Vous êtes sur la page 1sur 4

7.

APLICACIONES

A. Suavizado de superficies rugosas

El desbarbado o el alisado de las superficies


(Figura 6) es el uso más simple y común de
la ECM. Una herramienta de cátodo de cara
plana se coloca enfrente de una pieza de
trabajo que tiene una superficie irregular.
Las densidades de corriente en los picos de
las irregularidades superficiales son
superiores a las de los valles. Los primeros
son, por lo tanto, eliminados
preferentemente y la pieza de trabajo se
vuelve suave, ciertamente a expensas del
metal común (que todavía se mecaniza a
partir de los valles de las irregularidades,
aunque a una velocidad menor). El
suavizado electroquímico es el único tipo de
ECM en el que la forma del ánodo final
puede coincidir exactamente con la de la
herramienta de cátodo.

El desbarbado electroquímico es un proceso


rápido; Los tiempos típicos para alisar las
Fig. 6 Suavizado de superficies rugosas. superficies de los componentes fabricados
son de 5 a 30 segundos. Debido a su
velocidad y sencillez de funcionamiento, el desbarbado electroquímico puede realizarse con una
herramienta de cátodo fija y estacionaria. El proceso se utiliza en muchas industrias.

B. Perforación de agujero

La perforación de agujeros es otra forma principal de usar ECM (Figura 7). La herramienta del
cátodo se hace generalmente en forma de un electrodo tubular. El electrólito se bombea por el
orificio central de la herramienta, a través del hueco de mecanizado principal, y hacia fuera entre
la separación lateral que se forma entre la pared de la herramienta y el orificio. La inversión del
flujo de electrólito a menudo puede producir una mejora considerable en la precisión del
mecanizado.

La acción de mecanizado principal se lleva a cabo en el hueco formado entre el borde delantero de
la herramienta de perforación y la base del orificio en la pieza de trabajo. La ECM también procede
lateralmente entre las paredes laterales de
la herramienta y el componente, donde la
densidad de corriente es menor que en el
borde delantero de la herramienta de
avance. Dado que la anchura de la
abertura lateral se hace progresivamente
mayor que la del borde de ataque, la
velocidad de ECM lateral es menor. El
efecto global de la ECM lateral es
aumentar el diámetro del agujero
producido. La distancia entre la pared
lateral de la pieza de trabajo y el eje
central de la herramienta de cátodo es
mayor que el radio exterior del cátodo.
Esta diferencia se conoce como el
"overcut". La cantidad de recorte puede
reducirse mediante varios métodos. Un
procedimiento común implica el
aislamiento de las paredes externas de la
herramienta (Figura 7), que inhibe el flujo Fig. 7 Taladrado electroquímico
de corriente lateral. Otra práctica reside
en la elección de un electrolito tal como
nitrato de sodio, que tiene la mayor eficiencia de corriente a las densidades de corriente más altas.
En el taladrado, estas altas densidades de corriente se producen entre el borde delantero del
taladro y la base de la pieza de trabajo. Si se usara otro electrolito tal como cloruro de sodio, el
recorte podría ser mucho mayor. La eficiencia actual del cloruro de sodio se mantiene estable en
casi el 100% para una amplia gama de densidades de corriente. Así, incluso en la separación
lateral, la extracción de metal se produce a una velocidad que se determina principalmente por la
densidad de corriente, de acuerdo con la ley de Faraday.

Se han logrado agujeros con diámetros de 0,05 a 75 milímetros con ECM. Para orificios de 0,5 a 1,0
milímetros de diámetro, se han producido profundidades de hasta 110 milímetros. La perforación
por ECM no se limita a agujeros redondos; La forma de la pieza de trabajo está determinada por la
del electrodo de herramienta.

C. Conformación completa

La conformación de forma completa utiliza un intersticio constante a través de toda la pieza de


trabajo y la herramienta se desplaza mecánicamente a una velocidad fija hacia la pieza de trabajo
para producir el tipo de forma utilizado para la producción de álabes de compresor y turbina. En
este procedimiento, se usan densidades de corriente de hasta 100 A / centímetro cuadrado, ya lo
largo de toda la superficie de la pieza de trabajo, la densidad de corriente permanece alta.

El flujo de electrolitos desempeña un papel aún más influyente en la conformación de forma


completa que en la perforación y alisado de superficies. Toda la sección transversal grande de la
pieza de trabajo tiene que ser suministrada por el electrolito a medida que fluye entre los
electrodos. Las áreas más grandes de electrodos implicados significan que se necesitan presiones
de bombeo comparativamente más altas y caudales volumétricos.

D. Rectificado electroquímico

La característica principal de la molienda electroquímica (ECG) es el uso de una muela abrasiva en


la que un abrasivo aislante, tal como partículas de diamante, se coloca en un material conductor.
Esta rueda se convierte en la herramienta de cátodo. Las partículas no conductoras actúan como
separador entre la rueda y la pieza de trabajo, proporcionando un intersticio interelectrodo
constante, a través del cual se descarga el electrolito.

Las exactitudes alcanzadas por el ECG son usualmente alrededor de 0,125 milímetros. Un
inconveniente del ECG es la pérdida de precisión cuando las esquinas interiores se mueven.
Debido a los efectos del campo eléctrico, rara vez se logran radios superiores a 0,25 milímetros.

Una amplia aplicación de rectificado electroquímico es la producción de herramientas de corte de


carburo de tungsteno. El ECG también es útil en el molido de partes frágiles tales como agujas
hipodérmicas.

E. Mecanizado de arco electroquímico

Se ha desarrollado un proceso que se basa en descargas eléctricas en electrolitos, permitiendo así


la erosión del metal, así como la ECM en ese medio. Debido a que este proceso se basa en el inicio
de arcos en lugar de chispas, se ha denominado mecanizado de arco electroquímico (ECAM). Una
chispa se ha definido como una descarga transitoria y ruidosa repentina entre dos electrodos; Un
arco es un fenómeno termiónico estable. Las descargas de duración de aproximadamente 1
segundo a 1 milisegundo se describen como chispas, mientras que para duraciones de
aproximadamente 0,1 segundos dichas descargas pueden considerarse arcos. Debido a que en el
proceso ECAM la duración, la energía y el tiempo de ignición de las chispas están bajo control, es
válido considerarlos como arcos.

Una atracción de la técnica de ECAM es las tasas muy rápidas de remoción de metal alcanzables
por los efectos combinados de chispas y ECM. La técnica ECAM se puede aplicar en todas las
formas discutidas para ECM, por lo tanto las superficies pueden ser suavizadas y perforadas. El
torneado también es posible, al igual que el mecanizado de alambre.
Una forma de este proceso se basa en una corriente continua pulsada, es decir, una fuente de
alimentación rectificada de onda completa que está bloqueada en fase con una cabeza de
herramienta vibrante. La oscilación de la herramienta da lugar a un conjunto de condiciones en las
que la ECM ocurre durante cada ciclo de onda. La distancia interelectrodo se estrecha a medida
que la herramienta vibra a lo largo de un ciclo. Durante el mismo perıodo, la corriente aumenta
hasta que se producen chispas por desintegración del electrólito y / o generación de burbujas de
gas electrolítico o de vapor en el hueco, cuya producción ayuda al proceso de descarga.

Para la perforación, la acción de descarga se produce en el borde delantero de la herramienta,


mientras que ECM tiene lugar en las paredes laterales entre la herramienta y la pieza de trabajo.
La erosión por chispa combinada y la acción de la ECM producen rápidas velocidades de remoción
de metales. Debido a que ECM es todavía posible, cualquier daño metalúrgico a los componentes
causado por la acción de chispas se puede eliminar por un corto período de ECM después de la
acción ECAM principal. Las corrientes de 250 A a 30 V se usan típicamente en el proceso.