Vous êtes sur la page 1sur 2

Observaciones sobre las entrevistas realizadas:

Realizamos las entrevistas a tres docentes que ejercen en diferentes localidades:

 Una de las entrevistas fue realizada a una docente que trabaja en la localidad de Santa
Fe, en las escuelas Part. Inc. Nro: 1196 “Santa Rosa de Lima” y en la escuela Part. Inc.
Nro 1009 “Instituto San José Adoratrices”. Sin embargo, la encuesta fue respondida en
relación a la primera institución nombrada. La misma tiene dirección en Psj. Stgo de
Liniers 4649, ubicada en el barrio Santa Rosa Lima, el cual se encuentra en las
periferias de la ciudad.
 Otra de las entrevistas fue realizada a un directivo que trabaja en la localidad de Las
Tunas, en la Escuela N°322 “Rodolfo Lehmann”. La localidad es muy pequeña de
aproximadamente 1200 habitantes ubicada en el departamento Las Colonias. Si bien la
institución es de educación primaria, pero nos pareció importante incorporarla dado que
es la única institución educativa de la localidad.
 La última, en la localidad de Santa María Norte, en la escuela N° 536. Esta es una
escuela secundaria nueva, con solo 2 años de antigüedad. Su instalación cubrió un
vacío que permitió que muchos adolescentes de áreas rurales y localidades cercanas
puedan acceder a la educación secundaria. Esta localidad también pertenece al
departamento Las Colonias y tiene solamente 300 habitantes.

En todas las entrevistas pudimos observar que los objetivos de estas escuelas son sobre todo la
contención y la inclusión. Los contenidos pasan a segundo plano dada la realidad social en la
que viven. En algunos casos es por las carencias y el bajo nivel socioeconómico y en otras por
la realidad geográfica.

En cuanto a la implementación de la Ley Nacional de Educación, nos parece importante


destacar lo que ha opinado la directora de la escuela de Las Tunas: “Es mejor la estructura de
primaria/secundaria ya que les otorga a los chicos un certificado en 7mo grado. Es muy difícil
de llevar a la práctica la obligatoriedad de la escuela secundaria. Debería haber otras escuelas
que contengan a los chicos que tienen otras necesidades de aprendizaje (escuela de enseñanza de
labores, de oficios) para que puedan seguir integrados al sistema educativo.” Nos parece muy
importante la observación con respecto al otorgamiento de títulos al terminar la educación
primaria a diferencia del sistema anterior (estructurado en ciclos) donde se entregaba el título al
final del tercer ciclo, nivel al que muchos alumnos no llegaban. Los otros docentes tuvieron una
opinión similar al respecto: los cambios no pueden ser evidentes a tan corto plazo ya que la
implementación lleva un cierto tiempo. Además, observan que en muchos casos se relegan
ciertos cambios estructurales por atender a las problemáticas inmediatas.

Encontramos que en dos instituciones los problemas de disciplina son aislados y manejables.
Sólo hay casos problemáticos muy puntuales en los que hay problemas familiares, de ausencia
de los padres, de desnutrición. Mientras que en la otra institución si bien siguen siendo aislados,
son más críticos, dónde la escuela debe involucrase más para solucionarlos. Si bien no está
explicitado en la entrevista, nos comentó la directora que tiene un caso de un niño que por
problemas de abandono y de desnutrición tiene un muy mal comportamiento.

Los proyectos especiales tienen que ver con la inclusión de la sociedad en la escuela: Proyectos
que le otorgan a los chicos una salida laboral, otros que buscan integrar a las familias y a los ex
alumnos, actividades de servicio a la comunidad. Los talleres son de educación sexual, de
drogadicción, mientras que en las escuelas pequeñas son de huerta, de comunicación, de baile.
Es importante destacar que en algunos de los casos que presentamos, la escuela es la institución
central de la localidad y aquella a la que están a cargo las actividades culturales que se realizan.

En la mayoría de las escuelas las reuniones plenarias son el principal espacio de debate. En una
de las escuelas se señala que dado que no tienen un gabinete psicopedagógico, es difícil buscar e
implementar soluciones. También se discute en este ámbito sobre la organización de la
institución.

En las escuelas más pequeñas, si bien las instituciones están bien mantenidas, faltan algunas
cuestiones. En todos los casos es la comunidad educativa la que aporta trabajo y dinero para el
mantenimiento. Tanto la voluntad docente para que se les descuente un porcentaje del sueldo,
como el aporte de la comunidad a partir de rifas, sorteos o colaboraciones.