Vous êtes sur la page 1sur 3

1.

Explique la diferencia entre proyectos de inversión y de desinversión en empresas en


marcha.

Proyectos de inversión, son aquellos donde la empresa asigna recursos a una iniciativa
que compara con el rendimiento de los flujos futuros que esa mejora permite. En
cambio, proyectos de desinversión son los que permiten a la empresa obtener recursos
a cambio de flujos futuros, generalmente negativos, y de perder una propiedad.

En otras palabras, un proyecto de inversión “sacrifica” recursos hoy por las expectativas
de tener un beneficio mayor a futuro. Este beneficio se logra obteniendo más ingresos,
reduciendo costos o incrementando el valor de la propiedad generada por la inversión
realizada. Un proyecto de desinversión, por otra parte, libera activos que pueden ser
vendidos (generando un ingreso inicial), que deben compararse con el ingreso neto que
se deja de percibir, con el mayor costo de tener que contratar con un tercero el servicio
que deja de hacer y, al contrario de los proyectos de inversión, con la disminución en el
valor de los activos de su propiedad (menor valor de desecho).

2. ¿Cómo se incluye el capital de trabajo en un proyecto de desinversión?

Puede decirse que la misma lógica económica aplicada a las reglas de decisión para
invertir en un proyecto, pueden aplicarse para desinvertir en él. Es decir, que un
proyecto que está en marcha puede ser abandonado, o lo que es igual se desiste de
continuarlo, en el momento en que su valor de abandono sea mayor que el valor actual
del futuro flujo neto de fondos que haya sido previsto, descontado a la tasa de costo de
capital.

Si en vez del criterio del valor actual se utiliza el de la tasa de rendimiento, se abandona
el proyecto cuando la tasa de rendimiento respecto del valor de abandono es menor
que el costo de capital.

En cualquiera de los dos casos anteriores, los fondos del proyecto deben retirarse toda
vez que su rendimiento marginal sea menor que el costo de capital.

3. Explique el concepto de outsourcing y enuncie las principales ventajas que se le pueden


asignar en la evaluación de proyectos.

Outsourcing es un término del inglés que podemos traducir al español como


‘subcontratación’, ‘externalización’ o ‘tercerización’. En el mundo empresarial, designa
el proceso en el cual una organización contrata a otras empresas externas para que se
hagan cargo de parte de su actividad o producción.

Entre las principales ventajas, se pueden mencionar las siguientes:


 Concentrar los esfuerzos de la empresa en desarrollar la actividad de su giro
principal.
 Compartir el riesgo de las inversiones con el proveedor externo.
 Liberar recursos que pueden ser utilizados en otras actividades más rentables.
 Generar entradas de capital por la eventual venta de activos que dejan de ocupar.
 Mejorar la eficiencia al traspasar a expertos la ejecución de actividades
especializadas.
 Acceder a tecnologías de punta sin tener que realizar inversiones frecuentes en
modernizarse.
 Apoyar estrategias de crecimiento al suplir insuficiencias de capacidad de servicios.

4. ¿Puede un proyecto de externalización aumentar el riesgo de la empresa al reducir la


diversificación de sus inversiones?

Un proyecto de externalización si puede aumentar el riesgo de la empresa al reducir la


diversificación de sus inversiones, pues, cuando el inversionista distribuye sus recursos
en varios proyectos (no pone todos los huevos en una misma canasta), una parte del
riesgo se elimina mediante esa diversificación, por tanto, si esa diversificación
disminuye, entonces el riesgo aumentara.

5. Explique los tres tipos de evaluación de proyectos de outsourcing.

 En primer lugar, la creación de un proyecto para ofrecer el servicio de outsourcing a


terceros. En este caso, se evalúa si, dadas las inversiones y dados los costos de
funcionamiento, se puede ofrecer a otros desarrollarles externamente algo que
realizan internamente. Por ejemplo, la creación de un centro de esterilización de
instrumental médico para ofrecerles el servicio a clínicas y hospitales de una zona.
 En segundo lugar, proyectos de contratar outsourcing en la creación de una nueva
empresa. Al formular un proyecto de creación de una nueva empresa, el evaluador
se enfrenta a definir muchas variables antes de poder medir la rentabilidad de la
inversión: ¿convendrá comprar una máquina barata de corta vida o una más cara
de larga vida?, ¿se comprarán o arrendarán las oficinas?, ¿se trabajarán segundos
turnos o se pagará sobretiempo? Una de estas cuestiones será si conviene contratar
un servicio externo (mantenimiento de maquinaria, lavandería, etc.) o hacerlo
internamente.
 En tercer lugar, proyectos de contratar un outsourcing en una empresa en
funcionamiento. En este caso es frecuente evaluar si se debe continuar realizando
una actividad internamente o si convendrá traspasársela a un externo. Este es el
tipo de proyectos más común, pero, por existir dos metodologías alternativas para
evaluarlos, una cantidad importante de ellos son incorrectamente formulados y, por
lo tanto, sus resultados son incorrectos.

6. ¿En qué casos puede ser conveniente traspasar a terceros actividades por las cuales
se pagará más caro que el costo de hacerlo internamente?

Aunque en muchos casos hacer un outsourcing puede ocasionar mayores costos que
los que tendría la empresa si continuara con el desarrollo del proceso internamente, la
decisión de externalizar podría justificarse al permitir la liberación de recursos que
pueden ser utilizados en actividades más rentables.

Generalmente, un outsourcing deja a determinados recursos, como terrenos, galpones,


vehículos o personal, disponibles para destinarlos a incrementar la eficacia de otros
procesos en el interior de la empresa. Es así como un proyecto de ampliación de una
línea de productos muy rentable puede ser financiado mediante la disminución de
requerimientos de capital para los activos y recursos que un outsourcing pueda liberar.

La optimización del uso de los recursos que el evaluador de proyectos debe buscar
permanentemente en la empresa lo obliga a estudiar aquellas opciones para los
proyectos rentables existentes que pudieran hacer aún más rentables los recursos
invertidos por la empresa.
7. Desde el punto de vista exclusivamente financiero, ¿puede ser posible que convenga
externalizar un servicio que se realiza a costos inferiores al del outsourcing?

Desde el punto de vista exclusivamente financiero si podría ser conveniente, pues, la


externalización permite liberar recursos de capital que pueden ser vendidos, generando
entradas de capital, o recursos financieros que pueden destinarse a otras opciones más
lucrativas, como por ejemplo reemplazar tecnología que pudiera estar empezando a
enfrentar aumentos en la tasa de costo de mantenimiento y uso de repuestos; o para
pagar un crédito cuyo costo financiero sea superior al eventual mayor
costo de una externalización.