Vous êtes sur la page 1sur 2

Relación evaluación y aprendizaje

Evaluación Para el Aprendizaje debe ser parte de una planificación efectiva para enseñar y para
aprender. La planificación de un profesor o profesora debe proporcionar oportunidades tanto al
estudiante y a él mismo para obtener información acerca del progreso hacia las metas del
aprendizaje. La planificación debe incluir estrategias para asegurar que los estudiantes
comprenden las metas del aprendizaje y los criterios que se usarán para evaluar sus trabajos.
También se debe planear la manera cómo los alumnos y alumnas recibirán la retroalimentación,
cómo participarán en la autoevaluación de sus aprendizajes y cómo se les ayudará a progresar aún
más.

La evaluación para el aprendizaje debe tener el foco puesto en cómo aprenden los alumnos y
alumnas.

 Los propósitos de la evaluación

La evaluación no es fin, sino medio que cobra sentido en función del propósito de
contribuir a mejorar la educación. Derivados de ese objetivo general hay otros
particulares, todos los cuales deberán contribuir a la mejora. La explicitación de los
propósitos es importante si se tiene en cuenta un principio básico para el desarrollo de un
sistema de evaluación: que cada propósito implica un diseño, ya que ningún acercamiento
puede dar resultados válidos y confiables para cualquier fin. El uso inapropiado de
cualquier instrumento puede tener efectos negativos, contrarios al propósito básico de que
la evaluación favorezca la mejora de la educación.

El mejor maestro NO siempre es aquel que: Tiene más “papeles”, maestrías o doctorados.

El mejor maestro NO siempre es aquel que: Tiene mayor antigüedad en el sistema.

El mejor maestro NO siempre es aquel que: Les cae “bien” a los alumnos.

El mejor maestro NO siempre es aquel que: Gana más dinero.

El mejor maestro NO siempre es aquel que: Para enseñar utiliza las herramientas tecnológicas
más sofisticadas.

El mejor maestro NO siempre es aquel que: Para enseñar utiliza los recursos didácticos, teorías de
la educación, o corrientes filosóficas más modernas y/o complejas.

El mejor maestro NO siempre es aquel que: Acredita (o reprueba) a TODOS sus alumnos.
El mejor maestro NO siempre es aquel que: Se pasa todo el tiempo escuchando a sus alumnos,
compartiendo sus penas ¿y los temas a aprender qué?

El mejor maestro NO siempre es aquel que…

¿Entonces? NADA, la evaluación en el ámbito educativo es sumamente complicada, subjetiva se


dice y con razón. En un momento escolar se puede medir qué maestro o qué estudiante sabe
sumar dos más dos, pero obtener una completa certidumbre al evaluarlos es una utopía.