Vous êtes sur la page 1sur 3

Resumen: “Operación Cóndor”

Unidad 3

Capítulo 1- El contexto mundial: Guerra Fría y contrainsurgencia.

Operación Cóndor fue creada en 1975 para estrechar vínculos entre los servicios de inteligencia y
organismos represivos del Cono Sur y actuar coordinadamente en el territorio de los países
miembros. Organización terrorista transnacional. Contexto mundial Guerra Fría.

EEUU aplicaron esquemas contrainsurgentes para “contener” al comunismo internacional.


Operación Fénix en Vietnam y los ejércitos secretos de la OTAN en Europa.

1- Guerra Fría.

La Guerra Fría fue un conflicto entre los Estados Unidos de Norteamérica (EEUU) y la Unión de
Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), que se desarrolló entre la segunda posguerra mundial
(1947) y la disolución del bloque socialista (1989-1991).

Terminado el conflicto bélico más grande de la historia de la humanidad, el sistema geopolítico


mundial adquirió una fisonomía única. Las potencias tradicionales como Alemania, Francia o el
Reino Unido estaban devastadas y habían perdido peso político internacional. Solo dos de los
victoriosos estaban en condiciones de disputar el liderazgo: los EEUU y la URSS, que asumieron el
rango de superpotencias y forjaron dos bloques políticos, económicos e ideológicos antagónicos.
La bipolaridad implicó la existencia de un modelo de “democracias liberales” capitalistas sostenido
por los Estados Unidos, y un contra-modelo de “repúblicas populares” comunistas apoyado por la
Unión Soviética. El bloque capitalista se consolidó fundamentalmente con el Plan Marshall de
ayuda económica para la reconstrucción europea, los pactos militares de la Organización del
Tratado del Atlántico Norte (OTAN, 1949) y la Organización del Tratado del Sudeste Asiático
(SEATO, 1954), los organismos multilaterales de Bretton Woods (FMI, Banco Mundial, GATT) y la
Comunidad Económica Europea (1957). Su contraparte comunista se basó en un acuerdo
económico, el Consejo de Ayuda Mutua Económica (conocido por su sigla en inglés, COMECON,
1949), y uno militar-político, el Tratado de Amistad, Colaboración y Asistencia Mutua
(popularmente conocido como Pacto de Varsovia, 1955).

Al comenzar la Guerra Fría, los norteamericanos contaban con el monopolio de la tecnología


atómica. Solo dos años después, en 1949, la URSS había detonado su primera bomba atómica en el
desierto de Kazajstán. No podía ser a través de las armas nucleares porque significaba asumir un
“pacto suicida”. Los conflictos fueran limitados.

Amenaza de una “aniquilación mutua asegurada” impidió que los bandos destruyeran buena parte
del planeta. Hostilidades se desplegaron principalmente en el ámbito económico, diplomático,
ideológico, armamentístico y de inteligencia-espionaje.

El verdadero polvorín fue el denominado “Tercer Mundo” (América Latina, África y buena parte
de Asia), donde se produjeron las guerras de Corea (1950-1953), Vietnam (1954-1975) y
numerosos procesos de revoluciones nacionalistas y descolonizadoras, interpretados en su
mayoría por los EEUU como un enfrentamiento Este-Oeste. Las revoluciones, conflictos y crisis
que caracterizaron al Tercer Mundo.
Masivos movimientos sociales, de minorías étnicas, feministas, obreros y estudiantiles. Los
procesos de descolonización se vieron respaldados por el surgimiento de un Movimiento de Países
No Alineados (MPNA), liderado entre otros por la Yugoslavia de Tito.

En 1955 durante la Cumbre de Bandung, en Indonesia, se reunieron representantes de países


asiáticos y africanos, donde se sentaron las bases para una política de desarrollo anticolonialista
que exigía el respeto de su neutralidad y soberanía territorial.

Ambas potencias adoptaron una estrategia global de disuasión indirecta con guerras limitadas y
flexibles en el Tercer Mundo.

1.1. La doctrina Truman. Contención del comunismo y guerra limitada

En 1946 George Kennan, un experto diplomático norteamericano. La URSS, según Kennan,


esperaba que el comunismo triunfara en el largo plazo sobre el capitalismo por la propia dinámica
de cada sistema. Bajo esta perspectiva, lo mejor para los EEUU era la “contención a largo plazo,
paciente pero firme y vigilante, de las tendencias expansionistas de los soviéticos”. Prolongado
conflicto frio.

Presidente norteamericano Harry Truman. Discurso ante el Congreso, “Doctrina Truman”.

EEUU solo podían sobrevivir en un mundo donde hubiera “libertad” y manifestó su voluntad de
ayudar a los pueblos libres frente al “totalitarismo”, que ponía en jaque la paz internacional y por
ende la seguridad de los EEUU. Debía priorizar la intervención allí donde pareciera que la URSS
ampliaba su esfera de influencia.

Se trataba de evitar que una potencia europea desequilibrara el tablero global. Kennan
consideraba que Rusia hubiese tenido que ser “contenida” aunque no fuera comunista. Truman,
por su parte, exageraba la “amenaza comunista” para lograr el apoyo del Congreso y movilizar a
la opinión pública norteamericana que tradicionalmente era aislacionista. Anticomunismo
interior “macartismo”.

Años 50 doctrina Truman y la contención se combinaron con la “teoría del dominó”, atribuida al
Secretario de Estado John Foster Dulles. Proponía que si un Estado clave de una región pasaba a
manos comunistas podía arrasar a las otras “fichas” en su caída.

Truman consiguió los fondos para ayudar a Grecia y Turquía en 1947 bajo la premisa de que
representaban al mundo libre ante las guerrillas comunistas. Doctrina Truman” terminó de
forjarse durante la Guerra de Corea (1950-1953), el primer enfrentamiento directo de la Guerra
Fría. China, donde recientemente había triunfado una revolución comunista liderada por Mao Tse
Tsung, abastecía formalmente a Corea del Norte, que también recibía apoyo encubierto de la
URSS.

Organización de las Naciones Unidas (ONU) decidió enviar tropas lideradas por el general
norteamericano Douglas Mac Arthur, veterano de la Primera y Segunda Guerra Mundial. Mc
Arthur concibió el conflicto como una “guerra total”, donde los EEUU debían atacar
directamente a China para cortar los suministros. Sin embargo, el presidente Truman terminó
relevando del cargo a Mc Arthur, cercando el teatro de operaciones a Corea y evitando una
situación que podía llevar al involucramiento soviético. “Guerra limitada” combinando la
disuasión con una respuesta flexible y selectiva. Sería su estrategia dominante para toda la
Guerra Fría.

Dicotomía éxito para los EEUU hasta fines de los 60, cuando los reveses en la guerra de Vietnam
desgastaron este “consenso anticomunista” que daba forma a la “contención”.

1.2. Los años 60. De la crisis de los misiles a la Guerra de Vietnam

A comienzos de la década de 1960 la Guerra Fría entró en una etapa con fuertes claroscuros.
“Distensión”, en buena medida impulsados por una decidida reorientación de política exterior
soviética con Krushev. La coexistencia pacífica basada en el temor al apocalipsis nuclear parecía
encontrar un camino, mientras la última zona fronteriza en disputa se cerraba con la edificación
del Muro de Berlín y se instalaba el famoso “teléfono rojo”, que conectaba directamente Moscú
con Washington, para evitar malos entendidos que pusieran en riesgo la humanidad.

Triunfo de la Revolución Cubana (enero de 1959), en una isla situada a 90 millas de Estados
Unidos, se transformó en el mayor desafío a la hegemonía estadounidense en América Latina.

Cuba de Fidel Castro rápidamente viró hacia el socialismo. La reacción de presidente John
Fitzgerald Kennedy fue