Vous êtes sur la page 1sur 2

OBJETIVOS

GENERALES
 Realizar de forma práctica el proceso de electroobtención a escala de laboratorio.
 Analizar y reconocer la instrumentación que se utiliza en la electroobtención.
 Determinación de la eficiencia de la operación.

ESPECÍFICOS
 Aplicar la ecuación de Faraday, rendimiento de corriente y la ecuación de intensidad de
corriente que se utilizan en la electroobtención.
 Comparar y analizar los resultados obtenidos en el laboratorio.

INTRODUCCIÓN

En este laboratorio desarrollaremos un trabajo experimental respecto a la


electroobtención de cobre a partir del traspaso de corriente por una disolución de sulfato de
cobre. Se entregarán los procedimientos y resultados obtenidos que posteriormente serán
analizados y comparados con el rendimiento de corriente y la ecuación de Faraday.

MARCO TEÓRICO
Proceso de electroobtención
La precipitación por reducción electrolítica, comúnmente conocida como electroobtención, es
uno de los procedimientos actuales más sencillos para recuperar en forma pura y selectiva,
metales que se encuentren en solución.
La electroobtención es parte esencial en el proceso de producción de cobre, ya que todo el
cobre de uso industrial a nivel mundial, requiere del grado de pureza establecido por los
estándares del cobre electrolítico.
La operación se basa en recuperar el metal desde una solución electrolíticala y depositarlo en
un cátodo, utilizando un proceso de electrólisis. La velocidad de deposición sobre el cátodo
depende de la intensidad de corriente.
La solución electrolítica o electrolito que contiene el cobre en forma de sulfato de cobre
(CuSO4) previamente purificado y concentrado en un circuito de extracción por solventes, es
llevado a las celdas de electroobtención que corresponde a estanques de concreto polímero
con recubrimiento interior anticorrosivo donde está la solución. Estas celdas tienen dispuestas
en su interior ánodos y cátodos. Para ello se hace circular a través de la solución electrolito,
una corriente eléctrica continua de baja intensidad entre el ánodo y el cátodo. De esta manera,
los iones del metal de interés (cationes) son atraídos por el cátodo (polo de carga negativa)
depositándose en él, y las impurezas quedan disueltas en el electrolito y también precipitan en
residuos o barros anódicos.

La celda de electrólisis queda definida por la corriente que circula y por la tensión global a las
barras intercelda de los electrodos denominada tensión de celda.
La finalidad de la electroobtención es producir cátodos de cobre de alta pureza (comercializables)
a partir de una solución cargada de Cu+2, siendo así un proceso de una gran importancia
económica, ya que permite recuperar metales como cobre, oro y plata a partir de recursos
lixiviables que de otra forma serían inviables.

En este proceso, se presentan dos reacciones, una catódica que es la encargada de producir
deposición del cobre y otra anódica, donde se produce electrólisis del agua con la consiguiente
generación de protones y oxígeno gaseoso:
 Reacción Catódica:

 Para que la reacción catódica pueda proceder se necesita que exista una Reacción
Anódica:

INSTRUMENTACIÓN

Materiales

 Balón de destilación
 Soporte Universal