Vous êtes sur la page 1sur 3

RELACIONES INTERNAS del mensaje

Rama de la lingüística que estudia los sistemas fónicos de las lenguas, frente a la articulación física del lenguaje
(Fonética).
Los sonidos adquieren valores distintos según la función que ocupen en un contexto dado.
Los sonidos que componen una palabra son las unidades mínimas que la hacen diferente de otra.
Cada fonema se describe siguiendo unos criterios físicos y articulatorios, en función del punto de articulación o de
su carácter de sonoro o sordo.
Rama de la lingüística que estudia la producción, naturaleza física y percepción de los sonidos de una lengua.
Estudia sonidos orales desde el punto de vista físico, reuniendo los datos y cuantificando los datos sobre la
emisión y la producción de las ondas sonoras que configuran el sonido articulado

Fonética Experimental
Estudia sonidos de una lengua desde el punto de vista fisiológico, es decir, describe qué órganos orales
intervienen en su producción, en qué posición se encuentran y cómo esas posiciones varían los distintos caminos
que puede seguir el aire cuando sale por la boca, nariz, o garganta, para que se produzcan sonidos diferentes.

Fonética Articulatoria
Estudia la onda sonora como la salida de un resonador cualquiera; esto es, equipara el sistema de fonación con
cualquier otro sistema de emisión y reproducción de sonidos.

Fonética Acústica
Rama de la lingüística que estudia la estructura interna de las palabras para delimitar, definir y clasificar sus
unidades, las clases de palabras a las que da lugar (morfología flexiva) y la formación de nuevas palabras
(morfología léxica).

Relaciones léxicas
Las relaciones léxicas son aquellas que se establecen entre los significados léxicos de las palabras.
Por significado léxico se entiende el significado de la palabra tal como se consigna en
el diccionario, es decir, el significado abstraído de las diferentes formas de su uso contextual.
○ SINONIMIA: Relación léxica en que dos o más fonemas tienen significados muy
relacionados que a menudo pueden intercambiarse en una oración.

Ejemplo: ancho / amplio


esconder / ocultar
cercano / próximo

○ ANTONIMIA: Relación léxica en que dos formas tienen significados opuestos.

- Antónimos graduables Ejemplo: rápido / lento


grande / pequeño

- Antónimos no graduables: pares complementarios. Ejemplo: vivo / muerto


macho / hembra

- Opuestos: pares de antónimos no graduables en que uno no significa el negativo de


la otra, sino "hacer lo contrario de".

○HIPONIMIA: Relación léxica en que el significado de una forma está incluida en el


significado de otra.
Hay una relación jerárquica entre los elementos.

Ejemplo: perro / animal


piano / árbol
Rosa es hipónimo de flor.
Flor es hiperónimo de rosa.

○PROTOTIPO: Ayuda a explicar el significado de algunas palabras, no a partir de los rasgos


que lo componen, sino a partir de su parecido con el ejemplo más evidente. El mejor ejemplo de
una clasificación.

Ejemplo: El mejor ejemplo de fruta: manzana.

○HOMOFONÍA: Cuando dos o más formas que se escriben de forma diferente tienen la misma
pronunciación. Es un tipo de parónimo.

Ejemplo: Hola / ola


baca / vaca
hierro / yerro

○HOMONIMIA: Una forma (escrita o hablada) tiene dos o más significados totalmente
distintos.

Ejemplo: banco / banco

○ POLISEMIA: Una forma (escrita o hablada) tiene múltiples significados que están todos
relacionados por extensión.

Ejemplo: Cuello del cuerpo.


Cuello de una botella.
Cuello de una camisa.
Cuello uterino.

¿Cuándo es homonimia o polisemia?


- Polisemia: Una entrada en el diccionario.
- Homonimia: Dos entradas en el diccionario.

○PARONIMIA: Es una relación semántica que consiste en dos palabras o más semejantes en el
sonido, pero que se escriben de forma diferente y tienen significados distintos.

Ejemplo: Absorción y adsorción


oveja y aveja

○ METÁFORA: Es una de las vías de cambio semántico más comunes.


Consiste en la identificación de dos términos, de tal manera que para referirse a uno de ellos
se nombra al otro.

○ METONíMiA: Es un fenómeno de cambio semántico por el cual se designa una o idea con el
nombre de otra.
Es cuando uno de los términos se emplea para referenciar al otro.

Tipos:
> Causa por efecto: carecer de trabajo - carecer de pan.
> Contenedor por contenido: botella - cerveza.
> Símbolo por cosa simbolizada: Jurar lealtad a la bandera - Jurar lealtad al país.

○ COLOCACIÓN: Las palabras tienden a aparecer con otras.


Martillo - clavo
Pan - mantequilla
Aceite - vinagre
Morfosintaxis
El estudio morfosintáctico es todo aquel parámetro gramatical que se debe tener en cuenta a la hora de
escribir, se puede afirmar que es la combinación entre la morfología y la sintaxis. Es lo que permite que las
oraciones de un texto tengan la determinada orientación o sentido en el orden de ideas. La morfosintaxis se
encarga de evitar que a través de mecanismos proporcionados por expertos en lengua y literatura exista
ambigüedad y se pierda la secuencia real que se debe tener a la hora de redactar.
El análisis morfosintáctico comienza identificando cada uno de los elementos de la oración. Quien lo ejecuta
encontrará sustantivos, verbos, determinantes, complementos, preposiciones núcleo de la oración, sujeto y
predicado. Luego de haber precisado los componentes del texto se procede a estudiar la función de cada uno
de ellos, en caso de detectar que uno de ellos no corresponde al espacio en el que esta se evalúa un cambio
del mismo o una modificación general de la oración.
Por ejemplo, en la oración “Juan compró un regalo para su madre”, primero haremos un análisis morfológico
que nos dirá que Juan es un sustantivo, compró un verbo, etc. Cuando terminemos, veremos que Juan es el
sujeto y el resto de la oración, un predicado cuyo núcleo es compró; y que la oración tiene dos complementos,
uno directo (un regalo) y otro indirecto (a su madre).
Tipos de relaciones semánticas más importantes
Los conectores pueden explicitar diversos tipos de relaciones entre los enunciados o entre partes de un
enunciado. Las más frecuentes e importantes dentro del son:
1. Relación causal: Relación de causa y consecuencia en la que el conector introduce la causa. Cumplen la
función de conectores causales: porque, ya que, puesto que, debido a, a causa de que, como, pues, entre otros.
Ejemplo:
“Llevaré paraguas porque está lloviendo”
2. Relación consecutiva: Relación de causa y consecuencia en la que el conector introduce la consecuencia.
Puede expresarse por medio de conectores como: por lo tanto, por ende, por ello, en consecuencia, por eso,
por lo que, por consiguiente, con que, entre otros.
Ejemplo:
"Hago ejercicio a diario por eso tengo una buena salud"
3. Relación adversativa excluyente: Establece que uno de los enunciados excluye al otro. Funcionan como
nexos adversativos excluyentes las conjunciones sino, sino que y los adverbios sólo, menos y los participios
salvo y excepto, entre otros.
Ejemplo:
“No es mi tío sino mi padre”