Vous êtes sur la page 1sur 3

Características de la oclusión funcional

Resumen

Este artículo de opinión, a partir de una revisión sistemática de la literatura especializada,


busca determinar las características significativas para llegar a una oclusión funcional tanto en
estática como en dinámica. Los tratamientos odontológicos comprenden necesariamente la
rehabilitación de las superficies oclusales, las cuales tienen por referencia las características
que constituyen una oclusión funcional. El objetivo de esta revisión es priorizar y tener en
cuenta que la determinación de una oclusión funcional representa el éxito a largo plazo de los
tratamientos de rehabilitación oral, pues implica incluir cambios fundamentales en las
relaciones interoclusales de la oclusión tanto estática como dinámica. La oclusión es
considerada uno de los aspectos más imprescindibles y necesarios para el éxito final de la
rehabilitación en el tiempo. El criterio de una oclusión funcional no presenta parámetros
estrictos establecidos, hay factores en los que intervienen los contactos oclusales bilaterales
en oclusión céntrica, coincidencia entre la posición de centricidad condilar y posición
intercuspal y contacto entre dientes antagonistas.

INTRODUCCIÓN

En el caso específico de la oclusión, un avance importante, según Ramfjord, es el progreso


más allá de la simple descripción de características morfológicas o del recuento de
manifestaciones disfuncionales propuesto por Helkimo, en 1974.
CONTENIDO TEMÁTICO

Oclusión A principios del siglo XVII, el anatomista John Hunter ya se había referido a lo que hoy
se denomina oclusión ideal (1991). Edward H. Angle fue uno de los primeros clínicos en
presentar sus consideraciones sobre la disposición ideal de los dientes. En 1907, define la
oclusión normal como la línea con la cual, en forma y posición acorde al tipo, los dientes
deben estar en armonía.

Cortes C (2007) la oclusión es, en concepto de muchos clínicos, el núcleo de la ciencia


odontológica. Las relaciones entre la oclusión dinámica y la estática es uno de los aspectos
del estudio de la oclusión funcional.

Oclusión estática

La oclusión estática comprende la denominada posición de intercuspidación máxima.


Oclusión dinámica

En la oclusión dinámica, los movimientos son realizados por los músculos masticatorios y
la guía para el recorrido es determinada por el disco intraarticular y las superficies
articulares dentro de la cápsula articular. La mandíbula se moviliza en relación a la maxila
en virtud a dos influencias: primero, la fuerza de locomoción provista por los músculos
bajo el control del sistema nervioso: control neuromuscular. Segundo, hay dos tejidos
duros que actúan como sistema guía: la articulación temporomandibular y las superficies
de los dientes (Davies S. et al. 2001).

La oclusión individual dinámica es un modelo único que se impone sino que son las
condiciones particulares de cada paciente con sus signos y síntomas que determinan los
objetivos terapéuticos.

Contacto dentario durante la función

Numerosos estudios muestran una discrepancia de 0.5-1.5 mm, existente entre la medición
de la posición céntrica y la posición de intercuspidación (Hildebrand 1931).
Si se le pide al paciente que cierre completamente, un movimiento protrusivo ocurre junto
con un componente lateral, permitiendo a la mandíbula deslizarse hasta la posición de
máxima intercuspidación.
Relaciones durante la excursión lateral
Existen tres diferentes tipos de relación entre los dientes posteriores, que pueden ocurrir
durante la excursión lateral de la mandíbula.
Oclusión balanceada
Durante el movimiento lateral, los dientes posteriores de ambos lados, tanto de trabajo
como de no trabajo, están en contacto.
Oclusión con función de grupo

Durante el movimiento lateral las cúspides bucales de los dientes posteriores en el lado de
trabajo están en contacto, mientras que en el lado de no trabajo no existe contacto
dentario.
Oclusión protegida por canino

Durante la excursión lateral ocurre contacto solo entre el canino superior e inferior y el
primer premolar en el lado de trabajo.

En la rehabilitación odontológica, cuando se introduce cambios en el esquema oclusal,


debe hacerse con fundamento en bases racionales establecidas para elegir entre una guía
canina y la función de grupo.

En los estudios sobre la actividad electromiográfica de los músculos temporales y ma-


seteros, durante las excursiones laterales en individuos con guía canina y función de
grupo, se halló menos actividad en aquellos individuos con guía canina.

Interferencia oclusal

Poselt describe la interferencia oclusal como contacto oclusal forzado de la mandíbula,


para desviarla del patrón normal de movimiento.

El concepto de lo que se considera como interferencia, según la Academy of prostho-


dontics (2005) define como cualquier contacto dentario que inhibe la oclusión de las
superficies remanentes para tener superficies estables.
Estos contactos interfieren tanto en función como parafunción y se caracterizan por:
Contactos oclusales en el lado de no trabajo
Contacto unilateral en la posición de relación céntrica
Deslizamientos mayores a 1 mm entre la céntrica condilar y la máxima intercuspidación
Asimetría en el lado entre la relación de relación céntrica y la posición intercuspal
Maxima intercuspidación y posición céntrica condilar

Durante la masticación y la deglución los contactos dentarios ocurren en la posición


intercuspal, anterior, posterior y lateral. La mandíbula puede rotar sobre un eje horizontal
a través de los cóndilos, llamado eje de retrusión. Este eje permite una apertura de 20 a 25
mm.

Ramjord y Ash establecieron que el contacto inicial dependerá de la postura. Esto implica
que si la postura está alterada, los dientes contactan al final de la senda de cierre habitual
de una manera trastornada, al menos temporalmente hasta que una adaptación en la
senda de cierre se produzca.

CONCLUSIONES
1. Contactos oclusales bilaterales en posición de oclusión céntrica
2. Coincidencia entre la posición de centricidad condilar y posición intercuspal o un corto
deslizamiento entre las dos posiciones (Menor a 1 mm).
3. Contacto entre dientes antagonistas en el lado de trabajo, durante el movimiento lateral
mandibular. Los contactos pueden ser limitados a los caninos (protección canina) o
extenderse posteriormente para incluir a dientes posteriores adyacentes (función de
grupo).

Centres d'intérêt liés