Vous êtes sur la page 1sur 3

Universidad Central Del Ecuador

Escuela de Sociología y Ciencias Políticas

Formación Social Latinoamericana I

Nombre: Herrera Espinel Alejandro.

Curso: Política 3. Semana:7.

Texto a reseñar: Safford Frank 1991. “política, ideología y sociedad” en Leslie Bethell (Edt.), Historia de América
Latina. (pp. 42-104). Volumen 6, América Latina independiente, 1820-1870. Cambridge University Press. Editorial
Critica, Barcelona- España.

Safford Frank historiador de la Universidad de Harvard, es magister en Historia Estadounidense y PhD. en Historia
Latinoamericana de la Universidad de Columbia. Es profesor e investigador del departamento de historia de la
Universidad Northwestern, donde actualmente dirige el pregrado en Estudios Internacionales. También ha sido
profesor en reconocidas universidades como la Universidad de Dartmouth, la Universidad de California, Berkeley y la
Universidad de Texas. Sus investigaciones en historia política y económica de Colombia del siglo XIX se han
concentrado en los temas de emprendimiento, comercio, desarrollo económico y política. (Fundación Liderazgo y
democracia,2013)

El autor comienza este texto afirmando que no es fácil caracterizar a la política hispanoamericana por varios factores
como étnicamente donde en países como Bolivia, Perú, Ecuador, Guatemala y México estaban compuestos en su
mayoría por población india, mientras que en otros países predominaban los mestizos, aunque toda la población estaba
integrada culturalmente en la sociedad hispánica; geográficamente la mayor parte de la población de México,
Guatemala y los países andinos se concentraban en las tierras altas del interior, mientras la de Venezuela, Chile y gran
parte de la población del Rio de la plata vivía en regiones costeras; políticamente los gobiernos de los países con
población mayoritariamente costera pudieron desarrollarse sobre bases financieras más firmes y tuvieron mayor
estabilidad política por su desarrollo comercial con Europa occidental, lo cual no sucedió en los otros países.

En México la lucha por terminar con el poder que ejercía la iglesia se alargó durante décadas, mientras que en la
región del Rio de la plata y Venezuela tenía raíces menos profundas donde su poder y privilegios se pudieron reducir
con una relativa facilidad.

Safford menciona que las guerras de independencia afectaron de diferente manera a Latinoamérica, mientras que en
México y Perú el cuerpo de oficiales criollos continuo casi intacto después de la independencia, el cuerpo de oficiales
era instruido y socializado en la carrera militar por los españoles, los cuales jugaban un papel importante en la política,
donde frecuentemente intervenían para defender los fueros militares. En Perú los jefes militares gobernaron este país
la mayor parte del siglo XIX. En Venezuela los jefes militares fueron figuras dominantes en la política mientras que en
Nueva Granada y Chile los lideres militares quedaron subordinados a la elite política civil. En Argentina los militares
de carrera quedaron derrotados en os conflictos que mantuvieron con la milicia local; en los otros países la
organización militar fue liquidada en las guerras de independencia.

Safford menciona que el establecimiento de nuevos estados fue complicado una vez conseguida la separación de
España ya que se crearon constituciones para transferir el poder y garantizar libertades individuales, las mismas que
no fueron respetadas y a menudo servían para reprimir a los opositores con el fin de retener el poder, adicional a esto
controlaban las elecciones. Mediante esta constitución quedo debilitado el poder de los grupos corporativos y las
distinciones de castas, se plantearon las primeras medidas para abolir la esclavitud, se dio la división de las tierras
comunales, la estructura del ejército y la iglesia se vieron debilitados por lo cual sus fueros desaparecieron.

Los lideres hispanoamericanos al construir los nuevos estados recibieron la influencia de Francia, Inglaterra y Estados
Unidos donde los pensadores políticos europeos como Montesquieu, Constant, Bentham y Tocqueville influenciaron
con sus ideas sobre la estructura de las instituciones políticas y el funcionamiento del proceso político. Lo referente a
los nuevos gobiernos, llevaban la influencia del racionalismo ilustrado y la mayoría de los gobiernos se construyeron
sobre los modelos republicanos de Estados Unidos y la Revolución Francesa. Casi todos los lideres revolucionarios,
con la excepción de los del Rio de la Plata creían que el estado debía estar sujeto a una constitución , las primeras
constituciones de Venezuela, Nueva Granada y Chile son de 1811-1812 en donde estas reconocían: la libertad,
igualdad ante la ley, seguridad, propiedad, algunas establecieron la libertad de prensa y se intento implementar los
juicios con jurado; la mayoría quiso proteger estos derechos mediante la división de poderes y haciendo que el
ejecutivo fuera más débil que el Legislativo, las cuales no tuvieron éxito.

Safford menciona que en el periodo de 1819 a 1845 se implantaron dos tipos de constituciones: la de las republicas
centralizadas parecidas a la constitución española de Cádiz de 1812, la cual contaba con el apoyo de las elites civiles,
principalmente de los abogados y de quienes tenían estudios universitarios y la del estado napoleónico que defendía
Simón Bolívar y tenía apoyo de los militares. El conflicto federalismo-centralismo en muchos lugares tendió a quedar
sumergido entre los años de 1835 y 1845, las fuerzas del centralismo triunfaron en Chiles, México y Nueva Granada;
así pues, el federalismo ya sea debido a la represión o cualquier otro medio retrocedió durante un tiempo. Entre 1845 y
1870 se produjo una segunda ola federalista en México, Nueva Granada, Venezuela y Perú, pero aquí y en este periodo
el conflicto centralismo-federalismo tendió a ser utilizado para alcanzar algún objetivo.

Safford menciona que la creación de una sociedad liberal en términos políticos buscaba establecer la igualdad jurídica
y la supremacía del estado secular, garantizar la libertad de pensamiento, lo que exigía liquidar la iglesia y el ejército,
en términos económicos se buscaba establecer el mercado libre para lo cual era necesario que se abolieran los
monopolios, liquidar la propiedad de manos muertas de la iglesia y liberar la propiedad del peso de las cargas
perpetuas a fin de que pudieran circular libremente en el mercado.

Hispanoamérica pasa por una inestabilidad política entre 1810 y 1870 lo cual ha sido explicado de diferentes maneras,
las cuales giran alrededor de modelos culturales, consecuencias sociales y económicas. Morse explica la inestabilidad
política a partir del autoritarismo y el anarquismo caracteristicas inherentes al legado español, el constitucionalismo
liberal anglo-francés se levantó como una contradicción a los valores y forma de vida tradicional; para Morse la
estabilidad solo se podría conseguir cuando se lograra la síntesis entre los modelos políticos tradicionales y los
principios constitucionales.

Hispanoamérica presenta una inestabilidad política por el peso de los conflictos entre regiones y grupos sociales que
se generaron por tener intereses distintos en la economía internacional. Las regiones que estaban integradas de forma
más efectiva en la economía de exportación tendían a ser políticamente más estables. La interpretación de la
inestabilidad alude a la falta de una clase fuerte y unida dedicada a sostener el estado, se completan subrayando
también la debilidad financiera de los nuevos gobiernos, la falta de fondos les hizo difícil conseguir la fidelidad del
ejército, así como captar las elites civiles potencialmente disidente a través del patrocinio. Las décadas que
transcurrieron de 1870 a 1910 fueron años de consolidación y centralización política generalmente bajo gobiernos de
tipos seculares y modernizadores, pero mas o menos autorizados y no democráticos.

Safford menciona que la mayoría de las interpretaciones de la era de la consolidación política que se produjo después
de 1870 tienden a poner de relieve las bases económicas del nuevo orden. La creciente demanda europea y
norteamericana de materias primas latinoamericanas conllevo a una afluencia de prestamos e inversiones extranjeras
en ferrocarriles, mina y en el sector agrícola de exportación suministraron a algunos regímenes los recursos necesarios
para cooptar a los posibles opositores en los puestos del gobierno y contentarlos con concesiones o contratos. También
les permitió, mantener un ejército nacional moderno con el que reprimir a los opositores que no podían ser comprados.

Conceptos utilizados

-Hispanoamérica -Iglesia -Ejercito -Influencia -Centralización -Constituciones

Bibliografía

-Democracia, F.L.(2013). Perfiles historiadores. Recuperado de: https://fundacionlyd.org/resultados-ranking-


presidencial/perfiles-historiadores

- Safford Frank 1991. “política, ideología y sociedad” en Leslie Bethell (Edt.), Historia de América Latina. (pp. 42-
104). Volumen 6, América Latina independiente, 1820-1870. Cambridge University Press. Editorial Critica,
Barcelona- España.
Bibliography
Democracia, F. L. (2013). Perfiles historiadores. Retrieved from Safford Frank: https://fundacionlyd.org/resultados-
ranking-presidencial/perfiles-historiadores