzen,
Obrzut, y Marusiak, 2003). También se ha encontrado que el SB5 tienen una
gran precisión en los niveles de rendimiento avanzado, la prueba es
especialmente útil en niños para conocer la superdotación que poseen (Bain &
Allin, 2005). Sólo ha habido una pequeña cantidad de defectos en la práctica, sin
embargo, estos han demostrado ser insignificantes. La readministración de la
SB5 puede ocurrir en un intervalo de seis meses en lugar de un año debido a las
pequeñas diferencias de medias en la confiabilidad (Bain & Allin, 2005).

Aplicación: El examen debe comenzar en el punto en el cual se supone que el


sujeto contestará positivamente a todas las pruebas, pero ello no sin un cierto
esfuerzo. Para determinar este punto de comienzo debe tomarse en cuenta la
edad cronológica del sujeto, su nivel de estudios o grado escolar, su conducta
general, así como toda información que se pueda obtener. Sin embargo, para
los casos excepcionales se aplica desde la primera edad (2 años) para así
poder evaluar mejor. Se empieza a aplicar a partir de la edad que contesta
correctamente los 6 reactivos, tomándose ésta como edad base. A partir de allí
se aplica hacia delante hasta que no conteste ningún reactivo de la edad
aplicada; entonces allí se detiene la aplicación. Por otro lado, cada edad cuenta
con un reactivo alterno, el cual se aplica si el sujeto falla en algún reactivo anterior
para que complete los 6 reactivos de la edad.

Calificación: Se califica a partir de la edad base y se empieza a sumar cada


reactivo positivo (contestado correctamente), cada reactivo antes del nivel de 5
años aumenta 1 mes a la edad mental y el pasar de 5 años la aumenta en 2
meses. Luego se suma la edad base más los meses obtenidos lo que da como
resultado la edad mental; para sacar el coeficiente intelectual se debe seguir la
siguiente fórmula:

C.I. = EM x 100

EC

De lo contrario se puede utilizar la tabla de edades del manual,


ubicando la edad cronológica junto con la edad mental. Una vez sacado el
Coeficiente Intelectual se procede a realizar el perfil en el binetograma.