Vous êtes sur la page 1sur 2

Profesor/a: Srta.

Magdalena
Materia: Filosofía Antigua

Alumno: Cristóbal Aguilar Pedrera


Primero Bachiller Teología

VIRTUD PRUDENCIA
(Aristóteles)

1
Profesor/a: Srta. Magdalena
Materia: Filosofía Antigua

Alumno: Cristóbal Aguilar Pedrera


Primero Bachiller Teología

RESUMEN

El rasgo que distingue al hombre prudente del que no lo es, es que es capaz de
discernir acertadamente sobre las cosas que son buenas y útiles para sí mismo,
dejando a una conceptos particulares, como la salud, y el vigor del cuerpo, sino las que
generalmente deben influir sobre él a su virtud y felicidad finales. Por tanto podemos
decir que el hombre prudente es el que sabe en cada momento decidir lo que le
conviene en cada momento. Nadie decide sobre las cosas sobre las que no pueden
cambiarse o sobre aquellas sobre las que no están a su alcance.

Decimos que no es ni ciencia ni arte, porque la prudencia se encarga de lo contingente


y porque su fin es ella misma. Por lo tanto la prudencia es una facultad, que descubre
lo verdadero distinga con el auxilio de la razón lo que es bueno o malo para el hombre,
porque el objeto de la producción es siempre diferente a la cosa producida y al revés
ya que el objeto de la acción es la acción misma. Lo que se persigue al final es el obrar
rectamente.

IDEAS PRINCIPALES

- El hombre tiene capacidad para elegir lo que le conviene y lo que es bueno para él. La
prudencia no es una ciencia ni tampoco un arte ya que su fin es ella misma.
- Es una virtud racional, verdadera acerca de lo que es bueno para el hombre.

TEMA: Definición de la prudencia a partir de las acciones prudentes de los hombres.

OPINIÓN CRÍTICA DEL TEXTO

Aristóteles nos muestra su idea de la virtud de la Prudencia. Viene a decirnos que el


hombre está preparado para con el uso de la razón, saber que le conviene o no, en
aras de vivir bien y feliz. Que esta virtud no es una ciencia, porque no busca la
demostración de nada, sino mas bien que el fin esta en ella misma, en el obrar bien
para conseguirla. Se resalta la virtud con respecto a las demás ciencias y hace un
análisis breve de las diferencias entre la Prudencia y la Ciencia. Me parece un texto
muy esclarecedor sobre la virtud tan importante de la prudencia, para así obrar bien y
no ser un necio. Desgraciadamente en el mundo de hoy esto brilla casi por su ausencia,
pues casi nadie mira sus acciones y como repercuten ellas en la sociedad.

Cristóbal Aguilar