Vous êtes sur la page 1sur 7

UNIVERSIDAD TÉCNICA DE MANABÍ

FACULTAD DE

CARRERA DE

MATERIA:

FUNCIÓN DEL TRABAJADOR SOCIAL COMO


GERENTE SOCIAL

NOMBRE:

DOCENTE:
INTRODUCCIÓN

En la presente década se ha caracterizado por la existencia del desafío: fortalecer la


democracia vs. crisis económica – social. En tal contexto al redefinir el comportamiento
del Estado y del Sector Público se plantea el manejar con mayor eficacia las articulaciones
Estado-Sociedad Civil. En ese manejo eficaz de tal articulación la Gerencia Social ocupa
una posición de centralidad, que si bien es correcto afirmar que con ello no se resuelven
las problemáticas de orígenes estructurales si contribuye a un mejor manejo de los
recursos existentes y a su distribución. Pensar la Gerencia Social implica trascender la
visión de que lo social en el Estado no puede ser eficiente. Cabe subrayar que la eficacia
estatal es relativa a la óptica del actor que los valores y ésta puede ubicarse en cualquiera
de las funciones del Estado Capitalista, llámesele función de Control social-ideológico,
función económica o función previsora.

Se busca aumentar la capacidad de gestión y por ello se plantea la modificación de los


modelos organizacionales y los modos de encarar la complejidad y cambio ambiental. La
crisis social es crisis en el avance de la democratización y la crisis ha puesto en cuestión
la eficiencia y eficacia estatal. Dice Klisksberg quien se ha generado una "sobrecarga en
términos de gestión" o sea se debe "administrar escasez" y asumir misiones nuevas,
funciones estratégicas. La exigencia de la época es "democratizar la democracia". Por tal
razón, el tema de los derechos económicos y sociales de los seres humanos vinculados a
la gestión que de ello hace el Estado, ocupa un lugar importante en lo atinente a la cuestión
social.

En este trabajo interesa desarrollar la vinculación entre el quehacer y reflexionar de una


práctica profesional (el Trabajo Social) y sus competencias, desafíos y funciones en la
materia de Gerencia de Servicios Sociales.
(Villasuso, 1994), afirmo que:

En América Latina los/as Trabajadores Sociales se desempeñan en el ámbito de la


esfera gubernamental y no gubernamental en la ejecución y administración de
programas sociales, por ello es parte de su responsabilidad analizar de qué manera
los recursos que se asignan a las políticas sociales tienen un máximo
aprovechamiento y de qué manera, se estructuran procesos de participación
ciudadana para la gestión de los servicios sociales en tanto estos son derechos
ciudadanos, producto de la contribución de distintos sectores de la sociedad según
las regulaciones tributarias de cada país. Los servicios sociales no son regalías o
dádivas del Estado benefactor y con especificaciones de calidad en consonancia
con la potenciación de recursos intraorganizacionales y contextuales.

Idealmente se requiere de una modificación significativa en la forma y contenido de la


organización social para acercarnos a la aspiración de una Gestión inserta en el Desarrollo
Social con Equidad. Es esto la utopía, la esperanza de un mañana mejor. Pero ¿Qué hacer
hoy?. Es un deber ético, profesional y social buscar formas innovadoras, creativas de
aprovechar los recursos asignados para construir mejores respuestas de orden socio-
educativo, terapéutico o asistencia en la formulación, gestión y ejecución de las políticas
sociales.

(Menguzzato, 1991) señalo que:

En la estructuración de esas alternativas desde la perspectiva de la Gerencia Social


se constituyen en desafíos los siguientes aspectos y que si se asumen esos desafíos
se puede entonces plantear la Gerencia social con perspectivas estratégicas como
una dimensión de la práctica profesional de los y las trabajadores sociales.

a. Una rigurosa y constante lectura del contexto socioeconómico y político para


identificar explicaciones y manifestaciones de las problemáticas sociales, cómo
afectan a los ciudadanos.
b. Una construcción de la agenda de prioridades de la sociedad civil expresadas por
medio de sus organizaciones representativas y en el acontecer cotidiano de los barrios,
pueblos, localidades urbanas y rurales. Con base en ello contribuir en la construcción
de políticas que se gestan en el conocimiento riguroso de lo social.
c. Una lectura de los anhelos vs. metas gubernamentales para comprender las agendas
de cuestiones oficiales y de los sectores sociales-meta en condición de exclusión.
d. Una capacidad para vincular el quehacer cotidiano de la institución o de las
organizaciones privadas de desarrollo, con su misión y con el entorno para reconocer
oportunidades y amenazas.
e. Una habilidad para captar en la dimensión intraorganizacional las fortalezas y
debilidades, las redes de poder y potenciar la innovación.
f. Una convicción sobre la necesidad de la renovación y cambio organizacional.
g. No reprimir la incertidumbre, la ambigüedad, la duda y la contradicción.

En la relación trabajo social-gerencia, señala Bernardo Klisksberg que “el perfil


académico deseable para la formación del gerente en el ámbito universitario debe reunir
características como la formación humanista y científica, epistemología y metodología de
la investigación, comprensión histórico social del ambiente, comprensión del
comportamiento organizacional, entro otras”. (1983)

A partir de esas mismas características enunciadas por Klisksberg, Molina (1994)


pregunta:

¿Pueden los/as Trabajadores Sociales asumir el desafío de la Gerencia de los


Servicios Sociales? La respuesta es SI, porque la formación académica de los/as
Trabajadores Sociales, considera todas esas características, pero además configura
el campo del conocimiento referido a cómo la complejidad y dinamicidad del
sistema social genere exclusión para grupos mayoritarios y a su vez esto potencia
las problemáticas sociales de la infancia, la adolescencia, los adultos y los
ancianos.

Por otra parte los/as Trabajadores Sociales están facultados para estudiar las
especificidades de esos grupos etáreos o bien los grupos sociales y étnicos (por ejemplo:
campesinos, obreros, indígenas, etc.) y las distintas formas de atender profesionalmente
con fines socio-educativos, terapéuticos y asistenciales a dichos grupos. Esto significa
que tiene el dominio de la tecnología sustantiva, en lenguaje de Teoría de la organización
de los Servicios Sociales. Por otra parte, el compromiso y responsabilidad social que se
forja en el estudio y relación permanente con la realidad social le hacen acreedores de
privilegiar los intereses colectivos por encima de los individuales, así como el valor
central que adquiere el respeto a las potencialidades del ser humano y al sentido de la
participación en la construcción de procesos sociales.
(Mejía, 1994) indica que:

En la noción de la GERENCIA SOCIAL se dice que es una disciplina científica,


es técnica y es un arte derivado de las Ciencias Sociales y de la Administración,
cuyo objeto consiste en estudiar la producción y distribución de los servicios
sociales, en tanto estos son la traducción de las políticas sociales en programas.
Así los sistemas de producción y distribución de servicios son los principales
responsables de la Gestión de las políticas Sociales enmarcadas en una perspectiva
humanista del desarrollo social.

La Gerencia Social tiene como objeto de estudio el campo de análisis de instituciones y


la organización de la producción, la gestión y evaluación de los servicios y el impacto de
estos en el sistema social. Su objetivo es mejorar las políticas sociales y los sistemas de
producción y distribución de los Servicios Sociales. No está exenta ni de ideologías, ni
de valores sociales. Los valores sociales dominantes la influyen. Como disciplina y
práctica su finalidad se vincula al desarrollo integral del individuo y al progreso de la
Sociedad, para ello se inserta en la temática del Bienestar Social entendido éste como el
estado de una población donde las necesidades o demandas fundamentales son satisfechas
según las condiciones que la Sociedad define como ideales y la interpretación que de ellas
hacen las élites gubernamentales.

(Ramírez) nos indica que:

El quid del trabajador social en función de la Gerencia Social se resume entonces


en una visión futurista de la interpretación de la realidad, una actitud abierta al
cambio, potenciar las acciones hacia resultados sinergéticos, comprensión de los
"usuarios" como actores corresponsables en la producción del servicio y con poder
de negociación, refinación hacia un Estado Social en donde los actores de la
Sociedad Civil se posiciona de su papel de ciudadano con derechos y deberes,
superar una visión y manejo exclusivamente intraorganizacional. - La eficiencia
no es el único de la Gerencia.
En conclusión, es un imperativo ético, social y profesional asumir la Gerencia de los
Servicios Sociales con una perspectiva que trascienda el enfoque clásico aún subyacente
y con marcado arraigo en la práctica de la profesión de un Trabajador Social. Es un
desafío apremiante para la formación académica de los trabajadores sociales analizar el
curriculum especialmente en lo pertinente a la enseñanza-aprendizaje de la epistemología,
teórica y metodológica de la Administración de Programas Sociales. Interrogamos sobre
cual teoría, cuáles habilidades y cuáles actitudes estamos forjando para el desempeño de
la práctica profesional en el campo de la administración. Es urgente interrogarnos sobre
las formas de enseñanza-aprendizaje de lo epistemológico, teórico y metodológico de la
intervención profesional realizada directamente con los grupos-metas y que constituye la
tarea medular sustantiva de cualquier Gerencia Social. En síntesis el perfil del Gerente
Social se resume en manejo del entorno y manejo intraorganizacional, las mutuas
influencias; síntesis de autoridad*liderazgo manejo teórico-técnico del campo; una
personalidad hábil en el manejo de la incertidumbre, el conflicto, en discriminar lo
estratégico de lo operativo, capacidad de delegación y estimular las inteligencias en pos
de la innovación y la creatividad.
BIBLIOGRAFIA

Klisksberg Bernardo. Nuevas fronteras tecnológicas en materia de Gerencia en América


Latina. en: Revista de la CEPAL N°31, abril 1983.

Mejía Jesús G. (Editor). Diseño de Proyectos de Bienestar Social. Un enfoque


Estratégico. CONETS-ALAETS. Colombia, 1994.

Menguzzato Martina y La dirección Estratégica de la Empresa: Un enfoque innovador


del Juan José Renau. management. Ariel Economía. Barcelona, 1991.

Molina M. Lorena y Los Modelos de Atención Social. Informe de Investigación. Escuela


de Ma. Cristina Romero. Trabajo Social. Universidad de Costa Rica, 1994.

Ramírez A. Eugenio. Hablemos de Gerencia (Un Enfoque Futurista). San José, 1993.

Villasuso Juan Manuel. La Gerencia Pública. En: Revista Rumbo. Costa Rica, 1994.

Información obtenía de: http://www.ts.ucr.ac.cr/binarios/congresos/reg/slets/slets-015-


014, el día 26 de mayo del 2018.