Vous êtes sur la page 1sur 226

Dragan Barlov - Nicola Karaklajic

11 son fundamentales

EDITORIAL LA CASA DEL AJEDREZ


© Dragan Barlov - Nicola Karaklajic

© Editorial La Casa del Ajedrez


Calle San Marcos, 41
Teléfono 34-91 521 2008- Fax 34-91 531 3880
Madrid- 28004
Email: info@lacasadelajedrez.com
Dirección Internet: http://www.lacasadelajedrez.com

Dirección Editorial: Andrés Tijman Marcus


Consejero Editorial: Daniel Elguezabal Varela
Corrección: Sofía Montero Oria de Rueda - Gabriel Rojo Huerta
Diseño de portada: Claudia Tijman

I.S.B.N.: 84-933841-4-3
I.S.B.N. Obra completa: 84-932907-9-3
Depósito Legal: M-16.318-2005

Impresión: Impresos y Revistas SA


Impreso en España - Printed in Spain

No está permitida la reproducción total o parcial de esta publicación, ni su tratamiento informático,


ni la transmisión de ninguna forma o por cualquier medio, ya ·sea electrónico, mecánico, por foto­
copias, por registro u otros medios, sin el permiso previo y por escrito de los titulares del copyright.
Introducción

¿Por qué el final? ¿Por qué no comenzar con la apertura?

A menudo los principiantes pasan muchas horas intentando memorizar jugadas de aper­
tura sin comprender claramente sus fundamentos. Además de acabar exhaustos por esta
ímproba labor, su "conocimiento" se limitará a una gigantesca maraña de datos de dificil
aplicación práctica.
La teoría de aperturas es dinámica, evoluciona de forma continua. En cambio, la de los
finales se encuentra asentada, y por lo tanto, es razonable confiar en que el tiempo
empleado para aprender sus leyes será provechoso. Además, resulta más sencillo que el
principiante comprenda los movimientos de unas pocas piezas que los de treinta y dos.
Por todo ello, aconsejamos retrasar el estudio de las aperturas hasta comprender la teoría
de los finales.

El secreto

El secreto del juego de los finales que los expertos saben, pero que pocos principiantes
entienden es conocer el resultado de un final sin tener que calcular todos los
movimientos.
Basta con saber qué posiciones son favorables, y por qué. Por supuesto para alcanzar
este objetivo es necesario domin.ar algunos procedimientos básicos. Los jugadores que
cuentan con estos recursos pueden valorar de forma adecuada las posiciones de medio
juego para pasar al final con éxito. Este libro les servirá como herramienta para lograrlo
sin necesidad de recurrir a agotadores y complejos cálculos.
No está de más señalar que sigue siendo importante jugar tácticamente bien, incluso en
el final: los movimientos en esta fase de la partida exigen la máxima precisión, aún
cuando la posición que se presenta tenga apariencia de ser ventajosa.
El objetivo de esta obra integrada por dos volúmenes es revelar todos los secretos de los
finales. 54 lecciones que comprenden finales de peones y de piezas menores ( 1a parte), y
finales de piezas pesadas y otros temas relativos a esta fase del juego (2a parte).
Hemos seleccionado cuidadosamente claves "secretas", y podemos asegurar que el
lector no perderá su valioso tiempo estudiando posiciones que rara vez se producen en la
partida real. Eso sí, no ha de limitarse a aprender el contenido de las lecciones, debe
ejercitarse con los tests que siguen a cada una de ellas. Es recomendable además
practicar estas posiciones razonando la solución y profundizando en el tema. Con el
tiempo, comprenderá por qué el ajedrez es "el rey entre todos los demás juegos
humanos".
Índice

Tercera parte: Piezas pesadas. Los finales de torre.................................................. 7


26. Torre contra alfil (calidad de ventaja).................................................................. 9
27. Torre contra caballo (calidad de ventaja)............................................................ 15
28. Una torre contra uno o dos peones....................................................................... 23

29. Una torre contra dos peones ligados.................................................................... 31


30. Torre y peón contra torre...................................................................................... 37
31. Torre y peón contra torre y peón........................................................................... 45
32. Torre y dos peones contra torre y peón................................................................. 51
33. Finales de torre con igualdad de peones............................................................... 5 7
34. Finales de torre con un peón de más..................................................................... 63
35. Cómo hacer tablas con dos peones de menos....................................................... 69
36. La salvación: ¡Ahogado!....................................................................................... 75
37. Finales de dama..................................................................................................... 81
38. La dama contra otras piezas................................................................................. 87
39. Dama contra peón/peones en la séptimafila........................................................ 93
40. ¡De nuevo el ahogado!.......................................................................................... 99
Cuarta parte: Algo más sobre finales........................................................................ 105
41. Cómo crear un peón pasado.................................................................................. 10 7
42. El bloqueo de la casilla crítica.............................................................................. 113
43. La promoción menor............................................................................................. 119
44. Cómo evitar el ahogado........................................................................................ 125
45. En el papel principal: El peón................................................................. ............. 131 .

46. En el papel principal: El caballo.......................................................................... 13 7


47. En el papel principal: El alfil... . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 143
48. En el papel principal: La torre.............................................................................. 149
49. En el papel principal: La dama............................................................................. 155
50. En el papel principal: El rey................................................................................. 161
51. ¡No sea voraz!..... ... ....... ..................... ...... .. ... ............. ........ ................. ... .... ......... 16 7
. .

52. Cómo hacer tablas.......... .... .... ..................................... .................. ............... ........ 1 73
.

53. El mate con alfil y caballo........................... .......................................................... 1 79


54. El zugzwang. . . . . ...................................................................................................... 184
Soluciones................................................................................................................... 189
Tercera parte: Piezas pesadas. Los finales de torre

7
8
26. Torre contra alfil
(calidad de ventaja)

Ya sabemos que, en general, la torre vale más que el alfil. Cuando en el tablero se
encuentran solos, sin peones, en la mayoría de los casos la posición es tablas. Pero para
que eso suceda, el rey debe estar colocado en la esquina correcta.

¿Qué significa esto?

En el fmal del que nos ocupamos, como en el caso del final de caballo contra torre, no
hay que tener miedo de ser empujado hasta el borde del tablero, puesto que incluso allí
la partida puede salvarse si se practica una defensa correcta.
Es importante recordar una cuestión: en su retirada, el rey del bando más débil debe es­
forzarse por alcanzar una casilla del rincón que sea inaccesible al alfil.

A continuación veremos dos posiciones


importantes y críticas para la práctica que
conviene memorizar.

Juegan negras y ganan blancas.

El rey de las negras está mal colocado


Tablas teóricas. aquí, puesto que se halla en el rincón
"erróneo", lo que posibilita la victoria de
El rey negro está aquí en un rincón se­ las blancas.
guro.
El lector podrá comprobar por sí mismo l....igl
que todos los intentos por reducir a las
piezas negras, llevan únicamente a la po­ El alfil tenía que ocultarse, ya que existía
sición de rey ahogado. la amenaza U!d7 i.b6 2.!!b7 i.c5 3.!!b8
Ahora tenemos un ejemplo de defensa sin i.f8 4.!!c8, y mate al siguiente movi­
éxito: miento.

9
2JU1 .ih2 3J:!:hl .ig3 4J:!:gl i.h2 tiempo por el ahogado. La situación cam­
bia si el rey negro está colocado en el
rincón negro "a l" o "h8", porque no se
puede cubrir con el alfil, y entonces sí
pierde.
Por tanto, el final de torre contra alfil sin
peones es tablas, aunque el bando que po­
see el alfil tiene que jugar con cuidado.
Pero si tenemos un final de torre y peón
contra alfil, las cosas cambian. En la ma­
yoría de los casos el bando más fuerte ga­
na, pero también existen algunas excep­
ciones. Una de esas posiciones raras es la
siguiente:
5J�g2!

Pese a la desesperada defensa de las ne­


gras, las blancas han conseguido expulsar
al alfil de su refugio.
El resto es simple. Por ejemplo:

5....ie5 6J�e2 .id6 7J:!:e8 .if8 8.:Sd8 �h8


9.:Sf8
Mate.

En el siglo XVIII, el gran jugador francés


Francisco Andrés Danican Philidor, nos
dejó un mensaje muy claro sobre este fi­
nal en su famosa obra Analyse du jeux des El peón blanco ha avanzado mucho e
Echecs: impide que el rey llegue a "f6". Por otro
"No es forzoso que una torre gane contra lado, la casilla "g6" está controlada por el
el alfil (sin peones), pero la defensa re­ alfil, así que el blanco jamás puede ame­
quiere un cierto grado de meticulosidad". nazar el mate, y así, ésta posición es ta­
Supongamos que el blanco cuenta con la blas teóricas. Veamos:
torre y las negras poseen el alfil de casi­
llas negras. Por supuesto, las blancas con­ l.:Sc7
siguen llevar al rey negro hacia la última
fila, pero ni aquí pueden ganar si el rey Si l.f7, la única respuesta válida es
negro se va al rincón adecuado. En este l...�g7! De lo contrario, el rey llega a
caso (alfil de casillas negras), el rey debe "f6" y se gana.
ir al rincón blanco, donde hará tablas sin
problemas. Así pues, el alfil siempre cu­ l....id5 2.:Sc5 i.a2 3.:Sb5
brirá a su rey en "b8" o "g l" después de
un jaque en la primera u octava fila, con Amenaza 4.:B:b8 �f7 5.:B:b7 �f8 6.�g6,
lo que las blancas no podrán ganar un ganando.

JO Torre contra alfil (calidad de ventaja)


3...i.c4! 4...i.b5

Siempre hay que estar preparado para dar O 4....id3 5.E:g3 .if5 6.@e5 .ib l 7.E:g8
jaque en caso de que el rey vaya a "g6". @d7 8.E:g7 @d8 9.d7, ganando.

4.gb4 .idS s.g¡,g6 J.fi 6.g¡,f5 .idS 7.g¡,es 5.g¡,cs J.d3 6.d7 g¡,c7
i.a2 8J�a4 .ib3 9.ga3 .ic4 to.gas g¡,fi
1 U�a7 g¡,f8 12.fi g¡,g7!

Con idea de 13....if7, y tablas.

Veamos la siguiente posición:

7.ge7!!

Una jugada muy dificil, cuya idea oculta


es trasladar al rey al rincón malo, aun a
costa de entregar el peón.

Aunque pueda parecer igual, no lo es, ya 7...i.f5 8.d8\W g¡,d8 9.g¡,d6 g¡,c8 10J�c7
que las blancas ganan. La maniobra ven­ g¡,b8
cedora incluye el sacrificio del peón en un
momento dado. Veamos: De lo contrario, se amenazaría el alfil con
la torre en "f7" y mate en "f8".
l.gg4 .ia6

Si el alfil se mantuviera en la diagonal Seguido de 12.@b6, ganando.


"a2-g8", la torre se trasladaría a otra parte Si la torre tiene que luchar contra el alfil y
del tablero. dos peones, entonces el resultado más co­
Por ejemplo: l....ib3 2.E:b4 .ia2 3.E:b8 mún es tablas. Pero también puede haber
Wd7 4.E:b7 @d8 5.d7 @e7 6.E:b2! .ic4 situaciones delicadas para la torre si los
7.E:d2, o 6....ie6 7.d8'1&, etc. peones están conectados.
En este caso, existe la siguiente regla: los
2.gg8 g¡,d7 3J�g7 g¡,d8 4.g¡,d5! peones libres y unidos (junto al alfil), ha­
cen tablas si están en la cuarta fila, y ga­
La diferencia entre este fmal y el anterior nan si se encuentran en la quinta o sexta
es que el peón, al ser central, permite la línea. Aunque, cómo no, aquí también hay
entrada del rey por ambos flancos. excepciones.

Torre contra alfil (calidad de ventaja) 11


Test 26 Torre contra alfil (calidad de ventaja)

30 1) Juegan blancas y ganan 302) Juegan blancas y hacen tablas

303) Juegan blancas y ganan 304) Juegan blancas y ganan

12
305) Juegan blancas y hacen tablas 306) Juegan blancas y ganan

307) Juegan blancas y ganan 308) Juegan blancas y ganan

13
309) Juegan blancas y hacen tablas 3 10) Juegan blancas y hacen tablas

3 1 1) Juegan blancas y hacen tablas 3 12) Juegan blancas y ganan

14
27. Torre contra caballo (calidad de ventaja)

Habitualmente este final, sin peones en ninguno de los bandos, debe acabar en tablas.
Pero el rey del jugador que tiene el caballo ha de estar colocado en el centro del tablero,
porque los casos en los que la torre gana, ocurren cuando el rey adversario está situado
en uno de los rincones. También es importante que el caballo se encuentre siempre cerca
de su rey. Sin embargo, a veces sucede que el rey está colocado en la última fila y la
posición también es de tablas.

Un ejemplo instructivo es este que anali­


zaremos a continuación:

Juegan blancas y ganan.


Juegan negras y hacen tablas.

Si juegan las blancas, ganan de la si­


guiente forma:
Las blancas no pueden mejorar su posi­
ción. Veamos:
l.�b6! �b8
4J�h8 �d7 A l...ltJc8, 2.cJlc7 ltJa7 3.:gb8 mate.

Tablas. La otra alternativa tampoco es sa­ 2J�b2! �c8 3.�c6 �a8 4.�c7
tisfactoria:
En cambio, si juegan las negras, tienen el
4J�e7 �b7 tiempo suficiente para sacar a su caballo
de la mala posición en que se encuentra.
Las blancas no pueden crear la red del
mate. l...�c8 2.:gb2

En los ejemplos que siguen, comprobare­ Si 2.:gb7, entonces 2...ltJd6 3.:gd7 �c8
mos las dificultades que acarrea el tener el 4.:gd8 @b8, y las negras se salvan.
rey en alguna banda del tablero.
Veamos: 2... �e7!

15
Pero no 2.Ji'Ja7? por 3.@b6, como ana­ Seria un error 3.:B:h7? por 3...@b8 4.@b6
lizamos anteriormente. ltJd8, y tablas.

3.<i>b6 3 lDd6 4.<i>c6 lDc4 5.:Sd8 lDe5 6.<i>c5


•••

<i>b7 7.:Sd5lDg4 s.<i>d6


Si 3.:B:e2, tt:lc8, etc.
Aquí el caballo demuestra su torpeza en
3 <i>b8 4.<i>c5 <i>c7
espacios abiertos, ya que es incapaz de
•••

Tablas. impedir su captura por parte del rey y la


torre.
Por tanto, podemos concluir que el bando
que tiene la torre podría intentar ganar so­ 8 <i>b6 9.:Sd2! lDe3 10.:Sb2 <i>as
•••

lamente si:

1) Dispone de amenazas de mate.


2) Clava el caballo de modo que el
adversario no pueda defenderlo
bien..
3) Consigue separar al caballo de su
rey.

Veamos la siguiente posición:

ll.<i>c5!

Combinando el ataque al caballo con


amenazas de mate.

ll <i>a4 12.:Sd2 lDf5 13.:Sd3 lDe7


•••

14.:Sf3 lDg6 15.<i>d6 <i>b5 16.:Sf5 ci>b6


17.:Sf6lDh4 18.<i>e5 <i>c5 19.<i>e4

Juegan las negras, pero tienen muchos Las blancas ganan.


problemas para lograr la armonía entre su
rey y su caballo. En la práctica, muchas veces se llega a
posiciones de torre contra caballo y peo­
l lDa5 2.<i>b5lDb7
•••
nes. En esos casos, frecuentemente la to­
rre gana con mayor facilidad que contra el
Si 2...tt:lb3, 3.:B:d8! , y el caballo está alfil, porque el caballo es una pieza mu­
atrapado. cho más lenta y no puede defender nada
que esté lejos de su alcance.
Para el bando que tiene la torre, es más fá-

16 Torre contra caballo (calidad de ventaja)


cil cuando en el tablero hay muchos peo­ 5J�e8!
nes.
Si se produce un fmal de torre y peón Un pequeño zugzwang: si el negro mueve
contra caballo y peón, la torre ganará se­ su caballo después de @d5, pierde el
guro si su peón está libre, porque en tal peón.
caso puede parar al peón adversario y
apoyar al propio, cosa que el caballo no es 5...g¡,c6
capaz de hacer.
Si se avanza el peón, la torre se coloca en
Si los peones están frente a frente, el ban­ "a8" y sortea el peligro.
do con el caballo hará tablas sólo si pue­
de atacar al peón adversario controlando
al mismo tiempo al rey rival (eso es
posible únicamente en las posiciones con Si 7... tt::la6, entonces 8.!!c6 @b7 9.!l:a6
los peones bloqueados). @a6 IO.@c5, y ganan.

Pero lo mejor es ver esta diferencia en los 8J�c7!


diagramas que siguen:
Otra vez zugzwang. También gana "e5".

8...g¡,a6 9J�xc5 �xc5 10.g¡,xc5 g¡,b7


ll.g¡,d6

Las blancas ganan.

Y ahora un caso de tablas:

Las blancas ganan fácilmente.

1J�d6!

Inmovilizando parcialmente al caballo.


Cuando la torre se coloca a dos pasos en
diagonal con respecto al caballo, éste se
queda con pocas posibilidades de movi­
miento. El caballo blanco tiene una función doble:
impide al rey negro pasar al campo de las
l...g¡,b7 blancas y ataca el peón de "d5", así que la
posición es tablas.
Si l...tt::lc6, 2.@d5. Por ejemplo:

2.g¡,e6 @c7 3J�d7 g¡,c6 4J:1d8 @c7

Torre contra caballo (calidad de ventaja) 17


La única manera de intentar ganar para las
negras es ir al ala de dama. Si se hiciera
por el otro flanco, la defensa consistiría en
colocar en el momento oportuno el caba­
llo en la casilla "c3".

4.�d2 �b5 5.�d3 �b4 6.�d2 �b3


7.�d3 �b2

El rey de las negras ha penetrado en cam­


po enemigo, pero le cuesta progresar por­
que debe mantener a su único peón de­
fendido.
Juegan blancas y ganan.

8.�d2 :Sh2 9.�d3 :Sh3 10.�d2 :Sh5


De la primera jugada depende si las blan­
ll.�d3 �el
cas ganarán o no.

Error que permite el empate.

l...hl�! 2.�f3 e4 3.�xe4 �f2 4.�f3


�d3 5.�e3 �e5

El caballo salió del rincón y todavía está


cerca de su rey.

Pero la partida se gana así:

l.�h3!!
El caballo y el rey crean una fortaleza in­
expugnable. Ahora coronar caballo no sirve.

12 :Sh3
.•. 13.�d3 :Sg3 14.�e2 :Sg5 l hl�
..•

15.�d3
Al no ser jaque, el caballo se pierde, y si
Tablas. se hace 1.. .h 1\MI, entonces se gana con
2.@g3!
Finalmente, hay que destacar las posicio­ Esta es una posición conocida, en la que
nes en las cuales el peón está en la sép­ la dama no puede defender el mate en
tima fila, y no puede coronar dama por "a l" (molesta el peón "e5", ya que sin él,
una amenaza de mate, debiendo coronar se llevaría la dama a "h8"), así que el
caballo, con jaque. Veamos: negro pierde la dama y la partida.

18 Torre contra caballo (calidad de ventaja)


Observen el siguiente ejemplo: a) 2J�h4 eS 3J�g4 eS 4J�h4 e4!

Se entrega el peón para descolocar a la


torre y permitir la liberación del caballo.

SJ�xe4 �e2 6J�eS �b4! 7.:SxeS �a2

Tablas, como hemos visto anteriormente.

b) 2.:Sg2 eS 3.:Se2 eS 4J�xeS e4 S.@xe4


@e2

Tras la entrega de los peones, las negras


salvan la posición.
Juegan blancas y ganan.
6.:Sfs �b3! 7.:Sf2 �d2 s.c;!?d4 c;!?et
De nuevo el resultado depende de la pri­ 9.�d3 �bl
mera jugada. La que conduce a la victoria
es la siguiente: Ahora el caballo puede "respirar", con­
siguiendo el empate.
l.�e3!
e) 2.:ShS!
No Ut?b3?, debido a l...a llt:J! 2.'it?c3 c5,
y tablas.

l...al�

Como en el ejemplo anterior, coronar da­


ma pierde: l...al'IW 2.@b3, ganando.

2...�a2

Si 2...c5, sigue 3.:Sxc5 lt:Jc2 4.:Se5! , etc.

3.:SeS c;!?bl 4.:Sxe6 eS S.:Se6 �e2 6.:SxeS

El caballo está perdido.

Las blancas pueden en este momento ju- 6...�a3 7.�b3 �e2 8.:Se4 �a1 9.�e3
gar de varias formas, pero sólo una de
ellas les permitirá ganar. Veamos: Ganando.

Torre contra caballo (calidad de ventaja) 19


Test 27 Torre contra caballo (calidad de ventaja)

3 13) Juegan blancas y ganan 3 14) Juegan blancas y ganan

3 15) Juegan blancas y ganan 3 16) Juegan blancas y ganan

20
3 17) Juegan blancas y ganan 3 18) Juegan negras y hacen tablas

3 19) Juegan negras y ganan 320) Juegan blancas y ganan

21
321) Juegan blancas y hacen tablas 322) Juegan blancas y ganan

323) Juegan blancas y ganan 324) Juegan negras y hacen tablas

22
28. Una torre contra uno o dos peones
En principio, parece imposible que un sencillo peón pueda presentar batalla a una torre
en un final. ¿Cómo es posible una lucha tan desigual?

Sin embargo, al igual que en la famosa leyenda bíblica donde el ingenioso David venció
al todopoderoso Goliat, en estos finales también pueden surgir algunas situaciones to­
talmente inesperadas y muy interesantes: un peón puede conseguir hacer tablas contra
una torre, y en alguna ocasión concreta... ¡incluso obtener la victoria!

Debido a esto, la valoración detenida de cada posición resulta crucial. Todo dependerá
de la situación de las piezas. Factores tales como lo avanzado que pueda encontrarse el
peón, resultarán decisivos a la hora de definir la lucha.

Una buena ilustración sobre este tema nos a) el rey blanco está detrás del peón ad­
la dejó el Gran Maestro estoniano Paul versario, y en este caso, además, muy ale­
Keres: jado.
b) la torre no puede luchar sola contra el
rey y el peón.
e) el peón puede progresar hasta f2 sin
" "

apoyo de su rey.

Teniendo en cuenta estos elementos, aho­


ra tenemos que calcular si el rey blanco
puede ayudar a su torre y parar al peón, o
no.

Si juegan las negras, no hay problemas


para hacer tablas:

Juegan blancas y ganan


l...f4 2.®e7 f3 3.®f6 f2 4.®g5 ®f3
Juegan negras y hacen tablas

En esta posición, entre la victoria y las ta­ En general, siempre es bueno cuando un
blas se interpone tan sólo un tiempo. rey está tras la pista de otro, elegir (si dis­
Teniendo en cuenta que en la práctica po­ ponemos de alternativas) la jugada que
demos encontramos ante situaciones simi­ más limita la libertad de movimientos del
lares, sería muy útil profundizar en este ti­ rey adversario.
po de final. Se trata, normalmente, de una regla muy
útil, aunque en este caso concreto no es
En primer lugar, debemos valorar la po­ determinante.
sición. ¿Qué factores son los más impor­
tantes aquí? s.®h4 ®g2
Tras un análisis inicial vemos que son tres
los elementos decisivos: Tablas.

23
Si juegan las blancas, sin embargo, pue­ Puede parecer que la solución es muy
den ganar el tiempo necesario e imponer­ extraña: ¡la única forma de ganar la par­
se del siguiente modo: tida es perder un tiempo! El jugador que
no conozca este final, hará seguro la
jugada natural l.!:i:d l?, pero este es un
error que cuesta el triunfo. Después de
l...d4 2.@d7 @d5! 3.!l:d2 (3.@c7 @c5!
4.@b7 @c4 5.@c6 d3 6.@d6 @d4 tablas;
ó 4.!l:c l @b4 5.@d6 d3 6.@d5 d2 tablas)
3... @e4 4.@d6 @e3, se deberán firmar las
tablas. La forma precisa de jugar para
evitar que se nos escape la victoria es la
que sigue a continuación:

1J:�d2!

También es correcta l.!:i:d3.

Si comparamos esta posición con la del


diagrama inicial, vemos que el negro no
ha progresado nada, mientras que el blan­ Esta es la clave: las blancas pierden, sor­
co ha mejorado la posición de su torre, prendentemente, un tiempo y dejan a las
que está mucho mejor en la casilla "fl" negras en zugzwang. Éstas se ven obli­
que en la casilla "a l", y además le toca gadas a perder el vital control sobre las
jugar: casillas "d6", "e6" y "f6".

2...@e4

Y el rey blanco llega justo a tiempo. Si 2... @d5, 3.@d7.


Veamos ahora un ejemplo clásico de Ri­
cardo Reti: 3.'it>d6 d3 4.'it>cs 'it>e3 5.'it>c4 d2 6.'it>c3

El rey, tras su largo viaje, llega justo a


tiempo para parar al peón y anotarse el
punto. Un fmal muy bonito, y también
instructivo.

En el siguiente diagrama, en cambio, las


negras no pudieron seguir la misma téc­
nica para conseguir la victoria.
En este caso, se lo impidió un proverbial
segundo peón de las blancas que, gracias
a un movimiento sumamente preciso, les
permitió salvar la partida y dejar el en­
Juegan blancas y ganan frentamiento en tablas.

24 Una torre contra uno o dos peones


Las negras ganan, pues el rey consigue
llegar a tiempo para apoyar la captura del
peón.
b) l.f4? E:f2 2.d4 E:xf4 3.�c4 �c2, y las
negras ganan.
Por tanto, sólo l.f3! puede evitar la de­
rrota del blanco.
Veamos ahora otra posición sobre el mis­
mo tema:

Juegan blancas y hacen tablas

a) l.f3! gn 2.d4 gxf3 3.®c4 ®c2 4.d5


gd3 5.®c5

Tablas.

b) l.f3! gh4 2.d4 gf4 3.®c4 ®c2 4.®c5


<it>d3 5.d5
Juegan blancas y hacen tablas
Tablas, porque el rey negro no puede si­
tuarse en la casilla "e4".
Y ahora podemos preguntarnos, qué hu­
biese ocurrido si en lugar de l.f3! las Si 2...E:xe2, 3.a5 y tablas.
blancas hubiesen jugado l.d4 o l.f4. Vea­
mos: 3.e4!

a) l.d4? E:xf2 2.�c4 (si 2.d5, E:f4) Si 3.a5?, �a4 4.a6 �a5 5.a7 E:c2 6.�d6
2. .�c2 3.d5 E:d2! 4.�c5 �d3 5.d6 �e4
.
.E:c8 7.e4 �a6, y las negras ganan.

3...®xa4

Si 3... .E:e2, entonces 4.a5, y uno de los dos


peones permite al blanco la obtención de
tablas.

4.e5

Y las tablas son ya inevitables. El rey ne­


gro está demasiado alejado para poder
apoyar a la torre en su intento de detener
el avance del peón.

Una torre contra uno o dos peones 25


Saber si la torre es capaz o no de con­
trolar la casilla de coronación, puede re­
sultar en algunas de estas posiciones de
vital importancia. Ignorar este hecho pri­
vó al blanco de la victoria en la próxima
posición:

Juegan blancas

l.gb5!

Esta es la jugada clave. Ahora queda cor­


tado el paso al rey negro.
Juegan blancas

A esta situación se llegó en la partida


Fenton - Potter, jugada en Londres en el
Si l...h4, 2.ctfb7 h3 3.É1.b3.
año 1875. El blanco desconocía cómo ga­
nar esta posición. Después de l.b7 É1.a6,
2.�b7 �g6 3.�c6 �h6 4.�d6 �g6
hizo 2.ctfc7??, y claro, luego de 2... É1.a7 la
5.�e6
partida terminó en tablas.
La victoria no era tan dificil:
El resto es simple y rutinario.
l.b7 ga6 2.�c5! gas 3.�c4 ga4 4.�b3
ga1 5.�b2 s...�h6 6.�f7 h4 7.�f6 h3 s.gb3 �h7
9.gh3
Y el blanco gana. ¡Un solo peón se im­
pone ante toda una torre! Y las blancas ganan.
Veamos ahora esta posición:
(ver diagrama siguiente) Existen muchos ejemplos y variantes so­
Se trata sin duda de un final muy intere­ bre este tema. Algunos pueden consultar­
sante. se en los test.
A primera vista parece que el resultado Ahora vamos a ver otro ejemplo en el cual
será tablas, porque el rey blanco se en­ la torre no puede evitar la coronación del
cuentra muy alejado del peón negro. Sin peón.
embargo, el blanco dispone en este caso Partiremos de una posición un poco más
de un método conocido para ganar. Pres­ compleja, con varias piezas sobre el ta­
temos atención porque es una técnica muy blero, pero de una gran belleza en su cul­
instructiva: minación:

26 Una torre contra uno o dos peones


pués otra vez por la columna "d", de ma­
nera curiosa pero muy eficaz y brillante,
como veremos.

8...:Sh5 9.<i>f4 :Sb4 10.<i>f3 :Sb3 ll.<i>e2


:Sb2 12.<i>d3!

Muy importante, como se apreciará en­


seguida.

12 :Sh3 13.<i>d4
••• :Sh4 14.<i>d5 :Sb5
15.<i>d6 :Sb6
Juegan blancas y ganan

Si 2.�g2?, entonces continuaría 2.. J�xhl


3.�xhl �c7 y tablas.

2.. Jbhl 3.e7 :Sh2 4.Ct!.>f3

Nueva marcha del rey blanco hacia ade­


lante.

4... :Sh3 5.�f4 :Sh4 6.�f5 :Sh5 7.�xf6 16.�f6!!


:Sb6
¡La clave de la combinación ganadora!

No vale 16.. J!h8, debido a la respuesta


17/iJd7 y 18.ttJf8.

17.<i>d5!

¡Y ahora de nuevo hacia atrás!

Y el peón corona. Cómo obtener la vic­


Ahora que ha desaparecido el peón "f', el toria en un final de dama contra torre, lo
rey blanco, como si estuviera en un veremos, no obstante, en una próxima lec­
ascensor, retrocede, para ascender des- ción.

Una torre contra uno o dos peones 27


Test 28 Una torre contra uno o dos peones

325) Juegan blancas y ganan 326) Juegan blancas y ganan

327) Juegan blancas y hacen tablas 328) Juegan blancas y ganan

28
329) Juegan negras y ganan 330) Juegan blancas y ganan

331) Juegan blancas y ganan 332) Juegan blancas y ganan

29
333) Juegan blancas y ganan 334) Juegan blancas y ganan

335) Juegan negras y ganan 336) Juegan blancas y ganan

30
29. Una torre contra dos peones ligados

La regla general para este tipo de posiciones dice que dos peones libres y unidos
obtienen el triunfo frente a una torre si se encuentran en la sexta fila y los reyes están
alejados. Si no es así, todo dependerá de su situación sobre el tablero.

A continuación veremos tres ejemplos si- Diagrama B:


milares sobre este tema.
Diagrama A:

Juegan blancas

Juegan blancas Las blancas ganan, pero no solamente con


la intervención de la torre, como en el ca­
Si ahora jugasen las negras, ganarían sim­ so anterior, sino que esta. vez necesitarán
plemente avanzando el peón a "d3", ya la ayuda de su rey.
que la torre se vería incapaz de capturar a
los dos peones negros. Inevitablemente 1J�e6 �g7 2.�b7
uno de los dos coronaría. Pero en este ca­
so sólo un peón se encuentra en la sexta Ahora no vale 2.�e4?, por 2...@f6 3.�xd4
fila, y por eso la posición de los reyes tie­ @fS, y tablas.
ne un papel determinante. El rey negro
está arrinconado y cortado, y este factor 2...�t7 3J�e4 �f6 4.�c6! �f5 5.�d5
permite al primer jugador encontrar una
Y la lucha ha terminado. Ambos peones
manera de ganar bastante sencilla:
caen inevitablemente a continuación.
U�e7! Diagrama e:
(ver diagrama siguiente)
La técnica a seguir es muy elemental. Pri­ Ahora nos hallamos ante una posición de
meramente hay que frenar al peón más tablas, debido a que el rey negro no está
avanzado. cortado, al contrario de lo que ocurría en
los dos diagramas anteriores:
l...�g8 2J�e4 �t7 3J�xd4 �f6 4J3:e4 Mucho cuidado, ya que no vale l.�d5?
por l...e2, y las negras coronan.
Ganando, pues las blancas consiguen aquí
capturar a los dos peones negros. 1J�e5 �g7 2.�b7 �f6 3.E:e8 �f5

31
Juegan blancas Juegan blancas y hacen tablas

4.<i>c6 <i>f4 5.<bd5 d3 6J��e4 ®o 7.<i>d4 tJ�al <i>bS 2J�bl <bes 3J�al <i>dS
d2 SJ�xe3 <i>f2 9J�d3 <i>e2 4.<i>d6 <bes 5.<i>e6 <i>rs 6.<i>f6 <i>gS 7J�aS
<i>h7 SJ�a7 <i>h6 9J�aS <i>h5 10.<i>f5 <i>h4
Y tablas. Vemos que el factor decisivo ll.<i>f4 <i>h5 12.<i>f5
que ha impedido la derrota de las negras
en esta situación, ha sido el hecho de que Y las tablas son inevitables. El negro no
su rey haya podido llegar y apoyar a sus puede zafarse en ningún momento del pe­
peones. Hay un caso excepcional que no ligro de recibir mate. A continuación ve­
se ajusta a la regla general con la que co­ remos un ejemplo aún más espectacular
menzábamos este capítulo. (otra vuelta de tuerca, que diría Henry
Se produce cuando el rey del bando que James). En la siguiente posición, el blan­
tiene los peones está colocado en un rin­ co tiene a su alcance la posibilidad de ga­
cón del tablero, o cerca de él, de tal ma­ nar la partida, a pesar de que el bando ne­
nera que el bando contrario puede servirse gro cuenta con la amenaza inminente de
de la amenaza de mate como una forma colocar dos peones ligados en la séptima
adecuada de defensa contra los peones si­ fila. Ninguna regla es absoluta.
tuados en la sexta o incluso a veces en la
séptima fila. Para el amante de los refra­
nes populares, nos encontraríamos, sin
duda, ante.. ¡ la excepción que confirma la
.

regla! Veamos un ejemplo muy clásico:


(ver diagrama siguiente)

Parece que el blanco está perdido. Las ne­


gras tienen dos peones ligados en la sép­
tima fila y da la impresión de que nada
podrá evitar la coronación de uno de ellos.
No obstante, las blancas disponen aquí de
un último recurso para salvarse: las ame­
nazas de mate. Juegan blancas y ganan

32 Una torre contra dos peones ligados


1J�b8 <i!?a2 4..J!h6!

Si 1...i>al?, 2.i>c2, y mate inevitable. Tablas. Esta posición la hemos visto an­
tes. No obstante, como resulta muy útil, la
2J3h8! ! recordamos brevemente:
Ahora no es buena 2.i>c2?, porque el ne­ 5.<i!?dl <i!?d3 6.<i!?el i>e3 7.i>fl <i!?f3
gro sigue con 2...i>a3, y después de s.<i!?gt gg6 9.<i!?h2 gh6
3.i>c3 i>a4 4.i>c4 i>a5 5.i>c5 i>a6
6.i>c6 i>a7 7J%bl fxg2, llegamos a una En poco tiempo caeremos de forma ine­
posición que conocemos muy bien y cuyo vitable en repetición de jugadas. Tablas.
resultado, como hemos visto, es tablas. Para finalizar, un bonito ejemplo. La torre
blanca se enfrenta en solitario a cuatro
2...fxg2 peones negros, algunos muy avanzados.
Aún así, consigue encontrar el camino pa­
Si 2...f2, 3.i>e2, y las negras pierden sus
ra entablar la partida. Veamos cómo:
dos peones.

3J3xh2

El blanco gana. Obviamente, el negro no


puede coronar su peón, porque se encuen­
tra clavado. Veamos ahora una posición
interesante de la partida Keres - Eliskases,
disputada en Nordvijk en 1938:

Juegan blancas y hacen tablas

Si prestamos atención, veremos que lo


que hace el blanco, en realidad, es buscar
el modo de aplicar algunas de las técnicas
que hemos analizado en este capítulo.

1J3h5 <i!?gS 2J3xh4 g5 2.<i!?xg5 g3 3.<i!?f6!


Juegan negras y hacen tablas
El rey blanco arrincona al negro, y ayuda­
Para salvar la partida, las negras utilizan do por la torre creará amenazas que im­
un recurso que nos es ya muy familiar: es­ pedirán coronar a los peones negros.
pecular con las amenazas de mate.
3...g2 4J3g4 <i!?rs 5J3a4
l...<i!?c3! 2.<i!?bt �a6! 3.b7 �b6 4.<i!?ct
Tablas. ¡Ahora sólo queda poner en prác­
Si 4.i>a2, :!%a6 5.i>bl :!%b6. tica todo lo aprendido!

Una torre contra dos peones ligados 33


Test 29 La torre contra dos peones ligados

337) Juegan blancas y hacen tablas 338) Juegan blancas y hacen tablas

339) Juegan blancas y hacen tablas 340) Juegan blancas y ganan

34
34 1) Juegan blancas y hacen tablas 342) Juegan blancas y hacen tablas

343) Juegan blancas y ganan 344) Juegan blancas y ganan

35
345) Juegan blancas y hacen tablas 346) Juegan blancas y ganan

347) Juegan blancas y ganan 348) Juegan negras y hacen tablas

36
30. Torre y peón contra torre

Sobre este tema existen muchísimos libros, y no es de extrañar, ya que encierra muchas
sutilezas y complejidades. Por tanto, se comprenderá que resulte totalmente imposible
abarcarlo en una sola lección. No obstante, vamos a tratar de destacar las características
más importantes.
Para comenzar, sería útil que tratase de retener el siguiente enunciado: si el rey del
bando débil está colocado delante del peón, entonces la posición es tablas, gracias a la
denominada regla de la sexta -o tercera-fila.

Para comprender esto, lo mejor es recurrir fila, y proceder del mismo modo que se
a un ejemplo: acaba de indicar. Es simplemente por eso
que hablamos de regla de la sexta -o ter­
cera-fila.
Esta regla vale para todos los peones, des­
de el peón de la columna "a" hasta el de la
columna "h", aunque podemos encon­
tramos con dificultades en el momento de
defender, si la torre del bando fuerte ha
conseguido, además, ocupar la sexta -o
tercera- fila, como ocurre en el siguiente
ejemplo:

Juegan blancas y hacen tablas

Indudablemente, la jugada mejor aquí es:

U!b3!

Este movimiento sencillo garantiza a las


blancas las tablas. El negro no puede
pasar su rey a la tercera fila, y si avanzara
el peón a "f3 ", la torre se desplazaría ha­
cia el fondo de la columna, a la casilla Juegan negras y hacen tablas
"b8", amenazando con dar infinitos jaques
al rey negro desde la retaguardia. Aunque el negro debería llegar al empate,
Por tanto, el bando negro no puede pro­ para conseguirlo hace falta jugar con mu­
gresar, y debe firmarse el empate. cha precisión:
Cuando esta misma posición se produce a
la inversa, es decir, cuando es el blanco l..J�cl! 2.c¡f;>c6 c¡f;>bs 3J�h8 c¡f;>a7 4.gcs
quien dispone de un peón de más, en­ ghl 5. gds gel! 6.gds c¡f;>bs 7.g;,d7 c¡f;>b7
tonces el plan defensivo de las negras
consiste en ocupar con su torre la sexta Y debe acordarse el empate.

37
También son tablas si el bando más fuerte 2.g5 :Sb8 3.:Sa6!
posee dos peones doblados en la misma
fila, ¡incluso si dispone de peones triplica­ Pero no 3.g7, por 3.. Jl:b6 4.g6 �xg6!
dos! , porque en realidad nunca podrán 5.@xg6, y... ¡ahogado!
progresar mientras el rey contrario esté
delante de ellos. 3 .J�U8 4.:Sf6 :Sa8 5.g7 :Sb8 6.:Sf8 :Sxf8
.

Existe una excepción, sin embargo, que se 7.gxf8 =� @xf8 s.ci>b7


produce cuando uno de esos peones ha
logrado llegar ya a la sexta -o tercera- fila. Y las blancas ganan.
Por ejemplo: Hasta ahora hemos visto ejemplos en los
que el rey del bando más débil se en­
cuentra delante del peón adversario. A
continuación vamos a ver otro tipo de
casos, con una dinámica especial, que se
producen cuando el rey del bando débil
no está situado delante del peón adver­
sario, sino detrás del mismo, o desplazado
hacia un lado. En tales casos decimos que
el rey está cortado, y en este tipo de
finales ese es el elemento decisivo. Que el
bando fuerte (aquel que dispone de torre y
peón) consiga imponerse o no, va a de­
pender de la posición del rey contrario,
Juegan negras y blancas ganan pero también de la columna en que se en­
cuentre su propio peón.
Esta posición está perdida para las negras,
porque tanto su rey como su torre se en­ Caso 1: el peón está en la columna "a"
cuentran en una situación muy pasiva. �
Imaginemos ahora por un momento esta
Veamos estos dos diagramas sucesivos:
misma disposición, pero con el rey blanco
Diagrama A: El rey negro está cortado a
situado en "g5". Entonces las negras aún
cuatro columnas del peón blanco.
podrían salvarse mediante l...�bl! , una
buena jugada que les daría el empate. Un
error grave sería, por contra, l...�b5??,
pues con 2.@h6 �b8 llegaríamos a la mis­
ma posición del diagrama, y con el tumo
de juego en poder de las blancas.
Bien, retomemos el ejemplo y veamos
cuál es la secuencia correcta que lleva al
triunfo:

l :Sc8
•••

Para impedir el mate, la torre negra no


puede abandonar la octava fila. Tablas

38 Torre y peón contra torre


Diagrama B: El rey negro está cortado a 3.:Sb8 :Sc2 4.�b7 :Sb2 5.�c8 :Sc2 6.�d8
cinco columnas del peón blanco B:h2 7.:Sb6 �c5 8.:Sc6! !

El negro no puede capturar la torre porque


el peón blanco coronaría con jaque. Por
tanto, el rey debe desplazarse. Dispone de
dos posibilidades:

a) 8 �b5 9.!k8 B:h8 10.�c7 gh7


..•

ll.�b8, ganando.
b) 8 ...�d5 9.ga6 :Sb8 10.�c7 :Sh7
ll.�b6, y el blanco gana igualmente.

En el caso del diagrama A, la posición,


como señalamos, es de tablas:
Las blancas ganan

De estos datos podemos deducir que la


diferencia entre lograr la victoria o no El rey negro llega justo a tiempo de con­
depende en este caso del número de co­ trolar la salida de su colega blanco.
lumnas que separen al rey adversario del
peón. Más simple resultará comprender Caso 11: el peón está en la columna "b"
por qué en la posición del diagrama A el �
resultado es de tablas, si vemos primero
de qué manera juegan las blancas para A continuación un ejemplo instructivo:
ganar en el diagrama B:

l.Eihl �e7 2.Eih8 �d7 3.Eib8 Eic2 4.�b7


Eib2 5.�a6 Eia2 6.�b6 Eib2 7.�c5!

Y ganan. No obstante, el negro podría ha­


ber complicado un poco más el juego si
hubiese optado, en la segunda jugada, por
la siguiente alternativa:

En lugar de 2...�d7, porque ahora no vale Las blancas ganan


3.Eib8, por 3.. J'ik2 4.�b7 :Sb2 5.�a6 :Sa2
6. �b6 :Sb2, y el rey blanco no puede El rey negro está cortado, y este factor lo
acceder a la casilla "c5". lleva aquí a la derrota. Las blancas ganan
Sin embargo, la jugada 2...�d6 permite al con una maniobra técnica que es común­
rey de las blancas ocupar la casilla "c8", mente conocida como el puente. El prime­
por lo este ganaría de igual modo jugando ro que lo "construyó" fue el jugador espa­
de la forma que sigue: ñol de siglo XV Luis Ramírez de Lucena.

Torrey peón contra torre 39


El blanco gana de la forma que se explica En ambas posiciones juegan las negras, y
a continuación: la diferencia fundamental radica en la po­
sición que ocupa su rey. Veamos cómo
1J�d2 rt1e7 2J�d4! gel 3.rt1a7 gal prosiguió la partida representada en el
4.rt1b6 gbl s.rt1c6 gel 6.rt1b5! diagrama e:

¡Y ya tenemos construido el puente! Si


ahora 6...gbl, sigue 7.E!:b4, y el peón
blanco corona.
Pero no 3.E!:d6?, por 3...E!:c8! , y tablas.
Caso 111: el peón está en la columna
"e" ("r') 3..J�c7 4.rt1d6

Aquí tiene especial relevancia la casilla Debido a que el rey negro está en "h7", la
en la que está colocado el rey adversario. torre no puede quedarse en la séptima fila,
Veamos nuevamente dos posiciones: pues el blanco amenaza el cambio de
Diagrama C: Juegan negras y blancas ga­ torres con 5.E!:d7, ganando. Si el rey
nan (si el rey está en "h6" son tablas). hubiera estado en "h6", entonces el resul­
tado sería tablas: 4...E!:a7 5.E!:d7 E!:a8
6.rt1e7 rt1g6.

Ahora nos ocuparemos del fmal que apa­


rece en el diagrama D:

l...:Sc7 2J�e7 �c8 3J:�e8

Si 3.E!:a7, E!:b8, y tablas.

3...gc7 4.rt1e6 :Sc6 5.rt1e7 �c7 6.rt1d6


:aa7
Diagrama D: Juegan negras y tablas (si el
rey está en "h7", las blancas ganan). Tablas.
Si el rey estuviera ubicado en "h7", esta
jugada sería imposible, como vimos en el
diagrama anterior, y el blanco ganaría. La
posición del rey resulta aquí de vital im­
portancia.

Caso IV: el peón está en la columna


"d" ("e")

En las posiciones que siguen, juegan las


negras, y el resultado final depende, en
estos casos, de la posición de la torre
blanca.

40 Torre y peón contra torre


Diagrama E Tablas
(las blancas ganan con la torre en "e2")

Esta es la continuación:

Si 2.�d6 �f8, tablas.

Las blancas ganan


(tablas con la torre en "c4", "c5", "c6")

Veamos la secuencia ganadora:

l..J�b7 2.�d6 gb6 3.�d7 gb7 4.�c6!


ge7 5.�d6

Y las blancas ganan. Si la torre blanca


hubiera estado en "c4", entonces serían 3... �f6! 4.gel gb7
tablas: l..J�b7 2.�d6 (o 2.�d8 �f6! , con
equilibrio) 2...gb6 3.gc6 (a 3.�d7, �f6! Tablas. Con la torre blanca en "e2", en
4.ge4 gb7 5.�c6 ga7, con posición igua­ cambio, las negras no dispondrían de la
lada) 3...gb8! 4J�cl �f8! , y tablas. Es jugada 3...�f6, y las blancas ganarían:
importante destacar que 4..J:!:a8 pierde, l..J��b7 2.�d8 �b8 (2...�f6? 3.e7! )
por 5.e7 �fl 6J::!:fl �g7 7.gal! 3.�d7! (3.�c7 �a8 ) 3.. J�b7 4.�c8 ga7
=

5.e7, ganando.
DiagramaF Como se puede comprobar, las diferen­
cias entre las posiciones son muy peque­
ñas, y los resultados, en cambio, total­
mente diferentes.
Ésta es la característica principal de estos
finales. De un tiempo, o de una pequeña
variación en la ubicación de una pieza,
puede depender el resultado final , de la
partida.
Los tests que siguen resultarán adecuados
para familiarizarse con este tipo de fma­
les. Una correcta comprensión de los mis­
mos ayudará sin duda a incrementar su
fuerza ajedrecística.

Torre y peón contra torre 41


Test 30 Torre y peón contra torre

349) Juegan blancas y ganan 350) Juegan blancas y ganan

351) Juegan blancas y hacen tablas 352) Juegan blancas y hacen tablas

42
353) Juegan blancas y ganan 354) Juegan blancas y ganan

355) Juegan blancas y ganan 356) Juegan blan� y hacen tablas

43
357) Juegan blancas y hacen tablas 358) Juegan blancas y ganan

359) Juegan blancas y ganan 360) Juegan blancas y ganan

44
31. Torre y peón contra torre y peón

El fmal de torre y peón contra torre y peón es habitualmente tablas. Sin embargo, hay
una serie de factores concretos que pueden determinar que uno de los bandos alcance la
victoria:

a) uno de los reyes está muy mal colocado.


b) el peón del adversario está muy alejado.
e) una de las torres es muy pasiva y no puede controlar la coronación del rival.

También puede ocurrir, en ciertas ocasiones, que nuestro propio peón nos moleste para
conseguir tablas, dándose la paradoja de que... sin él ¡obtendríamos tablas con facilidad!

Es importante retener estos factores para que sea posible reconocerlos cuando se pre­
senten en sus propias partidas, y lograr así sacar el máximo provecho de ellos. Estu­
diando estos fmales comprenderemos también que es vital observar y justificar las
diferencias básicas entre dos jugadas en apariencia parecidas.

Vamos a comenzar con un bonito ejem- l... al 2Jb7 �xh7!


plo:
Y ahora el blanco no puede continuar:

3.�xa2, por 3...fth2

Y si 3.�a8, �hl! , y las negras ganan. Y


no sirve de ayuda tampoco tratar de recu­
rrir a los jaques. Veamos: UH7 a2 2.�b7
Wc5! 3.ftc7 Wb5! 4.�cl ftxh7 5.We3

Juegan blancas y hacen tablas

A simple vista, parece que aquí lo más ló­


gico es que las blancas defiendan su peón.
Sin embargo, no es tan fácil como parece.

l.�ti??

Esta es sin duda la jugada más natural, 5...�a7 6.ftal Wb4, etc.
pero, aunque cueste creerlo, ¡pierde rápi­ Defender el peón por la columna "h" tam­
damente! bién resultaría infructuoso:

45
1J!b5 a2 2J!�hl �hh7 nos llevará a la derrota. Veamos la po­
sición del siguiente diagrama:
Y de nuevo las negras ganan. Está claro
que el rey blanco está colocado en una
mala casilla. Tal vez debiéramos enton­
ces intentar algo con este rey. Parece que
disponemos de dos opciones similares a
considerar: I.@g3 o I.@g2. ¿Será igual
optar por la una o la otra? ¡Por supuesto
que no! Una de ellas pierde y la otra nos
conduce a las tablas. Veamos la diferen­
cia:

a) t.<i>g3? B:xb7 2.B:f4 <i>c3 3JU'3 <i>b2


4.B:fl <i>cl! 5.B:fl <i>d2 6.B:fl
Juegan blancas y ganan

La jugada correcta es:

l.B:a7

Ahora las blancas ganan en todas las va­


riantes. Dependiendo de adonde vaya el
rey negro, tenemos tres posibilidades di­
ferentes:

a) l. <i>b2 2J!�a8 h2 3.B:b8


.•

Y más adelante, el blanco tomaría el peón


6 <i>el, y las negras ganan.
.••
con el jaque, porque el rey negro está en
la segunda fila.
b) t.<i>g2! !
b) l. <i>b3
¡La única jugada que hace tablas!
••

l B:xh7
.••

Si l...a2, entonces 2JH4 ci>b5 3J�f5 @b6


4.lU6 <i>b7 5.Ei:fl Ei:xh7 6.Ei:al, tablas.

2JU4 ci>b5 3J:U5 ci>b6 4J:U6 ci>b7 5JU'3

Tablas. Bien... no era tan sencillo, ¿no?

En muchas ocasiones la posición del rey


tiene un papel decisivo. En algunos casos,
ese factor nos dará el triunfo. En otros,

46 Torre y peón contra torre y peón


2J��al! �:U2 (o 1U3) 3J;;hl

Ganando.

Ganando; ya que si, por ejemplo

Vemos que, en todos los casos, es la mala


posición del rey negro la que conduce a su
derrota.
El fmal que sigue es también muy in­ Juegan blancas y ganan
teresante, y conocerlo les resultará sin du­
da muy provechoso en la práctica. La maniobra básica en esta posición con­
siste en cortar el paso al rey negro. Por
tanto, la jugada decisiva será aquí:

l.�c7! !

Y la partida tendrá el siguiente desarro­


llo:

l <i>bS
•••

Si 1...d2, entonces 2.<i>dl.

2.<i>d2 <i>b6 3.�g7 �h8 4.<i>xd3 <i>c6


Juegan blancas y ganan 5.<i>e4 <i>d6

La secuencia correcta es la siguiente:

l.h7 �J¡6 2.<i>b5

Se amenaza 3.E:a8.

2 <i>b3 3.<i>c5 <i>c3 4.<i>d5 <i>d3 s.<i>es


..•

<i>e3 6.<i>f5 <i>f3 7.�f8! ! �xh7 s.<i>g6

Y con este jaque a la descubierta, las


blancas capturan la torre y se apuntan el
triunfo. 6.<i>f5!
No menos interesante resulta el final que
sigue a continuación: Y las blancas ganan.

Torre y peón contra torre y peón 47


Test 31 Torre y peón contra torre y peón

361) Juegan negras y ganan blancas 362) Juegan blancas y ganan

363) Juegan blancas y ganan 364) Juegan blancas y ganan

48
365) Juegan blancas y ganan 366) Juegan blancas y ganan

367) Juegan blancas y ganan 368) Juegan blancas y ganan

49
369) Juegan blancas y ganan 370) Juegan blancas y ganan negras

371) Juegan negras y ganan 372) Juegan negras y ganan

50
32. Torre y dos peones contra torre y peón

Si todos los peones están en el mismo flanco, la posición es de tablas. Esto es así siem­
pre que juguemos correctamente y la situación sobre el tablero no presente anomalías
importantes. Si los peones están en distintos flancos, la lucha se complica, y el resultado
se vuelve más incierto.

En general, hay varias reglas básicas que nos permitirán orientamos un poco mejor en
este tipo de fmales. Dicen así:

a) el bando con dos peones de ventaja gana, siempre y cuando se trate de dos
peones libres.
b) si sólo dispone de un peón libre, aún puede ganar, pero sólo en determinadas
ocasiones.
e) si ninguno de sus peones está libre, le resultará sumamente dificil obtener la
victoria.

Veamos a continuación un ejemplo ins­


tructivo de la práctica moderna. Se trata
de la partida entre los Grandes Maestros
Dreev y Moskalenko, celebrada en Rusia
en el año 1985:

9.. Ji:gl y tablas. Tampoco servía l.�el?


a2 2.�al �d6, y nuevamente la posición
es tablas.

1 <il?d7
.•.

Juegan blancas y ganan


Si l...�b5, 2.�e5 �b6 (a 2...�b4 segui­
l.�e6! ! ría 3.�e8) 3.�e3! �b4 4.cJdf5 �a4 5.h5 a2
6.�el al=� 7.�xal �xal 8.h6 �c7
La jugada precisa dentro de la variedad de 9.g5! �hl
alternativas posibles. (ver diagrama siguiente)
Era muy fácil equivocarse: l.�e3? �b4 10.g6! , ganando. Tampoco les valía a las
2:kt>f5 �a4 3.h5 a2 4.�el al=� s.�xal negras mover en este momento 9...cJdd7,
�xal 6.h6 �d6 7.�g6 �e7 8.h7 �hl pues con 1O.h7 y ll.g6, se obtiene idén­
9.cJdg7. tico resultado.

51
podría continuar:

8J��xa2

Por otra parte, si el segundo jugador opta


por

7..J3b2

entonces se podría seguir de la siguiente


manera:

8.h5 �b8 9.h6

Los peones son muy fuertes e imparables


La torre detrás del peón siempre resulta y la defensa desesperada de la torre ad­
eficaz. versaria es inútil.

2...a2 3.g5 ®e7 4.®g4

Es habitual maniobrar con el rey delante Ganando.


de los peones libres, escapando así del
ataque de la torre adversaria. Una posición similar es la que aparece en
el siguiente diagrama:

Juegan blancas
7.®g6!
Sin embargo, hay una diferencia muy im­
Con este elegante movimiento las blan­ portante comparándola con la posición
cas ganaron. Podemos observar que si antes analizada: ¡los peones blancos toda­
ahora: vía no están avanzados! Y este factor per­
mitirá al segundo jugador conseguir el
empate.

52 Torre y dos peones contra torre y peón


l.g4 4.h3

Después de 4.g5, podría seguir 4...�b4,


amenazando con realizar la maniobra !!b3
y !!a3. Obviamente no se puede realizar el
avance 4.h4, ya que el rey blanco se
quedaría sin sitio donde resguardarse de
los jaques de la torre enemiga.

¡Única jugada! No vale l...�e6?, por la


respuesta 2.�g3 �f6 3.h3 �g6 4.�h4,
etc.

Si 2.g5, lo más sencillo es 2...!!b5! , y ta­


blas. 5..J�c2!

2 ...®b6 3J�a8 ®b5


Amenaza 6...!!c4, y luego, dependiendo
de adónde vaya el rey blanco (7 ...!!c3 ó
7...!!c5), consigue a continuación colocar
la torre en la columna "a". Esta maniobra
no se puede evitar.

6J�b8 ®c3! 7J�a8 ®b4!

Tablas. Por supuesto, luego de 7...�b2,


sigue 8.h4 al=Wf 9.!!xal �xal 10.h5 �b2
ll.g5 �c3 12.g6 !!g2 13.�f5, y las blan­
cas ganan.

Torre y dos peones contra torre y peón 53


Test 32 Torre y dos peones contra torre y peón

373) Juegan blancas y ganan 374) Juegan blancas y ganan

375) Juegan blancas y ganan 376) Juegan blancas y ganan

54
377) Juegan negras y ganan 378) Juegan blancas y hacen tablas

379) Juegan blancas y ganan negras 380) Juegan negras y ganan

55
381) Juegan blancas y hacen tablas 382) Juegan blancas y ganan

383) Juegan negras y ganan 384) Juegan negras y ganan

56
33. Finales de torre con igualdad de peones

En la mayoría de los casos se trata de finales con dos o tres peones por bando.
Habitualmente estos finales presentan posibilidades iguales para ambos contendientes.

No obstante, nos centrarenos en algunos ejemplos en los que existe, a pesar de la


igualdad material, un acusado desequilibrio sobre el tablero que ofrece a uno de los
bandos oportunidades de ganar.

Así ocurre, por ejemplo, en la siguiente posición de la partida Dezelin - Cvetkovic, juga­
da en un Torneo Internacional en Yugoslavia en el año 1984:

4.!!cl <Jid5 5.<Jig2 <Jie5 (si 5...hl='IW,


6.!!xhl !!xhl 7.<Jixhl <Jie5 8.<Jig2 <Jif5
9.<Jig3 <Jixg6 IO.<Jig4, y tablas)

Juegan negras

Como se puede observar, cada bando dis­


pone de una torre y dos peones. 6.<Jihl! <Jif5 7.!!c6 !!xg6 8.!!c5, la parti­
¿Significa eso que la partida ha de ter­ da terminaría en tablas.
minar necesariamente en tablas? Por su­
puesto que no, ya que en este caso existe 2.<i!?d4 <i!?g3 3.<i!?d5 <i!?g2
un desequilibrio manifiesto: la torre blan­

ca ocupa un papel absolutamente pasivo, Aquí merecía atención el movimiento


con lo que el negro dispone así de una 3...!!g4, y podría haberse continuado, por
ventaja suficiente para ganar. ejemplo, así: 4.c6 !!g5 5.<Jie6 !!xg6
6.<Jid7 !!h6 7.c7 !!h8 8.c8='1W !!xc8
1 <i!?f4!
••• 9.<Jixc8 <Jig2.

La mejor jugada. Sería un error I...<Jid5?, 4.!!cl


ya que después de jugar 2.<Jie3 <Jixc5
3.<Jif3 (amenazando <Jig2 y !!xh2) 3...!!h6 Si 4.!!xh2, entonces seguiría 4...<Jixh2

57
s.r;t>e6 E:a4, y las blancas tienen ventaja el blanco, si no quiere perder, debe reac­
suficiente para ganar. cionar de forma rápida y enérgica.

4 hl=� 5.E:xhl :Sxhl 6.r;t>e6


.••

Juegan blancas

6 :Sal!
•.•
l.h4!

Con esta jugada de torre las blancas se La única manera de salvarse aquí, es ju­
ven imposibilitadas para progresar, ya que gar un fmal con un peón de menos.
no están en buenas condiciones para apo­
yar a su peón y a la vez atacar al de "g7". l. :Sa2
•.

7.c6 r;t>g3 8.c7 :Scl 9.ci>d7 ci>f4 Si l...E:e3, 2.ci>d2 y tablas.

2.ci>dl! gxh4 3.:Sxh4 ci>xf3


El rey llega justo a tiempo para capturar el
peón "g".

10.c8=� :Sxc8 ll.ci>xc8 ci>rs

Y las blancas se rinden.

Otro desequilibrio muy importante en este


tipo de finales se produce cuando uno de
los reyes ocupa una posición activa, mien­
tras el monarca contrario se ve reducido a
un papel mucho más pasivo.
Para ilustrar esto con un ejemplo, veamos
el final de la partida Vaiser - Martinovic, 4.:Sb5!
jugada en Vmjacka Banja en 1984: (ver
diagrama siguiente) Excelente, ya que obliga a retrasar al rey
El rey negro está colocado en "f4", de­ rival.
sempeñando un papel muy activo, y las
negras amenazan l...E:e3 y E:xf3. Así que 4 ci>g4 5.:Sb5 f5 6.ci>el
•.•

58 Finales de torre con igualdad de peones


El fmal es tablas, aunque hay que jugar Veamos un diagrama más en tomo a este
con cuidado en la defensa. tema del rey pasivo:

6 J�a3
••

Las negras, con buen criterio, no dejan


por ahora a la torre rival colocarse en la
tercera fila.

7.@f2 f4 8J�b2 �h3 9.�b8

Como ocurre habitualmente en los fma­


les de torres, la actividad de éstas es fun­
damental.

9 �h2 lO.@gl �a2


Juegan blancas y ganan
...

¡Qué maravilla de torre! ¿no están de


acuerdo?

El rey se va acercando poco a poco al


encuentro con la torre.

5...@es 6.�h4 �e5 7.@d4

Y las negras abandonan. Resulta impo­


Debe firmarse el empate, ya que es impo­ sible salvar la torre y evitar el mate a la
sible progresar. vez.

Finales de torre con igualdad de peones 59


Test 33 Finales de torre con igualdad de peones

385) Juegan blancas y ganan 386) Juegan blancas y ganan

387) Juegan blancas y ganan 388) Juegan blancas y ganan

60
389) Juegan blancas y ganan 390) Juegan blancas y ganan

39 1) Juegan blancas y ganan 392) Juegan blancas y ganan

61
393) Juegan blancas y ganan 394) Juegan blancas y ganan

395) Juegan negras y ganan 396) Juegan negras y ganan

62
34. Finales de torre con un peón de más

A la hora de transformar una ventaja material en victoria, no hay final en el cual se


puedan cometer más fallos que en uno de torre y peones en el que se dispone de un peón
más que el adversario. Y no es casual que circule por ahí un dicho jocoso, aunque nada
cierto en realidad, que afirma que "todos los finales de torres son tablas".
Estos finales son muy comunes, aparecen cada día en los torneos, y como encierran ade­
más una notoria complejidad, comenzaremos por dar algunas reglas muy generales:
a) Un peón de más no gana si todos los peones están en el mismo flanco.
b) La estrategia principal para obtener la victoria consiste en crear un peón pasa-
do, y que éste pueda ser apoyado por el rey o por la torre.
e) Siempre que sea posible, hay que colocar la torre detrás del peón pasado.
d) Para el bando débil, es mejor controlar el peón pasado con el rey.
e) En este tipo de final, las posiciónes activas del rey y de la torre desempeñan un
papel decisivo. En realidad esto puede ser mucho más importante que la ventaja
material.
f) Hay que tratar de evitar a toda costa las posiciones con nuestro rey cortado en la
última fila.
g) Por el contrario, siempre que sea posible, hay que dominar las columnas que nos
permitan cortar al rey adversario, impidiéndole el apoyo al resto de sus fuerzas.
Un final muy frecuente en la práctica moderna es aquel que enfrenta a torre y cuatro
peones por uno de los bandos frente a torre y tres peones del adversario. A continuación
veremos cómo se desarrollaron algunos de éstos casos.

Una de las situaciones más comunes es la está muy bien colocada detrás del peón.
que se reproduce en el diagrama siguien­ Este dato es muy importante. Imaginen
te: tres peones por bando en el flanco de que la posición de las torres fuese al re­
rey, y un peón pasado en la columna "a". vés: ¡en ese caso ganarían las blancas!
Pero aquí, si el blanco desea ganar, no
puede colocar su peón en la séptima fila
(en la casilla "a7"), porque luego su torre
se encontraría muy pasiva, inmovilizada
ante la obligación de defender el peón.
Tampoco, en este caso, podría el blanco
acercar su rey al peón "a7", porque los
jaques de la torre negra permitirían a este
bando hacer tablas fácilmente.
Entonces, el único plan factible es el si­
guiente: el blanco debe mantener su peón
en "a6", e intentar acercar a su rey hasta
esa casilla. Inmediatamente se advierte
Juegan blancas y hacen tablas
que el rey no puede acercarse con facili­
El blanco dispone de un peón pasado, pe­ dad, porque al hacerlo deja a los peones
ro está controlado por la torre negra, que de su flanco indefensos. No obstante, en

63
este caso el blanco decide intentarlo, aun Veamos ahora otra posición similar:
a costa de sacrificar los peones del flanco
de rey. Veamos qué ocurre:

l.�f3 h5!

Movimiento temático importante, que no


debilita la estructura.

2.h4

Si 2.�e4, �xf2 3.�c8 �a2 4.�c6 �xh2


5.�d5 �a2 6.�c5 g5 7.�b6 h4 8.gxh4
gxh4 9.a7 h3 10.ci>b7 h2 l l.�c l �b2
12.ci>a6 �a2 13.ci>b7 �b2, y la posición es Como se puede observar, casi todas las
de tablas. piezas están colocadas igual que en el ca­
so anterior, con la única excepción de los
2...�f6 3.�e3 �f5 4.f3 ga3 peones negros, que están más avanzados.
¿Es esa diferencia importante?
Claro que sí, ¡esta posición está perdida
para las negras! En este momento el rey
está lejos de sus peones, y el primer
jugador puede sin problemas colocar su
peón pasado en la séptima fila, en la ca­
silla "a7".
Seguramente el lector se estará pregun­
tando: ¿Cómo es que ahora esta maniobra
vale, cuando anteriormente decíamos que
no?
Bien, la diferencia es bastante evidente:
cuando el peón blanco llegue a "a7", la
5.�d4 torre negra debe mantenerse totalmente
pendiente de él, sin distraerse en la
Las blancas arriesgan en busca del triun­ captura de peones blancos del flanco de
fo, pero no conseguirán su objetivo. rey.
Además, el rey negro puede situarse so­
5 gxf3 6.gf8 ga3 7 : hti �g4 8 U6
.•. J J
lamente en las casillas "g7" y "h7", para
�xg3 9.gxg6 �xh4 10.�c5 �h3 impedir un jaque fatídico de la torre de las
ll.�b6 h4 12.a7 �h2 13.�b7 blancas, que ganarían así un tiempo para
permitir la coronación del peón en la si­
Amenaza llevar la torre a "a6". guiente jugada, obteniendo la victoria.
Por lo tanto, el bando negro va a verse
13 gxa7 14.�xa7 h3
..• obligado a jugar con dos piezas muy pa­
sivas - su torre y su rey -, y esto será apro­
Tablas. vechado por el rey blanco, que entrará en

64 Finales de torre con un peón de más


juego activamente y en pocas jugadas mientas defensivos típicos en este tipo de
capturará el peón "f5", ganando la partida. finales:
Conclusión: Si la torre blanca está co­
locada delante de su peón pasado, y la
torre negra detrás de él, la posición es
tablas, siempre y cuando los peones ne­
gros no puedan ser atacados o bloquea­
dos.
Para explicar qué se desea significar con
el término "bloqueados", lo mejor será
recurrir al diagrama siguiente:

l...h5!

Las negras intentan crear un peón pasado


en el ala de rey.

2.gxh5

Si 2.fxg6, hxg4 3.E:xg4 f5!, tablas

2...g5!!
Juegan negras y ganan blancas
¡Extraordinaria jugada! Inmejorable. Si
l ..J�a3 2.ci!?d4! �bg3 3J�c8 ga3 4J�c7 2...gxf5, entonces 3.<J:?b8 E:a5 4.<J:?b7 <J:?h6
cj{f6 5.a7 ci!?e6 6.ci!?c5 �al 7.ci!?b6 �bl 5.<J:?b6 E:a8 6.a5 E:b8 7.<J:?c5 E:a8 8.E:a4
s.ci!?c6 gal 9.ci!?b7 ci!?d5 <J:?xh5 9.<J:?b6!, con clara ventaja. Los peo­
nes negros no han desempeñado ningún
Si 9...E:b l, 10.<J:?c8 E:a l l l.@b8, etc. papel.

10J�e7! ci!?d6 11J�e5! �bl 12.ci!?a6 �al 3.ci!?b8 E:a5 4.hxg5 fxg5 5.E:b7
13J�a5
Si 5.<J:?b7, @f6 6.<J:?b6 E:a8 7.a5 E:b8
Las blancas ganan. Obsérvese que de los 8.<J:?c5 E:xb4!, y tablas, ya que el peón ne­
tres peones negros, dos de ellos no pueden gro no puede ser detenido por el rey
avanzar, y el tercero no puede hacerlo sin adversario.
ser capturado. Es entonces cuando deci­
mos que esos peones están "bloqueados", 5...ci!?h6 6.f6 E:xa4
y es éste el factor que permite imponerse
al blanco. Y se firmó el empate. La partida corres­
Para finalizar este capítulo, veremos una ponde al enfrentamiento entre Stein y
posición muy instructiva que ilustra per­ Vaganian, disputado en Vmjacka Banja
fectamente los peligros y los procedi- en 1971.

Finales de torre con un peón de más 65


Test 34 Finales de torre con un peón de más

397) Juegan blancas y ganan 398) Juegan blancas y ganan

399) Juegan blancas y ganan 400) Juegan blancas y ganan

66
401) Juegan blancas y ganan 402) Juegan negras y hacen tablas

403) Juegan blancas y hacen tablas 404) Juegan blancas y ganan

67
405) Juegan blancas y ganan 406) Juegan negras y ganan

407) Juegan negras y ganan 408) Juegan blancas y ganan

68
35. Cómo hacer tablas con dos peones de menos

Según las leyes generales, dos peones de más son suficientes para ganar la partida. No
obstante, existen excepciones. Es interesante conocerlas porque, de este modo, puede
ocurrir que en la práctica logremos salvamos en el último momento. Como hemos
estado viendo a lo largo de todos estos capítulos, los finales de torres deben jugarse
siempre con mucha atención y cuidado.

Antes de ver las excepciones, vamos a ver primero cómo se juega correctamente para
materializar la ventaja en un final de torres con dos peones de más. En este caso, la
recomendación para el bando más fuerte es la siguiente: la mejor estrategia para ganar
consiste en sacrificar uno de los dos peones, para entrar en un final ganado de torre y
peón contra torre.

Para ilustrar esto con un ejemplo, atendamos al siguiente final, perteneciente a la partida
Smyslov-Donner, jugada en España en un torneo de 1967:

El rey de las negras avanza de manera im­


parable en apoyo de su torre.

71.�f3 �c5 72.�e3 �b5 73.I;la8 �c4

Y las blancas se rindieron.

Si un experto en finales de la talla del an­


tiguo Campeón Mundial Vasily Smyslov,
no ha podido salvarse, ¿cómo otros pue­
den hacerlo? ¿En qué consisten realmen­
te las excepciones? Ante todo, hay que
tener muy en cuenta que las posibilidades
Juegan negras de hacer tablas en estas posiciones de­
penden de la estructura de los peones, de
El Gran Maestro holandés Jan Donner de­ la posición de los reyes y de las torres y,
cide acercar su rey al peón que está en en última instancia, de la probabilidad de
"a3", sacrificando el peón de la columna conseguir un milagroso ahogado. Las es­
"g". tructuras de los peones pueden ser:

a) dos peones ligados.


65...g4 66J�a4 �e5 67Jhg4 I;la2 68.�h3
b) dos peones doblados.
e) dos peones aislados.
De esta manera la torre blanca cuenta con
la posibilidad de efectuar jaques laterales. Consideremos cada caso por separado:

68..Jlb2 69.I;la4 a2 70.�g3 �d5 a) En lo referente a dos peones ligados, el

69
Gran Maestro Reuben Fine justificó que
el bando débil puede hacer tablas sola­
mente en los siguientes tres casos:

l. si es posible bloquear los peones


antes de que alguno sobrepase la
sexta fila.
2. si la torre adversaria está coloca­
da en una ubicación muy pasiva.
3. si hay alguna opción de forzar un
ahogado.

b) Tratándose de peones doblados, no de­


Juegan blancas
ben existir problemas para hacer tablas,
eso sí, siempre y cuando el rey del bando El Gran Maestro Yusupov, que jugaba
débil esté situado delante de los peones y con negras, se salvo así:
su torre controle la sexta fila. Ya hemos
mencionado estas posiciones en el capítu­ 59.'i!?e3 ®es 60.'i!?f4 'i!?d5 6l.i:i:d3 ®es
lo 30. 62.'i!?g3 Hg8 63.'i!?b2 'i!?e4 64.00 i:i:h8
63.'i!?g3 i:i:g8 66.'i!?f4
e) Si los dos peones están aislados, enton­
ces resulta muy difícil hacer tablas. De El rey blanco va al campo enemigo, bus­
hecho, acabamos de ver cómo el Gran cando la última oportunidad de obtener la
Maestro Donner se impuso en un final de victoria.
estas características. Sin embargo, todavía
aquí es posible obtener el equilibrio si se 66...i:i:h8 67.'i!?g5 Hg8 68.'i!?h6 'i!?d5 69.h4
da alguna de las siguientes condiciones: 'i!?e4 70.i:i:h3 'i!?f5 71.h5 HeS 72.'i!?g7 'i!?g4
73.i:i:hl 'i!?g5 74.i:i:h3 i:i:e7 75.'i!?f8 'i!?g4
l. que los peones aislados sean la­ 76.i:i:hl 'i!?g5
terales ("a+h")
2. que los peones aislados sean late­ Tablas. 77.h6 @f6, con igualdad.
rales y vecinos ("a+c") o ("h+f').
3. que los peones aislados no hayan Las negras consiguieron el empate por­
superado la tercera fila, y que su que los peones blancos aún no habían su­
torre ocupe una posición pasiva. perado la tercera fila. Lo más curioso es
que, cuatro días después, el Gran Maestro
Un ejemplo que hace referencia a este Yusupov se encontró nuevamente con una
último punto, ocurrió en la partida que ju­ posición casi idéntica, pero esta vez no
garon Nigel Short y Arthur Yusupov, en pudo salvarse porque la situación de su
1984 en la Olimpiada de Tesalónica, den­ rey era peor. Ocurrió en el encuentro entre
tro del encuentro que enfrentó a las selec­ Estados Unidos y la Unión Soviética, en
ciones de Inglaterra y la Unión Soviética. la partida que enfrentó a los maestros
Después de 58 jugadas, se llegó a la si­ Yusupov y De Firmian. Este es el final al
guiente posición: que se llegó:

70 Cómo hacer tablas con dos peones de menos


te una excepción a la misma, es uno de los
rasgos que define la maestría ajedre­
cística. Pero no es fácil, como podemos
ver. Hasta Grandes Maestros de primera
fila pueden equivocarse en esto.

Juegan blancas

La partida concluyó así:

56J:la2 'ibf6 57J:!:a3 'ibe7 58Jhl 'ibd7


39J:!:dl 'ibc6 60J:lcl 'ibd5 6U:I:dl 'ibc4 Juegan blancas
62J:!:cl 'ibb3 63.Hal Hc6 64.'ibe4 Hf6
65.'it>d3 g5 66.Hbl 'iba2 67.Hgl Hg6 l.:!Th8?? Ha4!

Una vez conseguido el objetivo de colo­ Y ahora no se puede evitar entrar en una
car la torre detrás del peón, la posición posición perdida para el blanco.
está ganada.
2.'ibg2
68.'ibc3 g4 69.Hg3 'iba3 70.Hgl 'iba4
71.'ibc4 libas 72.Hg3 'ibb6 73.'ibb4 a5 No cambiaba nada la jugada 2.�xh2 ó
74.'iba4 Hg5 75.Hgl 'ibc6 2.:§:xh2. Por ejemplo: 2.a::xh2 :§:a3 3.�g2
:§:a2 4.�g3 a::xh2 5.�xh2, y las negras
Y las blancas se rinden. ganan.

Ahora, como colofón, un final muy ins­ 2 Hh4 3.Hxh4 �xh4 4.'ibxh2 'ibg4
.•.

tructivo. En una posición en la que podía 5.'ibg2 g5!


hacer tablas, el Gran Maestro Tartakower
cometió un error grave, colocando su to­ Y las blancas pierden porque no consi­
rre detrás del peón pasado y avanzado del guen mantener la oposición. La jugada
adversario. Normalmente, como ya diji­ con la que Tartakower podría haber hecho
mos más de una vez, esto siempre es reco­ tablas era l.:§:f l!, con la idea de 2.a:h l y
mendable. Sin embargo, en esta posición las negras no pueden mejorar su posición.
concreta no es lo adecuado. Saber cuándo Como se observa, los finales de torre pue­
una norma general puede aplicarse y den convertirse en una pesadilla... ¡para
cuando, por el contrario, nos hallamos an- jugadores de cualquier nivel!

Cómo hacer tablas con dos peones de menos 71


Test 35 Cómo hacer tablas con dos peones de menos

409) Juegan negras y hacen tablas 410) Juegan blancas y ganan

4 1 1) Juegan negras y ganan blancas 412) Juegan blancas y ganan

72
413) Juegan blancas y tablas 4 14) Juegan blancas y tablas

415) Tablas sin tener en cuenta quién juega 4 16) Juegan blancas y ganan

73
4 17) Juegan blancas y ganan 418) Juegan negras y hacen tablas

4 19) Juegan negras y hacen tablas 420) Juegan negras y hacen tablas

74
36. La salvación: lAhogado!

Cuando un jugador planifica forzar un ahogado, es porque ya no ve otra opción para


salvar la partida. Aunque, por supuesto, no siempre se puede conseguir, es un recurso
que no está de más tener en cuenta: ya sea para escabullimos de una situación apurada, o
ya para tratar de evitar que el contrario se aferre a esta tabla de salvación, cuando es él
quien se encuentra en una posición desesperada. Vamos a ver seguidamente algunas
posiciones que contienen ejemplos de esta peculiar manera de solventar la lucha.

En los finales de torres, podemos encon­


tramos ante posiciones como la que anali­
zaremos a continuación:

Juegan blancas y hacen tablas

Parece que las blancas están perdidas,


Juegan negras porque ni su rey ni su torre pueden evitar
la coronación del peón negro. Sin em­
l ...a3 2.Hxa3! bargo, aún se guardan un último as en la
manga:
Y si ahora el negro responde:
l.l:tb7 <it>c8 2.l:D>S!! cl=ft 3.�cS ftxcS
2 Hxa3
•••

¡Ahogado! Este mismo tema puede repe­


¡El rey blanco está ahogado! En las par­ tirse con algunas variaciones. Otro ejem­
tidas de torneo, este esquema se puede plo.
presentar en distintas posiciones. El aho­ (Ver diagrama siguiente)
gado, como método de salvación, puede A primera vista, la situación sorprende:
presentarse, por ejemplo, en finales de to­ ¿Cómo es posible hablar aquí de ahoga­
rre contra peón, cuando éste está pasado y do, cuando el blanco tiene un peón en
ha alcanzado ya la séptima -o segunda­ "d3"? Veamos:
fila, y la torre está colocada de tal manera
que no puede evitar la coronación de ese l.l:tb8 <it>d7
peón. Veámoslo en un ejemplo clásico
que data del año 1864: Si l...�c7, 2JTh4! c l=ft 3J�c4.

75
f2 7.Hg3 ®e4 8.Hg4 ®es 9.Hgs ®e6
10.Hg6 ®ti ll.HgS fl=W 12.Hf'S YffxcS

Y otra vez el rey blanco se encuentra


ahogado. Para completar el tema sobre
esta idea, consideremos ahora un ejemplo
que representa una excepción a lo que he­
mos visto hasta el momento:

Juegan blancas y hacen tablas

2.:1Ib7 ®d6 3.:1Ib6 ®dS 4.:1Ibs ®d4 S.:!Ib4


®xd3 6.:1Ib3 ®d4 7.:1Ib4 ®dS 8.:1IbS ®c6
9.:1Ib8 ®c7 10.:1IbS!! cl=Yfi ll.HcS WxcS

Y ahogado. Idéntico resultado nos encon­


tramos nuevamente en el siguiente dia­
grama:
Juegan blancas y ganan

l.c7 lid6 2.®bS!

Si 2.@c5?, frdl y tablas.

2...HdS 3.®b4 Hd4 4.®c3 Hdl s.®c2


Hd4!

El negro juega siguiendo la estrategia que


ya conocemos. Sin duda esperaba aquí
6.c8='1W, y luego de 6...frc4 7.'1Wxc4 se
encontraría ahogado. No obstante, con lo
Juegan blancas y hacen tablas que se encontró en realidad fue con una
desagradable sorpresa:
l.lic8 ®e7
6.c8=H!! Ha4
Si l...®d7?, 2JU'8!
Se amenazaba 7. fra8 mate.
2.IIc7 ®e6
7.®b3!!
Si 2...@d6, 3J�f7!
Y las blancas ganan. Este "truco" para
3.lic6 ®es 4.:1::i:cS ®e4 S.:l::i:c4 ®e3 6.:1::i:xg4 evitar el ahogado, y de paso anotarse la

76 La salvación: ¡Ahogado!
partida, se conoce desde el año 1895. Co­ bilidad de salvación radica en provocar un
mo se puede observar, para provocar un ahogado, aunque esto no es tan sencillo.
ahogado es necesario encadenar una serie Si, por ejemplo, el blanco juega l.a7,
de jugadas muy precisas. entonces l...@b7 2.frf7 @a8 3.frc7 b3, y
Para finalizar, una muestra más, que le ahora el problema es que les toca jugar a
resultará sin duda tan instructiva como las blancas. ¿Sería posible llegar a la mis­
estética: ma posición pero con el turno de juego en
poder de las negras? Si consiguiésemos
esto, habríamos salvado la partida, pues
entonces sí estaría latente la posibilidad
de forzar un ahogado:

l.ID"6! rJlc7 2.a7 rJlb7

Si 2... c l=Wl', las blancas coronan también,


y la dama blanca controla el mate en la
casilla "h l".

3.:1la6!!

Juegan blancas y hacen tablas La jugada clave, perdiendo un tiempo.

Observando la posición, rápidamente se 3...rJla8 4.:1lc6 b3 5.:1lc7 b2 6.Hc8 rJlxa7


ve que el peón negro esta a punto de co­ 7.:1lxc2 bl=� 8.:1la2 rJlb6 9.Hb2! �xb2
ronar, y que la torre blanca no puede pa­
rarlo, ya que si l.frfl, entonces l...b3, y el Y las blancas lo han conseguido: ¡ahoga­
blanco tiene que rendirse. La única posi- do! Francamente bonito, ¿no les parece?

La salvación: ¡Ahogado! 77
Test 36 La salvación: ¡Ahogado!

421) Juegan blancas y hacen tablas 422) Juegan blancas y hacen tablas

423) Juegan blancas y hacen tablas 424) Juegan blancas y hacen tablas

78
425) Juegan blancas y ganan 426) Juegan blancas y hacen tablas

427) Juegan blancas y hacen tablas 428) Juegan blancas y hacen tablas

79
429) Juegan blancas y hacen tablas 430) Juegan blancas y hacen tablas

43 1) Juegan blancas y hacen tablas 432) Juegan negras y hacen tablas

80
3 7. Finales de dama

Los finales de dama son muy dificiles de analizar, porque siempre conllevan una in­
finidad de opciones de jaque. Un final de dama con un peón de más para uno de los
bandos es mucho mas dificil de ganar que cualquier otro final con idéntica ventaja.
Teniendo en cuenta la extraordinaria movilidad de la dama, el bando débil puede tener
en muchas ocasiones posibilidades de hacer jaque perpetuo, así que el bando más fuerte
necesita jugar con mucho cuidado y precisión. En fin, no es posible detallar cada caso
particular, y por eso vamos a mencionar algunas reglas generales:

a) Dama y peón contra dama son siempre tablas siempre que el peón no haya lle­
gado a la séptima - o segunda - fila. Y si se trata de un peón lateral, es decir,
del peón de la columna "a" o de la columna "h", son tablas incluso aunque haya
alcanzado esa séptima - o segunda - fila. Por supuesto, como ya hemos visto en
ocasiones anteriores, hay que tener en cuenta que... ¡las excepciones existen
siempre!

b) También son tablas si el rey del bando más débil puede controlar al peón ad­
versario. Y si no puede colocarse delante de ese peón, entonces es mejor alejarlo
de él, para que no moleste a la dama propia a la hora de hacer jaques. De hecho,
que el bando fuerte consiga avanzar su peón hasta la séptima - o segunda - fila,
consiguiendo así claras opciones de victoria, habitualmente se debe a que el rey
adversario está mal colocado.

Hemos mencionado también lo peligroso que resulta para el bando fuerte el jaque per­
petuo. Para ilustrarlo, veremos a continuación una posición del siglo XVIII, en la que el
blanco no puede ganar ni siquiera disponiendo de dos damas, debido al jaque perpetuo a
que es sometido por la dama de su adversario:

Dejando al rival coronar una dama. Pero


el encierro en que se encuentra el rey de
las blancas, garantiza el empate al segun­
do jugador.

3.g8=WI' Wl'f6 4.WI'hg7

Es obvio que no tiene importancia con


qué dama se puede cubrir el primer ju­
gador.

Juegan negras y hacen tablas


Y tablas por jaque perpetuo. Veamos aho­
l. ..WI'h4 2.WI'b7 Wl'd8! ra una posición que sí se gana:

81
Si 10... \Wc3, l l.�f4, y cuando el rey lle­
gue a "g5" ya no hay más jaques.

ll.�e4 Wfe7 12.�f3 Wff8 13.�f2! �b3


14.�fl! �b4 15.Wfe4, seguido de 16.Wfe8
ganando.

Presentamos un ejemplo más con una po­


sición ganada para el blanco, debido esto
a la mala ubicación del rey adversario.
Recuerden que dijimos que la posición del
Juegan negras y ganan blancas
rey resulta determinante en estos fmales.
En 1803, el Gran Maestro francés Philidor
valoraba esta posición como tablas.
Sin embargo, tiempo después se compro­
bó que las blancas pueden ganar sin pro­
blemas. Ya hemos visto que estos finales
son muy complejos y que los fallos siem­
pre pueden ocurrir. La secuencia correcta
para conseguir la victoria es la siguiente:

l...Wfe5 2.�g8 Wfg5

Si 2... \We6, sigue 3.\Wd4 �b3 4.�g7 \We7


5.\Wd5 y 6.�g8, ganando. Juegan blancas y ganan

3.�f8 Wfc5 4.�e8 Wfc8 l.Wfti! Wfg3 2.�f8 Wfa3

Si 4... \We5, 5.�d7 \Wg7 6.\Wd6 y 7.cj;Je8. No cambiaba nada la opción 2... \Wd6.

5.�e7 Wfc7 6.�e6 Wfc8 7.Wfd7 Wfc4


8.Wfd5 Wfg4
Las blancas ganan.
Después de 8... \Wc8 9.cj;lf6 \Wf8 10.cj;lg6
\We7 1 1.\Wc6 Wff8 12.\We6 cj;Jc5 13.cj;Jh7 Si el rey del bando más débil está en el
\Wd8 14.\We4, con idea de 15.\Wf5 y camino del peón y su dama puede obstruir
16.\Wf8. el ataque de las piezas del oponente, unas
tablas son un resultado perfectamente na­
9.Wff5 Wfc4 tural. Cuando al defenderse contra los ja­
ques el rey del bando más fuerte tenga
Si 9... Wfe2, 10.�f6 \Wb2 11.cj;lg6 \Wg2 que ser cubierto por la dama, ello llevará
12.cj;Jh5 \Wh2 13.cj;lg5, etc. a un final tablas de rey y peón.

82 Finales de dama
En la posición siguiente, el rey del bando 2... '1Wa5 es seguido por 3.�fl!, y los
más débil es incapaz de participar en la jaques se acaban, por ejemplo 3...'1Wb5
lucha contra el peón, y por eso esta tarea (3...'1Wa6 4.'1We2 ) 4.'1We2.
recae sólo en la dama.
3.�f2 �h2 4.%Yg2!

Habiendo montado un jaque a la descu­


bierta con su dama, las blancas inmediata­
mente deciden la partida a su favor.

4...�h4 s.c;!?f3 c;!?b3 6.gs�


Las negras abandonaron.

El método de defensa contra los jaques


que han empleado las blancas es típico de
estos finales. Maniobran con su rey de
Juegan negras modo tal que se aseguren el aprovecha­
miento de la posición del rey rival como
1...%Yd5 defensa contra los jaques.
Queda por añadir que si las negras conti­
Da la sensación de que ahora el rey blan­ núan aferradas a su terreno de forma
co no tiene ningún sitio donde ocultarse, y pasiva dejando su dama en "g8", las blan­
de que las negras pueden empezar a per­ cas no están obligadas en absoluto a
seguirlo con jaques interminables. En rea­ avanzar su rey hacia el peón; primera­
lidad el rey escapa de los jaque con relati­ mente lo apartan para ocultarlo en "g l", y
va rapidez, y las blancas coronan el peón. luego, por medio de jaques, llevan su
dama a "f8" con tiempo y expulsan a la
dama negra, para finalmente coronar el
peón.
Se necesita jugar con exactitud. Después Si el rey del bando más débil es incapaz
de 2.�e2 �5 3.�f2 �6 4.�g2 %Yc6 de tomar parte en la lucha contra el peón
5.@h2 �6, las negras dan jaque perpe­ en este tipo de fmales, debe tratar de ale­
tuo. jarse lo más posible, a fin de evitar que el
oponente explote su posición para ejecu­
2...%Yhl tar la maniobra vencedora.

Finales de dama 83
Test 3 7 Finales de dama

433) Juegan blancas y ganan 434) Juegan blancas y ganan

435) Juegan blancas y ganan 436) Juegan blancas y ganan

84
437) Juegan blancas y hacen tablas 438) Juegan blancas y hacen tablas

439) Juegan blancas y ganan 440) Juegan blancas y ganan

85
441) Juegan blancas y ganan 442) Juegan negras y ganan

443) Juegan blancas y ganan 444) Juegan blancas y ganan

86
38. La dama contra otras piezas

Es bastante habitual que en las partidas aparezca un final de dama contra torre y una
pieza menor. Esta situación, si no existen peones y se juega correctamente, debería fi­
nalizar en tablas. No obstante, si hay peones sobre el tablero ("el alma del ajedrez", se­
gún la famosa expresión de Philidor) la posición puede complicarse.
Hay que recordar que una dama equivale a torre más una pieza menor (alfil o caballo) y
peón. De esta equivalencia podríamos deducir, como norma general, que si se llega a un
final con el mismo número de peones por cada bando, el jugador que tiene la dama
posee una ligera ventaja sobre el que dispone de torre y pieza menor (alfil o caballo). No
obstante, siempre conviene estudiar con detenimiento cada caso concreto, y no dejarse
guiar ciegamente por principios generales, pues esto podría llevamos a sufrir des­
agradables sorpresas.

Para comenzar consideremos el siguiente 8.f3 �c6 9.b5 axb5 10.axb5 �c4 ll.h4
diagrama, con un buen número de trebe­ �el 12.h5 �c4 13.®g3 Hc3 14.Y«d6 Hc2
jos aún sobre el tablero: 15.Y«g6 ®b8 16.Y«e8 ®b7 17.®f4 Hcl
18.Wfg6 ®b8 19.®e5 .id7 20.V«b6! .ic8
21.®d6 ®g8 22.Y«e3!

Y el negro abandona porque pierde el


alfil. Lo único que les queda a las negras
es dar jaque en "d l", ya que colocar la
torre en "c2" o en "c4" permitiría a la da­
ma blanca ir a "b3", ganando. Luego del
jaque en "dl", el rey va a "c7", y no hay
defensa contra la doble amenaza de cap­
turar el alfil o la torre con la dama desde
"b3".

Juegan blancas En los finales con peones, dos torres pue­


den ser mucho más fuertes que una dama,
Según nuestro cálculo, aquí las negras ne­ en especial si hay peones en ambos flan­
cesitarían un peón más para que se pu­ cos. Si no existen peones, entonces el pa­
diese hablar de equivalencia material en la pel decisivo lo tiene, una vez más, la ubi­
posición. Al no ser así, el blanco dispone cación de los reyes. Pero vamos a cen­
de cierta ventaja que, como ahora vere­ trarnos preferentemente en otra situación
mos, le resultará suficiente para ganar. muy habitual en la práctica: los fmales de
dama contra una torre, en el ejemplo
l.Wff4 a6 2.Y«b8 .ic8 3.a4! ®b7 4.b4 expuesto a continuación.
(Ver el siguiente diagrama)
Las negras necesitan prestar atención a Está claro que la torre negra debe man­
demasiados puntos débiles. tenerse pegada a su rey, o de lo contrario
será capturada rápidamente. La estrategia
4...f5 5.Wfe5 ID"6 6.Wfc7 �c6 7.Y«e7 �g6 de las blancas consistirá, por su parte, en

87
"empujar" progresivamente al rey negro 17.Wfc4, y la torre se pierde.
hacia un rincón del tablero o hacia la oc­
d) 14 Hd2 15.Wfc5 g;,f7 16.Wfc4 g;,g7
tava fila, y una vez allí, dejar al contrario
.•.

17.Wfg4 g;,h8 18.Wfh5 g;,g8 19.Wfg5, y la


en zugzwang. Es un plan ganador bastante
torre está perdida.
sencillo, y es recomendable conocerlo,
dado que no existe defensa posible contra e) 14 Hdl 15.Wfc5 g;,d7 16.Wfb5 g;,d8
..•

el mismo. Veamos a continuación cómo 17.Wfa5 g;,c8 18.Wfc3 g;,d7 19.Wfb4 g;,c7
aplicarlo correctamente: 20.Wfc4 g;,d8 21.g;,e6 :!:lel 22.g;,d6 Hdl
23.g;,c6 Hd2 24.Wfc5, y las blancas dan
mate o ganan la torre.

En este final, es muy frecuente llegar a


una posición de este tipo:

Juegan blancas

t.<bb2 l:U4 2.g;,c3 He4 3.g;,d3 Hd4 4.g;,e3


Hd5 5.1.�Yh2 g;,f5 6.Wff4 g;,e6 7.g;,e4 Hd6
8.Wff5 g;,e7 9.g;,e5 Hd7 10.Wff6 g;,e8
Conviene memorizarla: los reyes se ha­
ll.Wfh8!
llan colocados a un salto de caballo.
Si juegan las negras, la torre se ve obli­
No se podía llevar el rey a "e6" por la
gada a alejarse de su rey, y, a la postre,
sencilla y bonita jugada de torre a "d6",
esto significará perderla:
produciéndose rey ahogado.
a) l..JThl 2.Wfd4 �b8 3.Wff4 �a8 4.Wff8
ll g;,f7
.•• 12.Wfh7 g;,e8 13.Wfg8 g;,e7 �a7 5.Wff2 �b8 6.Wfh2 �a7 6.Wfa2,
14.Wfc8! ganando.

Y ahora la torre tiene que mover y sepa­ b) l...Hb2 2.Wfd4, ganando la torre.
rarse de su rey, lo que permitirá al blanco
e) l Hb3 2.Wfd4 g;,b8 3.Wff4 g;,a7 4.Wfa4,
combinar las amenazas de capturar la to­
..•

y la torre se pierde.
rre con las amenazas directas de mate. Por
ejemplo: De forma similar, las blancas ganan si las
negras mueven su torre a l. .. fífl, 1...fi:g7
a) 14 Hd8 15.Wfe6 g;,f8 16.g;,f6, con mate
•..

ó l...a:h7.
b) 14 Ha7 15.Wfc5, ganando la torre.
¿Pero qué ocurre si aquí es el turno de las
..•

e) 14 Hd3 15.Wfe6 g;,d8 16.Wfg8 g;,c7


•. blancas? Resulta claro que las negras es-

88 La dama contra otras piezas


tán en zugzwang, y teniendo eso en cuen- 2J�b3 ®a2 3J�d3
ta, las blancas deben hacer una maniobra
muy precisa, perdiendo un tiempo para
llegar a la misma posición pero con el
turno de juego en poder de las negras. La
manera de realizar este plan es la si­
guiente:

l.�d4 ®a8 2.�al ®b8 3.�h8 ®a7


4.�d8!

Tenemos la misma posición, pero con el


turno de las negras. Acabamos de ver más
arriba cómo se resuelve este caso. Sin
duda, un final de partida muy instructivo Juegan blancas
y entretenido a la vez. Para completar su
estudio, vamos a ver una situación de rey Las negras no tienen forma de progresar.
ahogado que está latente en muchas opor­ La posición es tablas, porque la dama so­
tunidades en este final. Imaginemos, por la, sin apoyo del rey, no puede ganar.
ejemplo, que en la posición del diagrama
el blanco juega l.Wfa5, y después de Un ejemplo más, perteneciente a la par­
l...mb8, hace 2.Wfa6. Entonces el negro tida R. Ponomariov- G. Giorgadze, jugada
en Krasnodar en 1997:
responde 2... f!:c7, y luego de 3.mb6 pare­
ce que todo está claro para el blanco, pero
sorprendentemente el negro juega aquí
3 . f!:c6!!, y después de 3.mxc6, la po­
..

sición es tablas por ahogado. Conviene


memorizar esta imagen y no olvidarla
nunca, porque es la única posibilidad de
que dispone el bando débil para salvarse
en un final de torre contra dama sin
peones.

La situación es muy distinta en los finales


de dama contra torre y peón. En muchas
ocasiones, la dama se ve impotente para
Juegan blancas y hacen tablas
alzarse con el triunfo. Esto se debe a que
el negro es capaz de construir con sus
piezas lo que en el argot ajedrecístico se 73.<i!?dS gc7 74.�dl ®a3 7S.�al ®b3
conoce como una "fortaleza". 76.®d6
(Ver diagrama siguiente)
El rey no consigue pasar a la columna "b",
l.ge3! ®b2 y no es posible progresar.

Por supuesto, si l...Wfxe3, rey ahogado.

La dama contra otras piezas 89


Test 38 La dama contra otras piezas

445) Juegan blancas y ganan 446) Juegan blancas y ganan

447) Juegan blancas y ganan 448) Juegan blancas y ganan

90
449) Juegan blancas y ganan 450) Juegan blancas y hacen tablas

451) Juegan blancas y hacen tablas 452) Juegan blancas y hacen tablas

91
453) Juegan blancas y hacen tablas 454) Juegan blancas y ganan

455) Juegan blancas y hacen tablas 456) Juegan negras y ganan

92
39. Dama contra peón/peones en la séptima fila

En los fmales en los que una dama se enfrenta a un peón que ha alcanzado la séptima -o
segunda- fila, y por tanto está a una sola jugada de su coronación, convirtiéndose en una
nueva dama, los elementos que hay que tener en cuenta son los siguientes:

a) En qué columna está el peón en cuestión.


b) Dónde está colocado el rey del bando que posee la dama.

Si el rey del bando más fuerte está alejado del peón adversario y no puede alcanzarlo, la
probabilidad de hacer tablas es alta, porque la dama sola no puede hacer nada contra el
peón en la séptima -o segunda- fila. En este sentido resulta muy conveniente memorizar
bien la siguiente regla:

Si el rey del bando que posee la dama está lejos del peón adversario, el bando contrario
conseguirá tablas si tiene su peón en "a7"' "c7"' "17"
J1 o " h7", o bien en "a2"' "c2"' ''j2"
o "h2". Pero si el peón está en las columnas "b", "d", "e" o "g", entonces el bando de la

dama gana.

¿Cuál es la diferencia? Bien, trataremos de dilucidarla a continuación observando


atentamente el siguiente diagrama:

Una situación bien distinta se produce si,


por ejemplo, las blancas tienen el peón en
la casilla "g7". Entonces, después de
1. \t>g8, las negras no necesitan mover su
dama, sino que pueden aproximar su rey
al peón "g":

l...@c7 2.@b7 Wft7 3.@hs WfhS 4.@gs


@d7 s.@f8 Wfes mate.

Resulta interesante considerar que si el


bando débil tuviese dos peones en lugar
Juegan blancas de uno, entonces a la dama le resultaría
mucho más fácil obtener la victoria, por­
t.@gS Wfg6 2.@b8 que no existirían posibilidades de ahoga­
do.
Ahora las negras tienen que mover su da­ Otra regla muy importante que debemos
ma para evitar dejar al rey blanco aho­ tener en cuenta en este tipo de finales es
gado. Lo mismo ocurre si el peón blanco la siguiente: la dama siempre gana si el
está, por ejemplo, en la casilla "f7": rey está cerca. Pero, ¿cómo podemos sa­
1. \t>g8 'Wg6 2. \t>h8, y si 2... 'Wxf7, enton­ ber si está lo bastante cerca? Veamos el
ces ¡ahogado! siguiente diagrama:

93
mente que es así!

Las blancas ganarán siempre que su rey


esté dentro del espacio marcado con un Tablas
recuadro.
Otras veces, como ya hemos apuntado, re­
l.�b6! �b2 2. �c5 �c2 3. �e4 �b2 sulta mucho mejor tener un solo peón, y
4. �e2 �b l5.�b4 a l=� 6.�b3!!, y ¡ma­ no dos, para obtener tablas. Veamos me­
te inevitable! diante el siguiente ejemplo por qué ocurre
esto.
Imaginemos ahora que el rey blanco es­
tuviese en "e1". La partida entonces se ga­
naría así:

l. �a6 �b2 2. �5 �a l 3. �a4 �b2


4.�d2 a l= � 5. �b4 �a2 6.�c2

Las blancas ganan.

Es recomendable practicar este final po­


niendo el rey blanco en otras casillas que
estén dentro del espacio marcado.
Cuando el peón no está en la séptima -o
Juegan blancas
segunda- fila, la dama gana siempre. Pero,
es importante memorizar bien la siguiente
l. �b3!!
excepción.
(Ver diagrama siguiente)
Resulta claro que sin el peón de la colum­
En esta posición, las blancas ganan so­ na "g" serían tablas, porque el rey negro
lamente si las negras tienen sus peones en estaría ahogado.
las columnas "b", "e" o "e". Pero en nues­
tro caso el blanco no puede ganar, porque l. .. g3 2. �c2! g2 3. �c l mate.
su rey no tiene acceso a la casilla "c3". Si
lo intentan, ¡van a comprobar muy rápida- Y un breve apunte para finalizar, una po-

94 Dama contra peón/peones en la séptima fila


sición con el rey negro ubicado muy mal, ayuda. En este caso es posible. Por medio
donde el blanco da mate en dos jugadas: de numerosos jaques, las blancas obligan
al rey de su adversario a ocupar la casilla
delante del peón; luego van acercando su
propio rey paso a paso. El proceso de
triunfo no es complicado.

l. Wfe7 ®n 2. Wfd6 ®e2 3. Wfe5 ®n


4. Wfd4 ®e2 5. Wfe4 ®n 6. Wfd3 ®e l
7. Wfe3 ®d l s.®b7

Como el rey negro ha ocupado la casilla


de delante del peón, las blancas pueden
ahora aproximar el suyo.
Juegan blancas
8...®c2 9. Wfe2 ®e l lO. Wfc4 ®b2 ll. '!Wd3
l.Wfg4 ®e l 2. Wfd l mate. ®c l 12�'1Wc3 ®d l l3.®c6

Una dama usualmente gana con facilidad Más de lo mismo. Cuando el rey negro ha
contra un peón, pero hay unas pocas ex­ ocupado la casilla delante del peón, las
cepciones. Naturalmente, un peón sólo blancas acercan el suyo.
puede competir con una dama cuando está
a punto de coronar, está apoyado por el 13...®e2 14. '1Wc2 ®e l 15. '1We4 ®n
rey y, además, el rey contrario está a cier­ 16. '1Wd3 ®e l l7. '1We3 ®d l
ta distancia de él.
¡Y una vez más!
Examinemos, por ejemplo, la siguiente
posición:
1 8.®c5 ®c2 1 9. '1We2 ®e l 20. '1Wc4 ®b2
21 . '1Wd3 ®e l 22. '1Wc3 ®d l 23.®d4 ®e2
24. '1Wc2 ®e l 25.®e3 d l'IW 26. '1Wf2 mate.

Como veremos, este método de ganar es


válido con un peón de centro o un peón de
caballo.
El lector notará también que las blancas
empezaron con un jaque en la fila del rey.
Si el rey blanco hubiese estado en "e7",
"e6" o "e5", habría impedido a la dama
efectuar su "escalonado" acercamiento, y
la conclusión habría sido tablas.
La dama sola no puede entendérselas con La victoria es normalmente posible en
el peón; por tanto, el resultado dependerá estas posiciones si se puede empezar con
de si el rey blanco puede o no acudir en su un jaque o una clavada.

Dama contra peón/peones en la séptima fila 95


Test 39 Dama contra peón/peones en la séptima fila

457) Juegan blancas y ganan 458) Juegan blancas y hacen tablas

459) Juegan blancas y ganan 460) Juegan blancas y ganan

96
461) Juegan blancas y hacen tablas 462) Juegan blancas y ganan

463) Juegan blancas y ganan 464) Juegan blancas y ganan

97
465) Juegan blancas y ganan 466) Juegan blancas y ganan

467) Juegan negras y ganan 468) Juegan blancas y ganan

98
40. ¡De nuevo el ahogado!

Resulta mucho más fácil provocar un ahogado con la dama que con cualquier otra pieza.
Por ello, se trata de un tema relativamente frecuente en la práctica. Veremos a
continuación una serie de ejemplos que se resolvieron mediante la utilización de este
recurso. Comenzaremos con un clásico, la partida Chigorin - Schlechter, jugada en 1905
en Ostende (Suecia):

Ahogado. Veamos ahora otro ejemplo en


el cual se aplicó exactamente la misma
idea:

En la posición del diagrama las negras ju­


garon:

1 .. . \f!Yc7 Juegan blancas y hacen tablas

Las blancas respondieron con rapidez:

2. 'ilYb6? Si l... Wxc2, el rey queda ahogado.

Pero esta jugada es un error. Lo correcto 2. 'ilYd2 �h7 3. 'ilYc2 YlYxc2, y tablas.
era 2. c¡t,b4, con clara ventaja. Lo que ocu­
rre es que las blancas pensaron que gana­ También es bastante frecuente el caso en
rían con mucha facilidad después del el cual un bando no puede evitar la
cambio de damas. Sin embargo, omitieron coronación de un peón rival, pero puede,
la siguiente respuesta del negro: no obstante, prepararse para caer en un
ahogado. Como ejemplo, veamos el dia­
grama de la página siguiente:
El peón negro de "h3" está muy avanza­
Una tranquila jugada que constituye una
muy desagradable sorpresa para el blanco. do, y aunque el blanco tiene una pieza de
Ahora las tablas son inevitables. Si, por más, le resulta totalmente imposible cap­
ejemplo: turarlo. Sin embargo, todavía dispone de
una manera de salvar medio punto: pro­
3. g¡,a6 'ilYc 8 4. g¡,a5 YlYc 7! 5.YlYxc 7 vocando un ahogado.

99
3.<i>e3! dl=W 4.f8=Yli Vel s.<i>f4 Wf2
6.<i>e5! Ylixf8 ¡y ahogado!

También podemos servimos de los caba­


llos para crear este tipo de situaciones.
Veamos una bonita combinación a modo
de ejemplo:

Juegan blancas y hacen tablas

l.J.h7 <i>xd5 2.J.f5 h2 3.J.c8 ci>c6


4.J.g4!! hl=W s.J.o Wxo y tablas.

La misma estrategia, aunque con algunas


diferencias, se siguió en la partida que
aparece a continuación: Juegan blancas y hacen tablas

l.b6 <i>xb6 2.�c8 �xc8 3.ci>e6! b2 4.g7


bl=Yli 5.g8=W Ylib3 6.ci>d7! Wxg8

Y de nuevo ahogado. Otra situación muy


común es la que se reproduce en el dia­
grama que sigue:

Juegan blancas y hacen tablas


l.�d5
No vale l.f7?, por la respuesta l...d l=%lf
2. fu.c8 %lfd5 3. i>e3 %lfe6. Otra línea que
tampoco sirve es 2.f8=%lf %lfe2 3. i>f4
%lff2, etc.

l. . .J.b7 2.ti J.xd5 Juegan blancas y tablas

Si 2... d l=%V 3.f8=%lf %lfxd5 4. i>e3, la lu- Parece que después de l.axb7 las negras
cha debería terminar en tablas. no pueden evitar la derrota. Sin embargo,

100 ¡De nuevo el ahogado!


existe una posibilidad de salvación que l YlYg4!
•••

nos resultará familiar, gracias a todos los


ejemplos anteriores: Brillante e inesperada jugada que garan­
tiza el empate. Si 2.fxg4, entonces se pro­
l.axb7 �e6! 2.<i>xe6 ci>c6 3.b8=YlY (o duce el ahogado.
bien 3.b 8=�)
2.<i>h2 YlYhS 3.<i>g2 YlYg4 4.<i>fl YlYxa4
Y el rey negro queda ahogado. No cam­
biaba nada el movimiento 3.b8=ltJ, por­ Y se llega a una posición igualada que
que después de 4. <i>b7 el blanco pierde debe conducir a tablas. Trece años más
una de las dos piezas y las tablas son ine­ tarde, en 1961, era el propio Keres, con
vitables. Como podemos ver, las combi­ las piezas negras, quien buscaba esta vez
naciones con el tema de ahogado son fre­ su salvación frente al que luego llegaría a
cuentes en la práctica, y no debe pensarse ser el décimo campeón del mundo, Boris
que éstas se producen solamente en las Spassky:
partidas entre aficionados.
Para ratificar nuestra afirmación, vamos a
considerar ahora dos ejemplos de ese fan­
tástico jugador que fue el Gran Maestro
estoniano Paul Keres. La primera posición
corresponde a un enfrentamiento contra
Holmov, que tuvo lugar en la URSS en
1948:

Juegan negras y hacen tablas

Keres hizo aquí el sorprendente movi­


miento:

l. ..�a l!

La partida continuó así:

Juegan negras y hacen tablas 2.YlYxg6 <i>h4 3.�a l YlYxa l 4.<i>h2

En esta ocasión, el gran Paul Keres no pu­ Ahora llega la sorpresa que tenía prepara­
do alzarse con la victoria. La última juga­ da Keres.
da de las blancas fue l. '!Mf6, que defiende
el peón "f3" y amenaza avanzar el peón 4 '!Mhl!! 5.<i>xh l
.•.

de "a4". Parecía que todo estaba muy bien


planificado y controlado, pero Holmov Se llega a una situación de tablas por aho­
aún disponía de un recurso: gado.

¡De nuevo el ahogado 1 101


Test 40 ¡"De nuevo el ahogado!

469) Juegan blancas y hacen tablas 470) Juegan blancas y hacen tablas

471) Juegan blancas y hacen tablas 472) Juegan blancas y hacen tablas

102
473) Juegan blancas y hacen tablas 474) Juegan blancas y hacen tablas

475) Juegan blancas. ¿Cómo evitar


476) Juegan blancas y hacen tablas
l....ih3?

103
477) Juegan blancas y hacen tablas 478) Juegan negras y hacen tablas

479) Juegan negras y hacen tablas 480) Juegan negras y hacen tablas

104
Cuarta parte: Algo más sobre finales

105
106
41. Cómo crear un peón pasado

A comienzos del siglo XIX, algunos jugadores de ajedrez comenzaron a interesarse por
la teoría de los finales, estudiando mansubas de la Edad Media y algunas posiciones
características que se presentaban con frecuencia en la práctica. Así, poco a poco, irían
apareciendo los primeros libros con consejos sobre la forma correcta de jugar algunos
finales típicos. Uno de los temas recurrentes en aquella época era cómo crear un peón
pasado. Para continuar con aquélla tarea, presentamos a continuación algunos intere­
santes ejemplos sobre el tema.

Vamos a comenzar con una posición muy 3 cxd6


•.•

sencilla e instructiva:
Si 3... @e6, entonces 4.a6!! c3 5.dxc7
@d7 6.a7! c2 7.c8=Wf @xc8 8.a8=Wf.

Juegan blancas y ganan

l.�d7 �g8 2.�e7 �h8 3.�ti h5 4.g5!


Juegan blancas y ganan
fxg5 5.f6
4.a6 c3 5.a7 c2 6.a8=f« cl='i' 7.'i'd5
Ylas blancas ganan. La posición expuesta
�f6 (7... @xf4 8. Wfg5) 8.f«g5 �e6 9.f5 y
más adelante es ya más complicada:
10. f« xcl
(Ver diagrama siguiente)
Las blancas capturan la dama y se adju­
Las blancas tienen un peón de más, pero dican la partida.
aun así necesitan jugar muy fmo si quie­
ren ganar este final. Para empezar, necesi­ Veamos otro fmal sumamente interesante.
tan precisamente sacrificar su ventaja (Ver diagrama siguiente)
material: Da la impresión de que el blanco se en­
cuentra en una situación apurada, porque
l.c5 bxc5 2.a5 c4 3.d6! el negro tiene un peón pasado y defendido
en "d3" que resulta una seria ·amenaza.
Si 3.a6, c3 4.a7 c2 5.a8=Wf c l=Wf, y Sin embargo, el blanco dispone aún de
tablas. una estrategia para salvarse: crear un peón

107
pasado en el flanco de dama. ¿Es real­ 6.h8=Y!Y g2 7.Y!Yg7
mente posible que eso otorgue la salva­
ción? Veamos: Y el blanco se alza con la victoria.

Juegan blancas y hacen tablas Juegan blancas

t.<!>c3 <bes 2.h5 gxh5 3.gxh5 <br s 4.b4!! Antes de crear un peón pasado, es acon­
cxb3 sejable mejorar la posición del propio rey.
El propósito de esto es poder avanzar y
Si 4 ... axb3, entonces 5.h6 <bg6 6.a4, y promocionar el peón con el mayor efecto
ganan las blancas. posible y sin permitir al oponente ninguna
oportunidad. Para ejemplificar la forma de
5.<bxd3 <bg5 6.<bc3 <bxh5 explotar un peón pasado, examinemos
detenidamente la posición que sigue a
Nos encontramos ante un conocido final
continuación.
teórico que el negro no puede ganar. In­
vestiguen mediante su propio análisis si
no lo creen. ¡Pronto se convencerán de lo
que aquí se afirma!

A continuación vamos a ver una posición


con el material igualado, pero con insos­
pechados recursos latentes que permitirán
al blanco, que tiene el turno de juego, ob­
tener la victoria.
(Ver diagrama siguiente)

l.f5! <bb4
Juegan blancas
Si l... exf5, 2.gxf5 <bb4 3.e6 fxe6 4.fxe6,
y ganan. t.<bfl

2.g5 hxg5 3.f6 gxf6 4.h6 g4 5.h7 g3 Es necesario poner en juego al rey.

108 Cómo crear un peón pasado


l ...ci>e7 l.ci>el ci>d6 3.b4 rioridad material decisiva en la otra ala.
También era posible l l. i>c5.
También es posible 3. i>d3 i>c5 4. i>c3 y
luego 5.b4. ll...�b6 12.�f6 �bS 13.ci>g7 �c4
14.�h7 �dS 1S.�g6
3...ci>dS 4. �d3 fS S.f4 g6 6.g3 a6 7 .a4
�c6 Y las blancas ganan.

El rey no puede permanecer en una posi­ El lector notará la forma resuelta con que
ción activa; está escaso de movimientos y las blancas han conducido su plan de vic­
tiene que retirarse. toria. Desde luego, este ejemplo ha sido
en gran parte ideal, pero podemos decir
8.�d4 �d6 9.bS abS lO.abS �c 7 con confianza que en la mayoría de los
ll.�eS casos convertir una ventaja material en
una victoria en un final de peones se lleva
a cabo sin gran dificultad.

Vemos ahora que el peón libre es un ar­


ma temible en la partida, y puede decirse
que después del ataque directo al rey, es
uno de los factores que con más frecuen­
cia decide el resultado final.
Entonces, el conocimiento de cómo ex­
plotarlo (por parte del bando que lo tiene)
o controlarlo (por parte del bando que lu­
cha contra él), es hoy en día una herra­
mienta muy importante para todo ajedre­
Esto es lo más simple. Las blancas ceden cista que quiera llegar a ser un buen ju�
su peón pasado, pero obtienen una supe- gador.

Cómo crear un peón pasado 109


Test 41 Cómo crear un peón pasado

481) Juegan blancas y ganan; juegan


482) Juegan blancas y ganan
negras y hacen tablas

483) Juegan negras y ganan 484) Juegan blancas y ganan

110
485) Juegan blancas y ganan 486) Juegan blancas y ganan

487) Juegan blancas y hacen tablas 488) Juegan blancas y ganan

111
489) Juegan blancas y ganan 490) Juegan negras y ganan

491) Juegan blancas y ganan 492) Juegan blancas y ganan

112
42. El bloqueo de la casilla crítica

El denominado bloqueo de la casilla crítica es una maniobra estratégica que aparece


con mucha frecuencia en la práctica del ajedrez. En muchas ocasiones representará la
única posibilidad de ganar o de evitar una derrota. Especialmente importantes son los
temas de bloqueo relacionados con la casilla de coronación de un peón en la octava o
primera fila.

Para ir familiarizándonos poco a poco con el blanco entra en un final de peones


estas posiciones, comenzaremos con un perdido.
ejemplo muy sencillo:

Juegan blancas y hacen tablas


Juegan las negras y hacen tablas
3....iel
La única manera de salvarse aquí es, sin
duda alguna, la siguiente: O bien 3... �e2 4. �d5 �d3 5. �c5.

t. . .i.a8! 4. �d5 .ixb4 5. �c6

De esta forma, el negro bloquea la casilla Y en la próxima jugada, el blanco cap­


crítica "a8". turará el peón y la lucha quedará en ta­
blas. El bloqueo de la casilla crítica es un
2.i.g2 �aS 3.i.xa8 �b6 tema que no sólo aparece en finales de al­
files, sino que puede producirse también
El rey negro llega justo a tiempo para cap­
en los fmales de torres. Precisamente so­
turar el peón de "a7" y conseguir así las
bre éstos escribió el conocido jugador P.
tablas.
Stamma, en un libro publicado en 1737.
El ejemplo que damos a continuación en­
La calidad de estas páginas es notable, de
traña una complejidad mayor:
tal forma que nosotros, ¡268 años des­
(Ver diagrama siguiente)
pués! , vamos a ver ahora un par de ejem­
l.�f3 .iel 2.i.xg3 .ixg3 3.�e4!! plos de esta obra extraordinaria. Defini­
tivamente, parece que existen verdades en
No 3. �xg3?, porque después de 3... �e2, ajedrez inmunes al paso del tiempo.

113
Juegan blancas y ganan Juegan blancas y ganan

Sabiendo que se trata del tema del blo­ t.Hgl!!


queo de la casilla crítica, resulta bastante
fácil encontrar la solución. Y ahora si l... <i>f8, sigue 2. fug2, o bien
Lógicamente, en esta posición la casilla I..J:rxgl 2.g7.
crítica es "e l", que es la de coronación del
peón negro: La victoria corresponde en todo caso al
blanco.
l.Hc l!! También en los finales de peones pode­
mos, a veces, utilizar este recurso para
Una jugada extraordinaria. Ahora, inde­ decidir la lucha. Veamos un ejemplo:
pendientemente de que el negro responda
l... fuc l ó l...b2, la jugada siguiente será
2.a7, y las blancas ganan en todas las va­
riantes. Por ejemplo:

a) l... fuc l 2.a7 <i>a3 3. <i>c3 <i>a2


4.a8=WI' <i>b l 5. WI'a3, con mate
inevitable.

b) l... fuc l 2.a7 <i>a5 3.a8=WI' <i>b6


4. <i>xb3, etc.

e) l...b2 2.a7 <i>a5 3.a8=WI' <i>b6


4J�xc2. Juegan blancas

Como se habrá podido observar, el tiempo l.d5!!


no ha restado ni un ápice de belleza a este
ejemplo. Y lo mismo cabría decir del si­ En este caso la casilla crítica no es nin­
guiente diagrama, otra muestra más del guna casilla de coronación de peón, sino
·
famoso Philip Stamma: "e4". Si las blancas hubiesen jugado

114 El bloqueo de la casilla crítica


directamente l.a4, entonces las negras La única forma de salvarse es, sin duda, la
habrían respondido l... <be4, y el rey ne­ siguiente:
gro entraría en el cuadrado que le ase­
gura la captura del peón. Pero con el sa­ t.. . .la8! (bloqueo) 2..lg2 <ba5 3..la8
crificio del peón de la columna "d", que <bb6
obligatoriamente debe ser aceptado, las
blancas obligan a su adversario a colocar El rey negro llega justo a tiempo de cap­
un peón en la casilla "d5", de forma que turar el peón de "a7", y tablas.
cuando ahora avancen el peón de la co­
lumna "a", el rey negro quedará bloquea­ Veamos un último ejemplo.
do en la casilla "e4", con uno de sus pro­
pios peones impidiéndole el paso. De esta
manera, la coronación del peón blanco
resulta inevitable.

l... exd5 2.a4 d4 3.a5 d3 4.<be t

Y las negras abandonan. Resultará muy


interesante que traten de encontrar en los
tests que siguen las casillas críticas. Una
vez que consigan localizarlas, llegar a la
solución les parecerá seguramente mucho
más fácil.
Juegan blancas y hacen tablas
Veamos un ejemplo mas sencillo:

No es buena 3. cJig3?, porque después de


3... cJie2, las blancas pierden el fmal de los
peones.

3.. .J.e t

O 3... cJie2 4. cJid5 cJid3 5. cJic5, con equili­


brio.

Juegan las negras y hacen tablas Tablas.

El bloqueo de la casilla crítica 115


Test 42 El bloqueo de la casilla crítica

493) Juegan blancas y ganan 494) Juegan blancas y ganan

495) Juegan blancas y hacen tablas 496) Juegan blancas y hacen tablas

116
497) Juegan blancas y ganan 498) Juegan blancas y ganan

499) Juegan blancas y ganan 500) Juegan blancas y ganan

117
501) Juegan blancas y ganan 502) Juegan blancas y ganan

503) Juegan blancas y ganan 504) Juegan blancas y ganan

118
43. La promoción menor

Desde siempre nos han enseñado que cuando un peón llega a la última fila del campo
adversario, se transforma en dama. Esta forma de proceder es psicológicamente muy
comprensible, dado que la dama es la pieza más potente del tablero. De hecho, en la
mayoría de las ocasiones ésta será sin duda la transformación más lógica y pertinente.
Sin embargo, es conveniente tener muy en cuenta que algunas veces este tipo de coro­
nación no es la mejor y que, dependiendo de la posición, podría resultar que fuese más
adecuado cambiar nuestro peón por alguna otra pieza que no fuese la dama.
La transformación o promoción de un peón en otra pieza que no es la dama es lo que
denominamos promoción menor. En los tests que siguen al final del capítulo, podrá
encontrar tres casos diferentes:
a) la promoción de torre
b) la promoción de alfil
e) la promoción de caballo

Detengámonos en un ejemplo muy ins- l..ih7 �g7 2.exf8=.i!!


tructivo, en el cual se podrán ver muestras
de las tres promociones (torre, alfil y ca­
ballo), dependiendo de la ubicación del
rey negro:

No vale 2.exf8=Y!Y, debido a 2... �xh7


3. fi:xd7, y tablas por ahogado.

Juegan blancas y ganan 2... �xh7

a) Promoción de caballo:

l..ih7 �xh7 2.exf8=�!! �g8 3.�xd7 3.lhd7

Ganando. Y las blancas ganan.

b) Promoción de alfil: e) Promoción de torre:

119
l..ih7 �h8 2.exf8=H!! .igS 3.Hxg8 si ahora el blanco hace 74.f8=W, 74.f8=f!:
o 74.f8=.i, el negro responderá 74... �e6
Pero no 3. fud7?, porque hay ahogado. y 75... �xf8, con lo que el blanco se queda
con dos caballos, en una posición de ta­
3... �xh7 4.Hxd7 blas teóricas: si no se dispone de ningún
Ganando. peón, solamente con dos caballos no se
puede ganar. Por lo tanto, teniendo en
Seguramente habrá notado que la trans­ cuenta que el peón blanco no puede coro­
formación del peón en una u otra pieza nar y transformarse en alguna de las tres
estaba directamente conectada con la piezas señaladas, y también por el hecho
necesidad de dar jaque al rey adversario. de que el negro amenaza 74... �xf7, la ju­
Esto es así porque muchas veces el resul­ gadora de piezas blancas optó por:
tado de la partida depende de un tiempo, y
por lo tanto puede resultar vital coronar 74.f8=�!!
dando un jaque, lo que nos otorgará ese
tiempo necesario para obtener la victoria. Es como si el blanco hubiese decidido se­
El ejemplo anterior es una prueba de ello, guir aquí la efectiva lógica de Sherlock
y podríamos mostrar otros muchos casos Holmes: cuando se han sopesado y dese­
diferentes extraídos de la práctica ma­ chado todas las demás posibilidades, la
gistral. No obstante, la situación que se que queda, por absurda que parezca, tiene
produjo en 1985 en una partida del cam­ que ser la solución. Ahora surge sobre el
peonato absoluto femenino de Yugo­ tablero una posición que realmente no se
eslavia, que enfrentaba a Vujic contra puede ver todos los días: tres caballos
Petrovic, es algo que no tiene prece­ blancos contra uno negro, ventaja que en
dentes, ni se ha repetido nunca, que se este caso será suficiente para ganar la par­
sepa, en ninguna otra ocasión. ¿Qué es lo tida:
que ocurrió? Véanlo ustedes mismos:
74 ...�e4 75.�e6 �b7 76.�f7 �a6
77.�d4 �b7 78.�e7 �c5 79.�f7 �c 7
80.�f-d6 �a4 81 .�6-b5 �b7 82.�d8
�c5 83.�b d6 �a7 84.�c8! �d3
85.�c6 �a6

Juegan blancas

En esta posición las blancas tienen una


pieza de más y un peón en la séptima fila.
En este caso, ganar no es tan fácil, porque

120 La promoción menor


Y el blanco consigue forzar el mate: tJ;Ic6! <;!?d2

Si l...ct:'lxc6, sigue con fuerza 2.ctJc4!


bl='IW 3.ct:'la3; o bien l...'í:t>b3 2.�a4! , con
Jaque mate. Reseñar que también era in­ posición de tablas.
teresante la jugada 86.<;!?b8! ! , porque con
ella el negro se encuentra en zugzwang.
2J;!:d6 .'tt>el 3.Hdl! <;!?xdl 4.�a4 bl=�
Es decir, se ve obligado a mover su ca­
ballo, lo que permite a las blancas la ju­
Y ahora se presenta una lucha muy inte­
gada 87.ctJb4 mate. Aunque no es una si­
resante, en la que las blancas basarán su
tuación común en la práctica, podría ser
estrategia en el cambio de un caballo:
un buen ejercicio de e:p.trenamiento el
practicar este tipo de final que enfrenta a
tres caballos contra uno. De hecho, es una
actividad muy querida por el Gran Maes­
tro americano Browne, a quien le gusta
apostar que siempre ganará con tres caba­
llos. En el siguiente estudio, tenemos una
lucha de tres caballos contra uno, pero en
este caso la disputa terminará en tablas:

5.�b2 <;!?e2 6.�c4! �f4 7.<;!?g5 �ed3


8.�e5! �e6 9.<;!?f6! �dc5 10.�d7

Y e1 negro ya no puede evitar quedarse


sin uno de sus caballos. Tampoco cam­
biaba nada el haber optado por 8...ctJh3
9.'í:t>h4 ctJd-f2 (o bien ctJd-f4) 10. ctJg4 (o
Juegan blancas y hacen tablas ctJg6), y de nuevo tablas.

La promoción menor 121


Test 43/a La promoción menor: La torre

505) Juegan blancas y ganan 506) Juegan blancas y ganan

507) Juegan blancas y ganan 508) Juegan blancas y ganan

509) Juegan blancas y ganan 5 1O) Juegan blancas y hacen tablas

122
Test 43/h La promoción menor: El alfil

5 1 1) Juegan blancas y ganan 5 12) Juegan blancas y ganan

5 13) Juegan blancas y ganan 5 14) Juegan blancas y ganan

5 15) Juegan blancas y ganan 5 16) Juegan blancas y hacen tablas

123
Test 43/c La promoción menor: El caballo

5 17) Juegan blancas y ganan 5 18) Juegan blancas y ganan

5 19) Juegan blancas y ganan 520) Juegan blancas y ganan

52 1) Juegan blancas y ganan 522) Juegan blancas y ganan

124
44. Cómo evitar el ahogado
Ya hemos tratado el tema del ahogado en capítulos anteriores de este libro. Vamos ahora
a reincidir sobre él para estudiar algunos ejemplos interesantes en los cuales el rey de
uno de los bandos está a punto de quedarse ahogado, pero su oponente logra conjurar
esta amenaza e imponerse finalmente en la partida. Veamos cómo se puede conseguir
esto.

Empezaremos con un ejemplo muy ins­


tructivo:

Juegan blancas

La idea del negro es clara: sacrificar el al­


Juegan blancas y ganan
fil, o regalarlo como sea, y ahogarse. El
autor de este estudio tenía en mente una
En esta posición las blancas pueden ga­
solución sin duda curiosa:
nar, pero está claro que deben conducirse
con mucho cuidado y de forma muy sis­
1 .ia3 .id6 2..ib2 .ia3 3..ia1 .ib2 4.c;t>g3
temática, para evitar el sueño de las ne­

.ixa1 5.c;t>xb3 .ic3 6.c;t>g4 .ixd2 7.h4


gras de dejar a su rey ahogado:
.tg5 8.h5 .ie3 9.c;t>f5 .tf4 10.c;t>e6 .ig3
11.c;t>d5 .tr4 12.c;t>d6 .tgJ 13.h6 .ih2
1.13 exf3 2.c;t>n f2 3.e4 dxe4 4.c;t>xf2 e3
14.c;t>e7 .if4 15.hxg7 c;t>xg7 16.c;t>e6 .ig3
5.c;t>e1 e2 6.d5 cxd5 7.c;t>xe2 d4 8.c;t>d2 d3
17.h8=Y« c;t>xh8 18.c;t>n
9.c6 bxc6 10.c;t>xd3 c;t>b7 ll.c;t>c4 c;t>a8
12.c;t>c5 c;t>b7 13.a8=Y« c;t>xa8 14.c;t>xc6
c;t>b8 15.b7 c;t>a7 16.c;t>c7. Y ganan. Y hay mate en tres movimientos. "Bien,
muy bien" -dijeron muchos jugadores-,
"¿pero por qué no hacerlo más sencillo?".
Ahora vamos a analizar un estudio muy
conocido, que ya no es tan sencillo como
el anterior. Antes de mirar la sucesión de 1 .tf8 id6 2.ixg7 c;t>xg7 3.c;t>g3

jugadas que viene, traten de solucionar


por su cuenta la siguiente cuestión: ¿pue­ Con idea de @:xh3 - @g4 - @f5 - @e6, y
den las blancas ganar en esta posición o luego seguir con h8=W/ y @fl.
no? Y si las negras tratan de evitar este plan,

125
entonces la partida podría continuar así:

3...i.e7 4.g;,xh3 i.f6 5.b8=YlY g;,xh8


6.g;,g4 g;,g7 7.g;,f5 i.h4 8. g;,xe5 g;,xg6
9.g;,xd4 i.g5 10.e5 i.xd2 ll.g;,e4

Con un final ganado. Sin embargo ocurrió


que, sorprendentemente, alguien encontró
una defensa para el negro. Esta defensa se
basaba en la siguiente idea: ¿por qué ha­
cer 7...ih4? Esta es una jugada ineficaz,
es mucho mejor la respuesta 7...i.d8! , de
modo que si 8.h3, if6; o bien 8.g;,xe5
ic7 9.mxd4 i.xh2 10.md5 g;,xg6, y las Juegan blancas y ganan
negras mantienen posibilidades de con­
seguir tablas. De nuevo se redoblaron los l.g;,d6! a5 2.g;,c6 i.c7 3.g;,d5 i.e5 4.g;,e4
intentos para encontrar alguna otra solu­ i.d4 5.g;,d3, ganando. O también l.g;,d6!
ción por una nueva vía, generalmente sin .id4 2.g;,c6! .ia7 3.g;,d5 .id4 4.g;,c4 a5
mucho éxito: 5.g;,d3, y de nuevo la misma posición.

l.g;,g3 i.d6 2.i.c3 dxc3 3.dxc3 i.c5! Las negras están en zugzwang, e inevita­
4.g;,xb3 i.gl 5.g;,g4 i.xh2 6.g;,f5 i.gl blemente, al mover su alfil perderán uno
de los peones centrales, y eso permitirá a
7.c4
las blancas avanzar paulatinamente el
peón del centro que les quede libre, lo que
Si 7.mxe5, .id4.
conduce finalmente el triunfo. Es impor­
tante señalar, por último, que era un error
7...i.a7! 8.g;,xe5 i.b8!
grave para el blanco la jugada l.g;,e6?,
porque después de l...a5, las negras pue­
Y ninguno de los tres peones blancos den alcanzar el empate.
puede pasar la diagonal de demarcación
"b8 h2", ya que el alfil negro los cap­
-
En las partidas reales el ahogado no es
turaría impunemente, pues si el blanco to­ frecuente, pero en ocasiones, el jugador
ma este alfil, automáticamente serían ta­ que tiene una ventaja material quiere ga­
blas por ahogado. Luego este camino pa­ nar la partida lo antes posible, pierde la
rece conducir también solamente al em­ concentración, y fácilmente puede pasar
pate. por alto la salvación del adversario con un
Por tanto, no tendrían que desanimarse si ahogado.
al comienzo de este ejemplo no supieron
determinar si las blancas podían ganar o (Ver diagrama siguiente)
no esta posición. En algunas variantes
persiste la duda, incluso entre jugadores El negro tiene ventaja decisiva y la ma­
de primera fila. Mucho más fácil, sin em­ nera mas fácil de ganar es l 'Wf6! 2.'Wf6
•.•

bargo, resulta valorar la situación que se g;,f6, con un final de torres ventajoso (dos
representa en el diagrama siguiente: peones de más).

126 Cómo evitar el ahogado


En nuestro trabajo didáctico, la mayoría 5J�d4 mate.
de los alumnos (incluso algunos jugadores
titulados), elegía como la jugada decisiva 5J�d5!!
en esta posición 1...'\Wcl?, con idea de ter­
minar la partida más rápido, por el mate Otra jugada sorprendente, y por supuesto
inevitable con 'l&hl, i>g5, :!:U5. poco visible.

5 ed5
•••

Única.

6.'1&c8 'l&c8, y ahogado, a pesar de una


ventaja enorme de las negras.

La siguiente posición se produjo en la


partida M. Bensdorp - E. Levushkina, en
el Campeonato Europeo femenino que se
celebró en Dresden en 2004, después de
79 jugadas.
Juegan negras

Ahora viene la salvación para las blancas


(el ahogado), y además sin otra alterna­
tiva. Veamos cómo se evidencia la pérdi­
da de concentración que conlleva el apuro
por ganar la partida lo antes posible:

1...'\&cl? 2.'1&f8 i>f6

Y no 2...i>h7??, por 3.'1&h8 mate.

3.'1&h8 <b f5

Si 3...i>e7 4.'\&f8. La jugadora con blancas hizo 80.'\&fl, y


después de 80 '1&g3 (no vale 80...'\&fl por
•••

4.g4! 8 1.i>fl hg3, debido a 82.i>g2 y tablas)


81.<b hl. La segunda jugadora jugó rapi­
La jugada sorprendente y salvadora. damente 81. <b g5? (en lugar de hacer
••

8 1...'\&e3! , con posibilidades de ganar), sin


4 hg4
•••
darse cuenta que el rey blanco ahora está
ahogado, y naturalmente siguió 82.'1&f6!
Después de 4... i>e4??, o 4...i>f4 seguiría <b f6, y tablas.

Cómo evitar el ahogado 127


Test 44 Cómo evitar el ahogado

523) Juegan blancas y ganan 524) Juegan blancas y ganan

525) Juegan blancas y ganan 526) Juegan blancas y ganan

128
527) Juegan blancas y ganan 528) Juegan blancas y ganan

529) Juegan blancas y ganan 530) Juegan blancas y ganan

129
53 1) Juegan blancas y ganan 532) Juegan blancas y ganan

533) Juegan blancas y ganan 534) Juegan blancas y ganan

130
45. En el papel principal: El peón
"Los peones son el alma del ajedrez".
F. A. D. Philidor (1726-1795)

El peón es la pieza más débil sobre el tablero de ajedrez. No obstante, normalmente es el


primero en salir al campo de batalla y, una vez allí, jamás retrocede. Actitudes éstas que
nos hablan de manera elocuente del compromiso y fidelidad que mantienen hacia su rey.
Durante la partida, los peones resisten con bravura los embates del enemigo, y la
mayoría de ellos perece en aras de defender los ideales de su ejército, sin atender a sus
propias conveniencias. No obstante, con mucha frecuencia algunos de ellos aguantan
hasta el final de la batalla, y es entonces cuando dos ideas se fijan en sus mentes con la
fuerza de una obsesión: dar jaque mate al rey adversario y buscar su propia promoción.
El peón que alcanza la octava fila sufre una decisiva metamorfosis. Todas las adversi­
dades pasadas se olvidan, porque es la hora de recoger los frutos tras una dura pelea.
Esta promoción no es un acto ambicioso, sino una forma de tributo a los camaradas que
lo ayudaron a llegar hasta ahí; un acto que escenifica simbólicamente la fuerza de los
compañeros caídos en la batalla. La mayoría de las veces esta promoción es deter­
minante. Pero el rey adversario no ha caído aún, hay que ir a buscarlo y zanjar el
enfrentamiento, hay que seguir peleando hasta terminar la batalla, porque solamente así
el monarca propio encontrará la tranquilidad y el descanso.
Por ser la pieza más humilde del ajedrez, siempre resulta llamativo cuando un peón es
quien propina el mate que culmina una partida. Desde siempre, estos mates se han
valorado mucho, especialmente si eran el resultado de una combinación en la cual se
sacrificaban piezas de mayor valía.

Veamos un ejemplo. Invito a los lectores t.c��e7 .ixe7 2.Hc5 .ixc5 3..ie4 ttlxe4
a que intenten encontrar la solución por su 4.d5
cuenta, antes de mirar las jugadas que
vienen a continuación. Mate. ¡Las blancas han sacrificado todas
sus piezas para dar mate con un peón!

Seguidamente vamos a ver una serie de


partidas de distintos torneos que tienen
algo en común: en todas ellas hay un peón
que se convierte en el elemento decisivo.

Rusakov Verlin ski


-

Moscú 1947
Apertura Irregular

l.e4 e5 2.c3 ttlc6 3.d4 ttlf6 4.J.g5 h6


5.J.h4 g5 6.J.g3 exd4 7.e5 dxc3 8.exf6
Juegan blancas y dan mate en cuatro cxb2 9.�e2

131
l.e4 c5 2.b4 cxb4 3.d4 e5 4.dxe5 ti.:lc6
5.ti.:lf3 ti.:lge7 6.i.f4 ti.:lg6 7.i.g3 V9a5
8.VNd5 b3 9.V9xa5

El blanco pensaba que tras 9... .ie7 se


podría continuar con 10.\Wxb2 .ixf6
1 1.ti.:lc3. Pero va a entrar en escena el gran
héroe: el peón de "b2": Hasta aquí todo parece normal.

9 V9e7!! 10. fxe7 .ig7


•••
9 b2!!
•••

Y las blancas abandonaron. Una jugada que cae fulminante como un


rayo.
Razuvaev- Kupreichik
Dubna 1970 - Apertura Inglesa 10.V9c3 .ib4 ll.VNxb4 ti.:lxb4

Las negras se imponen.


l.c4 e5 2.ti.:lc3 ti.:lc6 3.ti.:lf3 f5 4.d4 e4
5.i.g5 ti.:lf6 6.d5 exf3 7.dxc6 fxg2 8.cxd7
Schuster- Karls
Bremen 19 14
Caro -Kann

l.e4 c6 2.d4 d5 3.ti.:lc3 dxe4 4.ti.:lxe4 ti.:lf6


5.ti.:lg3 h5 6 .ig5 h4 7..ixf6 hxg3! 8..ie5

rhh2 9.rhh2

(Ver diagrama siguiente)

Está claro que tras 9...gxh2 10..ixh2 las


blancas están bien, pero...

8 ti.:lxd7!! 9. .ixd8 gxhl=VN


•••
9.•. VNa5!! 10.c3

Y las negras ganan. A 10.\Wd2, se gana de la siguiente mane­


ra: 10...gxf2! 1 1.ci>e2 (a 1 1.gxf2 seguiría
Nadj- Balog 1 1...iWd2, etc.) ll...fxg 1=lt:J! ; y no vale
Budapest 1948 - Gambito Siciliano 10...'�xe5, por 1 1.dxe5 gxh2 12.0-0-0.

132 En el papel principal: El peón


10.cxb6 ctle7 ll.�d5 ctle6 12.f5

Sin duda un mate muy elegante.


Veamos este otro ejemplo, realmente bri­
llante:

10...'i!Yxe5!!

Ahora sí:

ll.dxe5 gxh2

Y las blancas se rinden. Juegan blancas y ganan

Para finalizar del mismo modo que co­ l.c5! 'i!Yxc5


menzamos, vamos a ver un bonito par de
ejemplos en los que de nuevo es un peón a) Si I...ctlxc5, seguiría con fuerza
la pieza que asesta el mate. El primer 2.b4 ctlb6 3.ltJc4 ctla7 4.ltJxe6 ga­
ejemplo corresponde a la partida Saulson­ nando.
Philips, jugada en Chicago en 1907: b) Si I...ctla7, 2.ltJxc6 y de nuevo se
captura la dama.
l.d4 �c6 2.e4 e5 3.d5 �ce7 4.f4 d6
5.�f3 .ig4 6.�c3 �g6 7.h3 .ixf3 8..ib5! 2.d7 'i!Ye7
c6 9.dxc6 .ixdl
No vale 2...ctlc7 por 3.ltJe6.

3.d8='i!Y 'i!Yxd8 4..ia5! ctlxa5 5.�c4 ctlb4


6.a3 ctlc5 7.b4 ctld5 8.e4

Mate. Realmente sólo se puede decir una


cosa: ¡espectacular! A continuación, me­
diante los tests que siguen, ustedes mis­
mos podrán practicar distintas combina­
ciones. Pero no olviden que el papel deci­
sivo, en todas ellas, lo tiene siempre un
peón.

En el papel principal: El peón 133


Test 45 En el papel principal: El peón

535) Juegan blancas y ganan 536) Juegan blancas y ganan

537) Juegan blancas y ganan 538) Juegan blancas y ganan

134
539) Juegan blancas y ganan 540) Juegan blancas y ganan

54 1) Juegan blancas y ganan 542) Juegan blancas y ganan

135
543) Juegan negras y ganan 544) Juegan blancas y ganan

545) Juegan blancas y ganan 546) Juegan blancas y ganan

136
46. En el papel principal: El caballo
Si se produjese en un torneo de la actualidad un mate bonito con un caballo en el centro
del tablero, habría muchas posibilidades de que esa partida recibiese el premio de be­
lleza del certamen.

¿Y qué decir sobre el mate de la coz? En todos los tratados de la Edad Media, este mate
se explicaba con mucho detalle a todos los posibles lectores. Tal vez este dato lleve a al­
guien a considerar que se trata de un mate antiguo que no aparece ya en la práctica
moderna.

Bien, para demostrar que esto no es así, l.e4 c6 2.d4 d5 3.�c3 dxe4 4.�xe4
vamos a ver el fmal de la partida entre �bd7 5.�e2!? �gf6??? 6.�d6
Saunin y Cehov, disputada en Rusia en
1980: ¡¡Mate! ! Increíble, pero fue así.

Este mismo mate había sido explicado ya


en el siglo XIX por Philip Ambroaz Diran
( 1799-1880), un cura francés muy aficio­
nado al ajedrez. Sus temas favoritos eran
la teoría del cuadrado y la lucha de los ca­
ballos contra los peones. Veamos una
obra de este magnífico autor:

Juegan blancas y ganan

l.:!he4! �xe4

Ahora entra en escena el actor principal:


el caballo de "f3 ":

2.�g5 �g6 3.�xh7!! �xh7 4.�xfi


mate. Juegan blancas y ganan

Mate de la coz. Como ven, sigue igual de


vigente en esta época de tantas enciclo­
l.b7 b2 2.@bl a4 3.b8=�!
pedias y libros. Hay también un caballo
que entró en la historia en la Olimpiada de Si 3.b8='1W, es tablas por ahogado; y si
Moscú de 1956. Allí, el Gran Maestro 3.b8=.t, seguiría 3...@b3 4..te5 a3, y el
ruso Paul Keres disputó una partida que primer jugador debe conformarse con ta­
finalizó muy rápido, vean: blas.

137
3... ®b3 4.tüa6 a3 5.tüc5 ®b4! 6.tüe4!! 2...:B:d4 3.i.d4 �d4, y las negras ganan el
final de peones, porque el rey blanco está
No era bueno 6.'Llxd3? por 6...®c4, ame­ muy alejado de su peón de "b2".
nazando 7...®b3.

6 .... ®b3 7.tüc3 ®c4 8.®a2 ®b4 9.tübl

Y el blanco gana. El caballo puede tener


un papel decisivo, no solamente en el
ataque, llegando a dar mate al rey adver­
sario, sino también porque puede parti­
cipar de forma activa en la defensa, como
vamos a poder comprobar en el diagrama
siguiente:

Juegan blancas y hacen tablas

2 JU6 3.tüc5 ®c4 4.tüd7!


.•

Otra vez las blancas se salvan con una ju­


gada intermedia. Si 4.®h2, las negras
ganan así: 4...:B:h6 5.®g2 :B:g6 6.�fl :B:g l
7.�g l ®c5.

4 J�d6
••

Si 4...:B:f7, entonces 5.'Llb6 ®b5 6.®h2


Juegan blancas y hacen tablas
:B:h7 7.�g2 :B:g7 8.®fl :B:g l 9.®g l ®b6
l.tüd4! Hd8 2.®g2!! rhd7 lO.�fl ®c5 l l .®e2 ®c4 12.�d2 �b3
13.�c l , y las blancas consiguen defender
O 2...®g4 3.'Llc6! f!:xd7 4.'Lle5 y tablas. su peón.

3.tüf3 ®g4 4.tüe5, y tablas. 5.tüb6 ®b5 6.tüc8 �d8 7.tüa7 ®a6
8.tüc6
Un ejemplo más con el caballo como
"actor" principal. Tablas, porque las blancas ganan el peón
de "b4".
(Ver diagrama siguiente)
Un interesante giro táctico se produjo en
El blanco puede empatar, pero tiene que la posición del diagrama que sigue. Des­
salvar ambas piezas, y eso no es tan fácil. pués de l. ..Y«f4!! 2.®f4 g5, el rey blanco
se ve obligado a regresar a la casilla "g4"
l.tüd4 ®d3 2.tüe6! (3.®g4), y las negras, con 3 ... tüe3, recu­
peran la dama, quedando con un caballo
2.®h2? pierde de forma elemental tras de ventaja.

138 En el papel principal: El caballo


Las negras tienen calidad de ventaja. Tras
la retirada de la dama blanca a "h3"
(l.�h3), podrán jugar l...@b8, y luego
estarán en condiciones de atacar al peón
blanco en "e6", ganando fácilmente.

No obstante, las blancas fuerzan una ma­


niobra ganadora, que contiene 3 distintos
elementos tácticos:

a) el jaque a la descubierta.
b) la transformación del peón.
b) el "tenedor" (el ataque doble) con el
Juegan las negras
caballo.
El poder definitivo del caballo.
En referencia a sus inesperados saltos, se Veamos:
puede apreciar perfectamente su poderío
en la siguiente posición. 1.e7! gg4 2.e8=Y« V«d8 3.Y«e6 V«d7

Si 3...@b8, sigue 4.�g4.

4.V«d7 '.t>d7 5.tt'le5

Quedando las blancas con el caballo de


ventaja.

Este es un buen ejemplo de combinación


de "tenedor" que contiene en su fase pre­
via elementos tácticos para desplazar el
rey y otras piezas contrarias hacia las ca­
sillas precisas, adecuadas para el ataque
Juegan las blancas doble del caballo.

En el papel principal: El caballo 139


Test 46 En el papel principal: El caballo

547) Juegan blancas y ganan 548) Juegan blancas y ganan

549) Juegan blancas y ganan 550) Juegan blancas y hacen tablas

140
55 1) Juegan blancas y hacen tablas 552) Juegan blancas y hacen tablas

553) Juegan blancas y ganan 554) Juegan blancas y ganan

141
555) Juegan blancas y ganan 556) Juegan blancas y ganan

557)}Juegan blancas y ganan 558) Juegan blancas y ganan

142
47. En el papel principal: El alfil
El alfil es una pieza muy poderosa por su movimiento de largo recorrido, i en cola­
boración con otras piezas, puede causar verdaderos estragos que conduzcan irremedia­
blemente al mate. Recordemos, por ejemplo, los tan conocidos y típicos sacrificios de
alfil en las casillas "h7" y "f7". No son tan abundantes, sin embargo, las posiciones en
las que es un alfil quien da el mate al rey adversario, pero su papel como colaborador es
imprescindible en muchas ocasiones.

A modo de ejemplo, comenzaremos vien­


do un esquema de mate muy sencillo:

Juegan blancas y ganan

Se trata nada más de un breve apunte a


5..if2 f5 6 .ig3 f2 7 .ixf2 f4 8.i.el f3
modo de divertimento. Es obvio que las
. .

9.J.g3 f2 10.J.xf2 d3 ll.J.el


blancas ganan con l.b3 mate, favorecidas
por la inmejorable ubicación de su alfil.
Y por fin el alfil consigue llegar a la dia­
No siempre los alfiles son así de eficien­
gonal deseada. Una situación similar se
tes, pues ya hemos hablado de sus debili­
presenta en la siguiente posición:
dades cuando se convierten en alfiles
malos. Por el contrario, su potencial es
enorme cuando el rey adversario, en un fi­
nal, está colocado en un rincón, en una ca­
silla del mismo color que las utilizadas
por el alfil para desplazarse.
(Ver siguiente diagrama)
El rey negro está muy mal colocado, así
que el alfil de "g l " sólo tiene que esperar
su oportunidad:

t.<if:?cl f5 2..if2 f4 3.i.el! f3 4..ig3 f6

Si 4...e4, sigue 5.i.e5, con mate en la si­


Juegan blancas y ganan
guiente jugada.

En el papel principal: El alfil 143


l.a7 'it>a8 2...'ii>f5

Aquí encontraremos el mismo problema Si 2...@e6, 3.b8='.W if4 4.'.Wxf4 fuf4


que en el diagrama anterior: ¿cómo puede 5.@xf4 @xd7 6.cj;¡f5 cj;¡e7 7.@g6 @f8
el alfil de "fl" conseguir situarse en la 8.@h7, ganando.
fatídica diagonal "a8 - hl"?

2.i.b5! g3 3.i.fl e5 4.i.h3 e4 5.i.g2 d6


6 .ifl d5 7..ih3 d4 8..ixf5

Y las blancas ganan. En ambos casos las


jugadas de alfil son cruciales. Lo impor­
tante es que se comprenda bien por qué el
alfil tiene que tener en cuenta esas casillas
determinadas y no otras. Ahora vamos a
ver una interesante idea combinatoria:

Juegan blancas y ganan

No valía 3.b8='.W? debido a 3...�xb8


4.ltJxb8 .if4 y tablas.

3....ixf8 4.b8=.i!
Y las negras se rindieron. Aquí era un
grave error 4.b8='.W?, porque después de
Juegan blancas y ganan 4....id6 5.'.Wxd6 el rey negro se queda
ahogado. Siempre hay que mantener la
t.J.f2 g3' 2.i.e3 b4 3.axb4 a3 4.i.d2 máxima concentración hasta el último ins­
gl=Vff 5.b5 mate. tante.

En los finales con alfiles del mismo color,


Y en el ejemplo que sigue, el papel deci­
al igual que en los finales de caballos, un
sivo al final lo tiene, una vez más, su ex­
peón extra resulta ser una ventaja deci­
celencia el alfil:
siva, siempre que las demás cosas sean
iguales.
(Ver diagrama siguiente) El plan ganador aquí es aproximadamente
el mismo que en los finales de caballos:
l.b7 :rus 2.�d7 hay que crear un peón pasado y coronarlo.
Un examen en profundidad del ejemplo
Si 2.@g2?, �d8 3.b8='.W fub8 4.ltJd7 @g6 siguiente nos familiarizará con las carac­
5.ltJxb8 .if4, etc. terísticas de estos fmales.

144 En el papel principal: El alfil


sus peones, las negras tratan de frenar la
invasión hostil. Si quieren ganar, las
blancas tienen que despejar el camino a su
rey.

12....lb8

Una vez más es útil comparar este final


con los de caballos y peones. En éstos, tan
pronto como se hacía retroceder al rey del
bando más débil, la movilidad limitada de
sus piezas se pronunciaba contra él. El
bando más debil entraba en zugzwang y se
Juegan blancas y ganan veía obligado, por falta de movimientos, a
permitir que el rey contrario llegara hasta
l.�fl �f8 2.�e2 �e7 3.�d3 �d6 sus peones. En este caso no hay aún
4.�c4 �c6 5..lc3 g6 6.b4 i.b6 7.f3 i.f2 zugzwang, y el alfil puede maniobrar tran­
8.a4 .lg3 9.i.d4 quilamente, vigilando los accesos a su
campo. Pero, ¿es que no es posible aquí
La movilización de fuerzas con el ob­ también limitar la movilidad del alfil más
jetivo de crear un peón pasado se ha ter­ aún? La respuesta es afirmativa.
minado ya. Tanto el alfil como el rey de
las blancas ocupan posiciones hermosas y 13.i.f2 ! .lc7 14.g3 h5 15.h4 .lbS 16.b6!
cómodas.
La tarea se ha realizado. Las negras han
9....lc7 10.b5 ab5 ll.ab5 �b7 quedado reducidas a zugzwang y no pue­
den defenderse contra la maniobra f4,
Si ll...�d6, entonces 12..lc5 @d7 13.b6 i.d4, y .le5, con la transposición en un fi­
i.g3 14.�d5 i.f4 15.i.d4 h5 16..le5, y nal ganado de peones.
ganan. Hemos comentado que en los finales de
alfiles (comparándolos con los de caballos
12.�d5 y, en particular, con los de peones) hay di­
ficultades adicionales que complican la
Todo va saliendo conforme al plan. El rey tarea de explotar un peón extra. Incluso en
negro se ha visto desviado por el peón pa­ este ejemplo ideal, las blancas necesitan
sado, y las blancas están dispuestas a ata­ mostrar gran inventiva para producir una
car a los peones enemigos de la banda del posición de zugzwang y penetrar con su
rey. Sin embargo, en contraposición con rey en el campo adversario.
los finales tanto de caballos como de Si es imposible obtener una posición zug­
peones, aquí el juego no ha terminado zwang y además el alfil tiene éxito en la
aún. Las blancas tienen que superar toda­ defensa de los accesos a los peones por la
vía otra valla. El alfil es una pieza de lar­ otra ala, este final puede acabar en unas
go alcance, y controlando los accesos a tablas.

En el papel principal: El alfil 145


Test 47 En el papel principal: El alfil

559) Juegan blancas y ganan 560) Juegan blancas y ganan

56 1) Juegan blancas y ganan 562) Juegan blancas y ganan

146
563) Juegan blancas y hacen tablas 564) Juegan blancas y hacen tablas

565) Juegan blancas y ganan 566) Juegan blancas y hacen tablas

147
567) Juegan blancas y ganan 568) Juegan blancas y hacen tablas

569) Juegan blancas y ganan 570) Juegan blancas, ¿pueden ganar?

148
48. En el papel principal: La torre
Como consecuencia de estar situadas en los márgenes del tablero al comienzo de la
partida, las torres son las piezas que habitualmente entran en juego en último lugar. Para
aprovechar al máximo todo su potencial, una regla general nos recuerda que lo mejor es
colocarlas en las columnas abiertas. Y si disponemos de ambas torres sobre el tablero, su
fuerza aumentará considerablemente si conseguimos ubicarlas en la séptima -o segunda­
fila. A veces, su poder en esta posición es tal, que se llega incluso a sacrificar material
para conseguir llevarlas a esa fila.

Las torres son también muy útiles en tareas defensivas. Cuando tenemos que defender
un peón propio, es conveniente colocar la torre detrás de él, y si esto no fuese posible,
entonces deberíamos colocarla delante, con idea de avanzar el peón poco a poco.

Ya hemos visto, en capítulos anteriores, rre lucha contra dos con éxito!
algunos ejemplos de finales de torres en
los cuales uno de los bandos consigue
tablas por ahogado. Veamos ahora una
muestra más, perteneciente al Campeo­
nato de Georgia del año 1963:

Juegan blancas y hacen tablas

l.Hb6 'it>c7 2.Hc6 'it>b7 3.Hc2!

La clave de la defensa.
Juegan blancas y hacen tablas
3 'it>a7 4.Ha2
•••

52Ja6 'it>es 53.Ibg6 'it>xe4 54.He6


Pero no 4.ftb2?, porque con 4...'it>b6 el
Si 54.ftg5, entonces 54...ftd5! y tablas. negro se impone.

54 �f5 55.Hh6 Hd5!! 56.Ibh5 'it>g4


.••
4 'it>b7 5.Hc2 'it>b6 6.Hb2 'it>c7 7.Hc2
•••

57.Ibd5, y el rey negro está ahogado. 'it>b7 8Ja2, y tablas.

Ahora vamos a ver una posición muy in­ En el siguiente ejemplo subyace una idea
teresante, porque en ella... ¡una única to- muy similar:

149
6 cj:;> es 7.Hcl <b d5 s.<b es <b d6 9.<i> f8!
••.

<i> d7 lO.<bti <i> d8 ll.<i> f8

Y el negro no tiene forma d e progresar,


así que debe conformarse con las tablas.
En el final que sigue, veremos a la torre
mostrar toda la potencia y riqueza de su
movimiento:

Juegan blancas y hacen tablas

Otra vez una torre contra dos:

ut) g8!

a) Si U!fl?, cj:;>e2 2.frcl cj:;>d2


3.frgl frfl 4.cj:;>e7 fra-el s.cj:;>d6 frf6, ga­
nando. Juegan blancas
b) Si l.frd6?, cj:;>e2 2.fre6 cj:;>f2
1.1h g6 <bti 2.h7 IDJ2 3.<b g3 Hb3 4.<bg4
3.frf6 cj:;>g3 4.frg6 cj:;>h4 5.frgl frfl 6.cj:;>e7
Hb4 5.<b g51h b5 6.<i> h6 H bl 7.Hg7
fra-el 7.cj:;>d6 frf6 s.cj:;>ds fre8, ganando.
e) Si l.cj:;>e8?, cj:;>e2 2.fre6 cj:;>f2 Si 7.frf6?, cj:;>e7! 8.frf5 frb8 9.frg5 rrh8
3.frf6 cj:;>g2 4.frg6 cj:;>h3 5.frh6 cj:;>g4 6.frg6 10.frg8 fuh7 1 1.cj:;>xh7 12.�c7, y se llega
cj:;>f5 7.frg7 fra7, y una vez más las negras a una situación de tablas.
se imponen.
7 <i> f6 S. Hgl!!
••.

1 cj:;> e2 2.He6 cj:;> d3


•••

Y las negras abandonan. En algunas oca­


Si 2...cj:;>f2, 3.frf6 cj:;>g2 4.frg6 cj:;>h3 5.rrh6 siones, posiciones que en apariencia son
cj:;>g4 6.frhl cj:;>f5 7.frcl! cj:;>f6 8.frel! , y no tablas, en realidad no lo son, y uno de los
se ve cómo evitar las tablas. bandos logra la victoria.

3.Hel! cj:;> d4 4.Hcl <b d5 5.<bf8! <b e6


(Ver diagrama siguiente)
Si 5...cj:;>d6, 6.cj:;>es.
La mala situación del rey negro permite
aquí un remate increíble:
6.Hdl!
l.He7
Si 6.cj:;>e8?, sigue 6...frxb7, y el blanco no
puede capturar la torre de "al" porque es­ El plan es seguir la vieja máxima: "Torre
tá bajo amenaza de mate. en séptima pondrás y la partida ganarás".

150 En el papel principal: La torre


1. ®b8 2.®b6!
•• puede llevarlo a cabo en posiciones en
que el peón no está muy avanzado.
Tejiendo una red de mate mortal.

Lo esencial de el siguiente método de de­


Juegan blancas y ganan fensa se ve en este ejemplo. El rey negro
no puede acercarse al peón, pero gracias a
2 Hge8
.•. la favorable posición de su torre no es
posible para el blanco avanzarlo.
Si 2...frgf8, 3.ID17 'itlg8 4.frgl mate.
t.®c4 gcs 2.®b5 gds 3.®c5 gcs 4.®b6
3.Hdd7! gd8!

¡Una posición increíble! Dar el jaque con la torre (4.. J'!b8?) sería
un error fatal para las negras, ya que
3 ...Ha8 4.Hh7 ®g8 5.Hdg7 ci>f8 6.Hh8 después de 5.'itlc7, el peón no podría ser
detenido, mientras que el ataque de flanco
Jaque mate. Bonito, ¿verdad? no rendiría resultados a causa de la falta
de espacio de la torre para operar.
Veremos ahora una posición en la que se
evidencia el papel de la torre. 5.®c5 gcs 6.®b4 gds 7.®c4 gcs s.®d3
gds
(Ver diagrama siguiente)
Debido a la activa defensa negra, las blan­
El blanco tiene un peón de más, y el cas no pueden reforzar su posición.
interrogante es será capaz de ganar o no. En el ejemplo que acabamos de examinar,
Sin embargo, existe un sistema de defensa el ataque frontal resultó eficaz porque la
para las negras, que puede denominarse distancia entre la torre y el peón no era
ataque de torre desde el frente, y que menor de tres casillas.

En el papel principal: La torre 151


Test 48 En el papel principal: La torre

571) Juegan blancas y hacen tablas 572) Juegan blancas y hacen tablas

573) Juegan blancas y hacen tablas 574) Juegan blancas y hacen tablas

152
575) Juegan blancas y ganan 576) Juegan blancas y ganan

577) Juegan blancas y ganan 578) Juegan negras y ganan

153
579) Juegan blancas y ganan 580) Juegan blancas y ganan

581) Juegan blancas y ganan 582) Juegan blancas y ganan

154
49. En el papel principal: La dama

La dama es la pieza más poderosa del ajedrez. Su gran movilidad le permite desplazarse
con gran rapidez de uno a otro flanco, pudiendo participar activamente tanto en ataque
como en defensa. Además, su papel resulta decisivo en gran número de combinaciones.
Por todo ello, quizá uno de los lances más espectaculares del ajedrez sea el sacrificio de
dama. Cuando uno de los jugadores decide desprenderse de su pieza más valiosa a cam­
bio de una serie de beneficios menos materiales, que acabarán conduciéndole a la vic­
toria, generalmente puede decirse con propiedad que nos hallamos ante una verdadera
obra de arte.

Los compositores rusos V. Korolkov y L. YlYa5! 12.�xa5 �b7 13.e8=YlY 4Xl2


Mitrofanov, son los autores de un bello 14.YlYa8 �xa8 15.�a6 fu:c4 16.f6 �5
estudio en el cual se sacrifican nada me­ 17 .f7 4Xl7 18.f8=YlY! fu:f8 19.a5!
nos que siete damas: cuatro blancas y tres
negras. Y a pesar de todo este "fuego", la Tablas por ahogado. En los torneos mo­
partida termina en tablas: dernos no es raro ver de cuando en cuan­
do combinaciones que incluyen un sacri­
ficio de dama. Un ejemplo muy famoso
fue el que tuvo lugar en Bled en 1961, en
la partida que enfrentaba a Robert Fischer
contra Mihail Tal, dos de los más grandes
jugadores de ajedrez de todos los tiempos.

Juegan blancas y hacen tablas

Prepárense para asistir a un verdadero


desfile de damas:

l.YlYe5
Aquí Bobby Fischer decidió sacrificar la
Les proponemos un pequeño ejerc1c1o. dama, considerando que las piezas negras
Traten de encontrar por qué el blanco están mal colocadas y no gozan de una
pierde si juega l.e7 o l.g7. adecuada coordinación:

1 YlYa5 2.�xa5 �b7 3.YlYb2 �a7 4.YlYb8!


•.•
23.fxe5! Hxf6 24.exf6 YlYc5
(si 4.�xe2, fld2! , ganando) �xb8 5.�a6 Si 24...�6, 25.f!:h-fl y 26..ixh7.
et=YlY 6.g7! YlYa5! 7.�xa5 �b7 8.g8=YlY
e2 9.YlYa8 �xa8 10.�a6 et=YlY 11.e7 25 ..ixh7 YlYg5 26 ..ixg8 YlYxf6 27.Hhf1

155
�xg7 28 ..ixf7 �d8 29..ie6 �h6 30 ..ixd7 5.bxc3 h6 6.ia3 �7 7.�e2 dxe4 8.�xe4
.ixd7 31.ID'7 �-f6?? 9.�xe6!! fxe6 10 ..ig6 y mate.

Y Tal se rindió. Obviamente la dama tam­ Y como dulce final, una bonita partida de
bién puede tener un papel decisivo sin ne­ otro grandísimo jugador, el campeón del
cesidad de ser sacrificada. Muchas veces mundo de los años sesenta Tigran Petro­
se consiguen combinaciones muy bellas sian. En esta partida, disputada en Esto­
con la dama mediante tan sólo una juga­ colmo en 1952, Petrosian entrega su dama
da tranquila, es decir, una jugada que no hasta tres veces. Su rival, L. Schmidt,
altera drásticamente la posición, pero que rechaza el sacrificio en dos ocasiones,
pone al adversario ante situaciones muy pues aceptarlo le llevaba al mate. Final­
comprometidas. La siguiente posición re­ mente se ve obligado a capturar la dama y
sulta un buen ejemplo de ello. pierde.

Petrosian L. Schmidt
-

Estocolmo 1952

Juegan blancas y ganan

l.�e8!!
Juegan blancas
No es posible ahora l..J;¡:xg7, debido a
2.�5 mate. l.Ha3

l ... �a5 2.�c6! Primera entrega de la dama.

Y las negras se rinden. ¡El blanco ganó l...�b6


con dos jugadas de dama y sin dar un solo
Si l...Wfxf4, 2.f!:a6 mate.
jaque!
Ahora vamos a ver una brevísima partida 2.�d6!!
del que fuera campeón mundial Alexan­
der Alekhine. Se disputó en una sesión de Segunda entrega de la dama...
simultáneas en el año 1930, e incluye un
muy rápido y decisivo sacrificio de dama: 2...Hc6

l.e4 e6 2.d4 d5 3.�3 .ib4 4 .id3 J.xc3


• Si 2... �xd6, 3.f!:ga7 y 4.f!:3a6 mate.

156 En el papel principal: La dama


3.YMc5 !! bablemente más bella de todos los tiem­
pos, que se produjo en la famosa partida
Tercera entrega de la dama. Al negro esta Marshall - Levicky, jugada en Breslau, en
vez ya no le queda otro remedio que acep­ el año 1912.
tarla.
La combinación que hizo Frank Marshall
se ha estudiado en muchos libros de aje­
3.. .)lxc5 4.bxc5 <;!;>c6 5.Ha6 YMb6 6.Hxb6
drez, y la primera jugada es como un
"terremoto".
Mate. Petrosian tenía fama de ser un ju­
gador de férreo corte defensivo. Pero, co­
mo acabamos de ver, poseía también gran
imaginación y creatividad, un dato que no
deberíamos olvidar si queremos valorar
con justicia el fantástico legado ajedre­
cístico que nos ha brindado.

El diagrama que sigue, corresponde la


partida Bischof - Nogueiras, La Habana
1998.

Juegan negras y ganan

Después de la jugada 23.E:c5, Marshall hi­


zo 23 ...YMg3!!!, y hay que incluir tres
signos de admiración, porque dos parecen
pocos. Una jugada increíble del "Don
Quijote del tablero de ajedrez", como el
Gran Maestro de Eslovenia, Dr.Vidmar,
llamaba a Frank Marshall.

El Dr. Tartakower decía que Marshall era


Juegan blancas y ganan
el mago de las combinaciones.
La primera jugada es tremenda:
Veamos, qué vio el mago cuando hizo es­
38.YMh7!! YMh7 ta maravillosa jugada. Lógicamente, el
blanco tiene que comerse la dama, porque
Si 38...i>h7, entonces 39.g6 'í:t>g8 40.h7, y amenaza mate en "h2". Si las blancas jue­
ganan. gan 24.hg3, entonces 24...füe2, mate. Si
24.fg3, sigue 24...füe2 25.i>h1 E:fl mate.
39.g6 .ia2 40.<;!;>cl. Después de 24.\Wg3 füe2 25.i>hl lüg3
26.i>g1 E:fl, o 26...füe2 27.i>h1 E:c3, el
Las negras se rinden. negro gana fácil. En la partida el blanco,
Para concluir, vamos a ver la jugada pro- después de ver 23...\Wg3! ! ! , se rindió.

En el papel principal: La dama 157


Test 49 En el papel principal: La dama

583) Juegan negras y ganan 584) Juegan negras y ganan

585) Juegan blancas y ganan 586) Juegan blancas y ganan

158
587) Juegan negras y ganan 588) Juegan negras y ganan

589) Juegan negras y ganan 590) Juegan blancas y ganan

159
591) Juegan blancas y ganan 592) Juegan blancas y ganan

593) Juegan blancas y ganan 594) Juegan blancas y ganan

160
50. En el papel principal: El rey

Ya sabemos que el rey es la pieza más importante en el ajedrez, hasta el punto de que
cuando recibe mate la partida finaliza. El rey es por tanto el objetivo final de la
contienda, y todos nuestros desvelos deben ir encaminados a tratar de infligir jaque mate
al rey adversario, al mismo tiempo que intentamos proteger cuidadosamente a nuestro
monarca.

Ahora haremos al lector una pregunta sin duda curiosa. ¿Es posible dar jaque mate con
el rey? Bien... ¡pues yo les aseguro que sí!

No se deben asustar; adivino y comprendo


perfectamente que mis palabras les habrán
provocado una reacción de total incredu­
lidad, por eso voy a explicarme inmedia­
tamente a través de un ejemplo muy sen­
cillo.

Juegan blancas: mate en dos

1. c;t> f5 c;t> d7

Si l...@xd5, 2.'\Wdl mate.

Juegan blancas: mate en dos 2. <it>e5 mate.

Vi!lf3 <it>xf6 En los finales, el rey casi siempre tiene un


papel muy importante, cuando no deci­
Si el negro juega l...@d6 o l...gxf6, en sivo. Es entonces cuando entran en juego
ambos casos 2.'1Wc5 mate. factores clave como la oposición, la
triangulación o el zugzwang, de los que ya
2.<it>e4 mate. hemos hablado en el libro anterior,
aunque siempre viene muy bien recor­
Seguramente no era en esto en lo que es­ darlos.
taban pensando cuando les hicimos nues­ Vamos ahora a considerar detenidamente
tra pregunta, pero no nos negarán que un final en el cual el rey de las blancas
resulta, en cualquier caso, muy intere­ desempeña una labor crucial, que le per­
sante. Veamos un ejemplo más: mitirá triunfar en la partida.

161
de esta obra, sabrán que hablamos allí de
la triangulación, un método que mediante
la pérdida de un tiempo nos permite
ocupar una casilla clave para obtener la
victoria. Pero si el blanco se ve obligado a
mover su rey solamente sobre casillas ne­
gras, como ocurre aquí, entonces no
puede triangular. Necesita inevitable­
mente hacer uso de una casilla blanca, pe­
ro ya hemos mencionado antes las nefas­
tas consecuencias que se derivarían de es­
to. Por tanto, la pregunta clave que de­
bemos responder en esta posición es la
Juegan blancas y ganan siguiente: ¿existe en el tablero una casilla
blanca a la que pueda desplazarse el rey
En primer lugar, procedamos a valorar la sin que el bando negro tenga posibilidad
posición: el blanco tiene ventaja material, de hacer jaque con su alfil? ¡Sí que existe!
pero sus piezas se hallan "atadas" a la ca­ Se trata de la casilla "a8". Bien, pues va­
silla "g2", sobre la que necesitan mantener mos a triangular utilizando esta casilla:
una constante amenaza de mate, a fin de
evitar que el negro pueda desplazar su al­ 4.®c5 illi8 5.®b6 m 6.®a7 illi8
fil y amenazar la coronación del peón 7.'itla8!! m 8.®b8 illi8 9.®c7 m
"f2". Por lo tanto, ante la imposibilidad de 10.®b6 illi8 ll.®c5 m 12.®d4
mover la dama o la torre, la única pieza
blanca que puede moverse es el rey, y Y ahora volvemos a tener la misma posi­
sólo sobre las casillas negras, ya que si ción anterior, pero el turno de juego co­
ocupa una casilla blanca, el negro puede rresponde a las negras. ¡Misión cumplida!
dar jaque con su alfil y a continuación
coronar su peón "f2". Luego, en estas con­ 12 ...illi8 13.®e5 �6 14.®f6 illi8
diciones, un plan bueno para el blanco 15.®g7 m 16.h8='fH fuh8 17.®xh8
podría ser llegar con su rey hasta "g7",
para intentar capturar el caballo, lo cual le Y el negro está perdido, porque queda
aseguraría el triunfo: obligado a jugar 17...oflg3, y después de
18.Wfxg3 deberá mover su alfil, reci­
l.®b2 m 2.®c3 illi8 3.®d4 �6 biendo mate en "g2".

En la estrategia del blanco surge ahora Mientras el ajedrez creció en Medio y


una dificultad: el caballo negro obstruye Lejano Oriente, existía un escrito del
el paso hacia "g7". Y no vale intentar Siglo X donde se decía que solamente en
4.'itle3 por 4...�8 5.'iflf4 'flf7! , y de Europa Occidental se desconocía este má­
nuevo ambas puertas ("e5" y "g5") que­ gico juego.
dan cerradas, impidiendo el paso del rey.
Es entonces cuando llega el momento de Este enorme problema se resolvió muy
recurrir a nuestro conocimiento anterior. rápidamente: España e Italia introdujeron
Si recuerdan la lección 4 del libro primero el ajedrez en su vida cotidiana.

162 En el papel principal: El rey


Con el paso de los siglos aparecieron
muchos buenos jugadores. La mayoría de
ellos decía que los movimientos de las
piezas eran muy lentos, y así fue como
empezaron a cambiar las reglas del juego.
Uno de ellos fue el italiano Alessandro
Salvio, que no era solamente un buen ju­
gador, sino también un gran escritor e
historiador, quien dejó un testimonio muy
rico sobre el desarrollo del ajedrez en el
Siglo XVI.
Entre sus trabajos teóricos sobre el juego,
publicó en el año 1604 en Nápoles un li­
Juegan blancas y hacen tablas
bro de ajedrez, en el que analizó el Gam­
bito de Rey y la Apertura Italiana.
Por ejemplo: si U�a1? (l.�f3? h1Wf), en­
También hizo comentarios sobre 11 par­ tonces l...f3 2.�h1 �h3, y el blanco no
tidas jugadas por sus contemporáneos, y puede defender el mate en "g2". Por eso,
analizó 21 finales jugados por él. Salvio enseña a sus lectores:
Veamos un final suyo, que publicó en el La torre tiene que mantenerse en la co­
año 1634. lumna "f'. Pierde l.�f4?, por l...�f4
2.�h1 �e3 3.�g2 h1Wf 4.�h1 �f3!
Las blancas tienen una torre de más, pero 5.�g1 g2, etc.
los peones negros unidos son muy pe­ La única manera de hacer tablas es jugar
ligrosos. Teniendo eso en cuenta, está con el rey: t<bhl!!, y los peones negros
muy claro que el blanco tiene que jugar no pueden avanzar, por ejemplo: l.�h1
con mucho cuidado. <bh3 2.�f3! <bg4 3.�fl, y la posición se
repite, y después de l.�h1 f3 2.�f3 �f3,
(Ver diagrama siguiente) es tablas por ahogado.

En el papel principal: El rey 163


Test 50 En el papel principal: El rey

595) Juegan blancas y hacen tablas 596) Juegan blancas y hacen tablas

597) Juegan blancas y hacen tablas 598) Juegan blancas y hacen tablas

164
599) Juegan blancas y hacen tablas 600) Juegan blancas y ganan

601) Juegan blancas y hacen tablas 602) Juegan blancas y ganan

165
603) Juegan blancas y hacen tablas 604) Juegan blancas y ganan

605) Juegan blancas y ganan 606) Juegan blancas y ganan

166
51. ¡No sea voraz!

Una exclamación que resume de manera elocuente el tema que vamos a tratar. Si obser­
vamos atentamente las partidas de los maestros antiguos, podremos comprobar que la
base de muchas de las combinaciones más bellas, provino de errores que cometieron
jugadores voraces, que aceptaron todas las piezas y peones que les ofrecían.

Hoy en día se suele ser mucho más prudente en este aspecto, y muchos jugadores sólo
aceptan un sacrificio cuando es estrictamente necesario, e incluso en este caso, se prepa­
ran para devolverlo en el momento oportuno, tratando de rebajar al máximo la actividad
y las posibilidades de su adversario.
En general, un jugador moderno preferirá siempre una posición mejor con el material
igualado, que una poco clara en la que disponga de una pieza de más.

Vamos a comenzar este capítulo con una a.- la dama.


joya del siglo pasado: b.- el caballo.
c.- la torre.
l.e4 e5 2.00 �6 3.Ac4
Si invierten el tiempo necesario, segu­
Queda así planteada la Apertura Italiana. ramente que encontrarán la solución. De
todas formas y para que no haya dudas,
3...Ac5 4.�3 ff6 5.d3 0-0? 6.Ag5 h6 vamos a revisar los tres casos a continua­
7.h4 hxg5 ción:

El jugador que llevaba las piezas negras a: lO...fudl ll.gxt7 :!ht7 12.i.xt7 g¡,f8
era muy, muy voraz. Era mejor 7...d6. 13.IDI8 g¡,e7 14.ru5 g¡,d6 15.�4 mate.

8.hxg5 �4 9.g6! fuf2 10.fue5!! b: 10...fue5 11JDI8 g¡,xh8 12.'1Wh5 g¡,g8


13.'1Wh7 mate.

e: Este análisis es más interesante, porque


después de 10...fuh1, no es recomendable
11.'1Wh5 por 11...'1Wh4! ! 12.'IWxh4 if2. Es
necesario, por tanto, encontrar un camino
alternativo:

lO...fuhl ll.gxt7 :!ht7 12.i.xt7 g¡,f8


13.'1Wh5 fue5

Nuevamente era mejor 13. .'1Wh4.


.

Un ejercicio muy instructivo consiste en 14.V!\'h8 g¡,e7 15.ru5, etc.


intentar averiguar por ustedes mismos
cómo consigue el blanco ganar si el negro No solamente podemos dejarnos llevar
captura: por una voracidad desmedida en la aper-

167
tura y el medio juego, sino que también
en un final podemos caer en el mismo
error. Como muestra, veamos el siguiente
diagrama:

Juegan negras y hacen tablas

Las negras hicieron tablas solamente


porque no se dejaron llevar por la glo­
Juegan blancas y ganan tonería y no jugaron l...ci>xc5?, sino
l...ci>c6! ¿Cuál es la diferencia? Bien, si
Cosideremos las distintas variantes: l...ci>xc5?, entonces 2.�a5 ci>d6 3.�5 y
las blancas ganan. En cambio, con
a) t.<�xg6? a3 l.�3 ci>xc3 3.h6 al 4.h7 l...ci>c6! , el negro espera un momento
ci>bl! 5.h8='W ci>bl, y tablas. más propicio para capturar el peón. Hay
que advertir que tampoco valía 1...�6?,
b) l.hxg6? a3 l.�4 al 3.g7 ci>c3! por 2.�c7 ci>e6 3.c6! <i>d6 4.�f7, y el ne­
4.g8='W al='W 5.\Wc8 ci>xd3, tablas. gro está perdido. La continuación correc­
ta, por tanto, es la siguiente:
e) l.h6! a3 l.�3 ci>xc3 3.ci>g8!
l...ci>c6! l.ci>f5
La jugada 3.ci>xg6?? nos llevaría de nuevo
al empate.
Si 2.�a6, <i>b5 3.�f6 fuh7, y la lucha de­
be quedar en tablas.
3 ...al 4.h7 ci>bl 5.h8='W
l ...IDI6
Y ahora queda claro por qué resulta ne­
cesario mantener el peón "g" sobre el ta­
blero. Las blancas ganan realizando una No vale ahora tampoco 2...ci>xc5? por
conocida maniobra con la dama: '1Mfh1 -g2 3.ci>xf6, con idea de seguir con ci>g7 -
-fl -e2 - d1 - d2 b4 - a3 - b3, y las
-
<i>g8, y las negras pierden.
negras no pueden esperar el ahogado por­
que disponen todavía de un segundo peón. 3.Hg7
Veamos a continuación otro ejemplo,
extraído de una partida disputada en Pra­ Si 3.<i>e6, <i>xc5 4.�d7 <i>c4; o bien 3.<i>g4
ga en 1984, y que enfrentó a Dobrovol­ �1, con igualdad en ambos casos que
sky contra Pekarek: debe conducir también a tablas.

168 ¡No sea voraz!


3 �xc5 4.�e6 �d4 5.�ti f5
•.. La posición que sigue es muy instructiva.

Tablas, gracias a que las negras captura­


ron el peón blanco justo cuando era opor­
tuno, y no antes.
Para finalizar, un ejemplo muy sencillo,
en el que subyace la misma regla que en
los diagramas anteriores:

Juegan blancas y ganan

Este sencillo final tiene un truco que el


negro puede utilizar para hacer tablas por
ahogado; después de L.ifl , .ib5 2..ig2
.ifl 3..ifl g2! 4..ig2, y tablas.

Juegan blancas y ganan ¿Cómo ganan las blancas?

l.�b5! El peón de las negras de "g3" es muy peli­


groso y parece que no hay manera para
Si las blancas se dejan llevar por su ape­ pararlo.
tito y juegan l.�xc5? o l.�xa5?, la par­
tida derivaría hacia el empate. Pero ahora aparece la imaginación del
autor. Después de: l..ifl .ib5 2..ig2 .ifl
l ... � a3
3..ifl g2, viene la jugada clave: 4.lt:lg3!!
(NO SEA VORAZ JUGANDO 4..ig2).
Si l...�c3, 2.�xc5 �b3 3.�b5 �c3 4.c5,
El negro no tiene posibilidades. Si juega
ganando.
4 ... glY*f, seguiría 5.lt:lf5 mate. Si juega
4 ... ctt?g3, entonces 5..ig2, y las blancas ga-
nan e� final, igual que después de
Y las blancas ganan fácilmente. 4 ...gfl-'Y*f 5.lt:Jfl �h3 6.ctt?g5.

¡No sea voraz! 169


Test 51 ¡No sea voraz!

607) Juegan blancas y ganan 608) Juegan blancas y ganan

609) Juegan blancas y ganan 610) Juegan blancas y ganan

170
611) Juegan blancas y ganan 612) Juegan blancas y ganan

613) Juegan blancas y ganan 614) Juegan blancas y ganan

171
615) Juegan blancas y ganan 616) Juegan blancas y ganan

617) Juegan blancas y ganan 618) Juegan blancas y ganan

172
52. Cómo hacer tablas

Cuando una partida entre dos Grandes Maestros finalizaba en tablas rapidamente, sin
apenas lucha, el Gran Maestro yugoslavo Bora Kostic solía decir que ambos jugadores
"rellenaron los calzoncillos". Con esta jocosa observación, Kostic daba a entender que
este tipo de tablas generalmente sólo puede significar dos cosas: o mucho respeto por el
adversario, o auténtico miedo de él.

Sin embargo, resulta evidente que no todas las partidas que terminan en tablas se ajustan
a estos motivos. Cuando el combate llega a una posición totalmente equilibrada y nin­
guno de los bandos puede hacer nada para obtener ni la más mínima ventaja, entonces la
partida suele convertirse en una lucha sorda y aburrida que presagia a todas luces el
empate. El Gran Maestro David Bronstein, en su libro Doscientas partidas abiertas,
recomienda: "Ciertamente hay un procedimiento para librarse de una posición aburrida;
¡proponer tablas! "

En muchas ocasiones, la propuesta de tablas es también la actitud lógica de un jugador


que no se encuentra cómodo con su posición. El Gran Maestro inglés Nigel Short, en su
libro Sobre el ajedrez, dice: "Cuando te ofrezcan tablas, intenta descubrir por qué cree tu
oponente que está en mala situación". Y en estrecha relación con esto, en la obra Ajedrez
esencial de Antonio López y José Monedero, podemos leer: "Si tienes miedo a perder
una partida, nunca podrás progresar en tu juego. Si te ofrecen tablas en una posición
favorable para ti, no las aceptes".

A veces ocurre que las tablas llegan tras una bonita lucha, en la que, sin embargo, ningu­
no de los oponentes ha conseguido la suficiente ventaja para imponerse. En este sentido,
viene bien recordar aquí las bonitas palabras que Mihail Tal decía reflexionando sobre
todo esto: "Los aficionados al ajedrez son gente exigente y experimentada, a la que hay
que ofrecer una verdadera lucha sangrienta. Y no siempre el vencedor de la partida se
hace merecedor de los aplausos. Antes premian con ovaciones a los dos contrincantes
cuando una partida interesante, pletórica y llena de contenido, termina en tablas. En tales
duelos no existen los vencidos, ambos son los vencedores, y cada uno de los rivales
merece el elogio".

A continuación, recordemos brevemente los conceptos básicos asociados a este tema: Se


dice que una partida ha finalizado en tablas cuando no hay un bando ganador. Esto se
puede producir por varios motivos:
• Acuerdo mutuo entre los jugadores.
• Situación de rey ahogado.
• Repetición por tres veces de la misma posición, habiendo realizado la misma se­
cuencia de jugadas para alcanzar dicha posición.
• Realización de cincuenta movimientos sin que se haya movido un peón ni se
haya producido captura alguna.
• Jaque continuo.
• Falta de material para dar mate (rey y caballo contra rey, por ejemplo).

173
A continuación vamos a ver una posición
bastante sencilla e instructiva en la que
podemos observar claramente cómo se
puede realizar un jaque perpetuo con el
alfil:

Juegan blancas y hacen tablas

l.f4

Amenaza mate con el alfil en "el".


Juegan blancas y hacen tablas
l ...J.xh3 (única jugada) 2.J.el
l.i.el
Si 2.ixh3?, entonces 2...vge8.
Y ahora el rey negro no puede desplazarse
2 ...<i>g4 3.J.xh3 <i>xf4
a ninguna casilla blanca, porque perdería
la dama. Si 3...@f3??, 4.ig2 y se pierde la dama.

l <i>cs
.•.
4.i.d2 <i>es 5.J.c3 <i>d6 6.i.b4 <i>c7 7 .i.a5
<i>b8 8.i.g2. Tablas.
Si se hace I...@a4? o I...@b5?, entonces
gana 2.�c3; y si se opta por las jugadas En los tests que siguen encontrarán si­
I...@c4? o I...@b3?, seguiría entonces tuaciones también muy interesantes, en
2.�d2. las cuales, si buscan bien, hallarán alguna
forma milagrosa de salvarse, por mucho
2.J.f2 <i>d6 3.J.g3 <i>e7 4.i.h4 que, aparentemente, nos encontremos ante
posiciones totalmente perdidas.
Y la lucha termina en tablas, ya que el rey Ya sabemos que está muy bien combinar
continúa sin poder desplazarse a casillas cuando atacamos, pero, ¿qué ocurre cuan­
blancas por los dobles, ahora del caballo do tenemos que defendemos?
de "h7".
Hoy en día, no hay jugador en el mundo
La siguiente postcton resulta sin duda que esté asegurado contra un inesperado
muy interesante. A pesar de tener dama de revés del destino. Cuántas veces hemos
menos sobre el tablero, el blanco consigue oído el siguiente guión: parecía que la
el empate gracias a la mala ubicación del victoria estaba cerca, pero el contrario en­
rey rival: contró de pronto un contragolpe sorpren-

174 Cómo hacer tablas


dente, y ahora debemos pasar a estar a la Veamos un final que termina con unas
defensiva... ¿Qué tenemos que hacer en tablas muy elegantes.
esta situación? ¿Rendimos? Por supuesto
que no, porque en ajedrez hay ideas
combinativas que nos permiten salvamos
incluso en una posición desesperada.
Por eso debemos darles un consejo muy
útil:
Cuando llegamos a una posicion dificil,
no tenemos que perder la esperanza.
Todo depende de nosotros, y casi siem­
pre hay una salida.
Veamos:

Juegan blancas y hacen tablas

¡Parece misión imposible, pero no lo es!


Debemos afirmar que coronar l.e8=\W no
es la solución, porque tras l...@g7, el
negro mantiene la amenaza de mate con
Wff6, y además amenaza a la torre de "b3".
Pues hay que encontrar algo mejor y más
profundo, así que la primera jugada es:

l.S:b8!, y tras l ... i>g7, sigue 2.e8tl:l!!


Juegan blancas y hacen tablas

A pesar de contar con una pieza de Ahora el negro no puede ir con su rey a la
menos, las blancas tambien tienen pro­ octava fila por ttJf6 y �g8 mate, sino que
blemas para defender el mate en "g2", y tiene que jugar 2 ...i>g6, y después
parece que las negras tienen una ventaja
3.�b6 f6 4.�f6 i>h5 5.�h6 i>h6 6.i>f6!!
decisiva. Pero las blancas encontraron un
c3 7.ttJd6! i>h5
recurso muy bonito para hacer tablas.
A 7...ii.e4, entonces 8.ttJe4 c2 9.ttJd6
1J:�e8!! tl:le8 2.Wlh7!!
cl=Wf lO.ttJf5 @h5 ll.ttJg7, tablas.
¿Y así es posible salvarse? Si, y además s.ttJes
es lo único.
Las blancas no tienen solamente el jaque
2 ... i>h7 3.tl:lf8 i>hS 4.tl:lg6 i>h7 5.tl:lf8 perpetuo (ltJg7 - ttJf5), sino también una
i>h8 6.tl:lg6 amenaza de mate mediante @g7 y ltJf6.
Por esto, el negro tiene que salvarse repi­
Tablas por jaque perpetuo. tiendo las jugadas 8 ...i>h6 9.ttJd6 i>h5
¡Ver para creer! 10.ttJe8, y tablas.

Cómo hacer tablas 175


Test 52 Cómo hacer tablas

619) Juegan blancas y hacen tablas 620) Juegan blancas y hacen tablas

621) Juegan blancas y hacen tablas 622) Juegan blancas y hacen tablas

176
623) Juegan blancas y hacen tablas 624) Juegan blancas y hacen tablas

625) Juegan blancas y hacen tablas 626) Juegan blancas y hacen tablas

177
627) Juegan blancas y tablas forzadas
628) Juegan blancas y hacen tablas
( ¡si quieren! )

629) Juegan blancas y hacen tablas 630) Juegan blancas y hacen tablas

178
53. El mate con alfil y caballo

Este mate es mucho mas difícil que cualquier otro. En algunos casos se necesitan unos
treinta y cinco movimientos para realizarlo, cuando las reglas vigentes, recordemos, li­
mitan el número de movimientos permitidos para dar mate a cincuenta jugadas. Por lo
tanto, es necesario ser muy preciso para evitar que cualquier error pueda comprometer
nuestra victoria, una vez que alcanzarla es ya solamente una cuestión de pura técnica.

El Método DELÉTANG:

Este método se debe al matemático francés Delétang, y es la forma más eficaz y segura
de ejecutar tan difícil mate. Consiste en encerrar al rey en tres triángulos (mayor, medio
y menor) que están formados por las casillas "h2"- "b8" - "h8" (el mayor); "h4" - "d8" ­
"h8" (el medio) y "h6" - "f8" - "h8" (el menor).

Ver los siguientes diagramas:

El triángulo mayor

El triángulo medio

179
El triángulo menor

El proceso ganador consta de tres etapas:

l. Conducir al rey hasta el borde del tablero.


2. Conducir al rey a la casilla de la esquina del mismo color que las controladas
por nuestro alfil.
3. Propinar el mate.

La mejor forma de comprender todo este nuestro caso se trata de la casilla "a8") a
proceso es mediante un ejemplo: la otra esquina del tablero (a la casilla
"h8"), porque esta esquina es del mismo
color que las casillas por las que se des­
plaza nuestro alfil. Para conseguir este
traslado, podemos ayudamos de una regla
nemotécnica que sin duda nos resultará de
mucha utilidad: el caballo se mueve tra­
zando el dibujo de una "W" (c7-d5-e7-f5-
g7); entretanto, el alfil se encarga de no
permitir al rey que escape de nuevo a su
esquina segura. Veamos:

1.�7 �b8 2.i.c5 �c8 3.i.a7!

Primera etapa: Para ganar es necesario La casilla de la esquina "a8" debe ser con­
forzar al rey a ocupar alguna de las filas o trolada, lógicamente, por el caballo, y la
columnas situadas al borde del tablero. En siguiente - casilla "b8"- por el alfil.
nuestro ejemplo, para no complicar exce­
(Ver diagrama siguiente)
sivamente las cosas al principio, el rey ne­
gro ha sido ya confinado en la octava fila
¡Esta es una imagen importante que con­
del tablero. viene retener!
Segunda etapa: Tenemos que conseguir
trasladar el rey de la esquina segura (en

180 El mate con alfil y caballo


Menor resistencia aún ofrecía la siguiente 7 �f7 S..id4 �es 9.�e6 �dS 10.i.b6
.•.

variante: 4...i>c8 5.tfle7 i>d8 6.i>d6 i>e8


7.i>e6 i>f8 (si 7... i>d8, seguiria enton­ Una vez más, el alfil y el caballo co­
ces 8.ib6 i>e8 9..h5 i>f8 10.'flf5 i>e8 operan para bloquear todas las casillas de
11.'flg7 i>f8 12.i>f6 i>g8 13. i>g6 i>f8 escape del rey negro.
14.!b4 i>g8 15.!c5 i>h8 16.tf\f5 i>g8
17.'flh6 i>h8 18.!d4 mate) 8.tf\f5 i>e8 10...�eS ll.ff5 �f8 12.i.c7 �eS 13.�7
9.!b6 i>f8 10.!c7 �e8 ll.'flg7 �f8 �f8 14.�f6 �gS 15.�g6 �f8 16.i.d6
12.i>f6 i>g8 13.i>g6 i>f8 14.!d6 i>g8 �gS 17.ff5 �hS
15.'flf5 �h8 16.!e7 �g8 17.tflh6 �h8
18.!f6 mate. La segunda fase terminó: el rey negro ya
está en la esquina negra.

5.�d6 �f7 6.�7 �f6 7.i.e3! Tercera etapa: una vez alcanzada esta po­
sición, podemos dar jaque mate en tan só­
El rey cubre las casillas "e6" y "eS", el lo tres jugadas:
caballo las casillas "f5" y "g6", y el alfil la
casilla "g5", por tanto el rey negro no 1S..te7 �gS 19.�6 �hS 20.i.f6 mate.
tiene posibilidades de huir hacia el centro
del tablero. Una posición instructiva. Para finalizar vamos a recordar tres no­
ciones básicas que le ayudarán en este ti­
po de final ante una defensa adecuada de
su adversario:

Centralice las piezas.


No podrá dar mate al rey en la esquina del
color opuesto a las casillas por las que se
desplaza su alfil.
Conduzca por tanto al rey contrario a la
esquina correcta: aquella del mismo color
que las casillas por las que se mueve su
alfil.

El mate con alfil y caballo 181


631)
A. Shariyazdanov.- D. Peranic
Croacia 1998

Posición después de la jugada 56 del negro.


¿Cómo se defmió la partida?

632)
M. Krasenkow- B. Macieja
Polanica Zdroj 1998

Posición después de la jugada 69 del negro.


¿Cómo terminó la partida?

633)
T. Shaked- A. Morozevich
Zagan 1997

Posición después de la jugada 81 del


blanco. ¿Cómo se defmió la partida?

182
634)
V. Georgiev - l. N ataf
Andorra 1997

Posición después de la jugada 55 del negro.


¿Cómo terminó la partida?

635)
B. Abramov- A. Kosteniuk
Moscú 1996

Posición después de la jugada 76 del negro.


¿Cómo terminó la partida?

636)
A. Kim - J. Ulko
Moscú2002

Posición después de la jugada 59 del


blanco.
¿Cómo terminó la partida?

183
54. El zugzwang

En el ajedrez, como en la vida, a veces ocurre que alguien, haga lo que haga, se queda
en desventaja. Esto se conoce con el vocablo alemán zugzwang (Zug =jugada + Zwang
= compulsión, obligación).

El libro Teoría y doctrina del ajedrez, de Miguel Calderón, lo explica así: "Sabido es
que en el ajedrez, a diferencia de lo que sucede en algunos juegos de cartas, no se puede
renunciar al tumo de mover una pieza, o sea no se puede decir "paso" y ceder el tumo al
contrario, de manera que el derecho de jugar por tumos constituye al mismo tiempo una
obligación ineludible para cada jugador. Pues bien, si es cierto que normalmente el
derecho de mover una pieza es un factor positivo que beneficia a quien lo tiene, puesto
que puede emplearlo para desarrollar su juego, atacar o defenderse, o bien para preparar
alguna combinación, hay casos excepcionales en que la necesidad de mover alguna
pieza puede constituir un elemento negativo y aun desastroso para quien ejercita ese
derecho".

Es incluso posible, aunque sumamente ra­ l.b5! ila7


ro, que ambos rivales se encuentren si­
multáneamente en una situación de zug­ Si l...ilxb5?, 2.fld6, o si l...Wfxb5?,
zwang. No es este el caso, sin embargo, 2.flc7, ganando en ambos casos.
del diagrama siguiente:
2..ie3 i/as 3.i/e7!!

Jugada clave. Ahora las negras están en


zugzwang, pues no tienen ninguna jugada
útil.

3...h6 4.h3! h5 5.h4

Y ahora las blancas ganan en todas las


variantes:

a) 5...Wfd5 6.flc7!
b) 5...Wfc8 6.flb6!
Juegan blancas e) 5...Wfc6!? 6.flb6! (y no 6.bxc6??,
pues el rey negro quedaría ahoga­
La posición es muy interesante: el blanco do) 6...i>b7 7.bxc6, con ventaja
tiene tres piezas ligeras por la dama, pero abrumadora.
el negro amenaza capturar el caballo cla­
vado en "d7", y además dispone de un La posición siguiente pertenece a la par­
peón pasado en "e4". Entonces la pre­ tida entre Szabo y Korensky, disputada en
gunta es: ¿quién está mejor? Bien, trata­ Sochi en 1973. Después de 42 jugadas, se
remos de dar una respuesta a continua­ alcanzó la situación que refleja el dia­
ción: grama:

184
·57.e5 q;f5 58.fxg5 q;g5 59.q;c5 q;f5
60.!J..c6 J.n

Después de 60...ic6, las blancas ganan


fácil: 61.�c6 �e5 62.�b5.

61.q;d6 Ab3 62..id7 q;e4 63.e6 q;d3


64.e7 J.n 65.ia4 q;c4 66.q;d7 q;b4
67.b3

Y las blancas ganan. ¡Un final muy ins­


tructivo!
En la posición que sigue, parece que el
Juegan blancas negro tiene ventaja decisiva, porque su
peón "b2" esta a punto de coronar. Pero el
Sin duda el blanco está mejor, porque el negro tiene un recurso muy bonito para
negro tiene tres peones en las casillas ganar la partida, por supuesto ¡gracias al
blancas obstaculizando los movimientos zugzwang!
de su propio alfil, y expuestos a los ata­
ques del alfil contrario. La victoria es so­
lamente cuestión de técnica, y para conse­
guirla será muy útil recurrir al zugzwang.

43..ieS!

¡Empieza a tejerse el zugzwang!

43...q;e7

No hay otra jugada.

44..ic6 q;d6 45..ib7!


Juegan blancas y ganan
El negro se ve forzado a perder material.
l.�c7 q;e5
45...f6
Si l...�d6, gana 2.ltJb5 y tt:lc3.
Si 45...a4, entonces 46.ia8!
2.�b5! bl'IW 3.J.b8 q;e6
46.gxf6 J.f1 47.J.cs .tgS 48.J.g4 if1
49.J.cs .tgs 50..lh3 .tn 5l..tg4 .tes No vale 3...�d5, por 4.tt:lc3+, ni tampoco
52.J.f3 J.n 53.J.dl q;e6 3...�e4, por 4.tt:lc3.

Si 53...ie6, entonces sigue 54.ixa4 ifl 4..if4!!


55.ib5 ie6 56.ie8, con ventaja decisiva.
La clave. El negro esta en zugzwang, o
54.!J..b3 q;f6 55.J.d5 .tes 56.e4 g5 57.e5 meJor dicho, no tiene la jugada útil,

El zugzwang 185
porque el blanco amenaza mate en "c7", y l.gb5! �b6
prácticamente hay que defenderlo con la
jugada que pierde la partida. La única jugada, porque si �a7, entonces
2.ga5 �b8 3J:'!:a8 mate.

2.J.b6!
Otra opcion era 4...�d5, pero después de
5.'Llc3, las blancas ganan la dama. Solamente así las blancas pueden ganar,
ya que después de 2J�b6? cbc8 son tablas,
porque las negras van a capturar uno de
los alfiles.
Las negras abandonaron. El siguiente
ejemplo es un final artístico del famoso
compositor ruso A. Troitski:
Ahora la situación esta más clara: la torre
negra está encerrada.

Las negras están en zugzwang, y sola­


mente pueden hacer jugadas de rey y
peón.

6. . cbc6 7.gd1 cbb5 s.gcl cba4 9.gb1 h5


.

10.cbg3 h4 11.cbg2

Juegan blancas y ganan Ganando.

186 El zugzwang
Test 54 El zugzwang

637) Juegan negras y ganan 638) Juegan blancas y ganan

639) Juegan blancas y ganan 640) Juegan negras y ganan

641) Juegan blancas y ganan 642) Juegan blancas y ganan

187
Soluciones

18 9
Test 26 Torre contra alfil (calidad de ventaja)

301) El negro tiene posibilidades de ahogado, así que hay que jugar con cuidado.
l.@gS!! (a 1 'il,a7?, ie4 2.@h6 .ib7!, y tablas) l...J.g2 2J�g4 (si 2.'il,a7?, .ie4,
tablas) 2...J.f3 3.'il,f4, y ganan. Se amenaza 4.@h6 y mate, y el alfil no puede
controlar la diagonal "b 1-h7", ni tampoco la casilla f8).

302) l.h8Wi! 'il,xh8 2.idS 'il,h2 3.ig2!! (ambos bandos están en zugzwang) 3...'il,hS
4.idS 'il,h2 S..ig2 @b3 6.idS @a3 7..ig2. Tablas. Una posición teórica muy
importante.

303) l.c6! h2 2.b4 @gl 3J��xh2 @xb2 4.bS! @g3 (a 4....ixb5, 5.cxb7, y a 4...bxc6,
5.bxa6, ganando) S.@f6 @f4 6.@e7 @es 7.bxa6! bxa6 8.@d7 aS 9.@xc7 a4
10.@d7 a3 ll.c7 a2 12.c8Wi a1Wi 13.Wih8, y ganan.

304) l.@f4 .id6 2.@fS .icS 3.'ll,c 1 .ie3 4.'il,c4 .igl S.'il,a4 .ib6 6J�e4 .igl 7.'il,c4 .ie3
8.@e4 .id2 9.'il,c2 .ih6 10.'il,h2 .ig7 (a 10...@g4?, 1 1.h5! zugzwang 1 1...@g5
12.'il,g2 @xh5 13.@f5, y ganan) 11.@f4! .if8 12.@f3 .ia3 13.'il,a2 .ie7 14.'il,e2
.id8 (a 14....ixh4, 15.'il,h2 �g5 16.'il,h 1 @h5 17.@f4, y ganan) 1S.'il,d2! .ic7 (si
15....ie7, 16.�f4) 16.'il,d4 .ib8 17.@g2!, y ganan.

30S) l.'il,b7 .ic2 2.@gS .id3 3.@b6 @g8! 4.'il,g7 @f8!! (a 4... Wh8, 5.'il,d7 .ic4 6.'il,d8
.ig8 7.�g5 Wg7 8.'il,d7 Wh8 9.�g6 .ib3 1ü.'il,h7 �g8 11.'il,c7 Wh8 12.h6 id5
13.'il,h7 �g8 14.'il,e7 Wh8 15.h7, y ganan) S.'il,g3 .ie4. Tablas, ya que el negro
controla la casilla "g6".

306) Gradshtein - Avni, Israel 1984.


En la práctica muchas veces ocurre que ambos jugadores desconocen este final
con un peón lateral. Un caso lo tenemos en esta partida. Las blancas hicieron
rápido l.h4?, y después de l...Wh5 2.Wg3 .ie7!! (si 2...c2, primero 3.'il,c5, y
luego 4.'il,xc2) 3.Wh3 c2 4.'il,xc2 .ixh4 5.'il,c5 .ig5, y la partida terminó en
tablas. En lugar de l.h4?, la victoria se conseguía fácilmente con l.@g3! .leS
2.@g2 .if6 3.@f3! @bS (a 3...ig7, 4.h4, y ganan) 4.@e4 (y no 4.Wf4, por
4....ig5, con idea de 5....id2) 4...@gS S.'il,c7 .ih8 (si 5...�g6, 6.'il,c6 Wg5 7.h4, o
5... Wh4 6.Wf5 .id8 7.'il,xc3, y ganan) 6.h4 @g4 7.hS c2 (a 7... Wg5, 8.'il,c5 Wh6
9.Wf3, ganando) 8.'il,xc2 @xbS 9.'il,h2, y las blancas ganan.

307) Lputian - Sidef Zade, URSS 1979.


El plan ganador es hacer g4 en el momento exacto. l.'il,gl! (no inmediatamente
l.g4, porque después de los cambios, el final con el peón blanco en "g4", y el
negro en "g6", es tablas teóricas) l....id4 2.'il,g2 Wg7 3.g4! fxg4 (si 3...hxg4,
4.hxg4 fxg4 5.'il,xg4, con idea de 6.f4-f5) 4.hxg4 @b6 S.gxhS! (a 5.�f7?, h4
6.'il,d2 .ie3 7.'il,d6 �g5 8.'il,xg6 Wf4, y el negro tiene contrajuego) S... gxhS (a

190 Soluciones
5...1ilxh5 6.1itf7 g5 7.�h2 mate) 6.'it>fS h4 7J��d2 .ic3 8.:S:c2 .ie1 9.:S:c6 'it>g7
10.'it>gS .ig3 ll.f4 h3 12.:S:g6! 'it>f7 13.:S:b6 h2 14.'it>g4, y las blancas ganaron.

308) l.g4!! fxg4 (a l...hxg4, 2.h5 gxh5 3.1ilxf5, ganando) 2.fS!, y ganan.

309) 1.:S:a2 .ig1 2.:S:b2 (a 2.1ilxg1??, e2, y ganan) 2 .ih2 3.:S:f2!! .ig1 4.'it>xg1 e2
.•.

SJ�g2! 'it>f4 6.:S:xe2. Tablas.

310) U�f2 <i>g3 (a l...lith3 (h1), 2.\itdl! litg3 (g1) 3J%c2! i.b3 4.\itcl, tablas) 2.:S:c2!,
y tablas.

311) t.<i>d1!! :S:b2 2.<i>e1 :S:xg2 3.<i>fl :S:b2 4.<i>g1 :S:h3 s.<i>g2 :S:bS 6.0, y tablas, ya
que ni la torre negra ni el rey pueden entrar en el campo de las blancas.

312) Sakharov- Poliak, URSS 1962.


l.:S:b8 .ig8 2.'it>gS 'it>g7 3.:S:b7 <i>h8 4.<i>g6 .ic4 S.:S:h7 <i>g8 6.:S:d7 <i>h8 7.h6
.ib3 8.h7. Las negras abandonaron.

Test 2 7 Torre contra caballo (calidad de ventaja)

313) 1.:S:a2 <i>e7 2.:S:f2 �g3 3J�f3 �h1 4.ci>g6 ci>e6 S.<i>gS <i>eS 6.<i>g4 'it>e4 7.:S:fl, y
ganan.

314) l.:S:d7 <i>a6 (a l...litb8, 2.�b7 litaS 3.�b3 tLlc4 4.�c3 tLle5 5.<i>c7, y ganan)
2.:S:d3 �c4 3.'it>cS �eS (si 3... tLla5, 4.�a3, y ganan) 4J�dS! �f3 S.:S:fS! �d2
6.:S:f4 <i>as 7.:S:b4!! <i>a6 (a 7... tLlfl, 8.�b1, o a 7... tLlf3, 8.�b3, y ganan) 8.:S:a4
ci>b7 9.:S:f4 �b3 10.<i>b4 �c1 11.<i>c4! �e2 12.:S:g4 ci>c6 13.ci>d3 �c1 14.<i>c2
�a2 1S.:S:a4, y las blancas ganan.

31S) l.:S:b2 fS 2.<i>d3 �a3 (2... tLle1 3.1ite3 f4 4.1ile4 1ilxa6 5.�e2, ganando) 3.:S:b3, y
ganan.

316) t.'it>e4! d1� 2.:S:xd1 �f2 3.<i>fS �xd1 4.<i>g6! �e3 S.e7 <i>d7 6.<i>f7, y ganan.

317) 1.:S:d2 <i>o 2.:S:d1 <i>f2 3.'it>g6 g1� 4.:S:xg1 <i>xg1 s.<i>f7 'it>f2 6.<i>e8 <i>e3 7.'it>d8
<i>d4 8.ci>c7 <i>cs 9.ci>b7 ci>bS 10.a3! <i>as (eS) ll.a4, y las blancas ganan, ya
que el negro está en zugzwang.

318) Suba- Chiburdanidze, Dortmund 1983.


La ex campeona del mundo perdió este final así: 1 <i>hS 2.:S:a4. A 2.1ifh3, tLle4
•.•

3.�a5 g5! 4.g4 (a 4.hxg5 tt:lxg5, y tablas) 4... fxg3 5.�e5 g2 6.1itxg2 tLld6!
7.hxg5 tLlf7, y tablas. 2 <i>g4 3.<i>g1 �fS 4.<i>f2 �g3 (a 4... tLlxh4?, 5.g3, y
.•.

ganan) S.:S:b4 �h1! Esta es la jugada que hace tablas. Chiburdanidze jugó
5 ... tLlf5? 6.�e4 g5 (a 6... tLlg3, 7.�e6 g5 8.hxg5 \itxg5 9.1itf3, etc.) 7.hxg5 1ilxg5

Soluciones 191
8.l'!e5 �g4 9.l'!e8 ttJh4 10.l'!g8 �f5 ll.�e2 �e4 12.g3! ttJf3 13.l'!g4 ttJd4
14.�f2 tt'le6 15.gxf4 ttJd4 16.f5, y aquí se rindió. 6.�el ttlg3 7J�b6 �xh4
8J�hg6 ttle4, con idea de 9.... ttlg5, y tablas.

319) Heim- Plachetka, Salónica 1984.


l..J�c2 2.�f3 gc3! 3.ttle2 gc7 4.ttlf4 �e5 5.�e2 �e4 6.f3 �e5 7.�f2 gc4!
8.ttlg6 �f6 9.ttlf8 �e5 10.ttlg6 �xd5 ll.ttlxe7 �e6 12.ttlg6 �f6 13.ttlf4 gxf4
14.exf4 �g6, y las negras ganaron el final de peones.

320) l.�f2 (a l.l'!d4?, ttJf5 2.l'!d3 �h6 3.l'!h3 �g7, y tablas) l...�h6 2.�g3 �g5 (a
2...ttJf5, 3.�f4 tt'lg7 4.l'!hl, ganando) 3J�Ul! (si 3.l'!d5, f5 4.l'!d4 f4 5.l'!xf4 ttJf5 y
6... tt'lh6, tablas) 3...ttlf5 4.gxf5! �xf5 5.�h4 (zugzwang), después de una
jugada de rey, sigue 6.h6, ganando.

321) l.ttle3 gd3 2.�c2! gxe3 3.ttld8! ge2 (a 3...�b8, 4.�d2 l'!e4 5.�d3 !!el
6.�d2, tablas, o 3...e5 4.ttJf7, con idea de �d2 y �d3) 4.�d3 gel 5.�d2 ge4
6.�d3 ges 7.�c3! gc5 8.�b4 ge5 9.�c3, tablas.

322) Buecker - Gallego, Martinenc 2001.


l.ga4 �e5 (a l...�f5, 2.l'!a5 �e6 3.�g3, ganando) 2.ga5 �e6 3.�g3. Las
negras se rindieron, ya que a 3...�d6, sigue 4.�g4, y a 3...ttJf6, 4.l'!xg5.

323) Bakhrakh- Yurenko, Sochi 1994.


l.gh5 �c6 2.�c4 tL'lb7 (si 2...ttJd7, 3.l'!a5, ganando) 3.gh6 ttld6 (si 3...�c7,
4.�b5, ganando) 4.�d4 �c7 5.�c5. Las negras se rindieron, ya que a 5... tt'lb7,
sigue 6.�b5, y a 5... tt'le4, 6.�b5 ttJd2 7.l'!h3.

324) Khalifman - Lautier, Tallinn 2002.


l...e2! (si l...�f2?, 2.b6 e2 3.l'!e8 el'IW 4.l'!xel �xel (a 4... tt'lxel, 5.�c3,
ganando) 5.�e4 (a 5.b7?, tt'le5 6.�e4 ttJd7, con tablas) 5... tt'lg5 6.�d5, ganan­
do) 2.�e2 ttld4 3.�d3 ttlxb5 4.gf5 ttld6 5.gxh5 �g4 6.gd5 ttlf5 7.�e4 ttlg3.
Tablas.

Test 28 Una torre contra uno o dos peones

325) l.gh2! a3 2.*e5 a2 3.�d4 �bl 4.�c3 al� 5.�b3!, y ganan.

326) l.h6!! gxh6 (es igual l...g6, y si l...�b2, 2.hxg7 al'IW 3.g8'\W '!Wcl 4.�d3, y
ganan) 2.�c3 al� 3.�b3, y ganan.

327) l.d3! �xd3 (si l...�c3, 2.l'!al) 2.gal b2 3.ggl! �e3 4.gbl! �d3 s.ggl, y
tablas. Las negras no pueden progresar.

192 Soluciones
328) t.c�d7!, amenazando 2.�e7 (si l.�d6?, !'!h8! 2.c6 bxc6 3.�e6 �c5 4.�f6 �d6
5.�g7 �e7! 6.�xh8 �f7, tablas) l J�h8 2.<tt>d6! <tt>c4 (si 2... �e4, 3.�e6 �d4
.•

4.<tt>f6, y ganan) 3.c6! bxc6 4.<tt>e5! <tt>c5 5.<tt>e6 a6 6.a3 a5 7.a4, y ganan.

329) L. Roos- Gobet, Francia 1984.


l...a5! 2.<tt>g7 :13h8! 3.<tt>g6 (si 3.�xh8, �f7 4.h4 �f8 5.h5 �f7 6.h6 b6 7.b4
axb4 8.a5 b3 9.a6 b2 IO.a7 b 1Wi'll.a8Wf Wlb2 mate) 3...<tt>e 7 4.<tt>g7 <tt>e 8 5.h4 (si
5.�g6, �f8, es igual que en la partida) 5...<tt>e 7 6.<tt>xh8 <tt>f8! (si 6...�f7?, 7.h5
�f8 8.b4 axb4 9.a5 b3 IO.a6 bxa6 ll.h6, y tablas) 7.b4 axb4 8.a5 b3 9.a6 bxa6
10.h5 b2 ll.h6 <tt>e 7 12.<tt>g7 bl'IW, y ganan.

330) t.<tt>d6!! d2 2.<tt>c7 dl'IW 3.:13a6 bxa6 4.b6 <tt>a 8 5.b7 <tt>a7 6.b8'1W y mate.

331) Moldojarov- Samoschanov, Rusia 1974.


66.:13g6! a4 67.<tt>e3 a3 68.<tt>f4 a2 69.:13g3 .ie6 70.:13h3! .ixh3 71.g3 mate.

332) 1.:13a3! (y no l.axb5? �xal 2.b6 a4 3.b7 a3 4.b8Wf a2, con tablas) l <tt>xa3 (si .•.

l...b4, 2.!:H3 b3 3.Eí:f5, y ganan) 2.axb5 a4 3.b6 <tt>a2 4.b7 a3 5.b8'1W, ganando.

333) 1J�g5! (si l.Eí:g8? b2 ) l. hxg5 (a l...b2 2.Eí:xf5 b 1Wi'3.Eí:a5 Wfa2 4.Eí:xa2 �xa2
= •.

5.f5, y ganan) 2.h6 b2 3.h7 bl'IW 4.h8'1W <tt>a2 5.'\Wa8 <tt>b2 6.'1Wb7 <tt>c2 7.'\Wxbl
<tt>xbl 8.fxg5, y ganan.

334) l.b5! cxb5 (si l...�b7, 2.bxc6 �xc6 3.Eí:b5!, y ganan) 2.:13xb5! �xb5 3.c4
<tt>xc4 4.<tt>c2 <tt>d4 5.g5 <tt>e5 6.g4 <tt>e6 7.d4, y ganan.

335) A. lpek- D. Bojkov, Estambul 200 l.


75... g2! (75 ... exd5 76.e6 g2 77.e7 glWf 78.e8Wf es menos claro) 76.:13dl <tt>xf4
77.<tt>b4 <tt>g3 78.<tt>c5 f4 79.<tt>d6 f3 80.<tt>xe6 f2, y las blancas abandonan.

336) R. Kalod- M. Vokac, Opava 2000.


75..ixe2 <tt>xe2 76.<tt>b5 <tt>d3 77.<tt>c6 <tt>c4 78.<tt>c7! (si 78.�xd6?, Eí:xh6 79.�c7
�xd5 80.b8Wi' Eí:h7 8 1.@c8 Eí:h8 82.@b7 Eí:xb8 83.�xb8 �c6 84.�xa7 �c7, y
tablas) 78 J��h7 (también pierde 78...�xd5 79.b8Wi' Eí:xb8 80.�xb8) 79.<tt>b8!
•.

:13xh6 80.<tt>xa7 :13h7 8t.<tt>b6, y las negras abandonan.

Test 29 Una torre contra dos peones ligados

337) t.<tt>g7 :13a8 2.<tt>h7 <tt>f6 3.f8'1W! :13xf8 4.g7 :13ti 5.<tt>h8 :13xg7, ahogado.

338) l.b5 :13b4 (si l...Eí:e5, 2.a6 Eí:xb5 3.a7 Eí:a5 4.�e7, y tablas) 2.<tt>e7! (a 2.�e8? (o
2.a6? bxa6 3.bxa6 fub6, y ganan negras) Eí:xb5 3.�d7 Eí:c5!, y ganan) 2 :13xb5 •••

3.<tt>d6! (para evitar 3... Eí:c5) 3 :13f5 (a 3...Eí:xa5, 4.�c7) 4.<tt>c 7 :13ti 5.<tt>b8 <tt>f3
•••

6.<tt>a7 <tt>e4 7.a6 <tt>d5 8.axb7 <tt>c6 9.<tt>a 8 :13xb7, y ahogado.

Soluciones 193
339) El blanco tiene una enorme ventaja de material, pero su rey está muy mal
colocado.
l.�a3! �xa3 2.�bl �b2 3.�cl �xbS 4.g5! (4.�d2? pierde por 4...�b4)
4...�f8 5.�d2 �b4 6.�e3 �c5 7.�f4 �d6 S.g6! (única; si 8.�f5?, �a8 9.g6
�a5, y ganan las negras) S ... �e6 (si 8...�xf6, 9.�g5 �e7 10.g7 �fl ll.g8lü!, y
tablas) 9.�g5 �aS lO.ti �e7 ll.�h6 �bS, y tablas.

340) l.d7 �d5 2.e4! �xe4 3.e6 �f5 4.e7 �d6 5.�h5 �xd7 6.e4!, y ganan.

341) 1JM7! �g6 2.�dl �g5 3.�e5 �g4 4.�e4 a2 5.�gl �h3 6.�f3 �h4
(6...�h2? pierde por 7.�al) 7.�f4 �h5 S.�f5, y tablas.

342) l.�f5 �h4 2.�f4 �h3 3.�f3 �h2 4.�e3! �g3 5.�gl �h2 6.�bl, y tablas.

343) l.�d2 �bl 2.�c3 �el (no valen 2 ... g2 ó 2 ... h2, por zugzwang después de
3.�dl y 4.�gl ó 4.�hl) 3.�a2 �dl (si 3...�bl, 4.�e2, ganando) 4.�d3 �el (a
4...�el, 5.�e3 y 6.�f3) 5.�e3 �bl (5...h2 6.�al �b2 7.�hl; ó 5...g2 6.�f2, y
ganan) 6.�e2 h2 7.�el �c2 S.�f3, y ganan.

344) l.�d4! �b3 (si l...éüf5, 2.�e4 lüxg5 3.f7, y ganan) 2.�e5 �c4 3.g6 �el
4.�d6 �gl (a 4...éüdl, 5.�e7 lüel 6.�f7, gana) 5.g7! (y no 5.f7? lüxg6 6.�e5
lüg5 7.�e4 lügl, tablas) 5 �d4 6.�c6!! (amenaza 7.f7) 6...�c4 7.�d7 �d5
.•.

S.�eS �e6 9.ti �al lO.f8tl.)!, y ll.gS�, y ganan.

345) l.ti �c4 2.�b6 �f6! 3.�c7 (3.�a5?? �c5 4.e7. A 4.�a4, �d6, y ganan
negras) �xf7 5.e8WI' �a7 mate) 3...�d5 4.�d7 �e5, y tablas.

346) l.�el a3 (si l...�xg6, 2.�xd6 c3 3.�c5 b3 4.�b4, y ganan) 2.�e6 a2 (a


2... �xg6, 3.�d5 c3 4.�c4, y ganan) 3.�f5 b3 4.�g5! b2 (a 4...d5, 5.�f5 �h6,
(ó 5... �f8 6.�f6) 6.�e7, ganando) 5.�e7 �f8 6.�f6 bl� 7.g7 �gS S.�eS �h7
9.�hS mate.

347) S. Mohammad- M. Tomb, Beirut 2000.


64.�xti! �xti 65.e6 �f8 (si 65...�a7, 66.f7 �al 67.e7, y ganan) 66.e7 �eS
67. �e6, y las negras abandonaron.

34S) F. Molchanov- D. Kochurov, Toljatti 2000.


66...�f3! 67.�el �aS! (si 67...�e3?, 68.d8WI' �al 69.WI'dl, ganando) 6S.c6 �e3
69.�dl (69.c7?? �al mate) 69...�d3 70.�cl �c3 71.�bl �bS 72.�a2
(72.�cl �a8) 72...�aS, y tablas.

Test 30 Torre y peón contra torre

349) l.�h7 �g5 2.g7 �aS (si 2...�g6, 3.�h8) 3.�ti �a7 4.�e6 �a6 5.�d5! (a

194 Soluciones
S.@eS?, E:g6, y tablas) S...E:g6 6.@es @g4 7J:th1!, y ganan.

3SO) l.E:e7! (si l.E:d7?, @bS 2.@b7 @es 3.@c7 E:a8! 4.E:g7 @ds s.@d7 @es 6.@e7
@fs 7.@f7 E:h8 tablas) 1...@bS 2.@b7 E:f8 3.E:g7 @es 4.@c7 @dS s.@d7 @es
6.@e7 E:h8 7.E:gS @f4 8.E:hS @g4 9.E:h1, y ganan.

3S1) 1.@g4! (si l.E:e8, E:f4 2.@gS @g3 3.E:e7 @f3, y ganan las negras) 1...e3 2.E:a3
e2 3.E:a1 @g2 (a 3...E:fl, 4.E:a2, tablas) 4.E:e1 @h2 S.E:a1, y tablas.

3S2) l.E:b3! @g2 2.@g7 @f2 3.@f6 @e2 4.@es @d2 s.@d4 @c2 6.E:c3 @d2 7.E:b3,
y tablas.

3S3) 1.@b4 E:eS 2.@c4 @e4 3.E:ti! (si 3.E:g7?, @fS, tablas) 3...@e3 4.E:g7 @e4
S.E:h7 @e3 (y no S...@fS por 6.E:hS) 6.E:ti @e4 7.E:fl, y ganan.

3S4) Vaisman- Adamski, Bucarest 198 1.


l.E:e4! @f6 2.@c3 @rs 3.E:e3 @f4 (si 3...E:c7, 4.@d4 E:b7 s.@cs @f4 6.E:h3
@eS (o 6. . . E:b8 7.b4 E:c8 8.@d6 E:b8 7. @c7, ganando) 7.E:hS @e6 8.E:h6 @es
9.b4, y ganan) 4J!e1 E:c7 S.@d4 E:b7 6.@c4 E:c7 7.@dS E:b7 8.E:b1!, y ganan.

3SS) 1.E:e3! @f6 2.b3 @gS 3.@a2 @f6 4.@a3 E:a8 s.@b2 E:b8 6.@c3 E:c8 7.@d4
E:b8 s.@cs E:c8 9.@d6 E:b8 10.E:f3 @gs ll.@cs E:c8 12.@d4 E:b8 13.@c3 E:c8
14.@b2 E:b8 1S.E:fl @g6 16.@c3 E:c8 17.@d4 E:b8 18.@c4 E:c8 19.@dS E:b8
20.E:b1! rtlti 21.b4 rtle7 22.rtlc6 rtld8 23.E:d1 rtle8 24.bS, y ganan.

3S6) l.E:c4 (si l.E:cS, @d6 2.@a4 E:a8 3.@bS E:b8 4.@c4 E:b7 S.bS E:c7, y tablas)
1...rtld6! (no l...E:b7? 2.E:c8!, ni l...E:h8? 2.bS!, y ganan blancas) 2.rtla4 rtldS
3.E:cS rtld6 4.rtlaS E:a8, y tablas.

3S7) 1.rtld3! (si l.E:c2?, @d6!! 2.E:e2 @dS! 3.E:d2 @es 4.E:e2 @fS S.E:f2 @g4, y
ganan) l...rtldS 2.rtlc3! rtle4 3J::tc2, y tablas.

3S8) 1.rtlc2 rtlh2 2.@d3 rtlh3 3.rtle4 rtlh4 4.@fS rtlhS S.E:f8!, y ganan.

3S9) R. Ponomariov- M. Krasenkow, Bled (ol) 2002.


67.E:f6! rtlg3 68.gS E:h8 69.E:h6 E:a8 70.E:h7, y las negras abandonaron.

360) R. Ponomariov- R. Hübner, Estambul 2000.


72.E:g8! E:fl 73.rtlg7 E:g1 74.rtlh8, y las negras abandonaron (si 74...E:h 1, 7S.h7
@e7 76.@g7 E:g 1 77.@h6 E:h 1 78.@g6, ganando).

Test 31 Torre y peón contra torre y peón

361) Posición que se da a menudo en la práctica: el peón propio impide hacer tablas.

Soluciones 195
l..J:!fl 2.'it>e6 E:e2 3.@f5 g4 4.@g6! (sería un error 4.f7?, por 4...@f8 5.@f6 E:f2
6.@g6 g3 7.E:b8 @e7 8.E:e8 @d7 9.E:e3 (si 9.f8W, E:xf8 10.E:xf8 g2!, y ganan
negras) 9...g2 10.E:g3 @e7, y tablas) 4...E:f2 S.ti @f8 6.E:b8 @e7 7.E:e8, y ga­
nan.

362) l.E:b7! (si l.E:g7, @f8 2.E:g5 @f7, y no está claro si las blancas pueden ganar)
l E:xb5 2.@g6 @f8 3.h6 E:bl 4.E:b8 @e7 5.h7, y ganan.
•••

363) l.@b7 E:b2 2.@a7 E:c2 3.E:h5 @a4 4.@b6 E:b2 s.@a6 E:c2 6.E:h4 @a3 7.@b6
E:b2 s.@as E:c2 9.E:h3 @a2 10.E:xh2!, y ganan.

364) l.E:a3! @b4 2.E:a5 @g4 3.@fi E:fl 4.@g6 E:el 5.E:a4 @b3! 6.@f6 E:fl 7.@gs
E:gl 8.@b5 E:el 9.E:a3 @g2 10.E:xa2 (cumpliendo el primer paso, la eliminación
del peón) 10...@f3 ll.E:a7 E:e6! 12.@g5 @e4 13.E:b7! @es 14.E:d7!!
(zugzwang) 14 @e4 15.E:dl @f3 16.E:fl @e2 17.E:ti, y ganan (ahora es fácil:
.•.

el plan es @f5 - @f6 - @g7 - @f8).

365) l.@gS (si l.E:h4, @d7 2.E:d4 @e6 3.E:e4 @f5 4.E:e3 @g4 (4 ... E:xe3? 5.@g8!)
5.E:xf3 @xf3 6.@g7 @g2 7.f8W h2, y tablas) l...E:g3 2.@h8! E:f3 3.E:h7 @b6 (si
3 ... @c6?, 4.@g8 E:g3 5.E:g7 E:xg7 6.@xg7 h2 7.f8W!, y ganan debido al jaque
en "a8") 4.@g7 E:g3 s.@f8 (si 5.@f6, E:f3 6.@g6 E:g3 7.@f5 E:f3 8.@g4 E:fl
9.@xh3 (o 9.@g5 h2) 9 ... @c6!, y tablas) 5 @c6 6.@e7 E:e3 7.@f6 E:f3 s.@g7
..•

E:g3 9.@h8 E:f3 lO.@gS E:g3 ll.E:g7!, y ganan.

366) l.d6 gg7 (si l...gg6, 2.gf8 @g7 3.d7, gana) 2.gh3 @gS 3.gg3! gxg3 4.d7, y
ganan.

367) l.E:h3 @g7 2.E:g3! E:xg3 3.a7 E:gl 4.@b2 E:g2 s.@xb3, y ganan.

368) l.E:xc5! E:xc5 2.ti E:c6 3.@e5 E:c5 4.@e4 E:c4 s.@f3 E:cl (o 5 ... E:c3) 6.@g2, y
ganan.

369) l.@b2!! (la diferencia con @b3 es crucial: l.@b3? @fl! 2.E:e7 @f2 3.E:h7 @e3
4.E:h3 @d2 5.E:h7 @d3 6.E:d7 @e4, y tablas; también después de l.E:d7? @f3
2.@b3 @e4, o de l.E:f7? @g3 2.@b3 @g4, son tablas), ahora las negras tienen
distintas alternativas, pero ninguna suficiente:
a) l. .. @gt 2.gd7 E:b4 3.@c3 E:c4 4.@d3 @n 5.E:e7 (zugzwang) 5...E:c6
6.@d2! E:d6 7.@c3, y ganan.
b) l. .. @g3 2.E:d7 E:b4 3.@c3 E:c4 4.@b3!, y ganan.
e) l E:b4 2.@c3 E:c4 3.@d3 @f3 4.E:d7! (4.E:f7? @g4 y 5...@f5 tablas) 4...E:c6
•••

5.E:e7 @f4 (si 5... b4, 6.E:e3 @f4 (si 6 ... @f2, 7.E:e2 y 8.E:c2) 7.E:e4 y 8.E:c4; y si
5...E:cl, 6.@d2 E:c4 7.E:e3 y 8.E:c3, ganando) 6.@d4 b4 (a 6...@g4, 7.E:e4 gana;
a 6...@f5, 7.E:e5 y 8.E:c5 gana; y a 6... @f3, 7.E:e3 y 8.E:c3 también gana) 7.@d5,
con idea de 8.E:e4 y 9.E:c4, ganando.

196 Soluciones
370) Kasparov- Karpov, Moscú 1985.
62,g¡>el ca!lg2 63J:�g5 g3 64J�h5 gf4! 65.ca!le2 �e4 66.ca!ld3 ca!lf3 67.�hl g2
6SJ�h3 ca!lg4 69.�hS gr4 70.ca!le2 �hf5, y las blancas abandonaron.

371) V. Korchnoi- G. Kasparov, Londres 1985.


65...ca!le5! (si 65...g 1Wl, 66Jhg 1 �xg 1 67.d6 @e5 68.d7 �g7 69.@e8 @e6
70.d8GtJ, y tablas) 66.d6 �e6! 67.ca!ld7 (a 67.@fl, �xd6 68.�gl �d2, y ganan)
67..Jhd6 6SJhd6 gl� 69J�e6 ca!lf5 70J�d6 �a7 7l.ca!ldS ca!le5 72J�g6 �a5
73.ca!ld7 �a4 74.ca!le7 �h4 75.ca!lf8 �dS 76.ca!lr7 ca!lf5 77J��h6 �d7, y las blancas
abandonaron.

372) O. Dobierzin- T. Zoltek, Zakopane 2000.


67...d2 6S.f5 ggl 69,gd7 ca!le3 70.f6 gg6! (a 70...d 1Wl, 7 1.�xd 1 �xd 1 72.@g5
@e4 73.fl �fl 74.@g6 @e5 75.@g7, y tablas) 71.rl (si 7 1.�e7, @f4, ganando)
71..,gf6 72.�e7 ca!lf4, y las blancas abandonaron.

Test 32 Torre y dos peones contra torre y peón

373) l.gc5! (si l.�e6?, �e8 2.@e4 @c7 3.@d5 @d7, y tablas) l...�eS 2.ca!le4!! gxe7
3.ca!ld5 �el (a 3...@b6, 4.@d6 gana) 4.ca!ld6 gdl 5.ca!le6 �fl 6.�f5, y ganan.

374) t.ca!lb4 ca!lb7 2.�f8! gxe7 3.�n gc7 4.ca!lb5 ca!lcs 5.ca!lb6 �el 6.�xg7 �gl 7.ca!lc6
ca!lds s.ca!ld6 gdl 9.ca!le6 �el lo.cat>n gn u.ca!lgs �gl l2.ca!lf8 �g2 13.�gS, con
idea de 14.ca!lg7, y ganan.

375) l.e7! gd6 2.ca!lc5! (2.@xd6??, ahogado) 2.. ,ge6 3.ca!ld5 �xe7 4.ca!ld6 �el 5.�f5!,
y ganan.

376) Parece que las blancas no tienen dificultades para ganar, pero no es así:
1.gc5 ca!ld4 2.�cl! ca!le5 3.�fl �bS 4.ca!lc6 gas! 5.ca!lb5 (si 5.@b6, �b8 6.@c7
�a8 7.@b6 �b8 8.@a7 �b2!) 5...�bS 6.ca!la4 �aS 7.�f2! ca!le4 S.ca!lb5 gbs
9.ca!lc6 gas lO.ca!ld6! (la clave) 10..,gxa5 (a 10...�a6, 1 1.@e7 @e5 12.@fl �a8
13.a6! �c8 14.a7 �a8 15.@g7, y ganan) ll.ca!le6 �a6 12.ca!lr1 ca!le5 13.ca!lg6 �b6
(si 13...�a8, 14.�e2 @f4 15.@xf6 �f8 16.@g6, y ganan) 14.�e2 @f4 15.�e6
gbl l6,ga6! (¡no sea voraz!, si 16.@xf6?, �b5 y tablas) 16...�hl l7.�a4 @e5
18,ga5 @d6 19.ca!lxf6 �gl 20.�a2 ca!ld7 21.ca!lr!, y ganan.

377) Yap- Villela, Sevilla 1982.


l..,gb4! 2.�aS (si 2.�a5, @c4 3.�a6 (3.�e5 �b6) 3...e5!! 4.fxe5 @b5; si 2.@f3,
�b3 3.@g4 a3, y si 2.@g5, �e4, con idea de @c5-b5, ganando en todos los
casos) 2...ca!lc4 3.ca!lg5 (a 3.�a6, e5!!, y a 3.�e8, �b6) 3...ca!lb3 4.�a6 ge4 5.gb6
ca!la2 6.�b5 a3 7.�bS ca!lal S.�b3 a2 9.�b6 �el! lO.ca!lf6 gn ll.ca!lg5 gel
12.ca!lf6 ge2! (zugzwang, la torre blanca tiene que controlar la columna "b")

Soluciones 197
13.�g5 (si 13.:gb8, :gb2 y 14...:gb6) 13..J�e4 14J�b5 �el 15.�b6 e5! 16.f5
�bl l7J�a6 �gl l8.�h6 (a 18.�f6, e4) 18...�b2, y las negras ganaron.

378) l.�f5!! (si l.�f4, :gg2! 2.:gxe3 �h4 3.:ge8 :gf2 4.�e3 :gxh2, y las negras ga­
nan) l...�fl (si l...:gg2, 2.:gxe3 �h4 3.:ge4 :gf2 4.:gf4, y tablas) 2.�g5 �f3
3.�el (pero no 3.:ga2? :gf2 4.:ga3 :gxh2 5.:gxe3 g3, y las negras ganan) 3...g3 (a
3... �xh2, 4.�xg4 �g2 5.:ge2, y tablas) 4.hxg3 �xg3 5J�e2! �h3 6.�a2 �fl
7.�a3 �f3 8J�a2 �g3 9.�e2, tablas.

379) A. Bammoune- J. Salazar, Lucern 1982.


l.�el �h3 2.�b2 (a 2.:ggl, :gf4) 2...�a3 3.�fl (a 3.:gb4, :ga2!) 3...�al 4.�f2
�xh2 5.�c2 g3 6.�f3 �h3 7.�c7 �fl 8.�e2 g2 (o 8...:gf8 9.:gh7 �g2), y las
negras ganaron.

380) Wedberg- Speelman, Goyemburgo 1982.


l...�g3! 2.�h2 �e3 3.�f8 �e4 4.�g8 �e2 5.�gl �e3 6.�xg5 �el 7.�h2 f3
8.�e5 �d2! (no 8...�f2? 9.:ga5, y tablas) 9.�f5 �e2 10.�e5 �fl l l.�a5 (si
ll.:gf5, f2 12.�g3 :ge3 13.�g4 (o 13.�h2 �e1 14.�g2 :ge2) 13...�g2 14.:gxf2
�xf2 15.h4 :ge4 16.�g5 �g3 17.h5 :ge5, ganando) ll...fl 12.�a2 gdl l3.�g3
�d3 14.�g4 �el! (no 14...�gl? 15.:gal fl'IW 16.:gxfl �xfl 17.h4, y tablas)
15.�xf2 �xfl, y las negras ganaron.

381) Veingold- Agzamov, Rusia 1983.


1J!�f2! (no l.:ga2 f3!) l...�g7 (si l...:gg3, 2.:ga2 f3 3.:ga6 �xh5 4.:ga8 �h6
5.�f6! �h7 6.:ga7, y tablas) 2J�f3 �g3 3.�fl �g2 4.�f3 �g3 5.�fl f3 6.�e4 g4
7.�f4 �g2 8.�g5 f2 9.h6 �n lO.h7 �g7 ll.h8� �xh8 12.�g6!! �g8
13.�al �f8 14.�f6, y tablas.

382) l.c4! dxc4 2.�f8!! �xf8 3.c7, y ganan.

383) A.Morozevich- G. Kasparov, Astana 200l.


l...�g2 2.�hl (si 2.�fl, e2 3.�el :ggl, ganando) 2 e2 3.a4 �fl 4.a5 gg5!
•..

5.�h2 (a 5.a6, :gas, y a s.:gal, :gxa5) 5 ... �xa5 6.h4 �a3!, y las blancas
abandonaron.

384) Fritz 7- V. Anand, La Haya 1997.


l...�g3 2.h4 �e3! Es muy importante cortar el rey. 3.�d2 �e5 4.�d3 f5 5.�d4
�a5 6.�e3 �h6 7.�d2 �h5 8.�c4 �a3, con idea de 9...:gh3. Las blancas se
rindieron.

Test 33 Finales de torre con igualdad de peones

385) l.�f6! e3 2.�fl e2 3.�el fxe6 4.h7, y ganan.

198 Soluciones
386) l.b7 :Sb5 2.:Sxa6 r1lti 3.:Sa7 (no 3.�h6? r1lg7, y tablas) 3 r1lf6 4.h3 r1lg6 5.h4
•••

r1lh6 6.h5 r1lxh5 7.:Sa5!, y ganan.

387) l.e7 exf2 2.:Sh2 :Se3 (si 2...�c3, 3.@dl! �e3 (o 3 ... �c8 4. fuj2 y 5.'ilf8) 4.�xf2 y
5.�e2, y las blancas ganan) 3.:Sxf2 r1lal (a 3...@a3 4.�f3) 4.:Sf3! :Sel 5.r1lc2
:Se2 6.r1lb3 :Sb2 7.r1lc3 :Se2 8.:Sfl r1la2 9.:Sf2!, y ganan.

388) l.d6! r1le6 2.:Sf2 :Sc8 3.r1lbl! r1ld7 4.:Sf8 :SeS 5.r1lb2 g5 6.r1lxb3 g4 7.r1lc4 g3
8.r1ld5 g2 9Jhe8 r1lxe8 10.r1le6 glWf ll.d7 mate.

389) l.d4! :Sa5 (si l...�xe4, 2.a7 �h4 3.@g2 �g4 4.@h2, y ganan) 2.:Sg5!! :Sxg5 (a
2...�xa6, 3.�g6) 3.d5 r1le5 4.a7 r1lxe4 5.a8Wf :Sxd5 6.Wfxa4 r1lf5 (a 6...�d4,
7.Wlc2 @e3 8.Wlcl @f3 9.Wlfl @e4 IO.Wlf7 g5 ll.Wlg6, ganando) 7.Wlc2 r1lf6
8.Wlc6 r1le5 9.Wfg6 :Sd7 10.r1lh2, y ganan.

390) l.:Sa4 (si l.�h5?, @xh5 2.h7 �h3 3.@g2 @g6! 4.@xh3 @xh7, y tablas) l. r1lg5 •.

2.:Sh4!! @xb4 3.h7 :Sb3 4.r1lg2 r1lg4 5.f3!, y ganan.

391) l.:Sdl!! :SeS (a l...�xdl, 2.e7, ganando, y a l...�xf5, 2.e7 �e5 3.�d5!! también
gana) 2.r1lg3 (con la amenaza 3.@f4) 2 g5 3.f6 :Sxe6 4.:Sd5 r1lb6 5.fi :Sf6
•..

6.:Sd6!, y ganan.

392) l.c4!!, y ahora:


a) l...r1lxc4 2.g7 :Sg4 3.:Sf4! :Ehf4 4.r1lg3 :Sfl 5.r1lg2 :Sbl 6.g8Wf :Sxb2 7.r1lf3, y
el final está ganado.
b) l...dxc4 2.g7 :Sg4 3.:Sf3 r1lxb2 4.:Sg3 :Sxg7 5.:Sxg7 a5 6.r1le2 a4 7.r1ldl a3
8.:Sb7, ganando.
e) l...:Sxc4 2.g7 :Sc8 (<�; 2...�g4 3.�f3 y �g3) 3J�f8, y ganan.
d) l...r1lb4 2.cxd5 r1lc5 3.d6 @c6 4.r1lf3, y ganan.

393) Belov- Smimov, Rusia 198 1.


l.f5! (a I.@f5, �h2 2.e6? fxe6 3.�xe6 �a2 4.�e7 @g8, y tablas) l...:Sel 2.r1ld5
:Sdl 3.r1lc6 r1lf8 (si 3...�cl, 4.@d7 �dl 5.@e8 �d5 6.e6 �xf5 7.e7 �a5 8.�c6!,
ganando, y 3...�fl 4.f6 @g8 5.�xh5 �el 6.@d7 �dl 7.@e8 �d5 8.g6!! hxg6
9.�g5, con idea 10.�xg6, también gana) 4.:Sxh7 :Scl 5.r1ld5 :Sdl 6.r1lc5 :Scl
7.r1ld4 :Sdl 8.r1lc3 :Sel 9.f6 r1lg8 10.:Sg7 r1lf8 ll.g6 fxg6 12.r1ld4, y las blancas
ganaron.

394) R. Ponomariov- A. Moiseenko, Kramatorsk 200l.


47.a6! :Sb8 (si 47...f5, 48.�c8! �h7 49.b4 f4 50.b5 �a7 5I.@b4, y ganan las
blancas) 48.b4 :Sa8 49.b5 f5 50.b6 :Sxa6 51.b7, y las negras abandonaron.

395) U. Adianto- G. Kasparov, Batumi 200 1.


52 :Sxg3 53.r1lxf5 :Sa3! 54.:Sb8 r1lc5 55.:Sc8 r1ld6 56.:Scl alWf 57.:Sxal :Sxal
••.

Soluciones 19 9
58.cbg6 !!gl 59.cbh6 cbe6 60.h5 cbf6 61.cbh7 !!hl 62.h6 cbti, y las blancas se
rindieron.

396) V. Topalov - G. Kasparov, Las Palmas 1996.


58...c2! 59.!!c3 (si 59.!!e 1, cj¡d4 60.!!c 1 cbd3 6l.h4 !!xa6 62.h5 cj¡d2 63.!!xc2
cj¡xc2, ganando) 59...!!c5, y las blancas abandonaron (a 60.!!xc5, cbxc5 6l.a7
c 11Mf 62.a81Mf 1Mfh 1).

Test 34 Finales de torre con un peón de más


397) l.cbb6 (que amenaza 2.!!a7 y 3.!!xa6) l...!!a3 2.g6!! cbh6 3.!!h7 cbxg6 4.!!a7
!!xb3 5.!!xa6 cbti (evidentemente, a 5...!!xb4, 6.cbc5) 6.cbxb5 cbe7 7J;a4 cbd7
8.cbb6 cbc8 9.!!a8 cbd7 10.b5 !!bl ll.!!b8 !!b2 12.cba7 !!a2 13.cbb7 !!c2
14.b6, y ganan.

398) l.f5 (es mala l,cj¡xb5? cj¡g7 2.!!d8 !!h5 y 3...cj¡xf7, tablas) l...b4 (si l...cj¡g7,
2.!!c8 cj¡xf7 3.!!c7 cj¡g8 4.!hh7 cj¡xh7 5.h4, y ganan) 2.cba4! (y no 2.cbxb4?
cj¡g7 3.!!c8 !!h4 y 4 ... cj¡xf7 que son tablas) 2...b3 3.cba3 b2 4.cba2! cbg7 5.!!b8
cbxti 6.!!b7 cbg8 7.!!xh7 cbxh7 8.h4 cbg7 9.h5, y las blancas ganan.

399) V. Tukmakov- R. Vaganian, Rusia 1983


54.cbh4! !!b4 (si 54...cj¡e6, 55.!!a6 cj¡xe5 56.!!xg6; si 54.. J�b2, 55.h3 !!b3
56.!!a7 cj¡e6 57.!!g7 cj¡f5 58.g4 hxg4 59.hxg4 cj¡xe5 (o 5 9. . cj¡¡4 7. e6, y ganan)
.

60.cj¡g5, y ganan) 55.cbg5 !!g4 56.cbh6 h4 57.!!a3! (a 57.!!a7, cj¡e6 58.!!a6


cj¡xe5 59.!!xg6 cj¡f5, tablas) 57...!!e4 (si 57...cj¡e6, 58.!!e3 h3 59.!!e2 gana)
58.!!f3 cbe6 (58...cj¡g8 59.cj¡xg6 hxg3 60.!!xg3 !!xe5 6l.cj¡f6, y ganan) 59.cbxg6
:Se2 60.g4! (ahora no 60.gxh4 !!xh2 6l.h5 !!g2 62.cj¡h7 cj¡e5, y tablas)
60...!!xh2 61.g5 !!a2 (tampoco vale 6l...cj¡xe5 62.cj¡h7 cj¡e4 63.!!fl !!g2 64.g6
h3 65.g7, ganando) 62.cbh6 !!a8 63.g6 !!h8 64.cbg5, y ganaron las blancas.

400) l.e5! exf5 2.exf6 !!b6 3.ti :Sf6 4.:Sd7 f4 5.cbf3 h3 6J�e7! (y no 6.!!c7? cj¡b6
7.!!e7 cj¡c5 8.!!xb7 cj¡c6, tablas) 6... !!f5 7.!!c7! (si 7.cj¡e4?, f3 8.cj¡f5 f2, y tablas)
7 !!f6 (o 7...cj¡b6 8.cj¡e4 !!f6 9.cj¡e5, y ganan) 8.!!d7! :Sf5 9.cbg4 :Sf6 10.cbg5, y
..•

ganan.

401) l.d6! cxd6 (si l...!!e6, 2.!!g2 y 3.!!d2) 2.!!xe4! :Sxe4 (si 2...!!h7, 3.c7 !!h8 4.!!b4
y 4.!!b8) 3.cxd7, ganando.

402) Grigorian- Suetin, Moscú 1983.


l...!!d3! (si l...!!a4, 2.d5 !!d4 3.!!d6 cj¡f7 4.!!d7 cj¡f6 s.cj¡g2 h6 6.!!d6 cj¡f7
7.cj¡f3, y las blancas mantienen posibilidades de victoria) 2.!!b4 (y no 2.!!d6
cj¡f7 3.cj¡fl cj¡e7 4.cj¡e2 !!xg3, con tablas) 2 f4! (es mala 2...cj¡f7? 3.cj¡fl cj¡e6
.•.

4.cj¡e2, y las negras tienen problemas) 3.g4 h5 4.gxh5 gxh5 sJ;bs :Sxd4 6.:Sxh5
cbg7 7.cbg2 cbf6 8.cbf3 !!a4 9.:Sg5 :Sal 10.cbxf4 :Shl 11J�g4 :Sal 12.h5 :Shl

200 Soluciones
13J:!:g6 <;!,lti 14J:!:gS <l,Jf6 1SJ::!:g6 <;!,lti 16.<;!,lgs �gl 17.<;!,lh6 �fl 18.�g7 <;f,¡f8
19.�g2 �al 20.f4 �aS 2l.<;!,lg6 �a6 22.<;!,lgs �a7 23.h6 <;!,lg8! 24.�b2 �al
2s.�b8 <;!,lh7 26.�b7 <;!,lgs 27.�g7 <;!,lbs 2s.rs �gl 29.<l,Jf6 �hl 30.<;!,lti �n
3l.�gS <;!,lh7 32.f6 �al! 33.�eS <;!,lxh6 34.�e2 �a7 3S.�e7 �a6, y tablas.

403) l.�c7! (no l.�xe7 �f6 2.�el (2. �c7 'il,b8 3. �d7 'il,b7) 2 ... 'il,d5 y 3... 'il,dl, ganan
negras) l...�b8 2.<;!,lxe7 �b7 3.�xb7 el� 4.<;!,le6 <;!,lg6 (4...�g8 5.'il,b8 �h7
6.'il,b7) S.hS <;!,lxhS 6.�g7 �fl 7.<;!,le7!, y son tablas. Las negras no pueden ganar
sin ayuda del rey.

404) Rubinstein- Alekhine, Carlsbad 19 1 1.


36.13!! �e8 (36...a5? 37.�xb6 a4 38.�a6!, y ganan; o 36...�c8? 37J�xc8 �xc8
38.e4, ganan blancas) 37.<;!,ld3 �e7 38.g4 �e6 39.�cl! (con la amenaza 40.'il,a 1)
39 �e7 40.�hl <;!,le6 4l.�cl <;!,ld7 (4l...h5? 42.'il,c6 �fl 43.gxh5 gxh5 44.'il,h6)
..•

42.�el �ti 43.�al <;!,ld6 44.�cl <;!,ld7 4S.�c6 �f8 46.<;!,le2! �ti 47.<l,Jf2 �f8
48.<;!,lg3 �e8 49.�c3 �e7 SO.<;!,lh4! h6 (a 50... 'lJ,f7, 5 1.�g5 y 52.�h6, ganando)
st.<;!,lg3! (amenaza �f2, 'il,ci, 'il,gl, y gxf5) Sl...hS S2.<;!,lh4! �h7 S3.<;!,lgs! fxg4
S4.fxg4 (y no 54.�xg6? g3!!) S4...hxg4 SS.<;!,lxg4 �hl S6.<;!,lgs �bl (56...'il,gl
57.�f6) S7.�a3 �xbS S8.�xa7 <;!,ld6 S9.<;!,lxg6 �b3 60.fS �xe3 6l.f6 �g3
62.<;!,lh7 �t3 63.ti �f4 64.<;!,lg7 �g4 6S.<l,Jf6! �f4 66.<;!,lgS! �fl 67.<;!,lg6 (con la
amenaza 68.'il,a8) 67...�gl 68.<l,Jf6 �fl 69.<;!,lg7 �gl 70.<l,Jf8 �dl 7l.<;!,le8 �el
n.<l,Jd8 �fl 73.�d7 <;!,lc6 74.<;!,les �f2 7S.�e7 <;!,lbs 76.�c7, y las blancas
ganaron.

40S) Ponomariov- Tkachenko, Kiev 1995.


34.h4! gxh4 3S.gxh4 <;!,les (si 35...e5, 36.h5 f5 37.h6 'il,g4 38.�fl 'il,g8 39.'il,g7
'il,a8 40.h7, y las blancas ganan) 36.hS <l,Jf4 37.�g7 <;!,lo 38.h6, y las negras
abandonaron.

406) P. Nikolic- V. Anand, Montecarlo 1996.


SO...<;!,lcs Sl.<;!,lti �xdS S2.�cl <;!,ld4 S3.<;!,lxe7 <;!,le3 S4.<;!,le6 �eS! SS.�gl (a
55.�fl �e2) SS...<l,Jxf3 S6.<;!,lxd6 �aS, y las blancas abandonaron.

407) Kasparov- Anand, Génova 1996.


43...�xd7 44.�xb4 �a7!, y ganan las negras.

408) Psakhis- Korchnoi, Moscú 200l.


S4.<;!,lg6 �g4 (si 54...'il,xc4, 55.h7 'il,h4 56.'il,b8 �e7 57.h8"W, ganando) SS.<l,Jf6
�f4 S6.<;!,lxe6 �e4 S7.<l,Jfs :Sh4 S8.h7 aS S9.bxaS bxaS 60.h8"W y las negras se
rindieron (a 60...'il,xh8, sigue 6I.'il,b8 �g7 62.'il,xh8 �xh8 63.�e5 �g7 64.�d6
�fl 65.�xc6).

Soluciones 201
Test 35 Cómo hacer tablas con dos peones de menos

409) l...Hc4! 2.a5 HeS 3.a6 Hc6 4.@f4 (4.a7 f!:a6!, tablas) 4...@h7 5.@e5 @g7 6.@d5
Hf6! 7.h4 @h7 8.@e5 Hc6 9.@rs @g7 10.@g5 @h7 ll.h5 Hb6 12.h6 Hc6 (es
posible también 12.. J:!:g6 13.@f5 f!:xh6), y son tablas.

410) l.@c2 @xh2 (si l...@h4, 2.@d3 @h5 3.@e4 @h6 4.@e5 @h5 5.@f6 @h6 6.h3
@h5 7.f!:b8, ganando) 2.@d3 @h3 3.@e4 @h4 4.@f5 @h5 5.:ru8!, y ganan.

411) l. Hh2 (a l...f!:g3, 2.@a2!) 2.@b1 Hg2 (a 2...f!:h3, 3.mb2!) 3.@c1 Hh2 (a 3.. J;:rg3
••

4.mc2) 4.@d1 Hg2 (4...f!:h3 s.md2!) s.@e1 Hh2 (5...f!:g3 6.me2) 6.@n Hh3
7.@f2, y ganan, por ejemplo: 7...f!:hl 8.mg3; o 7...f!:a3 8.f!:b7 f!:a5 9.h6.

412) 1.@a2! (si t.mb2?, f!:h3! 2.mc2 f!:g3 3.md2 f!:h3 4.me2 f!:g3 s.mf2 f!:h3 6.mg2
f!:a3 7.f!:b7 f!:a5 8.h6 f!:g5, y tablas) 1 Hb3 (si l...f!:d3, 2.f!:b7 f!:h3 3.f!:b5 mg7
••.

4.f!:g5, y ganan) 2.@b2 Hg3 3.@c2 Hh3 4.@d2 Hg3 s.@e2 Hh3 6.@f2
(zugzwang) Ha3 7.Hb7 Hh3 (a 7...f!:a5, 8.h6) 8.Hb5 @g7 9.@g2 Hh4 10.@g3
Hh1 11.Hb7 @g8 12.@g4, y ganan. ·

413) 1.Hh8 @xc3 2.b5 Hb1 3.Hb8 @c4 4.b6 @b5! (es un error 4...@c5? 5.f!:c8, y
ganan las blancas) s.@d6 @a6 6.@c7 Hcl 7.@d7 Hc2, y tablas.

414) l.@c8 Hg7 2.Hd7 Hg8 3.Hd8 Hg7 4.@b8 (a 4.f!:d6, mxb5 5.@b8 f!:g8, y tablas)
4 Hb7 5.Hd6!, el mejor intento (5.f!:e8 f!:g7 6.f!:e6 mxb5 7.a7 f!:g8, tablas)
••.

5 @c5!! 6.b6 (si 6.f!:e6, mxb5 7.a7 f!:h8 8.mc7 f!:h7 9.mb8 f!:h8, y si 6.a7 mxd6
.•.

7.a8Wff f!:h8 8.mb7 f!:xa8 9.mxa8 mc5, y son tablas en ambos casos) 6 'i!?xd6 .••

7.@a8 Hh8 8.@a7 @c6 9.b7 @c7 10.b8YM Hxb8, ahogado.

415) 1.Hd4 Hb6 2.Hd8 Hb4 3.@e5 Hb7! 4.Hg8 'i!?h7 5.Hd8 'i!?g6, y tablas.

416) 1.@f4 Hc6 2.He4 Ha6 3.He6! Hxe6 4.fxe6 (zugzwang) 4 @xe6 (o 4 ... mxg6
•.•

5.me5), 5.@g5, y ganan.

417) l.@a5 Hh5 2.Hb5 Hh8 3.Hb6! (si 3.f!:c5?, f!:h6, tablas) 3...Hb5 4.'i!?b4 Hh4
s.@cs Hh5 6.'i!?d4 Hh4 7.@e5 Hh5 s.@f4 Hh4 9.@g5 Hh8 10.Hc6! (con la ame­
naza ll.f!:c8) @b8 ll.@g6 rus 12.'i!?g7 Hd8 13.@f7 Hh8 14.'i!?e7 Hh7 15.@d6
Hh6 16.'�c5 Hh5 17.@b6 Hh8 18.a7 mate.

418) l...Hg2 2.@e5 Ha2 3.@d6 Ha5 4.f6 'i!?g6 5.He8 Ha6 6.@e7 Hxf6 7.Hg8 @h7
8.Hg7 @h8 9.@f6, ahogado.
También existe otro plan: l...f!:fl 2.mg5 f!:gl 3.mf6 f!:fl! 4.f!:e2 f!:al 5.mf7 mxh6
6.f6 f!:a7 7.f!:e7 f!:a8 8.f!:d7 (o 8.f!:e8 f!:a7 9.me6 f!:a6 lO.mf5 f!:a5 ll.f!:e5 f!:a6,
tablas) 8...f!:b8 9.me7 mg6, y tablas.

202 Soluciones
419) Stanojevic- Cabarkapa, Opatija 1985.
l...h3 (si l...�e5, 2."!1e7 �d6 3."!1f7 �e6 4."!1h7, y las negras no progresan)
2Jh:h3 I:l:a3 3.�f4!! �h3, ahogado.

420) Szabo- Reshevsky, Tel Aviv 1958.


l...�h7 2.f4 gxf4 3.gs Ha3 4.@g1 I:l:a2 s.�fl �g7 6.g6 Ha1 7.@f2 Ha2 s.@f3
Ha6 9.@xf4 Hf6 10.@e3 Ha6 ll.@e4 He6 12.@dS Ha6 13.@es HaS 14.@d6
Ha6 1S.@c7 Ha1! 16.@b6 Hb1, y tablas.

Test 36 La salvación. ¡Ahogado!


421) l.tí rus 2.e6 b6! 3.@b7 @es 4.e7!! �tí s.@a6 �e7, ahogado.

422) l.h7 @h8 2.Hc8 @xh7 3.�cS Hb4 4.@aS! b2 (4...b6 5.�xb4 tablas) S.HhS
@g6 6.Hh1 b1'1W 7.�b1 �b1, ahogado.

423) l.@e1 g3 (si l...d3, 2."11f2 �e3 3."11e2! �d4 4."11a2 g3 (4... �c3 5.!1a4 g3 6.!Jxj4
g2 7.!Jxg4 �c2 8.J1c4) 5.hxg3 fxg3 6.�fl �c3 7."!1a8 y tablas) 2.@fl!! d3 (a
2...g2, 3.�gl d3 4."11e8, y tablas) 3.I:!:t'2 gxf2 (3...�e3 4.hg3 fg3 5.fi:f8, tablas),
ahogado.

424) l.@e1 c3 2.@d1 b2 (si 2...c2, 3.fuc2 bxc2 4.�cl �c3, ahogado) 3.Hd2! cxd2
(a 3...�c4, 4.fub2 cxb2 5.�c2, y tablas), ahogado.

42S) l.f3!! I:l:a7 2.g6 Hxg7 3.tí @f8 (si 3..."!1xf7, 4.gxf7 �xf7 5.�g5 �g7 6.�f5 �f7
7.f4!, ganando) 4.@gS @e7 S.@hS (triangulación) S...@f8 6.�h6 Hxtí 7.gxtí
@xtí s.@gs, y las blancas ganan.

426) 1.Hd3 @g2 2.Hd2 f2 3.@d3 @g1 4.Hd1 n'IW s.@e3!! '!Wxd1 (a 5... �g2, 6."!1xfl
�xfl 7.�f3!, y tablas), ahogado:

427) 1.@c6 e4 2.@dS e3 3.@e4 e2 (es un error 3...f2?? por 4."!1f6 y 5.�xe3, y ganan
las blancas) 4.@xf3 e1'\W S.Hh6 @g1 6.Hh1! @xh1, ahogado.

428) 1.00 @a3 (si l...�al, 2."!1f3 (pero no 2.'ifjl? �b2 3.'ifj2 �el 4.'ifj3 a3 5.'ifh3 a2
6.'ifh5 al'Wi 7.h4 'Wixe5!, y no hay ahogado) 2...b3 3."!1h3 b2 4."!1a3 �bl 5."!1xa4
�c2 6."!1b4 bl'Wi 7.fubl �xbl 8.h4 �c2 9.�h5 �d3 10.�g5 �e4 ll.�h5
�xf4, ahogado) 2.Hf3 b3 3.IDI.3 @a2 4.IDI.S!! b2 S.h4 b1'1W, ahogado.

429) l.Ht'S @a7 2.He7 @b6 3.Hb8 @as 4.He2 Ha1 S.Ha2! Hxa2 6.HbS! @xbS,
ahogado.

430) l.@d3 HeS 2.@d4 d6 (si 2...e2?, 3.exd7 �c7 4.�xe5 f3 5.�e6 f2 6."!1a7 �b6
7.d8'Wi �xa7 8.'Wic7 �a6 9.Wic6 �a5 10.'Wib7, y ganan las blancas), 3.d3 e2

Soluciones 203
4.Ha7! 'i!lxa7, ahogado.

431) Motyka- Trombik, Trinec 200 1.


54.'i!lh6! gxd5 (54...g3?? 55Jg¡:d8 mate), y el rey blanco está ahogado.

432) A. Stojanovic- V. Djuric, Leskovac 2002.


56 J�g4!! 57.'i!lxg4 (57.�f3 �xg5, tablas) 57 )i�e5 5S..ixe5, y el rey negro
•. •.

está ahogado.

Test 3 7 Finales de dama

433) 1.�b4!! Las negras tienen ahora varias opciones, pero ninguna las salva:
a) 1...�d5 2.�a4 'i!lb6 3.�b3! �xb3 4.bS�, y ganan.
b) 1...�f3 2.�a4 �b6 3.�b3! �xb3 4.bS�, y ganan.
e) 1...�g2 2.�a3 �b5 3.�b2! �xb2 4.bS�, y ganan.
d) l...�hl 2.�a3 'i!lb6 3.�b2 'i!lc7 (a 3...�c5, 4.�a7, y ganan) 4.�h2! �xh2
5.bS�, y ganan.

434) l.�g4! �a5 (si l...�c5?, 2.V;Vg8 V;Val 3.V;Vgl, y si l...�a3?, 2.V;Vg8 Wal 3.�g2
Wb2 4.�h3 Wc3 5.Wg3, ganando en ambos casos) 2.�gS �al 3.'i!lg2 �b2
4.'i!lh3 �c3 (no 5.�h4? Wel) 5...�d4 6.'i!lh5 �dl 7.�g4 �hl S.'i!lg6 Ylic6
9.'i!lg5! �el 10.�f4 �gl 11.'i!lh5 Ylihl 12.'i!lg6 �c6 13.Ylif6 �eS 14.'i!lh6, y
ganan, si 14...We3, 15.Wg5.

435) 1.�b7 (no l.h8W? We2, y hay jaque perpetuo) t...'i!la5 2.Wfa7 'i!lb5 (si 2...�b4,
3.Wb6 y 4.Wh3) 3.Ylid7 'i!lb4 (a 3...�c4, 4.Wd3) 4.Wd2 c;!?a4 5.'i!lbl! (con la
amenaza 6.Wa2 y 7.Wh2) 5... Ylib5 6.'i!lc1! Wc4 7.Wc2 c;!?a3 S.hSW! (no 8.Wxc4,
ahogado), y ganan; por ejemplo: 8...Wfl 9.Wdl Wc4 lO.�bl Wb4 ll.�al Wd4
12.Wdlxd4.

436) t.Wf4 'i!ldl (si l...�bl, 2.Wb4 �al 3.Wa5 �bl 4.Wb5, ganando) 2.Wc4! Wh2
3.Wa4! 'i!lel 4.Ylial 'i!lf2 5.Wb2, y ganan.

437) t.Yfc3 WgS (si l...�h7, 2.Wxh3 �g6 3.Wg4 �xf6 4.Wf4 �g6 5.Wg4, tablas)
2.'i!le7 glW (a 2...Wg5, 3.Wxh3 �g8 4.We6 �h7 5.Wh3 �g6 6.Wd3, y tablas)
3.f7 Wlg7 4.Wxh3 WSh7 5.WcS W7gS 6.tic3, tablas por jaque perpetuo.
43S) l.aSfl! (si l.a8W? Wh4) l...WxaS 2.Wf2 'i!la6 3.Wf6 .ib6 (a 3...b6 4.Wal �b7
s.Whl �b8 6.Wh8 �a7 7.Wal, y tablas) 4.Wn Wa7 s.Wal WbS 6.Whs Wa7
7.Wal, y tablas.

439) l.�bl (amenaza mate con 2.Wh5 y 3.Wd5) 1...'i!ld4 2.Wb3 (con la amenaza
3.\We3 y 4.Wc3 mate) 2 Y«xe4 3.Wd6 VaS (si 3...Wg2 (o 3... \Whl), 4.Wc3 �e4
.•.

5.Wc6, ganando la dama) 4.We3 'i!lc4 5.Wc3 Wb5 6.tib3 Wa6 7.Va4 Wb7
S.Wb5 Wa7 9.'i!lc7!, y ganan.

204 Soluciones
440) Ponomariov- Turov, Kharkov 200 1.
58.Wfd6 Wfc4 (si 58...\Wc8, 59.@f6 b5 60.\Wg3 @e2 6l.g8\W Wfc6 62.'1We6, y
ganan) 59.@d7 Wfa4 (a 59...\Wf7, 60.\We7, ganando) 60.ci>d8 Wlb3 61.Wff8, y las
negras abandonaron. Después de 6 1...\Wb6 62.@c8 Wfe6 63.'ít?b8 Wfe5 64.@a8 se
acaban los jaques.

441) Ponomariov- Topalov, Las Vegas 1999.


48.Wlti! Wih8 (si 48...\We6, 49.'1Wxe6 @xe6 50.@h6 e4 5l.g7 @f7 52.@h7,
ganando) 49.®g4 Wihl 50.g7 Wfe4 (las blancas también ganan después de
50...\Wdl 5l.@g5 Wfd2 52.@g6 '1Wd6 53.@h5 Wid 1 54.g4 Wfh 1 55.@g6 \We4
56.'1Wf5) 51.®g5 Wfe3 52.®h4 Wfe4 53.g4, y las negras abandonaron (a 53...'1Wh 1,
54.@g5 Wfc 1 55.@g6 Wfc2 56.'1Wf5, ganando).

442) Topalov- Kasparov, Linares 1999.


61...f4!, y las blancas se rindieron. Las negras ganan después de 62.@xf4 @d3
(amenaza 63...\Wg4 mate) 63.\Wg5 Wif2 mate.

443) Kasparov- Karpov, Londres 1986.


45.g4! b4 (si 45...hxg4, 46.h5 Wfxh5 47.'1Wf8 @h7 48.e8\W, y ganan) 46.gxh5 b3
47.Wfg6, y las negras abandonaron.

444) Khali:finan- Eingom, Leningrado 1990.


34.Wfg3! Wfxg3 35.ci>xg3 ci>f5 36.b4! (las blancas ganan gracias al peón alejado)
36 cxb4 37.cxb4 ®e4 38.h4! ci>d4 39.h5 ®c4 40.ci>f4 ®xb4 41.g4 ®c5 (si
••.

4 1...f6, 42.g5, ganando) 42.g5 ci>d6 43.h6, y las negras se rindieron.

Test 38 La dama contra otras piezas

445) l.Wfgl ci>f8 2.Wfc5 ci>g8 (si 2...@e8, gana 3.\Wc6) 3.Wfe7! �d3 4.Wfe8 ®g7 5.Wfe5
®h7 6.Wfe4! �hd8 7.ci>f6, y ganan.

446) l.�h7 ®g8 2.�he7 ®h8 3.�c7! ®g8 (si 3... \Wg8, 4.@fl! Wff8 5.fi:f7 \Wg8
6.fi:ce7 '1Wd8 7.fi:h7 @g8 8.fi:eg7 @f8 9.fi:h8, ganando) 4.�a7 ®h8 5.�fi Wfe8
6.ci>f2 ci>g8 7.Hg7 ci>f8 8JTh7 ci>g8 9.Hag7 ci>f8 10.Hh8, y ganan.

447) l.Wfg8 Hh4 2.Wfg7 ®h5 3.®h7 Hh3 4.Wfg6 ®h4 5.®h6 Hc3 (si 5...fi:a3, 6.'1Wg2,
ganando) 6.Wif6! (6.\Wg2? fi:c2!) 6 ®g4 7.Wfd4 ci>f5 8.Wff2 ®g4 9.Wfxh2 Hh3
•.•

10.Wfxh3 ®xh3 ll.ci>g5, y ganan.

448) l.Wfg4 ®a5 2.d7 f1Wi 3.ci>xfl Hc1 4.Wfdl!! Hxdl 5.®e2 He1 6.ci>xd2, y ganan.

449) La posición de Philidor (año 1803). La dama gana contra la torre siempre que el
peón esté en su tercera o cuarta fila.
l.Wih7 ®e6 (a l...@d8, 2.'1Wf7 @c8 3.\Wa7 @d8 4.\Wb8 @d7 5.\Wb7 @d8 6.Wfc6!
@e7 7.\Wc7 @e6 8.'1Wd8 fi:f5 9.@g4 fi:e5 10.We8 @d5 1 1.'1Wc8, y ganan) 2.Wfc7

Soluciones 205
He5 3.Y*fdS He5 4.Y*feS @d5 (si 4...cj;lf6, 5.Wfd7 :ge6 6.cj;lg4 cj;le5 7.cj;lg5, y ganan)
5.Y*feS He4 (a 5...cj;ld4, 6.WI'c6) 6.@f5 He5 7.@f6 He4 (si ?...:gel, 8.Wfb7 cj;ld4
9.Wfb6 gana) S.Y*fe3! He6 9.@ti He5 lO.@es He4 (si 10...:ge6, ll.Wfb3 cj;le5
12.@f7) ll.Y*fd3 Hd4 12.Y*ff5 @e4 13.@e7 d5 14.Y*fe2 @b4 15.@d6, y ganan.

450) l.Y*fe7 @bS 2.Y*feS @b7 3.Y*fdS @a7 4.Y*/eS Hb7 5.Y*/e5 @bS 6.Y*/d6 @a7 7.Y*/d4
@aS S.@e5 @a7 9.@e6 @aS lO.Y*/dS (si 10.Y*/f4, cj;la7! (Y no 10. . . 'lfb5? 11. cj¡c7
'lfb 7 12. cj¡c8 cj¡a7 13.V!id6 'lfb5 14. Wfd7 cj¡a8 15. Wfc7, y ganan) lO...HbS ll.Y*fd5
Hb7! (pero no 1 1...cj;la7? 12.cj;lc7 lTh5 13.Wfd4 cj;la8 14.Wfd6 cj;la7 15.cj;lc8 lTh7
16.Wfd4, y ganan), y las blancas no pueden progresar.

451) l.b4! (si l.bxc4?, Wff6, y ganan) l...@b6 2.Hf5!! .ixf5 3.@el Y*feS 4.@f2 Y*les
5.Hhl!! (no 5.:gfl? .ie6 6.cj;lgl Wff3! 7.:gxf3 exf3, y las negras ganan) 5....ie6
6.@gl, y tablas.

452) l.@e4 (si l.b7??, flc6) l...fl 2.b7 flY*f 3.bxaSY*f Y*/g2 4.@e3! Y*fxaS 5.d5! @dl
6.@d3 @el 7.@e3, tablas.

453) l.f3 (si l..ih2?, a4 2.cj;ld2 a3 3.cj;lc2 cj;lg5 4.f4 (o 4.j3 g1Wf 5. hg1 <j;lj4) 4. . . exf4
5.e5 a2 6. cj¡b2 j3 7. exd6 j2, y ganan) l...a4 2.@f2!! a3 3.@g3 a2 4.@xh3 alY*/
5.@xg2 Y*lb2 6 .if2 @g5 7.@g3 Y*fel s.J.a7! Y*ff4 9.@g2 Y*fd2 lO.@g3!, y tablas

(las negras no pueden progresar).

454) l.Y*fb3 @g5 (si l...fle6, 2.cj;ld5, y ganan) 2.@d5 .if6 3.Y*/g3 @es 4.Y*/g2 .ig5
5.Y*fe2 @f6 6.Y*ff2 @g6 7.@e5 .idS s.Y*/g2 @ti 9.Y*/d5 @e7 10.Y*/b7 @es
11.@d6 .if6 12.@d7 @ti 13.Y*/e4 @es 14.Y*/g6! .ih4 15.Y*fd6 @ti 16.Y*fd5 @g6
(si 16... cj;lf8, 17.Wfc5 y 18.Wfc4, ganando) 17.Y*fe4 @b5 1S.Y*fh7, y ganan.

455) l.@e7 .ihS 2.@e6 .ig7 3.@f5 .ihS 4.@g5 .ig7 5.Y*feS @b7 6.@h5 .ihS 7.Y*fe7
.ig7, y tablas.

456) Shirov- Kasparov, Tilburg 1997.


39 @f6!! (y no 39...:gd7? 40.Wfc5 cj;lf6 4 1.WI't2) 40.Y*fxd6 @g7, y ahora después
•.•

de 4 1.Wfc5, .ih2 42.d6 glWI' 43.Wfgl .igl 44.d7 .ib6, ganando. Las blancas
abandonaron.

Test 39 Dama contra peón/peones en la séptima fila

457) l.Y*/ti @el 2.Y*/g6 @fl (si 2...cj;ldl 3.WI'd3 cj;lcl 4.Wfc3! cj;ldl 5.Wfd4! cj;lc 1 6.WI'gl,
y ganan) 3.Y*ff5 @el (a 3...cj;lg3, 4.Wfg5 cj;lf3 5.Wfcl! cj;lf2 6.Wff4) 4.Y*/g4 @fl (si
4...@f 1, 5.Wff3, y ganan) 5.Y*ff4 @el (o 5...'it>gl 6.WI'g3 @hl 7.Wfh4 @gl 8.Wfel
cj;lh2 9.Wfxe2, y ganan) 6.Y*fe3 @dl 7.Y*/d4 @el s.Y*/gl @d2 9.Y*/xg2, y ganan.

45S) l.Y*fg3 @e4! (y no l...@d4? 2.Wff4 cj;ld3 3.Wff3, y ganan ) 2.Y*/g4 @e3 3.Y*fe6

206 Soluciones
i>f2! 4.�f6 <it>el 5.�h4 i>dl 6.�g4 i>cl!, tablas.

459) l.�b3 i>d2 2.�b2 i>dl 3.i>f3! i>d2 4.i>f2 i>dl 5.�d4 <it>cl 6.�b4, y ganan.

460) l.i>f4 fl� (si l...i>hl, 2.�e2! (pero no2YJ!j2?, ahogado, ni 2.<it>g3? jlf:l!)
2 ... <it>gl 3.<it>g3, y ganan) 2.<it>g3!, y ganan.

461) l.e3! <it>e2 2.<it>b5 <it>xe3 3.<it>c6 i>f2 4.<it>d7 e3 5.<it>xe7 e2 6.<it>ti el� 7.e7, y
tablas.

462) l.a4 <it>b4 2.<it>f6!! (si 2.@f5?, @c3 3.a5 @d2 4.a6 @xe2 5.a7 @f2 6.a8W e2, y
tablas) 2 <it>c3 3.a5 <it>d2 4.a6 <it>xe2 5.a7 i>f2 6.a8� e2 7.�a7 i>fl 8.�a6 i>f2
•..

9.�b6 i>fl 10.�b5 i>f2 ll.�c5 i>fl 12.�c4 i>f2 13.�h4 i>fl 14.�h3 i>f2
15.�f5 <it>g2 16.�xe5, y ganan.

463) l.e8� <it>gl (si l...ie7, 2.Wxe7! @gl 3.ia6!! hlW 4.ib7 Wh2 (a 4. . . Wh5-h6, ­
h8, 5. Wel i>h2 6. Whl, y ganan; y a 4. . . Wh3, 5. Wel @h2 6.Wj2, y mate) 5.Wel
mate) 2.�e3 i>xf13.�f3 <it>gl 4.Wg3 i>hl 5.�f2, y ganan.

464) l.�a8 <it>gl 2.�a7 i>hl 3.�b7 <it>gl 4.�b6 i>hl 5.�c6 <it>gl 6.�c5 i>hl
7.�d5 <it>gl 8.�d4 i>hl 9.�e4 <it>gl 10.�e3 i>hl ll.�f3 <it>gl 12.@xd2, y
ahora las negras no tienen una buena alternativa, veamos:
a) 12 hl� 13.�g3!!, y ganan.
.••

b) 12...<it>bl l3.�e4 <it>g1 14.�el mate.


e) 12...hl� 13.�xh3 m 14.�f5 i>h1 15.�h5 <it>gl 16.<it>e3 �1 17.�h4 i>fl
18.�f6 <it>g1 19.Wf4, y ganan.

465) l.�e3 f4 2.�f2 dl� (si 2.. .f3, 3.We3 gana) 3.<it>c3!!, y ganan.

466) l.<it>f3!!, con la amenaza 2.@g3 y ll.Wg2 mate. Las negras no tienen defensa:
a) l. fl� 2.<it>g3 <it>gl 3.�a7 <it>bl 4.�b7 <it>gl 5.�b6 i>bl 6.�c6 <it>gl 7.�c5
•.

i>hl 8.�d5 <it>gl 9.�d4 i>h1 10.�h4 <it>gl ll.�h2 mate.


b) l <it>gl 2.�g8 i>fl 3.�g2 <it>el 4.�xf2 <it>dl 5.�xe2 <it>cl 6.h6, y ganan.
•••

e) l i>h2 2.�b8 i>hl 3.�b7! i>h2 4.�c7· i>hl 5.�c6 i>h2 6.�d6 i>hl
••.

7.<it>xe2, y ganan.

467) Guesnier- Nicoara, Burdeos 200 1.


53...�b7 54.<it>gs �es 55.<it>g7 �d7 56.<it>gs �d8 57.<it>g7 �g5 58.<it>t7 �h6
59.<it>g8 �g6 60.<it>b8 <it>d5 (60..�f7!) 61.g4 <it>e6 62.g5 �ti, y las blancas
abandonaron.

468) Nimzovich- Alekhine, Nueva York 1927.


56.�a2! <it>c2 57.�c4, y las negras abandonaron. Las blancas ganaban después
de: 57...@dl 58.Wxb4 @c2 59.Wc4 @d2 60.'1Wb3 @el 6 1.Wc3 @bl 62.@xh2.

Soluciones 207
Test 40 ¡De nuevo el ahogado!

469) t.m 'l!?b8 2.�6 '\Wxg6 3.f8'1W 'l!?b7 4 .ibl! '!Wxbl (a 4....ic3, 5.'1!?e3 .id4 6.@d2

Wfxbl (o 6...ie3 7.@c3 Wfxbl 8.Wfxg 7 @xg 7, ahogado) 7.Wfh8 @g6 8.Wfh7
@xh7, ahogado) 5.'1Wf5! '!Wxf5, ahogado.

470) l.a8'\W '!Wxa8 2.b7 '!Wa7 (si 2...Wfh8, 3..ig3 @xg3 4.flc6 Wfxb7, ahogado) 3..if2
'!Wb8 (si 3...Wfxf2, 4.b8WT; y si 3...Wfal?, 4.@xh2 Wfb2 5.b8WT Wfxb8 6..ig3, y
ganan las blancas) 4..tg3! @g3 5.�6! '!Wb7, ahogado.

471) l..id3 'l!?xe3 2..ih7!! @f4 (si 2...@e2, 3.Wfd3 @f2 4.Wfd2 @g3 5.Wfg5 @f2
6.Wfd2 @gl 7.Wfel @h2 8.Wfh4, y tablas por jaque continuo) 3.'1Wd4 @g3 4.'\Wg7
'l!?b2 5.'1Wb6! '!Wxb6, ahogado.

472) l.'!Wb5 'l!?xd6 2.'\Wc5!! bxc5 3.'1!?a3, ¡ahogado!

473) l.a5 :!hb4 2.a6!! :!hb6 3.a7, ahogado.

474) l.c4! '!Wxc4 2.'1Wc2! '!Wb4 (si 2...Wfxc2, 3.c8WT @xc8, ahogado) 3.'1Wb3! '!Wb5
4.'1!?b2 e3 5.'1!?cl!, y tablas.

475) El negro amenaza l....ih3 y parece que no hay defensa, pero...l.rtdl (planteando
una oculta celada) l....ih3?? 2.:!hd8 'l!?xd8 3.'\Wdl!! '!Wxdl, ahogado.

476) 1.�d8 'l!?c3 (a l...@e3, 2.Ei:h3! Wfxh3 3.Ei:d3!) 2.�b3! '!Wxb3 3.�d3! 'l!?xd3 (a
3...'1!?b2, 4J:hh3 c3 5J3:hl), y el rey blanco está ahogado.

477) l.a8'\W (si l.b8WT?, alWT 2.Wfh6 .ib7 3.Wfxb7 @f2 mate) l...al'IW 2.'1Wxa6! '\Wxa6
3..ib5 '!Wxb5 (a 3...@f2, 4..ia6 b2 5J3:f5 'l!?e3 6.Ei:fl c2 7.b8WT) 4.�xb5 c2 5.b8'1W
cl'IW 6.'1Wf4! (a 6.Ei:c5?, 6. ..i.c5!) 6...'1Wf4 7JU5 .id6 (si 7...b2, 8.Ei:xf4 @e2
9.Ei:fl!) 8.�xf4 .ixf4 9.e7 b2 10.e8'\W bl'IW 11.'1Wb5! '!Wxb5, ahogado.

478) l...�dl 2.'1!?b2 '!Wgl 3.'1!?g3 �d3! 4.'1Wxd3 (pero no 4.@g4? Wfdl 5.Wff3 Ei:xf3
6.gxf3 Wfgl mate) 4...'1We3!! 5.'\Wxe3, ahogado.

479) l...'!Wg8! 2.'1Wb5 '!Wxc4!!, y tablas.

480) l...'!Wc6 2.'1!?f5 tl:lg7 3..ixg7 '!Wg6!!, y tablas.

208 Soluciones
Test 41 Cómo crear un peón pasado

481) Si juegan las blancas: l.b6!! axb6 (si l...cxb6, 2.a6 bxa6 3.c6, ganando) 2.c6!
bxc6 3.a6, y ganan.
Si juegan las negras: l... @f5 2.@e3 (ahora 2.b6 no vale) 2 ... @e5 3.b6 cxb6
4.axb6! axb6 (y no 4...a6? 5.c6!, y ganan blancas) 5.cxb6 @d6 6.@d4, tablas.

482) l.d5! cxd5 (si l...c5, 2.a5! bxa5 3.bxc5, y ganan) 2.a5! bxa5 3.c5 axb4 4.c6 (o
4.cxd6) 4 b3 s.@cl, y ganan.
•••

483) Pomar- Cuadras, Olot 1974.


42...f4! 43.@d5 (si 43.exf4, h4! 44.gxh4 g3 45.fxg3 e3, y ganan negras) 43...h4!
44.@xe4 (si 44.gxf4, h3; o 44.gxh4 g3 45.fxg3 fxe3, y ganan las negras en
ambos casos) 44 f3!! (pero no 44...h3? 45.gxh3 gxh3 46.'it>f3, y las blancas
.••

ganan) 45.gxf3 h3, y las negras ganan.

484) l.b4! axb4 (si l...@e7, 2.b5 'it>d6 3.'it>e2 'it>e6 4.'it>f3 'it>e5 5.'it>g4! 'it>e4 6.b6 f3
7.'it>g3! 'it>e3 8.b7 f2 9.b8'1W fl'IW 10.'\Wes 'it>d2 1 1.'1Wxa5 'it>d 1 (o ll... 'it>e3 12.'\We5
rJld2 13. '\Wj4, y ganan) 12.'1Wd5 'it>cl 13.'\Wcs 'it>d2 14.'1Wd4, y ganan) 2.a5 b3
3.a6 b2 4.@c2 f3 5.a7 f2 6.a8YN, y ganan.

485) 1.@e1! (y no l.'it>e2? 'it>g2 2.g4 fxg4 3.f5 g3 4.f6 (o 4. h6 gxh6 5f6 'it>hl 6j7 g2
7.j8'\W gl'\W, tablas) 4...gxf6 5.h6 f5 6.h7 f4 7.h8'1W f3, y tablas) l. @h2 2.@f2!
••

@h3 3.@f3 @h2 4.g4, y ganan.

486) t.@d7 (no l.h5? 'it>a6 2.'it>d7 'it>a5 3.'it>xc6 a6, tablas) l... a5 2.h5 a4 3.h6 axb3
4.h7 b2 5.h8YN b1YN 6.YNc8 @a7 7.YNc7 @a8 8.@xc6 '?Ng6 9.@b5 YNe8 10.c6
YNb8 11.YNxb8 @xb8 12.@xb4, y ganan.

487) 1.ff5! (si Lidl, ie2!! 2.i.xe2 b3; y si l.i.f3, 'it>g 1 2.i.d5 i.d3 y 3...i.xc2, y
ganan las negras en ambos casos) l. b3 (si l...i.xe2, 2:flg3 'it>g2 3.flxe2 @t2
.•

4:fk 1 'it>e3 5.�a2! b3 6.cxb3 c2, y tablas) 2.�3 @g1 3.i.xfl @f2 (a 3...bxc2
4.i.b5, tablas) 4.cxb3 c2 5.�2 i.b2 6.�1! (amenaza i.d3) 6...@xf1 7.�2, y
tablas.

488) 1.c4! (si l.e4?, 'it>c5 2.d4 'it>b5 3.c4 'it>a5 4.b4 'it>a4 5.f4, y tablas) l. @e5 2.d4
•.

@f5 3.e4 @g5 4.f4 @h5 5.g4 @h4 6.b4!, y ahora las blancas logra crear un
peón pasado a cualquier jugada de las negras, ganando en todos los casos,
veamos:
a) si 6 c5, 7.e5!
•.•

b) si 6 d5, 7.f5!
.•.

e) si 6...e5, 7.c5!
d) si 6 f5, 8.d5!
..•

e) si 6...@g3, 7.d5! exd5 8.c5 bxc5 9.bxc5 dxc5 10.e5.

Soluciones 20 9
489) l.d5! exd5 2.exd5 cxd5 3.a5!! bxa5 4.b5 axb5 5.cxb5 ctle7 6.b6 ctld7 7.b7
ctlc7 8.g5 fxg5 9.h5 gxh5 10.f5 a4 ll.f6 a3 12.tí a2 13.b8YM ctlxb8 14.f8YM
ctlb7 15.YMg7, y ganan.

490) l...b4! 2.axb4 Hxh4! 3.gxh4 g3 4.fg3 c3 5.bxc3 a3, y las negras ganan.

491) Markovic- Eckhardt, Halle 2000.


59.YMg6! YMxg6 60.hxg6 ctlxg6 6l.c3! (pero no 6 1.ctlb2? ctlg5 62.c4 bxc3
63.ctlxc3 ctlxg4 64.b4 h5 65.b5 h4 66.b6 h3 67.b7 h2 68.b8YM hlYM, tablas)
6l...bxc3 62.b4, y las negras abandonaron.

492) Przewoznik- Ostrowski, Polonia 1987.


37.cxb6 axb6 (si 37...i.xb6, 38.i.xb6 axb6 39.d7 gana) 38.i.xb6! .ixb6 39.a5
�d5 (a 39...i.d8, 40.a6 gana) 40.axb6 �xd6 4l.ctld2, y las negras se rindieron.

Test 42 El bloqueo de la casilla crítica

493) l.i.hl! lhhl 2.a8YM �dl 3.'iMhl!! Hxhl 4.a7, y ganan.

494) l.�g7 ctlc2 2.�g2 ctlb3! 3.�a2!!, y ganan.

495) 1.�1 �el 2.M!! (si 2.i.xe3, ffxe3 3J�fl fí:f3, y ganan las negras) 2 Hxfl •..

3..txe3 ctlb2 4.ctlb4 ctlc2 5.ctlc4 ctldl 6.�d3 ctlel 7..td2 ctldl 8..te3, y tablas.

496) l.�g3 Hel 2.ctlb3 Hdl 3.�hl! Hxhl 4.i.d4 �bl 5.i.e5 ctlct 6.ctlc3 ctldl
7.�d3 ctlel 8.ctle3 ctldl 9.ctld3, y tablas.

497) l.c6! .ie4 2.0!! (las negras se salvan después de 2.ctlh2? dxc6 3.a6 d4 4..ic5 d3
5.a7 d2 6.a81& dl1&, y tablas) 2....ixf3 3.ctlb2 dxc6 4.a6 c5 (si 4...d4 5.ctlg3
i.d5 6.i.c5 d3 7.a7 d2 8.a81& d 11& 9.1Wf8, y ganan) 5.ctlg3 .ie4 6.ctlb4! (con la
amenaza 7.i.f8 mate, así que la respuesta es forzada) 6...ctlg7 7. .ie5 ctltí
8. .id4!, y ganan.

498) l.h6! .id4 2..ic5 .ial 3.ctlbl .ic3 4.�c2 .ial 5..id4!! (bloqueo) 5 .ixd4 (a
.•.

5 ... cxd4, 6.ctld3! gana) 6.ctld3 .ial-7.ctle4 (una vez más), y ganan.

499) l.f4! .if4 2.i.d4 f6 3.e5! fxe5 4..ie3!! .ig3 (a 4 ... i.xe3, 5.d6, ganando) 5..ig5!
(con amenaza i.e7 y d6) 5...�xg5 6.d6 e4 7.d7, y ganan.

500) l.h6 .ic3 2.d4 .ixd4 (si 2..f5, 3.e5 i.xd4 4.e6 gana) 3.e5! .ixe5 (a 3... fxe5,
4.i.e4!, ganando) 4. .if5!, y ganan.

501) 1.�7 �f8 (si I...ctlg6, 2.ffh2 ffc2 3.a:hl d2 4.ctle7 ffcl 5.d81&, y ganan) 2.�h2
Hc2 (a 2...ffc4, 3.fff2 ctlg7 4.fí:d2 fí:d4 5.ctle7 fí:e4 6.i>d6 fíd4 7.i>e6 @f8 8J�f2

21O Soluciones
Wg7 9J'::í:f4!, ganando) 3.Hd2!! (bloqueo) 3 Hxd2 (si 3.. J!c3 4.!!f2 Wg7 5.We8)
•..

4.q;e7 He2 5.q;d6, y ganan.

502) l.h7 IDtl 2.a7 Hal 3.Hdl!! Haxdl (o 3.. JThxdl 4.h8'%V !!xa7 5.'%Vh5 y 6.'%Vxdl)
4.a8VN y 5.h8VN, y ganan.

503) l.a6 h2 (si l...fl'%V, 2.a7 '%Vg2 3.f7 '%Vd5 4.c4!; y si l...Wc8, 2.j,e2 h2 3.f7, y
ganan las blancas en los dos casos) 2.a7 hlVN 3.ti flVN (a 3...'%Vd5, 4.c4) 4..if3!!,
y ganan.

504) l..ial! (no l.Wd3? al'%V 2.j,xal Wxal 3.Wc4 Wb2 4.Wb5 Wb3 5.Wb6 Wb4, y
tablas) l...q;xal 2.q;e2 b5 3.e6 b4 4.e7 b3 5.q;xb3 q;bl 6.e8VN alVN 7.VNe2
mate.

Test 43/a La promoción menor: La torre

505) l.e7 �b7 2.e8H! (no 2.c8'%V?, ahogado) 2 �xa5 3.He5 �b7 4.He6 mate.
•..

506) t.f5 q;e2 2.f6 q;f3 3.ti q;g4 4.q;f6! (si 4.g6?, Wg5 5.Wh7 Wf6 6.f8'%V !!xf8 7.g7
!!f7 8.Wh8 !!xg7 ahogado) 4... q;h5 5.g6 q;h6 6.g7 q;h7 7.f8VN (a 7.f8!!?, !!d6!
8.We7 Wxg7, tablas) 7 Hxf8 8.gxf8H! (y no 8.gf8'%V?, ahogado), y ganan.
.• .

507) l.ID'l! (si l.b5?, g2 2.We2 gl'%V 3.!!fl f3 4.Wel Wg2, y ganan las negras)
l. gxf2 (a l...f3, 2.!!xf3 g2 3.We2 y ganan las blancas, y si l...e4, 2.!!xf4,
•.

ganando) 2.b5 e4 3.b6 e3 4.b7 f3 5.b8H!! (pero no 5.b8'%V? e2 6.Wxf2 el'%V


7.Wxel f2 8.Wxf2, ahogado), y ganan.

508) l.i.d4 q;a8 2.e4 �d2 3.e5 �b3 4.e6 lDa5 5.e7 �e6 6.e8H! (no 6.c8'%V? �b8, y
tablas), y ganan.

509) l.q;d6 �el 2.j,d4 (si 2.Wxd7?, lDd3, tablas) 2 q;a8 3.q;xd7 �b3 4.e6 lDa5
.•.

5.e7 �e6 6.e8H!, y ganan.

510) l.q;dl e4 2.q;el! e2 3.q;e2 elH (si 3...el'%V, ahogado) 4.q;xe3 He4 5.q;b4 Hg4
6.q;e3 q;ti 7.q;b4 q;e7 8.q;e5 q;e6 9.g8VN Hxg8 10..ie3 HeS ll.q;d4! He6
12.i.b4 q;d7 13..ia5 q;e8 14 .iel q;e7 15.q;e3 q;b6 16.q;b4, y tablas.

Test 43/b La promoción menor: El alfil

511) l.b6 q;b7 2..ie4! VNe4 3J�d7 �d7 (si 3...Wa8, entonces 4.ab8'%V Wb8 5.:gb7!,
tablas. 4.a8.i!! (y por qué no dama? Veamos: 4.a8'%V? Wc8 5.'%Vb7 Wd8, y las
negras ganan con dos piezas de más) 4 q;e8 5.b7, y ahogado.
.•.

512) Este ejemplo es un poco complicado, y está claro que las blancas tienen que

Soluciones 211
buscar su salvación en el jaque perpetuo o en el ahogado. Pero, ¿como hacerlo?
l.a8.i!! (la primera sorpresa - si l.a8�, @c8 2.b7 @d7 3.�d5 @e7, y el blanco
está perdido, porque no puede ahogarse por la dama que tiene en "a8") l...@c8
2.b7 @d7 (ahora se ve perfectamente que el alfil de "a8" está muerto, solamente
queda solucionar problemas con peones en el flanco de rey) 3.YMd5 @e7 (y no
3...@e8??, por 4.hg� ttJg8 5.�fl mate) 4.YMe5 @f8 5.YMg7! �g7 6.h8.i!! (de
nuevo esta claro que 6.h8�? pierde por 6...@f8) 6...�f8 7.g7, y sin tener en
cuenta el movimiento del rey negro, el rey blanco esta ahogado.

513) l.f6 (si I.@xfl?, ¿¿¡f2 2.f6 ¿¿¡e4 3..if5 @h8 4..ixe4 ahogado, y si I..ixfl, ¿¿¡e3
2.f6 ¿¿¡f5, tablas) 1...¿¿¡f2 (si l...¿¿¡e3, 2.@xf7; y si l...fxe6, 2.fl) 2..ixf7 ¿¿¡g4
3..ig6 (no sirve 3..ig8? @h8 4.fl ¿¿¡e5, y tablas) 3...�h8 4.t7 ¿¿¡h6! 5.f8.i!!
(otras coronaciones sólo dan tablas: 5.f8�? ¿¿¡g8, y 5.f8E!: @g7 6.!c2 ttJg8
7.@e8 ¿¿¡f6), 5...¿¿¡g4 (5...¿¿¡g8 6.@e6, ganando) 6..if5 ¿¿¡e3 7..ie6 �h7 8.�t7,
y ganan.

514) l..ie4 �h6 2.b7 .ig7 3.b8.i!! (y no 3.b8�? .ixe5 4.�xe5, ahogado) 3 �g5 .•.

4.�b1 �f4 5.e6, y ganan.

515) 1.�c2 h5 (si l...hxg5, 2.f6 g4 3.fl g3 4.f8.i!, ganando; pero no 4.f8� g2
5.�xc5 g l� 6.�xg l ahogado) 2.g6 h4 3.g7 h3 4.g8.i!! (no 4.g8�? h2 5.�d5
h l� 6.�xh l ahogado) 4...h2 5..id5, y ganan.

516) l.a7 (si I.@h8?, f!:c8, y ganan las negras) 1...lha7 2.c7 Haxc7 3.�h8 Hc8
4.g8.i!! (4.g8�? f!:cxf8, y el blanco no está en ahogado), y tablas. Si 4...f!:cxf8,
el rey blanco está ahogado.

43/c La promoción menor: El caballo

517) l.�h7 (no vale l.f4? @g6 2.g4 f5 3.g5 ¿¿¡fl 4.@g8 ¿¿¡d8, tablas; ni l.f3? f6! 2.f4
@g6, y tablas) 1...�h5 2.f3! f5 (si 2...f6, 3.g4 @g5 4.f4, y ganan) 3.f4 ¿¿¡g4
4.g8¿¿¡!!, y ganan.

518) 1.h7 g6 2.�f6! .ie5 3.�xe5 �g7 4.hxg6 c2 5.h8YM �xh8 6.�f6 clYM 7.g7 �h7
8 .ig6 �h6 9.g8¿¿¡!! mate.

519) 1.g7 He1 2.g8¿¿¡! �f5 (2 ... @fl es igual) 3.¿¿¡f6!! Hh1 4.¿¿¡h5 �g4 5.f3, y ganan.

520) 1.b8¿¿¡ �a5 2..ixg2 �xa4 3.fxg7 ¿¿¡e8 4.g8¿¿¡!!, y ganan.

521) 1.Ha5 a1YM 2.lha1 ¿¿¡xa1 3.b4 ¿¿¡c2 4.b5 ¿¿¡a3 5.b6 ¿¿¡c4 6.b7 ¿¿¡a5 7.b8¿¿¡!!, y
ganan.
522) 1..ig6! .ixg6 2.d7 .ie8 3.dxe8¿¿¡!!, (y no 3.dxe8�? ¿¿¡c7, tablas), y ganan.

212 Soluciones
Test 44 Cómo evitar el ahogado

523) l.f/g8! (no l.Wi'e8? Wfg7!, y tablas) l...fla2 2.fle8 fla4 3.fle5 �a8 4.flh8!, y
ganan.

524) t.:!Ig5 �h6 (si l...�h7, 2.a:g7 @h6 3.@t7 h lWf 4.ig5 @h5 5.a:b7, ganando)
2.ftg8! hlfl 3..ig7 �g5 4..ie5 �h5 5JTh8 y 6.Rxhl, y ganan.

525) l..if5 (no vale l.ic6 @d6 2.a:d4 @e5 3.a:e4 @d6 4.a:xe3 e lWf s.a:xe l, ahogado)
l. �d6 (o l...@d8) 2.ftd4 �e7 3.fte4 �d8 4..id7! (si 4.a:xe3, e lWf 5J!xe l,
.•

ahogado) 4...elf/ 5..ib5 (con la amenaza 6.a:e8 mate), y ganan.

526) Las blancas tienen aparentemente el final perdido, pues su rey no puede detener
el peón pasado de las negras. Sin embargo, no hay que desesperar...l.f4! (no
servía l.h4 por l...gh4 2.f4 �c7 3.f5 �d7, y el rey negro llega a tiempo)
l...�c7! (tanto l...gf4 2.h4 como l...a5? 2.h4! gh4 3.f5 gf5 4.g5 llevarían a
las blancas a la victoria. 2.fg5 a5 3.�g3 a4 4.�h4 (el rey se dirige hacia su
refugio) 4...a3 5.g3 a2. Tablas por ahogado. Las negras no han podido hacer
nada para evitarlo.

527) lfth2 ftd2 (si l...fuf2, 2.fuf2 h2 3.a:f l, ganando) 2.�b5! He2 (a 2..J!d5,
3.@a6! a:a5 4.@b7 a:a7 5.@xa7 b5 6.a:b l h2 7.a:ff l, ganando) 3.�a6 b5 4.�a5!
ftd2 5.fte2 ftc2 6.Hd2 Hb2 7.ftc2 Rxc2 8.Rxc2 h2 9.Hcl, y ganan.

528) l.ftg2 fte4 2.�b3 Hb4 (si 2 ... a:e3, 3.@c4 a:e4 4.@d5 a:e5 5.@d6 a:e6 6.@d7
a:e7 7.@d8 a:d7 8.@e8 a:e7 9.@f8 a:n 10.@g8!, y ganan) 3.�c3 Hc4 4.�d3
ftd4 5.�e3 fte4 6.�f2 ftf4 7.�gl Hf1 8.�h2 Hhl 9.�g3 ftxh3 10.�f4 Hf3
ll.�e5 fte3 12.�f6 Hf3 13.�e7 He3 14.�f8 ftf3 15.�g8, y ganan.

529) t..ib3 �a3 2.g8f/ fld4 3.flg7 fid8 4..ig8 fld4! 5..id5! (a 5.Wfd4?, ahogado)
5...fixd5 6.flc3, y ganan.

530) l.b7 fl�!? 2.b8.i!, y ganan (pero no 2.b8Wf? @h l!!, con idea 3...�g3!, y tablas
por rey ahogado).
También ganan las blancas después de: l.b7 �hl 2.b8H! fl� (si 2...f1Wf, 3.c7,
y ganan) 3.Rxb3.

531) l.e7 .ic3 2.b4 .ie5 3.e8ft! (si 3.e8Wf?, ib8 4.Wfe3 (4.Wfe2 hh2 5.Wfxh2,
ahogado) 4...ixh2 5.Wfxh3 ib8, y las blancas no pueden ganar) 3....ib8 4.He2
.id6 5.Hc2 .ie5 6.Hc8 .ib8 7.Hc7! .ixc7 8.bxc7 �a7 9.c8�!! �b8 10.�b6
�c7 ll.�d5 i>d6 12.�f4 �c7 13.�xh3 �b8 14.�b6, y ganan.
532) l.f/g8! �al (si...Wi'xg8, 2.a7, ganando) 2.fig7 (no 2.Wfxb3?, y el rey negro está
ahogado) 2...<it>a2 3.f!ti �al 4.fif6 �a2 5.fle6 �al 6.fle5 �a2 7.fld5 �al
8.f!d4 �a2 9.f!c4 �al lO.flcl, y ganan.

Soluciones 213
533) l.b7E:f8 2)t�d7 (no 2.<,Í;Jg2? E:d8 3.b8\W E:xb8 4.tt'ld7 <,Í;Jg6 5.tt'lxb8 .if4, y
tablas) 2 <,Í;Jf5 (si 2...<,Í;Je6, 3.b8\W .if4 4.\Wxf4 E:xf4 5.<,Í;Jxf4 <,Í;Jxd7 6.<,Í;Jf5 <,Í;Je7
•••

7.<,Í;Jg6 <,Í;Jf8 8.<,Í;Jh7, ganando) 3.lLlxf8 (a 3.b8\W?, E:xb8 4.tt'lxb8 .if4, tablas)
3 .ixf8 4.b8.i! (y no 4.b8\W? .id6 5.\Wxd6, ahogado), y ganan.
..•

534) l .ig7! (si 1.<,Í;Jf7?, b l!l: 2..ig7 E:b2, tablas) l...blY« 2.�f7 Y«b2 3.lLlel Y«xg7

4.�xg7 �b2 5.lLlc2, y ganan.

Test 45 En el papel principal: El peón

535) l.fuh3! gxh3 2.�f3 g4 3.�f4 g3 4.hxg3 mate.

536) l.Ii:h6!! gxh6 2.g7 mate.

537) l.Hf4 �h5 2.IDl4! gxh4 3.g4 mate.

538) Sabljinski- Uskal, Rusia 1974.


l.Ha3! bxa3 2.b3 mate.

539) l.d6! cxd6 2.�d5, y ahora:


a) 2 axb5 3.�xd6 �a6 4.�c6 �a5 5.�b7! b4 6.cxb4 �b5 7.�c7 �c4
..•

8.�xb6 �b3 9.�c5, y ganan.


b) 2 �xb5 3.c4 �a5 4.�xd6 b5 5.c5 b4 6.c6 b3 7.c7 b2 8.c8Y« blY« 9.Y«c3
•••

�b6 10.V«c7 �b5 ll.Y«c5 mate.

540) l.c7 �xc7 2.axb6 �xb8 3.b7!, y ganan.

541) l.Hc8 �xc8 2.b7 �b8 3.d5! �c7 4.bxa8.i! (la coronación de otra pieza lleva a
tablas) 4 �b8 5..ib7 �c7 6.�xa7, y ganan.
•..

542) l.f6 fug3 2.f5!! Hg2 3.�hl! (si 3.<,Í;Jxg2?, lLlxf5 4.f7 lLlh4) 3 Hg5 4.h4! Hh5 (a
. . •

4... lLlxf5, 5.hxg5 lLlh4 6.gxh6 lLlg6 7.h7, ganando) 5.�gl! (5.fxg7? fuh4 y
6...fi:g4) 5 Hxh4 6.f7 Hg4 7.�h2 ID14 8.�g2, y ganan.
..•

543) l...Hd2 2.lLla4 Hxb2!! 3.lLlxb2 c3 4.Hxb6 c4! 5.Hb4 a5!! 6.fuc4 cxb2, y ganan.

544) l.f4 �d5 (a l...<,Í;Jf5, 2.lLld4) 2.f5! .ixf5 3.lLlf4 �e5 4.Hdl c6 5.Hd5! cxd5
6.lLld3! exd3 7.f4 mate.
545) l.Ha8 �h7 2.fuh8 �xh8 3.Hc8 �h7 4.g6! �xg6 (si 4...\Wxg6, 5..ic2, y ganan)
5..ixh5!! �xh5 6.IDl8 �g6 7.h5 mate.

546) l.b5! �xb5 2.�xb7 �xa5 (si 2...a3, 3.a6 a2 4.a7 a l\W 5.a8\W \Wh l 6.�b8, y si
2...d3, 3.c4, ganando las blancas en ambos casos) 3.i.f6 a3 4.i.d8 �b5 5.i.b6

214 Soluciones
�c4 6.�c6 a2 (si 6...d3 7.cxd3 Wxd3 8..ia5 a2 9..ic3, ganando) 7..ia5 alYM
8.d3 mate.

Test 46 En el papel principal. El caballo

547) l�d6 �b6 2.�c4 �a6 3.�g2 �a7 4.�xa5 �a6 5.�b3! �b6 6.a5 �b5 7.a4
�a6 8.�hl �b7 9.�c5 �a7 10.�g2 �a8 ll.�e4! �a7 12.�xg3 Wa6
13.�e4 �xa5 14.�c3 �b4 15.�xh2, y ganan.

548) l.�e3! (no l.Wf3? h4 2.g4 h5 3.g5, ahogado) l...g5 (si...Wh2, 2.�g2 Wh l (o
2...g5 3.�e3 h4 4.g4 h3 5.�/5) 3.�f4 g5 4�xh5, y ganan) 2.�f3 g4 (a 2...Wh2,
3.�f5 g4 4.Wf2 Wh3 5.�h4 Wh2 6.�g2 Wh3 7.�f4, ganando) 3.�f2 h4
4.�g2!! hxg3 5.�gl h5 6.�hl h4 7.�f4 mate.

549) l.�g3 f5 2.�f2 h5 3.�fl f4 4.�f2 h4 5.�fl h3 6.�e5! (si 6.Wf2? h2 7.�g5
f3, tablas) 6...�h2 (o 6...f3 7.�g4) 7.�f2 �hl 8.�g4 f3 9.�fl f2 10.�xf2
�h2 11.�e4! �h1 12.�f2 �h2 13.�d2 �h1 14.�fl h2 15.�g3 mate.

550) l.�c6 d3 2.�xa7!! d2 3.�b5 dlYM 4.�c3 YlYd6 5.�hl, tablas.

551) l..ie7 �g8 2.�h6 �g7 3.g5! YlVf3 4.�h4 YlYg2 5. .id6! YlYhl (si 5.. .1.We4, 6.Wg3
'1Mfd3 7.Wh4, y el alfil no puede capturarse por el jaque doble en "f5") 6.�g4
YlYdl 7.�h4 YlVf3 8..ie7!, tablas.

552) l.g7�xg7 (si l...Wg8, 2.�g4, y ganan las blancas) 2.�f7 �g8 3..ic5 flYM
4.�h6 �h8 5..id6!!, y tablas posicionales.

553) l..ic6! Rbl 2.�e2 Hxhl 3..ig2!! �xg2 4.�f4 �gl 5.�el g2 6.�e2 mate.

554) l.�e3 �g3 2.YlYg4 �fl 3.YlYf4 �e2 4.YlYfl �d2 5.YlYdl �c3 6.YlYc2 �b4 (si
6...Wd4, 7.�f5) 7.YlYb2�b3 (si 7...Wa5, 8.�c4 y 9.'1Wb6 mate) 8.YMa3!! �xa3
9.�c2 mate.

555) l.�f5! Hel 2.�d2 lhal 3.f7 Ha2 4.�el Hal 5.�f2 g3 6.We3 (y no 6.Wxg3?
Hg l y 7...Hg8, tablas) 6...Ha3 7.�f4 Ha4 8.�g5 Hg4 9.�h6 Hg8 10.�e7! .ie6
ll.fxg8YM .ixg8 12.�g6 mate.

556) l.f7 Ha6 2..ia3! (si 2.Wb2?, Hf6, tablas) 2 Hxa3 3.�b2 Ha2 4.�cl! (a 4.Wc3?,
•..

Hc2 5.Wb4 Hb2, tablas) 4 ... Hal (pierde 4...Hc2 por 5.Wb l) 5.�d2 Ha2 6.�e3
Ha3 7.�f4 Ha4 8.�g5 Hg4 9.�h6! (no 9.Wxg4? .ixf5) 9...Hg8 (a 9...Hg6,
10.Wxg6 .ixf5 l l.Wh6, y ganan) 10.�e7 .ie6 ll.fxg8YM .ixg8 12.�g6 mate.

557) l.�e8! �g8 2�f6 �f7 3�d5 (también gana 3.h7 Wg7 4.h6 Wh8 5.Wb3 a2

Soluciones 215
6.�xa2 b3 7.�b l b2 8.tLlg4) 3 �g8 4ttlxb4 �h7 5.ttld5 �xh6 6tLlf4, y
.•.

ganan.

558) l.f6! (es mala ltLle6? i.e7 2.ttlxg7 �g4, y tablas) l...gxf6 (si l...ixf6, 2.ttle4,
ganando) 2.ttle6 J.e7 (a 2...i.a5, 3.�b7 h5 4.ttlc7, ganando) 3.tLld4 i.d8 (a
3... �g4, gana 4.ttlc6) 4.ttlc6 J.c7 5.<it>b7, y ganan.

Test 47 En el papel principal: El alfil

559) l.a4!! bxa4 2.<it>c7 a3 3.J.a4 a2 4.<it>c6 alWf 5.J.b5 mate.

560) l.J.bl! (a Li.d5?, f4 2.�c6 f3 3.d7 f2 4.J.c4 a2 5.d8Wf f l'W 6.i.xf l a l'W, tablas)
l. f4 (a l...�b3, 2.�c6 �b2 3.d7 �xb l 4.d8'W, y ganan) 2.<it>c6 f3 3.<it>c5 (y no
.•

3.d7? f2 4.�c5 a2, tablas) 3...<it>b3 4.d7 f2 5.d8Wf flWf 6.Wfd5 <it>c3 (a 6...�b2,
7.'Wa2 �e l 8.'Wc2 mate) 7.Wfd4 <it>b3 8.Wfa4! <it>xa4 9.J.c2 mate.

561) l.J.h6 <it>g8 2.g7 <it>t7 (a 2...e6 no hay que jugar 3.�xe6?, ahogado, sino 3.�d6!
e5 (o 3...�j7 4.�e5 �g8 5.�f6, ganando) 4.�e7 e4 5.�f6, y ganan) 3.g8Wf!!
<it>xg8 4.<it>e6! <it>b8 5.�f7 e5 6.J.g7 mate.

562) l.J.e6 <it>f8 2.<it>d7 (con la amenaza i.a3 y mate) 2...J.b5 3.<it>d8 J.e8 4.h6! (si
4.i.a3, i.fl 5.i.xe7 �g8 6.i.g4 h6 y 7...g6, tablas) 4 gxh6 5.J.cl J.t7 6.J.xh6
.••

<it>g8 7.<it>d7 (y no 7.�e7??, tablas) 7 .J.xe6 8.<it>xe6 <it>b8 9.<it>f7 e5 10.J.g7


••

mate.

563) t.J.g4 <it>d6 2.J.f5! f[a2 3.ttlxa2! bxa2 4.<it>cl alWf 5.J.bl!!, tablas.

564) l.f3 �d4 2.J.f2! Hdf4 3.J.g3 �4 4.J.el �f4 5.J.d2 rud4 6.J.c3 �4 7.J.el!,
tablas.

565) 1.tLlc6! <it>xc6 2.J.f6 <it>d5 3.d3!! a2 4.c4 <it>c5 (si 4...dxc3, 5.J.xc3, y ganan)
5.<it>b7!! alWf 6.J.e7 mate.

566) 1.tLle4 <it>b4 ( l...dxe4? 2.i.e l mate) 2.tLlg3!! Wff8 3.J.el fg3 4.J.f2!! 4 Wff3 (si
.•.

4...gxf2, 5.g3,y ahogado) 5.J.c5 Wffl (a 5...'Wf2, 6.i.xf2 gxf2 7.g3, y ahogado)
6.J.gl Wfxgl (no se consigue nada con 6...'Wc4 7.i.d4 c5 8.ixc5 d4 9.i.xd4)
7.<it>xgl d4 8.<it>fl, tablas.

567) l.b7 Wffl (si l...'Wh l, 2.�b2 'Wxb7 3.i.f5! �d5 4.i.e4 �xe4 5.tLld6 �e3
6.ttlxb7 axb4 7.f5, y ganan) 2.<it>b2 Wfb5 (a 2...'We2, 3.J.c2 'Wb5 4.ib3 �d7
5.i.a4!, ganando) 3.J.f7! <it>d7 4.J.e8!, y ganan.

568) l..ie6 <it>d3 2.J.f5 <it>e2 3.J.g4 <it>n 4.J.b6! Wfxg2 (si 4...'Wh2, 5.tLlhf4 ixg2
6.i.e2 �e l 7.i.a5, tablas) 5.J.e2 <it>el (también son tablas si 5...�xe2 6.tLlf4, y

216 Soluciones
si 5...'1Wxe2 6.tüxg3) 6.i.a5 �f2 7.i.b6, y tablas.

569) l.i.e6! �e7 2.h6 �f6 3.i.f5! �ti 4.i.h7 �f6 5.�f4 �ti 6.�f5 �f8 7.�f6
�eS S.i.f5, y ganan.

570) La posición esta ganada. Veamos: l.i.ce5! a5 (l...�a2 2.�c2) 2.i.al! a4


3.i.be5 a3 4.�d2 �a2 5.�c3 �xal (a 5...�b l, 6.�b3 a2 7.�c3 �xa l 8.�c2
mate) 6.�b3 �bl 7.i.al! a2 S.�c3 �xal 9.�c2 mate.

Test 48 En el papel principal: La torre

571) lJTh6 �g5 2JTh5 �g4 3.:1Th4 �g3 4JTh3 �g2 5.�a2! hlYlY 6.:1Thl! YlYh6 7.lTh2
�t3, y tablas por jaque perpetuo.

572) l.HgS �f2 2.Hf8 �e2 3.HeS �d2 4.HdS �el 5.HcS tüc2 6.lThStüa3! 7.HcS
tüc4 S.Hxc4 �d2 9.Hd4 �e2 10.He4 �f2 ll.Hf4 �g2 12.lTh4! (pierde 12.frg4,
por 12... �f3) 12...hlYlY 13.lThl! YlYxh3 14.lTh2 �gl l5.lThl, y tablas.
573) l.Hg7! h2 (si l...frxd5, 2.frxd5 cxd5 3.ID17, o si l...cxd5, 2.fraa7, son tablas)
2.lTh7!! �eS (a 2...�xb7, 3.dxc6 �xc6 4.frxh5, tablas) 3.Hc7 �dS (3...�xc7
4.d6 y 5.frxh5) 4.Hd7, tablas.

574) l.He7! �eS 2.HeS �xc7 3.He7 �b6 4.c5! Hxc5 5.a5 Hxa5 6.He6 �c7 7.He7
�b6 S.He6 �c5 9.He5 �b4 10.He4 �c3 ll.He3, tablas.

575) Trabattoni- Barlov, Malta 1979.


l.. J�g2 2.�hl (prácticamente única - Si 2.�f l, entonces 2... frg3, y ganan)
2.. J��f2!! (por supuesto que no vale 2.. .l'!g3?, por 3.:!'!g6!, y tablas) 3.�gl �f6!
Las blancas abandonaron, ya que están están en zugzwang.

576) l.b5 Hxb5 2.Hti! lThl 3.�e2 HeS 4.�f2 Hal 5.Hf8 HaaS 6.gStü! �g7 7.fueS
fueS S.tüe7, y ganan.

577) l.HaS! YlYa2 2.fua4! YlYgS 3.HaS YlYh7 4.i.g6!, y ganan.

57S) l...Hxg2! 2.�hl (si 2.�g2, '\Wg4 3.�h l frg8, ganando) 2...Hg6 3.ID'cl tüxc5, y
ganan.

579) l.Hhl!! (la única que gana - bloqueo de la casilla critica) l....ie4 (si l...�xh l,
2.tüf4 i.e4 3.�d2 .ic6 4.�e l .id7 5.�f2, y ganan) 2.i.f2! f4 3.�d4 i.f5 4.tüf4
�xf2 5.�e5!, y ganan (pero no 5.l!xh2? �g3, tablas).

5SO) l.Hc2 �b3! 2.Hcl alYlY (si 2...�b2, 3.�d2 a l'\& 4.tüd3 �a2 5.tüb4 �b2 6.l!xa l
�xa l 7.�c l a2 8.tüc2 mate) 3.fual �b2 4J�fl!! a2 5.�c4! al'\& 6.tüd3 �a2

Soluciones 217
7.�b4 ®b2 S.E:f2 ®b1 9.®b3, y ganan.

5S1) 1.h7Rh2 (si l...E:d8, 2.E:c6 md l 3.E:d6, ganando) 2.ID1 ®d2 3.00, y ganan.

5S2) l.HhS! (la única que gana) l. b2 (las blancas ganan tras l...h3 2.d8'\W h2 3.'\Wa8,
.•

o I...i.xh8 2.d8'1W) 2.®b1 ®b3 3.dSY« a3 4.V«gS, y ganan.

Test 49 En el papel principal: La dama

5S3) l. Y«b2!, y ganan. Si 2.'1Wd3, '\Wa l, y a 2.fk2, 1.Wb l.


.•

5S4) 1...Y«b2!!, y ganan.

5S5) l.Y«xd7! Hxd7 2.HeS ®b7 3.HeeS HdS 4.HexdS, y ganan.

5S6) l.HeS �f8 2.�h6! Y«xh6 3.Hxf8 ®xf8 4.Y«dS mate.

5S7) l...Y«fl! 2.®xfl i.d3 3.®e1 ID1 mate.

5SS) l...Y«h1! 2.®xh1 i.f3 3.®h2 Hh1 mate.

5S9) l. Y«xh3! 2.gxh3 �f2 3.®g1�h3 mate.


.•

590) 1.Y«hS Y«f6 (a I...mf4, 2.'\Wh2, y ganan) 2.Y«bS Y«d6 (a 2...md4, 3.1.Wb2, ganan­
do) 3.V«b2 Y«d4 4.Y«h2 Y«f4 (si 4...mf6, 5.'1Wh8 gana) 5.V«hS ®d6 6.V«bS, y
ganan.

591) l.Y«h1 i.h7 2.Y«xh7!! ®xh7 3.g6 ®bS 4.g7 ®b7 5.�f6 ®b6 6.g5! i.xg5 (si
6...mxg5, 7.'Lle4 mh6 8.ctJxd2 i.xd2 9.g8'\W, y ganan) 7.gS� mate.

592) l.®b7! ®b7 2.Y«h2 ®gS 3.Y«a2 ®b7 4.Y«ti! (zugzwang) 4...V«gS 5.V«h5 mate.

593) l.Y«d4 ®xb1 2.Y«xe5!! dxe5 3.�d6 ®b2 4.�e4 ®b1 5.®d1 a5 6.®d2 a4
7.®d1 a3 S.®d2 b2 9.�xa3 mate.

594) Paehtz - Bojkovic, Estambul 2000.


34.Y«xh7!! �xh7 35.Hxh7 ®xh7 36.:!Th3, y las negras abandonaron.

Test 50 En el papel principal: El rey

595) l.®f4 ®g7 2.aSY«! HxaS 3.®e5 ®ti 4.®d6 ®es 5.®e6! HeS 6.®d6! HaS
7.®e6 HeS s.®d6, tablas.

218 Soluciones
S97) l.�b6 (no l.f7? rJlg7 2.rJlb6 f!:e7, y ganan las negras) l...HaS 2.17 �g7 3.�b7
HdS (si 3...e4?, 4.rJlxa8 e3 5.f8'W rJlxf8 6..ih5, y ganan las blancas) 4.�e7 HdS
S.�e6 HaS 6.�b6 HaS 7.�b7, tablas.

S9S) l.f8�! .ixf8 2..ie4 �g7 3.�e6 HdS 4.�e7 HeS S.�d7 HbS 6.�e7 HbS 7.�e6
HaS S.�b6 Ha4 9.�bS! (y no 9.bxa4? b3! 10.axb3 a2, y ganan las negras)
9...Ha7 10.�b6 Hd7 ll.�e6, tablas.

S99) · l.�e3 �aS 2.b4 �a6 3.�bS!! (amenaza 4.tt'lc7 mate) 3...exbS 4.�d3 hS
S.�xe3 fS 6.�f2 h4 7.�gl f4 S.�g2 g4 9.�gl!, y ahora: si 9... f3, 10.rJlf2; si
9...g3, 10.rJlg2; y si 9...h3, 10.rJlh2, y tablas en todos los casos.

600) l.Hxg7! Hxf6 2.�eS!!, y ganan.

601) Vi>e2! (no l.rJld2? rJlf5 2.rJle3 .ig8 3.rJlf3 rJlg6 4.rJle3 rJlh7 5.rJld2 rJlh8 6.rJlc1
.ih7, y ganan las negras) l...�fS 2.�f3! .igS 3.�e3!! �g6 4.�d2 �h7 (si
4...rJlf5, 5.rJle3 .ih7 6.rJlf3 .ig6 7.rJle3, y tablas) s.�cl �hS (a 5...rJlg6, 6.rJld2)
6.�bl .ih7 7.�al!!, tablas.

602) l.�aS �a7 2.�b4 (si 2.b6, rJlb8 3.rJlb5 .ixc6 4.rJlxc6 cxb6 5.rJlxb6 ahogado)
2...�bS 3.�e3, el rey blanco emprende su primer viaje: 4.�e2 S.�dl 6.�el
7.�fl S.�g2 9.�g3 10.�f4 ll.�xe3 ; y ahora el rey vuelve de nuevo : 12.�d2
- e3- b4- aS- a6. Ahora tenemos la posición inicial, con la diferencia de que
no hay ahogado después de .ixc6, porque el negro puede mover el peón "e4".
Entonces 16...e3; y ahora empieza el segundo viaje- 17.�aS- b4- e3- d3 , y
21.�xe3. Sigue 21... �a7 22.�d3 �bS 23.e4 dxe4 24.�xe4; el rey vuelve a
"a6" : 2S.�dS- e4- b4- a4- aS- a6, y otra vez no hay ahogado, y las negras
juegan 30...dS. Entonces empieza el tercer viaje: 31.�aS- b4- eS y 34.�xdS,
y el blanco gana fácil: 3S.�eS y luego dS y d6.

603) l.�eS HhS 2.�f6 HxeS 3.Hdl (si 3.rJlxe5?, rJlxd7) 3 ... HeS (o 3..J�h5 4.�g6
!!h8 5.rJlg7 !!e8 6.rJlf7, tablas) 4.�17 HhS S.�g7, tablas.

604) Bologan- Romanishin, Nikolaev 1995.


49..ibS! HaS SO.�d6 �xf4 (a 50...tt'lxb4, 51.rJlc7, ganando) Sl.�xe6 �e6
S2.Hd6! (pero no 52.!!c8? f4 53.rJlb7 !!xb8, y ganan las negras) S2...HxbS
S3.Hxe6 �17 S4.Hel gS SS.hxgS �g6 S6.�d7 f4 S7.e6 �xgS SS.e7 Hb7
S9.�e6 Hxe7 60.�xe7 f3 6l.�b6, y las negras abandonaron.

60S) Hodgson- Fairbaim, Winnipeg 1997.


30.�e4! �gS 3l.�bS �e7 32.He2 �eS 33.�a6 fS 34.exfS exfS 3S..ibS .ixd4
36..ixa7 .ieS 37.aS Hxa7 3S.�xa7 �e6 39.�a6 �b4 40.�bS �xe2 41.a6, las
negras se rinden.

Soluciones 219
606) Kramnik - Kasparov, Moscú 1994.
36.�a3! �c5 37.�a4 �c2 3S.�b5 �b2 39.�a6 �e2 40.�b7 lTh7 (a 40...�5,
41.�c7 ID17 42.d7 fi:xd7 43.cxd7 Wc5 44.�d8, y ganan) 41.d7, y las negras
abandonaron.

Test 51 ¡No sea voraz!

607) 1.b6 axb6 (si l...�c6, 2.i.e7! �b7 3.i.d8, ganando) 2.a6 �c6 3..ie7! (¡no sea
voraz! Si 3.i.xd6?, b5 4.i.c5 �c7 5.i.a7 b4 6.�d3 �c6 7.�c4 b3 8.�xb3 �b5,
y tablas) 3...�c7 (a 3...b5, 4.i.d8 d5 5.�d3 b4 6.�d4, y ganan) 4..lxd6 �c6
5.�d3 b5 6..lc5 �c7 7..la7 �c6 S.�c3, y ganan.

60S) l.�e6 �xe6 (si l...lt:Jxf5, 2.lt:Jg7! lt:Jxg7 3.h6 �fl 4.h7, y ganan) 2..lxe6 �e7
3.h6 �f6 4..if5! g4 5.�g3 �t7 6..ih7 �f6 7.�xg4, y ganan.

609) 1.�h7! ( l.�xg7? son tablas) l...h4 (si l...g5, 2.�g6 g4 (a 2. .h4, 3. �xg5 h3
.

4.�g4 h2 5.�g3 hl� 6.�j3, ganando) 3.�g5 g3 4.�h4 g2 5.�h3, y ganan)


2.�g6 h3 3.�g5 h2 4.�g4 h1� (si 4...h llt:J, 5.�f3 g5 6.fi:d2 g4 7.�xg4 lt:Jf2
8.�f3 lt:Jh3 9.�g3, y ganan) 5.�g3, y ganan; el peón de "g7" impide a las ne­
gras defender el mate con Wh8.

610) 1.�d7! (y no I.i.xf5? g3 2.i.e4 g2 3.i.xg2, y son tablas) l...g3 (a l...f4, 2.i.xg4
f3 3.i.h3 f2 4.i.f l �a8 5.i.xa6! bxa6 6.�c7, y mate en dos) 2.i.d5 f4 3.i.f3 g2
(a 3...�a8, 4.�c7 gana) 4..ixg2 f3 5..ifl f2 6.�dS �aS 7.i.xa6! �bS S..ifl
�aS 9..lg2 �bS 10.�d7 �aS ll.�c7 flW 12..lxb7 mate.

611) l.�e7 c4 2.�dS! (si 2.�xd7?, �c5 3.�xc7 (o 3. �c8 c6! 4. �b7 cxd5 5.�xa7
d4, y tablas) 3 ... �xd5 4.�b7 �d6 5.�a7 �c7, y son tablas) 2...�c5 3.�cS! c6
4.d6! �xd6 5.�bS! (no 5.�b7? c5) 5...c5 6.�b7 �e5 7.�xa7, y ganan.

612) l.�h4! �g1 2.�f3 �g2 3.�xh2 �xh2 4.e5! (si 4.�e6?, *g3 5.�d7 �f4
6.�c6 �e5 7.�b7 �d6 8.�xa7 �c7, y tablas) 4 .ixe5 (si 4...i.c3, 5.e6 i.b4
.•.

6.�e5 �g3 7.�d5 �f4 8.�c6 �e5 9.�b7 �d6 10.e7! �xe7 l l.�xa7, y
ganan) 5.�e6!! (5.�xe5? es tablas ) 5...�g3 6.�d7 �f4 7.�cS �e4 S.�b7
�d5 9.�xa7, y ganan.

613) l.�f5 .ixe5 (es igual l...i.b2 2.e6 i.xa3 3.�e5 �g3 4.�d5 �f4 5.�c6 �e5
6.�b7 �d6 7.e7!, y ganan) 2.�e6!, y el rey se dirige a "a7", ganando.

614) l.fxe5 �xe5 2.�f5 �xh2 3.�e6!! �g3 4.�d6 �f4 5.�c7, y ganan.

615) l.�b2!! (si l.�xa2?, f5!! 2.f8W, y las negras tienen jaque continuo: fi:a5- fi:b5
- fi:c5 - fi:d5) 1...a1� 2.�xa1 Ha5 (las blancas también ganan después de: 2...f5

220 Soluciones
3.fra7! fre5 4.fra2) 3.ci>b2 HbS 4.ci>e3 HeS S.ci>d4 fS 6.Ha7! HdS 7.ci>e3! HeS
8.<i>b2 HeS 9.Ha2!, y ganan.

616) l.<i>fS!! ci>b6 (si l...ci>a6, 2.<i>e6 <i>a7 3.ci>e7 <i>a8 4.<i>d6 ci>b7 5.ci>d7 ci>b6
6.<i>c8, ganando) 2.<i>f6 <i>b7 3.<i>ti <i>bS 4.<i>e6 (4.<i>e7? <i>a7, tablas) 4...<i>e7
S.ci>e7 ci>eS 6.ci>d6 ci>b7 7.ci>d7 (y no 7.<i>xc5? - ¡no sea voraz! - 7...<i>c7, y
tablas) 7...<i>b6 s.<i>es, y ganan.

617) l.!!e4! ( ¡no sea voraz! l.dxc7? !!g8 2.!!xe5 !!c8 3.!!e7 ci>g3 4.!!f7 h4, y tablas)
l...ci>gS (si l...<i>h3, 2.dxc7 !!g8 (2... !!j3 3.!!e3 gana) 3.!!xe5 h4 4.!!g5, y ga­
nan) 2.d7 !!xf3 3.ci>e4 !!f8 4J!xeS ci>g4 S.!!e8, y ganan.

618) l.frhS! ( ¡no sea voraz! l.frxb5 frg7, tablas) l...ci>g2 2.!!e2 ci>g3 3.!!hl!! (si
3.!!ch2?, �g4!! 4.!!xh7 (o 4.!!h3 <i>g2 5."Sxh7 �j2 6. ci>e3 �xh3) 4... �xh2, y
tablas) 3...<i>g4 4.!!g2 <i>fS S.!!fl ci>e6 6.!!h2! ci>eS 7.!!tbl, y ganan.

Test 52 Cómo hacer tablas

619) l.J.b4! ci>b3 2.�f3 fl� 3.J.el �g2 4..ig3! ci>e3 s.<i>dl (si 5..ie l, <i>c4, y ga­
nan negras) S...�hl 6..iel <i>e4 7.<i>d2 �g2 8 .ig3, tablas.

620) l.h3 �d4 (o l...�a4 2.ci>g5! %%5 3.<i>h4, tablas) 2.g4! (y no 2.ci>g5? 'Wd5
3.<i>h4 ci>g7, y ganan) 2...�xa7 3..if6 �f2 4.ci>gS �d2 S.<i>h4 �xh6 6.gS!!
�h7 7.<i>g3 h4 s.<i>f2 <i>es (si 8...'Wh5, 9.<i>e l) 9.<i>e3! �hS lO.<i>d2 <i>f8
ll.<i>el! ci>es 12.<i>d2 �h7 13.�e3 �g8 14.<i>d4 �f8 lS.�eS �g8 16.ci>d4
�h7 17.�e3 �hS 18.�d2, tablas; la dama negra no puede salir de su encierro.

621) l.�bl !!xa4 2.b3 !!a3 (a 2 ....ixb3, 3.cxb3 !!a3 4..ig8, tablas) 3.�b2! (a 3.bc4?,
!!h3 4.id3 ci>a3!, y ganan las negras) 3 .ixb3 4.e3! (el final después de
•..

4.cxb3? !!xb3 es ganador para las negras) 4 <i>a4 S..ibl! .ifi 6..ie2 .ib3
•..

7..ibl .idl 8 .ia2 .ihS 9..ie6 .ieS lO .idS, tablas.


• •

622) l..ie6! �xe7 2..idS! !!xg6 3.�hS !!g7 4.g6 �f6 S..lti �fS 6.�h4! (pierde
6.ci>h6?, por 6...ie5 7.<i>h5 .if6 8.ci>h6 <i>g4 9..ie6 <i>h4 IO..if7 .id4) 6...�f4
7.�h3! ie7 8.�g2 .ih4 9.�fl, tablas.

623) l.�eS al� 2..ie6 �a7 3.ci>d3!! (y no 3.�d7? 'Wc3 4.<i>d l %%2 5.<i>e l 'Wc2
6.<i>f l 'Wd2 7.<i>g l 'We2 8.<i>h l 'Wf2, y ganan) 3...�a3 4.<i>e4 �el S.�b4 �d2
6.<i>e4 �f4 7.<i>e3 �e3 s.<i>e4 �b6 9.�b3 �el lO.<i>d3 Yfb4 ll.�e2 �a3
12.ci>e3 �a2 13.�b4, tablas.

624) l.!!xe4 �xe4 2.�e2 !!xd4 3.ibl, tablas.

62S) l.!!eS �f6 2.�xd2 �xeS (2...ctJf3 3.ci>d3 ctJxe5 4.<i>e4 !!h5 5.<i>d5, también son
tablas) 3.�d3 :Bh4 (si 3...!!d7, 4..ia l) 4.<i>e4, tablas.

Soluciones 221
626) l.c6! (y no l.i.e6? bxcS 2.@c8 ctJb6 3.@xb8 c4, y las negras ganan) l...a2
2.<i>c8 al� (si 2... i.a7, 3.@b7 a1'1Mf 4.i.c8 WfaS S.@xa8 'IM!xbS 6.i.a6 Wfa6,
ahogado) 3.<i>xb8 �e5 (si 3...'1Mfh8, 4.i.c8 '1Mfd8 S.@a7 Wfxc8, ahogado) 4.i.c8
�xb5 5.i.a6 �xa6, ahogado.

627) Esta posición procede de la Apertura Escocesa, después de: l.e4 eS 2.ctJf3 ctJc6
3.d4 exd4 4.ctJxd4 ctJf6 S.ctJc3 i.b4 6.ctJxc6 bxc6 7.i.d3 dS 8.exdS cxdS 9.0-0
0-0 10.i.gS i.e6 11.'1Mff3 i.e7 12J%fe1 h6. Ahora el blanco puede hacer tablas, ¡si
quiere, por supuesto!: 13.i.xh6 gxh614.:gxe6 fxe6 15.'\Wg3 <i>h8 16.�g6, y
tablas con 17.'1Mfh6 y 18.'1M!gS.

628) 1.:gc7 <i>c5 (si I...@b3, 2.:gg7 :gc2 3.:gb7 @c3 4.:gb3 @b3, ahogado) 2.:gb7
�b4 3.:gb5! <i>c4 4.:gc5 <i>b3 s.:gc3 <i>a4 6.:ga3 <i>bS 7.:gas (pero no 7.:gb3?
:gd2 8.:gxb2 (8.:gc3 ctJd3) 8...:gd1 mate) 7 <i>c6 s.:gcs <i>d6 9.:gc4 �c6 10.:gc2,
•.•

tablas.

629) l.d6 <i>e6 (si l...i.c8?, 2.@b8 i.xg4 3.c8'1Mf .ixc8 4.@xc8, y ganan blancas)
2.d7! (a 2.@a7?, i.c8 3.@b8 @d7, y ganan negras) 2...<i>xd7 3.<i>a7 i.e2 4.<i>b8
i.a6 5.<i>a7 .leS 6.<i>b8, tablas.

630) l.c3! �e6 (es un grave error l...b1'1Mf? 2.i.c4 @es 3.:ges mate) 2.:gxe6 (si
2.@d7?, b1'1Mf 3.i.c4 @es 4.:ges @b6 s.:gbs 'IMfxbS, y ganan negras) 2...i.xe6
3.i.c4 (3.d4 i.fS!; o 3.e4 @eS!, ganando) 3 <i>c5 (es mala 3...@eS? 4.d4 @f4
•••

S.i.d3 i.fS 6.e3 @gS 7.e4, y ganan blancas) 4.i.a6! bl'IW (si 4....ic4?, S.d4 @dS
6.i.b7 @e6 7.i.e4, y si 4...i.fS S.e4 i.xe4 6.d4 @dS 7.i.b7, ganando las blancas
en ambos casos) 5.d4 <i>d5 6.i.d3!, y tablas: 6...'1Mfh1 7.e4 '1Mfxe4 8.i.xe4 @xe4.

Test 53 El mate con alfil y caballo

631) Shariyazdanov- Peranic, Paree 1998.


57.<i>gl <i>f3 58.<i>hl �g3 59.<i>gl i.c5 60.<i>h2 i.d4 61.<i>h3 i.gl 62.<i>h4
�e4 63.<i>h3 �g5 64.<i>h4 <i>f4 65.<i>h5 <i>f5 66.<i>h4 i.f2 67.<i>h5 �e6 68.<i>h6
�d4 69.<i>h5 i.el 70.<i>h6 <i>g4 7t.<i>g7 <i>f5 72.<i>f8 i.h4 73.<i>g7 i.g5 74.<i>f8
<i>e6 75.<i>e8 �f5 76.<i>f8 �d6 77.<i>g7 <i>f5 78.<i>f8 <i>f6 79.<i>g8 .ih6 80.<i>h7
�f5 8l.<i>h8 <i>g6, y las blancas abandonaron.

632) Krasenkow- Madeja, Polanica Zdroj 1998.


70.<i>e2 <i>f4 71.<i>d3 i.f2 72.<i>e2 <i>e4 73.<i>fl <i>e3 74.<i>g2 �f4 75.<i>fl i.g3
76.<i>gl <i>f3 77.<i>hl �d3 78.<i>gl �f2 79.<i>fl i.h2 SO.<i>el �e4 Sl.<i>dl <i>e3
82.<i>c2 �d2, y las blancas abandonaron.

633) Shaked- Morozevich, Zagan 1997.


81 <i>f8 82.<i>f6 <i>gS 83.�f3 <i>f8 84.�e5 <i>gS 85.�ti <i>f8 86 .ih7 <i>es
•.• •

222 Soluciones
S7.tile5 �dS SS.�e6 �c7 S9.tild7 �c6 90..id3 �c7 91..ie4 �dS 92.�d6
�eS 93..id5 �dS 94..ifi �eS 95.tilc5, y las negras se rindieron.

634) Georgiev- Nataf, Andorra 1997.


56.�d3 .ie5 57.�c4 �e4 5S.�b5 tilc7 59.�c5 tile6 60.�c6 �d4 6l.�b5
�d5 62.�b6 tilc5 63.�b5 .ic3 64.�b6 .id2 65.�b5 tild7 66.�a6 �c6
67.�a7 tilb6 6S.�bS .if4 69.�a7 .ie5 70.�a6 .lbS 71.�a5 ¿¿¡d5 72.�a4 �c5
73.�b3 tilb4 74.�c3 .if4 75.�b2 �c4 76.�a3 .id2 77.�b2 �c5 7S.�b3
�b5 79.�a3 tilc6 SO.�b3 tild4 Sl.�a3 .ict S2.�a2 �b4 S3.�bl .ia3
S4.�a2 �a4, y las blancas se rinden.

635) Abramov- Kosteniuk, Moscu 1996.


77.�f4 .ig2 7S.�e3 �b4 79.�d4 tilc3 SO.�d3 tilb5 Sl.�e3 �c4 S2.�f2 .ic6
S3.�e3 tild4 S4.�f4 �d5, y las blancas abandonaron.

636) Kim- Ulko, Moscú 2002.


59 �b5 60.�b3 .id5 61.�a3 �c4 62.�b2 �d3 63.�bl �c3 64 tilc2
.•.

66.�cl .ia2 67.�dl til.�al tild4 65.�bl d4 6S.�el �d3 69.�f2 ¿¿¡e2
70.�g2 .ie6 71.�f3 .id7 72.�f2 .ic6 73.�el �e3 74.�dl .ia4 75.�el tilc3
76.�fl �f3 77.�el tile4 7S.�fl tilf2 79.�el �e3 SO.�fl .ic6 Sl.�el tild3
S2.�fl �f3 S3.�gl .id7 S4.�fl .ih3, y las blancas abandonaron.

Test 54 El zugzwang

637) Reti- Rubinstein, Estocolmo 1919.


75...Y«f4 76.�hl Y«f3 77.�h2 V«e3! Zugzwang: la torre debe mover por la
columna "g", pero tras 7SJ:!g4 (a 78.gg2, @f l, ganando) 7S...�fl! 79.h4 Y«f3
so.gg3 Y«e4 Sl.�h3 �f2 S2.h5 V«e5, las blancas se rindieron.

63S) A. Rubinstein- E. Lasker, San Petesburgo 1909.


40.a3! Impidiendo un posible contraataque de la torre negra por "b4", y al
mismo tiempo dejando a las negras prácticamente en zugzwang. Por ejemplo:
a) ll...�e7 12.�g6 �f8 13.gcs �e7 14.�xg7, y ganan.
b) ll...ge7 12.e6 �gS 13.�g6 g eS 14.e7, ganando.
e) ll...�f8 12.�g6 gb3 13.gcs �e7 14.�xg7 gxa3 15.�xh6, y ganan.
En vista de lo desesperado de la situación, Lasker abandonó.

639) l..ic7 tild7 2.�e4 �e6 3..idS tile5 4.b3 tild7 5.g4! Zugzwang. Si 5...@d6,
6.@f5; si 5...@f7, 6.@d5; y si 5... tilf6, 6..ixf6 @xf6 7.@d5, ganando las blancas
en todos los casos.

640) La posición blanca esta totalmente perdida, porque sus peones del flanco de
dama están colocados en casillas blancas. l...f4! Zugzwang 2.exf4 (si 47..ie2,
.ic2, y si 47.@e2, .ig2, ganando las negras en ambos casos) 2...�xf4, y ganan.

Soluciones 223
641) Radjabov- Mecking, Buenos Aires 2001.
69..ic6! Las negras están en zugzwang y tienen que tomar una decisión.
69 .ltle6 (si 69...<Jdd8, 70.<Jdd6 'Lla6 71.b5 ttJc7 72.b6 'Lla6 73..ib5 ctJb8 74.b7
•.

ctJd7 75.<Jdc6 'Llb8 76.<Jdb6 <Jde7 77.<Jdc7, ganando) 70.b5 lLldS 71..id5 �d7
72.b6 �e7 73..ie4 �d7 74..ig2 �e7 75..ih3 tLlb7 (a 75... 'Llc6, 76.<Jdd5 'Lla5
77..ig4 'Llb7 78.<Jdc6 'Lla5 79.cJ?b5 'Llb7 80..ic8 ctJd6 (o 80...'Lld8 81.<Jdc5,
ganando) 81.<Jdc5 zugzwang, y ganan las blancas) 76.<Jdd5 tLldS 77..icS, y las
negras abandonaron.

642) Las blancas van a llevar a las negras a una posición de zugzwang donde no
tendrán ninguna jugada útil. Pero primero las blancas tienen que ganar los dos
peones negros, que por el momento complican la victoria.
l.�d5! �a7 2..ib6! �bS 3.�d7! (una maravillosa jugada de espera ) 3 �b7 •••

(a 7.. Ylia6, 8.\Wc6 \Wb7 9.\Wd6, como en la línea principal) 4JWd6 (ahora las
blancas ganan los peones negros de tal manera que la posición de zugzwang es
alcanzada) 4...�aS 5.�xa3 �bS 6.�d6 �aS 7.�dS �bS S.�d5 �b7 9.�a5
�bS 10.�e5 �aS ll.�eS �bS 12.�xe4! (si 16.\Wa4, <Jdb7 17.\Wb5 e3! 18..ie3
<Jdc8, tablas) 12 �b7 13.�eS �bS 14.�a4 �b7 15.�b5!! La posición de
••.

zugzwang finalmente ha sido obtenida. Las negras no tienen ninguna jugada


razonable, y perderán su dama o recibirán mate (si no lo creen, lo pueden
investigar como un nuevo ejercicio). Un final complejo, que es bastante dificil
de solucionar debido a los muchos movimientos disponibles de la dama blanca
en el tablero abierto. Sin duda, muy instructivo.

224 Soluciones
FRR