Vous êtes sur la page 1sur 6

El Currículo Nacional de Educación Básica 2017: una herramienta para la

mejora de la calidad educativa.

INTRODUCCIÓN .
El Currículo Nacional de Educación Básica es la herramienta que sustenta el quehacer
educativo en nuestra patria, en ella se enmarcan los anhelos y las posturas sobre el como
queremos visionar la educación a corto plazo (debe ser renovado cada cinco años o al
menos), el mismo que debe de estar en relación directa con los objetivos y fundamentos
perseguidos por las instancias que la impulsan) El Currículo Nacional de la Educación Básica establece
los aprendizajes que se espera logren los estudiantes como resultado de su formación básica, en concordancia con
los fines y principios de la educación peruana, el Proyecto Educativo Nacional y los objetivos de la Educación
Básica. (Currículo Nacional 2017)

El currículo actual y vigente a medias (puesto que aun no se implementa en forma


generalizada) es la culminación de un largo proceso de cambio en los paradigmas
educativos de nuestra nación, puesto que pasamos del constructivismo imperante en
el currículo 2009, al socioconstructivismo base de esta nueva propuesta balsámica,
siempre amparados en las novedosas tendencias de las corrientes educativas
modernas y mucho mas allegadas a nuestra imperante necesidad de copiar lo foráneo,
creyendo dar cura a nuestros males con remedios ajenos: “Lo que debe hacerse es
recoger ideas de la observación de lo que hacen otros países pero la síntesis tiene que ser
local”, si no se construye localmente el modelo, los funcionarios y actores de la
educación no lo sentirán suyos, el Ministerio de Economía y Finanzas no lo financiará y
morirá en el papel. Hay que aprender de las experiencias exitosas nacionales (León
Trahtemberg- “Ningún modelo externo es aplicable al Perú porque son contextos y
actores diferentes”.)

Es sin duda esta una gran oportunidad para mejorar lo desmejorado, para enderezar lo
torcido, para arreglar lo ya malogrado, dependerá de los maestros poder hacerlo suyo para
poder implementarlo a la brevedad posible, de esta manera lograr mediante su ejecución la
transformación de la sociedad que tanto ansiamos, claro está que la labor no será sencilla ,
por el contrario será ardua y tediosa empero con el apoyo de todas las instancias lograremos
alcanzar lo anhelado.
TESIS
“Educar es acompañar a una persona en el proceso de generar estructuras propias internas,
cognitivas y socioemocionales, para que logre el máximo de sus potencialidades.
Simultáneamente, es la principal vía de inclusión de las personas en la sociedad, como
ciudadanos que cumplen con sus responsabilidades y ejercen sus derechos con plenitud, con
pleno respeto a la diversidad de identidades socioculturales” (Currículo Nacional 2017)

El Currículo Nacional es pues la base para la elaboración de los programas y herramientas


curriculares de Educación Básica Regular, Educación Básica Alternativa y Educación Básica
Especial, así como para la diversificación a nivel regional y de institución educativa. Asimismo,
el currículo es el elemento articulador de políticas e iniciativas de mejora de la inversión, la
gestión y el fortalecimiento de capacidades en el sector, infraestructura y renovación de los
espacios de aprendizaje, recursos y materiales educativos, política docente y evaluación
estandarizada.

El Currículo Nacional de Educación Básica 2017 es sin duda y a pesar de sus limitaciones
(Presupuestales y organizacionales) una mejora en la manera de visionar la educación en las
escuelas, haciendo énfasis en formación sociopersonal, antes que a la académica o
instructiva, cuestión que con el devenir de las generaciones nos vemos en la obligación de
atender, agobiados por las noticias que a diario nos golpean enrostrándonos la insania
sicológica y moral en la que se encuentra nuestra sociedad.

El enfoque por competencias en la ejecución de las políticas de ejecución curricular cobró auge
hace más de dos décadas y a la hora actual es el más adoptado por los sistemas educativos en
el mundo.

En el Perú, el currículum por competencias comenzó a establecerse oficialmente a mediados


de los noventa. Hubo, sin embargo, algunos centros educativos privados que años atrás ya
habían empezado a orientar su programación curricular bajo esas características.

No obstante los años transcurridos, hay que reconocer que la implementación del currículum
por competencias enfrenta diversas limitaciones; en parte porque quienes deben
implementarlo no fueron formados bajo ese enfoque o porque las capacitaciones que se
realizan para implementarlo son insuficientes o poco prácticas. Además, la propia
administración que iba normando la aplicación de los diseños curriculares tuvo que pasar por
un proceso de aprendizaje, lo que significó cambios continuos en la estructura, los conceptos
empleados y la estructura de contenidos de la propuesta curricular nacional.

El educador catalán, Jaume Sarramona, es uno de los que más ha trabajado en el enfoque por
competencias. Caracteriza la competencia básica como:
1. Un proceso que va más allá de la mera acumulación de conocimientos pues lo que
interesa principalmente es la aplicación práctica de los mismos asociándolos a
situaciones de la vida real; es decir va hacia un saber hacer.
2. Exige el dominio de ámbitos fundamentales del conocimiento pero que a la vez sean
asequibles a todos. No basta dominar un área del conocimiento para adquirir una
competencia sino una acción pedagógica interdisciplinar; en otros términos, que lo
que se aprende en diversas áreas sirve para abordar una situación dada.
3. Supone resolver problemas complejos, donde intervienen varias variables y donde se
actúa en escenarios que tienen relativa complejidad.
4. Supone emplear criterios de eficacia y eficiencia para resolver un problema o
situación; es decir, optar entre varias opciones o caminos que pueden implicar más o
menos esfuerzo, tiempo o resultados más confiables. A medida que estos criterios se
empleen en la solución de problemas se irá acumulando un soporte de continuidad
que permitirá enfrentar situaciones más complejas o de mayor dificultad en el futuro.

Siendo un proceso complejo, la evaluación por competencias demanda un proceso lento


de consolidación. Se avanzará gradualmente y es posible que tarde años en ser dominada
por los equipos docentes de cada Institución Educativa. Entonces, una advertencia es que
en el camino de su implementación podrá haber avances y retrocesos; lo importante será
no caer en el desánimo. En segundo lugar, es difícil imaginar un trabajo individual de
programación y evaluación de competencias; su carácter interdisciplinar obliga a
trabajar en equipo, a desarrollar prácticas colectivas y reflexión y de toma de decisiones
en conjunto. Asimismo, a abrir las aulas hacia otros espacios que permitan asociar los
conceptos y procesos cognitivos a los hechos cotidianos que son fuente de primer orden
en los aprendizajes.
(http://educared.fundaciontelefonica.com.pe/desafioseducacion/2012/06/09/evaluacion-
por-competencias/)

Cierto es que la implementación de los desempeños, estándares, perfil de egreso y mapas de


progresos, así mismo como la eliminación de diversas competencias, haciéndolo mucho mas
digerible que su antecesor, es en cierta forma un avance, resulta a la fecha poco asimilable
para los “afortunados” que en este año tienen la suerte de implementarlos en sus
Instituciones Educativas, ya que a los maestros se les viene poco la lectura (ya sea por la falta
de costumbre, de tiempo o de ganas, pero comprobado esta que el maestro peruano lee
poco y malo) y para comprender en su esencia esta nueva propuesta debes de haber
devorado ávidamente las recordadas Rutas de Aprendizaje que son el punto de partida de
este avance pedagógico, de saque entonces partimos limitados puesto que demostradas están
las deficiencias de esta novedosa propuesta que a mi entender el ministerio no dejo
madurar en el inconsciente colectivo del magisterio nacional, que mucho mas atención le
supuso el reclamo justo de sus múltiples reivindicaciones postergadas por décadas, en el
periodo de implementación de las ya mencionadas “Rutas de Aprendizaje”, dejando de lado
importancia y el apoyo que esta les brindaban para empoderarse de variadas estrategias y
recursos muy útiles para su labor pedagógica diaria.
ARGUMENTACIÓN
En la actualidad la labor educativa se enfrenta a nuevos desafíos. El leer y el escribir siguen
siendo capacidades fundamentales, pero no son fundamentales para reconocer que una
persona es competente, tal vez pueda ser alfabeta, saber operar las cuatro operaciones
básicas no es sinónimo de competencia en el campo matemático, por el contrario si solo sabes
operar mecánicamente sin saber porque o como, tus conocimientos pueden resultar ser
obsoletos o incompletos.

Lo que antes era suficiente ahora es muy básico o insuficiente, y eso es por que la tecnología
de hoy ha evolucionado mucho en las dos ultimas décadas, aquella tecnología que nuestros
estudiantes deben de acceder para interiorizarla. Lo mismo sucede con el conocimiento y
respeto de nuestros derechos y los derechos de los demás que esta nueva propuesta
pondera y realza, agobiados por la realidad que nos toca vivir hoy y que a mi parecer muy
tardíamente puesto que al menos deben de pasar 10 años para poder ver los frutos de la
implementación de esta nueva propuesta.

El Currículo Nacional de la Educación Básica orienta los aprendizajes que se deben


garantizar como Estado y sociedad. Debe ser usado como fundamento de la práctica
pedagógica en las diversas instituciones y programas educativos, sean públicas o privadas;
rurales o urbanas; multigrado, polidocente o unidocente; modelos y formas de servicios
educativos. Asimismo, promueve la innovación y experimentación de nuevas metodologías y
prácticas de enseñanza en las instituciones y programas educativos que garanticen la calidad
en los resultados de aprendizaje. (Currículo Nacional 2017).

Recordemos que debe por inercia renovarse el currículo nacional y por disposición
reglamentada este debe de ser cada 5 años, el presente ha tenido sus demoras y aún incluso
no puede ser impreso puesto que tiene algunos inconvenientes con ciertas tendencias que
propugnan la igualdad y otras ultra conservadoras que no desean dar paso a cambios de
pensamiento por parte de una sociedad como la nuestra que va saliendo de su casi nula
visión dogmática y religiosa para dar paso a otras corrientes menos tradicionalistas, no es
entonces una novedad ni tampoco debería de sorprender esta nueva propuesta, por el
contrario siempre debemos recordar que: El currículum constituye un proyecto sistematizado de
formación y un proceso de realización a través de una serie estructurada y ordenada de contenidos y
experiencias de aprendizaje articulados en forma de propuesta político-educativa que propugnan
diversos sectores sociales interesados en un tipo de educación particular con la finalidad de producir
aprendizajes significativos que se traduzcan en formas de pensar, de sentir, valorar y actuar frente a
los problemas complejos que plantea la vida social y laboral en particular la inserción en un país
determinado(Otmara González 1991).

Por ello es que hoy al escribir estas líneas recuerdo a mis maestros de formación pedagógica
haciendo hincapié en la evolución del currículo y su adaptación a las nuevas tendencias
educativas, esto no es más que el adaptar el currículo a nuestra realidad y las tendencias
sociales y políticas que necesita la educación de un país en este caso el nuestro que a mi
modesto entender se encuentra sumido en una crisis de valores que es la cosecha de del
oncenio Fujimorista y sus antecesores que solo se preocuparon de crear, mediante los
currículos de los que fueron responsables, mano de obra para trabajar por un sueldo que los
haga participes del recordado “Chorreo de la Economía” y seguir hipotecando sus sueños a un
sueldo de sobrevivencia y consumo social. Es lamentable ver en retrospectiva el tiempo
perdido con otras propuestas pedagógicas, pero también debemos hacer un mea culpa al
reconocer que la preparación docente de la época no respondería a una propuesta como la
que hoy se nos plantea.

¿Es perfectible? Si, en opinión propia, debería ante la necesidad de formación moral ética y
de valores y ante el abandono cada vez mayor por parte de los padres o tutores que abalados
en la justificación de poseer más recursos económicos para poder consumirlos en cosas
materiales, abandonan lo más importante para ellos que son sus propios hijos. Este gran
problema que nos afecta debería de ser tomado como una oportunidad para poder hacer un
cambio en nuestra sociedad y si tan afectos somos a imitar otros modelos imitables por sus
resultados y sin ver otras variables revisables, podríamos volver nuestros ojos a modelos
como el modelo japonés que inicia a los 3 años y rodeados de maestras dedicadas aprenden
como base el respeto a las normas, valores morales y ciudadanía, de esta manera el juego y la
formación humana y espiritual son la base de su educación durante 5 años pues solo en
segundo grado, su equivalente a nuestro sistema educativo son evaluados en competencias
educativas, es decir a de 3 a 8 años la formación moral que a esta edad es mucho mas fácil
inculcar, es implementada en su forma más aceptable y duradera en el tiempo, logrando
sembrar en los futuros ciudadanos la semilla del bien común y el respeto a la sociedad.

Del mismo modo el modelo finlandés que ha la postre es el de mejor estándar mundial
también inicia la educación a temprana edad y si bien no hace hincapié tanto como el modelo
japonés en el cultivo de los valores morales, pues esto esta íntegramente dedicado el núcleo
familiar al que la sociedad brinda las mayores facilidades, este cumple su función formadora
a la perfección logrando resultados sociales sorprendentes. La formación educativa inicia a los
7 años mientras tanto es la familia se encarga de su protección y desarrollo a esta edad inicia
su educación en el sistema no antes, logrando los resultados que puede visualizar todo el
mundo.

Tal vez sea esa la clave para un mejor desarrollo educativo y social, el iniciar la formación
moral y humana a temprana edad podría mejorar el desarrollo moral de nuestros
compatriotas. Estas mejoras también deberían ser implementadas teniendo como base el
apoyo y el trabajo entusiasta de los docentes en las aulas, pero hoy en día esta no es
nuestra realidad, por el contrario hay decepción y pesimismo en el magisterio y esto no es
bueno para la implementación de El Currículo Nacional de Educación Básica 2017, puesto que
son los maestros en cada aula, en cada sesión de aprendizaje los que harán posible la
construcción de una nueva sociedad basados en una nueva y generosa visión de la educación
peruana.
CONCLUSIONES

1.- La implementación de El Currículo Nacional de Educación Básica 2017, es un avance, en la


mirada de futuro de un sistema educativo necesitado de mejoras urgentes y de una
adecuación a la realidad que nos rebasa, sobre todo en aspectos como la convivencia
democrática en sociedad de igualdad y respeto. En el cuidado del medio ambiente que no
soporta más nuestra indiferencia. En la formación de personas ante todo antes que meros
receptores de conocimientos.

2.- Preocupa la visión tímida del ministerio hacia una implementación mucho mas radical del
cambio en la formación de los estudiantes en la infancia (3 a 7 años), desarrollando
iniciativas de formación moral y éticas acordes con la necesidad de nuestra patria,
efectivamente ejecutadas y financiadas, sustentadas en el trabajo efectivo de propósitos a
mediano y largo plazo, que nos conlleven a mejorar nuestra sociedad.

3.- La implementación del área de ingles y el contenido transversal de uso de la tecnología en


las aulas es impostergable pero al parecer no tiene visos de una pronta implementación y
menos de un financiamiento adecuado que permita a nuestros estudiantes estar menos
rezagados en comparación con otros, pensando solamente en nivel de nuestro continente
y ni que pensar del nivel mundial.

4.- El factor docente, fundamental para la implementación de cualquier política educativa


preocupa, puesto que las voces de insatisfacción se pueden escuchar por todas partes y
debido a múltiples reclamos postergados por años y la indolencia de nuestras autoridades
que no tienen ningún rubor al expresar que los reclamos del magisterio son infundados (No
conozco a ningún docente que no tenga algún reclamo o juicio en contra del MINEDU ) eso dice
mucho de la predisposición docente para implementar un cambio que también para él es
complejo y retador.

5.- Esperamos también que se puedan dar las necesarias capacitaciones y talleres por
profesionales de verdad capacitados y no de improvisados que en vez de aclarar confunden
al maestro como ha sucedido en anteriores oportunidades y que puedan sembrar en el
inconsciente del magisterio este cambio y la respectiva toma del reto de un nuevo
currículo que nos llevará sin duda a estar a la par con las nuevas tendencias de la
educación moderna.

"El gran poeta peruano César Vallejo lo plasmó muy bien, él dijo 'Hay, hermanos, muchísimo
que hacer'" esa es la idea que nos invade al reflexionar sobre esta nueva implementación de
El Currículo Nacional de Educación Básica 2017, pero no podemos de ninguna manera
esquivar el reto, no en nuestra ciudad heroica, no en siendo los de mejores resultados a nivel
nacional, no habiendo elegido esta bendita profesión. Adelante entonces colegas maestros hay
muchísimo trabajo que hacer, pero lo haremos gustosos por nuestros estudiantes y el futuro
que debe ser siempre mejor para ellos.