Vous êtes sur la page 1sur 1

CURIOSIDADES DE NUESTRO IDIOMA…

La Real Academia acepta las palabras haiga, murciégalo y poetiza...


El comentario sobre consejos de ortografía de Fernando Ávila, delegado de
Fundéu (la fundación de español urgente) en Colombia, habrá dejado helado a
más de uno.
Con cierto humor se refirió a las palabras haiga, murciégalo, sastra, quis y
poetiza y advirtió de que no solo son palabras aceptadas por la Real Academia
Española de la lengua, sino que están bien escritas.
Así, haiga no se refiere al verbo haber sino que es una palabra irónica usada
para referirse a un 'automóvil grande y ostentoso'. El origen de esta palabra es
muy discutido. Se dice que, en España, cuando los ganadores del estraperlo (El
acrónimo debido a un juego de ruleta de marca Strauss, Perel y Lowann) iban a
comprar un automóvil, les preguntaban cuál querían y respondían el más grande
que ‘haiga’. De ahí pasó a “haiga” para referirse a la adquisición de un vehículo
de lujo. Se presume que “haiga” es un españolismo y no es incorrecto usarlo
como sustantivo.
Murciégalo es la palabra original para referirse a esta raza de mamíferos, si bien
es cierto que está en desuso. Si escuchamos a alguien referirse a un
"murciégalo" en lugar de un "murciélago", o de "vagamundo" en vez de
"vagabundo", no es necesario interferir la conversación y avisarle para que
rectifique, la Real Academia Española (RAE), máxima institución de la regulación
lingüística ha decidido dar validez al uso de ciertos vulgarismos y coloquialismos.
Sastra es el femenino de sastre y la Academia recomienda su uso; quis es
simplemente un sinónimo de 'tic', no se refiere a 'quid', es decir esencia o lo más
importante, ni tampoco se escribe quiz, esta última palabra no está reconocida
por la RAE.
Este debate sobre el uso y aceptación de ciertas palabras se inició cuando la
RAE incluyó palabras como "asín" (por así), "cederrón" (por CD-ROM), "güisqui"
(por whisky), "bacón" (por panceta), "almóndiga" (por albóndiga), "vagamundo"
(por vagabundo), "toballa" (por toalla) y "crocodilo" (por cocodrilo).
Poetiza, por último no debe confundirse con poetisa, en realidad hace referencia
a una inflexión del verbo poetizar.