Vous êtes sur la page 1sur 101

Universidad de Costa Rica

Facultad de Ingeniería
Escuela de Ingeniería Eléctrica

IE – 0502 Proyecto Eléctrico

Elaboración de una guía práctica para la


evaluación de la calidad de energía dentro de
C.N.F.L. (Primera parte: Sistemas de
aterrizamiento en Edificios)

Por:

Irene Víquez Barrantes

Ciudad Universitaria Rodrigo Facio


Julio del 2007
Elaboración de una guía práctica para la
evaluación de la calidad de energía dentro de
C.N.F.L. (Primera parte: Sistemas de
aterrizamiento en Edificios)

Por:

Irene Víquez Barrantes

Sometido a la Escuela de Ingeniería Eléctrica


de la Facultad de Ingeniería
de la Universidad de Costa Rica
como requisito parcial para optar por el grado de:

BACHILLER EN INGENIERÍA ELÉCTRICA

Aprobado por el Tribunal:

_________________________________
Ing. Max Ruiz Arrieta
Profesor Guía

_________________________________ _________________________________
Ing. José Alberto Salazar Ramírez Ing. Alfonso Herrera Herrera
Profesor lector Lector

ii
DEDICATORIA

A mi familia por estar siempre a mi lado.

A mis amigos y compañeros por su apoyo, compañía y ayuda a través de estos años.

iii
RECONOCIMIENTOS

Agradezco al profesor guía Max Ruiz, por su constante apoyo y disponibilidad durante

la realización de este proyecto, a los lectores José Alberto Salazar y Alfonso Herrera por

brindar información de suma importancia y estar anuentes a consultas.

Agradezco también a los miembros del Departamento de Conservación de la Energía y

Eficiencia Energética del plantel Anonos de C.N.F.L, Leonardo Montealegre y Gonzalo

Mora que ayudaron durante el estudio de campo realizado en el plantel; así como al

personal del Departamento Administrativo de Redes Eléctricas por permitir realizar las

inspecciones en este edificio.

Además agradezco a mi familia y amigos por el apoyo brindado.

iv
ÍNDICE GENERAL

ÍNDICE DE FIGURAS...............................................................................vii
ÍNDICE DE TABLAS ...............................................................................viii
NOMENCLATURA ....................................................................................ix
RESUMEN. ………………………………………………………………..x
CAPÍTULO 1: Introducción ......................................................................... 1
1.1 Justificación............................................................................................................. 1
1.2 Objetivos.................................................................................................................. 5
1.2.1 Objetivo general .......................................................................................... 5
1.2.2 Objetivos específicos................................................................................... 5
1.3 Metodología............................................................................................................. 6
CAPÍTULO 2: Calidad de energía en redes eléctricas ................................. 8
2.1 Importancia de la calidad de energía ....................................................................... 8
2.2 Factores que afectan la calidad de energía en sistemas de potencia........................ 9
2.3 Eventos electromagnéticos que producen problemas de calidad de energía ......... 10
2.3.1 Transitorios................................................................................................ 11
2.3.2 Variaciones de tensión de larga duración .................................................. 13
2.3.3 Variaciones de tensión de corta duración .................................................. 13
2.3.4 Fluctuaciones en la tensión........................................................................ 16
CAPÍTULO 3: Sistemas de Aterrizamiento................................................ 18
3.1 Importancia de los sistemas de puesta a tierra....................................................... 19
3.2 Problemas típicos relacionados con los sistemas de puesta a tierra ...................... 20
3.2.1 Problemas con conductores y conectores .................................................. 20
3.2.2 Ausencia de puesta a tierra de protección ................................................. 21
3.2.3 Múltiples conexiones de tierra a neutro..................................................... 21
3.2.4 Varillas adicionales a tierra ....................................................................... 21
3.2.5 Lazos de tierra ........................................................................................... 22
3.2.6 Dimensionamiento del neutro.................................................................... 22
3.3 Soluciones a problemas en sistemas de puesta a tierra.......................................... 23
3.3.1 Resistencia del electrodo a tierra............................................................... 23
3.3.2 Conexiones adecuadas en la acometida del sistema.................................. 23
3.3.3 Conexiones correctas en el tablero principal............................................. 24
3.3.4 Instalación de una tierra aislada................................................................. 24
3.3.5 Derivaciones aisladas del sistema de potencia .......................................... 24
3.3.6 Referencia de señales................................................................................. 25
3.3.7 Otras recomendaciones.............................................................................. 26
3.4 Técnicas de diseño de sistemas de puesta a tierra ................................................. 26
3.4.1 Resistividad del suelo ................................................................................ 26
3.4.2 Método de Wenner .................................................................................. 27
3.4.3 Medición de la resistencia de aterrizamiento ............................................ 31
3.4.4 Cálculo de la resistencia de la malla de aterrizamiento en sistemas de dos
capas
……………………………………………………………………………............32
3.4.5 Valores máximos permisibles en el diseño de sistemas de aterrizamiento 34

v
CAPÍTULO 4: Caso de Estudio: Calidad de energía y Sistemas de Puesta a
Tierra en el Plantel Anonos de la Compañía Nacional de Fuerza y Luz .... 37
4.1 Regulación vigente para problemas asociados a la calidad de energía ................ 37
4.1.1 Regulación vigente internacional .............................................................. 37
4.1.2 Regulación vigente nacional...................................................................... 38
4.2 Regulación vigente para sistemas de aterrizamiento............................................ 38
4.2.1 Regulación vigente internacional .............................................................. 38
4.2.2 Regulación vigente nacional..................................................................... 39
4.3 Plantel Anonos de la Compañía Nacional de Fuerza y Luz .................................. 40
4.3.1 Aspectos generales ................................................................................... 40
4.4 Estudio de campo en el plantel Anonos de la C.N.F.L.......................................... 40
4.4.1 Descripción y evaluación de la instalación existente en el edificio de redes
del plantel Anonos de C.N.F.L. .............................................................................. 41
4.4.2 Mediciones de campo ................................................................................ 48
4.4.3 Propuesta de diseño del sistema de aterrizamiento ................................... 56
4.4.4 Comparación de la malla de aterrizamiento existente y la malla de
aterrizamiento propuesta......................................................................................... 61
4.4.5 Análisis de resultados ................................................................................ 65
CAPÍTULO 5: Guía práctica para el diseño de sistemas de aterrizamiento67
5.1 Introducción........................................................................................................... 67
5.2 Análisis constructivo y de cargabilidad................................................................. 67
5.3 Análisis del suelo................................................................................................... 68
5.4 Cálculo de la resistencia de la malla de aterrizamiento......................................... 75
5.5 Valores máximos permisibles................................................................................ 77
5.6 Recomendaciones al elegir la configuración de la malla de aterrizamiento.......... 80
5.7 Consideraciones para minimizar problemas de calidad de energía....................... 82
CAPÍTULO 6: Conclusiones ...................................................................... 86
6.1 Conclusiones.......................................................................................................... 86
6.2 Recomendaciones .................................................................................................. 87
BIBLIOGRAFIA......................................................................................... 89
APÉNDICES ............................................................................................... 91

vi
ÍNDICE DE FIGURAS

Figura 2.1 Transitorio impulsivo causado por una descarga atmosférica. [1]........ 11
Figura 2.2 Transitorio tipo oscilatorio de corriente causado por conmutación de
capacitores. [1]........................................................................................................ 12
Figura 2.3 Transitorio tipo oscilatorio de baja frecuencia causado por la
energización de un banco de capacitores, barra de tensión de 34.5kV. [1]........... 13
Figura 2.4 Caída de tensión temporal debido al arranque de un motor. [1] ........... 15
Figura 2.5 Pico de tensión instantáneo provocado por una falla de línea a tierra. [1]
................................................................................................................................ 16
Figura 2.6 Fluctuación en la tensión causada por arcos eléctricos debidos a
sobrecalentamientos. [1]......................................................................................... 17
Figura 3.1 Efecto de la malla de referencia a señales en la impedancia a tierra. [1]
................................................................................................................................ 25
Figura 3.2 Arreglo de electrodos para el Método de Wenner. [20]........................ 27
Figura 3.3 Carta Maestra. [21] ............................................................................... 30
Figura 3.4 Arreglo de electrodos para el método de caída de potencial. [20] ........ 31
Figura 3.5 Curva de resistencia del electrodo a tierra. [20].................................... 32
Figura 4.1 Medidor digital de la resistencia de la tierra (Digital Ground Resistance
Tester 4500)............................................................................................................ 49
Figura 4.2 Curva de resistividad de Wenner, Plantel Anonos C.N.F.L. Utilizando
Matlab..................................................................................................................... 51
Figura 4.3 Curva de resistividad y Carta Maestra, análisis para la primera capa,
Método de Wenner ................................................................................................. 52
Figura 4.4 Curva de resistividad y Carta Maestra, análisis para la segunda capa,
Método de Wenner ................................................................................................. 54
Figura 4.5 Esquema de capas, resistividades y profundidades obtenidas .............. 56
Figura 4.6 Malla de aterrizamiento propuesta ........................................................ 57
Figura 5.1 Medidor digital de la resistencia del suelo............................................ 69
Figura 5.2 Colocación de los electrodos, método de Wenner. [20]........................ 70
Figura 5.3 Curva de resistividad aparente y Carta Maestra.................................... 72
Figura 5.4 Superposición de la carta maestra y el grafico de campo, primera capa.
................................................................................................................................ 73
Figura 5.5 Superposición de la carta maestra y el grafico de campo, segunda capa.
................................................................................................................................ 74

vii
ÍNDICE DE TABLAS

Tabla 2.1 Categorías y características de fenómenos electromagnéticos en sistemas


de potencia. [1] ....................................................................................................... 10
Tabla 3.1 Valores medios de la resistividad del suelo [7] ...................................... 27
Tabla 4.1 Puesta a tierra del Transformador........................................................... 41
Tabla 4.2 Lista de materiales instalados en el edificio de redes............................. 42
Tabla 4.3 Características eléctricas presentes en el edificio de redes .................... 42
Tabla 4.4 Cargas conectadas a la red eléctrica, planta alta del Edificio de redes... 43
Tabla 4.5 Distribución de tableros en la planta alta del edifico de redes ............... 43
Tabla 4.6 Cargas conectadas a la red eléctrica, planta baja del Edificio de redes.. 43
Tabla 4.7 Distribución de tableros en la planta baja del edifico de redes .............. 44
Tabla 4.8 Resistividad del terreno plantel Anonos de CNFL................................. 50
Tabla 4.9 Parámetros de la malla propuesta. .......................................................... 58
Tabla 4.10 Resultados obtenidos para el cálculo de la resistencia de la malla de
aterrizamiento propuesta......................................................................................... 59
Tabla 4.11 Parámetros de la malla existente. ......................................................... 62
Tabla 4.12 Resultados obtenidos para el cálculo de la resistencia de la malla de
aterrizamiento existente.......................................................................................... 62
Tabla 4.13 Resultados obtenidos para el cálculo de la tensión de la malla de
aterrizamiento existente.......................................................................................... 63
Tabla 4.14 Comparación de las mallas de aterrizamiento ...................................... 64
Tabla 5.1 Valores de resistencia a tierra para transformadores. [8] ....................... 68
Tabla 5.2 Valores de resistencia a tierra de equipos de baja tensión. [8]............... 68
Tabla 5.3 Porcentaje de reducción de la resistencia según la configuración [8] .... 75
Tabla 5.4 Resumen de ecuaciones para calcular la resistencia de la malla en
modelos de dos capas. ............................................................................................ 76
Tabla 5.5 Nomenclatura utilizada en las ecuaciones de cálculo de la resistencia de
la malla de aterrizamiento....................................................................................... 77
Tabla 5.6 Valores medios de la resistividad del suelo [7] ...................................... 78
Tabla 5.7 Resumen de ecuaciones para calcular la tensión de malla. .................... 79
Tabla 5.8 Nomenclatura utilizada en las ecuaciones de cálculo de la tensión de
malla. ...................................................................................................................... 80
Tabla 5.9 Fenómeno electromagnético y dispositivo a utilizar para minimizar su
efecto ...................................................................................................................... 84

viii
NOMENCLATURA

AC (CA): Corriente Alterna.

ANSI: American National Standard Institute (Instituto Nacional de Estándares

Americanos)

A.R.E.S.E.P: Autoridad Reguladora de Servicios Públicos.

AWG: American Wire Gauge (Calibración Americana de Cables)

CC (DC): Corriente Continua

C.N.F.L: Compañía Nacional de Fuerza y Luz, S.A

IEEE: The Institute of Electrical and Electronics Engineers (Instituto de

Ingenieros Eléctricos y Electrónicos)

NEC: National Electric Code (Código Eléctrico Nacional de Estados Unidos)

PU: Por Unidad.

PVC: Policloruro de vinilo (material de las tuberías eléctricas)

RMS: Raíz Media Cuadrática.

T-8: Lámparas fluorescentes con balastos electrónicos.

UL: Underwriters Laboratories (Laboratorios de Evaluación)

UPS: Uninterruptible Power Supplies (Fuentes de potencia ininterrumpida)

XLPE: Polietileno reticulado (aislamiento de cables subterráneos)

ix
RESUMEN

Este proyecto tiene como objetivo analizar la malla de aterrizamiento existente en el

edificio Administrativo del Departamento de Redes Eléctricas ubicado en el plantel

Anonos de la C.N.F.L. y proponer un rediseño de la misma considerando conceptos

ligados con la calidad de energía, con el fin de desarrollar una guía práctica para el

diseño de mallas de aterrizamiento robustas, capaces de minimizar los problemas de

calidad de energía que puedan presentarse en sistemas eléctricos.

En el capítulo 4 se desarrolla el estudio de campo en el cual se realizaron las mediciones

respectivas para analizar el terreno y su resistividad, a partir de esto se llevaron a cabo

los cálculos pertinentes de resistencia de la malla y valores máximos permisibles de

tensiones, tanto en la malla existente como en la propuesta, además se llevó a cabo una

inspección del sistema existente, seguido por una serie de recomendaciones para

mejorarlo desde el punto de vista de la calidad de energía.

El capítulo 5 presenta la guía práctica, que tiene como base las recomendaciones

presentes en las normas nacionales e internacionales de la IEEE, el NEC, y el estudio de

campo realizado en el plantel Anonos de la C.N.F.L. La implementación de esta guía

pretende dar un enfoque práctico para escoger la configuración de la malla de

aterrizamiento, así como recomendaciones y consideraciones para minimizar los

posibles problemas de calidad de energía.

En el capítulo 6 se indican las principales conclusiones entre las cuales es importante

mencionar que al realizar el proceso de investigación bibliográfico y el estudio de

normas, es evidente la falta de información nacional en cuanto a la calidad de energía

desde el punto de vista de su efecto en los usuarios y la prevención de los problemas

que trae consigo, así como la escasez de apoyo al diseñar un sistema de aterrizamiento.

x
CAPÍTULO 1: Introducción

1.1 Justificación

La calidad de energía se define como cualquier problema de potencia que se manifieste

como una variación en la tensión, corriente o frecuencia y cuyo resultado sean fallas o

una mala operación de los equipos del usuario. [1]

En la última década se han introducido en gran escala equipos electrónicos a los

sistemas eléctricos. Debido a que estos equipos son susceptibles a pequeñas

fluctuaciones en los parámetros de tensión, corriente y frecuencia, es de suma

importancia el estudio de la calidad de energía, el cual se ha convertido en un factor

indispensable para garantizar el buen funcionamiento de equipos y mantener una alta

confiabilidad de los sistemas de potencia.

Cabe mencionar que para minimizar los problemas de calidad de la energía se busca que

la potencia entregada sea constante, se mantenga dentro de los ámbitos de voltaje y

frecuencia y posea una forma de onda senoidal libre de contenido armónico. Por lo tanto

las variaciones en la tensión, las distorsiones armónicas y los malos sistemas de

aterrizamiento suelen ser los principales responsables de causar problemas de calidad de

energía. Ante esta situación y ante la falta de procedimientos de diseño de sistemas de

aterrizamiento en el país, surge la idea de elaborar este trabajo y abrir así el camino para

futuros estudios sobre el tema.

Seguidamente se muestran una serie de ejemplos prácticos con la intención de dar a

conocer la importancia de una adecuada puesta a tierra en la calidad de energía y por lo

tanto en el buen funcionamiento de equipos.

1
1. Razones del mal funcionamiento de un seleccionador de semillas en el sureste de

Alabama. [12]

Este seleccionador de semillas no era capaz de operar por un periodo de tiempo

continuo, que en ocasiones era de cinco minutos y en otras ocasiones de varias

horas, sin apagarse debido a un error de comunicaciones. Para recuperar la

operación apropiada era necesario reiniciar la máquina manualmente. El proceso

de reiniciación tardaba cerca de cinco minutos provocando pérdidas importantes

en el proceso de producción. La operación de la máquina mejoraba en los

periodos lluviosos, lo que indicaba que se debía a problemas de aterrizamiento.

Luego de realizar pruebas y consultar a ingenieros de la Compañía de Energía de

Alabama (Alabama Power Company´s EPQ Engineers) se concluyó que la falla

se debía a errores en el cableado y aterrizamiento del sistema eléctrico de esta

industria; los principales puntos a destacar son los siguientes:

• Al alimentar equipo electrónico, se debe incluir siempre un cable de

tierra con los conductores de fase.

• Varillas a tierra separadas no se deben implementar en un sistema

eléctrico a menos que estén conectadas adecuadamente al sistema de

puesta a tierra. El NEC indica que todos los electrodos a tierra que posea

el sistema eléctrico en cuestión deben unirse para formar un sistema de

puesta a tierra interconectado y una única referencia.

• Si el neutro y la tierra están conectados en el panel de alimentación, es

posible que se den referencias intermitentes no equipotenciales en los

distintos módulos del seleccionador de semillas, debido a las corrientes

circulantes por la conexión de tierra y neutro.

2
2. Motivos del daño de equipos en un servicio de grúas en Alabama.[12]

Se presentaron daños en equipos eléctricos y en el sistema telefónico. La

alimentación era un banco de transformadores de 12.47kV en estrella a 480V

en delta sin aterrizar. Para alimentar cargas monofásicas se utilizaba un

transformador seco de 480:120/240 V. Al realizar pruebas e investigaciones

se detectó que el problema se debía al sistema no aterrizado, debido a que

como se indica en el NEC, en el Libro Verde de la IEEE y en el Handbook

de Sistemas de Potencia Industriales, una de las razones por las que se deben

aterrizar los sistemas de corriente alterna es para limitar las variaciones del

tensión debido a descargas atmosféricas y transitorios en las líneas y para

estabilizar el voltaje a tierra durante operación normal. Además las fallas

debidas a arcos hacia tierra en sistemas no aterrizados pueden provocar sobre

tensiones severas, llegando a seis veces el valor nominal.

Por lo tanto es de suma importancia que los sistemas de corriente alterna

estén aterrizados para protección de personas y equipo, si se debe utilizar un

sistema no aterrizado, es recomendable que se le instale indicadores de falla

a tierra para que se localicen y despejen las fallas tan pronto como ocurran.

3. Causas del mal funcionamiento de computadoras personales en un

ayuntamiento en Alabama. [12]

Los errores de operación se daban únicamente en una computadora personal

por lo que el problema estaba en el circuito ramal al que estaba conectada

esta, luego de realizar investigaciones adicionales se descubrió que una

sección del conducto metálico en este circuito ramal había sido reemplazado

con un conducto plástico y que otra sección del circuito no poseía conducto,

esto significa que del todo no había aterrizamiento en el circuito. Por este

3
tipo de situaciones es necesaria la instalación de un cable de tierra separado

con los conductores de fase y no utilizar el conducto como tierra en sistemas

que alimenten controles basados en microprocesadores y demás equipos

electrónicos, debido a que este tipo de equipos necesitan una referencia de

señales confiable y es más efectiva la utilización de un cable de tierra.

Con estos ejemplos es claro que los sistemas de puesta a tierra poseen un rol de suma

importancia en cuanto a la calidad de energía entregada a los usuarios y mediante estos

sistemas se evitan daños y malas operaciones de los equipos, además de protección a los

usuarios.

En cuanto a calidad de energía el rol principal de los sistemas de aterrizamiento es

proporcionar una referencia confiable a todas las señales eléctricas del sistema y

garantizar el buen funcionamiento de los equipos presentes en el sistema.

4
1.2 Objetivos

1.2.1 Objetivo general

Realizar una investigación bibliográfica y un estudio de campo para elaborar una

propuesta de diseño del sistema de puesta a tierra del edificio de redes del plantel

Anonos de la C.N.F.L. considerando conceptos ligados a la calidad de energía.

1.2.2 Objetivos específicos

• Investigar sobre los conceptos de calidad de energía asociados al diseño de

sistemas de puesta a tierra.

• Indagar sobre las técnicas de diseño de sistemas de puesta a tierra.

• Revisar las normas y regulaciones existentes sobre el diseño de sistemas de

puesta a tierra.

• Revisar las normas y regulaciones existentes sobre calidad de energía.

• Realizar un estudio de campo dentro del plantel Anonos de la C.N.F.L haciendo

uso de los equipos de medición disponibles en la C.N.F.L.

• Elaborar la propuesta de diseño óptimo para el sistema de puesta a tierra del

plantel Anonos de la C.N.F.L.

• Desarrollar una guía práctica para el diseño de sistemas de puesta a tierra

tomando en cuenta los conceptos ligados a la calidad de energía.

5
1.3 Metodología

El desarrollo de este trabajo se lleva a cabo primeramente mediante investigación

bibliográfica, realizando una revisión de libros, artículos, tesis y otros proyectos

relacionados con el tema, con el objetivo de recopilar información e ideas útiles para el

desarrollo de este proyecto.

Además, mediante esta investigación bibliográfica se realiza una búsqueda de ejemplos

prácticos sobre el problema de la calidad de energía enfocado a los sistemas de

aterrizamiento, con sus respectivas soluciones y recomendaciones para crear un marco

conceptual que permita analizar de una mejor manera los problemas presentes en el

plantel de Anonos de la C.N.F.L.

Luego, se realiza un análisis y estudio detallado de las regulaciones y normas vigentes

para los temas de calidad de energía y sistemas puestos a tierra.

Como siguiente punto se programan visitas al plantel Anonos de la C.N.F.L, con las

cuales se pretende lo siguiente:

1. Conocer acerca de los problemas de calidad de energía ligados a los sistemas de

aterrizamiento presentes en el plantel.

2. Realizar un estudio del tipo de instrumentación disponible para llevar a cabo las

pruebas y mediciones necesarias para diseñar un sistema de puesta a tierra.

3. Determinar el método que mejor se adapte al caso del plantel de los Anonos para

el diseño óptimo de los sistemas de puesta a tierra en el edificio elegido;

justificando adecuadamente su elección.

4. Llevar a cabo las mediciones necesarias para el desarrollo del método antes

elegido.

5. Ejecutar un resumen y análisis según los resultados obtenidos para finalmente

proponer el diseño óptimo del sistema de aterrizamiento para el edificio elegido

6
por medio del cual se garantice confiabilidad del sistema eléctrico y

minimización de los problemas que conciernen la calidad de energía.

Finalmente, se elabora una guía práctica de diseño, la cual resume las principales

consideraciones para lograr sistemas de puesta a tierra robustos, que garanticen un buen

funcionamiento de los equipos sensibles de un usuario final.

7
CAPÍTULO 2: Calidad de energía en redes eléctricas

2.1 Importancia de la calidad de energía

El crecimiento en la fabricación y en la utilización de dispositivos electrónicos sensibles

en las industrias, así como el aumento de cargas no lineales en las mismas, ha traído

consigo una serie de nuevos retos tanto para las empresas proveedoras de servicios

eléctricos como para los consumidores finales de la energía eléctrica.

Estos retos, entendidos como una gama de problemas que afectan el funcionamiento del

equipo eléctrico instalado en el cliente final de una empresa eléctrica, se resumen en un

solo término: la calidad de energía. Este tema se ha convertido en toda un área de

estudio dentro de la ingeniería eléctrica, debido a que la evaluación de los sistemas

eléctricos y su calidad de energía resulta importante tanto por factores técnicos como

económicos entre los cuales se pueden mencionar:

• Aumento en la vida útil de los equipos.

• Funcionamiento eficiente de los mismos.

• Menor riesgo de fallas, con esto se aumenta la confiabilidad de operación.

• Disminución de costos por mantenimiento.

• Reducción de costos de operación ante una menor compra de dispositivos de

protección y sistemas de respaldo.

• Menor inversión en pólizas de seguros ante un mejor desempeño de los equipos.

• Se reduce el riesgo de demandas y su consecuente costo.

• Se evitan pérdidas en las líneas de producción.

En general se puede afirmar que la calidad de energía garantiza al usuario final, sea este

residencial, comercial o industrial que los niveles de potencia, entiéndase tensión,

corriente y frecuencia, van a estar dentro de los valores adecuados para que los

8
dispositivos funcionen de la mejor manera posible, logrando cumplir sus labores de

manera satisfactoria.

2.2 Factores que afectan la calidad de energía en sistemas de potencia

Existen tres formas básicas en las que se puede presentar un problema de calidad de

energía en un sistema eléctrico:

• Desviaciones en la tensión.

• Desviaciones en la corriente.

• Desviaciones en la frecuencia.

Dichos fenómenos pueden ser ocasionados por mala operación de los equipos, mal

diseño del sistema de protecciones, exceso de cargas no lineales, errores en la maniobra

de las subestaciones, puesta en marcha de nuevos equipos, cableado inapropiado, malas

técnicas de diseño de sistemas de puesta a tierra, corrientes de corto circuito, descargas

atmosféricas, conmutación de bancos de capacitores, balastos electrónicos, efecto de los

variadores de frecuencia, funcionamiento de sistemas de potencia ininterrumpida (UPS),

convertidores CA-CC, entre otros.

Para entender mejor las causas de algunos de estos fenómenos en la siguiente sección se

describen algunos fenómenos electromagnéticos, que explican porque se producen los

problemas de calidad de energía a raíz de los factores antes mencionados.

9
2.3 Eventos electromagnéticos que producen problemas de calidad de

energía

En un sistema de potencia es muy común que se presenten eventos o fenómenos

electromagnéticos que se deben a una serie de factores, como los mencionados en la

sección anterior, y que se traducen en variaciones o fluctuaciones en la tensión,

corriente o frecuencia del sistema de potencia. Es debido a estas variaciones que los

usuarios detectan los mencionados problemas de calidad de energía responsables de

causar malos funcionamientos de equipos y en algunos casos interrupción de procesos.

En la tabla 2.1 se resumen los fenómenos electromagnéticos que se han estudiado

debido a su presencia en los sistemas de potencia y algunas de sus características.

Tabla 2.1 Categorías y características de fenómenos electromagnéticos en sistemas

de potencia. [1]

Categorías Duración típica Magnitud típica de voltaje


Nanosegundo < 50 ns
Impulsivos Microsegundo 50 ns - 1 ms
TRANSITORIOS Milisegundo > 1 ms
Baja frecuencia 0,3 - 50 ms 0 - 4 pu
Oscilatorios Media frecuencia 20 µs 0 - 8 pu
Alta frecuencia 5 µs 0 - 4 pu
Interrupciones 0,5 - 30 ciclos < 0,1 pu
Instantáneas Sag 0,5 - 30 ciclos 0,1 - 0,9 pu
Swell 0,5 - 30 ciclos 1,1 - 1,8 pu
VARIACIONES Interrupciones 30 ciclos - 3 s < 0,1 pu
DE CORTA Momentáneas Sag 30 ciclos - 3 s 0,1 - 0,9 pu
DURACIÓN Swell 30 ciclos - 3 s 1,1 - 1,4 pu
Interrupciones 3 s - 1 min < 0,1 pu
Temporales Sag 3 s - 1 min 0,1 - 0,9 pu
Swell 3 s - 1 min 1,1 - 1,2 pu
VARIACIONES Interrupciones, sostenidas > 1 min 0,0 pu
DE LARGA Bajas tensiones > 1 min 0,8 - 0,9 pu
DURACIÓN Sobre tensiones > 1 min 1,1 - 1,2 pu
DESBALANCE DE VOLTAJE Estado estable 0,5 - 2%
DC offset Estado estable 0 - 0,1%
DISTORCIÓN EN Armónicas Estado estable 0 - 20%
LA FORMA DE ONDA Interarmónicas Estado estable 0 - 2%
Notching Estado estable
Ruido Estado estable 0 - 1%
FLUCTUACIONES DE VOLTAJE intermitente 0,1 - 7%
0,2 - 2 Pst
VARIACIONES EN LA FRECUENCIA < 10 s

10
A continuación se profundiza en algunos de los fenómenos electromagnéticos antes

mencionados debido a que su efecto en la calidad de energía es de suma importancia en

el desarrollo de este trabajo.

2.3.1 Transitorios

El término transitorios se utiliza en el análisis de sistemas de potencia para referirse a un

evento indeseable y momentáneo en la naturaleza. Se puede definir como un cambio

súbito en el estado estable de la tensión, la corriente o una determinada carga, que se

manifiesta como una variación en la forma de onda, cuya duración es una fracción del

ciclo de la frecuencia natural.

Los transitorios pueden clasificarse en dos categorías: impulsivos y oscilatorios.

2.3.1.1 Transitorio tipo impulso

Es un cambio súbito en la condición de estado estable de la tensión, la corriente o

ambas, que es unipolar. Los transitorios impulsivos se caracterizan por sus tiempos de

elevación y caída, debido a que alcanzan altos valores de voltaje en periodos de tiempo

muy cortos, pero su caída es más lenta y suave. La causa más común de este tipo de

transitorios son las descargas atmosféricas. En la figura 2.1 se muestra un transitorio

tipo impulso provocado por una descarga atmosférica.

Figura 2.1 Transitorio impulsivo causado por una descarga atmosférica. [1]

11
Debido a las altas frecuencias involucradas, la forma de los transitorios impulsivos

puede cambiar rápidamente por los componentes del circuito y puede presentar

características significantemente diferentes al ser visto desde distintos puntos del

sistema de potencia. Estos transitorios pueden excitar la frecuencia natural de los

circuitos del sistema de potencia y provocar transitorios oscilatorios.

2.3.1.2 Transitorios tipo oscilatorios

Es un cambio súbito en la condición de estado estable de la tensión, la corriente o

ambas, que incluye las polaridades negativa y positiva. Consiste en voltajes o corrientes

cuyos valores instantáneos cambian rápidamente.

Los transitorios oscilatorios de altas frecuencias son aquellos cuya frecuencia primaria

es mayor a 500 kHz, su duración es de microsegundos y surgen como respuesta a

transitorios tipo impulso en el sistema local. Los transitorios de media frecuencia son

los que duran cerca de 20 microsegundos y cuya frecuencia primaria es de 5 a 500 KHz,

surgen de energización de capacitores, conmutaciones de cables o como respuesta del

sistema ante un transitorio impulsivo. En la figura 2.2 se muestra un transitorio debido a

la conmutación de capacitores.

Figura 2.2 Transitorio tipo oscilatorio de corriente causado por conmutación de

capacitores. [1]

12
Los transitorios tipo oscilatorios de bajas frecuencias presentan frecuencias primarias

menores a 5 kHz y duraciones de milisegundos, este tipo de fenómenos son comunes en

sistemas de subtransmisión y distribución y son causados por muchos tipos de eventos,

el más común es la energización de bancos de capacitores, como el caso mostrado en la

figura 2.3; también se asocian a energización de transformadores y ferroresonancia, este

último caso se muestra en la figura 2.4.

Figura 2.3 Transitorio tipo oscilatorio de baja frecuencia causado por la

energización de un banco de capacitores, barra de tensión de 34.5kV. [1]

2.3.2 Variaciones de tensión de larga duración

Son variaciones rms en la frecuencia del sistema cuya duración es mayor a 1 minuto.

Pueden ser sobre tensiones, bajas tensiones o interrupciones sostenidas, que por lo

general son causadas por variaciones en las cargas del sistema y operaciones de

conmutación en los sistemas.

2.3.3 Variaciones de tensión de corta duración

Son interrupciones cortas, se clasifican en instantáneas, momentáneas o temporales,

según su duración, son causadas por condiciones de falla, energización de cargas

13
grandes que requieren altas corrientes de inicio o a conexiones flojas en el cableado del

sistema. Dependiendo de la localización de la falla y las condiciones del sistema, se

pueden dar caídas de tensión de corta duración (sags), picos de tensión de corta

duración (swells) o pérdida total de voltaje.

Para minimizar o eliminar el efecto de este tipo de eventos, el sistema eléctrico debe

poseer un sistema de aterrizamiento robusto.

2.3.3.1 Interrupciones

Las interrupciones ocurren cuando el voltaje entregado o la corriente de la carga

desminuye a menos de 0.1 pu por un periodo de tiempo menor a 1 minuto. [1]

Pueden ser el resultado de fallas en los sistemas o equipos, y malfuncionamiento de

controles. La magnitud del voltaje durante una interrupción es un 10% del voltaje

nominal y su duración depende del tiempo de operación de los dispositivos de

protección utilizados en el sistema.

2.3.3.2 Caídas de tensión de corta duración (sags)

Un sag es una disminución entre 0.1 y 0.9 pu de la tensión o corriente rms a la

frecuencia fundamental que dura entre 0.5 ciclos y 1 minuto. [1]

Las caídas de corta duración de la tensión o sags se asocian con fallas en el sistema,

energización de cargas pesadas o arranque de motores grandes. El tiempo para limpiar

la falla depende de la magnitud de la corriente de falla y del tipo de protección de

sobrecorriente. Como se muestra en la tabla 1 la duración de estas caídas de tensión se

subdivide en tres categorías: instantáneas, momentáneas y temporales, se pretende que

estas duraciones sean correspondientes a los tiempos de operación típicos de los

dispositivos de protección y a las duraciones recomendadas por las normas y el NEC.

En la figura 2.4 se muestra un ejemplo de sag de voltaje debido al arranque de motores.

14
Figura 2.4 Caída de tensión temporal debido al arranque de un motor. [1]

2.3.3.3 Picos de tensión de corta duración (swells)

Un swell se define como un incremento entre 1.1 y 1.8 pu en la tensión o en la corriente

rms a la frecuencia fundamental y cuya duración es entre 0.5 ciclos y 1 minuto. [1]

No son tan comunes como los sags, pero al igual que estos se deben a condiciones de

falla en los sistemas, pueden suceder debido al aumento temporal en la tensión en una

de las fases no falladas durante una falla de línea a tierra, este caso se ilustra en la figura

2.5. También ocurren al abrir un interruptor para sacar una carga pesada o al energizar

bancos de capacitores grandes. Los swells se caracterizan por su magnitud y duración, la

severidad del pico de tensión durante la falla es función de la localización de la falla, de

la impedancia del sistema y del aterrizamiento del mismo.

15
Figura 2.5 Pico de tensión instantáneo provocado por una falla de línea a tierra. [1]

2.3.4 Fluctuaciones en la tensión

Las fluctuaciones en la tensión son una serie de cambios o variaciones aleatorias en la

tensión, cuya magnitud normalmente no excede los rangos especificados por la norma

ANSI C84.1 de 0.9 a 1.1 pu. [1]

Las cargas que exhiben variaciones rápidas y continuas en la magnitud de la corriente

de la carga, pueden provocar fluctuaciones rápidas en la tensión, conocidas como

flickers o “parpadeos” de la luz percibidas por el ojo humano. La señal de estos

“parpadeos” se define según su valor rms como un porcentaje de la señal fundamental y

son medidos con respecto a la sensibilidad del ojo humano. Las causas más comunes de

fluctuaciones en la tensión en sistemas de transmisión y distribución son los arcos

eléctricos debidos a sobrecalentamientos. En la figura 2.6 se muestra un ejemplo de este

tipo de fenómenos.

16
Figura 2.6 Fluctuación en la tensión causada por arcos eléctricos debidos a

sobrecalentamientos. [1]

17
CAPÍTULO 3: Sistemas de Aterrizamiento

Un sistema de aterrizamiento es el conjunto de cables, varillas y demás conductores

interconectados que proporcionan una referencia adecuada para todas las tensiones del

sistema y un retorno seguro y de baja impedancia para las corrientes de falla o de

desbalance. Los sistemas de aterrizamiento se ubican en un medio conductivo como lo

es el suelo.

Los principales requisitos con los que debe contar un sistema de puesta a tierra son los

siguientes:

• Protección de las personas expuestas a corrientes de falla que se puedan

presentar en la instalación.

• Adecuada operación de las protecciones del sistema.

• Referencia estable para las tensiones y trayecto seguro de retorno para las

corrientes de desbalance.

• Valor de resistencia adecuado según el tipo de instalación. Resistencia poco

variable debido a cambios ambientales.

• Vida útil de al menos 20 años.

• Alta conductividad y disipación de corriente.

• Minimización de ruidos eléctricos.

• Conformado por elementos no corrosivos.

• Costo económico debidamente proporcional a la protección del sistema.

• Fácil mantenimiento y medición.

• Cumplimiento de normas y especificaciones.

El NEC establece que un trayecto a tierra efectivo debe cumplir con los siguientes

puntos:

• Ser permanente y continuo.

18
• Ser capaz de conducir de manera segura cualquier corriente de falla que se

presente en el sistema.

• Presentar impedancia lo suficientemente baja para limitar el voltaje a tierra y

facilitar la operación de los dispositivos de protección en el circuito.

• Control de todo tipo de transitorios presentes en el sistema para minimizar

problemas de calidad de energía.

3.1 Importancia de los sistemas de puesta a tierra

Existen varias razones por las que es de suma importancia que un sistema eléctrico

cuente con un adecuado sistema de aterrizamiento, entre estas se encuentran la

protección de las personas y dispositivos, balance de los sistemas eléctricos y

proporcionar un punto al cual referir todas las corrientes y tensiones de dicho sistema.

La razón más importante por la que existen los sistemas de puesta a tierra es la

seguridad de las personas, por lo tanto se deben diseñar de manera que prevengan la

posibilidad de altas tensiones de toque en superficies metálicas ante fallas en equipos.

La tensión de toque es la diferencia de potencial entre una estructura metálica expuesta

y un punto a un metro en la superficie del suelo [7]. Tomando esto en consideración

toda carga eléctrica y superficie metálica debe estar conectada a tierra.

Otra razón de suma importancia por la que deben existir sistemas de puesta a tierra en

toda instalación eléctrica es para asegurar que los dispositivos de protección operen de

manera adecuada, una práctica de diseño para garantizar seguridad es proveer un

retorno al punto donde la fuente de alimentación está aterrizada. De esta forma se

garantiza que al ocurrir una falla en el aislamiento o cualquier otro tipo de falla que

provoque contacto entre una fase y alguna carcasa, exista un camino de baja impedancia

19
de retorno al neutro de la fuente de alimentación. Debido a la sobre corriente resultante

el interruptor o fusible actúa y desconecta el circuito fallado rápidamente.

En cuanto a calidad de energía es de suma importancia que los sistemas cuenten con un

sistema de puesta a tierra adecuado, esto principalmente para garantizar una referencia

equipotencial a todas las señales presentes, ya que diferencias de potencial entre

referencias de distintos circuitos provoca daños en aislamientos, corrientes circulantes

en cables de baja tensión, e interferencia con equipos sensibles. Actualmente la mayoría

de los procesos se controlan mediante dispositivos sumamente sensibles a variaciones

en la tensión, corriente y frecuencia del sistema, tales como los fenómenos mencionados

en la sección 2.3 y que presentan malfuncionamiento o fallas ante pequeñas

fluctuaciones en dichos parámetros, por esto garantizar una puesta a tierra adecuada y

con esto mejor calidad de energía en el sistema es vital para llevar a cabo de manera

efectiva los procesos.

3.2 Problemas típicos relacionados con los sistemas de puesta a tierra

Muchos de los problemas relacionados con calidad de energía en un sistema eléctrico se

deben a cableados y aterrizamientos inadecuados, algunos de estos problemas se pueden

detectar por simple observación, otros de estos requieren de mediciones voltajes,

corrientes o impedancias en los circuitos para ser determinados. A continuación se

resumen algunos de estos problemas y sus posibles causas.

3.2.1 Problemas con conductores y conectores

Los problemas con conductores o conectores se dan principalmente en la acometida del

sistema, en el tablero principal y en los subtableros principales, una mala conexión

como lo son las conexiones falladas, flojas o resistivas, se traduce en calentamiento,

posibilidad de arqueos y quemas de aislantes.

20
3.2.2 Ausencia de puesta a tierra de protección

Al ocurrir una falla en un equipo que no se encuentre aterrizado, es posible que se

provoque un potencial en las superficies del equipo sin que las protecciones actúen, lo

que hace peligroso el contacto con dichas superficies.

3.2.3 Múltiples conexiones de tierra a neutro

Según lo estipulado por el NEC la única conexión entre el neutro y la tierra debe ser en

la acometida del sistema, a menos que exista un sistema derivado y totalmente separado.

El neutro y la tierra deben mantenerse separados en todos los tableros del sistema, si no

se cumple con este requisito se provocan caminos paralelos para el retorno de las

corrientes, siendo uno de estos retornos el circuito de puesta a tierra, con esto se

provoca mala operación de protecciones ya que durante una falla la corriente fluye a

través de la tierra y el neutro, sin alcanzar el valor de disparo de las protecciones,

poniendo en riesgo la seguridad de las personas.

3.2.4 Varillas adicionales a tierra

Las varillas a tierra deben ser parte del sistema de aterrizamiento de la instalación y

deben estar conectadas donde todos los electrodos de tierra están unidos, múltiples

varillas a tierra pueden estar unidas en la acometida para reducir la resistencia total a

tierra. A los equipos electrónicos sensibles se les puede instalar una tierra aislada,

siempre y cuando esta no represente una nueva referencia para el equipo en cuestión.

Al existir varillas a tierra adicionales se presenta uno de los problemas de calidad de

energía más importantes, debido a que estas provocan trayectos adicionales al flujo de

corrientes debidas a descargas atmosféricas y desbalances. De esta manera, si las

varillas a tierra están conectadas a la acometida, cualquier corriente debida a descargas

atmosféricas y desbalances presentes en la instalación fluyen a tierra en dicho punto y el

potencial de toda la instalación aumenta en igual medida. Mientras que si existen

21
varillas adicionales, las corrientes debidas a descargas atmosféricas fluyen a través del

cableado del sistema hasta las varillas adicionales a tierra, provocando posibles

transitorios de voltaje que afectan el funcionamiento de equipos y problemas de

sobrecarga que calientan los conductores.

3.2.5 Lazos de tierra

Los lazos o bucles de tierra son uno de los problemas de aterrizamiento más comunes y

dañinos en industrias y comercios que poseen equipos de procesamiento de información

y de comunicación.

Se presentan cuando los cables a tierra de dos dispositivos utilizan distintos trayectos y

un cable de comunicación entre dichos dispositivos proporciona otra conexión a tierra

entre ellos, se produce una leve diferencia de potencial entre los dos sistemas de

aterrizamiento que puede provocar corrientes circulantes en el lazo formado. Aún

magnitudes muy bajas de corriente circulante provocan serios problemas de armónicas.

Las soluciones son utilizar acoples ópticos en las líneas de comunicación para así

eliminar los lazos a tierra y lograr aislamiento adecuado para soportar los transitorios de

sobre voltaje, también es recomendable la instalación de pararrayos.

3.2.6 Dimensionamiento del neutro

Las cargas no lineales como los balastos provocan una gran cantidad de contenido de

tercera armónica en los sistemas de potencia y en estos casos es muy importante el

dimensionamiento del neutro del sistema de alimentación. Las corrientes de tercera

armónica en un sistema balanceado aparecen en la secuencia cero del circuito, esto

quiere decir que las corrientes de tercera armónica de cada fase se van a sumar en el

neutro, en vez de cancelarse como sucede en el caso de corrientes a 60 Hz. Por lo

general en presencia de cargas no lineales el neutro debe dimensionarse en el ámbito de

140% a 170% de la magnitud de la corriente a la frecuencia fundamental de cada fase.

22
3.3 Soluciones a problemas en sistemas de puesta a tierra

A continuación se resumen las principales prácticas mediante las cuales es posible

reducir o solucionar los problemas típicos en sistemas de puesta a tierra.

3.3.1 Resistencia del electrodo a tierra

Posee tres componentes:

1. Resistencia propia del electrodo, debido a la conexión física del cable de

tierra de la instalación y el electrodo de aterrizamiento.

2. Resistencia de contacto entre el electrodo y el suelo, se ha determinado

que se puede despreciar si el electrodo no posee pintura, grasa o algún

otro tipo de capa, y si la tierra es compacta y firme.

3. Resistencia debida a la resistividad del terreno en las vecindades del

electrodo, esta depende del tipo de suelo y de la humedad del mismo.

Se busca que la puesta a tierra sea un camino de baja impedancia atractivo a las

corrientes de falla. La resistencia del electrodo a tierra es importante debido a su

influencia en los niveles de los transitorios electromagnéticos durante la acción de

interruptores y descargas atmosféricas. Lo que sucede es que las altas corrientes durante

las descargas atmosféricas provocan un voltaje a través de la resistencia elevando la

referencia de la instalación completa, la diferencia de voltaje entre la referencia y la

tierra real provoca potenciales de toque peligrosos en ciertos puntos de la instalación.

3.3.2 Conexiones adecuadas en la acometida del sistema

Los componentes más importantes de un sistema de puesta a tierra adecuado están

ubicados en la acometida del mismo. En todo el sistema se debe garantizar una tierra

segura que inicia en la acometida y recorre todo el sistema, esta debe mantener todos los

conductores con los que se pueda estar en contacto a igual potencial, proporcionar un

trayecto de retorno de corrientes de falla al punto donde el neutro de la fuente de

23
alimentación está aterrizado. A continuación se resumen los principales puntos de

conexión en la acometida:

• Conexión del punto neutro del sistema de alimentación y el cable de

aterrizamiento.

• Único lugar del sistema donde se conecta el electrodo de tierra y el cable de

tierra través de un conector.

• Punto de conexión de todos los electrodos a tierra presentes en el sistema.

3.3.3 Conexiones correctas en el tablero principal

El tablero principal es el punto en el sistema donde los circuitos ramales son suplidos

por los circuitos alimentadores provenientes de la acometida, por lo tanto en este se

conecta el neutro del circuito ramal con el neutro del circuito alimentador, pero no debe

existir conexión entre el neutro y tierra, según lo indicado en el NEC.

3.3.4 Instalación de una tierra aislada

En algunas ocasiones la calidad de energía suplida a cargas sensitivas puede mejorarse

instalando una tierra aislada a la carga, esto se realiza mediante toma corrientes de

tierras aisladas, solamente unido al cable de tierra del alimentador. Se requieren

cuidadosas prácticas de cableado para evitar conexiones accidentales entre la tierra

aislada y la tierra de seguridad del todo el sistema.

3.3.5 Derivaciones aisladas del sistema de potencia

Las derivaciones de sistemas separados poseen una referencia a tierra que es

independiente de los otros sistemas, el punto en el sistema donde se define la nueva

referencia a tierra es como otra acometida donde se unen el neutro del sistema con el

cable de tierra mediante un conector. Este tipo de derivación de sistemas separados es

utilizado para proporcionar una referencia a tierra local para cargas sensibles, dicha

referencia presenta una gran reducción en los niveles de contenido armónico si se utiliza

24
un transformador de aislamiento para suplir el sistema separado, además se reduce la

magnitud de las corrientes armónicas del sistema completo.

3.3.6 Referencia de señales

Los sistemas de aterrizamiento proporcionan una referencia para el intercambio de

señales entre los circuitos de comunicación o control en la instalación.

La característica principal de la tierra como referencia de señales es que debe poseer una

baja impedancia dentro de un gran ámbito de frecuencias, esto se logra utilizando un

calibre adecuado para el cable de tierra. Para reducir problemas de calidad de energía el

cable a tierra debe ser al menos del mismo tamaño de los conductores de fase y el

neutro. Conforme la frecuencia aumenta, la longitud de onda se reduce al grado de

provocar resonancia en longitudes cortas de cable; para proporcionarles a los equipos

sensibles una referencia a tierra que sea efectiva dentro de un ámbito de frecuencias de

0 a 30 MHz, se utiliza una malla de forma rectangular de varillas de cobre de referencia

a señales [1]. De esta manera aún cuando una porción se encuentre en resonancia

siempre habrá otras que no están en resonancia debido a los múltiples caminos

disponibles para el flujo de corrientes. En la siguiente figura se muestra el efecto de la

malla de referencia en la impedancia a tierra.

Figura 3.1 Efecto de la malla de referencia a señales en la impedancia a tierra. [1]

25
3.3.7 Otras recomendaciones

• Utilizar circuitos ramales independientes para alimentar equipos sensibles, estos

proporcionan buen aislamiento para transitorios de altas frecuencias y ruido.

• Los conductos no deben ser nunca el aterrizamiento de equipos sensibles, debido

a que las corrientes circulantes por estos ductos pueden causar interferencia a

señales electrónicas y de comunicación. Además que es difícil garantizar la

continuidad eléctrica en los ductos.

• Los cables a tierra deben ser del mismo calibre que los conductores de corriente.

3.4 Técnicas de diseño de sistemas de puesta a tierra

3.4.1 Resistividad del suelo

Al diseñar un sistema de puesta a tierra se debe determinar en primera instancia la

resistividad del suelo en el cual se ubicarán los componentes que conforman el sistema

de aterrizamiento en cuestión, debido a que las características del suelo que rodean de

forma inmediata el electrodo de aterrizamiento influyen fuertemente en las estructuras a

tierra. La resistividad se considera el parámetro más importante en el diseño y correcto

desempeño de los sistemas de aterrizamiento.

La resistividad es medida en Ohms por metro (Ω-m) y es equivalente a la resistencia

que ofrece al paso de corriente un cubo de terreno de 1m de arista.

Este parámetro varía de acuerdo con la composición química y conformación física del

suelo, por esto en la mayoría de los casos es necesario representarla mediante modelos

de dos o más capas, los métodos de dos capas son los más precisos.

En la tabla 1 se indican los tipos de terreno desde el punto de vista del aterrizamiento de

sistemas, por lo tanto dependen de la resistividad media del suelo.

26
Tabla 3.1 Valores medios de la resistividad del suelo [7]

Naturaleza del terreno Resistividad media (Ω-m) Tipo


Suelo orgánico, cultivable 50-200 Bajo
Arcilloso, semiárido 200-750 Medio
Pedregoso, arenoso, árido > 1000 Alto

3.4.2 Método de Wenner

El método de Wenner es el método más recomendado para la determinación de la

resistividad del terreno en el cual se desea ubicar los electrodos del sistema de

aterrizamiento, tal como se muestra en la figura 3.2. Este método consiste en ubicar

cuatro electrodos en el suelo de forma lineal y a igual separación unos de otros, esta

separación se debe variar de manera uniforme hasta cubrir todo el terreno a analizar, de

esta manera se toman una serie de mediciones, a través de un instrumento digital, con

las cuales se determina la cantidad y profundidad de capas presentes en el suelo en

cuestión.

Figura 3.2 Arreglo de electrodos para el Método de Wenner. [20]

La función de los dos electrodos de los extremos es inyección de corriente y la función

de los electrodos centrales es medición de la tensión en esos puntos, mediante estos dos

parámetros es posible determinar la resistencia aparente del suelo a través de la cual se

calcula la resistividad correspondiente.

27
La separación de los electrodos se relaciona con la profundidad de penetración de las

líneas de corriente, una distancia de separación típica para realizar la primera medición

es de 0.5m en línea recta, continuando la separación hasta cubrir el área disponible para

localizar el sistema de puesta a tierra. La profundidad de penetración de los electrodos

debe ser menor a un 10% de la distancia de separación entre electrodos adyacentes.

Al inyectar corriente a través de los electrodos exteriores y medir la tensión

correspondiente mediante los electrodos internos, se calcula la resistividad aparente, que

es el promedio de la resistividad del suelo hasta una profundidad proporcional a la

separación entre los electrodos y se expresa mediante la siguiente ecuación.

V
ρa = α (3.1)
I

Donde ρa es la resistividad aparente del suelo, V es el potencial superficial de la tierra, I

es la corriente inyectada por los electrodos exteriores y α es el factor de

proporcionalidad entre V e I, llamada factor geométrico, este factor se expresa mediante:

α = 2 ⋅π ⋅ a (3.2)

Donde a es la separación entre electrodos.

Sustituyendo (3.2) en (3.1) se obtiene una nueva expresión para la resistividad aparente

en función de la corriente inyectada, el potencial superficial obtenido y la separación

entre electrodos.

V
ρa = 2 ⋅π ⋅ a ⋅ (3.3)
I

Con la ecuación (3.3) se calculan las resistividades correspondientes a las distintas

mediciones tomadas al variar la separación entre electrodos. Si el valor de la resistividad

no varía mucho el suelo se considera uniforme en caso contrario es no uniforme y se

deben analizar las capas necesarias.

28
El siguiente paso según el método de Wenner es graficar en una hoja logarítmica los

datos de resistividad en función de la separación entre electrodos obtenidos, para

determinar la cantidad de capas y la profundidad de estas. Estas curvas de resistividad

cambian suavemente sin presentar cambios súbitos a menos que se atraviese una falla

vertical o una discontinuidad local.

Al analizar un suelo no uniforme es necesario tomar en cuenta dos o más capas, esto es

posible lograrlo mediante el cálculo del factor de reflexión.

ρ 2 − ρ1
K= (3.4)
ρ 2 + ρ1

Donde K es el factor de reflexión, ρ2 es el valor de la capa en cuestión y ρ1 es el valor de

la capa previa.

La relación entre la resistividad aparente, la resistividad de la primera capa, el factor de

reflexión y la relación entre la profundidad de la primera capa y la separación de

electrodos se describe mediante la siguiente ecuación.

ρa
= 1 + 4 ⋅ ∑ K n [(1 + 4 ⋅ n 2 ⋅ (h / a ) 2 ) −1 / 2 − (4 + 4 ⋅ n 2 ⋅ (h / a) 2 ) −1 / 2 ] (3.5)

ρ1 n =1

Se le llama carta maestra al conjunto de curvas obtenidas al graficar ρa/ρ1 en función de

h/a en coordenadas logarítmicas y haciendo variar el factor de reflexión desde K = -0.99

hasta K = 0.99. Mediante esta carta es posible analizar los datos de campo obtenidos,

haciendo coincidir la curva experimental con alguna de las curvas de la familia de la

carta maestra para así conocer el factor de reflexión correspondiente. En la figura 3.2 se

muestra la familia de curvas conocidas como carta maestra y utilizada para realizar

estudios de resistividad del suelo.

29
Figura 3.3 Carta Maestra. [21]

Para determinar el valor de ρ1 se considera que el valor de ρa/ρ1 = 1 en la carta maestra y

como ρa es un dato conocido se despeja ρ1. Para determinar la profundidad h de la capa

en cuestión se considera que el punto h/a = 1 en la carta maestra, de igual manera la

separación entre electrodos a es un valor conocido y al despejar se determina la

profundidad h.

Una vez conocidos ρ1 y K es posible determinar el valor de resistividad de la segunda

capa mediante la ecuación (4) y repetir el mismo procedimiento para la segunda capa.

El siguiente paso es desplazar la carta maestra sobre el gráfico para hacer coincidir el

siguiente tramo con una nueva curva y determinar el nuevo factor de reflexión y repetir

el procedimiento, esta vez tomando en cuenta que ya se tiene un valor previo de

resistividad que debe ser promediado con el nuevo valor al realizar los cálculos

respectivos.

Debido a que desde el punto de vista del diseño de un sistema de puesta a tierra lo que

se requiere es conocer las características superficiales del suelo, la utilización de un

30
modelo de dos capas es lo suficientemente preciso para garantizar que el sistema sea

confiable.

3.4.3 Medición de la resistencia de aterrizamiento

La medición de la resistencia de aterrizamiento es de suma importancia al determinar

que tan efectivo y confiable es el sistema de aterrizamiento, esta mediación se realiza en

sistemas existentes y mediante el método de caída de potencial. Este método consiste en

la inyección de corriente en un punto lejano al lugar donde se realiza la medición, para

obtener datos de caída de tensión en distintos puntos entre el electrodo de inyección de

corriente y el electrodo de medición, utilizando un instrumento digital. Se utiliza un

tercer electrodo que es el que se desplaza desde el punto de inyección de corriente hasta

el punto de medición y mediante el cual se miden las caídas de tensión entre este y la

referencia.

Figura 3.4 Arreglo de electrodos para el método de caída de potencial. [20]

A partir de estas mediciones se traza un gráfico de resistencia en función de la distancia

para determinar la resistencia de la instalación, el valor correcto corresponde a la parte

plana de la curva.

31
Figura 3.5 Curva de resistencia del electrodo a tierra. [20]

En resumen, el procedimiento a seguir al aplicar el método de caída de potencial es el

siguiente [7]:

1. Colocar el electrodo de inyección de corriente a una distancia varias veces

mayor que la diagonal mayor generada por el sistema de puesta a tierra.

2. Efectuar mediciones de resistencia desplazando el electrodo de potencial desde

puntos cercanos al punto de medida hasta el electrodo de inyección de corriente.

3. Registrar los valores de resistencia en función de la distancia en un gráfico.

4. La parte horizontal del gráfico representa la zona adecuada de medición de la

resistencia.

3.4.4 Cálculo de la resistencia de la malla de aterrizamiento en sistemas de

dos capas

Es posible calcular la resistencia en sistemas de dos capas para el caso en que los

electrodos de aterrizamiento penetran la capa inferior mediante la siguiente ecuación:


−1
⎛ 1 1 ⎞
Rt = ⎜⎜ + ⎟⎟ (3.6)
⎝ Ra Rb ⎠

32
Donde Ra es la resistencia dependiente de la capa inferior y Rb es la resistencia

dependiente de la capa superior y se calculan de la siguiente manera:

ρ2 F0
Ra = ⋅ g0 ⋅ (3.7)
(l + hb − h) N

ρ1 F0 ρ1
Rb = ⋅ g0 ⋅ + ⋅ φ0 (3.8)
(h − hb ) N h

Donde

1 ⎡ ⎛ 2⋅l ⎞ ln 2 ⎤
g0 = ⋅ ⎢ln⎜ ⎟ −1+ ⎥ (3.9)
2 ⋅π ⎣ ⎝ a ⎠ 1 + (4 ln 2 ⋅ hb ) / l ⎦

Con l longitud de la varilla y a radio de la varilla.

Además F es un factor multiplicativo para mallas de múltiples varilla y se calcula para

suelos homogéneos de la siguiente manera:

⎛ 1 ⎞ Rs
F = 1 + ⎜⎜ N − ⎟⎟ ⋅ (3.10)
⎝ N ⎠ Rl

Las múltiples reflexiones de los suelos de dos capas varía la longitud de cada electrodo,

de esta manera el factor F se puede aproximar para el caso de suelos de dos capas

mediante la siguiente suposición.

⎛ l ⎞
F0 = F ⎜ l ′ → ⎟ (3.11)
⎝ 1 − 0 .9 ⋅ K ⎠

La ecuación anterior indica que para considerar esta variación en la longitud de las

varillas producto de las distintas resistividades presentes en el suelo de dos capas, se

debe sustituir l de la manera indicada en la ecuación y sustituir el valor obtenido en la

siguiente ecuación:

1/ 3
l ′ ⎡⎛ 1 ⎞ ⎛ l ′ ⎞ ⎤
3 3

⋅ ⎢⎜ ⎟ + ⎜ ⎟ ⎥
Rs r ⎣⎢⎝ 2 ⎠ ⎝ l ′ + r / 2 ⎠ ⎦⎥
= (3.12)
Rl 2 ⋅π ⋅ g0

33
Esta ecuación representa la relación entre la resistencia de cada varilla y la resistencia

de un círculo de radio r que se considera como el área efectiva de la malla de

aterrizamiento.

El efecto de múltiples reflexiones de las capas en los N electrodos, cuando la

profundidad de la capa superior es menor que la profundidad de la varilla y la malla está

dado por:

1 ⎛ 1 ⎞
⋅ ⎜ ln ⎟
2 ⋅π ⎝ 1 − K ⎠
φ= (3.13)
2 2
⎛N ⎞ ⎛ l + hb ⎞
⎜⎜ − 1⎟⎟ ⋅ ⎜ ⎟ +1
⎝ F0 ⎠ ⎝ h ⎠

3.4.5 Valores máximos permisibles en el diseño de sistemas de

aterrizamiento

Al realizar el diseño de un sistema de aterrizamiento es de suma importancia considerar

ciertos parámetros para garantizar seguridad en la instalación y protección de personas y

equipos.

3.4.5.1 Tensión de paso

Cuando una persona camina o tiene las piernas separadas sobre la superficie del suelo

cercano al sistema de conexión a tierra y en ese momento se da una disipación de

corriente de falla en el sistema, la persona será sometida a una diferencia de potencial,

que producirá a su vez la circulación de corriente a través de sus piernas. [8]

Por esta razón es necesario determinar un valor máximo tolerable de tensión de paso

para protección de las personas ante falla en la instalación, este valor máximo

permisible se calcula mediante la siguiente ecuación:

V paso = (116 + 0.7 ρ s ) / t (3.14)

Donde ρs es la resistividad superficial y t es el tiempo de duración de la falla.

34
3.4.5.2 Tensión de toque

Es la tensión que se produce por una diferencia de potencial cuando una persona toca

una estructura que se encuentre a una tensión distinta a la del suelo sobre el que se

encuentra, esto provoca circulación de corriente a través del cuerpo. De igual manera

que para la tensión de paso, se debe establecer un valor máximo permisible mediante la

siguiente ecuación:

Vtoque = (116 + 0.174 ρ s ) / t (3.15)

Donde ρs es la resistividad superficial y t es el tiempo de duración de la falla.

3.4.5.3 Tensión de malla

Es el máximo valor de la tensión de contacto producto de la elevación de potencial en

toda la malla ante una condición de falla, se determina mediante la siguiente ecuación:

ρ ⋅ IG ⋅ Km ⋅ Ki
Vmalla = (3.16)
LT

En la cual los factores Km, Ki y Ks dependen de la geometría de la malla y se definen

mediante las siguientes ecuaciones:

1 ⎡ ⎛ D2 ( D + 2 + h) 2 h ⎞ K ii ⎛ 8 ⎞⎤
Km = ⎜
⋅ ⎢ln⎜ + − ⎟⎟ + ⋅ ln⎜⎜ ⎟⎟⎥ (3.17)
2 ⋅ π ⎣ ⎝ 16 ⋅ h ⋅ d 8⋅ D ⋅h 4 ⋅ d ⎠ Kk ⎝ π (2 ⋅ n − 1) ⎠⎦

Donde D es la distancia entre conductores, h es la profundidad de los conductores, d es

el diámetro del conductor, además:

1
K ii = (3.18)
( 2 ⋅ n) 2 / n

2 ⋅ LC
n= (3.19)
LP

LP es la longitud de conductor en el perímetro de la malla y LC es la longitud total de

conductor y varillas.

35
h
Kh = 1+ (3.20)
h0

Con h0 la profundidad a la que se encuentra la malla.

Además

K i = 0.644 + 0.148 ⋅ n (3.21)

Para determinar la tensión de malla es también necesario determinar la porción de

corriente de corto circuito que fluye por la malla, se calcula de la siguiente manera:

IG = I g ⋅ D f (3.22)

Donde Df es un factor de decremento cuyos valores dependen del tiempo de duración de

la falla y se determina mediante la tabla 10 de la norma IEEE 80-2000.

Ig = I f ⋅S f (3.23)

Donde If es la corriente de corto circuito y Sf es el factor divisor de corriente cuyo valor

depende la configuración de las líneas de alimentación del sistema y se determinan

mediante curvas y tablas presentes en la norma IEEE 80-2000.

Para garantizar los valores máximos permisibles, la tensión de malla debe satisfacer la

tensión máxima de toque:

Vmalla ≤ Vtoque (3.24)

En caso de no cumplirse se debe modificar la configuración de la malla de

aterrizamiento.

36
CAPÍTULO 4: Caso de Estudio: Calidad de energía y

Sistemas de Puesta a Tierra en el Plantel Anonos de la

Compañía Nacional de Fuerza y Luz

4.1 Regulación vigente para problemas asociados a la calidad de

energía

A continuación se presentan las normas existentes relacionadas con la calidad de la

energía en los sistemas eléctricos, tanto a nivel nacional como a nivel internacional. Es

importante destacar que las normativas presentes en el país son escasas y en su mayoría

son dirigidas a las empresas distribuidoras de electricidad y no a los diseñadores de los

sistemas eléctricos o usuarios directos de dichos sistemas.

4.1.1 Regulación vigente internacional

La norma de mayor interés a nivel internacional en el tema de calidad de energía es una

norma de la IEEE denominada: IEEE 1159-1995. Prácticas recomendadas en el

monitoreo de la calidad de energía eléctrica.

Esta norma explica las categorías de los principales efectos electromagnéticos presentes

en los sistemas de potencia y responsables de los problemas de calidad de energía, sus

características de duración y magnitudes típicas de tensión.

Además hace énfasis en el tema de monitoreo de la calidad de energía en los sistemas de

potencia.

37
4.1.2 Regulación vigente nacional

Norma Técnica de la A.R.E.S.E.P denominada:

“Calidad del Voltaje de Suministro” (AR – NTCVS)

La norma define la amplitud de la tensión de servicio en redes generales de distribución,

bajo condiciones normales de operación. Define conceptos como porcentaje máximo de

asimetría de las tensiones de fase, severidad del parpadeo, muestra las principales

características de las variaciones de voltaje de corta duración (transitorias), sus

magnitudes y duraciones típicas, así como los límites de magnitud y duración

permisibles. Además indica la información que deben contener los reportes de

evaluaciones de la calidad de tensión en un sistema determinado.

4.2 Regulación vigente para sistemas de aterrizamiento

4.2.1 Regulación vigente internacional

En cuanto a sistemas de aterrizamiento existen gran cantidad de normas y

recomendaciones a nivel internacional. A continuación se resumen algunas de las más

importantes en el desarrollo del presente trabajo.

Artículo 250 del National Electric Code (NEC) 2005.

En su artículo 250 el Código Eléctrico Nacional de los Estados Unidos y adoptado por

Costa Rica, cubre los requerimientos generales para aterrizamiento e interconexión de

instalaciones eléctricas, indica los sistemas que deben aterrizarse, localización de las

conexiones a tierra, tipo y calibre de los conductores y electrodos de aterrizamiento e

interconexión, métodos recomendados y condiciones especiales.

IEEE 1100-1992. Libro Esmeralda: Prácticas recomendadas en la alimentación y

aterrizamiento de equipos electrónicos sensibles.

38
Dicta todos los lineamientos a considerar al diseñar sistemas de aterrizamientos en

sistemas eléctricos que poseen equipos electrónicos sensibles. Recomienda equipo para

la supresión de fluctuaciones responsables de causar el malfuncionamiento o daño de

este tipo de equipos, especificando el tipo de problema de calidad de energía y los

dispositivos tecnológicos que minimizan o suprimen dichas condiciones. Además en

esta norma se definen los pasos a seguir en inspecciones de instalaciones y análisis de

los sistemas de potencia.

IEEE 142-1991. Prácticas recomendadas para aterrizamiento de industrias y

comercios.

En esta norma se especifican las consideraciones a seguir al realizar sistemas de

aterrizamiento industriales y comerciales, define lo relacionado a la conexión a tierra,

cálculos de la resistencia a tierra, análisis de resistividad en los terrenos, métodos y

técnicas de construcción, y recomendaciones específicas para el caso de aterrizamiento

de equipos electrónicos. También ciertas pautas del NEC relacionadas con el tema.

Además incluye los valores límites de resistencias a tierra dependiendo del sistema en

cuestión.

4.2.2 Regulación vigente nacional

La norma técnica de la A.R.E.S.E.P denominada:

“Instalación y Equipamiento de Acometidas Eléctricas” (AR-NTACO)

En esta norma se definen y describen los aspectos técnicos generales respecto a las

conexiones entre las redes de las empresas distribuidoras y las instalaciones eléctricas

de los usuarios siguiendo una serie de lineamientos.

Además define aspectos como el valor máximo de la resistencia a tierra,

recomendaciones en cuanto al tipo de varillas a utilizar, el tipo y conexión del

conductor.

39
4.3 Plantel Anonos de la Compañía Nacional de Fuerza y Luz

4.3.1 Aspectos generales


La Compañía Nacional de Fuerza y Luz nace el 8 de abril de 1941 como una empresa

generadora y distribuidora de energía. Desde su creación, la C.N.F.L está legalmente

constituida como una Sociedad Anónima, inscrita en el Registro de la Propiedad y con

vigencia garantizada hasta el año 2040.

Es la principal empresa distribuidora de electricidad en Costa Rica, posee un conjunto

de redes que cubren 903 Km2 del Área Metropolitana, donde se concentra la mayor

parte de la población, la vida institucional y las principales actividades comerciales y

productivas del país.

El sistema de distribución lo constituyen 32 subestaciones, con 5.553 Km de líneas en

operación y 1351MVA de capacidad instalada en transformadores de distribución,

logrando una cobertura del 99% de la zona servida.

Dentro de sus varios planteles ubicados alrededor del país, se tiene el plantel de

Anonos como uno de ellos, el cual se escoge para el trabajo debido a que en este se

encuentra el departamento de Eficiencia Energética y Conservación de la Energía, el

cual se encargó de suministrar ciertas facilidades para el desarrollo de este trabajo.

4.4 Estudio de campo en el plantel Anonos de la C.N.F.L

A continuación se realiza un estudio de campo en el plantel Anonos de la C.N.F.L.

Específicamente este estudio se basa en una inspección del edificio de redes eléctricas

de dicho plantel, a partir de la cual se busca determinar la situación actual del edificio y

mediante un análisis detallado, definir posibles recomendaciones para mejorar el diseño

de manera que se minimicen los problemas de calidad energética que se puedan

presentar.

40
4.4.1 Descripción y evaluación de la instalación existente en el edificio de

redes del plantel Anonos de C.N.F.L.

Se realiza un análisis del sistema de aterrizamiento existente en el edificio de redes

ubicado en el plantel de Anonos de la C.N.F.L. A continuación se especifican las

principales características de dicho edificio.

4.4.1.1 Datos técnicos de la instalación existente

• Red de media tensión:

Red subterránea aislada a 35 kV, para operar un sistema trifásico a 34.5 kV, con una

longitud de 25 metros. Utiliza cable de cobre con aislamiento XLPE, calibre 1/0 AWG

por tres fases y cable calibre 1/0 AWG como tierra en dos ductos de PVC.

Alimenta el transformador de 150kVA, 34.5KV – 120/208V, trifásico estrella

sólidamente aterrizada, 251 A en el primario, 404 A en el secundario, corriente de corto

circuito de 10.6 kA, impedancia de 4%.

• Sistemas de puesta a tierra:

Puesta a tierra del transformador:

Tabla 4.1 Puesta a tierra del Transformador

Registro Aplicación Valor


TP1 Transfromador sin energizar 4,73 Ω
TP1 Transfromador energizado 4,71 Ω

Puesta a tierra de la instalación:

Configuración triángulo equilátero con tres electrodos de cobre, 5/8 x 3 metros cada

uno, enlazados entre sí con cable 3/0 AWG, conectores de perno partido.

41
• Lista de materiales instalados:

Tabla 4.2 Lista de materiales instalados en el edificio de redes

Descripción Cantidad Marca


Cable de 35KV, 1/0 AWG 156 metros Condumex
Cable de 600V, 1/0 AWG 52 metros Phelps Dodge
Conector tipo codo Suministrados por CNFL Cooper Power
Pararrayos tipo codo Suministrados por CNFL Cooper Power
Pararrayos de distribución 5
Cortacircuitos 5 Maurizio
Terminaciones tipo interperie 3 Raychem

• Características de los tableros presentes en el edificio de redes:

En la siguiente tabla se especifica la información de los centros de carga presentes en el

sistema eléctrico del edificio de redes y sus respectivos parámetros.

Tabla 4.3 Características eléctricas presentes en el edificio de redes

Parámetro T-P T-A T-B TR-1 TR-2 T-UPS T-UPS1 T-UPS2


Corriente de
corto circuito (kA) 10 10 10 10 10 10 10 10
kVA demandados 38,5 13 11 1 1,6 5,2 2,1 3
Factor de demanda 100% 100% 100% 100% 100% 100% 100% 100%
Factor de potencia 100% 100% 100% 100% 100% 100% 100% 100%
Fases 3 # 2/0 3#6 3#8 1#8 1#8 1#8 1#8 1#8
Neutro 1 # 2/0 1#6 1#8 1#8 1#8 1#8 1#8 1#8
Tierra 1 # 2/0 1#6 1#8 1#8 1#8 1#8 1#8 1#8
Longitud 10m 3m 5m 4m 6m 8m 3m 6m
Tensión nominal 208V 208V 208V 208V 208V 208V 208V 208V
Tensión calculada 207,5V 207,7V 207,3V 207,8V 207,7V 207V 207,8V 207,6V
% Caída 0,30% 0,16% 0,35% 0,04% 0,11% 0,46% 0,07% 0,20%
kVA totales 38,5 13 11 1 1,6 5,2 2,1 3

• Cargas conectadas a la red eléctrica:

El edificio de redes es un edifico de dos plantas, a continuación se especifican las cargas

conectadas y el detalle del cuarto eléctrico de cada planta.

42
Planta alta:

Tabla 4.4 Cargas conectadas a la red eléctrica, planta alta del Edificio de redes

Carga Cantidad Características


Balastos de iluminación 16 1x4m, 3 tubos T8
Computadoras 8
Impresoras 3
Ploter 1

Cuarto eléctrico de la planta alta:

Tabla 4.5 Distribución de tableros en la planta alta del edifico de redes

Tablero Cargas Capacidad de la


barra de puesta tierra
Iluminación
Toma corrientes
T-B Seca manos 175 A
Supresor de transitorios
A/C*
TR-2 Toma corrientes 125 A
Supresor de transitorios
T-UPS2 UPS 100 A
Supresor de transitorios

Planta baja:

Tabla 4.6 Cargas conectadas a la red eléctrica, planta baja del Edificio de redes

Carga Cantidad Características


Balastos de iluminación 12 1x4m, 3 tubos T8
Computadoras 8
Impresoras 3

43
Cuarto eléctrico de la planta baja:

Tabla 4.7 Distribución de tableros en la planta baja del edifico de redes

Tablero Cargas Capacidad de la


barra de puesta tierra
T-A
T-B
T-R1
T-P TR-2
T-UPS
T-UPS1
T-UPS2
Bomba de agua*
Iluminación
Toma corrientes
T-A Seca manos 225A
Supresor de transitorios
A/C*
TR-1 Toma corrientes 125 A
Supresor de transitorios
T-UPS T-UPS1 125A
T-UPS2
T-UPS1 UPS 100 A
Supresor de transitorios
*Prevista

4.4.1.2 Observaciones y recomendaciones en cuanto a la inspección de la

instalación del edificio de redes del plantel Anonos de C.N.F.L

• Las dimensiones de los electrodos utilizados están indicados de manera

incorrecta en el plano eléctrico, el plano indica 5/8 metros, cuando lo correcto

es 5/8 pulgadas, esto es 0.015875m.

• Las cargas conectadas a este sistema eléctrico son en su gran mayoría cargas

electrónicas sensibles no lineales como lo son las computadoras y balastos de

iluminación presentes, por esta razón se deben aplicar las normas relacionadas a

diseño de sistemas de aterrizamiento de sistemas con cargas sensibles.

44
• La configuración utilizada (triángulo equilátero con tres electrodos de cobre) y

conectados al secundario del transformador, no es la configuración más

adecuada, debido a que según lo especificado en el NEC, al secundario del

transformador se debe conectar un electrodo, pero la malla de aterrizamiento del

sistema debe conectarse a la barra del tablero principal e interconectarse con el

electrodo del transformador.

• El principal punto a corregir en cuanto al diseño existente es que la malla de

aterrizamiento debe cubrir toda el área del edificio y no solamente 3 metros a la

redonda del transformador, esto con el objetivo de garantizar mayor robustez del

sistema de aterrizamiento y minimizar los posibles problemas de calidad de

energía en los equipos.

• Debido a que el tipo de cargas presentes son muy sensibles la norma recomienda

la instalación de una malla en forma rectangular con varias varillas, lográndose

así que la referencia de señales sea de baja impedancia dentro de un gran ámbito

de frecuencias y se minimicen los problemas de resonancia que pueden causar

malfuncionamientos en estos equipos electrónicos.

• El NEC indica que el calibre del cable a tierra debe ser al menos del mismo

calibre que los conductores a tierra en el circuito alimentador. En la sección

250.24(C)(2) se indica que cuando los conductores de fase de la acometida se

encuentran en dos o más ductos, el calibre del cable de tierra se dimensiona

basado en el calibre de los conductores de fase de la acometida y no debe ser

menor a 1/0 AWG. La situación descrita por esta sección, es la que se tiene en la

instalación existente donde el calibre del cable de puesta a tierra es igual al

calibre de los conductores de fase y es de 1/0AWG, por lo que se cumple lo

45
estipulado. Utilizando el calibre adecuado se logra que la referencia mantenga

baja impedancia aún a altas frecuencias.

• La norma IEEE 1100-1992 indica que un aterrizamiento adecuado de sistemas

de equipos sensibles se debe aterrizar sólidamente. El sistema existente cumple

con esta indicación, al encontrarse directamente aterrizado sin involucrar

impedancia.

• Debido a que el equipo electrónico sensible es muy susceptible a pequeñas

variaciones no percibidas por equipos de potencia, es recomendable según la

norma IEEE 142-1991 mantener el sistema de aterrizamiento de dichos equipos

aislado del sistema de aterrizamiento de equipos del sistema de potencia,

excepto donde se conectan en un único punto. Debido a que el edificio de redes

de la C.N.F.L posee solo cargas sensibles y no posee equipos de potencia, no es

necesario separar el sistema de aterrizamiento.

• No fue posible determinar si la estructura del edificio se encuentra aterrizada.

• En cuanto a los pararrayos, este edificio posee cinco pararrayos de distribución,

que no pudieron ser inspeccionados. Se recomienda que el tamaño de los

pararrayos sea ligeramente mayor al tamaño del transformador a proteger,

preferiblemente proyectándose 25cm sobre el objeto a proteger, si se sobre

dimensiona se convierte en una trayectoria de alta resistencia y los impulsos de

las descargas fluirán por el transformador. El pararrayo debe proporcionar la

trayectoria más corta a tierra y derivando el exceso de voltaje rápidamente, debe

ser del mismo calibre que la línea que alimenta el transformador y debe estar

debidamente aterrizado. Debe garantizarse un amplio contacto contacto con la

tierra para que las descargas se disipen sin causar daños.

46
• Durante la inspección de los tableros se detectaron situaciones acertadas, en

cuanto a cumplimiento con las normas relacionadas al tema, como lo son:

o Existencia de barra de tierras debidamente conectada en cada tablero.

o Existencia de barras de neutros debidamente conectadas en cada tablero.

o En todos los tableros que el cable de tierra es verde o verde con amarillo y de

calibre mayor o igual al de los conductores de fase.

o No existe conexión entre el cable de tierra y el neutro en los tableros

secundarios.

o Las carcasas de los tableros se encuentran debidamente conectadas a tierra, de

esta manera se garantiza que el sistema de puesta a tierra protege a las personas

que puedan encontrarse en contacto con algún equipo en el momento de falla.

o Existencia de protecciones de corto circuito en todos los tableros: disyuntores

Square D serie QB, certificados por UL.

o Existencia de supresores de picos, en tres tableros secundarios.

o No se observaron conexiones flojas.

• Algunas de las situaciones que se deben mejorar en la sección de tableros son las

siguientes:

o En el cuarto eléctrico de la planta alta están los equipos correspondientes a las

telecomunicaciones del edificio de redes. Esta práctica no es recomendable

debido a que el equipo de telecomunicaciones es sumamente sensible y puede

verse afectado por interferencias provenientes de los componentes de potencia.

o No existen UPS generales, solamente para cada computadora. Las UPS

proporcionan alimentación regulada de salida, sin importar la condición de la

alimentación de la fuente principal, incluyendo pérdidas totales de tensión.

Actúan de manera que los equipos sensibles no perciben fenómenos como

47
transitorios de tensión, sags, swells, interrupciones momentáneas, variaciones de

frecuencia entre otras. Es de suma importancia la existencia de UPS en edificios

de redes como el analizado.

4.4.2 Mediciones de campo

Con el objetivo de mejorar la metodología actual y ajustarla a los requerimientos de las

cargas presentes en el sistema, se rediseña el sistema de aterrizamiento del edificio de

redes, basado en lo estipulado por el NEC y las normas de la IEEE relacionadas con

aterrizamientos de equipos electrónicos sensibles (IEEE 142-1991, IEEE 1100-1992).

Además se incluye en el diseño consideraciones que minimicen los posibles problemas

de calidad de energía involucrados para garantizar el funcionamiento adecuado y

constante de los equipos del usuario final.

4.4.2.1 Estudio de resistividad

Al realizar un diseño de un sistema de aterrizamiento es de suma importancia conocer el

terreno y las características eléctricas del suelo en el cual se desean instalar los

electrodos de puesta a tierra. Para determinar que tan adecuado es el terreno se realiza

un estudio de resistividad a partir del cual se definen las capas presentes en el suelo con

sus respectivas profundidades y valores de resistividad. A continuación se describe el

análisis realizado para el caso del plantel Anonos de C.N.F.L, la instrumentación

utilizada y los resultados obtenidos.

4.4.2.1.1 Instrumentación

• Aspectos generales

Para realizar las mediciones de resistividad en el terreno donde se desea instalar el

sistema de aterrizamiento se utiliza un medidor de resistencia de tierra digital,

48
disponible en la compañía, este probador es de marca AEMC Instruments y se llama

Digital Ground Resistance Tester 4500.

Este medidor digital es fácil de utilizar y está diseñado para medir resistencias muy

bajas en sistemas de aterrizamiento extensos, aún bajo condiciones difíciles como en

presencia de altas corrientes parásitas o resistencia excesiva del electrodo auxiliar.

Es capaz de medir hasta 20kΩ, y realizar lecturas de resolución de 1 miliohm. Minimiza

la posibilidad de errores al realizar la lectura, ya que posee indicadores al operador en

condiciones de exceso de corrientes parásitas, al existir resistencia en el electrodo

auxiliar, o al existir discontinuidad entre los electrodos y los lagartos. Además indica si

existe una tensión mayor a 20V pico entre las terminales, al estar conectados los

lagartos.

El medidor puede utilizarse para realizar mediciones de resistividad del suelo con el

método de los cuatro puntos utilizando el rango más alto de 20KΩ.

En la siguiente figura se muestra el medidor utilizado: Digital Ground Resistance Tester

4500.

Figura 4.1 Medidor digital de la resistencia de la tierra (Digital Ground Resistance

Tester 4500)

49
• Operación

Para determinar la resistividad del suelo, el medidor digital permite realizar las

mediciones necesarias para desarrollar el método de Wenner.

Este método consiste en ubicar los cuatro electrodos auxiliares del medidor digital en el

suelo de forma lineal y a igual separación unos de otros, esta separación se debe variar

de manera uniforme hasta cubrir todo el terreno a analizar, de esta manera se toman una

serie de mediciones, con las cuales se determina la cantidad, resistividad y profundidad

de las capas presentes en el suelo en estudio. Se utilizan los electrodos de los extremos

(X y Z) para la inyección de corriente y los electrodos auxiliares internos (Xv y Y) para

medición de la tensión en esos puntos, de esta manera y mediante la ley de Ohm, el dato

que se despliega es de resistencia aparente del suelo.

En la figura 3.2 se muestra la ubicación de los electrodos auxiliares con sus respectivas

conexiones.

4.4.2.2 Aplicación del Método de Wenner.

Al realizar las mediciones de resistividad utilizando el medidor digital y mediante el

método de Wenner en el suelo del plantel de los Anonos, se obtuvieron los resultados de

resistencia media mostrados en la tabla y mediante la ecuación (3.3) se calculó la

resistividad aparente.

Tabla 4.8 Resistividad del terreno plantel Anonos de CNFL

Seperación de electrodos Resistencia media Resistividad aparente


a (m) R (Ω) ρ (Ω-m)
0,5 35,3 110,8982
1 8,86 55,6690
2 1,6 20,1062
3 0,84 15,8336
5 0,42 13,1947
8 0,22 11,0584
10 0,13 8,1681
15 0,1 9,4248
20 0,03 3,7699

50
Al graficar la resistencia aparente en función de la separación entre electrodos en escala

logarítmica, se obtiene la curva de Wenner, a partir de esta y la Carta Maestra se realiza

el análisis se resistividad, cantidad y profundidad de las capas presentes en el suelo en

cuestión. Para este caso se obtiene la siguiente curva.

3
Curva de resistividad de W enner, Plantel Anonos, C.N.F.L
10
Res istividad del suelo (Ohm -m)

2
10

1
10

0
10
-1 0 1 2
10 10 10 10
Separacion de electrodos (m)

Figura 4.2 Curva de resistividad de Wenner, Plantel Anonos C.N.F.L. Utilizando

Matlab

Mediante la utilización de un programa en Matlab [22] (ver Anexo 1) es posible obtener

la carta maestra y la curva de resistividad y al hacer coincidir el primer tramo de la

curva de resistividad con alguna de la familia de la carta maestra se obtiene que dichos

puntos coinciden en K = -0.7, tal como se muestra a continuación:

51
Figura 4.3 Curva de resistividad y Carta Maestra, análisis para la primera capa, Método de Wenner

52
• Cálculos correspondientes a la primera capa:

Del eje “y” se obtiene que ρa / ρ1 = 1 en la carta maestra. Por lo que ρa = 127 en la curva

de resistividad obtenida de las mediciones. Obteniéndose que la resistividad de la

primera capa es ρ1 = 127 Ω-m

Del eje “x” se obtiene que a/h = 1 en la carta maestra, por lo tanto h = 0.55 en la curva

de resistividad obtenida de las mediciones. Con esto de determina que la profundidad de

la primera capa es h = 0.55m.

Entonces para la primera capa se tiene:

Resistividad: ρ1 = 127 Ω-m

Profundidad: h = 0.55m

La curva de la carta maestra utilizada es con un factor de reflexión K = -0.7

A partir de la ecuación (3.4) se tiene que

ρ 2 − ρ1
K=
ρ 2 + ρ1

Sustituyendo valores se obtiene la resistividad de la segunda capa:

ρ 2 − 127
− 0.7 =
ρ 2 + 127

Obteniéndose ρ2 = 22.41 Ω-m.

Al repetir el procedimiento con el segundo tramo de la curva de resistividad, se obtiene

que la curva K = -0.5 de la Carta Maestra es la que mejor coincide con los datos

experimentales tal y como se muestra a continuación en las curvas obtenidas mediante

la implementación de un programa en Matlab.

53
Figura 4.4 Curva de resistividad y Carta Maestra, análisis para la segunda capa, Método de Wenner

54
• Cálculos correspondientes a la segunda capa:

Del eje “y” se obtiene que, ρa / ρ1 = 1 en la carta maestra, y por lo tanto ρa = 27 Ω en la

curva de resistividad obtenida de las mediciones.

Por lo que la resistividad de la segunda capa es el promedio entre valor obtenido a partir

del hacer coincidir la curva con la carta maestra y el valor calculado mediante la

ecuación (3.4):

27 + 22.41
ρ1 = = 24.7Ω ⋅ m
2

Del eje “x” se obtiene que a/h = 1 en la carta maestra, por lo tanto h = 2 en la curva de

resistividad obtenida de las mediciones. Determinándose así que la profundidad de la

segunda capa es h = 2m.

Entonces para la segunda capa se tiene:

Resistividad: ρ2 = 24.7 Ω-m

Profundidad: h = 2m

La curva de la carta maestra utilizada es con un factor de reflexión K = -0.5

A partir de la ecuación (3.4) se tiene que

ρ3 − ρ2
K=
ρ3 + ρ 2

Sustituyendo valores se obtiene la resistividad de la segunda capa:

ρ 3 − 24.7
− 0.5 =
ρ 3 + 24.7

Obteniéndose ρ3 = 8.233 Ω-m.

55
La profundidad de la tercera capa se considera infinita, por ser el método de Wenner un

método para analizar terrenos de dos capas.

Tercera capa:

Resistividad: ρ3 = 8.233 Ω-m

Profundidad: h = ∞

A continuación se muestra un esquema con la cantidad de capas y resistividades

correspondientes obtenido a partir del Método de Wenner.

Figura 4.5 Esquema de capas, resistividades y profundidades obtenidas

4.4.3 Propuesta de diseño del sistema de aterrizamiento

Para realizar los cálculos correspondientes a la resistencia del sistema de electrodos de

aterrizamiento se utilizan dos métodos: el método de aterrizamiento de sistemas de dos

capas y mediante el cálculo de tensiones de paso y toque, siguiendo la norma IEEE 80-

2000.

Según la norma de la ARESEP se debe utilizar varillas de al menos 2.44 m de largo y

19 mm de diámetro.

56
En la norma IEEE 142-1991 se especifica que para suelos de condiciones promedio se

permite el uso de varillas de 12.2m, las de 15.88mm pueden utilizarse en casi todos los

tipos de suelos y las de 19.05mm se utilizan en condiciones de mayor profundidad. En

condiciones ordinarias lo más típico es utilizar varillas de 3m de longitud para cumplir

con lo especificado en el código, 2.44m enterrados.

Cabe mencionar que según lo estipulado en las normas es recomendable que el valor de

resistencia a tierra sea menor a 5Ω en instalaciones con equipo electrónico sensible.

Basándose en las observaciones realizadas a la instalación existente y en las normas

correspondientes se recomienda que el sistema de aterrizamiento de un edifico de redes

sea una malla cuadrada formada por varias varillas de aterrizamiento y que estas se

encuentren al menos a 3 metros de separación entre ellas para evitar interferencias.

El área aproximada del edificio es de 100m2, por lo que se elige una configuración

cuadrada formada por tres varillas en cada lado a una separación de 5 metros entre

ellas. De esta manera el largo de la varilla es semejante a la separación entre ellas.

La malla propuesta es como se muestra en la siguiente figura:

Figura 4.6 Malla de aterrizamiento propuesta

57
Se calculan las tensiones de toque y paso mediante las ecuaciones (3.14) y (3.15),

considerando que para el tipo de terreno donde se encuentra el plantel la resistividad

superficial tomado de la tabla 3.1es de aproximadamente 750 Ω-m por ser un suelo

semiárido, y el tiempo de falla de 0.1s que es un valor alto debido a que la mayoría de

los dispositivos de protección contra fallas de corto circuito actúan en 1 ciclo

(0.01666s) o menos. Utilizando estos valores se obtiene:

Vpaso = 2027.02V

Vtoque = 779.5V

De esta manera es posible calcular la resistencia de la malla mediante las ecuaciones

(3.6) a (3.12) despreciando la capa superior por ser de una profundidad igual a la cual se

instala la malla, pero considerando la capa de profundidad de 2m y la de profundidad

infinita. Para la configuración de malla de aterrizamiento propuesta se tienen los

siguientes valores de los parámetros necesarios al realizar los cálculos.

Tabla 4.9 Parámetros de la malla propuesta.

Parámetro Valor
l 3m
a 0.00794 m
A 100 m2
L 60 m
d 0.01587 m
hb 0.5 m
h 2m
K -0.5
ρ1 24.7 Ω
ρ2 8.233 Ω
N 8
r 5.6419 m
l' 2.069 m

Sustituyendo estos valores en las ecuaciones respectivas se obtienen los resultados

mostrados en la tabla 4.10.

58
Tabla 4.10 Resultados obtenidos para el cálculo de la resistencia de la malla de

aterrizamiento propuesta.

Parámetro Valor
g0 0.9721
Rs/Rl 0.0913548
F 16.985
φ 65.691
Ra 1.1328 Ω
Rb 84.5269 Ω
Rt 1.117Ω

El valor de resistencia obtenido es semejante a 1Ω y es adecuado para un sistema de

aterrizamiento cuyas cargas son equipos electrónicos sensibles. Se deben calcular las

tensiones de mallas y la elevación de potencial máxima para determinar si cumple con

los valores máximos permisibles. A partir de la siguiente ecuación se calcula la máxima

elevación de potencial.

GPR = I G ⋅ R g (4.1)

Donde la corriente de malla máxima IG se calcula mediante la ecuación (3.22) y

sabiendo que Df es un factor de decremento que para tiempos de falla de 0.1 s es

aproximadamente 1.25, este factor se obtiene de la norma IEEE 80-2000.

IG = I g ⋅ D f

Además la corriente simétrica de falla Ig se calcula mediante la ecuación (3.23):

Ig = I f ⋅S f

Donde If es la corriente de corto circuito y Sf es un factor divisor de corriente que indica

la porción de corriente de corto circuito que fluye por la malla de aterrizamiento ante

condiciones de falla, este factor se puede aproximar mediante las curvas presentes en el

anexo C de la norma IEEE 80-2000, considerando 1 línea de transmisión y 2 líneas de

59
distribución como alimentación del circuito, se obtiene Sf = 35%. Además la corriente

de corto circuito es 10 kA en la acometida del sistema.

Al sustituir valores se obtiene:

Ig = 3500 A

IG = 3500*1.25 = 4375A

GPR = 4887 V

Debido a que el GPR es mucho mayor que la tensión de toque se debe calcular la

tensión de malla y esta debe ser menor a la tensión de toque para garantizar que el

diseño es adecuado.

Para determinar la tensión de paso se deben calcular los factores Km, Ki y Ks que

dependen de la geometría de la malla y se definen mediante las ecuaciones (3.17) a

(3.21) obteniéndose:

1
K ii = = 0.36986
( 2 ⋅ n) 2 / n

h
Kh = 1+ = 2.236, con h0 la profundidad de la malla 0.5m en este caso.
h0

2 ⋅ LC
n= , LC = 87m y LP = 40m
LP

n = 4.35

Sustituyendo valores se obtiene Km = 0.8663312

Ahora

K i = 0.644 + 0.148 ⋅ n = 1.2878

Finalmente la tensión de malla se calcula a partir de la ecuación (3.16):

ρ ⋅ IG ⋅ Km ⋅ Ki
Vmalla =
LT

60
Sustituyendo valores se obtiene:

Vmalla = 739.065 V

Se cumple que:

Vmalla < Vtoque

739.065 V ≤ 779.5 V

De esta manera se cumple con los valores máximos permisibles de protección a las

personas.

4.4.4 Comparación de la malla de aterrizamiento existente y la malla de

aterrizamiento propuesta

En la presente sección se pretende realizar una comparación entre la malla de

aterrizamiento existente en el edificio de redes y la malla de aterrizamiento propuesta

para mejorar la confiabilidad y robustez del sistema eléctrico, así como para minimizar

los problemas de calidad de energía que se podrían presentar en una instalación de este

tipo cuyas cargas son muy sensibles a fluctuaciones en las señales de alimentación y

provocan malfuncionamiento de los equipos.

4.4.4.1 Cálculo de la resistencia de tierra de la malla de aterrizamiento existente

La malla de puesta a tierra existente en el edificio de redes del plantel de Anonos de

C.N.F.L es en configuración de triángulo equilátero con 3m de separación entre varillas

y 3m de profundidad. De igual manera que para la malla propuesta se supone a una

profundidad de 0.5m, ya que este dato no está especificado en el plano, ni en la

información con la que se cuenta. Además se considera que el terreno es de las mismas

características que el analizado en la sección 4.4.2.2 cuya capa superior es de 24.7 Ω-m

61
y la capa inferior es de 8.233Ω-m. A continuación se indican los parámetros y sus

respectivos valores para esta configuración.

Tabla 4.11 Parámetros de la malla existente.

Parámetro Valor
l 3m
a 0.00794 m
A 6.3639 m2
L 9m
d 0.01587 m
hb 0.5 m
h 2m
K -0,5
ρ1 24.7 Ω-m
ρ2 8.233 Ω-m
N 3
r 1.42326 m
l' 2.069 m

Utilizando el método de determinación de la resistencia de la malla de aterrizamiento

para un suelo de dos capas a partir de las ecuaciones (3.6) a la (3.12) se obtienen los

siguientes resultados:

Tabla 4.12 Resultados obtenidos para el cálculo de la resistencia de la malla de

aterrizamiento existente.

Parámetro Valor
g0 0.9721
Rs/Rl 0.2143
F 15.191
φ -0.0194
Ra 2.702 Ω
Rb 7.866 Ω
Rt 2.01 Ω

62
El valor obtenido es un valor bajo y adecuado para sistemas con cargas sensibles como

las presentes en el edificio de redes.

Para determinar la tensión de malla, se utilizan las ecuaciones de la sección 3.4.5.3,

obteniéndose:

Tabla 4.13 Resultados obtenidos para el cálculo de la tensión de la malla de

aterrizamiento existente.

Parámetro Valor
n 4
Kii 0,35355
Kh 2,236
Km 0,76378
Ki 1,236
IG 3500 A
Vmalla 3022,6 V

Por lo que no se cumple con la relación:

Vmalla ≤ Vtoque

3022.6V > 779.5V

63
4.4.4.2 Resumen de comparación entre las mallas de aterrizamiento

Tabla 4.14 Comparación de las mallas de aterrizamiento

Configuración propuesta Configuración existente

2 2
Área: 100m Área: 6.3639m

Separación entre varillas: 5m Separación entre varillas: 3m

Número de varillas: 9 Número de varillas: 3

Profundidad de la malla: 0.5m Profundidad de la malla: 0.5m

Resistencia de la malla: 1.117Ω Resistencia de la malla: 2.01Ω

Tensión de la malla: 744.27 V Tensión de la malla: 3022.62 V

Cumple con la condición No se cumple con la condición


V malla < V toque V malla < V toque

64
4.4.5 Análisis de resultados

A pesar de que la resistencia de la malla para el caso existente es menor a 5Ω tal como

lo indica la norma, esta configuración cubre tan solo un área de cerca de 7m2, área total

del edificio es de 100m2 . Esto representa una ventaja para la malla propuesta pues

cubre la totalidad del edificio, tal como se recomienda en las normas.

La malla propuesta posee 8 varillas mientras que la existente posee 3 varillas, la razón

por la cual se incluyen más varillas es para mejorar la robustez del sistema y que este

garantice una referencia a señales confiable minimizando problemas de resonancia.

Las variaciones de la tensión de corta duración se deben a condiciones de falla o

conexiones flojas en el sistema, por esto un diseño que garantice la adecuada operación

de los dispositivos de protección ante falla, mediante un trayecto de retorno seguro y de

baja impedancia a la fuente del sistema evita estas fluctuaciones en la tensión

responsables de la mala operación de dispositivos.

Las 9 varillas del sistema propuesto están conectadas directamente a la acometida del

sistema.

Para la malla propuesta se realiza un análisis de tensiones de toque, paso y malla,

utilizado en sistemas de media tensión pero recomendable en todos los sistemas. En

este análisis se determinan ciertos valores permisibles de tensiones con los cuales se

garantiza seguridad a las personas que se encuentren en contacto con los equipos y la

instalación, cumpliéndose así con el principal objetivo de las mallas de aterrizamiento,

la protección de las personas. En el caso del diseño existente no se cumple con los

valores máximos permisibles, esto puede deberse a que estos valores son por lo general

considerados en instalaciones a mayor tensión y es probable que al realizar este diseño

no fueron verificadas. Es evidente que la malla existente no es un diseño adecuado para

este tipo de sistema eléctrico y que es posible que se implementara por ser el diseño

65
más típicamente utilizado en el país, sin realizarse un análisis específico para el sistema

de este edificio.

El calibre de los cables de tierra se dimensiona con respecto en los calibres de los

conductores de fases, deben ser de al menos el mismo calibre según lo especificado en

el artículo 250 del NEC; el calibre de la acometida debe ser de al menos 1/0 AWG.

66
CAPÍTULO 5: Guía práctica para el diseño de sistemas de

aterrizamiento

5.1 Introducción

Al realizar el diseño de un sistema de aterrizamiento de una instalación eléctrica se

deben tomar en cuenta una serie de aspectos para minimizar posibles problemas de

calidad de energía, el objetivo de esto es garantizar buen funcionamiento de los equipos

y evitar que los procesos se detengan.

En el presente capítulo se incluyen una serie de recomendaciones con respecto al diseño

de sistemas de aterrizamiento en procura de mejorar la calidad energética, algunas de

estas recomendaciones son para cualquier instalación en general y otras son

específicamente para sistemas cuyas cargas son sensibles como el edificio de redes de

C.N.F.L en el cual se realizó el estudio de campo.

Esta guía pretende exponer una serie de lineamientos basados en normas internacionales

y nacionales para el diseño de sistemas de aterrizamiento y se busca dar una idea más

amplia sobre los pasos a seguir al realizar un diseño de este tipo, teniendo siempre en

cuenta que algunos aspectos deben analizarse para cada caso en específico antes de

tomar alguna decisión de diseño.

5.2 Análisis constructivo y de cargabilidad

Al iniciar el proceso de diseño de un sistema de aterrizamiento el primer paso es

conocer aspectos constructivos y de carga de la edificación que se desea realizar, es

importante conocer el área total de la construcción, ya que la malla de aterrizamiento

debe cubrir toda el área y por lo tanto se debe realizar un estudio de resistividad del

suelo en esta área. Otro aspecto importante es determinar el tipo de cargas que se desean

67
conectar al sistema ya que dependiendo del tipo de cargas las normas indican un valor

de resistencia de la malla que se debe tomar en cuenta durante el diseño. Es necesario

también conocer los niveles de tensión de la alimentación del sistema para determinar el

valor de resistencia máximo permisible de la malla de aterrizamiento.

A continuación se incluyen tablas en las que se recomiendan valores de resistencia de la

malla a tierra dependiendo del tipo de alimentación y del tipo de carga del sistema.

Tabla 5.1 Valores de resistencia a tierra para transformadores. [8]

Tensión Capacidad del Valor de


eléctrica transformador resistencia
Hasta 34.5 kV Hasta 250 kVA 25Ω
Hasta 34.5 kV Mayor a 250kVA 10Ω
Mayor a 34.5kV Mayor a 250kVA 5Ω

Esta tabla es principalmente utilizada en sistemas de alta y media tensión.

Para sistemas de baja tensión se recomiendan los valores de resistencia de

aterrizamiento incluidos en la siguiente tabla.

Tabla 5.2 Valores de resistencia a tierra de equipos de baja tensión. [8]

Equipo eléctrico de Valores de


baja tensión resistencia a tierra
Sistema de cómputo 1Ω
Tina de hidromasaje 1Ω
Regadera eléctrica 1Ω
Lámparas de alberca 1Ω
Computadora personal 5Ω
Equipos de oficina 10Ω
Equipos electrodomésticos 10Ω

5.3 Análisis del suelo

Previo a diseñar un sistema de aterrizamiento es necesario analizar el terreno en el cual

se instalará dicho sistema, definir que tan adecuado es el nivel de resistividad del mismo

y si es necesario incluir algún tipo de aditivo al terreno. El suelo debe analizarse

68
mediante el método de Wenner, este método es utilizado en suelos de una o dos capas

para determinar la resistividad y profundidad de cada una de estas capas.

El primer paso al utilizar el método de Wenner es determinar la resistencia aparente del

suelo utilizando un medidor digital de resistencia del suelo (conocido popularmente

como Megger) y mostrado en la figura 5.1.

Figura 5.1 Medidor digital de la resistencia del suelo.

El dispositivo de medición posee terminales a las que se les conecta cuatro electrodos,

dos inyectores de corriente colocados en los extremos y dos medidores de potencial

colocados en el medio, los cuatro electrodos deben colocarse en línea recta a una

distancia de 0.5m entre ellos e ir aumentando la separación hasta cubrir toda el área en

la cual se instalará la malla; para cada separación se toma una medición de resistencia.

Algunas recomendaciones al efectuar las mediciones se resumen a continuación [8]:

• Realizar las mediciones en la época de estiaje por ser la más crítica.

• No realizar las mediciones después de las lluvias.

• Medir en diferentes direcciones.

• Realizar las mediciones preferiblemente por el método de los cuatro electrodos.

• Realizar las mediciones a la temperatura más crítica o calurosa del día.

• Enterrar los cuatro electrodos a la misma profundidad.

• Ante problemas de inducción, cambiar la dirección 90º.

69
• Realizar las mediciones en terrenos planos, los terrenos inclinados poseen

diferentes capas.

• Si el terreno presenta bajo nivel friático, las varillas no se deben enterrar con

mucha profundidad y separarlas a distancias pequeñas.

• Para mallas pequeñas de edificios, postes o estructuras de transmisión, una

separación de hasta 20 o 25m es suficiente, para mallas grandes de subestaciones

es necesario separaciones de 100m o más.

En la siguiente figura se muestra la ubicación de los electrodos al realizar las

mediciones de resistencia del suelo.

Figura 5.2 Colocación de los electrodos, método de Wenner. [20]

Tal como se muestra en la figura se utilizan los electrodos de los extremos (X y Z) para

la inyección de corriente y los electrodos auxiliares internos (Xv y Y) para medición de

la tensión en esos puntos, de esta manera y mediante la ley de Ohm, el dato que se

despliega es de resistencia del suelo. Para obtener la resistividad aparente del terreno se

utiliza la siguiente ecuación:

ρa = 2 ⋅π ⋅ a ⋅ R (5.1)

Donde a es la separación de electrodos y R la resistencia dada por el medidor digital.

70
De esta manera se obtiene una serie de valores de ρa, que deben ser graficados en

función de la separación entre electrodos a, en escala logarítmica, para obtener la curva

de resistividad del suelo que se está analizando.

Las curvas de resistividad por lo general presentan cambios suaves, a menos que exista

una falla vertical o una discontinuidad local. Si las resistividades aparentes medidas

varían muy poco sobre un valor promedio, esto indica que el terreno es uniforme, si las

resistividades varían suavemente al aumentar la distancia, se debe analizar las capas

respectivas mediante una familia de curvas estándar conocida como la Carta Maestra.

Cada curva de esta familia se obtiene al graficar la relación resistividad aparente entre

resistividad de la capa (ρa/ρ1) en función de la relación entre la distancia entre

electrodos y la profundidad de la capa (a/h), variando el coeficiente de reflexión de

K = - 0.99 a K = 0.99.

Para determinar la resistividad y profundidad de las capas presentes en el suelo se hace

coincidir alguna curva de la carta maestra con la primer parte de la curva de resistividad.

Al hacerlas coincidir el valor ρa/ρ1 = 1 del eje “y” de la carta maestra superpuesto sobre

el valor real del gráfico indica el valor de resistividad de la capa. Sin desplazar los

gráficos, en el eje “x”, el valor a/h = 1 en la carta maestra superpuesto en la curva de

resistividad indica un valor de profundidad. Estos valores son los respectivos a la

primera capa del suelo.

Cada curva de la carta posee un coeficiente de reflexión K específico, la resistividad de

la segunda capa se determina mediante la siguiente ecuación:

ρ 2 − ρ1
K= (5.1)
ρ 2 + ρ1

Se repite el procedimiento para la segunda parte de la curva, haciéndola coincidir con

alguna curva de la carta maestra y leyendo del eje “y” la nueva resistividad que se debe

promediar con la obtenida de la ecuación (5.1) y del eje “x” la profundidad respectiva.

71
Mediante la ecuación (5.1) es posible determinar la resistividad de la tercera capa cuya

profundidad es infinita en el caso de ser un suelo de dos capas.

A continuación se muestran los pasos antes expuestos mediante el ejemplo del estudio

de resistividad del suelo de la cancha de fútbol de la C.N.F.L.

En la siguiente figura se muestra la curva de resistividad obtenida del campo en negro y

la familia de curvas de la carta maestra a colores.

Figura 5.3 Curva de resistividad aparente y Carta Maestra

El siguiente paso es hacer coincidir el primer segmento de la curva de resistividad

obtenida del análisis de campo con alguna curva de la carta, en este caso se elige la

curva de K = -0.7, en la siguiente figura se muestra la superposición de estas y sobre el

eje “y” el valor de resistividad, en ohmios por metros, correspondiente a la curva de

campo cuando ρa/ρ1 = 1 en la carta maestra, este dato se indica con un punto rojo. Sobre

el eje “x” se indica el valor de la profundidad de la capa en metros, correspondiente a la

curva de campo cuando a/h = 1 en la carta maestra, mostrado en rojo.

72
Figura 5.4 Superposición de la carta maestra y el grafico de campo, primera capa.

De esta curva se obtiene que ρa = ρ1 =127 Ω-m en el eje “y” y h = a = 0.55 en el eje “x”.

Mediante la ecuación (5.1) se obtiene que ρ2 = 22.41 Ω-m.

Ahora se superpone la carta maestra al segundo segmento de la gráfica de campo, la

curva que mejor coincide es la de K = -0.5. En la siguiente figura se muestra la

superposición y se indican los puntos de resistividad y profundidad sobre los ejes en

rojo.

73
Figura 5.5 Superposición de la carta maestra y el grafico de campo, segunda capa.

De esta curva se obtiene que ρa = ρ2 = 27 Ω-m en el eje “y” y h = a = 2 m en el eje “x”.

Se debe promediar los valores obtenidos ρ2 y sustituir en la ecuación (5.1), para obtener

el valor de resistividad de la tercera capa ρ3 = 8.233 Ω-m, con profundidad infinita, al

ser el método de Wenner un método de dos capas.

Al obtener el valor de resistividad del suelo se determina que tan adecuado es el terreno

en el que se instalará la malla, en caso de que se requiera reducir la resistividad del

terreno se recomienda aplicar aditivos químicos que sean poco corrosivos y amigables

con el ambiente como lo son la bentonita, la marconita y el yeso (sulfato de calcio).

La resistividad de las capas es un valor de suma importancia ya que permite conocer

que tan apto es el suelo para la instalación de la malla y permite realizar el cálculo de la

resistencia de la malla de aterrizamiento.

74
5.4 Cálculo de la resistencia de la malla de aterrizamiento

La determinación de la resistencia de la malla diseñada de aterrizamiento depende de la

uniformidad del suelo en el que se va a instalar, así como de las características de la

malla, en cuanto a su configuración.

Para un terreno de resistividad uniforme, la resistencia del electrodo de puesta a tierra se

determina mediante la siguiente ecuación:

ρ ⎛ ⎛ 4⋅L⎞ ⎞
R= ⋅ ⎜⎜ ln⎜ ⎟ − 1⎟ (5.2)
2 ⋅ π ⋅ L ⎝ ⎝ a ⎠ ⎟⎠

Donde ρ es la resistividad del suelo uniforme, L es la longitud del electrodo y a es el

radio del electrodo, esta ecuación indica el valor de resistencia de un solo electrodo a

tierra. Para más electrodos se reduce este valor en un porcentaje como se indica:

Tabla 5.3 Porcentaje de reducción de la resistencia según la configuración [8]

Configuración Descripción Porcentaje de reducción


de la resistencia de la malla

2 electrodos en paralelo Reducción al 55%

3 electrodos en línea recta Reducción al 35%

3 electrodos en delta Reducción al 38%

4 electrodos en cuadro Reducción al 28%

8 electrodos en cuadro Reducción al 17%

8 electrodos en círculo Reducción al 16%

75
La tabla 5.3 indica las ecuaciones necesarias para calcular la resistencia de la malla de

aterrizamiento para un modelo de dos capas.

El valor de esta resistencia debe confirmarse con las tablas 5.1 y 5.2 dependiendo del

tipo de carga o alimentación del sistema eléctrico.

Tabla 5.4 Resumen de ecuaciones para calcular la resistencia de la malla en

modelos de dos capas.

Parámetro Ecuación

−1
Resistencia total de la ⎛ 1 1 ⎞
malla de aterrizamiento Rt = ⎜⎜ + ⎟⎟
R
⎝ a R b ⎠

Resistencia relacionada ρ F0
R a = 2
⋅ g 0 ⋅
a la capa inferior (l + h b − h ) N

Resistencia relacionada ρ1 F0 ρ1
Rb = ⋅ g0 ⋅ + ⋅ φ0
a la capa superior (h − hb ) N h

1 ⎡ ⎛ 2⋅l ⎞ ln 2 ⎤
g0 = ⋅ ⎢ln⎜ ⎟ −1+ ⎥
2 ⋅π ⎣ ⎝ a ⎠ 1 + (4 ln 2 ⋅ hb ) / l ⎦

Factor para mallas con ⎛ 1 ⎞ Rs


F = 1 + ⎜⎜ N − ⎟⎟ ⋅
múltiples varilla ⎝ N ⎠ Rl

Factor F aproximado a ⎛ l ⎞
F0 = F ⎜ l ′ → ⎟
suelos de dos capas ⎝ 1 − 0 .9 ⋅ K ⎠

1/ 3
l ′ ⎡⎛ 1 ⎞ ⎛ l ′ ⎞ ⎤
3 3
Relación de la resistencia
de la varilla y la resistencia ⋅ ⎢⎜ ⎟ + ⎜ ⎟ ⎥
Rs r ⎣⎢⎝ 2 ⎠ ⎝ l ′ + r / 2 ⎠ ⎦⎥
del área efectiva de la malla
=
Rl 2 ⋅π ⋅ g0

1 ⎛ 1 ⎞
Efecto de múltiples ⋅ ⎜ ln ⎟
reflexiones debido a 2 ⋅π ⎝ 1 − K ⎠
φ=
varias varillas 2 2
⎛N ⎞ ⎛ l + hb ⎞
⎜⎜ − 1⎟⎟ ⋅ ⎜ ⎟ +1
⎝ F0 ⎠ ⎝ h ⎠

76
Para determinar la resistencia de la malla es necesario conocer ciertos parámetros que se

utilizan en las ecuaciones antes expuestas estos son los siguientes:

Tabla 5.5 Nomenclatura utilizada en las ecuaciones de cálculo de la resistencia de

la malla de aterrizamiento.

Nomenclatura Parámetro
Rt Resistencia total de la malla
Ra Resistencia relacionada con la capa inferior
Rb Resistencia relacionada con la capa superior
ρ1 Resistividad de la capa superior
ρ2 Resistividad de la capa inferior
h Profundidad de la capa
hb Profundidad a la que se encuentra la malla
F0 Multiplicador para múltiples varillas
N Número de varillas
Φ Factor debido a las reflexiones
a Radio de la varilla
r Radio del área efectiva de la malla
K Factor de reflexión
l Longitud de la varilla

5.5 Valores máximos permisibles

Una vez obtenido el valor de la resistencia de la malla de aterrizamiento y confirmando

que este valor sea adecuado al tipo de sistema considerando el tipo de cargas o la

alimentación presente, se debe analizar los valores máximos permisibles de tensiones

para garantizar que la malla proteja a las personas que se puedan encontrar en contacto

con superficies metálicas, la estructura del edificio o directamente con el sistema

eléctrico en el momento de falla.

Al diseñar la malla de aterrizamiento se debe cumplir que la tensión de la malla no sea

mayor a la tensión de toque permisible. Esta condición es obligatoria para sistemas de

media tensión pero también es recomendable en sistemas de baja tensión.

77
La tensión de toque es la diferencia de potencial entre una estructura metálica puesta a

tierra y un punto de la superficie del terreno a una distancia igual a la distancia máxima

horizontal que se puede alcanzar, aproximadamente un metro [7]. Está descrita por la

siguiente ecuación.

Vtoque = (116 + 0.174 ρ s ) / t (5.3)

Tal como se deduce de la ecuación este valor depende de la resistividad superficial del

suelo en el que se instala la malla y del tiempo de duración de una falla.

La resistividad superficial depende del tipo de terreno, y puede variar desde valores

bajos para suelos orgánicos hasta valores altos en caso de suelos pedregosos, en la tabla

5.6 se presentan valores típicos de resistividad superficial.

Tabla 5.6 Valores medios de la resistividad del suelo [7]

Naturaleza del terreno Resistividad media (Ω-m) Tipo


Suelo orgánico, cultivable 50-200 Bajo
Arcilloso, semiárido 200-750 Medio

El tiempo de duración de una falla depende del tipo de dispositivo de protección

utilizado en el circuito y de su periodo de interrupción de la falla, las protecciones

contra cortocircuito más típicamente utilizadas son los disyuntores termomagnéticos los

cuales despejan las fallas en periodos de 1 ciclo (0.01666s). Se recomienda utilizar un

valor de t un poco mayor a un ciclo para considerar otros tipos de protecciones, como lo

son las de tiempo diferido.

La tensión de malla depende de la resistividad del terreno, del tipo de configuración de

la malla y de la porción de corriente de falla que circula por la malla ante una situación

de cortocircuito. La ecuación que describe esta relación es la siguiente:

ρ ⋅ IG ⋅ Km ⋅ Ki
Vmalla = (5.4)
LT

78
En la siguiente tabla se resumen las ecuaciones a utilizar para realizar el cálculo de

tensión de malla.

Tabla 5.7 Resumen de ecuaciones para calcular la tensión de malla.

Parámetro Ecuación

Tensión de Malla ρ ⋅ IG ⋅ K m ⋅ Ki
V malla =
LT

Factor geométrico 1 ⎡ ⎛ D2 ( D + 2 + h) 2 h ⎞ K ii ⎛ 8 ⎞⎤
Km = ⋅ ⎢ ln ⎜⎜ + − ⎟⎟ + ⋅ ln ⎜⎜ ⎟⎟ ⎥
2 ⋅π ⎣ ⎝ 16 ⋅ h ⋅ d 8⋅D ⋅h 4⋅d ⎠ Kk ⎝ π ( 2 ⋅ n − 1) ⎠ ⎦

Factor geométrico 1
K ii =
( 2 ⋅ n) 2 / n

Factor geométrico 2 ⋅ LC
n=
LP

Factor geométrico h
Kh = 1+
h0

Factor geométrico
K i = 0.644 + 0.148 ⋅ n
Elevación de potencial
máxima GPR = I G ⋅ R g

Corriente de malla máxima


que fluye entre la malla y IG = I g ⋅ D f
la tierra que la rodea
Corriente simétrica de
la malla Ig = I f ⋅S f

Para efectuar estos cálculos se requieren datos sobre la geometría de la malla, en la

siguiente tabla se incluye la nomenclatura utilizada.

79
Tabla 5.8 Nomenclatura utilizada en las ecuaciones de cálculo de la tensión de

malla.

Nomenclatura Parámetro
D Distancia entre electrodos de aterrizamiento
h Profundidad de los electrodos de aterrizamiento
d Diámetro del electrodo
ρ1 Resistividad de la capa superior
ρ2 Resistividad de la capa inferior
LP Longitud de conductor en el perímetro de la malla
LC Longitud total de conductor y varillas
h0 Profundidad a la que se encuentra la malla
Df Factor de decremento*
Sf Factor divisor de corriente*
* Se obtienen de curvas y gráficas presentes en la norma IEEE 80-2000

Finalmente debe verificarse que se cumpla con Vmalla ≤ Vtoque en caso contrario debe

modificarse la configuración de la malla de aterrizamiento hasta que se cumpla la

condición de máximo valor permisible.

Otro aspecto a considerar es que la elevación máxima de potencial no exceda los 5kV.

5.6 Recomendaciones al elegir la configuración de la malla de

aterrizamiento

Una malla de aterrizamiento posee tres principales objetivos:

• Proveer seguridad a las personas en condiciones de falla.

• Proveer al sistema una única referencia a todas las señales presentes.

• Proveer seguridad a los equipos ante fallas, mediante el adecuado

funcionamiento de los dispositivos de protección.

80
Para cumplir de manera adecuada con estas funciones la malla de aterrizamiento debe

ser robusta, esto se logra teniendo en cuenta aspectos como los que se indican a

continuación:

• La malla de aterrizamiento debe extenderse por toda el área donde se realizará la

edificación, para darle robustez al sistema y que este se comporte de manera

adecuada ante fallas y fluctuaciones temporales en el sistema.

• Para mayor robustez debe poseer múltiples electrodos de aterrizamiento

interconectados entre sí, de esta manera se minimizan problemas de resonancia y

el sistema provee una referencia confiable a señales.

• El electrodo o malla de conexión a tierra debe poseer una resistencia lo

suficientemente baja para garantizar la adecuada operación de los dispositivos de

protección ante un evento de falla, proporcionar la seguridad requerida a

personas que pueden estar cerca de conductores, electrodos o carcasas metálicas

y limitar transitorios de sobre tensiones.

• Es más efectiva la aplicación de pocas varillas profundas que muchas varillas

cortas debido a que la resistividad del suelo disminuye al aumentar la

profundidad por el incremento de humedad. Para múltiples electrodos no se

recomiendan espaciamientos menores a 3 metros para evitar interferencias entre

varillas y gastos económicos innecesarios.

• Para el caso en que la carga es equipo sensible electrónico se recomienda la

implementación de mallas rectangulares de múltiples varillas a tierra y no

electrodos individuales, con el objetivo de eliminar problemas de resonancia a

altas frecuencias debidas a la longitud del cable de tierra desde los equipos

electrónicos sensibles al punto de tierra del sistema.

81
• La malla de aterrizamiento es de suma importancia para la correcta acción de los

dispositivos de protección contra cortocircuitos, además la robustez de la malla

reduce y hasta elimina el efecto de las sobretensiones o eventos de corta

duración que se puedan presentar en el sistema.

5.7 Consideraciones para minimizar problemas de calidad de energía

Los sistemas de aterrizamiento poseen un rol de suma importancia en cuanto a la

minimización de problemas de calidad de energía, por esto al diseñar un sistema de

aterrizamiento es recomendable realizar un análisis de éste de manera que se consideren

aspectos claves en el funcionamiento de los equipos para garantizar robustez en los

sistemas de aterrizamiento. Algunas de las principales sugerencias se indican a

continuación.

• Se recomienda un único punto de conexión para evitar que corrientes parásitas o

circulantes afecten la operación de los equipos electrónicos, es necesario

mantener el sistema de aterrizamiento de dichos equipos aislado del sistema de

aterrizamiento de equipos del sistema de potencia, pero siempre conectados en

un único punto.

• Los problemas de resonancia a altas frecuencias debidas a la longitud del cable

de tierra desde los equipos electrónicos sensibles al punto de tierra del sistema,

pueden eliminarse mediante una malla de tierra en el suelo de la sala donde se

encuentran los equipos sensibles.

• Todos los equipos servidos de una determinada fuente eléctrica deben estar

conectados o unidos al punto de tierra de dicha fuente. El neutro de todas las

fuentes de alimentación debe estar aterrizado.

• Debe existir un trayecto de retorno al neutro de la fuente conectado a todas las

carcasas metálicas del equipo servido. Si dicho trayecto es de baja impedancia,

82
cualquier falla será se suficiente magnitud para hacer operar rápidamente al

dispositivo de protección y desenergizar la unidad fallada.

• No se recomienda la utilización de electrodos a tierra aislados para equipos

electrónicos sensibles ya que esto puede provocar la formación de caminos en

paralelo.

• El método más recomendado al aterrizar sistemas electrónicos sensibles, es el

sistema de aterrizamiento en un único punto. Esto es aterrizar todos los equipos

electrónicos sensibles a un solo punto del sistema de aterrizamiento del sistema

completo.

• Al diseñar el calibre de los conductores a tierra es de suma importancia cumplir

con lo estipulado en el capítulo 250 del NEC, deben ser de al menos el mismo

calibre que los conductores de fase y deben poseer color verde o amarillo con

verde para su fácil identificación, además debe existir una barra de tierras en

cada tablero del sistema, y la única unión del cable neutro del sistema y el cable

de tierra es en la acometida del sistema. Utilizando el calibre adecuado se logra

que la referencia mantenga baja impedancia aún a altas frecuencias.

Una malla de aterrizamiento robusta reduce y evita las posibles fluctuaciones en la

tensión que se puedan presentar, pero además de esto existen dispositivos utilizados

para suprimir pequeñas fluctuaciones en la tensión muy útiles en la eliminación de

problemas de calidad de energía.

En la tabla 5.9 se presenta el tipo de fluctuación en la tensión y el dispositivo a utilizar

para su supresión.

83
Tabla 5.9 Fenómeno electromagnético y dispositivo a utilizar para minimizar su

efecto

Fenómeno o tipo de perturbación Dispositivos a utilizar


Transformador de aislamiento
Transitorio Regulador de tensión
de tensión UPS
Motor generador
Supresores de transitorios
Transformador de aislamiento
Ruido Regulador de tensión
UPS
Motor generador

Notches Regulador de tensión


UPS
Motor generador

Distosión en Motor generador


la tensión

Caídas de tensión
de corta duración
(sags ) UPS

Picos de tensión Regulador de tensión


de corta duración UPS
(swells ) Motor generador

Transformador de aislamiento
Subtensiones Regulador de tensión
UPS

Transformador de aislamiento
Sobretensiones Regulador de tensión
UPS

Interrupciones Sistema de potencia auxiliar


momentáneas UPS

Interrupciones Generador auxiliar


de larga
duración

Variaciones UPS
en la
frecuencia

84
• Los pararrayos deben proporcionar la trayectoria más corta a tierra y derivar el

exceso de voltaje rápidamente, debe ser del mismo calibre que la línea que

alimenta el transformador y aterrizado sólidamente, garantizándose un amplio

contacto con la tierra para disipar la descarga sin daños. Además debe

proyectarse como mínimo 25cm sobre el objeto a proteger.

• Los dispositivos de protección de baja tensión son los supresores de transitorios.

Si las corrientes transitorias son de gran magnitud, es recomendable instalar a la

entrada del edificio un supresor de picos común en paralelo con la alimentación,

puede ser de fase a fase o de fase a neutro y un segundo supresor en el tablero de

la sección de computadoras para eliminar cualquier tensión residual del

supresor, estos pueden instalarse en los equipos o tableros de distribución.

• Los reguladores de tensión suelen corregir las fluctuaciones en la tensión

debidas a variaciones en las cargas, después de un tiempo inherente del

regulador. La mayoría de las fluctuaciones de baja frecuencia, pueden ser

resueltas mediante la apropiada aplicación de reguladores de tensión.

• Las UPS (Uninterruptible Power Supplies) proporcionan alimentación regulada

de salida, sin importar la condición de la alimentación de la fuente principal,

incluyendo pérdidas totales de tensión. Todo equipo electrónico sensible debe

conectarse a tomacorrientes de UPS.

• Los transformadores de aislamiento atenúan perturbaciones de modo común en

los conductores de alimentación, proporcionan una tierra local de referencia y

pueden contener derivaciones que mejoren la caída de tensión en régimen

permanente. [7]

• Un motor generador se utiliza para regulación de la tensión, atenuación de ruido,

picos y corrección de distorsión en la tensión. [7]

85
CAPÍTULO 6: Conclusiones

6.1 Conclusiones

• La calidad energética en un sistema de potencia mejora notablemente cuando

este posee un sistema de aterrizamiento robusto.

• Para que la malla de aterrizamiento sea robusta debe extenderse por toda el área

que ocupa la edificación y contar con la cantidad de varillas necesarias, para

cumplir con el valor de resistencia de la malla indicado por la normativa vigente.

• Un sistema de aterrizamiento robusto es capaz de minimizar los efectos de las

oscilaciones de corta duración como lo son los parpadeos, picos y caídas de

tensión de corta duración, subtensiones, sobretensiones e interrupciones

momentáneas que puedan afectar el funcionamiento de los equipos conectados al

sistema eléctrico. Un diseño bajo estas consideraciones garantiza que el sistema

de aterrizamiento sea una referencia confiable a las señales del sistema, además

mantiene las tensiones y corrientes libres de fluctuaciones.

• Un sistema de aterrizamiento robusto garantiza el adecuado funcionamiento de

los dispositivos de protección contra sobrecorrientes, resguardándose de esta

manera tanto los equipos como las personas.

• En general el contenido de las normas de la A.R.E.S.E.P son muy pobres y

carecen de una guía que indique los pasos por seguir para diseñar sistemas de

aterrizamiento, esto tiene como resultados que las técnicas de diseño se basen en

conocimientos empíricos más que en el análisis de cada caso particular.

• A nivel nacional existe muy poca información y estudios respecto con la calidad

de energía por lo que en general se diseña sin considerar los posibles efectos de

la de misma sobre los equipos y procesos. Por lo tanto al momento de

86
presentarse problemas de calidad de energía se hace necesario realizar cambios

al sistema que se traduce en gastos económicos.

• La guía propuesta en este trabajo va dirigida a personal de la C.N.F.L que

poseen cierto conocimiento del tema y se encuentre en capacidad de realizar los

estudios de campo indicados, está basada en las normas existentes y se debe

modificar ciertos aspectos dependiendo del tipo de diseño que se desee hacer.

• La guía no pretende dictar procedimientos al diseñar sistemas de puesta a tierra,

indica una serie de pasos para minimizar los problemas de calidad energética

• La guía no pretende dictar procedimientos al diseñar sistemas de puesta a tierra,

simplemente indica una serie de pasos a seguir para minimizar los problemas de

calidad energética que se puedan presentar en el sistema.

6.2 Recomendaciones

• Al diseñar un sistema de aterrizamiento en cualquier edificación se recomienda

considerar los posibles problemas de calidad energética que se puedan presentar

en el sistema de potencia y tomar las medidas necesarias para minimizarlos o

eliminarlos.

• Es recomendable referirse a las normas internacionales de la IEEE y al NEC al

tomar decisiones de diseño, dado que en el país no existe una normativa o guía

técnica para diseñar sistemas de aterrizamiento.

• Se recomienda analizar cada caso de manera específica, considerando el tipo de

cargas por alimentar; sin basar los diseños en conocimientos empíricos en

detrimento de la normativa existente.

87
• Es de suma importancia que al desarrollar el Método de Wenner las mediciones

y cálculos sean lo más precisos posible para garantizar un alto grado de

exactitud en los resultados y en el diseño.

• Es recomendable que la inversión inicial sea ligeramente más alta, pero que el

diseño del sistema sea robusto y presente niveles de calidad energética

adecuados evitando posibles inversiones a futuro mayores.

• Se recomienda la implementación de mallas de puesta a tierra, y no electrodos

individuales en sistemas que alimenten equipos sensibles para darle mayor

robustez al sistema, garantizando una referencia confiable para las señales y un

funcionamiento adecuado de las protecciones para las personas y equipos.

• La escasez de información y estudios realizados en el país es muy evidente en el

tema de calidad energética, por esto es recomendable que se estudien más a

fondo los problemas relacionados con estos fenómenos electromagnéticos vistos

tanto desde el punto de vista del usuario como de la empresa de distribución.

• Se recomienda, crear normas más completas a nivel nacional. Además de

continuar con estudios semejantes al expuesto para otros tipos de sistemas

específicos a nivel residencial, industrial y comercial, para lograr que la guía de

C.N.F.L sea más completa.

• Se recomienda al Departamento de Conservación de la Energía y Eficiencia

Energética de C.N.F.L realizar talleres educativos a sus clientes sobre la

importancia de implementar prácticas adecuadas de diseño de sistemas de

aterrizamiento para minimizar problemas de calidad de energía.

88
BIBLIOGRAFIA

Libros:

1. Dugan, R; McGranaghan, M; Santoso, S; Beaty, W. Electrical Power Systems

Quality, 2 Edición, McGraw Hill, Estados Unidos de América, 1996.

2. National Electrical Code (NEC) 2005

3. IEEE Std 1100-1992, Emerald Book, “Recommended Practice for Powering

and Grounding Sensitive Electronic Equipment”.

4. IEEE Std 142-1991.

5. IEEE Std 80-2000

6. Ramírez Castaño, S; Cano Plata, E. A. Calidad del servicio de energía

eléctrica, 1 Edición, Colombia, 2003.

7. Salazar Ramírez, J.A; Richmond Fonseca, H. Curso: Puestas a Tierra

Residenciales e Industriales, Guanacaste, Costa Rica, 2006.

8. Juárez Torres, Alfredo. Sistemas de puesta a tierra, 1 Edición, México, 2001.

Artículos de revistas:

9. Reid, W. E. “Power Quality Issues – Standards and Guidelines”, IEEE

Transactions on Industry Applications, Estados Unidos de América, Vol [32],

Nº [3], 1996.

10. Chow, Y L; Elsherblny, M M; Salama, M M A. “Resistence Formulas of

Grounding Systems in Two-Layer Earth”, IEEE Transactions on Power

Delivery, Estados Unidos de América, Vol [11], Nº [3], 1995.

11. Clemmensen, J. M, “Power Quality Site Survey Instrumentation and

Mesuaremente Techniques”, IEEE, Estados Unidos de América, 1990.

89
12. Burleson, J. “Wiring and Grounding to Prevent Power Quality Problems with

Industrial Equipment”, IEEE.

Páginas web:

13. Power Quality Partnership, “Power Quality and Utilization Guide”,

www.cda.org.uk/pqp/pqag.htm

14. Power Quality Problem Guide, “Power Quality & Power Problem

Definitions”, http://www.ustpower.com/Powr_Quality_Problems.htm

15. Pacific Gas and Electric Company, “Power Quality”,

http://www.pge.com/biz/power_quality/index.html.

16. Power Solutions, “Power Quality Problems and Solutions”,

http://www.power-solutions.com/power-quality.html.

17. Alliant Energy, “Correcting Power Quality Problems”,

http://www.alliantenergy.com/docs/groups/public/documents/pub/p014846.hcsp.

18. Martin, M. “Two Modern Power Quality Issues – Harmonics & Grounding”,

http://www.copper.org/applications/electrical/pq/issues.html.

19. Página Web de la C.N.F.L. http://www.cnfl.go.cr.

Otros:

20. User Manual, Digital Ground Resistance Tester, AEMC Instruments.

21. Marín, L. Tarea 2, Curso: Diseño de mallas de puesta a tierra, Escuela de

Ingeniería Eléctrica, Universidad de Costa Rica, 2006.

90
APÉNDICES

1. Código fuente del programa utilizado para graficar la carta maestra,

implementado por el Ingeniero Leonardo Marín.

T=0.01; ah=0.1:T:100; k=[-0.99 -0.9 -0.8 -0.7 -0.5 -0.3 0 0.3 0.5 0.7 0.8 0.9

0.99];lo=length(k);

for i=1:lo

for n=1:100

n2=n^2;

ah2=ah.^2;

A=1+4.*(n2./ah2);

B=4+4.*(n2./ah2);

Q(:,n)=(k(i)^n).*((A.^(-0.5))-(B.^(-0.5)));

end

S(:,i)=sum(Q,2);

pap1(:,i)=1+4.*S(:,i);

end

loglog(ah,pap1)

grid on

91