Vous êtes sur la page 1sur 5

Nefrología

La Nefrología es la especialidad médica que estudia la anatomía de los riñones y sus


funciones. Tiene como campo la prevención, el diagnóstico y el tratamiento de las
enfermedades del riñón y sus consecuencias que en resumen es:

 -HTA y daño vascular


 Insuficiencia renal, es la condición en la cual los riñones dejan de funcionar
correctamente
 Insuficiencia renal aguda, una pérdida repentina de la función renal.
 Insuficiencia renal crónica, otro doctor ha detectado síntomas de declinación de
la función renal, a menudo una subida de la creatinina, que persiste más de 3
meses.
 Hematuria, pérdida de sangre por la orina.
 Proteinuria, la pérdida de proteína, especialmente albúmina, en la orina.
 Piedras en el riñón.
 Cáncer del riñón, sobre todo carcinoma renal, pero éste es generalmente el dominio
del urólogo.
 Infecciones del tracto urinario crónicas o recurrentes.
 Hipertensión que ha fallado en responder a las formas múltiples de
medicación antihipertensiva o puede tener una causa secundaria.
 Alteraciones hidroelectrolíticas o desequilibrio ácido-base.
 Personas que requieren iniciar terapia renal sustitutiva como trasplante renal,
hemodiálisis y diálisis peritoneal
 Glomerulonefritis. Afectación directamente al glomérulo, parte fundamental de
la Nefrona la cual se encarga de impedir que ciertas sustancias del organismo se
excreten de forma anormal por la orina.
 Síndrome Nefrítico síndrome nefrológico caracterizado por pérdida de proteínas en
orina en un rango menor de 3.5g/24hrs, hematuria macro o microscópica e
hipertensión arterial.
 Síndrome nefrótico. Síndrome nefrológico caracterizado por pérdida de proteínas en
orina en un rango mayor a 3.5g/24hrs, edema, hipoalbuminemia, dislipedmia,
lipiduria.
 Pacientes en terapias de sustitución renal como son:
 Diálisis peritoneal: Inicio, colocación de catéter de Tenckhoff vía percutánea,
seguimiento del paciente en diálisis, manejo de las complicaciones principalmente
peritonitis.
 Hemodiálisis: Inicio, manejo y colocación de accesos vasculares temporales y
definitivos, seguimiento del paciente en hemodiálisis, así como diagnóstico y
tratamiento de sus complicaciones.
 Trasplante renal: Inicio del protocolo, tanto del donante vivo como del cadavérico,
seguimiento, vigilancia del evento quirúrgico, seguimiento del postquirúrgico
inmediato, mediato y tardío, manejo de la inmunosupresión.
Función

Los riñones tienen las siguientes funciones:

 Mantener el equilibrio de líquidos y electrolitos


 Controlar la tensión arterial, regulando la volemia a través del contenido hídrico, e
influyendo sobre el diámetro de los vasos sanguíneos
 Regular el equilibrio ácido-base
 Eliminar sustancias tóxicas del cuerpo
 Influir sobre la formación de glóbulos rojos (eritrocitos)
 Regular el metabolismo óseo
 Funciones importantes en el metabolismo de la vitamina D

Se pueden resumir en tres grandes grupos:


1. Función excretora.
El riñón se encarga de eliminar los productos de desecho del metabolismo nitrogenado,
como la urea y el ácido úrico. Para ello, recurre a mecanismos de concentrar y diluir la
orina.
2. Regulación de agua y sal del organismo.
El riñón se encarga del control del agua y de la sal del organismo, fundamental para el
control del volumen sanguíneo, el gasto cardíaco y la tensión arterial. La regulación del
metabolismo del agua y de la sal, así como del potasio y magnesio, y del equilibrio ácido-
base, hacen del riñón un importante órgano metabólico. Por este motivo, la insuficiencia
renal se asocia habitualmente a retención hidro-salina e hipertensión.
3. Función hormonal.
Por otro lado, en el riñón se sintetizan algunas hormonas o precursores que desempeñan
un papel importante a nivel cardiovascular y óseo, como son la eritropoyetina y la vitamina
D. La eritropoyetina es una hormona cuya función principal es el estímulo para la
producción de eritrocitos en la médula ósea. La vitamina D es esencial para mantener el
equilibrio óseo- mineral en el organismo. Por este motivo, el paciente con insuficiencia
renal crónica tendrá frecuentemente asociada anemia y alteraciones en el metabolismo
óseo- mineral favoreciendo ambos el riesgo cardio-vascular

ANATOMIA BASICA

Los riñones en el ser humano están situados en la parte posterior del abdomen. Hay dos,
uno a cada lado de la columna vertebral. El riñón derecho descansa detrás del hígado y el
izquierdo debajo del diafragma y adyacente al bazo, separados de estos órganos por el
peritoneo parietal posterior. Sobre cada riñón hay una glándula suprarrenal. La asimetría
dentro de la cavidad abdominal causada por el hígado, da lugar a que el riñón derecho esté
levemente más abajo que el izquierdo. Los riñones están situados detrás del peritoneo, en
el retroperitoneal, se ubican entre la última vértebra torácica, y las tres primeras vértebras
lumbares (de T12 a L3). Los polos superiores de los riñones están protegidos,
parcialmente, por las costillas 11 y 12. Cada riñón está rodeado por dos capas de grasa
(peri renal y parar renal) que ayudan a protegerlos. Los riñones están recubiertos por una
capa de grasa resistente que los protege del exterior. El tamaño del riñón depende del
volumen corporal de cada persona. Por término medio un riñón puede tener las siguientes
medidas:

 Entre 10 y 12 centímetros de largo


 Entre 5 y 6 centímetros de ancho
 Aproximadamente, 4 centímetros de grosor
Cada riñón pesa, más o menos, 160 gramos. El derecho suele estar ubicado algo más abajo
que el izquierdo, debido al tamaño del hígado que se localiza encima de él.

El riñón tiene forma de judía y posee un polo superior y uno inferior. Sobre cada polo
superior se localiza una glándula suprarrenal. El nombre de estas estructuras describe
únicamente su localización, ya que su función es totalmente diferente a la de los riñones.

El riñón se subdivide en la corteza y la médula renal. La corteza renal es la parte externa;


mientras que la médula renal es la parte interna. Ambas están atravesadas por
numerosos vasos sanguíneos, que se unen en la zona de la pelvis renal a la arteria renal o
a la vena renal.

Médula renal

La médula renal de cada riñón está compuesta por entre 16 y 20 pirámides (pirámides
medulares de Malpighi), cuyo vértice apunta hacia la pelvis renal. Algunas pirámides crecen
fusionadas, de modo que se forman aproximadamente ocho vértices (papilas).

Las papilas están repletas de pequeños orificios que constituyen lo que se conoce como
área cribosa, a través de los cuales se vierte la orina.

Los vértices de las pirámides se vacían en los cálices renales, que a su vez confluyen en la
pelvis renal. En esta zona puede producirse pielonefritis, como consecuencia de
una cistitis o de una urolitiasis.

La pelvis renal desemboca en el uréter, a través del que fluye la orina hacia la vejiga.
Corteza renal

La corteza renal envuelve la médula y está cubierta en el exterior por la cápsula renal. La
corteza posee proyecciones radiadas (columnas renales) que se introducen entre las
pirámides medulares, situadas en el interior de la médula renal.

En la corteza se hallan las unidades funcionales básicas de los riñones, las nefronas. Estas
cumplen una función muy importante: producir la orina. Cada riñón contiene
aproximadamente un millón de nefronas.

Nefronas
La nefrona está constituida por un corpúsculo renal y un túbulo renal.

Cada corpúsculo renal, a su vez, se compone de un glomérulo, este es el encargado de la


primera fase renal llamada “filtración”. Cada glomérulo está rodeado de vasos capilares. De
manera que la sangre pasa por el glomérulo, se filtra, y sale la sangre purificada a través
de otro vaso sanguíneo de la zona glomerular. Entre el glomérulo y los vasos sanguíneos
se encuentra una estructura denominada “Cápsula de Bowman”, que también participa de
dicha filtración.

La creación de la orina se divide en las siguientes 3 fases:

1. Filtración
2. Reabsorción tubular
3. Excreción tubular
4. Eliminación de la orina a través de los conductos excretores
La pared capilar de los glomérulos es impermeable a diversos componentes de la sangre
en condiciones normales. Las células sanguíneas (glóbulos rojos y glóbulos blancos), así
como la albúmina del plasma sanguíneo no pueden atravesarla. La glucosa, la urea,
los electrolitos y el agua traspasan las paredes capilares. El líquido acumulado en los
túbulos se conoce como orina primaria. Cada minuto se producen de esta forma 125
mililitros de orina primaria, lo que equivale a cerca de 180 litros diarios.

Los túbulos renales discurren contorneados a través de la corteza renal y la médula que
limita con la parte media del riñón. Durante el proceso de formación de la orina, en los
túbulos renales, se produce la reabsorción y la excreción de distintos productos, metabolitos
o electrolitos que el organismo pudiera necesitar en cada momento, es decir si los precisa
los reabsorbe y si no los necesita los excreta. Así se produce la concentración de la orina
primaria, y el resultado es la auténtica orina, que fluye a través del uréter.

CUIDADOS DE ENFERMERÍA ESPECÍFICOS:

 Signos vitales según indicación médica (dependen de la condición del paciente).


 Balance Hídrico estricto.
 Vigilar patrón respiratorio.
 Reposo + respaldo a 30°.
 Dieta para paciente con Insuficiencia Renal (en general debe estar compuesta
de 10 – 15% de proteínas, 55- 70% de carbohidratos y 20 – 30% de lípidos).
 Peso cada día (si la condición del paciente lo permite).
 Cuidados de Sonda Trans-uretral (si es necesaria).
 Toma y reporte oportuno de exámenes de laboratorio según indicación médica.
 Diluir los fármacos indicados al límite de su solubilidad para reducir el aporte de
líquidos.
 Cumplir diuréticos según indicación médica.
 Cambios de posición (depende de la condición del paciente).
 Orientar a paciente y familia sobre el tratamiento y prevención de futuros eventos.