Vous êtes sur la page 1sur 3

Sobre los orígenes de los sistemas electorales y los partidos políticos

Josep M. Colomer

EL SISTEMA ELECTORAL "ORIGINARIO"

Los elementos esenciales de este sistema electoral son los siguientes:

1. Distritos multinominales (M > 1);


2. Papeleta abierta (V< M); y
3. Regla de la mayoría relativa o absoluta.

Donde:
M: Magnitud del distrito o número de escaños a cubrir: y
V: Número de votos por votantes

1. Los Distritos Multinominales:

• Sistema electoral es una combinación de distritos multinominales con reglas de mayoría.


• Permite una representación muy pluralista (basada en candidatos individuales).
• Incluyen tanto las votaciones directas (como en las antiguas Comunas germanas y las asambleas
locales inglesas y norteamericanas), como las elecciones indirectas de delegados a varios niveles
(más tradicionales en España, Francia, Italia y América Latina en periodos remotos).

2. La Papeleta Abierta:

• Permite a los votantes elegir candidatos individuales, no una lista de partido.


• Compatible con votaciones a mano alzada (como en las comunas suizas o los condados ingleses
tradicionales) y con voto oral (como en la Virginia colonial por ejemplo).
• Requiere una votación separada de un candidato para cada escaño.
• Requerimiento de una segunda o ulteriores vueltas para cada escaño en un distrito multinominal.
• Puede funcionar también con voto secreto.
• La distribución de grupos de votantes en diferentes mesas en un mismo distrito multinominal, que
puede facilitar el voto secreto, es compatible con este tipo de sistema (como en la mayor parte de
las elecciones locales o estatales en un solo distrito en Estados Unidos).
• Permite que el votante vote por un número máximo de candidatos menor al de escaños (V< M), lo
cual es una forma limitada de voto aprobatorio (que ya se usaba, por ejemplo, en los burgos
ingleses y las comunas italianas).
• Una variante se refiere al número de candidatos por los que cada elector puede votar. Mientras
que en algunos casos tiene que votar por tantos candidatos como escaños a cubrir (V=M).
• Otras variantes pueden comportar una serie de elecciones sucesivas o escalonadas por un escaño
cada una o, como se ha mencionado, pueden requerir que los votantes por varios escaños elijan
un candidato para cada escaño, habitualmente entre el correspondiente subconjunto de candidatos
previamente asignado a cada escaño (como en ciertas elecciones locales y estatales en Estados
Unidos).
• Mientras que en las elecciones en distritos uninominales cada votante elige sólo un escaño, en las
variantes de elecciones en distritos multinominales aquí examinadas cada votante elige múltiples
escaños.
• No hay listas partidistas cerradas de candidatos, sino votos por candidatos individuales. Aun si los
partidos presentan listas, los votantes pueden elegir candidatos de diferentes partidos en
sucesivas elecciones uninominales de un modo parecido a como pueden hacerlo en una elección
multinominal sin listas de partido.

3. La Regla de la mayoría relativa o absoluta

• Variantes de ésta incluyen una segunda o tercera vueltas por mayoría relativa o entre los dos o
los tres candidatos más votados en la vuelta anterior (como en la Francia del Antiguo Régimen).

FORMACIÓN ENDÓGENA DE PARTIDOS

1
• El sistema electoral "originario puede producir una representación variada de la comunidad.
Pero, al mismo tiempo, crea incentivos para la coordinación de las candidaturas y del voto.
• La formación de una candidatura coordinada, habitualmente llamada "facción" o "partido",
puede aumentar las expectativas de ganar votos y escaños adicionales.
• Un "partido" se define aquí de un modo minimalista que no es sustancialmente diferente de los
sentidos tradicionales de "facción" en periodos primitivos de votaciones y elecciones.
• Formación endógena de partidos, concebidos inicialmente sólo como coaliciones electorales y
de voto duraderas, en las más antiguas elecciones y Asambleas que usaron el sistema electoral
"originario".
• La emergencia de partidos puede producir sentimientos de insatisfacción y desencanto 'en
comparación con experiencias anteriores de votación con candidatos individuales, especialmente
en sociedades consensuales en las que la formación de candidaturas de partido puede introducir
una cierta polarización política.
• Gradualmente. los representantes electos se dedicaron a organizar a sus partidarios y a
presentar listas o equipos de candidatos.
• Las candidaturas y las etiquetas de "partido" pueden proporcionar a los votantes una
información muy barata sobre sus candidatos, la cual puede ser más difícil de obtener con
respecto a los candidatos sin etiqueta, especialmente en elecciones de masas y electorados
relativamente complejos. Esto puede inducir a los votantes a votar en bloque, en vez de ponderar
los candidatos por separado.
• La inducción partidista a votar en bloque estuvo también facilitada en algunos países y
periodos por la forma de la papeleta, que es, por supuesto, un aspecto institucional de las
elecciones. Los partidos empezaron a imprimir sus propias papeletas, en las que incluían sólo a
sus propios candidatos. El votante tenía que limitarse a depositar la papeleta en la urna, sin marcar
ningún candidato, para votar por toda la lista (the general ticket). "Una minoría pequeña, pero
disciplinada, enérgica y sin escrúpulos puede derrotar en general a la mayoría honorable y
patriota".
• La llamada "papeleta australiana" facilitó de nuevo el voto no-partidista por candidatos
individuales. La nueva papeleta. Que pasó a ser impresa y distribuida por la autoridad electoral,
incluía a los candidatos de todos los partidos, en vez de los de un solo partido.
• En elecciones multinominales, la papeleta australiana garantiza el voto secreto si va
acompañada por una cabina en la que el votante pueda marcar la papeleta. en privado; pero
también facilita la elección de candidatos individuales independientemente de su afiliación
partidista.
• La papeleta requiere que los votantes voten por cada uno de los candidatos preferidos: pero en
otros también es posible votar por todos los candidatos de un partido con una sola señal, lo cual
sigue favoreciendo el voto en bloque.

CONTRA LAS FACCIONES

• La emergencia de facciones y partidos en el seno de elecciones y Asambleas ampliamente


consensuales, como se ha analizado en las secciones anteriores, aumentó la polarización, produjo
una representación más sesgada y, en general, disminuyó la satisfacción de los votantes con los
resultados políticos.
• Inicialmente, las facciones tendieron a ser agrupaciones flexibles y fluctuantes de individuos que se
reunían para apoyar a un líder o una propuesta política. Pero fueron también vistas con sospecha
como destructoras de la unidad y el consenso previamente existentes. Los partidos fueron
concebidos como "un mal inevitable".
• Opiniones de Hume, Rousseau, Madison y Mirabeau:

1. Evaluaban positivamente los sistemas electorales tradicionales basados en distritos


multinominales - lo que aquí he llamado el sistema "originario"-, capaces de producir una
representación fiel de la comunidad, como un "mapa".
2. Se daban cuenta de que la formación de facciones o partidos electorales introducía una
representación más sesgada y parcial que las prácticas anteriores, basadas en votos individua-
les por candidatos individuales.
3. Acabaron reconociendo que en elecciones de masas en sociedades grandes, en las que la
homogeneidad de intereses y valores que prevalecía en comunidades pequeñas y simples en
periodos anteriores estaba decreciendo, la formación de facciones políticas era inevitable y
quizá incluso necesaria para hacer posible la representación política de una diversidad de
grupos.

2
4. Consideraron, por último, que, una vez que los partidos habían empezado a intervenir en el
proceso electoral, la existencia de múltiples partidos era mejor que la concentración de 'poder
en manos de un solo partido, en el sentido de 'que podía restablecer en cierta medida la
capacidad anterior de las elecciones de convertirse en un "mapa" de la sociedad mediante la
re-presentación de diferentes grupos. En otras palabras, si los partidos eran inevitables, el
multipartidismo era mejor que la dominación de un solo partido o la alternancia bipartidista.
• En la medida en que los partidos y el faccionalismo eran inevitables, el restablecimiento de
una representación electoral amplia requería la invención y la introducción de nuevas reglas
electorales diferentes del sistema tradicional, y ya obsoleto, basado en distritos multinominales y
reglas de mayoría.
• Virtualmente, todas las reglas y procedimientos electorales que fueron creados desde el
siglo xtx pueden ser entendidos como variaciones innovadoras del sistema "originario", que puede
ser llamado originario precisamente por ello.
• Las nuevas reglas pueden ser clasificadas en tres grupos, según si cambiaron la magnitud
del distrito, la papeleta o la regla:

1. El primer grupo de nuevas reglas electorales implicó un cambio en la magnitud del


distrito, desde distritos multinominales a uninominales, manteniendo por supuesto tanto el voto
a candidatos individuales como las reglas de mayoría. Este sistema, por lo tanto, tiende a
producir una representación más variada que los multinominales con listas cerradas de partido,
aunque menos que los distritos multinominales con voto abierto.
2. El segundo grupo de nuevas reglas electorales implicó formas nuevas de papeleta que
favorecieran el voto a candidatos individuales en vez de una lista de partido, y que mantuvieran
los otros dos elementos esenciales del sistema tradicional: distritos multinominales y reglas de
mayoría.
3. Por último, el tercer grupo de nuevas reglas electorales implicó la introducción de
fórmulas de representación proporcional (RP), que permiten mantener los distritos
multinominales y en ciertas variantes también la papeleta abierta o el voto a candidatos
individuales.

CONCLUSIÓN

• Los partidos políticos han sido presentados como derivados de Asambleas,


elecciones y sistemas electorales previamente existentes, más que a la inversa. Este artículo ha
documentado esta relación, pero sólo parece válida en términos generales para periodos remotos,
en los que se utilizaba un sistema electoral muy primitivo basado en distritos multinominales,
papeleta abierta y reglas de mayoría. Este sistema electoral creó fuertes incentivos para la
formación de candidaturas coordinadas y coaliciones de voto, habitualmente llamadas "facciones",
que constituyeron la forma más primitiva de los partidos políticos. Sin embargo, una vez que
emergieron las candidaturas partidistas, el voto partidista en bloque e incluso las papeletas de
partido, algunos líderes y activistas políticos y académicos con motivaciones políticas iniciaron la
búsqueda de sistemas electorales alternativos capaces 'de reducir las victorias apabullantes y
excluyentes de un solo partido. a partir de ese momento, fueron los partidos políticos previamente
existentes los que crearon, manipularon y promovieron la invención de nuevas reglas electorales,
incluidos la papeleta australiana, los distritos uninominales, los votos limitado y acumulativo y las
reglas de representación proporcional. Más que a la inversa, esta tendencia a favor de reglas
electorales más pluralistas supuso en cierto sentido un restablecimiento de la representación
variada de la comunidad, `"como un mapa", que había sido característica del conjunto de reglas
basado en distritos multinominales que he sugerido llamar sistema electoral "originario".