Vous êtes sur la page 1sur 2

A propósito de la inversión

José Antonio Alberti

Una de las razones determinantes del porque unos países son pobres y otros no, es explicada
sencillamente por el proceso de crecimiento económico, es decir un crecimiento sostenido del
producto (PIB real) de un país durante varios años o décadas. Ejemplo China, que durante 20 años
ha crecido a tasas cercanas al 10% anual sacando de la pobreza a más de 300 millones de sus
ciudadanos, por la misma senda lo hicieron Corea del Sur y Singapur entre otros.

El crecimiento económico tiene sus fuentes, es decir aquellas fuerzas que impulsan constantemente
la actividad económica y son la base para el desarrollo y bienestar de las naciones. Entonces no es un
secreto que la inversión privada (nacional y extranjera), la apertura comercial, una fuerza laboral
bien calificada, tasas de ahorro y políticas macroeconómicas estables son factores que promueven el
desarrollo económico. Ejemplo “el milagro asiático”.

La inversión es aquella parte del PIB (observada por el lado del gasto) que sirve para mantener o
aumentar el stock de capital en la economía, al aumentar el mismo, el gasto de inversión hace crecer,
además de asegurar, la capacidad productiva futura de la economía. Al mismo tiempo la inversión
(especialmente la extranjera) tiene la cualidad para traspasar conocimientos y avances tecnológicos
acompañados de altos niveles de productividad.

Bolivia y en especial los hacedores de políticas públicas deberían tomar en serio la promoción de la
inversión -si en verdad se quisiera mejorar las condiciones de vida de los bolivianos para “vivir
bien”-. Dejando el análisis de la inversión nacional para otra ocasión, se observa según los datos
oficiales del Banco Central de Bolivia (BCB) que la cuenta capital de la balanza de pagos donde se
registra las inversiones provenientes del extranjero hacia el país, muestra un continuo nivel de
desinversión y deterioro sostenido los últimos periodos como porcentaje del PIB. La misma que
puede ser explica por las siguientes causas: en primera instancia la conclusión del plan de
inversiones de la Empresa San Cristóbal, la volatilidad y el riesgo que todavía se encuentran
presentes debido a los resabios de la crisis económica internacional, y, esencialmente a factores
internos de incertidumbre debido a la transición legislativa hacia la NCPE y los regímenes
autonómicos como también a la aprobación y tratamiento de nuevas leyes y códigos, como por
ejemplo el recién implementado régimen laboral, el nuevo código de comercio y tributario próximos
a aprobarse entre muchos otros, son todavía temas pendientes que se encuentran en tratamiento
legislativo. El desafío es trabajar (sector público & privado) para recuperar los niveles de inversión
que se observaban en periodos anteriores por el mismo hecho descrito en los primeros párrafos.
Gráfico N° 1
Inversión Extranjera Directa como Porcentaje del
PIB
(Porcentaje)
1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006 2007 2008 2009p
15% 14%
13%

9% 9% 9%
10%

5%
3% 3% 3%
2% 2%
1%
0%

-5% -3%

Fuente: Elaboración propia, en base a información del BCB