Vous êtes sur la page 1sur 5

CUIDEMOS NUESTRO CUERPO

1. HIGIENE:
La higiene personal se refiere a la limpieza completa y el cuidado de tu cuerpo. También implica
tomar decisiones seguras y saludables en el momento de interactuar con los otros. La puesta
en práctica de una buena higiene personal trae beneficios sociales y para la salud. Mantener
la limpieza de tu cuerpo es esencial para combatir y prevenir las enfermedades (tanto
para ti como para los que te rodean).
 Lavado de manos: Lavarse las manos es un hábito de higiene personal realmente importante
y que, tanto los adultos como los niños deberíamos realizar bien y las veces necesarias. Las
manos son el medio por el que muchas bacterias y virus llegan a nuestro organismo.
Hay situaciones, por tanto, en las que será necesario lavarse las manos: después de hacer
las necesidades, antes y después de comer, después de tocar tierra o haber entrado en
contacto con la saliva de la boca de un animal y hacerlo especialmente si nos encontramos
en espacios públicos, como una guardería, un medio de transporte colectivo o un ascensor.
Cuando usemos un baño público hay que tener cuidado al tocar puertas o inodoros, y lavarse
las manos después de usarlos.

 Baño: Está comprobado que a través del baño removemos no solo la suciedad, sino también
la transpiración y el componente graso exudado, propio de la piel, que se acumula tapando
los poros y dificultando en gran medida la liberación de toxinas. Del mismo modo, es a través
del baño que removemos la gran cantidad de bacterias a la que estamos expuestos en lo
cotidiano y que quedan adheridas a nuestra piel. La acción del baño en sí tiene un efecto de
relajación y sanación, pues estimula la circulación.
 Higiene Perineal: Es un procedimiento que consiste en el lavado periódico, aséptico, externo
de la región perineal (genitales externos y región anal) a la paciente ginecológica. Se realiza
para evitar la proliferación de gérmenes patógenos. (Prevenir infecciones), Eliminar
secreciones uretrales, rectales o genitales. (Irritantes y malolientes), Preparar a la paciente
para exámenes y tratamientos especiales (examen vaginal, aplicación de óvulos o cremas
vaginales), Brindar comodidad y bienestar al evitar irritación de vulva y región perineal.

 HIGIENE GENITAL: El adecuado aseo de los genitales puede prevenir infecciones por
bacterias, hongos o irritaciones y lesiones cutáneas. La higiene íntima femenina tiene una
norma de oro que es trasladable a cada vez que se va al baño: los movimientos de limpieza
siempre deben ser de delante hacia atrás. Esta acción es fundamental para evitar pasar los
gérmenes del área anal a la vaginal, que podrían provocar infecciones. De igual manera se
debe proceder en el secado, con una toalla distinta a la del resto del cuerpo, utilizando
distintas partes de la toalla, si se realiza de forma repetida, y ser muy minuciosa
Los hombres deben lavarse los genitales cada día. Detrás del borde del glande y bajo el
prepucio, hay unas glándulas que secretan una sustancia viscosa denominada el esmegma,
que se acumula en el surco balanoprepucial, sobre todo en aquellos varones no
circuncidados. Esto exige una extremada higiene ya que, además de producir un fuerte olor,
puede ser el origen de irritaciones y de infecciones por hongos y bacterias.

2. ALIMENTACIÓN
Si bien las necesidades nutricionales y alimentarias individuales varían con la edad, sexo,
salud, estado y niveles de actividad, los consejos alimentarios básicos para los adultos
recomiendan:
 Comer carbohidratos con almidón como base de la mayoría de las comidas.
 Comer frutas y verduras tanto como sea posible todos los días.
 Comer legumbres con regularidad.
 Consumir leche y productos lácteos regularmente en pequeñas cantidades.
 Comer carne, pollo, huevos y pescado regularmente en cantidades normales.
 Elegir cuidadosamente el tipo de grasas y aceites en la dieta y usarlos en cantidad
limitada.
 Limitar el consumo de azúcar y de alimentos y bebidas azucaradas.
 Limitar el consumo de sal.
 Limitar el consumo de alcohol.
 Mantener el equilibrio energético para lograr un peso corporal saludable.
 Beber mucha agua a diario.

3. DESCANSO Y SUEÑO
El descanso es un factor importante para la salud y bienestar. Cuando descansamos, nuestro
cuerpo se recupera y restaura mediante varias fases que ocurren durante el ciclo de descanso.
Durante las diferentes fases de descanso, los tejidos del cuerpo crecen y se reparan, la hormona
del crecimiento- responsable del crecimiento y desarrollo del cuerpo- se segrega, y la energía
del cuerpo se restaura. Por ello, dormir lo suficiente es fundamental para la salud y bienestar.
Si duermes 8 horas diarias, la memoria mejora, el sistema inmune se fortalece, la presión
sanguínea baja, la inflamación en el cuerpo se reduce, la concentración y capacidad mental
mejora, y tendrás más energía y mejor humor. También ayuda a mantener un peso saludable,
ya que la falta de descanso contribuye a la subida de peso. La parte del cerebro que controla el
sueño, también es responsable del metabolismo, por ello, cuando no duermes lo suficiente, tu
cuerpo segrega una hormona que incrementa el apetito, haciendo que comas más.
Todos hemos sentido los efectos de dormir pocas horas varias noches seguidas…que si
nuestro sistema inmune se debilita y nos enfermamos, que, si nos sentimos más irritables, con
peor humor y menos energía, haciendo que nuestros niveles de productividad bajen.

4. ACTIVIDADES RECREATIVAS
 USO DEL TIEMPO LIBRE
El tiempo libre es el que queda luego de cumplir satisfactoriamente las actividades
educativas, laborales, sociales, familiares y personales que habitualmente debemos realizar.
Es un tiempo privilegiado para la libertad, la autonomía, la independencia, el desarrollo de
destrezas y de habilidades motoras, sensoriales, cognitivas y sociales.
Permite descubrir nuevos intereses y proporciona alternativas sanas para salir de las
exigencias, demandas y presiones que generan las actividades cotidianas que
habitualmente están enmarcadas en un ambiente de normatividad. Sin embargo, el uso
inadecuado de este tiempo puede hacerlo no productivo y por consiguiente originar
conductas inapropiadas como es el caso de las conductas adictivas.

 DEPORTE
Los beneficios del ejercicio físico para el organismo son muchísimos. Mantiene la condición
física: la musculatura y la masa ósea. Activa el metabolismo, con lo que conseguiremos
evitar la acumulación de grasas y será un gran aliado para mantener un peso saludable; ya
que también ayuda a controlar el apetito. Mejora la salud cardiovascular y reduce el riesgo
de padecer cáncer de colon y mama.
A nivel psicológico también juega un papel importantísimo. Cuando practicamos deporte
nuestro cuerpo segrega endorfinas, unas hormonas que incrementan considerablemente la
sensación de bienestar y disminuyen el estrés.