Vous êtes sur la page 1sur 33

Escuela Académica Profesional de Arquitectura y Urbanismo – UNT

INFLUENCIAS DE LOS AGENTES DE DETERIORO EN EL VALOR


MONUMENTAL DE LA MURALLA DE TRUJILLO
UNIVERSIDAD NACIONAL DE TRUJILLO
FACULTAD DE INGENIERÍA

INFLUENCIAS DE LOS AGENTES DE


DETERIORO EN EL VALOR MONUMENTAL
DE LA MURALLA DE TRUXILLO

ALUMNOS:
 BENITES MENDOZA, ANDERSON
 CARBAJAL HUARIPATA, BRYAN
 GARRO BRIOSO, AMIEL
 JIMENEZ, BRUCE
 LUJÁN GARCÍA, EDWARD
 VÁSQUEZ HIDALGO, ANTHONY
 HERNÁNDEZ RIOS, ERICK
ASESOR:
 ARQ. CHIROQUE CESPEDES CARLOS
ALBERTO

TRUJILLO – PERÚ
2016

1
Escuela Académica Profesional de Arquitectura y Urbanismo – UNT
INFLUENCIAS DE LOS AGENTES DE DETERIORO EN EL VALOR
MONUMENTAL DE LA MURALLA DE TRUJILLO

ÍNDICE

I. GENERALIDADES pág. 3

II. DISEÑO DE LA INVESTIGACIÓN


1. PLANEAMIENTO DEL PROBLEMA pág. 4
2. ENUNCIADO DEL PROBLEMA pág. 6
a. ENUNCIADO
b. PREGUNTAS DE INVESTIGACIÓN
3. JUSTIFICACIÓN pág. 6
4. PREMISA pág. 7
5. OBEJITVOS pág. 7
6. MARCO TEÓRICO – CONCEPTUAL pág. 8
7. DESARROLLO DE LA INVESTIGACIÓN pág. 20
a. Aspecto histórico:
b. Aspecto Legal:
c. Aspecto artístico – arquitectónico:
d. Aspecto del estado de conservación:
8. BIBLIOGRAFÍA pág. 39
9. ANEXOS pág. 40

2
Escuela Académica Profesional de Arquitectura y Urbanismo – UNT
INFLUENCIAS DE LOS AGENTES DE DETERIORO EN EL VALOR
MONUMENTAL DE LA MURALLA DE TRUJILLO
PROYECTO DE INVESTIGACIÓN

I.GENERALIDADES:

1. DATOS GENERALES DEL ESTUDIO

2. TÍTULO:

INFLUENCIAS DE LOS AGENTES DE DETERIORO EN EL VALOR


MONUMENTAL DE LA MURALLA DE TRUJILLO

3. AUTORES:
 BENITES MENDOZA, ANDERSON
 CARBAJAL HUARIPATA, BRYAN
 GARRO BRIOSO, AMIEL
 JIMENEZ PEÑA, BRUCE
 LUJÁN GARCÍA, EDWARD
 VÁSQUEZ HIDALGO, ANTHONY
 HERNÁNDEZ RIOS, ERICK
4. ASESOR:
 ARQ. CHIROQUE CESPEDES CARLOS ALBERTO
5. TIPO DE INVESTIGACIÓN: descriptiva
6. DURACIÓN ESTIMADA: 5 Semanas
7. UBICACIÓN:
DEPARTAMENTO: LA LIBERTAD
PROVINCIA: TRUJILLO
DISTRITO: TRUJILLO

3
Escuela Académica Profesional de Arquitectura y Urbanismo – UNT
INFLUENCIAS DE LOS AGENTES DE DETERIORO EN EL VALOR
MONUMENTAL DE LA MURALLA DE TRUJILLO
II. DISEÑO DE LA INVESTIGACIÓN
2. PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA

El estado en el que se encuentran los monumentos, sus causas y consecuencias; ha sido


un tema muy polémico en los últimos años, generándose diversas posturas al respecto.
Muchas de ellas reflejan distintas variables interesantes de analizar, como por ejemplo:
la verdadera opinión al respecto de la gente, el nivel cultural y académico de la misma, o
la imagen que proyecta el trabajo de las instituciones a cargo de los monumentos
históricos. A pesar de ello las autoridades encargadas de preservar los monumentos no
hacen nada por cuidarlas y mantenerlas.

En una publicación que hizo el diario RPP (2015) dice: “La Muralla y el Baluarte de
Trujillo, construcciones que datan del año 1687 y declaradas Patrimonio Nacional, son
puestas en valor con miras a convertirse en dos nuevos atractivos turísticos para la ciudad.
Esto con la recuperación de ambos hitos históricos a través del Proyecto Especial
Recuperación del Patrimonio Monumental de Trujillo (PAMT) ya que las infraestructuras
presentaban desprendimientos en el mortero de barro de la parte superior e inferior que
dejaba a la intemperie los adobes.” Aunque halla proyectos de recuperación la muralla se
ha ido deteriorando ya sea por factores climáticos o por el desconocimiento de la
población y la falta de conciencia para cuidar los nuestros.

Hoy en día existen muchas entidades encargadas del cuidado de los monumentos
históricos de la Ciudad de Trujillo; tales como: Dirección Regional de Cultura (DRC),
Proyecto Especial de Recuperación del Patrimonio Monumental de Trujillo (PAMT),
Defensa Civil y del Programa Articulado Nacional (PAN), Instituto Nacional de Cultura
(INC). Pero la pregunta es, ¿Están realizando una labor responsable con respecto al
deterioro de las casonas?

El daño ha sido permanente por personas que desconocen de lo que significó en el pasado
este monumento histórico esto lo detalle en diario La República (2013) dice: “Ayer, a
tempranas horas de la mañana, sujetos inescrupulosos dañaron parte de esta muralla de la
época colonial, ubicada en la intersección de la avenida España con la avenida Miraflores,
al parecer al intentar quemar basura. Un fragmento de lo que fue el Baluarte Herrera
quedó chamuscado. Sin embargo, esto no es el único atentado contra este monumento,

4
Escuela Académica Profesional de Arquitectura y Urbanismo – UNT
INFLUENCIAS DE LOS AGENTES DE DETERIORO EN EL VALOR
MONUMENTAL DE LA MURALLA DE TRUJILLO
también viene siendo afectado con el arrojo de desperdicios e inclusive en algunas zonas
se ha convertido en letrinas”. Son estas acciones que atentan con el patrimonio.

Estas acciones lo afirman las encuestas realizadas a los trujillanos, en la cual se puede
afirmar que solo el 28% de los trujillanos encuestados tienen conocimiento de la historia
de algún monumento histórico, sin importar su estado de conservación u otro aspecto. Por
otro lado, el 72% no tienen conocimiento alguno sobre la historia de estas.

Esto afirma que la mayoría de trujillanos no tienen noción de una parte de la cultura de
su ciudad, generando indiferencias, ocasionando un desinterés ante este problema.
También da qué hablar del trujillano como ciudadano, ya que muestra un bajo nivel
cultural con relación a la historia de su ciudad.

Al referirnos a la arquitectura como aspecto cultural, las encuestas aplicadas sobre esto
arrojan la variable de que el 86% de encuestados piensa que el deterioro de los
monumentos afectan a la cultura de la ciudad, mientras que el 14% opina lo contrario.

¿Qué es lo que está pasando con los ciudadanos trujillanos? ¿Acaso no se cuenta con la
metodología de enseñanza adecuada en los colegios para poder preservar lo nuestro? ¿O
es que a pesar de ellos preferimos destruir y no valor lo que por historia nos pertenece?

5
Escuela Académica Profesional de Arquitectura y Urbanismo – UNT
INFLUENCIAS DE LOS AGENTES DE DETERIORO EN EL VALOR
MONUMENTAL DE LA MURALLA DE TRUJILLO
2. ENUNCIADO DEL PROBLEMA:

a. ENUNCIADO

¿Qué efecto genera los agentes de deterioro en el valor monumental de la


Muralla de Trujillo?

b. PREGUNTAS DE INVESTIGACIÓN
¿Qué elementos componen el valor monumental de un inmueble?
¿Cuáles son los agentes de deterioro que afectan a un inmueble
¿Cuál es el valor monumental de la Muralla de Trujillo?
¿Qué efectos producen los agentes de deterioro en la Muralla de Trujillo?
¿Cómo se ha manifestado el crecimiento urbano alrededor de la Muralla
de Trujillo?
¿En qué contexto inmediato se encuentran la Muralla de Trujillo?

3. JUSTIFICACIÓN

JUSTIFICACIÓN PRÁCTICA. La presente investigación se enfocará en estudiar de


manera específica el estado y valor de una edificación monumental, para lo cual se
realizará el trabajo necesario en las Murallas de Trujillo; analizando el valor Histórico,
Legal, Artístico y Arquitectónico, estado de Conservación. De esta forma poder hacer una
propuesta para contribuir con la conservación, cuidado, protección y preservación de la
edificación.
Nuestro interés fundamental es evitar el deterioro por diversos factores que perjudicarán
directamente al patrimonio, el compromiso es total para generar una estabilidad en la
conservación de la muralla Baluarte Herrera, por el valor que tiene en conjunto con el
resto de monumentos que conforman el centro histórico de Trujillo, muy en especial su
valor

JUSTIFICACIÓN TEÓRICA. El trabajo se realiza con el fin de poner en práctica todos


los conocimientos que se comprendieron durante las clases, además de poder tener una
experiencia en el ámbito de la protección y conservación de monumentos, siendo lo más

6
Escuela Académica Profesional de Arquitectura y Urbanismo – UNT
INFLUENCIAS DE LOS AGENTES DE DETERIORO EN EL VALOR
MONUMENTAL DE LA MURALLA DE TRUJILLO
importante llegar a contribuir y aportar ideas, concientizar al usuario acerca del intenso
cuidado que se debe tener con el patrimonio.
El trabajo de investigación a realizar influirá en algunos casos de forma decisiva para
quienes quieren dedicarse a esta especialidad de la arquitectura, muy aparte de coadyuvar
con inteligencia semi profesional, interviniendo con criterio y principios adecuados según
corresponde; la vivencia real será de suma relevancia y trascendental en cada uno de
nosotros, cumpliendo con la función prioritaria del análisis del estado y valor de la
edificación.

JUSTIFICACIÓN METODOLÓGICA. Porque usa recursos y métodos vigentes y


validados. Por ejemplo la norma y las cartas... y técnicas como guía de observación, escala
de valoración, registro fotográfico, entrevista, levantamiento planímetro

4. PREMISA

Los diversos factores naturales o causados por el hombre que influyen en el deterioro de
las murallas ocasionan lo siguiente:

- Pérdida de su valor histórico al encontrarse en estado deteriorado

- Mal uso de los espacios públicos siendo afectado por el vandalismo, oscilando una mala
imagen urbana

5. OBJETIVOS:

GENERAL:

Determinar los efectos que generan los agentes de deterioro en el valor monumental de la
Muralla de Trujillo

ESPECÍFICOS:

 Identificar los agentes de deterioro que afectan en el valor monumental de la


Muralla de Trujillo
 Analizar y caracterizar el contexto físico inmediato en donde están ubicadas las
murallas
 Elaborar un marco de referencia que sintetice la situación actual del valor
monumental de la Muralla de Trujillo.
 Reconocer los cambios ocurridos por el proceso de crecimiento urbano en las
últimas décadas en el centro de Trujillo

7
Escuela Académica Profesional de Arquitectura y Urbanismo – UNT
INFLUENCIAS DE LOS AGENTES DE DETERIORO EN EL VALOR
MONUMENTAL DE LA MURALLA DE TRUJILLO
6. MARCO TEÓRICO – CONCEPTUAL

UBICACIÓN:
Trujillo se encuentra dentro del Departamento de La Libertad a una distancia de
550 km al norte de la capital Limeña. La ciudad se estructura principalmente en
base a dos anillos. El primero es la Av. España, vía que circunda alrededor del
centro histórico y recorre el trazado antiguo de la muralla, mientras que el segundo
anillo es la Av. América.

Mapa de la ciudad de Trujillo – 1786

Actualmente solo hay algunas de las partes que aún se conservan de la muralla.
Una de ella es el Baluarte Herrera ubicada en la intersección de la Av. España con
la Av. Miraflores. Otra es La cortina de la Avenida España ubicada en la cuadra
18 de la Av. España al frente del solar de la ex estación del ferrocarril de Trujillo.
Y por último está La Portada de la Sierra que es una réplica del mismo nombre de
la antigua muralla y está ubicada en la Plazuela El Recreo al final de la calle
Pizarro en el Centro Histórico de la Ciudad.

8
Escuela Académica Profesional de Arquitectura y Urbanismo – UNT
INFLUENCIAS DE LOS AGENTES DE DETERIORO EN EL VALOR
MONUMENTAL DE LA MURALLA DE TRUJILLO

USO:
Su primer uso que tuvo esta monumental obra de arquitectura, es que fue edificada
con el fin de proteger a la ciudad de Trujillo de la amenaza de piratas. Aunque se
infiere que la muralla solo cumplió una función principalmente decorativa debido
a que sus muros no eran lo suficientemente altos, como también la falta de fosos
y terraplenes que usualmente tenían este tipo de murallas.

Actualmente, el Baluarte de Don Juan de Herrera y Valverde como parte del plan
de recuperación y restauración de la Municipalidad Provincial de Trujillo
contempla la de implementación de áreas de exposiciones, tarimas y miradores
urbanos y así poder darle un uso de espacio público.

9
Escuela Académica Profesional de Arquitectura y Urbanismo – UNT
INFLUENCIAS DE LOS AGENTES DE DETERIORO EN EL VALOR
MONUMENTAL DE LA MURALLA DE TRUJILLO

BALUARTE DE DON JUAN DE HERRERA Y VALVERDE

FUENTE: Elaboración propia

BALUARTE DE DON JUAN DE HERRERA Y VALVERDE

FUENTE: Elaboración propia

Y con respecto a La Cortina de España y La Portada de la Sierra han sido restauradas en


su totalidad cumpliendo solo una función ornamental.

10
Escuela Académica Profesional de Arquitectura y Urbanismo – UNT
INFLUENCIAS DE LOS AGENTES DE DETERIORO EN EL VALOR
MONUMENTAL DE LA MURALLA DE TRUJILLO

CORTINA DE LA AV. ESPAÑA

FUENTE: Elaboración propia

PORTADA DE LA SIERRA

FUENTE: Elaboración propia

11
Escuela Académica Profesional de Arquitectura y Urbanismo – UNT
INFLUENCIAS DE LOS AGENTES DE DETERIORO EN EL VALOR
MONUMENTAL DE LA MURALLA DE TRUJILLO
A. AGENTES DE DETERIORO
Según Iriarte (2015), se considera a los siguientes causales y factores que afectan
la preservación del patrimonio:

a. Causas naturales: El deterioro continuo de los restos antiguos expuestos al


aire, en su superficie y estructura, debido a agentes atmosféricos
(temperatura, variaciones térmicas, luz, insolación, humedad y variaciones
higrométricas, lluvia, hielo, etc.), la agresión de la vegetación u otros
fenómenos naturales, como los sismos. Debe incluirse la degradación de los
materiales de construcción, excavaciones, materiales sepultos degradables,
por la composición del terreno, la infiltración de aguas, formación de
depósitos salinos, calcáreos, etc. En el caso de los bienes arqueológicos
sumergidos, debe considerarse la acción del agua, con sus movimientos y
variaciones, la arena, el fango, algas, salinidad, etc. Además debemos tener
en cuenta la acción de animales como insectos y roedores, raíces de plantas,
paso constante de animales pesados, riadas o inundaciones.

Estas causas concurren a la degradación de materiales orgánicos como tejidos


y maderas, a veces atenuado por particulares condiciones de sequedad; a la
alteración o degradación de huesos, a la oxidación de los metales; erosión y
fragmentación de la superficie de piedras suaves; a la caída de los
revestimientos de paredes; atenuación o desaparición de los colores de las
pinturas.

La acción destructora de la naturaleza tiene un normal y constante desarrollo


a lo largo del tiempo, pero aparece proporcional al desarrollo de las
excavaciones, que determinan la exposición a los agentes atmosféricos de
tantos restos y a la alteración del preexistente equilibrio. Causas industriales
se incluyen en la transformación de la atmósfera, que puede acelerar la
decadencia de los monumentos al abierto, o los cultivos intensivos que
posibilitan la filtración de aguas y el desarrollo de vegetación que alteran los
estratos arqueológicos y el estado de los monumentos sepultados.

b. Acciones humanas: Sobre todo referidas al desarrollo económico-social del


mundo moderno. Pueden ser clasificadas en los siguientes rubros:

 Urbanística: las grandes transformaciones de la constitución urbana de


las grandes ciudades, la expansión de los barrios periféricos, la
creación de nuevos poblados, que implican demoliciones o mutilaciones

12
Escuela Académica Profesional de Arquitectura y Urbanismo – UNT
INFLUENCIAS DE LOS AGENTES DE DETERIORO EN EL VALOR
MONUMENTAL DE LA MURALLA DE TRUJILLO
de los restos; destrucción parcial o total de objetos ubicados en el subsuelo,
de yacimientos arqueológicos anteriormente no tocados, tumbas y otros,
especialmente en áreas suburbanas; alteración o desaparición de
testimonios de las antiguas ciudades; reducción de las áreas de respeto,
deformación visual, sofocamiento de los monumentos antiguos por nuevas
construcciones.

Fuera de las áreas urbanas aparecen peligros sobre todo en las zonas de
disfrute turístico, que implican incluso, la defensa del paisaje, amenazas
cada vez mayores contra la integridad y el respeto de importantes
yacimientos arqueológicos. A lo que debe agregarse la construcción de
carreteras, albergues, teleféricos y otros, conectados con las industrias, que
transforman –y a veces completamente-, el carácter de la arquitectura
previamente imperante. Todo ello determina la irreparable pérdida de la
realidad ambiental, conectada íntimamente con los monumentos antiguos
y constituyentes ella misma, un testimonio histórico, que definimos como
paisaje arqueológico.

 Comunicaciones: el desarrollo de caminos y autopistas ha creado


problemas en lo que se refiere al encuentro con ruinas y yacimientos
arqueológicos y, sobre todo, al atravesar antiguas zonas urbanas o
necrópolis (Pachacamac, Chan Chan, Chavín, Sacsahuaman, Ancón,
Chancay, etc.). La estructura misma de los caminos y sus obras de arte
(puentes, viaductos) amenazan, aún la integridad del paisaje arqueológico
(Estadio Monumental de la U). La instalación de antenas de televisión o
de grandes estructuras para soporte de cables, pueden constituir serios
atentados al mantenimiento de los antiguos monumentos como en Marca
Huamachuco o Garagay.

 Industria: la expansión de establecimientos industriales, en lo que


concierne a la ocupación del suelo, especialmente en lo que se refiere a la
construcción de presas hidroeléctricas o de irrigación, que implican la
sumersión definitiva de restos y yacimientos arqueológicos (Gallito Ciego,
etc.). No debemos dejar de lado, en proporciones colosales, la
construcción de la represa de Asuán, en Egipto, que provocó problemas de
resonancia mundial y en muchos aspectos ejemplares, que posibilitó la
salvaguarda de los monumentos arqueológicos de Nubia y el Sudán, que
podrían quedar sumergidos.

 Agricultura: el desarrollo de la agricultura industrializada representa el


más grave peligro que haya amenazado a los yacimientos arqueológicos,
13
Escuela Académica Profesional de Arquitectura y Urbanismo – UNT
INFLUENCIAS DE LOS AGENTES DE DETERIORO EN EL VALOR
MONUMENTAL DE LA MURALLA DE TRUJILLO
precisamente por su amplitud, y a que opera destructivamente por causas
directas, con el empleo de medios mecánicos, que atacan –y no solamente
en superficie. Sino también en profundidad- la estabilidad de los antiguos
monumentos, y en forma indirecta por la presencia de actividades
humanas en las zonas donde antes había una agricultura precaria,
escasamente habitadas, lo que favorece los descubrimientos casuales y
excavaciones no controladas por los campesinos.

 Minería: La explotación de hidrocarburos (gas y petróleo), así como la


perforación de los suelos para extracción de minerales de valor en el
mercado internacional, posibilitan la pérdida de yacimientos de diversa
extensión e importancia, como ha ocurrido en La Oroya, Cerro de Pasco,
Goyllarisquisca y otras localidades que han cedido frente a los intereses
mineros.

c. Otras causas humanas en relación directa con el interés arqueológico:


debemos considerar aquí las investigaciones y excavaciones conducidas sin
las adecuadas precauciones científicas y, por lo tanto, destructivas de los
testimonios contenidos en el subsuelo arqueológico.

La progresiva destrucción de los restos antiguos, por obra moderna, es tan


evidente y grave, que provoca la reacción de la opinión pública, lo que
demuestra la insuficiencia de la legislación vigente y en el nivel organizativo
y operativo del Estado, lo que exige los más radicales remedios. Sin embargo,
el problema no puede afrontarse sobre bases concretas y con soluciones
definitivas, sin contar con el empeño absoluto y sin condiciones, ante
cualquier interés en contra, pues la salvaguarda debe conciliarse y coordinarse
caso por caso, con otras exigencias.

El argumento de los “límites” de la instancia defensiva es de excepcional


delicadeza, teniéndose en cuenta que ello debe verse en situación de
emergencia, en la que se pretende dejar de lado la acción de tutela. En efecto,
en países de milenaria experiencia histórica como es el caso del Perú, las
trazas materiales de la vida pasada se encuentran por doquier y con tanta
abundancia y variedad, que se hace prácticamente difícil y aún inútil en
ciertos casos, el control, tanto con referencia a los restos de construcciones
antiguas como a los hallazgos aislados de tumbas, cerámica, tejidos, etc.; de

14
Escuela Académica Profesional de Arquitectura y Urbanismo – UNT
INFLUENCIAS DE LOS AGENTES DE DETERIORO EN EL VALOR
MONUMENTAL DE LA MURALLA DE TRUJILLO
otro lado, debe considerarse la existencia de estratificaciones arqueológicas
en el subsuelo, que aparecen a veces en los lugares más imprevisibles.

B. VALOR MONUMENTAL
De acuerdo con la Norma A.140 del Reglamento Nacional de Edificaciones, los
inmuebles de valor monumental “son aquellos inmuebles que sin haber sido
declarados monumentos revisten valor arquitectónico o histórico”.

 VALOR ARQUITECTÓNICO:
Respecto a lo menciona José Villagrán (2011), El valor arquitectónico se integra
de una serie de valores primarios y autónomos entre sí, que no pueden faltar
positivamente a una obra, sin desintegrar lo arquitectónico el que califica como
una obra de arte humana. Además el Valor Arquitectónico está integrado con
valores tales como:
Útiles, Lógicos, Estéticos, Sociales.

 VALOR HISTÓRICO:
El ensayo describe conceptos como “valor artístico” y” valor histórico”.
El valor histórico es la razón que para nosotros asuma significado cualquier
evento trascendente que pueda ponernos en contacto con la cultura del pasado.
El valor artístico es relacionado al concepto de “Kunstwollen” (voluntad de arte)
por eso no existe ningún momento de la producción artística del pasado que
prevalezca sobre otras.
Alois Riegl (1903), examina a través de la historia el modo como asumen
significado estos valores, introduciendo una serie de nuevos valores entre estos
el “valor de lo antiguo”, que es el máximo grado de conocimiento que el
hombre puede poseer frente a la cultura del pasado.
Estos valores están divididos en dos grupos; “Valor como Memoria” (que
relaciona el pasado a través de los valores artísticos, históricos y valores de lo
antiguo); otro grupo se relaciona con los valores “contemporáneos” y estos son:
“valor de uso”, “valor de novedad” y “valor artístico relativo” positivo o
negativo.
Por ejemplo: si observamos un monumento degradado, las marcas o señas del
paso del tiempo, desde el punto de vista del valor histórico, son indiferentes o
más aún elementos de disturbio. Según el valor histórico el monumento debe ser
15
Escuela Académica Profesional de Arquitectura y Urbanismo – UNT
INFLUENCIAS DE LOS AGENTES DE DETERIORO EN EL VALOR
MONUMENTAL DE LA MURALLA DE TRUJILLO
analizado como obra humana, no como obra humana modificada por la
naturaleza. Se debe entonces verificar una idea de reconquista del original, que
comporta la eliminación de los elementos de degradación que son típicos en vez
del valor de lo antiguo.
Riegl sostiene que el valor histórico se debe actuar con palabras o con
pensamientos, nunca sobre el monumento directamente, o sea que el interés por
el valor histórico no legaliza a ninguno a la eliminación de los elementos de
degradación.
Hablando del valor de uso; ciertamente entra en conflicto con el valor histórico
y con el valor de lo antiguo; el valor de uso propone una serie de modificaciones
que conducen el monumento hacia una nueva posibilidad funcional. Riegl
analiza tres casos: el caso en el cual, el edificio pierde toda posibilidad de
utilización; en este caso no existe conflicto entre los diversos valores, y el
edificio va conservado.
Segundo caso, edificios que han conservado totalmente la función original, el
conflicto no existe porque se puede limitar a la manutención que son necesarias
para el valor de uso, y que garantizan el valor histórico y el valor de lo antiguo.
El conflicto, (tercer caso) está en aquellos edificios que no han conservado
integralmente sus funciones originales y que deben ser recuperados.
Riegl no esconde el hecho que la conservación del valor histórico y del valor de
lo antiguo no puede prescindir del valor de uso.
A propósito de conflictos de valores: Riegl habla de valor artístico relativo
positivo y negativo; a propósito del valor artístico relativo positivo, Riegl da un
ejemplo con un cuadro de Boticelli que haya sido retocado en época barroca, en
este caso no hay dudas, los retoques serán removidos para dar, a través del valor
positivo que reconocemos en el cuadro de Boticelli, su aspecto original, su clave
total de lectura. Pero cuando, por ejemplo, nos encontramos delante de
agregados decorativos barrocos en un edificio medieval, podemos encontrar un
valor relativo que no aconseja la eliminación de esas decoraciones.

16
Escuela Académica Profesional de Arquitectura y Urbanismo – UNT
INFLUENCIAS DE LOS AGENTES DE DETERIORO EN EL VALOR
MONUMENTAL DE LA MURALLA DE TRUJILLO
C. MURRALLA DE TRUJILLO
Referencias Históricas:
 MURALLA CHINA:
En los siglos VII y IV a.n.e., o sea, en los períodos de Primavera y Otoño y
de los Reinos Combatientes, los principados feudales construyeron murallas
defensivas en sus respectivas fronteras con el fin de protegerse de los ataques
de los hunos, una de las tribus nómadas del norte de China, así como de los
principados feudales vecinos. Después de la unificación de toda China, en el
siglo III a.n.e., Qin Shi Huang, primer emperador de la dinastía Qin, unió las
murallas aisladas exitentes en el norte, convirtiéndolas así en la Gran Muralla
de Diez Mil Li. Posteriormente, la muralla fue reparada y reconstruida por
numerosas dinastías. Badaling, un sector de la muralla, que actualmente
frecuentan muchos turistas, fue reconstruido durante la dinastía Ming
basándose en la obra original.

La Gran Muralla, que tiene una extensión total de más de 6.700 kilómetros,
va desde Shanhaiguan en el este hasta Jiayuguan en el oeste. Atraviesa seis
provincias y regiones autónomas y un municipio del Norte de China: Hebei,
Beijing, Shanxi, Mongolia Interior, Ningxia, Shaanxi y Gansu. Si se levantara
una muralla de un metro de grueso y cinco metros de alto con los ladrillos,
piedras y tierra de la Gran Muralla, esa muralla daría más de una vuelta al
mundo.

La Gran Muralla está compuesta de muros, pasos, atalayas y torres. En los


pasos, levantados generalmente en los caminos importantes y protegidos por
varios muros, se acantonaba el ejército imperial. El paso Juyongguan, una
posición estratégica del sector de Badaling, es un punto importante de la
muralla. Esta obra tiene 7 a 8 metros de altura y una base de 5 a 6 metros de
ancho. Las almenas del muro tienen casi dos metros de alto, y también hay
troneras para el disparo de flechas y otros proyectiles. En las cimas cercanas
se levantan atalayas y torres de señales, que forman una red de comunicación
militar. El sector Badaling es hoy en día un centro de atracción turística
importante por su belleza. También hay otros sectores interesantes en
Jinshanling, Mutianyu, Simatai y Gubeikou. Otros sitios conocidos y

17
Escuela Académica Profesional de Arquitectura y Urbanismo – UNT
INFLUENCIAS DE LOS AGENTES DE DETERIORO EN EL VALOR
MONUMENTAL DE LA MURALLA DE TRUJILLO
populares son el Paso Huangya en Tianjin, el Paso Shanhaiguan en la
provincia de Hebei y el Paso Jiayuguan es la provincia de Gansu.
Después de la Liberación, el gobierno popular ha reparado y restaurado varios
sectores de la Gran Muralla a fin de que se mantenga su primigenio aspecto
de imponencia y grandiosidad. La Gran Muralla es hoy un puente que enlaza
pueblo chino con los de otros países y regiones del mundo.

 LA MURALLA DE LIMA:

La construcción y el recorrido de la Muralla.- El momento llegó en la


década de 1680, cuando el Duque de la Palata decidió fortificar la ciudad de
Lima (y también Trujillo). En esta ocasión, lo que desencadenó la decisión fue
el miedo que generó el ingreso al Pacífico del corsario flamenco Eduardo
Davis, quien se unió a otros filibusteros y saqueó Sechura, Chérrepe, Saña,
Casma, Santa, Huaura y Pisco. También influyó la toma de Portobelo
(Panamá) y la caída de Veracruz (México) en 1683 por parte del filibustero
Lorencillo. Por otro lado, sabemos que España, durante los tres siglos que duró
el Virreinato, estuvo en guerra con varios países europeos, como Inglaterra,
Holanda o Francia. Cualquiera de sus escuadras podría atacar al Perú, un
territorio famoso por sus minas y tesoros.
Imagen: Parque de la Muralla

Fuente: BLOG DE JUAN LUIS ORREGO PENAGOS

18
Escuela Académica Profesional de Arquitectura y Urbanismo – UNT
INFLUENCIAS DE LOS AGENTES DE DETERIORO EN EL VALOR
MONUMENTAL DE LA MURALLA DE TRUJILLO

El cronista Josephe de Mugaburu en su Diario de Lima escribió: “Empezaron


a cercar y amurallar esta ciudad con adobes por Monserrat, viernes 30 de junio,
día del Apóstol San Pablo, del año 1684”. Los que diseñaron la Muralla
quisieron tender un cerco completo alrededor de Lima, sin dejar ningún sector
de la ciudad desguarnecido y abierto. Así, establecieron dos recorridos
distintos según las características topográficas de los terrenos donde se asentó
la Muralla. Con ellos, se completó el encerramiento integral de la capital del
Virreinato y de sus huertas cercanas dentro de la muralla. Cuando se terminó
la monumental obra, llenó de orgullo a sus constructores y recibió hasta
elogios literarios, como los de Pedro Peralta y Barnuevo en su Lima
inexpugnable o Discurso Hercotectónico sobre la defensa de Lima.
Imagen: Muralla de lima

Fuente: BLOG HISTORIAS DE LIMA

Según el padre Antonio San Cristóbal (Descubrimientos en la Muralla de


Lima, 2003), la Muralla consistía en un muro grueso y alto de trayectoria
rectilínea o ligeramente encurvada, al que se anteponían hacia el exterior, al
que se anteponían hacia el exterior unos baluartes formados por dos lados
cortos, perpendiculares al muro de base, unidos hacia fuera por otros dos lados

19
Escuela Académica Profesional de Arquitectura y Urbanismo – UNT
INFLUENCIAS DE LOS AGENTES DE DETERIORO EN EL VALOR
MONUMENTAL DE LA MURALLA DE TRUJILLO
más largos formando un ángulo puntiagudo. Esa es la imagen de la Muralla
que podemos observar en los planos antiguos de Lima, especialmente en el de
Pedro Nolasco, dibujado en 1686. Para esta construcción se requería un
terreno llano y continuo, y, además, lo suficientemente ancho.
Esto cambiaba en el trayecto del cauce del río Rímac, en el sector
comprendido entre el actual Jirón Ayacucho y la parte baja del convento de
Santo Domingo. Aquí la Muralla tuvo que asumir otra disposición porque el
terreno era distinto; además, ya existían viviendas situadas entre el convento
de San Francisco y el barranco del río. Estas casas ribereñas, con sus huertas
traseras, no dejaban espacio libre inmediatamente cercano a la barranca del
río. Para resolver esa dificultad, los diseñadores decidieron excavar el declive
inclinado de la ribera del Rímac formando la plataforma intermedia entre los
tajamares del cruce del río y la plataforma alta de la ciudad y, después de ello,
levantaron el muro de la Muralla adosado al corte vertical del terreno así
formado.
En resumen, según el padre San Cristóbal, hubo dos clases de Muralla:
a. La Muralla exenta.- Comprendía todo el amplio sector de la Muralla
alzada sobre un amplio terreno horizontal, en el que se distrubuían
cómodamente el ancho y alto muro de cerco con sus baluartes poligonales
antepuestos en la cara externa.
b. La Muralla adosada.- Se extendía por el sector urbano colindante al río y
comprendía entre los jirones Ayacucho y Rufino Torrico, con el Puente de
Piedra incluido en el trayecto. Este corto trayecto de la Muralla, por motivos
topográficos, tuvo que ser modificado, tanto en su muro protector como en los
baluartes.
Dice José Barbagelata (Cuarteles y barrios de Lima en 1821) que la ubicación
de las murallas que la ubicación de las murallas coincidía aproximadamente,
en la Lima de hoy, con los siguientes lugares: Jirón Comandante Espinar,
Avenida de Circunvalación, Avenida Grau hasta el ángulo suroeste de la
Penitenciería , el cruce del Jirón Chota entre la avenida Bolivia y el Jirón Ilo
y el tramo de la avenida Alfonso Ugarte desde el Instituto del Cáncer hasta
Monserrat; añade: “Como aún quedaban muchos terrenos rústicos dentro del
ámbito de los muros, en la condición de huertas, muladares y solares a medio

20
Escuela Académica Profesional de Arquitectura y Urbanismo – UNT
INFLUENCIAS DE LOS AGENTES DE DETERIORO EN EL VALOR
MONUMENTAL DE LA MURALLA DE TRUJILLO
construir, era largo el periodo que se necesitaba para llenar toda la superficie
urbana. En efecto, hubieron de transcurrir dos siglos para que la ciudad sintiera
las primeras necesidades de su falta de espacio edificable”.
A grandes rasgos, la muralla estuvo ubicada en el trazo de las actuales
avenidas Alfonso Ugarte, Paseo Colón, Grau y la margen izquierda del río
Rímac. Por su disposición, describían una especie de triángulo con el lado más
abierto hacia el río Rímac. Tenían un perímetro de unos 11,5 kilómetros (14
mil varas castellanas) y la altura máxima del muro alcanzaba 5 metros sobre
el nivel del terreno; contaba, además, con 34 baluartes.
Finalmente, 10 puertas o portales permitían el ingreso a determinadas zonas
de la ciudad:
1. Monserrate
2. Callao
3. San Jacinto
4. Juan Simón
5. Guadalupe
6. Santa Catalina
7. Cocharcas
8. Barbones
9. Maravillas
10. Martinete

Imagen: Puerta de Maravillas en la década de 1860

Fuente: BLOG DE JUAN LUIS ORREGO PENAGOS

21
Escuela Académica Profesional de Arquitectura y Urbanismo – UNT
INFLUENCIAS DE LOS AGENTES DE DETERIORO EN EL VALOR
MONUMENTAL DE LA MURALLA DE TRUJILLO

¿Se justificó tremendo esfuerzo? Varios historiadores han subrayado lo


inútiles que fueron las murallas en caso de defensa. Incluso, se podría decir lo
que alguna vez sentenció el historiador limeño José Antonio de Lavalle en
1859: cualquier construcción de defensa en Lima era innecesaria, ya que
“bastaba en caso de apremio, evacuar a las poblaciones a lugares situados al
interior, para que el eventual invasor tuviera que contentarse con reducir a
cenizas el caserío, o se retirara en el caso de que la resistencia fuera de
consideración”. Esta fue una estrategia de defensa muy simple pero efectiva
desde antes de la construcción de la muralla.
Además, los limeños de entonces siempre tuvieron la idea de que los asuntos
que preocupaban a España, como la guerra y los piratas, estaban muy lejos de
su ciudad como para alertarse. Pensaban que cualquier enemigo de España
que quisiera atacar Lima debía cruzar el Atlántico, sortear el peligroso Cabo
de Hornos y doblar al Pacífico; luego, encontrar un lugar adecuado donde
dejar el barco (o los barcos) y, finalmente, tratar de cruzar un largo desierto
sin caballos. El riesgo al fracaso era muy alto; por ello, la Naturaleza era la
que permitía disfrutar de una relativa paz en la ciudad. En último caso –
pensaban- solo con fortificar el Callao bastaba.
Asimismo, Lima no era un lugar tan expuesto como La Habana, San Juan de
Puerto Rico o Cartagena de Indias, que por sus ubicaciones en relación al mar
sí estaban con mayor riesgo de un ataque. La Muralla limeña, según Guillermo
Lohmann, sus prolongadas líneas horizontales, su endeble estructura (adobe y
cimentación muy somera), el escaso armamento que acogían, y hasta su
trazado inocente -sin elementos auxiliares de protección o ayuda– son el mejor
testimonio de la tranquilidad que se encerraba dentro de estos cinturones
defensivos.

22
Escuela Académica Profesional de Arquitectura y Urbanismo – UNT
INFLUENCIAS DE LOS AGENTES DE DETERIORO EN EL VALOR
MONUMENTAL DE LA MURALLA DE TRUJILLO
 MURALLA MILITAR TRUJILLO:

HISTORIA DOCUMENTAL DE TRUJILLO DEL PERÚ


Imagen: El plano de la Muralla levantado por José Formento

Fuente: HISTORIA DOCUMENTAL DE TRUJILLO DEL PERU

Poco es lo que hasta hoy se conserva de una monumental obra de arquitectura militar
realizada en la ciudad de Trujillo del Perú a fines del siglo XVII, con el fin de protegerla
de la amenaza que significó la constante presencia de piratas y corsarios en sus costas.

El ingeniero italiano Joseph Formento, responsable del trazo de la fortificación, es hoy


muy conocido, tanto por la difusión del plano que confecciono y firmo en 1687, como
por documentos referentes a trazo y ejecución de fortificaciones en ciudades de su país
natal, documentos a los que hoy se suman los ubicados en nuestro repositorio local y que
han dado pie a la presente publicación.

23
Escuela Académica Profesional de Arquitectura y Urbanismo – UNT
INFLUENCIAS DE LOS AGENTES DE DETERIORO EN EL VALOR
MONUMENTAL DE LA MURALLA DE TRUJILLO
El Archivo Regional de La Libertad guarda invalorables testimonios sobre esta obra tan
trascendental para la historia de esta ciudad. Interesantes son el título y el contenido de
uno de los documentos: “Escritura de concierto, don Joseph Formento con el Cabildo
Justicia y Regimiento de esta ciudad” otorgado el 19 de Febrero de 1687 ante el escribano
de Cabildo Miguel Cortijo Quero a favor del cabildo y ayuntamiento de nuestra ciudad.
De su detallado contenido y cuidadoso análisis se deduce que el ingeniero Formento
residía en la ciudad, presentándose como “maestro de matemáticas”. Es de suponer que
Formento tuvo que haber hecho fehaciente demostración de su ejercicio y experiencia
profesional, acreditada documentalmente; de otra manera no se le habría confiado obra
de tanta envergadura como el fortificar una ciudad como Trujillo, calificada por expertos
de la época como de tercera categoría en el orden mundial.

El ingeniero se comprometió a dirigir personalmente “el trazo de las líneas y demás cosas
necesarias a la fábrica de dicha muralla”, que demarcaría y defendería a la ciudad,
comprometiéndose ha hacerla perfecta y según el plano por el trazado, entregado al
cabildo y cuyo original se había remitido al excelentísimo duque de la Palata, príncipe de
Massa y marqués de Tolva, caballero de la Orden de Alcántara, descendiente de los Reyes
de Aragón y Navarra y de los Condes de Barcelona y Flandes, D. Melchor de Navarra y
Rocafull, Virrey de los reinos del Perú.

Según el referido concierto notarial, el cabildo trujillano debería de pagar al ingeniero


Formento la suma de mil pesos de a ocho reales por cada año de trabajo, corriendo el
pago “desde el día en que se echaren los cordeles y empezare la dicha obra”; pago que se
haría de los fondos que para tal fin se recaudasen. La escritura firmada por los alcaldes
ordinarios capitanes don Bartolomé Martínez de Jarabeitia y don Fernando Ramírez de
Orellana, alguacil mayor don Juan de León y Encalada; alférez real don Joseph de Simón
y Velasco; regidores don Manuel García de Zarzosa y don Joseph Bernaldo de Quiroz;
regidor y fiel ejecutor capitán don Gerónimo Vásquez y el procurador general de la ciudad
D. Benito González Noriega.

El documento no precisa la fecha en que debía iniciarse la construcción de la muralla que


según el plano ya referido y conservado hasta hoy, fue el 05 de abril de 1687, es decir
mes y medio después de suscrito el contrato, así como tampoco precisa el tiempo en el
que Formento debería comprometerse a entregar la obra.

24
Escuela Académica Profesional de Arquitectura y Urbanismo – UNT
INFLUENCIAS DE LOS AGENTES DE DETERIORO EN EL VALOR
MONUMENTAL DE LA MURALLA DE TRUJILLO
Cinco meses después de iniciada la construcción de la muralla el Virrey del Perú duque
de la Palata, con fecha 24 de septiembre de 1687, daba cuenta al Rey de España de las
instancias con que los vecinos de Trujillo del Perú estaban procurando amurallar su
ciudad “haciendo la obra a toda diligencia y a costa de la misma ciudad”, la cual debería
de quedar en la forma que el plano adjunto, elaborado por el ingeniero Formento,
explicaba detalladamente.

El duque de la Palata justificaba ante el Rey la edificación de la muralla en los siguientes


términos:

“La ciudad de Trujillo, que es la de mayor población y riqueza que hay en la costa, con
dos puertos muy vecinos por donde puede ser invadida, se halla sin ninguna defensa,
como lo están todos para detener o resistir al enemigo, y aunque don Lorenzo de Brito,
su corregidor, hizo alguna fortificación cerrando las pocas calles con algunas trincheras
y después se ha añadido el fortificar con un recinto la iglesia Catedral para que en caso
de un desgraciado accidente puedan tener esta retirada, son cortas y débiles estas defensas
que solamente puede haber servido para que se entrase en conocimiento de la gran
conveniencia que sería el cerrar toda la ciudad con murallas y esforzados todos aquellos
vecinos la ejemplar de lo que se ha hecho en esta ciudad, y ejecutados del mayor riesgo
que tienen que han resuelto a emprender esta obra y habiéndome escrito la ciudad
pidiéndome licencia, se la concedí y la animé en el intento, no sólo con razones, sino con
ofrecerles que yo empezaría la obra haciendo a mi costa un baluarte, como se está
ejecutando el nominado San Vicente, porque el día de ese santo se dio principio a la obra
y a este ejemplar se siguió el del cabildo eclesiástico que tomo por su cuenta hacer otro
baluarte y dos cortinas con dos piezas de artillería y el obispo también ha ofrecido
concurrir ha esta obra que aunque no se ha declarado en la cantidad se juzga que hará más
que su cabildo” continuaba el Virrey duque de la Palata informando al Rey que todos los
vecinos y hacendados de Trujillo y sus valles estaban dispuestos a contribuir
económicamente en los gastos de la fortificación, la cual se encontraba en estado de “ya
corrida toda línea y abierto los cimientos” , es decir el trazo en el terreno estaba concluido
y además de ello excavado los cimientos de la monumental obra de ingeniería militar
realizada en Trujillo.

Enterado el Rey de España de la obra de amurallamiento que se estaba realizando en la


ciudad de Trujillo del Perú y en atención a la licencia que el Virrey de estos reinos le

25
Escuela Académica Profesional de Arquitectura y Urbanismo – UNT
INFLUENCIAS DE LOS AGENTES DE DETERIORO EN EL VALOR
MONUMENTAL DE LA MURALLA DE TRUJILLO
solicitaba para continuarla, el soberano tomó la decisión de pedir opinión de un experto
en ese tipo de obras de ingeniería militar, dirigiéndose para tal fin al marqués de la Granja,
quien con fecha 06 de septiembre de 1688 emitió su opinión en los siguientes términos:

“Habiendo reconocido la planta de la ciudad de Trujillo que de orden de la junta me remite


usted con la carta que la acompaña el señor duque de la Palata Virrey de aquel Reyno,
sobre la nueva fortificación que aquellos moradores se han dispuesto a hacer de
circunvalar la ciudad para que el Virrey les ha dado licencia y han alentado y ayudado
para que sobre todo diga mi sentir. Me parece que debe aprobar la licencia de ejecutarlo
y dar gracias por lo que lo ayuda y fomenta, haciendo un baluarte a su costa y otro a la de
su Majestad, de arbitrios sin tocar a la Real Hacienda, alentando al gobierno a que se
ponga en toda defensa, pues de otra manera será perjudicial , y en cuanto a lo delineado
está según arte, aunque se pudiera haber escusado dos balaustres de los quince que
contiene, habiéndolos hecho más regulares medidas para su defensa , pues no llegan las
cortinas a 400 pies ni las frentes de los baluartes a 300, aunque es mejor con ventaja a las
de Lima, lo cual se debe prevenir por punto general el que se atienda en las que se
ofrecieren, pues no es más fuerte el de más ángulos, sino en el que en ellos guarda la
proporción de las defensas, siendo mayor defecto en de cortas que dilatadas, pues en las
primeras no son remediables ni fáciles de defender, habiendo que descubrirse para
hacerlo, ni del fuego que echaren los enemigos, como de hacer cortaduras y en los largos
con las fortificaciones exteriores de puede reparar; que es lo que sobre ello se me ofrece
que representar, que dando cuenta usted a la junta resolverá lo que tuviere por mejor;
nuestro señor guarde a usted muchos años Majestad y septiembre 06 de 1688. Marqués
de la Granja".

Interesantes documento existentes en El Archivo General de Indias de Sevilla gentilmente


proporcionados para este estudio preliminar de la muralla de Trujillo por el arquitecto
José Correa Orbegoso que permiten su conocimiento a los interesados en la historia de
nuestra ciudad.

Un segundo documento existente en el Archivo Regional de La Libertad de esta ciudad,


permite seguir con la historia de la edificación de la muralla de Trujillo. Tan importante
documento tiene por título “Concierto, don Joseph Formento con el señor Alcalde”
otorgado por ambos personajes ante el escribano don Francisco Espino y Alvarado el 10

26
Escuela Académica Profesional de Arquitectura y Urbanismo – UNT
INFLUENCIAS DE LOS AGENTES DE DETERIORO EN EL VALOR
MONUMENTAL DE LA MURALLA DE TRUJILLO
de febrero de 1689. El ingeniero italiano se comprometió con el alcalde ordinario de
Trujillo don Juan de Aranda y Castro “en todo aquello que su merced pudiera asistir
personalmente, de calidad que el dicho señor Alcalde no hará falta en nada por haberlo
de hacer el dicho Joseph de Formento con su misma persona, con toda la asistencia
necesaria”, don Juan de Aranda y Castro ofreció pagar al ingeniero 200 pesos de a ocho
reales por un año de trabajo, 100 pesos de contado y lo restante dentro de medio año.
Ambos otorgantes firmaron el documento. Formento seguiría dirigiendo “La muralla que
se estaba haciendo para defensa de la ciudad”.

Imagen: El parapeto de madera de la muralla

Fuente: HISTORIA DOCUMENTAL DE TRUJILLO DEL PERU

Un tercer documento existente igualmente en nuestro repositorio local informa que el 21


de marzo de 1689 se constituyeron. por orden del Virrey, ante el escribano público don
Francisco Miguel Cortijo Quero el corregidor y justicia mayor, gobernador de las armas
don Antonio Merodio y Pozada y el capitán Manuel García de Zarzosa, regidor perpetuo
y alcalde ordinario, en representación del cabildo, justicia y regimiento de Trujillo, a cuyo
cargo estaba la fábrica de la muralla, y manifestaron “que porque la muralla esta y su
adelantamiento se había atrasado originado de las fallas que han hecho los pueblos de esta
jurisdicción en el entero de los adobes y entre los modos que se han decurrido(sic) para
que en buen tiempo se fenezca y acabe y que los indios gocen del consuelo de que
fijamente sepan con que se ultima y fenece el trabajo y quedara dicha obra acabada, el
único y más importante y principal ha sido hecho por Joseph Formento, Ingeniero Mayor
de dicha muralla, el tanteo y regulación del número de adobes que ha por menester para
acabarla, de que ha resultado tocarle y pertenecerle al pueblo de Mansiche 1999,000
adobes y al de Huanchaco 119,340; que ambos están dentro de una Doctrina y Cacicazgo

27
Escuela Académica Profesional de Arquitectura y Urbanismo – UNT
INFLUENCIAS DE LOS AGENTES DE DETERIORO EN EL VALOR
MONUMENTAL DE LA MURALLA DE TRUJILLO
y como los dichos pueblos los hagan y enteren al pie de dicha muralla dentro de seis
meses que han de comenzar a correr y contarse desde el 15 de Abril, la mitad de dichas
cantidades a los tres meses de dicha fecha y las otra mitades a fin de los dichos seis meses;
de suerte que cumpliendo con esta obligación se les perdona a todos los dichos indios los
rezagos y alcances de adobes que están debiendo de dicha muralla y habiendo enterado
en los plazos referidos las cantidades arriba referidas, sin falta ni falla alguna,
pagándoseles a tres reales por cada carga de 85 adobes, quedan libres para lo que en
adelante, en orden o no, deben de hacer más, ni otro ningún trabajo en dicha muralla,
señalándoles a dichos indios sitios a donde hacer adobes y darles agua para ello”; estuvo
presente y dio su aprobación al contrato suscrito por Formento y el cabildo de Trujillo, el
sargento mayor don Salvador Antonio Chayguac, cacique de los pueblos de San Salvador
de Mansiche y nuestra señora del socorro de Guanchaco, quien se “obligaba a cumplir
con tal de que todas las veces y cundo se pidiere algunas cantidades de pesos para el
socorro de la gente se le diese y adelantase como así mismo que si al fin de los tres meses
del primer plazo no se le hubiere pagado el valor de dichos adobes, no era obligado el
otorgante y sus partes a enterar los adobes del segundo plazo”. El cacique de Mansiche y
Huanchaco firmó tan importante contrato con el mencionado alcalde ordinario.

Imagen: El baluarte de don Juan de Herrera y Valverde

Fuente: HISTORIA DOCUMENTAL DE TRUJILLO DEL PERU

Un cuarto documento existente así mismo en el Archivo Repartamental de La Libertad,


informa que año y medio después, el 07 de septiembre de 1690, acudían al despacho del
escribano Miguel Cortijo Quero el cacique principal y gobernador del pueblo de Santa
Lucia de Moche, maestre de campo don Pedro Matheo de Azabache en compañía de don
Bartolomé Tiburcio, Bernabé Bautista y capitán don Pedro Valentín, alcalde y
procuradores de dicho pueblo, quienes en presencia del procurador y juez de censos del

28
Escuela Académica Profesional de Arquitectura y Urbanismo – UNT
INFLUENCIAS DE LOS AGENTES DE DETERIORO EN EL VALOR
MONUMENTAL DE LA MURALLA DE TRUJILLO
corregimiento de Trujillo y el reverendo padre maestro fray Gregorio de Valverde del
Orden de Nuestra Señora de las Mercedes, cura vicario y doctrinero de los pueblos de
Moche y Huamán, otorgaron una escritura en la que manifestaron:

“que por cuanto de orden del Superior Gobierno y en concurso de los demás pueblos –
Mansiche, Huanchaco, San Esteban y Santiago de Cao – está mandado que por los indios
de ellos se hagan los adobes que fueren necesarios hasta ultimar la muralla de esta ciudad,
pagando por cada tarea de 85 adobes a tres reales, atendiendo a que dicha obra se ultime
y acabe a la brevedad posible, de que necesita por estar el enemigo en sus costas…” para
lo cual se comprometieron de que los indios de Moche harían 13,000 adobes en un plazo
de tres meses. Firmaron el convenio conjuntamente con los personajes de Moche, los
regidores perpetuos de cabildo, capitanes Manuel García de Zarzosa, Bartolomé Martínez
de Jarabeitia y el regidor y procurador General de la ciudad capitán José Bernaldo de
Quiroz.

La muralla de Trujillo, colosal obra de ingeniería militar comenzada a construirse el 05


de Abril de 1687, según los planos y direcciones del ingeniero italiano Joseph Formento,
debió quedar terminada en cuanto a baluartes y cortinas a fines de 1690. En su edificación
de empleó mano de obra indígena de los pueblos de Santa Lucia de Moche, Santiago de
Huamán, San Salvador de Mansiche y San Esteban de Mampuesto así como mano de
esclavatura negra. Su perímetro regular fue de 5,367 metros de longitud, tuvo muros de
2.59 metros de espesor y 3.36 metros de altura, con cinco puertas de acceso y quince
baluartes.

Imagen: El plano de la Muralla levantado por José Formento

Fuente: HISTORIA DOCUMENTAL DE TRUJILLO DEL PERU

29
Escuela Académica Profesional de Arquitectura y Urbanismo – UNT
INFLUENCIAS DE LOS AGENTES DE DETERIORO EN EL VALOR
MONUMENTAL DE LA MURALLA DE TRUJILLO
Los baluartes de la desaparecida muralla de Trujillo, llevaron los nombres de sus donantes
y hoy se ofrecen en su integridad, rescatando así los nombres de los personajes que
hicieron posible la defensa de la ciudad más importante que hubo en la costa, después de
la de Lima.

- El baluarte de don Bartolomé Martínez de Jarabeitia.


- El baluarte de don Juan de Cáceres y Luque.
- El baluarte del señor obispo
- El baluarte de don Geronimo de Aranguren.
- El baluarte de don Felipe de la Huerta y Zubiate.
- El baluarte del Virrey duque de la Palata, llamado de San Vicente.
- El baluarte del Cabildo Secular.
- El baluarte de don Antonio Bazan de Heredia.
- El baluarte de don Juan de Aranda y Castro, llamado también de Jesús, Maria y
José.
- El baluarte de don Valentín del Risco y Valverde.
- El baluarte del Rey.
- El baluarte del común. (de los comunes de indios)
- El baluarte del cabildo eclesiástico.
- El baluarte de don Juan Roldán Dávila.
- El baluarte de don Juan de Herrera y Valverde.

Imagen: rejas de la mulla de Trujillo

Fuente: HISTORIA DOCUMENTAL DE TRUJILLO DEL PERU

30
Escuela Académica Profesional de Arquitectura y Urbanismo – UNT
INFLUENCIAS DE LOS AGENTES DE DETERIORO EN EL VALOR MONUMENTAL DE LA MURALLA DE TRUJILLO

La muralla de Trujillo como obra de ingeniería militar quedó inconclusa ya que no llego a tener foso ni terraplenes.

Imagen: La muralla de Trujillo según Martínez Compañón

Fuente: HISTORIA DOCUMENTAL DE TRUJILLO DEL PERU

31
Escuela Académica Profesional de Arquitectura y Urbanismo – UNT
INFLUENCIAS DE LOS AGENTES DE DETERIORO EN EL VALOR
MONUMENTAL DE LA MURALLA DE TRUJILLO
 Hasta la actualidad se conserva una monumental obra de arquitectura militar
realizada en la ciudad de Trujillo, a fines del siglo XVII, con el fin de protegerla
de la amenaza que significó la constante presencia de piratas y corsarios en sus
costas.
 Baluarte Herrera, ubicado en la intersección de la Avenida España con la
avenida Miraflores, también comprende el área de la ex Portada de
Miraflores, el jirón y la parte antigua del Cementerio de Miraflores
 Cortina de la avenida España, lo ubicamos desde la restaurada
muralla ubicada en la cuadra 18 de la avenida España y se encuentra frente a
la ex estación del ferrocarril de Trujillo.
 Baluarte Bazán, comprende el área donde se encuentran restos del ex
Baluarte de Bazán, en la cuadra 26 de la avenida España, entre el Club Tell,
la avenida 28 Julio y el local de la Caja de Municipal de Trujillo.
 Portada de la Sierra, es una réplica de la portada del mismo nombre de la
antigua muralla y ha sido construida en la Plazuela El Recreo casi al final de
la calle Pizarro, en el centro histórico de la ciudad

En la actualidad se hace algunos esfuerzos para conservar gran parte de la Muralla de


Trujillo, ya que gran parte de su deterioro ha contribuido la actividad humana y
también los fenómenos naturales, por ello era necesario ser cuidado y es ahora que se
encuentra a cargo del Ministerio de Cultura. En vista de que forma parte del Centro
Histórico de la Ciudad todos nosotros debemos de colaborar para su preservación; pues
incrementa no sólo nuestra identidad nacional, sino también el amor a lo que por derecho
nos pertenece como peruanos.

32
Escuela Académica Profesional de Arquitectura y Urbanismo – UNT
INFLUENCIAS DE LOS AGENTES DE DETERIORO EN EL VALOR
MONUMENTAL DE LA MURALLA DE TRUJILLO

2. BIBLIOGRAFIA

PERÚ, MINISTERIO DE CULTURA; CONCEPTOS Y DEFINICIONES, Recuperado,


18 de junio de 2016. Web:

http://www.cultura.gob.pe/es/patrimonio/historicoinmueble/conceptosydefiniciones

HOY DIGITAL (2011), EL VALOR DE UN MONUMENTO ES HISTÓRICO O


ARTÍSTICO, Recuperado, 18 de junio 2016. Web:
http://hoy.com.do/el-valor-de-un-monumento-es-historico-o-artistico/

ARTÍCULO LA GRAN MURALLA, Recuperado, 18 de junio de 2016. Web:


http://spanish.peopledaily.com.cn/patrimonios/granmuralla.htm

BLOG DE JUAN LUIS ORREGO PENAGOS (2011), HISTORIA DE LA MURRALLA


DE LIMA, Recuperado, 18 de junio de 2016. Web:
http://blog.pucp.edu.pe/blog/juanluisorrego/2010/10/05/historia-de-la-muralla-de-lima-
2/

BLOG DE MURALLAS DE TRUJILLO (2014), LA MURALLA DE TRUJILLO,


Recuperado, 18 de junio de 2016. Web:

http://murallasdetrujillo.blogspot.es/

BLOG HISTORIAS DE LIMA (2013), LA MURALLA DE LIMA, Recuperado, 29 junio


de 2016. Web:

http://noticias.terra.com.pe/historias-de-lima/blog/2013/12/14/la-muralla-de-lima/

33

Centres d'intérêt liés