Vous êtes sur la page 1sur 3

Fluidos gasificados (Dos Fases: gases - líquido)

Las mezclas de las fases líquida y gaseosa es un medio para alcanzar la


densidad deseada del fluido de perforación, a partir de sólo gas o sólo
líquido. Estas mezclas de gas y líquido son regularmente llamadas “Fluidos de
Perforación Gasificados ó Aireados”, gasificados cuando se emplean gases
como el nitrógeno y aireados cuando se emplea el uso de aire, ambos tienen
grandes ventajas y beneficios, si se seleccionan de la manera correcta y eso
va a depender de la compatibilidad que tenga con la formación y los flujos
(como el agua, aceite y gas) que aporte en la zona productora.

Fluidos Gasificados (Dos fases: gases – Densidad (g/cm³)


líquido)

Niebla 0.012 - 0.036

Espumas 0.036 - 0.42

Líquidos aireados / gasificados 0.48 - 0.85

Tabla 2.2.2.1: Fluidos Gasificados / aireados utilizados en la P.B.B.

Niebla

Se define a la niebla como aquel fluido en dos fases donde la fase continua
se presenta como gas (nitrógeno) o aire y la fase discontinua como líquido
ó un fluido de perforación (en forma de gotas suspendidas en el gas). La
razón para emplear la niebla como fluido de perforación es que incrementa
la limpieza de recortes en el pozo y el levantamiento de ellos.

La perforación con niebla es una de las diferentes técnicas en que el


fluido es una mezcla de dos fases (líquido y gas/aire). Otros fluidos de
perforación que contienen fases líquidas y gaseosas incluyen a las espumas
y los lodos gasificados. La niebla se forma si la fracción de volumen de
líquido se encuentra en 1 o 2% abajo con respecto al gas (nitrógeno) ó aire
empleado, a las condiciones prevalecientes de presión y temperatura
Figura 2.2.2.1.1: Perforación con niebla. Densidad entre 0.012 y 0.036 𝑔𝑟/𝑐𝑚3

Espumas

La espuma es utilizada como fluido de circulación durante la perforación, la


terminación de pozos y para algunas operaciones de producción. La espuma
consiste en una fase gaseosa la cual generalmente es aire ó nitrógeno y
una fase continua líquida, que forma una estructura celular que rodea y
envuelve al aire. Las espumas tienen viscosidades extremadamente altas, en
algunos casos, su viscosidad es mayor que las del líquido y el gas. Al mismo
tiempo, su densidad es usualmente menor que la mitad de la densidad del
agua. Con esta combinación de alta viscosidad y baja densidad, la espuma
como fluido de perforación brinda un sin fin de beneficios en las operaciones
de perforación
Figura 2.2.2.2.1: Tipos de espumas de acuerdo a la forma en que se presentan

La selección de una espuma como fluido de perforación se determina,


cuando se espera un flujo de agua. Por otro lado, se ha establecido que un
eficiente transporte de recortes, se obtiene con bajas velocidades anulares (70
pies/min), requiriendo por lo tanto, bajo poder de compresión en comparación
con la perforación con aire o niebla.

Figura 2.2.2.2.2 Perforación con espuma. Densidad entre 0.036 y 0.42 𝑔𝑟/𝑐𝑚3 .

Centres d'intérêt liés